¿Qué quieres encontrar?

24
Adaptación escolar, primera prueba superada

Adaptación escolar, primera prueba superada

‘Los Juegos de la Adaptación Escolar y la Conciliación’

Horario

Lunes: 11:30-13.00

Martes: 11.30-13-00

Miércoles: 9.30-11.00

Jueves: 9.30-11.00

Viernes: Ni me acuerdo…

La adaptación al cole de la buenahija2 se ha superado con nota. Aunque ya sabéis que es mi niña intensa, también es mi niña independiente, rebelde sin causa y con muchas ganas de hacer cosas de mayores así que el cole le iba que ni pintado más teniendo a su buenahermana que la cuida con instinto maternal y protector desmesurado. Así que ella que es mayor desde el minuto 1 se hizo la dueña del cotarro mientras su maltrecha madre y su alocado padre cuadraban horarios para cumplir con la primera semana de adaptación.

La suerte es que el buenpadre y yo nos hemos podido organizar en estos 8 días para llevar y traer en dos horarios diferentes a las buenashijas, ser autónoma, aunque no es siempre tan cool, tiene sus ventajas y hemos podido hacerlo. Pero, en estos días me he acordado de tantas Malasmadres y buenospadres que han tenido que coger días de vacaciones para seguir ‘conciliando’, si ya tuvieron que tratar de conciliar en algunas fases del verano, el comienzo del cole también exigía hacerlo.

Y entretanto pensaréis que estoy en contra de la adaptación escolar y no, no es así, porque pienso que hay muchos niños y niñas que sí que lo necesitan. En la puerta del cole de mis buenahijas vi cómo lloran, cómo se niegan a entrar y lo llegan a pasar realmente mal, pero si creo que debería adaptarse a las necesidades de cada niño o niña. Y sí, es complicado con el sistema educativo que tenemos actualmente con clases a veces con demasiados niños y con profesores que no pueden hacer más de lo que ya hacen. Por eso mientras le daba vueltas a mis pensamientos a la vez que la buenahija2 me contaba lo bien que se lo pasa en el cole y que tiene ya una amiguita de cuyo nombre nunca se acuerda, quise preguntarle a nuestra colaboradora y experta en Atención Temprana, Alejandra Melús, a ver qué opinaba ella de los períodos de adaptación escolar.

La opinión de la experta…

Hay que poner el foco en las emociones

Se trata más de valorar el plano emocional que el pedagógico. Por suerte en España cada vez se pone el foco en el desarrollo emocional de los niños y se trata de que los peques que no han tenido contacto con Escuela Infantil no les dejes las 8 horas en el colegio porque para ellos puede resultar angustioso ya que no miden el tiempo como nosotras, es bastante impactante para ellos.

Se trata de que la adaptación sea progresiva aunque para las madres y padres sea más complicado. Quizás, yo creo que debería ser más individualizado y que aquellos niños que no lloran y se quedan a gusto pues puedan permanecer la jornada completa en los días siguientes, y que aquellos niños y niñas que lo necesiten un poco más que se les integre de otra manera, eso sería lo ideal y es lo que se suele hacer en las Escuelas Infantiles. Como se hace de forma generalizada, lo general no sirve para todos y cada niño y niña tiene sus necesidades.

Y vosotras, ¿qué pensáis Malasmadres? Nos encantaría conocer vuestra opinión. 

Lo que dio de sí el debate en redes sociales

 

Ver esta publicación en Instagram

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Allá va. Paso firme y diligente. La buenahija2. Camino a su tercer día de colegio. Después de dos días entrando a las 11, hoy toca entrar a las 9:30, media hora después que su hermana 🧐 El horario de esta semana de adaptación, que comenzó el viernes, lo tenemos bien pegado en primer plano en la nevera y no tengo todas conmigo de que un día no nos equivoquemos… porque esto es… UNA LOCURA. ¿😌⚡️¿Adaptación sí o adaptación no?⚡️NOOOOO, gritó mi conciencia de inmediato. Porque no ha llorado, porque va feliz como una perdiz, porque su padres tienen que conciliar y empezar la rutina de una vez y porque además ella se queja de entrar tarde y salir pronto 🤣 Pero mi otra conciencia dijo: “quieta pará, no te adelantes!!!!”. Así que después de recibir muchísimos mensajes vuestros sin entender tampoco este invento del mal, pedí “el comodín de la Experta” y después de un audio maravilloso de mi querida @melusalejandra llegué a la conclusión de que “no se puede generalizar”, de que la adaptación debería ser una opción para aquellos niños a los que les cuesta más porque está pensado más en sus emociones que en lo pedagógico. Así que colegios públicos de España por favor atiendan a los niños en este sentido de manera individual porque todos somos iguales en derechos, pero distintos en emociones y en cómo nos enfrentamos a los cambios. Dicho lo cual con la buenahija2 me siento afortunada y no la veo necesitada de adaptación… al menos por ahora. Yo solo pienso en aquellas madres (y padres) que tienen que cogerse vacaciones o días sin sueldo para poder superar la adaptación. ¿Tanto cuesta escucharnos los unos a los otros y organizar la sociedad para que todos y todas podamos conciliar (o adaptarnos) teniendo en cuenta nuestras necesidades?

