¿Qué quieres encontrar?

35
La separación: cuando Harry no encontró a Sally

La separación: cuando Harry no encontró a Sally

Un tema tan duro como separarse de tu pareja debe ser afrontado con mucha responsabilidad cuando hay buenoshijos de por medio. Somos adultos, y aunque los problemas nos inunden y hayamos decidido que queremos romper el proyecto en el que con tanta ilusión nos embarcamos, los tenemos que dejar a un lado. Es un proceso doloroso y nos queremos que los buenoshijos sufran, por este motivo saber transmitírselo a ellos, darles la seguridad que tendrá siempre a su lado a su madre y a su padre cuando lo necesite. Por desgracia, siempre no existe esa cordialidad tan necesaria para la familia al completo. De cómo afrontar una separación y de las pautas a seguir para comunicárselo a los buenoshijos nos habla nuestra colaboradora Maribel Gámez. Un post útil y necesario, no os lo perdáis.
fichas-maribelgamez (2)
*Podéis seguir a Maribel Gámez en su página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.
Una tragedia griega de dimensiones incalculables. De esta manera me describen muchos padres y madres la decisión de separarse, pensando de qué manera lo encajaran sus hijos. La separación de la pareja nunca es algo agradable para la familia pero no tiene porqué convertirse en traumático. Todo dependerá de la manera en la que se lleve a cabo esa separación. Vamos a dividirlo por tareas que queda todo más ordenadito.

TAREA 1: “Cuando Harry y Sally no se encuentran”

Tener pareja es un proyecto, un camino emocional que uno comienza, en la mayoría de las ocasiones, enamorado, con ganas de apostarlo todo, de pasar el resto de la vida con esa persona. Como cualquier otro camino o proyecto, a veces tiene éxito, otras no. Darse cuenta de que no ha funcionado es un proceso más o menos largo y conlleva dolor y frustraciones. Cuando se apuesta mucho por algo y ese algo no funciona, la caída es grande y asumirlo puede ser un gran reto. Sin embargo, si la decisión de tomar caminos diferentes va tomando forma hay que hablarlo y hablarlo mucho.
Muchas parejas se separan de mutuo acuerdo y pueden ver ésta situación como algo que hacer juntos. Otras parejas no tienen tanta suerte y a veces es uno el que toma las riendas de esta decisión. La idea es, pensando en los niños, que esa decisión debe estar tomada y clara antes de comunicárselo a ellos. Los adultos deben tener muy bien hechos los deberes antes de hablar con los hijos de la ruptura. Saber muy bien que les van a decir y cómo y el tema logístico. Quien se va de la casa, adonde, etc. Luego vamos a hablar sobre ello. La idea es que los adultos tengan las decisiones muy claras a este respecto. He tenido casos de padres que no lo tienen claro y dicen que se separan y luego no lo hacen o se separan y al poco vuelven. Tienen al pobre niño hecho un verdadero lio con un montón de emociones que no sabe gestionar y sin poder adaptarse a una situación porque la situación no para de cambiar.

TAREA 2: “Hay una cosa que te queremos decir”

Llega el momento temido. Habéis tomado la decisión de separaros y hay que comunicárselo a el/los pequeños. Os tengo que decir algo importante. Ellos probablemente ya lo saben o intuyen que algo pasa. Depende por supuesto de la edad que tengan, pero los niños son terriblemente perspicaces con las señales no verbales y las anotan mentalmente y desarrollan patrones. Recuerdo una vez estando en sesión a solas con una niña de 8 años que preocupada me preguntó: ¿mis padres se van a separar, verdad? Los padres aún estaban pensando si hacerlo o no y no se lo habían comunicado a nadie excepto a mí, pero la niña ya había notado algo.
Yo le pregunte, ¿qué te hace pensar eso? Y me suelta: ya no se dan besos por la mañana ni se miran, y mi madre está todo el día enfadada. Los pequeños (y grandes) gestos del día a día cambian cuando una ruptura es inminente y ellos lo notan, es inevitable. Así que en muchas ocasiones no les pillará de nuevas. Nuestro objetivo al decírselo debe ser: que entienda la situación lo máximo posible creando un clima donde pueda expresar sus emociones y preguntas a la vez que ve a dos personas unidas en una decisión que no es fácil. Cuidado; que los dos estéis presentes cuando se lo digáis es muy importante. Acordaros que está en juego la idea que los niños se están creando de como funciona esto de las relaciones cuando uno es adulto. Puede haber cambios importantes pero eso no significa que nos odiemos y que no podamos enfrentar la situación como adultos responsables, dejando de lado las diferencias y cuidando de las personas vulnerables que sufrirán la decisión: los hijos.

