¿Qué quieres encontrar?

53
Cosas que no quiero olvidar de su primer año

Cosas que no quiero olvidar de su primer año

CMM_quienessomos_01

Hace 4 años y medio…

Cuando era madre primeriza, cuando todavía no sabía que era malamadre, cuando creía que yo, yo sería una madre perfecta, LA MADRE PERFECTA, de paciencia infinita, sonrisa perpetua y con un don para los pasteles de frambuesa que daría la vuelta al mundo, tuve unos meses de radicalismo extremo. En esta casa no podía entrar en los primeros meses uno de esos chupetes “malignos”, que impedirían la lactancia materna y crearían adicción en mi retoño. Ni meses más tarde entraría, eso NUNCA, un biberón sin esterilizar. El ruido podía perturbar a mi pobre bebé con cólicos de lactante, por lo que el silencio era sagrado y era mejor no salirse de la rutina por nada del mundo porque podíamos alterar su paz interior, así que las visitas más tarde de las 8 no eran bienvenidas.
Éramos unos Flanders cualquiera. Vivíamos con el miedo en el cuerpo, moviéndonos con movimientos ortopédicos por la casa, descalzos, sin respirar y haciendo el Ninja cada vez que había que entrar en el cuarto para corroborar que esa personita seguía respirando. Su ropita se lavaba solo con el detergente especial bebé y le hacíamos masajitos con aceite de almendras a conciencia cada noche después del baño.
La buenahija1 era la protagonista y princesa de este reino a la deriva.

Después de 4 meses.

Después de 4 meses había tres opciones:

  1. Reconocer que me había reencarnado en esa Madre Alfa que nadie ha visto nunca.
  2. Asumir que estaba a un paso del loquero.
  3. Sonreír y no levantar sospechas porque realmente no sabía en quién me había convertido.


Esta actitud de madre psicópata me duró unos 4 meses, cuatro largos meses en los que me abandoné a mí misma, los pantalones premamá eran mi mejor aliado y los paseos en solitario por Truman mi única actividad social. Pero volví al trabajo y mi único objetivo pasó a ser: SOBREVIVIR. Entonces mi “yo” olvidado apareció en escena porque como mínimo tenía que arreglarme y cumplir objetivos, dentro y fuera de casa. Fue entonces cuando caí en la cuenta de que era malamadre o eso me hacía sentir mi entorno. Me topé con la GRAN MENTIRA de la maternidad. Y me quité la capa de superwoman que me pesaba tanto. Se me olvidaba la muda cada vez que salía de casa, aún sabiendo que la niña siempre siempre vomitaba en el coche. Me equivocaba de hora en el pediatra. Hacía purés que sabían a rayos y me encerraba en el baño a respirar en soledad unos minutos.
Llegó la liberación y con ella la maternidad sin agobios. Queriéndola igual pero sin cuestionarme a cada paso, sin juzgar cada decisión, sin autocriticarme tan duramente y llegando a la conclusión de que el sentido común iba a ser mi mejor aliado. Y así, me fui comiendo todas mis palabras, una a una.

Y llegó ella, la segunda.


