¿Qué quieres encontrar?

92
“Llevar un estilo de vida demasiado aferrado a lo material, no es bueno para nosotras pero tampoco para el planeta”

“Llevar un estilo de vida demasiado aferrado a lo material, no es bueno para nosotras pero tampoco para el planeta”

Pequeños gestos, grandes cambios que pueden impactar en nuestro planeta y medioambiente. Esta frase define a María Negro, la creadora del Hervidero de Ideas, consultora y formadora en Sostenibilidad que hoy nos presenta su libro ‘Cambia el mundo’. En él nos enseña a ser más sostenible y a entender que nuestras acciones tienen un gran impacto en la naturaleza. Y además sigue leyendo hasta el final porque hoy sorteamos 2 ejemplares de su libro.

La entrevista a María Negro

Ficha técnica Maria Negro

Acabas de publicar tu libro “Cambia el mundo” ¿qué van a encontrar las Malasmadres en él?

Una guía práctica escrita desde la empatía y la humildad que muestra cómo podemos tener una vida más sostenible y consciente a través de 10 sencillos pasos.

En él doy multitud de consejos, trucos, ejercicios y recursos para reflexionar sobre el poder individual que tienen nuestras acciones, hábitos y decisiones diarias a la hora de minimizar nuestra huella en el planeta.

A través de él aprenderán a reducir sus residuos, consumir con cabeza, evitar la basura desechable o desperdiciar menos comida. No solo hablo de sostenibilidad sino de mucho más: emociones, feminismo, empoderamiento, autoconocimiento, activismo y sobre todo comparto los descubrimientos, dudas, frustraciones y aprendizajes de esta búsqueda hacia una vida más sostenible. Que me ha permitido conocerme mejor, conectar más conmigo misma y vivir más alineada con mis valores y espero que también ayude a muchas malasmadres a conseguirlo.

Hablas en tu libro “Cambia el mundo” que nos hemos centrado más en el tener que en el ser, ¿cómo nos afecta individualmente¿ ¿y qué impacto tiene sobre el planeta?

Se nos ha vendido la idea de que “somos lo que tenemos” y sin querer, nos lo hemos creído. Todas en algún momento nos hemos preguntado por qué necesitamos tantas cosas para vivir,  como es posible que nuestra casa esté abarrotada de tantas prendas, juguetes y objetos que apenas utilizamos etc;  porqué estamos tan apegadas a lo material y nos cuesta tanto deshacernos de lo que tenemos.

Casi sin darnos cuenta, hemos basado nuestra identidad y nuestra autoestima en la cantidad de pertenencias que poseemos. Reafirmándonos a través de la ropa que vestimos, del bolso que llevamos, del coche que conducimos, etc.

Y esto nos hace sentirnos culpables, nos genera ruido, bloqueo mental, agobio, ansiedad, estrés y vacío. Buscamos desesperadamente organizar nuestras casas siguiendo el método de Marie Kondo, ganar y liberar espacio, tener paz mental, ser más productivas, todo ello con el fin de recuperar el control y la calma. Aunque en el fondo seamos conscientes de que lo que realmente nos llena, no se compra con dinero: pasar tiempo en familia, disfrutar de una puesta de sol, un paseo por una playa, perder la noción del tiempo leyendo un buen libro, etc.

Llevar un estilo de vida demasiado aferrado a lo material, no es bueno para nosotras pero tampoco para el Planeta, porque estamos contribuyendo al agotamiento de recursos, a la contaminación, a la generación de residuos, entre otros factores. 

Momento para explorar nuevas fórmulas

Durante esta crisis por la Covid-19 habremos utilizado menos del 20% de las cosas que tenemos. ¿Crees que puede ser un punto de inflexión para repensar nuestra forma de consumir?

Sin duda. Creo que esta situación nos ha hecho reflexionar sobre cómo estábamos viviendo hasta ahora y lo más importante, sobre cómo queremos hacerlo en el futuro.

A pesar de la gravedad de la situación, esta crisis puede ser un buen caldo de cultivo para repensar nuestra forma de vivir y consumir, construyendo a través de nuestros hábitos un panorama más amigable con nosotras mismas y con el planeta.

Es un momento idóneo para explorar nuevas fórmulas: ciudades más verdes y habitables (el confinamiento nos ha demostrado que las urbes están diseñadas para los coches y los edificios, no para las personas ni para las familias), apostar por el teletrabajo y la conciliación, minimizar nuestro impacto ambiental a través de nuestros pequeños gestos diarios, dirigir nuestro consumo hacia uno más meditado que apoye el comercio local y a marcas y empresas respetuosas con el planeta, reducir los residuos que generamos y gestionarlos de manera adecuada, reaprovechar y alargar la vida de lo que ya tenemos, fomentar la educación ambiental en escuelas y en las familias….

Sin duda, estamos ante una hoja en blanco que podemos reescribir.

Otra de las cosas que nos ha ayudado este confinamiento es a ordenar y organizar las cosas que tenemos en casa. ¿Qué relación tiene el orden en casa con el consumo?

El orden y la organización son potentes herramientas para simplificar nuestra vida, ganar espacio y practicar el desapego. Seguro que a más de una Malamadre le habrá pasado eso de comprar por ejemplo un cuaderno pensando que no teníamos ninguno y luego al tiempo encontrar cuatro en casa.

