¿Qué quieres encontrar?

49
Lactancia materna, los mitos

Lactancia materna, los mitos

En torno la lactancia materna existen muchos mitos que hemos escuchado más de una vez. En un primer post nuestra colaboradora habló sobre algunos de ellos, y hoy nos trae una segunda entrega con varias leyendas urbanas que seguro habéis escuchado en más de una ocasión. ¡No os perdáis este post!

Tras los numerosos comentarios que tuvo el post sobre mitos de lactancia, y constatar cada día en consulta que aún existen muchos mitos muy extendidos sobre este tema, hoy te traigo una segunda entrega sobre “Mitos y realidades en Lactancia Materna”, para intentar ayudarte a “desterrar” creencias erróneas que muchas malasmadres, buenospadres, buenasfamilias y buenosamigos tienen en relación con la lactancia.

Hay cientos de mitos, y podríamos escribir muchísimo sobre esto. Los que comentamos en el post anterior (puedes leerlo aquí), son algunos de los más frecuentes, junto con los que hoy veremos.

1- Hay que dar el pecho cada 3 horas y 10 minutos en cada uno

Lamentablemente, éste es un mensaje que aún se escucha demasiado habitualmente en algunas consultas. Esto, para que no quede ninguna duda, NO es así. La lactancia materna, como ya comenté en el post anterior, debe ser a demanda; es decir, cada vez que el bebé quiera y el tiempo que quiera.

Si nos llevamos por este mito, probablemente acabemos con nuestra lactancia mucho antes de lo que nos habíamos propuesto: es probable que el bebé no suba de peso, se tenga que suplementar con biberones, y todo esto resulte en que tengamos cada vez menos leche.

¿Por qué el bebé seguramente no esté bien alimentado siguiendo esta pauta? Pues por dos cuestiones, la primera muy simple. Si un bebé que tiene hambre te pide teta a la hora (por ejemplo), es porque lo necesita. Recuerda que la leche materna se digiere muy bien y más rápidamente que la artificial, por lo que lo habitual es que un bebé a pecho no te aguante 3 horas de reloj para volverte a pedir.

Por otro lado, la leche con mayor contenido graso se encuentra al final de la toma, por lo que si no vaciamos el pecho (y las primeras semanas, con 10 minutos, probablemente no lo hagamos), el bebé no obtendrá esas calorías necesarias.

2- Con la lactancia no te quedas embarazada

Bueno, bueno, bueno… siento decirlo, ¡pero esto no es exactamente así! Sí es cierto que el método MELA, o de la lactancia natural, es un método anticonceptivo relativamente efectivo, pero para ello hay que cumplir una serie de requisitos:

  • Mantener una lactancia materna de forma exclusiva, a demanda y frecuente, tanto de día como de noche.
  • Que hayan pasado menos de 6 meses desde el parto
  • Que la madre siga en amenorrea, es decir, que no hayamos tenido la regla después del parto (sin contar el sangrado postparto o loquios).

En caso contrario, lo recomendable sería emplear otro método anticonceptivo compatible con la lactancia, como el preservativo, la píldora de sólo gestágenos, el DIU o el implante. Ante cualquier duda, puedes consultar con tu matrona o tu médico que seguro te asesorarán estupendamente.

3- Si te quedas embarazada, tienes que abandonar la lactancia

Esto lo he escuchado tanto de gente sin conocimientos en lactancia, como de profesionales sanitarios. ¡Y es falso! NO tenemos que abandonar la lactancia materna si nos quedamos embarazadas, podemos mantenerla durante todo el embarazo si queremos, y podemos continuarla con el nuevo bebé y el hijo mayor (lógicamente en este caso, tendrá prioridad el recién nacido). Es decir, si queremos continuar con la lactancia y nuestro buenhijo también, no hay contraindicación A MENOS que tengamos un embarazo en el que la lactancia suponga un riesgo, como por ejemplo, en una amenaza de aborto o de parto prematuro. En estos casos, sí es necesario destetar al bebé.