Una publicación compartida de Malasmadres (@malasmadres) el

Han comentado...

  1. Muy de acuerdo con adaptarlo a las necesidades de niños y padres y con que sea más individualizado. En nuestro cole la adaptación dura todo el mes de septiembre, independientemente de si el niño va contento desde el primer día o de si ya ha estado previamente en guardería o escuela infantil. En nuestro caso, el BP es el que se ha dejado las vacaciones de verano para conciliar con la adaptación y así es como lo hemos resuelto para poder acompañar el BH en la nueva etapa (y es de los que va tan feliz y ya estuvo en escuela infantil desde los 6 meses). Pero un mes de adaptación no hay trabajo que lo soporte, así que al final se terminan encargando padres en paro y los socorridos abuelos. Así mirado, no entiendo el método, la verdad. Y para rematar te pasas todo el verano diciéndole al BH cómo mola el cole y durante un mes el cole no tiene nada que ver con lo que será en octubre, yendo a desayuno, comedor y extraescolares…

  2. En mi caso, la adaptación fue perfectamente (encaje de bolillos con los horarios laborales aparte, vacaciones, etc.), llevaba yendo a guarde desde los 4 meses, así q sabía a lo que iba. Pero ¡ay amiga! El problema ha venido cuando se ha dado cuenta de que eso va a ser así todos los días: al empezar el horario normal, de repente, se queda llorando todos los días, ha empezado a despertarse por la noche con pesadillas, lo primero q dice por la mañana es que “me voy a escapar con mamá, el cole no es guay”, etc. Con la correspondiente angustia para su padre y para mí que no sabemos qué hacer para que él esté mejor. Creo q adaptación si, pero adaptándola (valga la redundancia) a las necesidades de cada niño. En el caso del mío, creo q la hubiera superado mejor si desde el principio hubiera seguido la rutina “normal”.

  3. Uy, venga, voy a provocar. En el cole de mis hijos, la adaptación es adecuada a las necesidades de cada niño. En algunos casos, no es necesaria pq vienen de la guardería del mismo centro y ya se “adaptaron” en su día. En ningún caso es obligatoria y mucho menos por un mes… pero es que en el cole de mis hijos los maestros dedican el julio a preparar el curso, no lo dejan para el 10 de septiembre. No sé si veis por dónde van los tiros…

    1. Pues no lo veo, no. El periodo de adaptación no tiene nada que ver con el trabajo de los maestros, sino con la ADAPTACION de tus hijos.

  4. Pues entiendo lo complicado que puede ser el periodo de adaptación para cuadrar horarios
    Pero es algo necesario. Incluso para aquellas personitas que ya han estado en escuelas infantiles. La conciliación no depende del colegio. El colegio es el lugar para aprender. Creo que lo que tenemos que plantearnos es ¿que hacen las empresas para permitir la conciliación?. Que es ahí donde erradica el problema. Dejar a nuestros hijos e hijas en el centro durante 8 horas no me parece la mejor de las soluciones para la conciliación. Porque ¿para que se tienen hijxs si apenas les vemos durante 5 días a la semana de 9 meses al año?

  5. Para mí personalmente la adaptación es una tortura. En nuestro colectivo son dos largas semanas, empezando por 1.30h la primera semana.
    Yo tiro de las buenas abuelas, pero me genera mucho estrés pensar que no puedo acompañar a la buena hija.
    Por otro lado, siento que los niños están despistados: quién me recoge hoy? Cuándo me quedo a comer como mi hermano? ….
    Hoy primer día de jornada completa, que espero con ansiedad y alegría inmensa.