El orden nos ayuda a:

  • Tomar conciencia y llevar un control de lo que hay en casa
  • Ver si acumulamos demasiadas prendas, juguetes, cosméticos y detectar qué nos sobra y qué nos falta realmente
  • Desapegarnos de lo material y evitar compras impulsivas y no meditadas.  
  • Aprovechar lo que poseemos reutilizándolo y reaprovechándolo al máximo
  • Simplificar nuestra vida, necesitar menos, ahorrar dinero y ganar espacio y felicidad.

Eso sí, el orden sin reflexión no sirve de nada.  Es un buen recurso para ser más consiente y llevar una vida más sostenible si nos permite consumir de manera más meditada. No sólo hay que poner atención en lo que SALE de nuestras casa cuando hacemos limpieza, sino también en lo que ENTRA para no llenar de nuevo los espacios rápidamente y caer en una espiral sin fin.

¿Qué pequeños hábitos podemos incorporar desde ya María? Las Malasmadres somos espejos de nuestros buenoshijos/as y esto puede ayudarles a tomar conciencia.

Precisamente en el libro planteo un método para llevar una vida más sostenible a través de diez sencillos pasos. Cada uno está relacionado con una esfera de nuestra vida: qué necesitamos para ser felices, qué comemos, cómo nos movemos, de qué forma consumimos, qué residuos, generamos, cómo podemos tener un hogar más eficiente, cómo viajamos, qué hay en nuestro baño, etc.

No hay un único camino, todos son válidos, lo importante es que empecemos a actuar. Si tuviera que destacar 3 hábitos poderosos de todos los que desarrollo en el libro serían estos:

  • Minimizar nuestros residuos tanto en la cocina como en el baño evitando el desperdicio de alimentos, comprando a granel, dejando a un lado todo lo desechable, apostando por la cosmética solida y por objetos reutilizables y duraderos.
  • Reducir nuestras necesidades y simplificar nuestra vida
  • Consumir de manera responsable reflexionando sobre dónde va a parar nuestro dinero y a qué tipo de empresas apoyamos con él.
View this post on Instagram

Últimamente ando visitando muchas “casas” dando formaciones sobre Sostenibilidad en empresas como @linkedin o participando en eventos para promover el desarrollo sostenible como @los18org pero hay una casa que me hace muchísima ilusión visitar, la Malamadre House! 💥🎉🎉 y es que con motivo del #diamundialdelmedioambiente mañana participaré en una charla y mesa redonda que se retransmitirá en riguroso directo desde la house de @malasmadres en la que hablaremos sobre cómo podemos ser más #sostenible en nuestro día a día. Sois muchas las que me preguntáis sobre #consejos y #tips y sobre cómo podemos transmitir los valores del cuidado y respeto del #planeta a los más pequeños, pues mañana en el directo que se retransmitirá a las 19,00 hs a través del perfil de @malasmadres en instagram y facebook, hablemos sobre eso y mucho más: #aprovechamiento de alimentos y de las cosas que tenemos, cómo evitar el #consumismo, el #despilfarro, sobre #consumo responsable, #reutilización, reciclaje en definitiva sobre qué acciones individuales podemos hacer en nuestro día a día para vivir de manera más sostenible y consciente. Y no estaré sola en charla tan interesantísima sino que me acompañarán mi querida Laura de @malasmadres Paloma @7paresdekatiuskas y Beatriz Egido de @ecovidrio ¿nos acompañarás? #malasmadreseco #diamundialdelmedioambiente #pequeñosgestosgrandescambios #madres #eco #estilodevida – Fotografia @olgavallejo.es

A post shared by Maria Negro l Comunicación (@soymarianegro) on

¿Por qué nuestros baños están abarrotados de productos y cosméticos? ¿Realmente es esto esto necesario?

Me encanta esta pregunta porque creo que la razón está muy relacionada con el mensaje que trasmitís desde Malasmadres: “No tenemos que ser perfectas, sino aceptarnos tal y como somos y abrazar más nuestra imperfección”.  Existe una gran presión social sobre el cuerpo y el aspecto físico de la mujer, parece que debemos mantenernos inmutables con el paso del tiempo, de los embarazos y las circunstancias de la vida ¿verdad?

  • Por eso uno de los principales consejos que doy en el libro para tener un baño más amigable con el planeta es empezar a revisar nuestros juicios internos sobre nuestro cuerpo y trabajar nuestra autoestima y aceptación para necesitar menos cosméticos. Después de ese primer ejercicio podremos ir dando más pasos para ser sostenible en nuestra higiene y cuidado personal.
  • Uno de ellos es mantener nuestros espacios ordenados y organizados; así sabremos a ciencia cierta qué tenemos en casa y evitaremos compras compulsivas.
  • Para aquellas prendas, objetos, herramientas o electrodomésticos que se utilizan de manera puntual o para ocasiones especiales podemos echar mano de opciones como el alquiler, préstamo o el intercambio. Así si tenemos una boda o evento podemos pedir prestado un vestido a otra malamadre en vez de comprar uno nuevo que quizá solo nos vayamos a poner un par de veces.
  • Apostar por las experiencias a la hora de regalar: una acampada en familia o un masaje para ti. Reduciremos nuestras pertenencias, descubriremos nuevos hobbies y educaremos en valores a los más pequeños de la familia.