De todas formas, muchos bebés y niños se destetan solos durante el embarazo de la madre, ya que la producción de leche disminuye y cambia el sabor de la leche.

4- Si doy pecho, no me pueden mandar medicamentos como antibióticos, porque afectarían al bebé

Esto tampoco es así. De hecho, estoy segura de que la mayoría de vosotras se sorprendería de la cantidad de medicación que sí es compatible con la lactancia materna. Por supuestísimo que podemos tomar antibióticos, o analgésicos o “loquesenosocurra” dando el pecho a nuestro bebé. La cuestión es que el médico debe mandarnos algo que sea compatible con la lactancia, pero haber alternativas “haylas”, y muchas.

Hay una página web realizada por pediatras y avalada por entidades de prestigio relacionadas con la lactancia: www.e-lactancia.org. En esta web puedes encontrar un gran número de fármacos y su compatibilidad con la lactancia, así que si eres una malamadre lactante, te aconsejo que la tengas presente.

5- Todas las mujeres pueden dar el pecho

Ojalá esto fuera así, pero no lo es. Además, afirmar esto de forma sistemática y tan alegremente, creo que crea una presión y unas expectativas muy elevadas en un gran número de mujeres, lo que puede llevar a sentimientos de frustración y baja autoestima si la lactancia resulta no ser posible o es muy dificultosa.

Aunque lo cierto es que la mayoría de las mujeres sí puede dar el pecho, existen causas de verdadera hipogalactia que ocasionarían que la madre no tuviera leche o fuera insuficiente. Algunas de ellas son:

  • Hipotiroidismo no detectado o no tratado (con el tratamiento adecuado no hay problema).
  • Síndrome de ovarios poliquísticos. Aunque es un problema que no tiene por qué afectar a la producción láctea, debe ser tenido en cuenta porque en muchas mujeres sí puede dificultar su lactancia.
  • Obesidad y diabetes (en estos casos puede ocurrir un retraso en la subida de la leche).
  • Mamas hipoplásicas o agenesia del tejido mamario
  • Retención de placenta (ocasionaría falta de leche temporal, una vez resuelta, la producción láctea se normalizaría).
  • Cirugía de reducción mamaria. En muchos casos, la lactancia es perfectamente posible, pero hay que tenerlo en cuenta por la posibilidad de que se hayan seccionado conductos durante la intervención.
  • Situaciones mucho menos frecuentes, como el Síndrome de Sheenan (necrosis de la hipófisis por falta de riego durante el parto) o el déficit congénito de prolactina.

Luego, hay otros casos en los que se produce falta de leche por razones corregibles, como podría ser un agarre incorrecto, frenillo sublingual en el bebé, limitar el tiempo de las tomas, no vaciar el pecho correctamente, introducir lactancia artificial, chupetes o pezoneras sin estar indicado, etc. En estos casos, con un buen asesoramiento profesional y apoyo tanto profesional como en el entorno familiar y de pareja, se pueden resolver estas cuestiones y se puede lograr una lactancia exitosa.

Me gustaría, en este punto, decirte algo si eres una malamadre que quiso dar pecho y no fue posible (por la razón que fuese). No te sientas mal, el haber intentado dar el pecho ya es un éxito. El haber dado pecho el tiempo que pudiste darlo (tanto si fueron unos meses, semanas, días u horas) ya es un éxito. Toda la leche materna que le hayas podido dar a tu bebé le ha venido genial, pero lo más importante no es eso, sino el amor que le das a tu buenhijo y el disfrutar de la experiencia de la maternidad, ya sea con teta o bibe, con chupete o sin él, con brazos o cochecito, con colecho o en su propia habitación. Sea como sea, tu buenhijo tiene a la mejor malamadre que se pueda tener.

