¿Qué quieres encontrar?

22
¿Soy de buena marca? Cómo ayudar a nuestros hijos a crear su marca personal

¿Soy de buena marca? Cómo ayudar a nuestros hijos a crear su marca personal

Nuestra colaboradora Sonia López se adentra hoy en el terreno del personal branding o marca personal y como se extrapola a los buenoshijos. Qué apasionante y complicado es ayudar a nuestros hijos a definirse con sus pasiones, su carácter, sus virtudes y también sus defectos. De cómo intentar encontrar el equilibrio entre dejarles decidir y ayudarles a que conformen su propia identidad nos habla hoy. Os dejamos con ella.

CMM_quienessomos_09
* Podéis seguirla en @sonpa70 y en su BLOG.

Mamá, ¿qué es una marca?, me pregunta Pol mientras compramos.

– Una marca es el conjunto de signos distintivos de un producto, le explico mientras observamos diferentes artículos de las estanterías y los comparamos.

Y yo,  ¿soy de buena marca?, me pregunta con una sonrisa pícara. ¿Me comprarías?

– Yo te compro con los ojos cerrados. ¿Sabes? Para mí, tú y Xavier, sois la mejor marca que puede existir en el mercado.

Hace unos días leía un interesante artículo sobre el personal branding o marca personal. Me entusiasmó saber que existen profesionales que ayudan a sus clientes a crear su propia marca descubriéndoles sus valores, cualidades y aptitudes. Además, estos profesionales consiguen que la marca personal creada, sea apreciada por el resto de personas. Gestionan el perfil personal de sus clientes con el objetivo de alcanzar un excelente posicionamiento en el mercado.

Instantáneamente pensé que las madres somos unas verdaderas especialistas en la creación de una marca, la de nuestros hijos. Nuestro principal propósito es ayudar a nuestros pequeños a dibujar su futuro, a descubrir sus potencialidades, a crear su propia marca personal.

Este trabajo nos exigirá paciencia porque el proceso será lento, requerirá planificación, responsabilidad y alto cargamento de perseverancia. Nuestro amor deberá ser indecible.

Tengo muy claro la marca que quiero para los míos. Me gustaría que aprendiesen a ser líderes de sus vidas, con sus virtudes y defectos. A seguir cuando crean que no pueden más, a luchar por lo que les apasione, a que tengan grandes sueños, a elegir sólo aquellas batallas que merezcan la pena combatir. Pediré que se cultiven, que sean humildes, sinceros y respetuosos. Les contagiaré de pasión y valentía para que sus retos sean más grandes que sus miedos y les requeriré que cumplan cada una de sus promesas. Que sean únicos e irrepetibles, fuertes y responsables, flexibles y comprensivos.

Potenciaré su ingenio, descubriré sus talentos, lucharé por brindarles los mejores modelos, les enseñaré a gestionar su frustración. Alentaré sus esfuerzos, intentaré hacer su realidad más divertida.

No cederé a sus caprichos, no los justificaré, no les haré vulnerables. Les ayudaré a desarrollar el sentido de la oportunidad, a tener iniciativa, a ser curiosos, a no temer al riesgo, a actuar con determinación, a relativizar. Haré hincapié para lograr que valoren lo que poseen, para que disfruten de los que les aman.

Conseguiré conectar su alma con sus sueños, a vivir con pasión y sin mediocridad, a enamorarse del destino. Les invitaré a arrimarse a aquellos que les ayuden a sumar, a rodearse de personas emocionalmente inteligentes. Les prohibiré que se encadenen a nada ni a nadie, les incitaré a no desear ser imitado, a no caer en la estandarización, a no perder nunca la originalidad. Les repetiré hasta la saciedad que podrán dudar de muchas cosas, pero nunca de ellos mismos.

Intentaré ser una buena líder, su mejor referente para contagiarles de pasión y convicción. Haré de sus vidas un territorio de aprendizaje, lucharé por hacer de su existencia algo extraordinario.

Y vosotras malasmadres, ¿cómo ayudáis a vuestros buenoshijos a crear su propia identidad? ¿cómo los guiáis? ¿con que obstáculos os topáis en esta labor?

Malasmadres_lucha

Han comentado...

  1. Pues mira, me has hecho pensar. Yo soy más de actuar que de analizar, y la verdad es que no sé cómo lo hago….Me pondré a analizarlo y veremos qué obtengo, ¿Me gustará lo que vea?

    Paula

  2. Sinceramente la idea de convertir a mi hija en una ‘marca’ comprable me echa muy para atrás. En estos tiempos de marketing salvaje, creo que habría que hacer una mirada más completa y mucho menos superficial a la hora de formarlos como persona, menos marcas y más insight. El lenguaje importa mucho y la forma de llamar a las cosas también, más naturalidad please, no todo tiene que ser cool para ser bueno, es demasiado estresante y más a edades tan tempranas… uff qué pereza, educar en valores de mercado…

    1. Hola Inés muchas gracias por tu sinceridad. La idea de la marca es una simple metáfora literaria para explicar que me gustaría conseguir en la educación de mis hijos.
      No creo que mi mirada y mis objetivos sean para nada superficiales. El desear una educación integral aparece después de más de 9 años de ejercer de madre.
      Siento que no te haya gustado pero todas las aportaciones suman.
      Un fuerte abrazo!