  6. Totalmente de acuerdo con que el proceso de adaptación debería ser más individualizado, teniendo en cuenta las necesidades y emociones del niño.
    En mi caso cada uno de los BH vivió un proceso totalmente distinto. La BH 1 una vez más demostró lo independiente que es. Sin embargo su hermano lo paso realmente mal. No entendía porque su hermana llevaba unos horarios distintos. Una vez que fue la jornada completa buscaba a su hermana en los patios para estar con ella hasta que él hizo sus amigos y generó un vínculo con su profe.

  7. Esta claro que lo ideal sería que la adaptación se hiciera en función de las necesidades del niñ@, pero eso es lo ideal en papel. Es decir, en una clase de infantil ¿Cuántos niños hay ? 20? Al principio de curso los profesores no saben como va a ir la adaptacion del niñ@…pongamonos entonces que no nos dicen como va a ser la primera semana de colegio del niñ@, que en función de cómo lo vean ya nos irán diciendo si va a ir todo el día, unas horas, toda la semana o sólo los primeros días….vamos, pondríamos el grito en el cielo porque pensariamos que así no hay quien se organice…y con razón claro. El caso es que por supuesto todo es susceptible de mejora, pero que muchas veces desde fuera las cosas se ven mucho más sencillas de lo que en realidad son. Y, yo sin ser profesora, creo que el trabajo de los docentes se infravalora. No me refiero laura a tu post, pero yo noto muchas veces que los padres ven en los profesores a un enemigo que nos pide que hagamos cosas que no podemos, véase la adaptación.
    Y por último apuntar que quizá aunque nuestro hijo se adapte bien habria que pensar en aquel que le cuesta un poco más, al cual si le ponemos un horario especial distinto al de otros compañeros a lo mejor no le estamos ayudando a que se adapte y se sienta integrado en el grupo… esto es sólo una reflexión porque no soy experta en las emociones infantiles, sólo una madre opositora a 3 semanas de su tercer examen y haciendo encaje de bolillos para sobrevivir a la adaptación con el buen padre y la ayuda de la buenaabuela.
    Gracias por abrir espacios donde de una manera constructiva y con intención sincera se abran debates para intentar mejorar e intentar buscar propuestas para facilitarnos la vida los unos a los otros

  8. Lo ideal sería que cada niño se adaptara según sus necesidades personales, pero lo más ideal creo yo sería que los colegios pudieran organizarse también a nivel profesional, seguramente lo hacen lo mejor que pueden por los pocos recursos que tienen, pero ese es otro gran problema, la falta de recursos!! y en este caso los damnificados son niñ@s.
    En mi caso, colegio público, son 20 niños por clase con una tutora y una persona de apoyo, esta persona de apoyo seguramente este mes de septiembre estará en P3, pero en teoría tiene que ayudar en P4 y P5. Cuando la mitad e esa clase está llorando (mitad por ser positiva), ¿cómo los pueden atender a todos? es imposible!
    A ello se añade la atención en el comedor, educadoras diferentes a las profesoras de la mañana, muchos cambios en tan poco tiempo, y los padres y madres no disponemos de 1 mes de adaptación, con suerte hacemos malabares con las vacaciones para estar presentes los primeros días.
    Otra etapa difícil, nuevos obstáculos para los padres y madres…

  9. ufff cuánto por hacer en este terreno… en nuestro cole son 15 días de adaptación:
    1ª semana: 1 hora (nuestro turno 10.40 a 11.50)
    2ª semana: 2 horas (9.40 a 11.50)
    3ª semana: lunes y martes de 10.00 a 14.00 (¿¿ perdón???) y el miércoles ya tenemos bus, comedor y horario completo

    en general entran todos muy contentos y motivados y se les hace corto.. alguno si lloró y bastante.

    pero en este caso creo que la adaptación la necesita la profe y con razón, acaba de llegar a este centro y se acaba de encontrar con ¡¡¡¡26 alumnos!!! en una clase sin baño dentro, sin adaptar, con niños que aún no cumplieron los 3… esta ratio no es posible para un grupo de infantil. De ninguna de las maneras. Educación la base de una sociedad y aquí nos empeñamos en cargarla desde la base (no os cuento las conversaciones con el señor inspector) gracias por el desahogo

  10. Un tema tan complejo y qu da tanto de sí… Efectivamente, cada niño tiene unas necesidades y unos sentimientos ante la entrada al colegio que, en muchos casos, no sabemos hasta je no se enfrentan a ello. Cómo lo planificamos? Preguntan los profesores en junio que quién necesita una semana de adaptación, quién dos días, quién nada? Y, como comentáis por arriba, 25 niños y, una maestra más Un cuarto de apoyo ( ya que es apoyo de todo infantil) es claramente desproporcionado.
    Cuántas adaptaciones hacemos en la vida? Dos, tres? No sería más sencillo desde arriba ofrecer flexibilidad laboral esos días? Repartidos entre padre y madre, poder entrará más tarde esa semana, yo no creo que sea para tanto.
    Hablo como profesora que se perdió el primer día de cole de su segundo hijo y se perderá el del tercero. Y, para mí, eso también es un drama….