Y vosotras Malasmadres, ¿qué opináis? ¿qué mitos de la lactancia materna habéis oído?
banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Gran post.
    Yo lo intenté con la mayor y terminé con lactancia mixta sumida en un sentimiento de culpa tan grande… Te leo y veo “hipitiroidismo” no detectado o no tratado y creo haber encontrado una respuesta…
    Con la peque me lancé a la mixta desde el minuto 1… no quería pasar por lo mismo.
    Creo que de haberte leído antes habría sido diferente.
    Hoy he de decir que disfruté, tras echar fuera la culpa, cada bibe igual que cada vez que daba de mamar. Qué es el mundo exterior el que juzga cada paso que damos.
    Gracias.

    1. Gracias Marta. Tienes razón, muchas veces nos juzgan hagamos lo que hagamos. Me alegro de que finalmente disfrutaras de tu lactancia, con teta y con bibe 🙂

  2. Con perdón pero ¡HOSTIAS!
    ¡ENHORABUENA! Es el primer post que leo (y he leído unos cuantos) que desmonta mitos de la lactancia sin atacar a la artificial, sin atacar a las malasmadres que no han podido/querido dar pecho, poniendo clarito que (aunque sea una minoría) no SIEMPRE es posible darlo y considerando un éxito real el poder darlo un poco, sea el tiempo que sea. Esto no te imaginas lo que ayuda y lo que descarga de malaculpa.
    Ojala muchas charlas de lactancia fuesen orientadas por ahí y no por donde van. Sin intención de herir a nadie lo digo, que seguro que yo tuve mala suerte en la mía.
    Un abrazo Gara y lo dicho, ¡GRACIAS!

    1. ¡Totalmente de acuerdo! Con más información en este tono se salvarían muchas más lactancias que con la filosofía que quieren imponer otros, que echa para atrás a cualquiera.
      ¡Enhorabuena por el post!

      1. Muchas gracias Mar! Pues sí, creo que no podemos imponerle nada a nadie ni crear sentimientos de culpa. Todas queremos lo mejor para nuestros buenoshijos. Un besazo!

      2. Completamente de acuerdo,yo tengo dos nenas y el tema de la teta sobre todo con la primera fue realmente duro,al principio sobre todo, y no le di bibe simplemente porque no hubo manera de meterselo en la boca, y no será que no lo intenté. Seguro que muchas se identifican conmigo pensando en un bebé recién nacido,y algo menos recién nacido,llorando a todas horas,todo el día con la teta en la boca y sin poder ir ni al baño un minuto,literalmente. Y muchas de las asociaciones de apoyo a la lactancia materna, tanto físicas,como vía web,nos hacen sentir culpables si pensamos en que seria genial que alguien le diera un biberón una sola toma y poder descansar, aunque sólo fuera esa vez.Parece que quieren a sus hijos o hijas más que nadie.Y siempre apoyando la lactancia materna,de hecho a las dos les fu teta y a la segunda hasta los 18 meses (no mucho tiempo según para quien),pero creo que si no puedes, no aguantas más el cansancio y los nervios,o simplemente no quieres por el motivo que sea,nadie tiene que juzgarte como madre,que seguro que adoramos a nuestros hijos como las que más.Por no hablar de la adoración a determinados personajes entendidos en el tema, como cierto pediatra. ..aunque algunas cosas comparto con el creo que juzga a las madres a la ligera si no hacen lo que el “predica”.Perdón por la extensión,pero sólo quería felicitar a esta web porque de verdad que hacia falta alguien con esta visión, mucha falta.Enhorabuena! !!!

    2. Jajaja. Gracias a ti, Alba. Me alegra que te haya gustado y que te sea de ayuda, esa era la intención. Un abrazo! 🙂

  3. Hola,

    A mi me llegó a decir la mujer de un amigo de mi marido que mi leche no alimentaba a mi niña… pues para no alimentarla estuve 13 meses con la lactancia materna, la niña cogía peso y tenía una piel maravillosa. Por favor, no hagáis caso lo que os puedan decir la gente de alrededor, seguir vuestro instinto y en caso de duda consultar a un profesional. Yo tuve suerte porque mi madre a mi hermana le dio el pecho durante mucho tiempo y me ayudó muchísimo, con temas como el que hablas, que es a demanda, que ni caso a despertarla cada dos horas como me dijeron en el hospital, y que vaciará bien el pecho por el tema también de las mastitis.

