Side Area

Malasmadres a los fogones: comida para llevar al trabajo

Malasmadres a los fogones: comida para llevar al trabajo

Muchas de nosotras somos de las que nos llevamos el ‘tupper’ al trabajo, y muchas tiramos del clásico sandwich que se queda mustio. Yo he de confesar que hasta me he llevado el puré vegetal de la buenahija2 que campa en cantidades ingentes en el congelador. Así que como nuestra cocinillas Rebeca quiere darnos ideas para que no se nos ponga cara de bocadillo hoy nos trae este suculento post. Yo me quedo con las ensaladas en tarro. ¡Qué ricura!

Y desde aquí queremos dar la enhorabuena a nuestra colaboradora que ha llegado a la final del concurso de cocina del Hotel Cigarral Doménico en Toledo con motivo del año de la capitalidad gastronómica. El ganador obtendrá la inclusión del plato que elaboren en la carta durante todo 2016. Rebeca participa con unas milhojas de galletas de queso con mousse de pisto manchego y huevo poché. Mucha suerte y a por él.

Malasmadres_ficha_Rebeca

* Podéis seguirla en @rbkdtorres o en su genial BLOG, no apto para golosos, donde encontraréis recetas estupendas para dejar boquiabiertos al personal. ¡Malasmadres a los fogones!

Son las 10 de la noche. Te llega un ‘whatsapp’. Mañana tenías una reunión a las 2 y te acaban de poner otra a las 4. Si pensabas bajar a comer algo, ni lo sueñes. Hay que improvisar. “¡Ahhhhh! ¿Qué hago? ¡Una ensalada! No, que luego está todo mustio y arrugado. Y sabe rarillo… ¡Pasta! Tampoco, se queda hecha un pegote. ¿Filete a la plancha? Reseco…”. Tranquila. Aquí tienes unas cuantas ideas para salir del paso.

Ensalada en tarro

Las habrás visto en Pinterest o Instagram. Están de moda, ya sabes… Lo mejor es que, con cuatro normas básicas serás la reina de estas ensaladas.

Primero, ¿por qué en un bote de cristal y no en tupper? Si digo que porque queda bonito y colorido, suena poco convincente. Pero lo cierto es que los frascos de cristal cierran hermético, evitando fugas; son baratos (o gratis, si reutilizas); tienen muchas formas y tamaños, para adaptarse a lo que necesites (ancho y bajito, alto y estrecho, tú eliges); y, lo más importante, una vez fregados, estarán como nuevos, sin manchas, olores, sabores ni restos adheridos al plástico.

01

Si te apetece preparar una ensalada en tarro, solo necesitas un bote de cristal del tamaño adecuado con su tapa y organizar los ingredientes en el orden correcto. En 10 minutos tendrás preparada una comida rica y sana. ¿Qué debes tener en cuenta?

Todo irá cortado en trocitos, bastones o rodajas, lavado o pelado, pero listo para consumir.

– No eches cosas sin ton ni son, elige entre 4 y 8 ingredientes que combinen bien (tranqui, que luego te doy ideas concretas).

La salsa va siempre aparte, en otro tarrito, para echarla en el momento de comer. Si tienes de cristal y pequeños, mejor (los de mermeladas individuales, patés o algunos yogures pueden servir).

Este es el orden que deben respetar los alimentos:

Abajo los alimentos más pesados: legumbres (de bote, of course, somos malasmadres), arroz, pasta…

Sobre éstas, las hortalizas y quesos húmedos (abajo lo más mojado).

Encima, las proteínas (carne y/o pescado) y los alimentos que se aplastan con facilidad, como el huevo, la quinoa o el aguacate.

A continuación, queso (rallado o picado, pero seco); frutas y frutos secos o semillas; picatostes…

Por último, lo más ligero: las hojas, para que se mantengan tiesecitas. Es importante lavarlas y secarlas muy bien.

En resumen: arriba los ingredientes secos y ligeros; abajo, los pesados y húmedos.

02

Cuando llegue la hora H, abre el bote de la ensalada, vierte la salsa, cierra, agita con ganas y elige: abrir y comer o volcar en un cuenco o plato.

Ahora que sabes cómo hacerlo, te doy algunas ideas concretas (los ingredientes están ordenados de abajo a arriba):

Ensalada de pasta: espirales integrales cocidas / tomates cherry y maíz / atún / queso fresco y huevo duro. Salsa: mayonesa de yogur.