Con la segunda, la buenahija2, la experiencia ha sido un grado. ¡Menos mal! El chupete es su mejor amigo desde el día 1 y no perjudicó la lactancia materna. Si un día (o dos) no se esteriliza un biberón tampoco vamos a dramatizar, ¿no? Por falta de tiempo y manos, se duerme solita en su cuna, con su chupete, claro está. Y por supuesto, la pobre buenahija2 no sabe lo que son los masajes de aceite de almendras ni los paseos mañaneros. No conoce a Baby Einstein, pero sí a Peppa Pig. No disfruta demasiado la sensación de estrenar ropa cada día y por supuesto no hemos celebrado cada cumplemes. ¿Qué tontería es esa?
Es una superviviente que se ha plantado en un año sin casi darnos cuenta. Pero ella ha encontrado su sitio porque pasó en 5 meses de niña Nenuco a “la niña intensa”, “la simpaticona”, “la que apunta maneras”. Y hoy quiero grabarme a fuego 10 cosas que no quiero olvidar de este primer año juntas…
1. Tu sonrisa de pillina. Porque lo mismo ríes que lloras. A intensa nadie te gana.
2. Tus gritos y protestas para vestirte, para bañarte, para todo en general.
3. Tu primera palabra: “Hola” con una sonrisa que ilumina hasta mis ojeras de malamadre zombi.
4. Tu palabra preferida “Mah, mah, mah”, que es “quiero más comida, mamá” y así en bucle.
5. Tu elegante forma de caminar a culazos recorriendo el mundo a la velocidad del rayo. Shakira a tu lado no tiene nada que hacer. (¿No me creéis? Mirad mi instagram aquí).
6. Tus manotazos delicados que dejan claro que en dos días dominarás el mundo.
7. El momento “me tapo la cara” porque tengo sueño y me duermo sola con mi gasita.
8. Tus despertares a las 5 de la mañana teniendo claro que ya es la hora de desayunar y jugar.
9. Tu obsesión por comerte el papel higiénico, los kleenexes o las esquinas de los libros.
10. Tu alergia a ir en el carro atada, a ir en el maxicosi sentada. Eres un espíritu libre. Y eso me gusta y me aterra al mismo tiempo.

¡Feliz primer cumpleaños gordita lironda!

Han comentado...

  1. Muchísimas felicidades!!! Este embarazo tuyo lo llevé muy presente, te seguía de cerca. Mateo nació 20 días después.disfrutad mucho el día!!!

  2. Felicidades a la gordita y, por supuesto, a su malamadre!!!!
    Me he sentido muy identificada!!! Con la buenahija 1, lo primeros meses fueron fatales, porque ni yo me conocía…. Cumplió 10 años las semana pasada y lo comentaba con el buenpadre: “ay!!! Si nos pilla ahora!!!!” Sin duda la experiencia es un grado, la edad es otro, pero el aprender a pasar de todos los consejos y hacer lo que quieres y sientes eso es lo que te hace disfrutar de la maternidad y no vivirlo como algo estresante (aunque un poco lo es de por sí).
    Con la buenahija 2 las vivencias están siendo muy diferentes… A veces me siento mal por no haber sabido vivirlo así con la mayor.

  3. Muchas felicidades! Y sobre todo muchas gracias por acompañarme en mi primer año de mala madre, gracias por mostrar un lado de la maternidad que muchas se niegan a enseñar. Gracias por ayudarme a superar una depresión postparto en la que no encontraba ninguna mujer a mi alrededor que me comprendiera. Porque es verdad que los queremos con locura, pero un hijo intenso es agotador. .y si no hubiera sido por vuestro humor creo que me hubiera vuelto loca de remate.Gracias

  4. Que bueno tu post! Sobre todo la primera parte… de mala madre. Ahora estoy en la fase de sobrevivir: recien incorporada al trabajo por cuenta ajena y lidiando con la pequeña Lucia que es un terremoto con una sonrisa que enamora a cualquiera.
    Días duros, otros muy duros y otros en los que salen fuerzas de debajo de las piedras… Soy malamdre desde el embarazo y tambien hago purés muy malos, no siempre esterilizo los bibes y le pongo el chupete a menudo…
    Felicidades a la pequeña!