Rodearnos de aquello que tenga un significado para nosotras y liberarnos de lo que no nos aporta como regalos promocionales, papeles, objetos que no utilizamos…

La alimentación vegana, ¿de qué manera impacta en el medioambiente?

Lo que hay en nuestro plato está íntimamente ligado con medioambiente, por ello podemos minimizar nuestro impacto a través de lo que comemos, ya que lo hacemos 3 veces al día durante toda nuestra vida. Además de evitar el desperdicio de comida, apostar por el consumo de alimentos de temporada de Km0 y de origen ecológico, podemos marcar la diferencia reduciendo el consumo de carne y de alimentos de origen animal.

 “La FAO (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) calcula que el sector ganadero, especialmente el vacuno, es responsable de la emisión del 14,5 % de los gases de efecto invernadero(Fuente: Libro Cambia el Mundo, María Negro Ed. Zenith 2020 )

Este es un tema del que hablo largo y tendido dentro del libro, pero en conclusión reduciendo nuestro consumo de carne y proteína animal y fomentando otros alimentos de origen vegetal como frutos secos, frutas, verduras, legumbres, cereales, etc estaremos siendo mucho más sostenibles y eficientes. Ahorraremos recursos como agua, tiempo, dinero, espacio cultivable y emisiones de CO2; evitaremos la deforestación de reservas naturales y contaminación del suelo, del aire y del agua, así como el sacrificio de millones de animales.

Por lo tanto revisar lo que comemos puede ser un gesto revolucionario a la hora de minimizar nuestro impacto en el planeta.

Abrimos nuestro armario y siempre pensamos que no tenemos nada que ponernos aunque está lleno, ¿de qué manera podemos minimizar el consumo en este sentido?, ¿qué propuestas nos das?

Un recurso muy útil es contar el nº de prendas que hay en nuestro armario, aunque sea engorroso o nos parezca una tarea interminable, nos va a ayudar darnos cuenta de que tenemos más de lo que necesitamos.

A la hora de elegir qué prendas debemos tener dentro de nuestro armario, es muy importante apostar la calidad antes que por la cantidad. Materiales duraderos, resistentes y a poder ser sostenibles como el algodón orgánico, el lino o el cáñamo. Evitando los sintéticos como el poliéster porque provienen del petróleo y su impacto medioambiental es mucho mayor.

Y por último, no dejarnos guiar demasiado por las tendencias o modas y apostar un armario minimalista que contenga sólo prendas que nos sienten bien, sean de nuestro estilo y que nos encanten.

Educación del medio ambiente en el colegio

¿Qué te gustaría que consiguiera tu libro?

Me gustaría que sirviera para remover conciencias, que nos hiciera recuperar el poder que todas tenemos (y muchas veces e nos olvida)como consumidoras, ciudadanas, individuos o madres y nos diera la información, los recursos, las herramientas y la motivación necesaria para empezar a actuar.

Que nos ayude entender que todos somos agentes y lideres capaces de generar un cambio global a través de nuestras acciones individuales en nuestro día a día.

Debemos tener presente que lo que pensamos, hacemos, compramos y decidimos tiene un impacto en el entorno y que en nuestra mano está contribuir a este cambio de conciencia.

Porque para cambiar el mundo tienes que empezar por el tuyo propio. 

Y ahora un cuestionario corto…

  • Tu deseo verde para un futuro… que la educación ambiental llegue a las escuelas y se estudie de manera integral desde pequeños.
  • Tu consejo para las Malasmadres que no saben cómo empezar a cuidar el planeta… que se olviden de ser perfectas, de hacerlo mal, que empiecen con algo que sea importante para ellas: el armario, el cubo de la basura, la alimentación, el baño, el consumo, etc y comiencen a dar pequeños pasos para ser más sostenible en su día a día.
  • Ser sostenible es… llevar una vida más alineada con lo que piensas, crees y sientes, sin comprometer al planeta. Es un proceso introspectivo que te descubre sobre ti misma, te hace descubrir una mejor versión de ti misma, estar más conectada con tu esencia y ser más feliz.
Libro de María Negro "Cambia el mundo"

Andrea y Mari Fe son las ganadoras del sorteo

Andrea con el comentario número 7 y Mari Fe con el comentario número 64 se han hecho con los ejemplares del libro de María Negro.

**Importante: se han eliminado del recuento las respuestas dadas por el Club de Malasmadres y los comentarios que salían fuera de fecha de concurso.

¡Gracias a todas por participar!

Han comentado...

  1. Nosotros somos una familia de 3 personas y estamos muy concienciados con el medio ambiente desde hace muchos años.
    Lo primero que comenzamos a hacer son cambios en la casa de aprovechamiento de agua, cuando nos duchamos o ponemos la lavadora todo el agua va como riego de jardín, que mucha gente nos preguntaba si el jabón no estropeaba las plantas, y os puedo asegurar que no, desde que optamos por ello las plantas están pletóricas. También hemos hecho un aljibe para la recogida de aguas de los canalones y nos sirve de riego para las plantas, así como hacer compost con los restos orgánicos de frutas y verduras.
    También ha entrado en casa un coche eléctrico que lo recargamos con placas solares y os aseguro que el ahorro es muy considerable.
    Cada día objetivos nuevos, e ir aprendiendo.