    1. Exacto, muchas veces la lactancia habría que darla con unos tapones para los oídos para no escuchar mensajes erróneos, jeje. 😉

  4. Gracias, gracias. Siempre digo que me sentí malamadre desde que salí del hospital. La impotencia de no poder dar el pecho me llevó a pedir un biberón entre lágrimas(y eso que tuve el asesoramiento de una matrona en todo momento)hizo que la jefa de enfermeras dejara lo que estaba haciendo y me tranquilizara mientras ella misma le daba un biberón a mi hijo. “Tienes que estar bien tú y él estará bien”. Más escuchar buenos profesionales y menos mitología.

  5. Yo quise dar el pecho y no se me dio muy bien. Las matronas de mi centro de salud me echaban en cara que no me esforzaba demasiado y que era mi culpa… En fin, cuando tiré la toalla al regresar al trabajo luego de mil modelos de sacaleches y horas de insomnio, los biberones dejaron de ser el enemigo a vencer para convertirse en mis mejores aliados. Por razones X mi mamá no me dio pecho y soy un roble; mi hijo es el más sano por mucho de su guarde y de su cole, no pilla ni un resfriado, hemos pisado las clínicas para sus vacunas y poco más.
    Soy partidaria 100% de la lactancia materna, pero también doy fe que tienes hijos sanos y vinculados a ti aunque no hayas dado el pecho. ¡Fuera culpas!

  6. Hola,

    yo después de oír durante meses que lactancia materna era lo mejor y que todo el mundo podía, me encontré después de la primera toma con que no me dejaron darle más leche porque salía verde. Después de 15 días investigando porqué mi leche tenía aquel color llegaron a la conclusión de que no me pasaba nada y que lo que tenía que hacer era seguir otros 15 días más sacando leche con el sacaleches y dándole biberones con artifical a la niña, así que me planté y le dije que ya llevaba 15 días así, si no valía, pues no valía y no pasaba nada. Todavía recuerdo la cara de la matrona y el sentimiento de culpa que me invadió. La verdad, es la primera vez que leo un post en el que no se crucifica a las malasmadres que no damos el pecho, si no se puede, pues no se puede y no pasa nada.

    1. Gracias por tu comentario María y por contarnos tu experiencia. Un abrazo!

  7. Uy, yo voy camino de los 3 años y medio de teta sin descanso, primero con mi bichilla y ahora con el nuevo churumbelito y las he escuchado todas. la de gente que se ha escandalizado porque seguía dando el pecho durante el embarazo, vamos ¡un poco más y me acusan de querer abortar al nuevo por hacerlo! También que con la lactancia prolongada la niña iba ser muy dependiente, con mamitis eterna, una inútil total, y ahí anda, me ha salido la niña más desapegada del mundo.

    1. Jajaja, pues sí, el tema de la lactancia y embarazo hace que muchos se echen las manos a la cabeza! Y lo de la mamitis y dependencia de la madre, otro clásico. Ni caso 😉
      Un abrazo

  8. Hola Gara,

    muy buen post, que ataca directamente a mentiras o falacias creadas alrededor de la lactancia, estoy de acuerdo al 100%. Otro tema es la duración, hace poco leí por ahí no recuerdo donde, que se podía estar dando pecho hasta los 7 años, no sé si lo comentaba una bióloga en comparación con el mundo de los chimpancés, no recuerdo bien, la verdad yo hasta los 7 años lo encuentro exagerado, pero sé de algún caso que con 5 o 6 años le sigue dando pecho.

    Gracias,

    Besos!

    Anabel

    1. Hola Anabel, gracias a ti por tu comentario 🙂 Con respecto a la edad del destete, la OMS, entre otros, recomienda amamantar hasta, al menos, los dos años de edad, y de ahí en adelante lo que madre y bebé quieran. Es decir, que no hay una edad máxima recomendada para hacerlo. Un abrazo!