  5. Antes de nada, felicidades.
    En casa nosotros debemos ser raros, pues lo de esterilizar (aunque sí limpiar, claro) no ha sido nunca un tema pese a ser primerizos. La Jedi_Mother es maestra y poco dada a tonterías o a cosas poco prácticas. También es verdad que la buenahuja ha salido todoterreno, se duerme con luz y qunque explote todo ela rsenal nuclear americano al lado de casa, no se despierta. Tiene ideas de bombero geniales, alocadas y ninguna de ellas es buena, pero con 16 meses tampoco podemos esperar que esté quieta ¿no?
    Todo esto viewne a comentar con vosotros una idea y es que creo que nosotros hemos tenido la primera como si fuera una segunda, hemos seguido con nuestra vida social (adaptada sí, eliminada no) y emprendiendo nuevos negocios, la peque se conoce el nuevo local comercial ya como si estuviera en casa.
    Nuestra experiencia como primerizos es que son tan adaptables que asusta, siendo conscientes que son peques y manteniendo una cierta rutina, se puede hacer de todo con ellos, desde salir de vacaciones de navidad a Suecia con 13 meses a cenar con los amigos o ir al Palo Alto Market (que le encantó, en especial el concierto de los Tony Manero). Que no haya miedo a que vean mundo.

    1. Tienes mucha razón, yo lo aprendí con la segunda, pero hay otro padres como tú que coinciden contigo y con tu experiencia. Gracias por contarnos. Besos.

  6. Felicidades! Sonrío lleyendo tu post, y no puedo evitar pensar q con el buenhijo 2 q viene en camino me pasaran cosas similares!! Disfrutad del dia!!

  7. Muchísimas felicidades!! Tanto a la peque, como a la malamadre, a la hermana y al papá!!
    Pasad un gran día!!

  8. Creo que nos ha pasado a más de una parecido a ti ( con el primer hijo). Con el segundo seguro que a todos. No queda más remedio que relajar un poquito la exigencia que nos ponemos. Es importante y de sabios verlo. A mi me llevó algo más de tiempo, y acabé con ansiedad y de todo.
    Difruta que crecen deprisa.

  9. Muchas felicidades a esa gordi preciosa y a sus padres . Sin olvidar a la buena hija que hace un año que se convirtió en hermana mayor.
    Besos

  10. Cuanta verdad. Para los segundos hijos tenemos menos tiempo y, sin embargo, aprenden mucho más rápido (tener un hermano delante hace tanto). ¿Y las fotos? ¿Cuántas fotos tienes de la primera? Ahora compara con las de la segunda. ¿Y los baños? Porque un baño diario es excesivo (digo yo)… Como cambia la película.
    ¡Y FELICIDADES A LA PEQUE!

  11. BUENOS DIAS
    ME SIENTO IDENTIFICADA POR MIHIJA1 ERA TODO ATENCIONES HASTA QUE LLEGO MIHIJO2 Y TODO CAMBIO Y MEDIO PENA POR DOS COSAS LA PRIMERA POR QUE TODAS LAS ATENCIONES QUE TENIA CON MIHIJA1 TUVE QUE COMPARTIRLAS CON MIHIJO2 Y LA SEGUNDA COSA QUE MIHIJO2 NO TUVO TANTAS ATENCIONES COMO MIHIJA1 POR QUE A MI EL TIEMPO NO ME DABA PARA MAS Y NO HABIA HORAS EN EL DIA PARA TODO TRABAJO NIÑOS Y NOCHES EN VELA CON DOS HIJOS QUE SE LLEVAN UN AÑO DE DIFERENCIA.
    PARA MI EL PRIMER AÑO DE VIDA HASTA QUE EMPEZO A CAMINAR FUE MUY DURO, NO PODIA CONTIGO PERO DESPUES DE SIETE AÑOS PUEDO DECIR QUE SALI ADELANTE Y QUE LO CONSEGUI Y QUE SON MARAVILLOSOS MIS DOS HIJOS Y HAN SABIDO QUE LOS QUIERO AUNQUE HAYA QUE COMPARTIR EL TIEMPO CON UNO Y CON OTRO

  12. ¡Felicidades!!
    Me ha encantado este artículo. Mira que dan guerra … pero cada uno es único y esos momentos son inolvidables.

