¿Qué quieres encontrar?

23
Ser Malamadre

Ser Malamadre

El Club de Malasmadres surgió para romper con el mito de la madre perfecta y sacudirnos esa presión social que nos viene impuesta. Es lo que sentí yo al convertirme en madre y lo que sentían muchas mujeres, el origen del Club viene de ahí y me encontré con muchas mujeres en el 2.0 que lo vivían de la misma manera. Salimos del armario y aquí estamos. Hoy Maribel quiere hablarnos de ese sentimiento de Malamadre que muchas madres tienen y que es una de las consultas más recurrentes que atiende.
Maribel Gamez
*Podéis seguir a Maribel Gámez en su página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.
La estampa no tenía desperdicio. Creo recordar que en la imagen aparecía una mujer sentada en el suelo, encima de una esterilla, vestida en plan “voy a hacer yoga”, junto con su sonriente y rechoncho bebé en el regazo mientras miraba una pantalla de ordenador con una taza de café, recién salida de la peluquería, radiante de felicidad y sin un pelo de más en las piernas. Se me asemejó a una obra de arte de esas modernas que la miras y no entiendes muy bien qué significa. Mientras la observaba pensaba para mi misma: “Dios mío hay tantas cosas que no encajan aquí”, como si fuera uno de esos juegos donde tienes que adivinar cuantos errores hay… Conté por lo menos tres.
Esa fotografía, que creo vi por Internet, es un ejemplo como cualquier otro del bombardeo constante de lo que nos quieren hacer creer que debería ser una mujer. Una imagen absurda sobre lo que una mujer de hoy tiene que alcanzar para ser una mujer “completa”. Las expectativas sobre la mujer rara vez han sido tan altas e irrealizables como las que nos encontramos hoy. Se nos pide ser a la vez una mujer trabajadora, una madre incansable, un ama de casa eficiente y una esposa siempre arreglada y en forma. Y todo eso ella sola, sin ayuda. ¡Que si, que tú puedes tonta! ¡Que eres muy fuerte y tiras para delante con todo! Vitorean a coro los demás. Y es que intentan colar ese modelo por todos lados; en la televisión, en las revistas, se lo oímos a algunas de nuestras amigas… Podríamos caer en el error de pensar que estas presiones sociales sobre lo que debemos ser y hacer son simples sugerencias. Una opción de como ser mujer entre otras. Nada más lejos de la realidad. La mujer que se desvía de lo impuesto es castigada con la incomprensión de los demás o con sus críticas, no nos olvidemos que hacer algo diferente a lo que impera socialmente no sale gratis. Y si esto ocurre con el modelo predominante de mujer, las expectativas inalcanzables (y el duro castigo consiguiente si no se cumplen) se multiplican si fijamos la atención en como nos dicen que debe comportarse una madre. La temida frase “¿seré una mala madre?” Es la criptonita de la mujer de hoy. Carcome a la madre, la llena de culpa y dudas.
En la crianza subyace la idea de que si la madre no se encarga personalmente del 100% de todas las cosas que le pasan en todas las áreas de la vida a su hijo, es una Malamadre. Es más o menos como ser un Seven Eleven. 24/7. Si le compras el disfraz de Halloween en los chinos en vez de hacerlo tú con tus propias manos al anochecer: Malamadre. Si sales por la noche con las amigas y dejas a los niños con la abuela: Malamadre. Si no tienes mucha idea de cocinar y pides pizza todas las semanas: Malamadre. Si tu hijo le ha pegado un mordisco en el brazo a otro en el cole: Malamadre que no sabe educarle, como si el niño no estuviera expuesto a otras influencias o modelos de actuar más que al tuyo.
buena-malamadre

Es importante entender bien los conceptos de buena y mala madre para saber de que estamos hablando

Buena madre es la que se encarga de que el pequeño tenga cubiertas todas sus necesidades vitales en general (emocionales, educativas, de autonomía, de seguridad, etc.) Podríamos hablar de mala madre cuando en general estas áreas no están atendidas adecuadamente lo que provoca que, si esta situación se mantiene en el tiempo, el pequeño tenga problemas de diferente índole en su vida. Evidentemente la madre no es la única encargada de que estas necesidades estén cubiertas, suele haber una pareja, una familia, un entorno que la debería apoyar, pero ese tema ya sabéis que da para otro post.
Atender bien a tu hijo un día puntual no convierte a una mujer en buena madre ni equivocarse un día en mala. Una no se convierte en buena o mala madre de la noche a la mañana; es una tendencia, una forma de funcionar de manera repetida, una forma de pensar y ver la crianza. En psicología se hace referencia a la idea de madre “suficientemente buena” que no tiene que ver con las ideas tan de moda de estar ahí 24 horas o hacerlo todo perfecto, porque son ideas que no tienen que ver con la realidad. Es muy dañino pensar que en la crianza hay que exigirse hacer siempre lo óptimo en todas las situaciones, porque a veces es imposible saber que es eso de lo óptimo. Hay que aceptar que a veces nos vamos a equivocar, sería absurdo pensar lo contario. Incluso intentando hacerlo lo mejor posible la vamos a liar irremediablemente en algún momento. Pero no pasa nada porque si la tendencia es estar ahí para él en las cosas importantes eso es lo que va a hacer que se sea una madre suficientemente buena y que el niño lo perciba como tal. Esto implicar delegar a veces, permitirse aceptar algún pensamiento que aparezca de “que pereza me da ir al parque hoy con mis hijos”, implica también tener ocio, tener dudas, estar perdida y encontrarse, diferenciar lo que es una necesidad de lo que no lo es, etc.
Una madre suficientemente buena es la que en la mayoría de las ocasiones es capaz de responder adecuadamente a estas necesidades básicas del niño (emocionales, educativas, de autonomía, de seguridad) y que poco tiene que ver con comprar o no los disfraces en los chinos pero si implica compartir con él la alegría que le da disfrazarse y disfrutar con otros niños y que esta respuesta positiva hacia él ocurra en la mayoría de las ocasiones.
Mi experiencia trabajando con madres me dice que las madres malas de verdad no se plantean que lo son. Las madres que sistemáticamente anteponen sus intereses y sus deseos a los de su pequeño no dudan de lo que hacen. La madre mala es la que generalmente, la mayoría de las veces, no escucha a su hijo, no le respeta, no quiere pasar tiempo con él, no le protege, no le anima, no le regaña, no se molesta en poner límites. Porque todo eso requiere esfuerzo y a veces la recompensa es un enfado. No confundamos todas esas cosas con no querer hacer un bizcocho para una fiesta infantil y comprarlo en la panadería, por favor os lo pido.