  2. Usar el coche muy de vez en cuando. Comprar siempre que se pueda de segunda mano.¡Cocinar mucho! Comprar al granel!

  3. Nosotros en casa: nada de papel albal ni de plastico, envoltura con papel de cera de abeja o silicona. Tupper de cristal, y aprovechar todos los tarros de cristal que haya. Y reusar, y heredar! Que no está la cosa para tirar las cosas a lo loco 😉

  4. Desde el confinamiento estamos haciendo una limpieza en casa impresionante, un “sin piedad” que digo yo.
    Reutilizamos, reciclamos y damos todo lo posible, no tiramos nada y respecto a la comida, lo mismo.
    Se seca el pan, pues hacemos torrijas….
    Y lo que me queda por aprender y hacer …..
    Haber si puedo seguir los consejos del libro….

    1. Un asunto muy interesante este libro sobre lo que hay que concienzarse, y con pequeños gestos que no cuestan nada dejaremos un mejor planeta a nuestros hijos

  5. Pues yo he ido dando pasitos en esto del consumo responsable y la sostenibilidad. Porque no hay que ir de prisa sino disfrutando del cambio y el crecimiento a mejor. Creo que mi primer paso, allá por el 2017, fue pasar a los jabones sólidos, luego a los champús sólidos, la copa menstrual y las servilletas de tela de toda la vida. A partir de ahí todo ha sido un suma y sigue, porque en esto de la sostenibilidad lo mucho o lo poco que hagas no es lo que cuenta sino realmente hacer 😉 Sin embargo, para mí la gran aportación que hemos hecho al medio ambiente tuvo lugar hace poco más de un año cuando decidimos dejar el coche. Somos una familia de 4 miembros que desde entonces se mueve caminando o en transporte público. En mi mente ahora ronda otro objetivo: la banca ética. Sigamos sumando!! 😉

  6. Nosotros en casa preparamos menú semanal, al comprar hacemos la compra por cantidades p.ejemplo 5 manzanas, 5 kiwis, 3 filetes de pechuga pavo… no compro por kilos o gramos.
    De ropa, compramos cuando se rompe y los crios heredan. Reciclamos todo lo reciclable. Utilizamos mercado de 2 mano también. No fumamos 1 por salud y 2 por medio ambiente; entre otras muchas. Entre otras.

  7. Nosotros tenemos toda una batería de medidas, que vamos ampliando conforme nos va dejando la vida. Aquí algunas:
    – renunciar al coche. En casa todos tenemos bicis y vamos al trabajo o de excursión en bici o transporte público
    – con mis hijos hemos usado y seguimos usando pañales de tela
    – yo uso copa menstrual y salvaslips de tela
    – usamos champú y gel de ducha sólidos
    – compramos productos bio
    – cultivamos nuestro propio huerto
    – elegimos productos con envases reutilizables (en Alemania podemos devolver botellas, botes de yogur y envases de huevos, en los sitios adecuados).
    – compramos ropa y juguetes de segunda mano, y vendemos o regalamos la ropa y juguetes que ya no utilizamos
    Seguro que nos queda mucho por hacer, pero me gusta pensar que cada pequeño gesto es ya un paso en la buena dirección 🙂

  8. Hola, aunque parezca una tontería, hacer el menú semanal para preparar la lista de la compra, además de ahorrar tiempo, me permite no derrochar en comida. También reutilizo la ropa entre los niños y luego se la doy a alguna amiga. Hay abrigos de mi hijo mayor que han pasado por cuatro manos. Otro recurso es pensar muy bien en la ropa que quiero comprar, si de verdad la necesito y la voy a utilizar. La tengo varios días en la cesta de la compra antes de decidirme a darle al click. Esto me ahorra muchas compras.

    1. ¡Grandes gestos por tu parte, Malamadre!

      Gracias por cuidar nuestro gran planeta 😘😘

  9. Pues la verdad que en esto de la sostenibilidad y el consumo responsable han sido muchos los pasos que he ido dando, de a poquito. Sin prisa pero sin pausa, que es como mejor se hacen las cosas. Quizás mi mayor contribución, o más bien, la de nuestra familia ha sido la de prescindir del coche. Hace un año y tres meses que le dijimos adiós a nuestro coche y ahora nos movemos a pie o en transporte público. Mi siguiente gran reto es el de pasarme a la banca ética.

    1. Woww!! vaya cambio.
      Nos alegramos mucho de la aportación tan grande que estáis dando para el cuidado del ecosistema.

      ¡Muchísimas gracias y a seguir! 😘😘

  10. Desde hace años me preocupa especialmente la manera de consumir que tenemos, algunos cambios que hemos introducido en casa son: reducir el consumo de carnes, comprar al día para evitar que se pasen los alimentos, reutilizar envases, decorar la casa con elementos que a menudo otros tiran (es increible las joyas que puedes encontrar!)y ahora que voy a ser mamá, vamos a heredar toda la ropa q podamos y me hace especial ilusión que mi peke crezca en una familia con conciencia eco, seguro que él nos anima a seguir en este camino de cambio sostenible 🙂

    1. ¡Qué bien te tienes que sentir con una vida tan sostenible como la tuya!. Tu bebé crecerá en un hogar con grandes valores eco.