  13. Oiii, qué bonito Laura!! Felicidades a la gordita feliz y a su mami!! Que tengais muuuuy uben día de cumple!!
    Me hace mucha gracia lo que escribes sobre la buenahija2 porque estoy viviendo eso con mi pequeñina… Pobrecita!! Con la primera era como una locura intentando controlar todo, masajitos, esterilizaciones… La segunda la pobre es una superviviente total. Desde luego la experiencia es un grado y nos hace ver las cosas de otra forma y sobretodo vivirlo más relajadamente
    Un beso enorme y disfrutar del cumple!!

  14. Felicitarte Laura… por tus #buenashijas y por el proceso. A mi me costó mucho aceptar que eso del #madrealfa era un mito…
    Leyéndote las diferencias entre la llegada de la #buenahija1 y #buenahija2 me ha venido a la cabeza esta ponencia de Carles Capdevila en “Gestionando Hijos” de Barcelona, lo mismo hasta estuviste alli… a mi me parece maravillosa!
    https://www.youtube.com/watch?v=dd_z-pnGKaU
    Disfrutad del dia!!

  15. Qué bueno!!! Pues yo con el segundo algo más relajada, aunque requiere también mucha atención, no se duerme solo ni loco, y lejos del cuerpo duerme bien poco…. La verdad que empecé con intenciones de muy malamadre pero estoy volviendo a intentsr ser “buenamadre€, con el estrés que ello supone… Imagino que habrá que encontrar punto medio! También tiene solo 2 mesecitos… Espero que al madurar un poco sea todo un pelín más fàcil!! Y con el buenhijo1 sí que ya he dejado del todo de ser buenamadre :-), el pobre!!! Gracias por vuestro humor compartido día a día!

  16. ¡¡Muchas Felicidades!! A mí me pasa como a ti, para la buenahija2 tengo menos tiempo, porque hay que compartirlo, pero la he disfrutado más que a la buenahija1 de pequeña.
    Seguro que no se te olvidan ninguna de esas cosas, ni de muchas más que te va a dar.
    Hace ya mucho tiempo, com mi buenahija2 casi recién nacida me reí mucho con un post de Demamásypapás. Lo dejo aquí:
    http://blogs.elpais.com/mamas-papas/2012/01/el-segundon-1.html

  17. ¡Felicidades a la peque!
    El segundo hijo es genial. Se te quitan muchas tonterías, y se disfruta tanto…todo el mundo te dice que le haces menos caso, que delegas más…yo no creo que le haya hecho menos caso a mi segunda princesa para nada! Le he dado pecho hasta más tiempo que a la mayor, la duermo yo…y ella está igual de enmadrada que su hermana! Vamos, he hecho lo mismo, pero sin algunas tonterías que me agobiaban más con la mayor.
    Cuando supe que estaba embarazada de la pequeña me agobié mucho por cómo cambiaría la relación con la mayor, porque además todo el mundo te dice de todo, pero para nosotras no ha cambiado nada de nada. Yo estoy más cansada, eso sí! jajaja.
    Y qué decir de la relación entre hermanas…es algo increible!
    Que disfrutéis mucho del día y de la pequeñita.
    ¡Un beso!

  18. FELICIDADEEEESSS!!! Mi buenhijo2 también cumple un año en unos días, cómo me identificado contigo paso a paso, esta mañana el buenpadre decía “el trabajo quedan el primer año y lo rápido que pasa” se nos hacen mayores. Disfrutadlo!!! :*