  • Hay que buscar un lugar tranquilo de la casa donde comunicárselo. Aseguraos que no os moleste nadie en ese momento.
  • Sentaos con él/ella los dos.
  • Hablad (en la medida que podáis) en un tono tranquilo, con un tono de voz normal. En el momento de comunicárselo vosotros vais a tener que manejar vuestras emociones y proporcionarle un espacio adecuado y tranquilo donde expresar las suyas.
  • Tenéis que tener preparado, en la medida de lo posible, lo que le vais a decir para evitar cualquier discrepancia o discusión entre vosotros. Tenéis que intentar dar la sensación de que “mamá y papá ya han comenzado a ponerse de acuerdo en las decisiones que van a tomar” y que esas decisiones repercuten en el beneficio de todos, aunque al principio sean difíciles.

Un guión de ese discurso podría ser

  1. Comentarle como habéis estado este año, las fuertes discusiones, las peleas y los momentos que él/ella ha presenciado y que no debería haber visto u oído. Que sentís que haya sufrido por toda esta situación, que os hubiera gustado haber sabido manejarla de otra manera, si este es el caso.
  2. Esta situación difícil en casa continúa y para evitar discusiones y peleas habéis tomado CONJUNTAMENTE la decisión de separaros porque veis que eso es lo más beneficioso en ese momento.
  3. Resaltar lo positivo; no va a ver discusiones ni peleas y todo en casa va a ser más tranquilo.
  4. IMPORTANTÍSIMO dejad claro que os va a tener a los dos siempre que quiera y que lo necesite, él o ella no ha tenido que ver absolutamente en nada en esta decisión y no tiene la culpa de nada de lo que ha pasado. Que ambos le queréis y que eso no va a cambiar nunca y que va a seguir viéndoos a los dos. El afecto debéis expresarlo repetidas veces tanto verbal como no verbalmente, si es posible.
  5. Si os pregunta por los motivos, (aunque sean obvios para él) es que desde hace un tiempo no os lleváis bien, solo hay discusiones y peleas y a veces es mejor separarse para que todos puedan estar mejor y más tranquilos.
  6. Como os comenté, preparaos para las preguntas que pueda hacer, los sentimientos que pueda expresar (de enfado, rabia, dolor, miedo…), no le regañéis en ese momento y dejad que lo exprese. Hay que intentar mantenerse en una postura lo más tranquila posible y mostradle comprensión con aquellos sentimientos que comunique. Haced hincapié en los aspectos positivos de esta decisión.
  7. No expreséis la idea de reversibilidad, la decisión es una decisión meditada, estudiada y ahora mismo es lo mejor que se puede hacer para todos. Estáis transmitiendo una decisión, no pidiéndole opinión para tomarla.

TAREA 3: “Tú a Boston, yo a California”

Llega el momento de la separación física. Uno de los progenitores se marcha fuera del hogar familiar. Suele ser un momento muy tenso, de lloros y súplicas para que eso no ocurra. El pequeño tiene que estar informado de donde se irá el otro padre y cada cuanto le verá. Cuanto más cerca del domicilio esté el otro progenitor mucho mejor.