      Gracias por enseñar a cuidar lo más grande que tenemos, nuestro planeta.

      😘😘

  11. Nosotros en casa hemos hecho un gran esfuerzo por eliminar los plásticos de un solo uso, siempre reciclamos y priorizamos el consumo de legumbres! Yo personalmente cada vez tengo menos ropa y menos cosméticos.

  12. Pufff. Lo intento todoooo. E intentando convencer a todos los q están a mi alrededor. Pq no existe la cultura medioambiental. Viva las 3 R!!!!

  13. Uso cometica sólida e intento reducir al máximo el consumo de plástico. Antes del confinamiento compraba casi todo a granel y había conseguido reducir el consumo de carne,.ahora volviendo poco a poco a retomarlo… Ahorramos agua que recuperamos de cocinar para regar las plantas y limitamos la compra de.ropa nueva… Y con todo y con eso me sabe a.poco y siento que me quedo muy corta…

    1. ¡Anda! Qué buena idea la de regar las plantas con el agua que cocinamos.

      ¡Muchas gracias y a seguir ayudando! 😘😘

  14. Cada vez compro menos ropa y de calidad para que dure. Y apuesto en casa por reciclar al máximo.. hasta aprovecho el agua de la secadora para evitar una tirada de cadena de WC!

  15. Siempre intento seguir reduciendo mis residuos: llevo mi bolsa de la compra, bolsas para la fruta, jabón de manos al peso… intento ir de uno en uno para que sea más fácil

  16. Reducir el máximo consumo de productoscon plástico, compra a granel, al “Pagés” de toda la vida, estoy en el proceso de dejar la carne y pocos productos veganos (se pueden hacer hamburguesa de garbanzanos), reutiliza ropa de segunda mano. Una vida con pocos lujos y sin necesidad de miles de cosas. 💚🌏

    1. ¿¡Para qué querer grandes lujos si no cuidamos nuestro planeta!?

      Gracias por ser una más aportando 😘😘

  17. Pues se intentan cambiar hábitos poco a poco, para irlos asumiendo con facilidad. Por aquí usamos pañales de tela, esponja para limpiar el culete, botellas reutilizables, servilletas de tela, cepillos de bambú, compranos a granel casi de todo, tenemos ducheta en el WC, jabón y champú sólido, pajitas de metal, estropajo de lufa, nueces de lavado… pero mi misión autoimpuesta es “dejar una semilla de conciencia ecológica en cada persona que conozco” En ello estamos.
    Gracias María y gracias malasmadres

    1. Gracias por unirte a la causa de ser más sostenibles, y sobre todo, gracias por enseñar a ser mejor ciudadan@ 😘😘😘 .

  18. Educar a los niños en la austeridad es plantar semillas para un mundo mas sostenible. Mis hijos por su comunión no tienen regalos, hacen una colecta para donar lo recaudado a alguna ONG. Les hace mas ilusión que cualquier otra cosa. Nos retamos para encontrar nuevas ideas para reducir los envases, compramos a granel siempre que podemos, hacemos jabón en casa, hace años que desterramos el film de plástico…

    1. Vaya buenoshijos que tienes, ¡enhorabuena por ellos!

      Gracias por la educación que das y gracias por seguir ayudando al medio ambiente 🤗

  19. Nuestro pequeño gesto es reciclar tosos los residuos, incluso el orgánico, ir a la compra con bolsas de tela o canasto, y reultilizar el agua del aire acondicionado para regar las plantas (va genial) o fregar. Deseando leer el libro para seguir aprendiendo y cuidando nuestro planeta.

  20. Nosotros separamos basura y reciclamos todo lo que podemos, sobre todo para darle una segunda vida a cosas como libros, juguetes, etc. También estamos haciendo limpieza para tener menos cosa se intentando comprar de una forma responsable.

  21. Además de reciclar lo que hago es darle una nueva vida a aquello que ya no sirve. Por ejemplo, las cajas de madera de la fruta las uso como estanterías para meter pequeños libros o los uso como separadores de fruta y verdura en la nevera.

  22. He decidido no comprar por comprar, sólo lo justo y necesario, por lo menos en la ropa, la q ya no me pongo la dono a una ONG y la vieja la reutilizo para trapos o la llevo a contenedores especiales de reciclaje de ropa. Reciclar lo demás, como plástico, papel, vidrio ya lo llevamos haciendo en casa hace años y ya no compró botellines de agua cuando salgo con mis hijas, nos llevamos de casa botellas ecológicas llenas agua, aún así siempre se puede seguir mejorando, en ello estamos.

  23. Yo pongo mi granito de arena yendo en bici a trabajar. Además utilizo discos desmaquillantes reutilizables y hace ya mucho que me pasé a la copa y a las braguitas menstruales.