  9. Hola!
    De haberlo leído hace casi 10 años….. ¡Menudo lío dejé que me hicieran! ¡Menuda década de culpa por haber hecho caso al protocolo del momento!: tomas programadas, con la alarma puesta a los 15′ para no pasarnos, que si la niña es vaga para mamar, que te extraigas la leche, que metas fórmula, que una cosa es a demanda y otra es un bebé antoja dijo…. Total, mes y medio intentando conectar sin subir de peso, sin dormir porque te machacas, me dejo pasta en sacaleches para que, al llegar a los 2 meses, introdujimos la fórmula; aún así seguí intentando dar el pecho, pero no pudo ser. La historia duró 3 meses…..
    9 años después, repetimos con las mismas matrona y pediatra y ¡flipando! EL PROTOCOLO ES OTRO: demanda es demanda…..
    Llevamos conectadas 15 meses, los mismos que llevo oyendo “jo, qué bien, con lo mal que se te dio la otra por no hacernos caso” por parte de matrona y pediatra (he de aclarar que salvando el tema de la teta, son unas grandes profesionales, conocidas en la familia desde hace 2 generaciones y de la seguridad social, de hecho me desplazo 30km para consulta en la capital).
    15 meses en los que he pasado por una temporada de radical de la teta, que lo único bueno que me ha dado es informarme mucho mucho al respecto y aprender a pasar de cuentos.
    Gracias por los artículos!

    1. Gracias por contarnos tu experiencia María! Por suerte, cada vez más profesionales sanitarios se forman en lactancia, así que espero que situaciones como la que tuviste con tu primer bebé, sean cada vez menos frecuentes. Un beso!

  10. Hola!,

    Gracias por escribir estos artículos reales.
    Mi buenahija tuvo frenillo sublingual y fue todo muy difícil, muchas noches en vela, sacándome la leche con complejo de vaca lechera, y soñando que funcionara, pero no pudo ser, la dí el pecho 10 días, eso sí con dos mastitis como dos soles. algo es algo, pero ella está estupenda y fuerte como un roble y muy muy vital y saludable.
    Si volviera a pasar lo mismo me iría derechita al otorrino para que la hubiera podido operar y así poder continuar con la lactancia, pero fue tarde, pero los biberones fueron nuestros grandes aliados y esto fue así, no hay que darle más vueltas.
    Como me dijo mi ginecóloga, tu hija te necesita y no por no darle el pecho vas a ser peor madre.
    Un saludo,

    1. Gracias por tu comentario Beatriz, el tema del frenillo puede dificultar muchísimo la lactancia si no se remedia pronto. Un abrazo, y totalmente de acuerdo con tu ginecóloga 😉

  11. Se habla poco de los casos de hipogalactia real. La culpabilidad tan grande y el sentimiento de minusvalía que te genera no poder ofrecer lo mejor a tu hijo. En mi caso fue mi hipotiroidismo que a pesar de estar controlado y estar medicada y con todos los valores en rango, sigue produciendo síntomas y uno de ellos fue la hipogalactia (me consta que no soy la única que no responde correctamente al tratamiento con tiroxina, por lo que ese punto del post me parece cuestionable). No me quedó nada por intentar, he sido exclava del sacaleches, me sometí a la tortura que llaman “extracción poderosa”, me mediqué y aún así “fallé”. Ese sentimiento de sentirme menos válida como madre duró mucho mucho tiempo.

  12. Mi ya ex suegra me destrozó la baja de maternidad (y ya de paso mi relacion de pareja) con este tema…La lactancia materna no iba bien, pero… como iba a darle biberon!!!! sacrilegio!!!! Lloré lo que no está en los escritos, no tenia ningun tipo de sentimiento de culpa pero me lo crearon…Horrible. Ojala te hubiera leido entonces. Gracias por el post!!

    1. Madre mía… Gracias por contarnos, mucho ánimo y fuera sentimientos de culpa! Un besazo

  13. Mi niña tiene 16 meses y aun le doy el pecho. Las personas que más me han apoyado han sido mi pareja y mi abuela. Parece ser que en su época (después de la Guerra Civil) también se daba el pecho a demanda hasta que el niño quisiera, y es la que más me ha animado des del principio (la verdad es que me hace sentir casi una heroína XD) .