  • Una vez comunicada la decisión la separación física del domicilio familiar debe ser rápida, o como mucho ir ultimando los preparativos y las cosas que hay que organizar en la casa nueva en la semana que entra.
  • Es importante que vaya al nuevo domicilio cuando haya unos mínimos para que este a gusto, una cama, un armario. Lo ideal seria que opinase y ayudase con la decoración para intentar que estuviese lo mas a gusto posible en el otro domicilio y lo sintiera como algo más cercano y personal. Se aconseja que tenga ropa independiente en ambas casas.
  • Es importante que escuche buenas palabras del otro progenitor, también en el momento en el que se vaya al otro domicilio.
  • Si alguno de los dos, padre o madre, rompe los tiempos de estar con el niño o no acude a algún compromiso con él y el niño esta triste o enfadado, hay que hablar con el pequeño y si el niño pide una explicación, no debería taparse con una mentira al otro progenitor sino decirle al pequeño que pregunte al otro padre el por qué de manera habitual falla a sus compromisos con él. Mentirle solo agrava la situación y le crea falsas esperanzas. Cada progenitor deberá responder de lo que haga.
  • Es muy importante que cuantos menos cambios haya en la vida del niño mejor, que siga con sus rutinas, sus hábitos, sus actividades extraescolares, etc.
  • Tiene que tener normas y limites en ambos domicilios. Si no, asociará que con un progenitor solo voy para divertirme como en “vacaciones”. Esto puede provocar que idealice a ese progenitor que no le pone normas ni límites y que tenga una sensación de abandono a la larga también por parte de ese progenitor.
  • Debemos dejar un tiempo prudencial para que el niño pueda asumir el cambio y la “pérdida” de la convivencia y del otro progenitor que se ha marchado de casa. Aproximadamente un año. Si cada padre/madre comienza a rehacer su vida con otra persona, hay que presentarla gradualmente y no obligar al niño a mostrar afecto por esa persona al principio o tener que llamarla Papá o Mamá.

Como conclusión: una separación nunca es fácil pero puede ser mas o menos llevadera dependiendo del grado de acuerdo de los padres y de como lleven la situación. Nunca hay que mentir a los niños pero sí escoger lo que se dice y cómo se dice, quitándoles responsabilidad por completo de esa decisión. Darles tiempo y amor por ambos bandos intentado que su rutina no se vea alterada es la mejor receta. Y ya sabéis que si surgen dudas, buscad a un profesional, ¡todos necesitamos ayuda de vez en cuando!
Y vosotras, ¿habéis tenido que pasar por este duro trance?, ¿cómo lo vivistéis?
banner-blog-suscripcion-newsletter-2

Han comentado...

  1. Maribel, estupendo post, y con un trasfondo para mi clave:la responsabilidad de los padres de seguir siendo equipo. Siempre y pase lo que pase.
    besos
    paula

    1. Hola Paula, gracias por tus comentarios. Yo no lo hubiera dicho mejor, hay que intentar ser un equipo en esos momentos tan dificiles sobre todo por ellos, los más pequeños
      Un abrazo!

  2. Un post muy acertado, hace menos d un año q el malpadre decidió q lo mejor era separarnos. Yo, la malamadre queria luchar por la relación pero ahora entiendo q el malpadre no queria porque el ya habia empezado o estaba empezando otra. La buenahija no tenia ni dos años y quedarte sola con un bebe y no tener ganas d nada solo de llorar no era el futuro que queria para mi. Los malospadres nos llevamos bien aunk solo lo haga por la buenahija y ahora mismo no soy 100% feliz, supongo que poco a poco, pero al ver que la buenahija si q lo es ayuda mucho… Ánimo a todas las q estan pasando por un momento parecido, q no se sabe lo que es hasta que toca… Dia pasado dia superado y a mirar hacia adelante con ganas y fuerza!

    1. Con esa sensación de superación y de querer tirar para delante me quedo, eres una luchadora y se nota!
      Un abrazo muy fuerte!