  24. Enhorabuena de nuevo por tu libro, María!!. Me encanta leer aquí tantas Malasmadres que comienzan a dar sus pasos hacia la sostenibilidad, porque como ya sabes, lo que realmente queda en la educación es lo que se aprende en casa. Tenemos un gran apoyo en los coles con las madrinas de Madres por el Clima, la campaña recreos residuo cero y muchas otras cosas, pero las Malasmadres somos las que estamos al pie del caños, guerreras, educando y cuidando el futuro (y el presente) de los buenoshijos. Aún no me he hecho con tu libro (no me mates…) pero lo tengo en la lista de deseos.
    Ojalá sigamos muchas Malasmadres los “pequeños gestos, grandes cambios” cada una en su punto del camino, avanzando hacia la sostenibilidad.
    En casa la vivimos y la proclamamos cada día. Hemos vuelto a lo esencial, a la sencillez, al no generar residuo, a pensar qué entra y cómo va a salir, qué huella de carbono generan nuestros actos, qué coste ambiental y social tiene… la ética del consumo, ya sabes. Vale, lo dejo que me pongo muy pesada.
    Muchas gracias Malasmadres por abrir ventanas a la sostenibilidad en este blog, porque nos va el futuro en ello.

  25. En casa somos familia numerosa y apostamos por no utilizar plastico, ir caminando a todos sitios, reciclar residuos y no tirar alimentos, “la comida no se tira”. Pero seguiremos mejorando.

  26. Nosotros reducimos al máximo el uso de plásticos y usamos la bicicleta en todos los trayectos. Nos acabamos de mudar a una casa con huerto y tratamos de autoconsumir lo máximo posible (verduras, frutas y huevos de nuestras gallinas!). También priorizamos las compras de proximidad.

    1. ¡¡¡Qué envidia nos das Malamadre!!!
      Vaya lujo poder comer fruta y verdura de tu propia cosecha, sobre todo…. una tortilla con tus huevos caseros… 🤤
      ¡Muy bien María. Gracias y un besote enorme! 😘

  27. A parte de reciclar plástico, cristal y cartón reutilizo botes de plástico para comprar productos de limpieza a granel y los botes grandes de cristal para guardar frutos secos o legumbres. Voy a la compra con carro y bolsas reutilizables. Utilizamos estropajos de lufa para evitar micro plástico y con la ropa que ya no nos queda bien, los niños crecen mucho, la donamos a familias amigas que las necesitan y si está estropeada la utilizamos para hacer trapos para limpiar.

  28. Reducir el consumo de plásticos cuando vamos a comprar e informarnos mucho en millones de webs para conseguir todo lo que necesita mi peque evitando al máximo plásticos y productos dañinos tanto para ella como para en planeta

  29. Dos bebès con 11 meses de diferència entre uno y el otro y hemos usado pañales de tela, a pesar del estrés de dos bebés! A parte…toallitas de tela, copa menstrual, botellas reutilizables siempre des de Haze más de 10 años, boca and roll,….en casa solo entran plásticos quando los trae mi suegra!

    1. ¡Querida, eres toda una protectora de nuestro planeta!
      Sigue así, you can do it!
      💪💪

  30. Nuestros pequeños granitos de arena consisten en:reducir el consumo de carne y procesados, evitar los plasticos y priorizar la compra a granel, utilizar los bee wrap en lugar de papel aluminio o film de plástico. Reciclamos el aceite usado (mi madre hace jabón). Reducimos a la mitad el detergente de la lavadora para los lavados.

    1. Mil gracias por esos tips que nos van a ayudar a mejorar mucho más nuestro medio ambiente. 😘

  31. En casa cuidamos el medioambiente de varias maneras: disminuyendo residuos (bolsas de tela para la fruta, carro de la compra, boc&roll para los almuerzos), separando residuos, reutilizando ropa (heredamos y donamos a l@s prim@s), comprando menos y usando más lo que ya tenemos. Me ha encantado la entrevista!!!

    1. jajajaja que típico lo de heredar ropa… muchos de nuestros buenoshijos tienen heredado ropa de nuestros familiares. ¡Nunca pasa de moda!😜😜
      ¡Besos y gracias!

  32. Hola,

    muy buen artículo, ya que sino nunca nos conformamos con lo que tenemos y somos infelices. Tenemos que ser más sencillos y dejar lo material y sobretodo enseñar estos valores a los más pequeños que están rodeados de tanta historia que ya veremos si se podrá mantener en un futuro cercano.

    Anabel

    1. Cuanta razón tienes, Malamadre… lo primordial de un buen futuro para nuestro planeta es la educación que le damos a nuestros buenoshijos para cuidarlo.

      ¡Gracias y besos!

  33. En casa cada vez estamos más concienciados con el medio ambiente, estas son algunas de las cosas que hacemos:
    – Siempre que podemos vamos andando o en bicicleta. Hace muy poco nos hemos cambiado a un coche eléctrico.
    – La compra la hacemos a una cooperativa de cercanía que nos envía alimentos ecológicos y sin plásticos. No somos vegetarianos, pero hemos reducido muchísimo el consumo de carne y pescado, máximo una vez por semana.
    – En la higiene pastilla de jabón, champú sólido, ..
    – Yo uso la copa menstrual.
    – Mascarillas reutilizables.
    Son sólo algunos ejemplos de cómo poco a poco es necesario ir cambiando nuestros hábitos. Yo me dedico a la enseñanza e intento inculcar estos valores a mis alumnos.