  3. Hola, no digo que no me haya gustado, el fondo me parece bueno, lo que pasa es que creo que hay sobredosis actualmente de libros de autoayuda, de coaching, de liderazgo etc etc.
    Digamos que parece que haya que educar para conseguir algo, para ser algo, mucha directriz y poca esencia. Sé que en realidad querías decir todo lo contrario,pero por asociación de conceptos lo he relacionado con estas corrientes modernas de neoliberalismo y a mí al menos todo lo que huele a triunfador versus looser, especialmente en materia de educar me da un poco de alergia, seguramente por la sobrexposición a la que estamos sometidos día a día, en las áreas personales, laborales.. ‘reinvéntate, sé tu propio líder.. etc’¿ no se puede simplemente ser,sin más?

    1. Hola Inés,
      Me parece que entiendo el comentario, creo que te explicas muy bien.
      El post de Sonia me ha gustado, pero lo primero que he pensado al leerlo, es: y todo esto, ¿como lo hago?
      Creo que constantemente se le está poniendo un nombre y una etiqueta a algo que forma parte de educar, transmitir unos valores “buenos” (supongo que nadie quiere conscientemente los malos, no?), pero hay que listarlo todo constantemente?
      No queremos que nuestros hijos tengan marcas personales, queremos que tengan su identidad, su personalidad…y, para bien o para mal, vamos a ser parte responsable de ello.

  4. Muchas gracias, yo simplemente los acompaño en el camino, ellos eligen su destino.
    Es super enriquecedor que mamis como tú deis vueestra opinión.
    Un fuerte abrazo

  5. Francamente, me encanta tu artículo. Como lo enfocas y lo bien escrito que está.

    Como informática que soy y cuadriculada tengo mi mente, si que es cierto que les exijo lo que pueden dar, nunca menos pero siempre con humildad y sencillez. Que los sobresalientes no se ponen porque son muy listos sino porque se han esforzado. Que como bien dice un buen amigo, “lo único que cae del cielo es la lluvia” y lo que uno sea en la vida es por elección.

    Yo les digo que ellos son niños ricos porque tienen una casa, una educación, no les falta comida ni ropa y no tienen que trabajar ni viven en una zona de guerra como si lo hacen niños de otros países.

    Quiero que valoren lo que tienen y luchen por lograr un mundo mejor. Procuro ser ejemplo y lider y sobre todo, darles mucho cariño (aunque en casa yo sea la mala y el buenpadre el guay y el amoroso).

    Me encanta el artículo, es divino, de verdad.

    Felices Fiestas

    1. Muchísimas gracias Maria me han encantado tus palabras. Coincidimos en el estilo educativo que le queremos dar a nuestros hijos. la pedagogía del esfuerzo y el aprender a superar la frustración es base para acompañarles en su vida. Es esencial que les acompañemos en cada uno de sus aprendizajes.
      Felices fiestas y nuevamente muchas gracias

  6. Hola. Yo a veces me siento perdida en esta tarea…Pero lo que tengo claro es que inculco que sean ellas mismas. Con la pequeña aún es pronto pero con la mayor ya hay situaciones en las que insisto e intento hacerle ver que tiene que tener su propia identidad y que cada niño vive una situación diferente en su casa. De igual manera, intento que ella misma trace su camino. Le doy libertad para que experimente cosas nuevas y eso la ayude a definirse. No le cierro puertas ( si no es porque sea del todo imposible conseguir su objetivo) e intento que valore lo que tiene. De tanto en tanto quiero que colabore en iniciativas solidarias para que se de cuenta de que la vida puede ser muy diferente para unos que para otros, y seguramente eso explique muchas cosas.
    Y el respeto. Que entienda que TODO el mundo se merece un respeto.
    Difícil…

    1. valorar lo que tienen, ser agradecidos y soñar alto. Poco a poco les enseñaremos a conseguir que sean grandes personas.
      Muchas gracias, un fuerte abrazo

  7. Para mi lo más importante a día de hoy es que sea feliz y que no pierda la ilusión ,que sepa valorar a la personas .Es muy pequeña solo tiene 8 meses pero ya tiene su propia personalidad y a su padre y a mi nos hace mucha gracia.Vemos que no se rinde cuando quiere algo y que es muy cabezona.Creo q mi labor es de aconsejar y apoyar e intentar darle el mejor ejemplo posible.

  8. Acompañarles en sus aprendizajes y confiar siempre en ellos!! Seguro que así se convierten en los niños más felices del mundo!!
    Un fuerte abrazo

  9. Simplemente, tu post, me ha encantado. Tengo un bebe de 19 meses y es justo la educacion que quiero darle…. Que sienta todo lo que haga, lo que sea, lo que diga, que su esencia este en todo, que exprima sus virtudes y conviva con sus defectos, que sea unico. Toda esta dura tarea, por supuesto compite con nuestro cansancio diario, trabajo, responsabilidades….. Pero hay que hacer un esfuerzo para mas tarde, poder disfrutar de los frutos.

    1. Muchisimas gracias me alegra muchísimo que te haya gustado. “Que sienta lo que haga” que preciosa frase.
      un fuerte abrazo y felices fiestas!!

  10. Gracias Sonia por expresar de forma clara y resumida los deseos de una “simplemadre” como yo, artículos como el tuyo me ayudan a encontrar el camino en las muchas veces que me he desviado.
    Feliz Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más