  3. Maribel felicidades por tu post.Hace dos años tomé la decisión de separarme.Me parecia mentira que me estuviera pasando algo asi pero lo cierto es que las relación entre mi marido y yo era inexistente.Hacia tiempo que ni siquiera hablábamos.En ese momento nuestra hija tenia tres años y él tampoco hacia mucho caso a la niña y la castigaba por cosas que no merecian llegar a ese extremo.Eso hizo que me convenciera de que iba a dar el paso acertado.El estuvo de acuerdo y el momento de comunicarselo a la niña fue duro, pero con el paso del tiempo se ha ido adaptando muy bien a la situación.Mi pequeña vive conmigo en la casa donde siempre ha vivido y es feliz.Ve a papá y mamá todos los días.Y su padre y yo intentamos tener una relación cordial( no ha sido fácil ) por el bien de nuestra hija.Decir a las malasmadres que estéis pasando por una situación parecida que habléis claro con vuestros hijos.Al final, con mucho diálogo y siendo sinceros con ellos,se adaptan.Un abrazoatod@s.

    1. Importantisimo lo que cuentas. Una separación de pareja dándose tiempo y teniendo más o menos claro lo que hay que hacer se va superando y los niños pueden ser muy felices aunque los padres estén separados. Mil gracias por compartir tu experiencia con nosotras

  4. Separada hace dos meses con mellizos que aún no tienen 4 años. Comunicación, buen rollo y tratando de normalizarlo todo. Por suerte jamás han visto una bronca, porque nunca las hubo. Simplemente todo se enfrió. Para nada está siendo una tragedia griega. Me duró el disgusto 12 horas y empecé a planear mi nueva vida. Da mucho vértigo, pero sé que nadie se muere de esto y eso me mantiene tranquila. Los niños están bien, parecen felices y siguen disfrutando de ambos aunque casi todo el peso esté cayendo sobre mí. Me siento feliz y liberada. Agotada, eso también!!! Va a ser duro, pero quién dijo miedo???

    1. Guau! otra malamadre luchadora y decidida. Estoy encantada con vuestros comentarios, estoy segura de que ayudarán a otras malasmadres en situación de separación
      Besos!

  5. Buen post. Es un tema que afecta a muchas familias y tenemos que aprender a gestionarlo, así que bravo!!!
    Mantener una buena relación y respetuosa es lo mas portante para transmitir normalidad.

  6. Enhorabuena por este post, Maribel.
    Está estupendamente explicado. Seguro que será de gran ayuda para todas las malasmadres que estén pensando en una separación.

  7. Buen post,
    Creo que ninguna madre da el paso sin tomarlo muy en serio, en mi caso un día abrí los ojos y me di cuenta de que vivía con un maltratador psicológico, no fue fácil de asumir porque empezó su chantajes psicológicos y maldades in crescendo desde el final de embarazo y di el paso de separarme cuando mi hija tenía 1 año.
    Sé que di el paso adecuado, desde luego que sí, pero no termino de acostumbrarme a que un malpadre que no dedicaba ni 5 horas a la semana en total para su hija, ahora, a pesar de que la custodia sea mía, pase más horas al día con mi hija que yo (cuando llega a casa de estar con él toca baño, cena, cuento y dormir, casi nada): Me consta que no pasa apenas horas el fin de semana con la niña porque trabaja, y que incluso entre semana quien está con la niña es su abuela, una mujer que siempre conocí resentida con el mundo porque su marido la dejó y que inculcó el odio de sus hijos a su padre.
    En fin, no es un cuento de rosas en absoluto, y repito que tomé la decisión acertada porque no cabía otra con el malpadre, pero las separaciones no siempre son amistosas y los hijos acaban siendo instrumento para fines no precisamente loables, sino qué sentido tiene alejar a una niña de menos de dos años de su madre para que esté tantas horas con una señora de 73 años.
    En fin, tengo un trabajo muy duro por delante pero no hay nada en la vida que merezca más la pena.
    No sé si alguna ha pasado por algo similar, sería muy útil conocer su opinión, no conozco ningún caso parecido.
    Gracias y mucho ánimo si alguna pasa por un trance similar! 🙂

    1. Qué valiente y difícil habrá sido tomar la decisión de separarte en tu caso. Te mando mucho ánimo desde aqui y fuerza para seguir luchando

      1. Gracias Maribel.
        Si escribes algún post sobre como sobrellevar la educación de los hijos de la manera más positiva cuando hay una mala relación con el padre, la seguiré a pies juntillas, me siento muy perdida.
        Tengo claro que nunca voy a contar mentiras a mi hija porque a la larga es muy contraproducente y jamás tengo una mala palabra de su padre, cuando se va con él siempre digo “a jugar mucho y pasarlo muy bien con papá”, quizás debería callarme, ella sabe si va a jugar y pasarselo bien, no yo.. Obvio.
        Mil gracias!