    1. ¡Lo de la copa menstrual es todo un invento! Se merece un premio para quién lo haya inventado… Muy importante sí, para cuidar nuestro medio ambiente.

      Muchísimas gracias por inculcar a nuestros buenoshijos una cultura más rica en sostenibilidad.

      ¡¡Gracias y besos!! 😘😘

  34. Nosotros guardamos todas las semillas de las frutas que comemos y luego las esparcimos por el campo. También usamos pajitas metálicas y no salimos de casa sin una bolsa de tela. Además estamos mirando para usar pañales de tela.

    1. ¡Muchas gracias por dar ejemplo de que sí se puede cambiar y cuidar el ecosistema! 😘😘

  35. Nosotros en casa guardamos las semillas de todas las frutas que comemos y luego las repartimos por el campo

  36. Ir a comprar con bolsas de tela para no usar bolsas de plástico y mi carro para usar el pequeño comercio y así ir dando un paseo para no coger el coche y ir al centro comercial.

    1. ¡Oye! No está nada mal ese paseo hasta el centro comercial, ¿verdad?. En muchas ocasiones dependemos de un coche por comodidad, pero no somos realmente consciente del daño que causamos con esto al medio ambiente.

      ¡Gracias por ello Malamadre 😘 !

  37. Me di cuenta de todo lo que tenia al mudarme a casa de mi novio. Desde entonces, estoy trabajando para evitar comprar, e ir tirando todo lo que no uso. Me va bien la premisa, para que una cosa entre, otra debe salir.

    1. Muy buena premisa esa… Muchas de nosotras usamos el “¿me hace feliz?” Si es que no, a la basura o destinado a alguna asociación benéfica, si es que sí ¡LO USAMOS!

      ¡Besos y gracias!

  38. Intento reutilizar al máximo los envases antes de reciclarlos, hago la compra semanal con una lista para evitar acumular productos innecesarios que puedan caducar antes de su uso y a la hora de comprar ropa y calzado suelo ser muy minimalista e intentar combinar lo nuevo con prendas que forman mi fondo de armario.

    1. Mi gesto es intentar concienciar a las niñas y niñas sobre la ciudad sostenible y todo lo que esto implica, desde lo macro a lo micro de nuestra casa. Las niñas y los niños son YA, HOY ciudadanxs de derecho, de ellxs dependerá el cambio para que su futuro sea en un planeta saludable. Me ha encantado el post. Muchas gracias.

    2. Viene muy bien comprar prendas básicas porque así podemos combinarlas con otras que tengamos.

      ¡Gracias por ayudar a proteger nuestro planeta!

  39. En casa compramos en tiendas locales alimentos frescos evitamos procesados y empaquetados en plásticos. Usamos pastilla de jabón no genera residuos de plástico. El agua de la ducha la usamos para el WC cocinamos más cantidad de alimentos para tener para dos veces y así ahorramos energía…….

    1. Gracias a comprar en tiendas locales ayudamos también a los pequeños comercios.
      Muy bien las acciones que llevas a cabo para nuestro medio ambiente.

      ¡Gracias y a seguir así! 😘😘

  40. En casa siempre hemos sido de separar residuos para reciclar, procuramos no almacenar cosas innecesarias y como vivimos en un pueblo utilizamos el coche lo imprescindible. Procuramos reducir el consumo de plástico pero muchas veces se hace complicado debido a la cantidad de envases de plástico en los que vienen los productos, donde nosotros vivimos no hay tiendas de productos a granel que limiten el consumo de plástico. Gracias.

  41. Lo cierto es que yo llevaba un tiempo intentando llevar una vida más sostenible. Mi aporte a ello ha sido comprar en cercanía y solo lo necesario, no almaceno grandes cantidades de nada, ni alimentos, ni objetos, ni ropa. Y también trato de hacer regalos que impliquen compartir mi tiempo con esa persona: una cena, un spa, un viaje, una locura juntos. Pero estoy deseando leer el libro para conocer nuevas aportaciones que pueda introducir en mi vida.

  42. Mi gesto es reciclar todo y comprar a granel los productos de limpieza y ahora las legumbres, arroces, frutos secos…
    Pero creo que se puede hacer mucho más y voy metiendome poco a poco en el mundo Eco.

  43. Mi pequeño gesto es enseñar a mis hijas los gestos de Reciclar, Reutilizar, Reducir y sobretodo concienciación de todo ello.

  44. Somos 5 personas en casa y veo fundamental el aprovechar todo mucho. Y cuando digo todo es todo: la comida, la ropa, los jueguetes, los muebles. Es muy importante reutilizar y sobretodo REINVENTAR, dar nuevos usos a las cosas.

  45. En casa reciclamos todo lo habitual, papel, envases, vidrio,…. En higiene busco todo lo que sea a granel y sólido. Reciclo ropa ( costura creativa) o la dono y solo puedo comprar una prenda si salen dos del armario.

  46. En nuestra familia fomentamos muchos pequeños gestos :ir andando al trabajo en vez de en coche, dichas más cortas, reciclar todo lo posible, bombillas de bajo consumo… Son pequeños gestos, pero como somos familia numerosa, seguro que algo contribuimos!!