    A mi me dicen mucho que la niña tiene mamitis y siempre la llevo pegada a mi porque le doy mucho la teta. Si le diese el biberón, simplemente dirían que es una niña vergonzosa.

    Una cosa está clara, dar el pecho es duro. No es fácil, pasas por momentos buenísimos y momentos duros, y si no te aconsejan bien y no tienes el apoyo de tu alrededor, es fácil sentir inseguridad y dejarlo.

    1. Estoy totalmente de acuerdo, Raquel. Me alegro mucho de que hayas tenido un apoyo con experiencia como tu abuela. Además de tener la información correcta, el apoyo es fundamental.
      Y sí, sobre lo que dices de la mamitis o la niña vergonzosa, para algunas personas la cuestión es criticar, ya sea por una cosa o la contraria, jeje 😉 Un abrazo!

  14. En el último párrafo dices que si has intentado dar el pecho ya te puedes sentir bien.
    Y si no no puedes estar tranquila? Yo NO lo intenté con mi segundo hijo porque con el primero fue un suplicio.
    Creo que quedo excluida del derecho a sentirme bien y estar tranquila según tu criterio…

    1. En absoluto. Según mi criterio cada mujer toma la decisión que considera más conveniente según sus deseos y circunstancias, y evidentemente cada decisión es igual de respetable.
      En ese último párrafo me dirijo en concreto a aquellas madres que intentaron dar el pecho y no lo lograron todo lo que ellas quisieron, porque muchas tienen sentimientos de culpa. Eso no significa que el resto de madres (las que dieron teta porque quisieron hasta los 5 años o las que no quisieron darla nunca) queden excluidas del derecho a sentirse bien y estar tranquilas, como es lógico.

  15. Muchas, muchas, muchisimas gracias Gara, sobre todo por el último punto.
    Yo soy una malamadre (y dentro de poco una bimalamadre). Con mi primera buenahija tuve bastantes problemas a la hora de mantener la lactancia materna exclusiva (tuve hipotiroidismo en el embarazo que no fue tratado a posteriori y una cesarea de urgencia), tuve que complementarla con biberones, cosa que no llevé muy bien por todo este estigma que existe sobre este tema (no te consideras tan buenamadre como las que no tienen dificultades, porque nos dicen en todos lados que ellas lo “intentan” más que tú). Finalmente comprendí que lo importante era el bebé y su bienestar. Ahora con la llegada de mi segunda buenahija voy con otra mentalidad: mantendre la lactancia materna hasta donde llegue y si hace falta lo complementaré con bibe.
    Gracias por tus palabras.

  16. Yo tuve las tres veces mastitis subaguda… en las dos primera ocasiones, nadie sabía decir porqué me daba pinchazos cada vez que ponía al bebé al pecho porque no tenía síntomas de nada, ni mal agarre, ni grietas así que fue mixta y poco tiempo. Con el tercero fue una matrona asesora en lactancia en el hospital la que me dijo que podía ser mastitis subaguda, así que me hicieron exudado, me dieron probióticos mientras esperábamos resultados, luego dos tipos de antibióticos y aunque mejoré un poco, ni dejó de irse el dolor del todo y las tomas seguían siendo eternas, supongo que por la obstrucción… así que ya no sñe si intentarlo cuando nazca mi cuarto hijo o directamente tirar la toalla, es posible una mastitis subaguda crónica???