    1. Yo también lo espero, pero lo importante es que si algún día ocurre,tenemos que saber los pasos que hay que dar y que camino tomar. Y pedir ayuda si se necesita
      Un abrazo!

  8. Muchas gracias por el post y todos los comentarios de malasmadres generosas de compartir sus experiencias.
    Yo llevo justo un mes separada y he sido yo la que ha tenido que montar casa nueva….es lo que más me ha costado con mi hijo…tiene una actitud desafiante consta te mente conmigo ya menos. He dejado espacio a su enfado a su no comprender pr que. Con el padre hay una relación buena de diálogo y comunicación (lo que faltó como pareja). Me he sentido tranquila al leer los pasos que hemos hecho tal cual en tu post. Aunque me resulta tannn complicado gestionar mis emociones negativas delante de mi hijo….se que paso por sensaciones propias del proceso de separación aunque haya sido querido, pero a veces esa cuesta arriba se hace eterna.
    Gracias de nuevo, espero llegar pronto a ese momento de disfrutar de la nueva etapa y dejar de darme co el latigo. Ufff me siento mejor!!! Muuuac

  9. Hola Maribel!!
    Yo estoy felizmente casada, pero siempre en guardia de que, en cualquier momento, lo que empezamos juntos puede terminar separados.
    Aún así, me parece que tu proyecto es vital para que aquellos que pasen por esta situación, tengan a su mano herramientas que les permita mirar hacia adelante y no quedarse en la frustación, el rencor o el desasosiego.
    Separarse con buenoshijos de pormedio es todo un ejercicio de crecimiento personal y de responsabilidad. Y los cachorros nos lo agradecerán en el futuro.
    Un post genial.
    Lo circularé entre mis círculos.
    Besos!

  10. Felicidades por el post.
    Y cuando te obligan a separarte enamorada?mientras tú pensabas en q adorabas la familia q tenias. Y un día De repente descubres q el mal padre ya se estaba beneficiando a otra,nunca había sentido un dolor tan grande. No tardo ni siquiera un mes en llevarle a mis hijos a conocerla.No se pasa ni dos tardes a la semana con ellos y ahora se los lleva 40 días.
    No llevo ni dos días sin ellos y no quiero pensar.
    Va a hacer casi un año y en verdad me encuentro bien,me siento libre y con ganas de vivir otra etapa en mi vida.
    Q pase pronto julio!!!!!!!!! Jajajaja

    1. Eres una luchadora! Mucha suerte en esta nueva estapa de tu vida, seguro que con esa actitud te irá fenomenal!
      Una gran abrazo!

    2. Aixxx Ana, me siento edintificada 100% contigo… No hace ni un año y mi expareja ya vive xn la otra y pasean como family fekiz cn mi hija y resalto lo de MI hija… Jaja! Si la vida nos ha puesto esto x delante x algo será, quizás no era nuestro cuento d princesas y lo mejor está por llegar… De momento toca disfrutar a tope el rato q tengamos cn nuestros peques! Besosss…

  11. Muy buen post y muy a tener en cuenta. Yo pasé por el divorcio de mis padres hace muchísimos años cuando no era o se veía tan frecuente y me siento identificada en algunos puntos; de hecho, aún recuerdo el momento y el lugar donde me lo comunicaron. Mis padres, afortunadamente, llevaron el divorcio de manera ejemplar, ojalá todo el mundo lo hiciera tan civilizadamente como ellos, mirando por el bien de sus hijos. A día de hoy si pueden ver un problema grave que me afecte hablan entre ellos. Me parecen dos personas admirables y un ejemplo a seguir en ese aspecto. Y como hija que soy y les adora en muchos otros claro 😉
    ¡Un saludo y muchas gracias!