Ensalada de legumbres: lentejas cocidas/ tomate, pimiento rojo, pimiento verde y cebolla picados / pollo asado / nueces. Salsa: vinagreta con ajo y comino machacado.

Ensalada césar: pechuga de pollo en trocitos / queso suave / picatostes / lechuga. Salsa: césar (comprada o casera). (Yo a esta le añado tomate en dados, abajo del todo, pero la original no lleva).

Ensalada de invierno: tomate en dados / setas salteadas / bacon salteado /nueces /queso de cabra / brotes tiernos. Salsa: vinagreta de miel.

Ensalada de canónigos y gulas: tomate en dados y cebolla muy picada / queso fresco / gulas salteadas con ajo (y, si quieres gambas) / canónigos. Salsa: vinagreta con vinagre balsámico.

Ensalada ‘sushi’: arroz aliñado al estilo japonés / trozos de alga nori / pepino, surimi y aguacate en trocitos. Salsa: queso crema.

Paso de ensalada

Sí, hay días que no nos apetece comer cosas frías. Una buena idea en este caso, es elegir como primero una sopa. Os recomiendo que uséis también tarro de cristal para llevarlas. Hay muchas sopas ricas, más allá de la típica de fideos, como la sopa castellana, la sopa de cebolla o una original sopa de tomate y albahaca.

03

Purés o cremas, como la de calabacín, son perfectos, siempre y cuando no te los lleves congelados, ya que quedan con una textura rara (para que vuelan a emulsionar necesitan batidora o romper a cocer). Cuando apriete el calor, revisa el post del año pasado sobre sopas y cremas frías.

Algunas verduras también están muy bien como primer plato: espinacas gratinadas (solo para calentar), brócoli, champiñones rellenos de jamón o al vino

Como segundo plato puedes llevar algo de carne: pollo asado o pollo con salsa de tomillo, miel y mostaza (en ambos casos, te recomiendo que si eliges muslo vaya deshuesado, que es más cómodo de comer), albóndigas, ternera con ras-el-hanout (mejor sin patata, que no aguanta muy bien los recalentados), unos filetes rusos (estos van rellenos de queso, pero no es necesario)…

Si prefieres pescado, puedes llevar un bacalao con costra, una rica dorada a la egipcia o lubina a la naranja. Puedes probar las tres recetas con cualquier pescado blanco. También el pulpo a la vinagreta del último post te puede servir como segundo.

04

La tortilla de patata apetece siempre, o un trozo de coca de escalivada (puedes tomarlo templado o frío), de empanada o de focaccia.

¿Te apetece un plato único? Las legumbres aguantan muy bien: cocido (por un lado la sopa y por otro el repollo y los garbanzos con la carne, evita la patata), alubias con pulpo o las típicas lentejas.

Más opciones, la lasaña ya gratinada, lista para calentar, es una opción estupenda. Yo suelo preparar una fuente grande y cuando está hecha y fría la divido en raciones y la guardo en recipientes individuales. El codillo con crema de verduras te sentará fenomenal (lleva por separado la crema y la carne).

Y si quieres que la pasta esté en su punto, solo debes tener en cuenta un par de consejo: una vez cocida, enfríala bajo el grifo, escurre muy bien y añade un chorrito de aceite de oliva que la impregne bien para que no se pegue. Luego preparamos el acompañamiento según la receta y también la salsa. Cuando todo esté bien frío, guardaremos la pasta y el acompañamiento en un tupper y la salsa en un tarrito. Calentamos (sin pasarnos), juntamos y a comer. ¿Te apetecen espaguetis con salmón, tallarines con setas y jamón, tallarines con crema de puerros y calabacín o tallarines con gambones?

05

A pesar de lo que siempre hemos oído (al menos yo), el arroz también aguanta bien. Puedes llevar paella (o arroz amarillo con cosas) o probar estos risottos: de setas y trigueros o de pulpo al pimentón. No calientes el arroz en exceso para que no se reseque y mete un vaso con agua en el microondas junto al tupper para que suelte vapor.

Por supuesto, no puede faltar algo de postre. ¿Fruta? Un batido de fresas, naranjas aromatizadas en su jugo o fresas maceradas en vinagre. Si prefieres yogur, combínalo con una cucharada de mermelada y un puñadito de frutos secos, muesli o galleta en trocitos.

06

Y tú, ¿qué te llevas al trabajo para comer? Cuéntanos en comentarios o redes sociales y, si preparas alguna de estas recetas, comparte tus fotos en Facebook con Malasmadres o La cocina de Rebeca y en Twitter e Instagram con @malasmadres y @rbkdtorres. ¡Nos encanta verlas!