Han comentado...

  1. muy buen post,gracias Maribel por hablar de todo tan claramente,y de nuevo gracias a Laura por darnos voz y hacernos visibles.
    Que todavia hoy en dia se nos pida que seamos madres,esposas,amas de casa y trabajadoras fuera a la vez y todo ello con una gran sonrisa y sin que parezca que no podemos con la vida….me parece un verdadero retraso y una forma más de intentar tenernos de alguna manera sometidas,ocupadas y calladitas.
    Así q sigamos gritando que no somos super woman ni lo pretendemos ser,y que la corresponsabilidad real en el cuidado de los hijos quitaria mucho sentimiento de culpa a muchas madres.
    Vivan las malasmadres!?

    1. Gracias Ana! Me alegro que te haya gustado el post. Vamos a ver si poco a poco van cambiando todos estos estereotipos y expectativas dañinas y sin sentido.
      Un abrazo!

    1. Jajajja. Aqui estamos para que no se olvide que hay cosas que no tienen sentido y que no suscribimos la mayoría de las mujeres.
      Un beso!

  2. No puedo estar mas de acuerdo, nunca se nos ha exigido tanto en la vida, en mi caso trabajo de 8 a 16:00 salgo corriendo para recoger al buenhijo a las 16:30 y a esa hora empieza el otro trabajo, el que no se paga ni se ve, lavadoras, ropa, comidas, y por supuesto hazlo todo rápido porque el buenhijo demanda tu atención (como es normal) el buenpadre llega a las 20:00 de trabajar, asique tengo dias que me planto, que dejo todo como esta, no pongo lavadoras, no recojo platos, juego con mi hijo hasta cansarme y paso de la casa y de todo. No somos superwoman !

  3. Gracias!! Precisamente hoy necesitaba leer esto. Ayer me sentía fatal por una regañina que le hice al buenhijo1 y el me reprochaba que le regañaba y me sentía fatal. Intenté explicarle que si pasaba de el y no le regañaba no estaba haciendo bien las cosas.
    Aún así me sentía fatal.
    Gracias de verdad.

    1. A veces ellos no lo entienden…es normal pero hay que poner límites igual, es una de las cosas más importantes a la hora de educar!

  4. Totalmente de acuerdo! Este tipo de artículos ayudan a reflexionar y quitarse de encima todo el peso que sobra y que en realidad no vale de nada, porque lo importante es ser auténticas.

  5. Gracias. Yo creo que todas sabemos diferenciar pero a diario nos entran tantas dudas que leerlo, reconforta

  6. Creo que un gran error nuestro, como madres, es escuchar lo que nos dice la sociedad. La verdad es que en contadas ocasiones la sociedad ha respetado o representado lo que yo considero bueno, por eso no debemos dejar que lo que dicen 4 abuelas y 4 tontos no haga sentirnos mal!
    Gracias Maribel por ayudarnos a abrir los ojos y a intentar cambiar las cosas, que es agotador estar de policia en casa y luego pelear con el resto del universo además!
    Ánimo malasmadres! A disfrutar del malamadreo!

  7. Me ha encantado el post, es que no se puede explicar mejor ni más claro.
    Besos!!

  8. Mil gracias, que claro lo veo cuando os leo y que pronto se me olvida a veces, cuando me siento la peor madre del mundo por alguna cosa secundaria…
    Un alivio para el alma este club 😉

  9. Jamás os consideraré malas madres con todo lo que lleváis encima.
    Gracias por vuestro esfuerzo y dedicación. Espero que la sociedad cambie y sepamos agradecer todo lo que hacéis.
    Un saludo y gran blog.

  10. Doy gracias al Club de Malasmadres por estar en mi vida!!! desgraciadamente tengo muy presente siempre lo que me exige la sociedad y a veces caigo en sentirme mal por cosas absurdas como comprar el disfraz en el chino del barrio….. y ahora que lo piensas… vaya gilipollez!! lo importante es que cuando tu buenhij@ lo lleve puesto tú estés ahí disfrutandolo con él/ella y no si el disfraz está hecho por tí o no…. total…. que gracias por recordarnos estos detalles tan importantes, que como han dicho algun comentario anterior, lo sabemos, pero se nos olvida tan rápido!!! Gracias por estar en mi vida Club de Malasmadres!!!!

  11. Mala madre por darse tiempo para si mima…por comprarte aquel vestido que tanto querías en lugar de juguetes nuevos para tu bebé, por recordar que nunca se deja de ser mujer con sueños propios. Cuando los hijos crecen y se van…a divina con quien te quedas? Contigo misma, nunca te abandones y si lo hiciste, perdonate. Y reencuentrate mujer ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más