  11. Estoy de acuerdo, debería ser en función de las necesidades de cada niño o niña. Si los adultos no somos iguales, los peques tampoco. Nosotros este año hemos tenido suerte porque nuestro buenhijo no lloró casi en el comienzo de su segundo año de guardería, así que no necesitó adaptación, pero otros muchos sí…

  12. En nuestro cole (público en Madrid) hahabido 1 semana de adaptación con horarios imposibles como en la mayoría pero NO obligatoria, en parte xq la profe es muy guay y ha dejado que cada niño (son 25 con 2 TEA) y cada familia hiciera su propia adaptación, pidiéndonos, eso sí, que respetaramos los horarios de apertura de puertas.
    Yo creo que es la opción ideal para las familias, aunque la más complicada para los profesores.
    Por ejemplo, en nuestro caso, fuimos el primer día a la hora que nos tocaba: 11.00, pero el niño se quiso quedar hasta las 13.00 (en vez de salir a las 11.30 como le tocaba). El 2º día le llevé a las 10 (que era la hora de entrada de otro grupo que no era el suyo, a él le tocaba 11.15) y le recogí a las 13, como fue un éxito, ya el 3º fue en horario completo. Hubo niños que hicieron la adaptación completa xq lo necesitaron y otros que, desde el primer día hicieron horario normal (con comedor incluido).
    Yo creo que ha sido la adaptación ideal y estamos encantados aunque con menos niños habría sido más fácil para la profe.

  13. Un tema complicado. En nuestro cole el primer día fueron un par de horas la mitad de la clase y luego la otra mitad; al día siguiente creo que recordar que también y al tercero ya de continuo (de 9 a 13h) con comedor incluido. La mayoría de niños entraron muy contentos; pero hubo dos o tres que los pobres estuvieron llorando a la entrada durante todo el mes… Cada niño necesita su tiempo. El mío, pobre, desde los 5 meses iba a guardería ( y apenas ve a la mami desde entonces, viva la conciliación en este país…); por lo que, estaba más que acostumbrado a quedarse con niños y la verdad que nos lo puso muy fácil y no tuvimos ningún problema.

  14. Pues yo tengo 2 buenos hijos (5-3 año) y con el mayor que ya está en 3º de infantil, el periodo de adaptación lo hizo 2 días y porque no quedaba mas remedio ya que iban por turnos de 5 niños y después de esos 2 días (que fueron 3 en realidad pero 1 no tubo que ir) empezó en el horario normal del colegio; pero este año con el hermano no hemos podido hacerlo porque nos dijeron las tutoras del curso que era beneficioso para ellos, por lo que llevamos 2 semanas (menos mal que acaba hoy), empezaron el día 6 el cole y le toco ir de 9:30 a 10:30, el viernes no le tocaba por lo que preguntaba que porque el no iba al cole, el lunes 10 igual de 9:30 a 10:30 y a partir del martes llevan un horario de 10 a 12:30, por lo que hemos tenido que contratar a 1 persona para poder conciliar el trabajo con los hijos y que esa persona se encargue de los horarios de mi niño pequeño. Estoy de acuerdo con lo que dice la experta, mis hijos han ido a guardería desde pequeñitos y no creo que tanto tiempo de adaptación les sea necesario.

  15. El problema es quien se adapta a la adaptación del niño.Como adaptas el curso entero con ese calendario escolar q en nada se parece al laboral.De dónde sacas el dinero y el tiempo.Quien te quita esa mochila de culpa y preocupación que al final detectan los niños.Por desgracia hay que pensar en conjunto y hoy en día no hay manera de conciliar sin sacrificar y mucho.Tres días de adaptación de media me parece aceptable y quién pueda y quien quiera q se de la opción de alargar .

  16. Me encanta leerte! Y te envidio! En vuestro cole tienen claro qué es lo principal, chapeua por ellos y por todos vosotros! Nosotros estamos lidiando con lloros cada mañana y negativas a entrar… Y se hace duro, la verdad. Si hay maneras de hacer las cosas bien por qué no hacerlas así?