  19. Hola!
    Soy madre primeriza, y me identifíco totalmente con el artículo!
    Me miro al espejo y no sé quién soy. Dudo de todo lo q hago con mi pequeña, haré birn, haré mal… Lloro a cada rato pensando que no estoy criando bien a mi hija, hasta que mi pareja me dice: la ves mal? La pediatra te ha dicho que esté mal? Crece, sonríe, come, duerme…
    Yo tb era de las que idealizó la maternidad, de las que decía “nunca haré esto o aquello”. Ahora sufro de empacho de tanto comerme mis palabras. La maternidad es dura, sobretodo los primeros días, y luego meses. Te sientes…objeto al q succionan leche, vida, ánimo… Y quieres llegar a todo, pero no puedes. Y tu pareja te mira con cara de: “tranquila, lo entiendo”, a pesar de que sus necesidades están en una maleta de viaje al lugar más lejano, puesto que tú, madre primeriza, no tienes ánimo ni para peinarte.
    Y todo esto no te lo explica nadie. Te dicen “el primer més es durillo”. Definid “durillo”, por favor. Y las habrá que lo llevan mejor, pero esa no soy yo.
    La maternidad es la Spartan Race más dura de nuestras vidas. Sólo espero poder retener esos pequeños recuerdos de detalles de mi pequeñaja que me convencerán de que valió la pena.

    1. ¡Animo Mireia! El primer mes no es durillo, es duro. Y puede que no sea el primer mes, si no alguno más. No quieras llegar a todo, de verdad, baja tu nivel de exigencia, cuesta, pero verás que no pasa nada. Y olvidate de los “yo nunca haré…”. No tengas la menor duda de que lo estás haciendo bien. Para tu pequeñaja, eres la mejor madre, no lo dudes ni un minuto. Y por supuesto que te convencerás de que valió la pena, te lo aseguro

  20. Felicidades! Desde luego que con el segundo no actúas como con el primero. La experiencia hace mucho y la falta de tiempo, también. Con el primero esterilicé todos los biberones desde que empezó a tomarlos durante unos cuantos meses. Con el segundo, iba a hacer lo mismo peeeero, me cargué el esterilizador! Así que pensé, no voy a comprar otro, y sobrevivió. La introducción de los alimentos con el primero, super estricta, con el segundo, manteniendo unos límites, claro, pero no tanto. Probó alimentos antes que su hermano. Y así con todo…
    Bss

  21. Cuando el primer hijo era un bebé todo iba esterilizado. Y si se le caía un juguete al suelo de la calle, iba directo a la lavadora antes de dejarle que jugara con él de nuevo. Faltaría más! Con el segundo buenhijo todo cambió: si se le caía algo al suelo, lo recogía, lo soplaba un poco o lo sacudía y se lo devolvía…

  22. Precioso!! Felicidades a esa gordita tan rica y a su malamadre jefa. Me apuntare a la bimaternidad en un par de meses y tus experiencias iran grabadas a fuego. Gracias

  23. Mi buenhijo cumple mañana su primer añito….. Siento mucha alegría y mucha penita a la vez….. Siempre te dicen que crecen muy rápido, que los disfrutes, y es cierto. Yo casi no recuerdo cómo era de bebé!!! Yo también idealicé la maternidad y me di de bruces contra ella. Pensé que no pasaríamos del primer mes y ya vamos por el primer año. Y vamos él y yo solitos, ya que el buenpadre no vive con nosotros desde febrero. Viene casi todos los días pero no es lo mismo. No quiero culpar de la separación a mi dejadez como persona-mujer-esposa de estos meses en los que el buenhijo no dormía más de dos horas seguidas o se despertaba más de 10 veces por la noche….. Solo sé que mañana celebraré su cumpleaños como si fuera el comienzo de nuestra nueva vida porque este pequeñajo me da toda la fuerza que necesito cada mañana al sonreirme desde la cuna….. Te quiero gordito!!!

  24. Gracias por compartir Laura! Yo tendré a mi buenahija2 justo dentro de una semana (cesárea programada por razones médicas) y lo tengo claro: esta segunda será una superviviente, como dices tú. No queda otra! La buenahija1 tiene 4 y medio, así q eso facilita las cosas por un lado.
    Sea como sea, seguro q ser bimalamadre será toda una experiencia!
    Como dicen en inglés “ill live vicariously through you!”