Antes de irnos…

Andamos en la búsqueda de #LAMASFRESCADELCLUB y os recordamos que mañana es el ÚLTIMO DÍA para participar y lo que tenéis que hacer a continuación:

  1. Déjanos un comentario AQUÍ contándonos cuál es “tu fruta o verdura fresca” favorita. Esa por la que mueves montañas, esa que hueles con emoción y esa por la que lloras cuando desaparece porque otro se la ha comido.
  2. Suma puntos subiendo una foto con tu fruta o verdura favorita en la cabeza. Con el hashtag #lamasfrescadelclub o enviala a hola@clubdemalasmadres.com.
  3. La foto más divertida se llevará un súper cesta de frutas y verduras de temporada1 cupón por valor de 30 euros más 11 cupones de envío gratuito exclusivo para comprar en el supermercado online de Carrefour.

Lamasfrescadelclub

*Podéis participar hasta mañana miércoles a las 0.00 horas.

  • Ana

    1 Marzo, 2016 a 8:18 am Responder

    Os voy a contar un secreto…

    En mi trabajo, hemos creado el “club del tupper” cuatro compañeras y amigas.

    Cocinamos sólo una vez a la semana, aunque en cantidades ingentes para 4 personas.

    ¿No te parece una idea genial?

    ¡Organización e imaginación al poder!

    • Rebeca de Torres

      1 Marzo, 2016 a 9:16 am Responder

      Me encanta la idea, Ana. Tardas lo mismo en cocinar para 1 que para 4 y te libras el resto de días. Genial!!

    • Charo

      2 Marzo, 2016 a 4:24 pm Responder

      Por qué es un secreto? Si sois 4 os falta una para el viernes!! Je, je … Que buena idea!

  • Alejandra Melús

    1 Marzo, 2016 a 8:35 am Responder

    Qué bueno todo! Como siempre! Gracias por tantas ideas, a ver si luego me acuerdo de ellas! Muak

    • Rebeca de Torres

      1 Marzo, 2016 a 9:18 am Responder

      Muchas gracias, Alejandra. Pasamos el enlace al buenpadre y que tome nota 😉

  • Marta

    1 Marzo, 2016 a 9:55 am Responder

    Q ideas tan buenas!! Las ensaladas en tarro me encantan!
    Hace unos años en mi empresa pusieron catering y ha sido mi salvacion!!sobre todo desde q llegó el buenhijo!
    Un abrazo a todas!

  • LasrecetasMaria

    1 Marzo, 2016 a 10:15 am Responder

    Las ensaladas en tarro me encantan! Un arroz salteado con pollo es perfecto para calentar y listo, o unos tallarines o tagliatelle con albóndigas, son platos únicos y no te lías con más temas.
    Un beso para para todas!

    • Rebeca de Torres

      1 Marzo, 2016 a 12:53 pm Responder

      Gracias María. La verdad es que hay muchas posibilidades, es cuestión de echarle imaginación 😉

  • Sonia López

    1 Marzo, 2016 a 11:41 am Responder

    Que bien me va este post!! Maravillosos Rebeca!

  • Joana

    1 Marzo, 2016 a 11:52 am Responder

    Genial Rebeca! No se por donde voy a empezar con tanta receta rica! Que bien me viene todo!

  • Laurita

    1 Marzo, 2016 a 1:09 pm Responder

    Me ha encantado el post, me viene genial ya que soy de las que va cargada con el tupper de lunes a jueves, y llega un momento en que se te agotan las ideas. Lo de tirar del puré del buenhijo me suena :)! Probaré lo de las ensaladas!!!
    Muchas gracias!

  • Paola

    1 Marzo, 2016 a 7:37 pm Responder

    Me encanto la idea!
    En invierno hago sopa con toda la verdura que se me cruza en el camino y la licuo, pongo en frascos de vidrio y al frezzer.
    Todos los días un frasco va a trabajar conmigo!

  • Arancha

    2 Marzo, 2016 a 12:13 am Responder

    Si ya te quería antes, ahora te quiero el doble.
    Me viene como anillo al dedo.
    Por cierto, hice la lubina a la naranja y estaba de 10 (como soy malamadre y además un despiste, no hice ni una foto, pero prometo repetir y esta vez hacer foto pinterest).

    ¡Genial este post!

    • Rebeca de Torres

      2 Marzo, 2016 a 2:27 pm Responder

      Jajaja Arancha, cuánto me alegro de que te gustara. Un beso preciosa 😉

Comentar

X