¿Qué quieres encontrar?

53
Alergias e intolerancias alimentarias: cómo detectarlas y tratarlas

Alergias e intolerancias alimentarias: cómo detectarlas y tratarlas

La alergia o intolerancia alimentaria es uno de los temas que más preocupan a las malasmadres cuando comienzan a administrar la alimentación complementaria a los buenoshijos. Muchas de vosotras nos habéis pedido que tratemos el tema para aclarar dudas y dar a conocer qué puede suceder si nuestro buenhijo sufre de alguna alergia o intolerancia a algún alimento. Para ello contamos hoy con Ximena Carzolio, pediatra, que ahonda en el tema y nos lo explica detalladamente. Ximena, además directora de ‘Mysalus, soluciones para ti’ presta servicios de pediatría por whatsapp. Estamos felices de tenerla como colaboradora del club, me da que vamos a aprender mucho con ella. 

1- ¿Qué es la alergia alimentaria?, ¿qué diferencia hay con la intolerancia alimentaria?

La Intolerancia alimentaria viene a ser cualquier reacción adversa o efecto no deseado del cuerpo frente a un alimento, en la que no interviene un mecanismo inmune. Por ejemplo una intoxicación, un alimento que nos sienta mal o la famosa intolerancia a la lactosa. Una alergia alimentaria en cambio se trata de una respuesta inmunológica anormal de nuestro organismo frente un antígeno alimentario como puede ser la proteína de la leche de vaca, el huevo, el pescado, los frutos secos o mariscos entre otros.

2- ¿Qué síntomas podría presentar un niño alérgico a algún alimento?, ¿cómo deberíamos actuar?

Como madres debemos saber que no todas las alergias son iguales y que la mayoría de ellas serán transitorias. También que, salvo casos muy claros de alergia, el diagnóstico no siempre es fácil ni inmediato y requiere observación por nuestra parte.

Un elemento común a casi todas las alergias es la asociación recurrente alimento-síntomas, es decir la aparición de síntomas las siguientes 1 o 2 horas tras la ingesta del alimento. Por ello, salvo que los síntomas sean graves o muy claros, es de gran ayuda apuntar meticulosamente a modo de diario, alimento y tipo de reacción observada antes de acudir al pediatra.

Los síntomas de la alergia son variables según el tipo de mecanismo implicado. Algunos de ellos, los que todos claramente asociamos con “algo alérgico”, activan la inmunoglobulina E y por ello aparece picor, enrojecimiento y habones por el cuerpo, vómitos o dolor abdominal tipo cólico, y en ocasiones mucosidad nasal o broncoespasmo. En el peor de los casos, aparece anafilaxia, cuadro generalizado de picor, habones, hinchazón de párpados y labios, edema glotis, dolor abdominal y bajada de tensión, que requiere rápida intervención. Este tipo de reacciones son las que habitualmente se asocian al huevo, pescado, frutos secos o mariscos.

Ante una reacción alérgica, lo más recomendado es acudir a un servicio médico para valoración del cuadro agudo y tratamiento con antihistamínicos y/o corticoides según el caso. Luego acudiremos a nuestro pediatra para que nos oriente según la sintomatología, edad del niño y alimento, cómo proceder.

Otros síntomas de alergia, en los que no interviene la Inmunoglobulina E, son más sutiles, y se presentan como vómitos, llanto e irritabilidad recurrentes tras las tomas. En ocasiones, el síntoma puede ser una diarrea persistente (a veces incluso sanguinolenta) pero sin repercusión habitualmente en el estado general del niño. Es el tipo de alergia frecuentemente asociada a las proteínas de leche de vaca. Este tipo de alergia es más difícil de identificar dado que bebés irritables y con vómitos a esas edades ¡hay muchos!

Como primera medida, además de tomar nota de la secuencia de ingesta-síntomas y comentarlo con nuestra pediatra, es posible hacer una dieta de eliminación cambiando la leche artificial por fórmulas especiales hidrolizadas durante 3-7 días con las que deberíamos observar mejoría de los síntomas. En caso de lactancia materna exclusiva, lógicamente, este tipo de alergia es menos probable, pero en casos severos también puede aparecer y es preciso que la mamá retire de su dieta la leche de vaca y soja.

¡Cuidado! No debemos confundir lo que es una fórmula hidrolizada con las mal llamadas “leches hipoalergénicas”, no es lo mismo.