  17. Hola, mi bichico y yo vamos por el segundo año de lactancia y eso que no hemos tenido apoyo ni del buenpadre ni de la buenaabuela paterna que no se cansa de intentar que deje de dar el pecho a mi hija y grita a los cuatro vientos que soy culpable de cualquier comportamiento “raro” ( a su modo de ver la vida) de la niña.
    De paso a destruido el matrimonio como le pasaba a maría que ha escrito anteriormente pero parece ser que por lo contrario. A ella la acusaba su ex suegra por no dar el pecho y la mía me crucificaria por darlo. Otro mito o no se si lo es porque no he leído sobre ello es que se corta la leche si tienes un disgusto. Si es así, a mi me daban cada día la buenaabuela y de rebote el buenpadre. La lactancia para mi si no hubiera sido por ellos seria perfecta pero llegó un momento en que el bebé por mucho que comía no cogía peso. Me pregunto si aquellos disgustos tendrían algo que ver……

  18. Yo soy diagnosticada con hipoplasia en mamas tubulares, operada, y claro, con la criatura primera nadie (principalmente el padre) daba un duro por la lactancia materna, a la que lloraba lo típico “está muerto de hambre” así que fue lactancia mixta, al principio había días que solo teta pero de menos a más bibe, así hasta los dos años que aguantamos con la teta. Con mi criatura segunda, con mucha más experiencia e información me propuse darle solo teta salvo que en las revisiones me dijeran que no ganaba peso y vamos si gana peso! No hace falta báscula, jajaja se le ve crecer (de alto y de ancho) de una semana a otra! Así que por supuesto que habrá casos en los que no se pueda y totalmente respetable los casos en los que no se quiera, pero lo que de verdad hay que intentar, aunque es complicado, es no ceder a las presiones externas que no tienen ni idea y fundamental informarse muuuuy bien y si hace falta, buscarse otros apoyos, aunque sean online.

  19. Si dejáramos de pensar tanto en nosotras mismas y nos centráramos más en qué es lo mejor para el niño, es probable que el 90% de las madres que desisten y se rinden, abandonando la lactancia natural por la artificial…continuarían. Un dato, 9 de cada 10 niños que desarrollan un cáncer a lo largo de su vida, fueron alimentados con leche artificial…estadística.
    De nada sirve culpabilizarse, menos preocuparse y más ocuparse. Saludos.

    1. Ese comentario, precisamente culpabiliza. He leído todos los comentarios, cada mujer con su historia particular, sus dudas, sus lágrimas o sus éxitos…y me parece una falta total de empatía leer, justo al final algo así como”que si vuestros hijos fueran vuestra auténtica prioridad, no tendrán cáncer”.

      1. Es un dato curioso que no debemos obviar, afortunadamente para que un cáncer se desarrolle van a incidir múltiples variables, vida sedentaria, consumo de alcohol, tabaco, otras drogas, alimentación irresponsable, entorno psicosocial, genes…etc. Aún poco se sabe sobre la lactancia materna, pero “algo tiene el agua cuando la bendicen”, no es falta de empatía, es realidad, puedes seguir mirando hacia otro lado, eso no cambiará las evidencias de años de investigación y estudios científicos, un saludo.

        1. A las que os interese, os dejo un dato sobre el que hay muchos estudios a lo largo de muchos años que podreis encontrar en literatura especializada…HAMLET (Human Alpha-lactalbumin Made to Tumor Cells) Alfa-lactoalbúmina+Ácido Oléico.

  20. Tengo que darle TODA la razón a Nuria,pienso exactamente lo mismo que tú. Para que el bebé este bien la madre ha de estar bien también, créeme que el estado anímico de la madre es fundamental.Leticia, no nos llames egoístas por pensar así,y mucho menos dejes caer lo del cáncer como si tal cosa. Eso es brutal. Hay muchos foros y páginas en las que tu comentario será aplaudido,precisamente me interese por este Club por ser diferente a ellos.

  21. Bien dicho, Inmaculada! Seguramente ahora llega a edades con mayor prevalencia de cáncer la generación del boom de la lactancia artificial…. pillan cáncer por la edad que tienen, no por haber tomado bibi. Para defender teorías científicas poco probadas ya existen otros foros. Y para culpabilizar a toda madre que no siga el modelo de mujer abnegada , que da todo por sus hijos, hasta lo imposible, también.

    Creedme, llega un día en que crecen, la lactancia queda muuuuy lejos, y te das cuenta que es un pequeñísimo % de lo que supone ejercer de madre. Hay muchas otras esferas en las que intentar llegar a la excelencia, y seguramente con mucho más impacto en sus vidas.