  47. Hace años que soy fiel a comprar café y panela de Comercio Justo, desde donde no sólo se encargan de que haya condiciones justas para los trabajadores, especialmente mujeres, si no que también respetan el medio ambiente,con sus tiempos y sus necesidades.

  48. Por supuesto el reciclar y reutilizar es mi obsesión desde pequeña…y me voy dando cuenta ahora que es así Cuando hice la comunión mis tias me querían comprar un vestido y yo no quise, si el de mi hermana estaba nuevo del año anterior. No entendía que quisieran comprar otro. Y ahora se lo inculco a mis hijas. Intento comprar menos o con más cabeza y reducir residuos . Desde el AMPA del colé intento que entremos en algún proyecto medioambiental porque hay que promover la vida verde desde las escuelas que en muy pocas se hace. Y mil cosas mas que me gustaría pero me encuentro con mucha gente tóxica al línea alrededor. Pero no me rindo y descubrir libros como el de Maríae me hace pensar que cada vez somos mas. Gracias a Malasmadres por difundir tantas cosas buenas, valiosas y tan necesarias de divulgación.

  49. Enseñando con el ejemplo a mi peque, eliminar plástico, envoltorios innecesarios, ir a comprar con mi carro y mis tapers, el almuerzo en cajita…
    Y usando transporte público cuando no podemos llegar andando o con su patinete

  50. Enseñando con el ejemplo a mi peque, eliminar plástico, envoltorios innecesarios, ir a comprar con mi carro y mis tapers, el almuerzo en cajita…

  51. A parte de ir y venir andando al trabajo (mi momento de desconexión como buena malamadre).
    Desde que he vuelto a la clínica tras el confinamiento, he cambiado las batas desechables que ahora necesito para trabajar por batas lavables y reutilizables hasta 60 veces.
    Sale caro pero creo que compensa.
    Era un dolor ver la basura que generaba diariamente.

  52. Llevamos nuestras propias bolsas de tela y nuestro carrito de la compra cuando vamos a comprar la fruta y la verdura semanal. También la compramos a pequeños empresarios y no en las grandes superficies.

  53. Mi contribución fuera de casa pasa por mi labor como docente. Procuro a mis alumnos y alumnas herramientas con las que convertirse en consumidores responsables y comprometidos con el medio ambiente. Primero, mediante actividades de sensibilización y después, ofreciendo información para empoderarles como consumidores y que desarrollen hábitos que hagan del suyo un estilo de vida sostenible.

  54. Mi gesto para cuidar el medio ambiente es utilizar bolsas reutilizables para hacer la compra. Separar los residuos en casa y comprar sólo lo imprescindible (aunque a veces es muy difícil). El confinamiento nos ha venido bien en ese aspecto, hemos dejado de consumir cosas y de comprar cosas innecesarias.

  55. Nuestro gesto es limitar nuestro consumo a lo que realmente necesitamos y no consumir por consumir, y comprar a granel junto con reducir al máximo posible la utilización de plásticos, poco a poco en el camino andamos….

  56. Reducir al máximo el uso de plástico, en casa y en la compra. Utilizar botellas termo en vez de plástico.

  57. Nosotros hemos comprado una máquina de osmosis (filtrado de agua) de manera que ahorramos en botellas de plástico. Además también tenemos una máquina de ozono, de manera que evitamos el uso de detergentes, lejías y demás productos.

  58. Comprar solo lo necesario (incluso en la comida, exceptuando los caprichos que esos sí que nunca se tiran). Ropa es muy escasa la que compramos y cacharros ninguno!

  59. En casa nosotros somos 6 personas, por tanto, el orden y no acumular cosas innecesarias es imprescindible. Por eso lo pensamos mucho antes de comprar algún objeto que pueda ser prescindible

    1. Intento centrarme en lo que realmente me gusta y necesito y no comprar por comprar, esto lo aplico tanto a los productos del baño como a la ropa de toda la familia. Mi tarea pendiente es reducir el consumo de carne…

    2. Desde confinamiento me dado cuenta de que tenemos muchas cosas materiales y de que no hace falta tanta ropa que se acumula y no se pone. Estoy dando otra vida a esa ropa antes de comprar lo que no sea necesario. He cambiado a cosas de vidrio e intento reciclar todo lo que puedo, poco a poco reduciendo plasticos en casa y cosas que no sean reutilizables.

      1. Demasiada ropa tenemos acumulada que no le damos uso, sí que es verdad.
        Gracias por colaborar y aportar tu granito de arena.

        ¡Besos! 😘😘

    1. Mi granito de arena además de reciclar y utilizar bolsas de papel es aprovechar el agua que solemos gastar antes de que salga calentita n la ducha,sobre todo en invierno. Pongo un cubo y la recojo. Luego la utilizo para fregar para regar etc..

    2. Pequeños grandes gestos: ir a comprar caminando con nuestras bolsas de tela y una lista cerrada para evitar acumular innecesariamente. Comprar a granel y en cuanto a la ropa sólo lo necesario. En progreso….

      1. Muy pequeños pero que ayudan muuuuucho al medio ambiente 🤗 🌱.

        ¡¡¡Muchas gracias Malamadre!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más