¿Qué quieres encontrar?

2
Entrevistamos a Laura Baena, su parte más íntima y personal

Entrevistamos a Laura Baena, su parte más íntima y personal

Laura Baena, fundadora del Club de Malasmadres, es la primera persona entrevistada de 2022 en el Podcast del Club de Malasmadres, una entrevista íntima y personal que le realiza su hermana Amelia, también responsable de contenidos del Club de Malasmadres. Nos contará qué es para ella la maternidad, cómo tomó la decisión de volver a Málaga, sus objetivos personales y profesionales de este año 2022 y mucho más.

Las notas de este podcast

1. Post ‘Mis libros feministas preferidos’.

2. ‘Vayamos adelante‘, de Sheryl Sandberg.

libro

3. ‘Ante el dolor de los demás’ de Susan Sontag.

libro

4. El líder que no tenía cargo.

libro

Los aprendizajes de este episodio

Volver al origen

Laura tuvo que tomar las riendas de la empresa en plena baja de maternidad por la tercera buenahija. Lo que iba a ser un periodo de baja tranquila para dedicarse a su tercera maternidad se convirtió en un momento crucial, lleno de cambios y en el que había que darle la vuelta a todo. La pandemia ha sido la oportunidad de volver al origen y replantear todo el proyecto,

Entrevistamos a Laura Baena, su parte más íntima y personal

La maternidad, ese lugar de calma

La desconexión verdadera para la Malamadre Jefa es la maternidad. Sus tres buenashijas le devuelven al centro, a la calma y a la serenidad. Además siempre que puede Laura sale a correr que aunque le da pereza siempre le ayuda a recolocar todo.

Entrevistamos a Laura Baena, su parte más íntima y personal

Los sueños para 2022

Sin duda y siempre que la situación pandémica que estamos viviendo lo permita, el sueño de Laura para este año es poder volver a conectar con las Malasmadres y la posibilidad de tener un lugar físico, un espacio en Málaga.

Entrevistamos a Laura Baena, su parte más íntima y personal

La lucha por la conciliación

La renuncia tras su primera maternidad hizo que Laura abanderara la lucha por la conciliación. Desde pequeña supo que quería cambiar el mundo y con esa fe sigue trabajando porque si no lo creyera no estaría aquí.

Entrevistamos a Laura Baena, su parte más íntima y personal

*Podéis seguir a Laura Baena en:

¡Os esperamos en el próximo episodio!

Han comentado...

  1. Hola, primero que nada quiero que sepan porque termine escribiendo en un blog como este. Es la desesperación, de buscar ayuda. De esa ayuda que no se escucha. Porque ya saben que en la familia más te vale ser la fuerte ante todo porque si no eres una mala madre. Porque me siento triste y desesperada muchas veces…. Y lo digo y me siento culpable al decirlo. Pues que más puedo pedir?, Siento que si me quejo estoy siendo una egoísta y malagradecida de primera. Les cuento mi historia. Por favor si alguien me Lee y tiene algún comentario o consejo que me saque de estos pensamientos se los agradezco de antemano. Soy Ingeniera Química, con maestría en Ingeniería Química y un phd en Física de los materiales. Les cuento esto porque antes de ser madre me visualizaba sólo estudiando y trabajando. Pero conocí al hombre que hoy es mi esposo y papá de mis hijos y no puedo estar más agradecida con Dios por hacerme coincidir con él. Y permitirnos ser padres de dos hermosos e inteligentes niños. Bueno… El tema es que desde el primer momento en que me convertí en mamá, me volví muy aprehensiva. Muy miedosa… Con miedo a todos. Creo que me sentía tan feliz que me daba miedo que alguien me lo quitará o desapareciera esa felicidad. En fin, mi primer hijo fue un altibajo en emociones. Todo nuevo, y con él siendo bebé pude terminar mis créditos del doctorado. Él se enfermaba para mí gusto como un niño normal pero mi familia me decía que lo sobreprotegía y que lo llevaba al médico al primer síntoma. En fin, en ese entonces no me sentía tan mal. Me sentía un tanto segura con mis acciones y decisiones como madre. Todo el tiempo estuvo conmigo, Es decir estuve con él casi al cien porciento. Porque su papá y yo decidimos educar nosotros a nuestro niño. Y no dejar la responsabilidad a los abuelos. Sin Embargo en ocasiones lo cuidaba mi mamá o mi suegra por un lapso de unas dos horas. Y cuando volvía con él sentía una ansiedad que me era difícil de controlar. Subí mucho de peso como 20 kilos. Eso me hacía sentir más mal. En fin, así estuve sobrellevando mis emociones. Hasta que decidimos tener a nuestro segundo bebé. Con él en el vientre hice mi examen de grado a doctora. Me sentí muy feliz. Cuando el nació, sentí que era pan comido lo que viniera. Él era un bebé super gordito y sano. Sentí que mis miedos y tristezas habían desaparecido pero al cabo de unos meses, él enfermo. Terminamos en urgencias internado. Diagnóstico reflujo grado tres y le había ocasionado neumonía. A partir de ahí me sentí culpable. Porque siento que todo lo di por hecho. Hasta estaba pensando en reincorporarme a la investigación. Creí que no estaba mal pedir ayuda con la familia. Para cuidar a los niños. Sin Embargo eso nunca pasó. Porque después de ese suceso vinieron unos periodos súper agotadores emocionalmente y físicamente. Me dijeron que probablemente desarrollaría asma. Nos dedicamos en cuerpo y alma a tratarlo. Le dimos lo que nos indicaban. Costará Lo que costara. Ahí fue otro desgaste económico que empieza a pegar cuando nos damos cuenta que ya no alcanza como antes. En fin…. Siento que no puedo platicar todas mis emociones. Son tantas…
    Ahora mi niño ya tiene 5 años y el grande 9. Soy muy feliz. Sigo sin trabajar. Más que en casa. Y el tiempo pasa y pues nadie me quiere contratar porque ya han pasado 5 años de que hice algo. Y mi hijo sigue enfermandose, no sé si es tan constante como mi familia me lo hace sentir. Escucho frases como otra vez! Y ahora de qué?, De lo mismo? Y se cansan de decirme típs, trucos de como le hacen ellos. De porque sus niños son sanos y no se enferman. Sin Embargo yo sé que las noches sin Dormir, velando temperatura, vomitos según sea el caso son por ellos y para ellos. Me siento cansada con ganas de llorar todo el tiempo. Anhelando querer salir con mi familia sin que represente que se van a enfermar. Pensando en que el dinero que gastamos en medicamentos, tratamientos preventivos pudiésemos usarlo en viajar. Porque les he de decir que cada oportunidad lo hacemos. Ahorita me preguntaba si soy la única mamá que tiene apenas una semana que empezó a dormir de que salieron de un cuadro respiratorio y ahorita está con un Gastrointestinal?. Sé que hay muchas mamás que su situación sin duda es mucho peor que la mía. Que si lee Esto se reirían de mi, pensando que me ahogo en un vaso con agua. Entiendo que hay mil mamás o más que de verdad sufren por enfermedad es que no saben si algún día tendrán esperanza. Lo sé y es por eso que me siento culpable de sentirme cansada, con miedo y sentirme que todo a mi. Sé que somos una familia afortunada llena de amor y unión. Sólo que de pronto me pregunto si hay alguien más que está como yo?
    Gracias por leerme

  2. QUIERO MI TITULO MALAMADRE PRO!!!
    Jajaaa me ha encantado una entrevista llena de amor de ternura por parte de los que más te quieren me encanta saber que eres como te imaginaba una genia!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.