  25. Felicidades a la buenahija2 y a sus padres!
    Y abajo la idealización de la maternidad!! jajaja
    Yo tiendo a decir que la maternidad es toda ella una mierda salvo el niño en sí, que mola un montón. jajaja
    Por suerte, yo tuve a gente que desde antes de embarazarme me puso los pies en la tierra.
    Por un lado, mi madre que es una madre todoterreno pero me dijo que los primeros 3-4 meses de un bebé los llamaba “los meses horribilis”. Y como tuvo 4 hijos y nunca la oí quejarse, me fié de sus palabras. Por otro, mi hermana que tenía ya dos peques y a sincera y práctica no le gana nadie y me quitó mitos y tontadas de la cabeza antes de que llegaran ni a generarse.
    Así que no esterilicé ningún biberón, el chupete lo usó el tiempo que quiso (que es nada porque no le gusta), el baño cada 2-3 días, excursiones por la montaña con el buenhijo en la mochila disfrutando como un enano. Y eso sí, los purés muy ricos que el buenpadre es francés y cocina como un verdadero chef. jajaja
    Mis agobios fueron por otro lado: por la salud de mi peque y por tener que dar explicaciones de mi forma de criar o soportar los consejos de las supermadres que me tenían hasta…
    Ahora estoy otra vez embarazada y solo me acuerdo de que lo estoy cuando me doy con la panza en algún sitio…jajaja Pobre buenahija2, esta si que va a ser una superviviente…jajaja
    Un beso a todos los buenos hijos y a las malamadres!

  26. Muchas felicidades a tu peque y por supuesto también a la mami que la parió hace un año.
    Me suelo sentir más o menos identificada con tus entradas, pero esta me ha tocado el alma más que ninguna.
    Yo también intenté ser la madre perfecta, y el día que descubrí que era mejor no serlo me liberé por completo. Creo que todos en la familia lo agradecimos ^_^
    Yo fui primeriza con dos de golpe, casi acabo de atar… Hasta que me pasé al otro bando, qué alivio oiga… Ahora tengo otro peque de 9 meses y qué te voy a contar… La cita para las vacunas de los cuatro meses me pilló en la pelu (para una vez que voy…) me acordé al día siguiente (al menos en la pelu estaba él conmigo).
    Gracias por ponernos voz a tantas madres…

  27. Hay madre!!!La princesa 2 ha cumplido un año.Muchísimas felicidades retrasadas.Disfruta la mucho que el tiempo vuela 🙂

  28. ¡Como hacer para que los segundos hijos no nos roben el corazón! El primero es la angustia de la vida, el segundo es el disfrute de la practicidad. Mi niño mayor con sus dos años, sigue siendo el centro y fin de mi atención, se ha encargado de que la llegada de la hermana de 3 meses no le robe en nada, él ha plantado su lugar en nuestra familia y ella hace como que acepta su lugar de segunda; pero el hermano no siempre está en casa o no siempre está despierto y es allí cuando la “nena” como la llama su hermano, hace su papel de encantadora de papás, sonrié mÁs de lo que sonreía su hermano, balbucea que le sigues la conversación completa y pone los ojos más dulces que me tienen enamorada.
    ¿Quién me tiene más enamorada?, ¿a quién extraño más ahora que volví a trabajar? ¿a quién deseo abrazar más cuando no estoy con ellos?, no lo se. Solo procuro ser la mejor malamadre cuando estoy a solas con cada uno, pues cuando los tengo juntos, indudablemente él es el ganador, grita y pide lo que necesita, ella, espera paciente que pueda atenderla, incluso si llora, se que me esperará un poquito en lo que termino de atender a su hermano, cómo no amarla si me hace más fácil la vida, cómo no amarlo a él que no está dispuesto a perderme, ni compartirme, si soy todo para él; a pesar de que el buen padre, “gran papá oso”, hace todo lo posible por entrar al quite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más