  17. Bajo mi punto de vista, como madre y como profe, el periodo de adaptación sí es necesario.
    Creo q el primer contacto el primer día debe de ser corto porque no sabemos qué reacciones se van a producir.
    El segundo día, para mí el clave, dónde se ha perdido el efecto sorpresa y se dan cuenta de que el cole ha venido para quedarse debe de durar lo mismo que el primero (más aún si ha habido un fin de semana entre medias).
    A partir de ese punto creo que debe haber una evaluación individual de cada niño y una respuesta en consecuencia. Unos niños necesitaran más días y otro menos.

    Esto siempre combinado con la situación famliar de cada cuál, no todas las familias pueden permitirse hacer el periodo de adaptación.

  18. Debo considerarme una afortunada porque la adaptación escolar mi hijo la está llevando fenomenal (no le hubiese hecho falta) y a mi en mi trabajo me han concedido días de permiso remunerados, para poder acompañarle sin problemas, pues es una medida de conciliación que refleja el convenio de mi empresa.

    Creo que es un gran avance que las empresas vayan incluyendo este tipo de medidas, porque no quiero ni pensar cómo me las hubiese apañado para hacerlo, pues no tengo familia en la ciudad en la que trabajo, mi pareja trabaja fuera y los días de vacaciones necesito reservarlos para puentes, vacaciones del colegio y otros días no lectivos.

    Y en cuanto a periodo de adaptación “Si o No”, estoy de acuerdo con otros comentarios en que depende del niño, pues al mío no le ha hecho falta, pero a muchos otros sí, yo misma he visto a alguno llorar y patalear, y pasarlo realmente mal.

  19. Tras una semana de adaptación doble, de colegio y escuela infantil, 1h día aprox. cada una y no simultáneas, ya con el comienzo de curso y jornada completa, mi bh1 ha llegado a la conclusión q no quiere q vayamos a trabajar, sino q la esperemos en el parque mientras ella está en el colegio, tal y como hicimos durante la semana de adaptación. ( el horario completo es eterno comparado con la simulación de 1h/ día)
    La adaptación es necesaria, pero demasíado diferente a la realidad del curso.
    Mí conclusión es q tanto la adaptación como la conciliación son una ruina, es la única alternativa, reducciones de jornada-permisos sin sueldo – excedencias etc y aún así, afortunada soy de poder acompañarlas!!!!

  20. Soy maestra en un colegio concertado de Galicia. En nuestra comunidad el período de adaptación no puede superar los 10 días, esto viene marcado por ley. Las clases empezaron el día 12 y mientras los niños y niñas jugaban por el aula fui indagando en las necesidades de cada familia. Lo que debe de quedar muy claro es que este período es para los alumnos y alumnas, yo no necesito adaptarme al cole. El martes 18 todos mis alumnos entraron en horario normal, de 9 a 14, uno incluso ya estaba a las 8 en Servicio de madrugadores. También tengo que decir que mi peques son unos valientes porque no han llorado nada de nada
    Yo abogo porque la adaptación sea flexible pero siempre respetando las necesidades de los niños y niños, que son los protagonistas, en este caso.

  21. Me alegro de este post Laura, porque la publicación de instagram me pareció una falta completa de respeto hacia la maestra de tu hija en particular y la escuela en general. Se que lo expresas así con todo tu sentido del humor, pero cuando has planeado un periodo de adaptación con veintimuchos niños, con diferentes horarios para que el dia que vengan a jornada completa sepan que ocurre en cada momento, pues no hace gracia que te vengan con los ‘juegos de la adaptación’. Quizas no os fue bien explicado, pero todo tiene un por que y un para que. En este pais que tan poco se hace por la conciliación, la educación en ello sería una buena solución, pero para ello haria falta una sociedad unida por la causa y unida por la escuela. Leyendo los comentarios de instagram de tu publicación me parece cosa difícil.

  22. El periodo de adaptación se creó para niños a los que les cuesta mas ir al cole (se vio que a la mayoría), y aunque no hay que generalizar veo casi imposible que cada niño vaya a la hora que le parezca, día de adaptación si y otros no. Pues puede ser que aunque a un niño no le haga falta adaptarse, hacer este periodo ayude a otros a los que sí. ¿Cómo se sentiría un niño al que solo llevan 2 horas la primera semana mientras el resto de los compañeros llevan 4 horas ? Pues perdido y totalmente inadaptado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más