    1. Este blog es multidisciplinar, cabemos todas, las que piensan como yo también, se llama libertad de expresión, y agradezco que la gestora no me haya censurado, porque eso es ir mucho más allá. Volved a leer mi comentario. No culpo, si tu te sientes culpable lo lamento. No mezclemos churros con meninas, NO se es mejor ni peor madre por dar el pecho o el bibi, totalmente de acuerdo con el estado anímico, pero por favor, el Cáncer es una enfermedad, que podríamos tener cualquiera, no es una enfermedad de unos pocos, tocar el tema NO es brutal, existe y se lleva a muchas personas desgraciadamente, no seamos populistas. Un centímetro cúbico de leche materna contiene 1.500 inmunoglobulinas dispuestas a dirigir una respuesta adecuada a multitud de antígenos…1 cm3 de leche artificial…tiene cero. La leche materna contiene enzimas, proteinas, grasas, azúcares, vitaminas, minerales, hormonas…es oro blanco líquido protector contra el Cáncer. Estudios demuestran que la incidencia total de tumores en los niños hasta 15 años es menor en aquellos que fueron alimentados con leche materna, además sus ácidos grasos tienen la capacidad de eliminar células tumorales…incluso puede inducir la apoptosis…pero claro, como bien dices este no es el sitio para mi así que entiendo que esto no te interese, ni a ti, ni a la Industria Alimenticia, ni a la Industria Farmacéutica, que pagan inmensas burradas para que esto no se sepa. Un saludo.

      1. Por supuesto que nadie va a censurar tu comentario,ni hay porque hacerlo.Pero lo cierto es que si culpabiliza,lo veas o no,y sólo té he dicho que en otros foros serias más aplaudida.Pero por mi parte todo perfecto,yo expreso mi opinión al respecto igual que ti.

  22. Muchas gracias por la información y por todas las malas madres que son tan valientes de compartir sus experiencias. Me gustaría dejar un link a un artículo de la Vanguardia donde se explica como los beneficios de la LM se han inflado, y que los estudios están basados en observaciones en la población y no en experimentos controlados. Eso quiere decir, que si la tasa de LM es más alta en estratos socioeconomicos con mayor poder adquisitivo, y se observan ciertas diferencias e los dos grupos, por ejemplo menores tasas de obesidad, a qué se debe en realidad? Esto se debe a la LM o a una alimentación distinta característica de este grupo? Y así con todo.

    Pues eso, mucho respeto a todas las valientes que se animan con la LM, y muchas felicitaciones a todas las malas madres de bibi o teta, por amar y cuidar al máximo de sus BHs.

    http://www.lavanguardia.com/ciencia/cuerpo-humano/20160208/301991544629/lactancia-materna-bajo-lupa.html%3ffacet=amp

  23. Hola a todas! Qué bueno encontrar tantas y tan variadas experiencias 🙂 En mi caso, mi bebé tiene un mes y pocos días y desde el principio practicamos lactancia mixta. Comenzamos porque la subida de la leche no se produjo como debía, vamos, que no producía lo suficiente, y ahora no tengo ni idea de si produzco lo suficiente (deduzco que no porque mi bebé acaba con los dos pechos y queda con hambre… aunque es cierto que mama cada 3 horas como un reloj) o si no produzco por el bibe o si hay otro motivo… (creo que podría tener hipoplasia). En fin, que me estoy planteando contactar con la liga de la leche para pasar consulta con una asesora y que me den su opinión.

    ¿Qué os parece? ¿Alguna con una experiencia similar? Por ahora creo que llevo bien el tema culpa pero a ratitos se me hace duro este “quiero y no puedo… o no sé cómo!”.

    Gracias a todas!

  24. Después de un mes con lactancia materna y sin darle ninguna alimentación complementaria, por creer en todas estas patrañas de la lactancia y sus voceras irresponsables, mi niña ha tenido que ser ingresada con desnutrición….muchas gracias, supongo que estareis muy orgullosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más