    1. Lo que nos cuentas de la separación de tus padres es un gran ejemplo de que el divorcio, si se lleva bien, puede ser incluso un buen ejemplo para los niños en muchos aspectos; de resolución de conflictos, de trabajo en equipo de como gestionar las emociones. Gracias a testimonios como el tuyo muchas malasmadres pueden sentirse con fuerza para continuar o emprender el camino de la separación.
      Muchos besos!

  12. Muchisimas gracias por este post y por todas compartir sus experiencias. Yo estoy de 26 semanas de embarazo y pasando por un divorcio con un chico que vive en el extranjero y que de buenas a primeras dejó de buscarnos o de interesarse en mi nena o en mi. Tengo muy claro que si algún día decide venir a México, le propondré un convenio judicial para que pueda ver a su hija si es que está interesado. Un convenio que incluya derechos y obligaciones.
    De cualquier forma, siempre me pregunto que pasara el día que mi nena me pregunte que pasó con su papá g aunque me duela, tengo claro que le contestaré que no funcionaron las cosas y que por eso nos separamos. No es su responsabilidad, ni su culpa.
    En fin, es un tema dificil, peor nadie dijo que sería fácil, aunque tampoco nadie dice que no se puede, así que adelante, siempre adelante y sonriendo! 🙂

  13. Maribel, excelente post. Ójala mis padres hubieran podido leerlo.
    Ellos esperaron mucho para separarse “por mi bien” y sin embargo yo tuve que sufrir durante mucho tiempo peleas, gritos y malas caras en casa.
    El preferible tomar la decisión a tiempo y comunicárselo al niño, que ciertamente entiende más de lo que pensamos.
    Sería deseable que los vínculos permanecieran unidos, pero no siendo así hay que ser fuerte para afrontar la situación y poder seguir adelante buscando la felicidad.
    Gracias, de verdad

    1. Hola Maribel y malasmadres:
      En primer lugar felicitarte por tu post, con el que me siento totalmente identificada, en realidad no yo, si no que veo reflejado a mi marido. El esta separado y tiene una hija de su ex pareja con 13 años. Nosotros tenemos dos hijos de 2 años y 5 meses. En su preceso de separación y aunque yo aún no lo conocía me consta que se hizo todo lo contrario a lo que aconsejas y aún hoy la comunicación entre ambos padres es pesima. La situación empeoroal incorporarme yo a sus vidas y los hermanos le van sentado a la chica de mal en peor. De hecho ya es un ” infierno ” y perdonadme la expresión tan dura cada vez que le toca venir a casa con nosotros. Yo estuve durante un tiempo acudiendo a un psicólogo que me ayudo muchísimo, sobre todo a eliminar mi sentimiento de culpa por ” separarla de su padre” aunque ese sentimiento me pesa continuamente aunque los hechos sean totalmente contrarios. Os aseguro que hemos hecho todo lo posible por adaptarla a la nueva situación sin éxito.
      Solo quería desahogarme y animarte a escribir un post tan efectivo como este pero dedicados a aquellas malamadres como yo que además hemos asumido el papel de ” la otra”.
      Un saludo a todas y mil gracias!

    2. Así es Eva, siempre hay que intentar continuar hacia delante y seguir feliz. Espero que nadie te detenga en ese empeño
      Besos

  14. Que tema tan duro e importante. No quiero decir que no lo haya pensando alguna vez, pese a estar felizmente casada. De momento hemos arreglado muchos puntos para poder seguir teniendo ese proyecto de futuro junto a nuestros dos buenoshijos. Pero hay que estar alerta siempre. Un abrazo a todas esas malasmadres que tomaron tan dificil decisión y afrontan el futuro con una gran sonrisa.

  15. Hola! Llevo separada menos de dos semanas….proceso duro porque la decisión la tomé yo…..compartimos custodia y las malashijas lo estan llevando mejor de lo que pensaba…..aunque se que aun es pronto y vendrán días difíciles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más