¿Qué quieres encontrar?

La lucha contra el cáncer infantil de Esther y Sara

La lucha contra el cáncer infantil de Esther y Sara

historia-esther

Hoy es el ‘Día Internacional contra el Cáncer Infantil’ y queremos rendir homenaje a todas las familias de luchadores y luchadoras que no pierden la sonrisa en esta dura batalla. Con la vocación de ayudar a todos estos pequeños y repartir muchas más sonrisas nos unimos a la Fundación Aladina a finales del año pasado lanzando la campaña ‘Nacidos para luchar y sonreír’ con dos camisetas solidarias para buenoshijos cuya venta íntegra va destinada a la fundación y a la gran labor que realizan ayudando a estos pequeños y pequeñas y a sus familias.

Toda ayuda es poca para una familia cuando se enfrenta a la dura noticia de que su hijo o hija tiene cáncer. Esther es la madre de Álvaro y Sara, mellizos. A su buenahija, una pequeña de 6 años, le diagnosticaron una leucemia meloide (media) a finales de noviembre de 2016, atravesó por 4 sesiones de quimio más una última sesión experimental con células madre de su padre, perdió 1º de Primaria. “Ha llevado el tratamiento muy bien, afortunadamente no hemos tenido complicaciones y nunca ha llegado a estar ingresada en la UCI, pero ha sufrido mucho, llegó a pesar 14 kilos”,  nos cuenta esta Malamadre luchadora.

El miedo, un compañero de viaje inevitable

Cualquier madre o padre que haya atravesado por una situación tan difícil como la de recibir la noticia de la enfermedad de un hijo, puede entender el sufrimiento y el miedo que se puede llegar a sentir. Ponernos en la piel de Esther es empatizar con ella, con sus dudas, sus miedos y su dolor. Ella lo explica así: “todo va bien , pero vives con miedo, el miedo es libre. Ver a tu hijo sufrir es lo peor que te puede pasar. Ahora todo me asusta, cualquier dolor de mis hijos…”.

Atravesar por la enfermedad de su buenahija le hizo tener que dejar a su buenhijo Álvaro, mellizo de Sara. Su buenahija solo quería que su madre estuviera con ella y el sentimiento de culpa por no haber podido estar con su otro buenhijo a veces le amenaza. “En mi caso, Sara sólo quería estar conmigo, pasé 8 meses en el hospital con ella. Lo peor fue que yo no podía estar con mi hijo y tengo un sentimiento muy grande de haberme perdido ese tiempo… Es muy duro. Ahora te das cuenta de que todo da igual: el trabajo, la casa, si hace frío o calor…”, afirma Esther recordando esos difíciles momentos.

Y en ese camino de superación, de momentos complicados, de aprendizaje, algo fundamental, la red de apoyo que se teje con otras familias en la misma situación. “Las madres nos ayudamos también, es una cadena. Cuando tú llegas nueva alguna de ellas te ayuda y luego te toca a ti apoyar a las nuevas. Los niños también se ayudan muchísimo”, nos cuenta nuestra protagonista de hoy.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis pasado o estáis pasando por la misma situación?, ¿qué consejo darías a todas las madres y padres de estos pequeños luchadores?

esther-y-sara

*Esther y Sara, dos grandes luchadoras.

La Fundación Aladina y su inmensa labor

Acompañar en el camino a la fundación que preside Paco Arango nos llena de orgullo, el apoyo de todas vosotras Malasmadres en esta causa 100% solidaria, la campaña ‘Nacidos para Luchar y Sonreír’, en la que todo lo recaudado con nuestras camisetas solidarias van a hacer la vida de estos pequeños más feliz es de las cosas más maravillosas que se pueden hacer. Hemos aprendido y seguimos aprendiendo tanto en este camino que nuestros corazones están llenos de todo el cariño que hemos ido recibiendo, de las miles de historias de luchadores y luchadoras que nos han llegado. Es impresionante la respuesta. Nuestras protagonistas de hoy, Esther y Sara, han vivido de primera mano lo que significa la Fundación Aladina y lo podéis ver en el emocionante vídeo que os ponemos a continuación donde se ve cómo han participado en el nuevo proyecto del Hospital Virgen de la Arrixaca (Murcia) . “Cuando entré en el hospital y vi lo que había hecho Aladina me puse a llorar: la luz, los dibujos… ¡Es muy importante para los niños! Sara me dijo que parecía un hotel. Carla y David son los otros niños que salen en el video, se han hecho amigos en el hospital”, explica Esther emocionada.

¡No nos paramos, tenemos un reto!

Queremos llegar a las 2.000 camisetas solidarias

Nuestra lucha no se para y en el Club de Malasmadres nos hemos propuesto llegar a las 2.000 camisetas solidarias para poder seguir ayudando a que la Fundación Aladina siga repartiendo sonrisas.

¿Quieres ayudarnos?

¡Mil gracias a todas!

reto-camisetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más