Por último, podemos encontrarnos con “la alergia perioral”, una forma de alergia de contacto limitada sólo a la región de la boca, frecuentemente asociada con frutas o vegetales crudos como el tomate o huevo entre otros. Inmediatamente tras el contacto con el alimento aparecen picor, enrojecimiento y habones alrededor de la boca, sólo ocasionalmente hinchazón de labios, lengua o paladar. Se resuelve rápidamente tras dejar de lado dicho alimento, lavar la boca con agua y dar de beber líquidos al niño. Aun así, debemos comentarlo a nuestro pediatra para que tome nota y nos de las pautas más adecuadas a seguir. Aunque no es lo habitual, podría ser el antecedente de cuadros alérgicos generalizados.

3- ¿Cómo se debe realizar la introducción de los alimentos en la dieta del bebé-niño?, ¿hay alguna pauta o se pueden dar todos los alimentos a la misma vez?

La introducción de alimentos sólidos debe ser paulatina y siguiendo el esquema recomendado por tu pediatra. Estas recomendaciones se basan en la madurez del niño y su sistema inmune para ir asimilando los nuevos alimentos. Además de respetar los plazos indicados, los alimentos nuevos siempre deben darse a probar inicialmente de forma aislada, justamente para que en caso de alergia, ésta sea fácilmente detectable.

Las pautas pueden variar sutilmente pero en líneas generales se recomienda lactancia materna exclusiva (o artificial de fórmula hidrolizada en su defecto) durante los primeros 6 meses de vida. A partir de los 6 meses introducimos los cereales con gluten, las frutas indicadas, carnes y verduras en forma de purés, evitando el pescado blanco hasta los 9 meses. A los 10 meses el huevo (siempre primero la yema sola y luego la clara). Para los 12 meses la dieta será lo más similar a la del adulto pudiendo probar las legumbres y tomate fresco entre otros vegetales. Y entre los 15 y 18 meses se introducirán la leche de vaca, trazas de frutos secos, pescado azul y mariscos.

4- ¿Hay algún componente hereditario?

El cacahuete es el único alimento en el que a día de hoy se ha demostrado un componente hereditario claro. Aún así, está claro que la agrupación familiar existe y los antecedentes de alergias alimentarias en la familia deben siempre ser tenidos en cuenta, especialmente si se trata de reacciones severas a algún tipo de alimento.

5-¿Qué alimentos suelen provocar más alergias?, ¿es la leche uno de ellos?

Aunque todos los alimentos son potencialmente alergénicos, en nuestro medio, el más frecuente es el huevo, seguido de la proteína de leche de vaca y por último los pescados. Entre los tres representan el 60% de las alergias alimentarias. Con menos frecuencia encontramos las legumbres, frutos secos y mariscos.

6-A veces hay confusión, ¿se es alérgico a la proteína de la leche de vaca, a la lactosa o a ambos?

La confusión es lógica porque no nos expresamos correctamente y utilizamos la palabra “alergia” para referirnos a todo lo que nos sienta mal. Para aclarar el tema entonces, la alergia es a la proteína de leche de vaca. Cuando nos referimos a la lactosa, hablamos de “intolerancia a la lactosa”, porque el mecanismo que subyace no es una respuesta inmune del organismo a la lactosa sino que se debe a la ausencia de “lactasa”, una enzima de la mucosa intestinal encargada de absorber y asimilar la lactosa de la leche que tomamos. Al estar ausente o en bajas concentraciones a nivel intestinal, la lactosa de la leche se absorbe erráticamente provocando gases, dolor abdominal cólico y diarreas característicamente ácidas, explosivas, que provocan irritación y eritema del pañal en los bebés.

El déficit de lactasa desde el nacimiento es raro en Europa, por lo que es un error común pensar que el motivo de los cólicos de nuestro bebé sea una intolerancia a la lactosa. En cambio, algo frecuente de encontrar en los bebés es una forma transitoria de intolerancia a la lactosa, el llamado “Síndrome Post-enteritis” en el que tras una gastroenteritis importante, la mucosa intestinal queda dañada perdiendo transitoriamente la enzima lactasa, por lo que transitoriamente podemos recomendar utilizar leches sin lactosa.

7- ¿Se puede superar una alergia con el paso de los años?

Las alergias alimentarias suelen ser transitorias siendo habitual que el organismo vaya generando tolerancia al alimento alergénico y éste pueda reintroducirse en la dieta normal al cabo de cierto tiempo.

La edad habitual para cada alimento suele rondar los 18 meses para APLV, los 5 años para el huevo, los 7 años para legumbres y frutos secos, y los 9-10 años para el pescado y marisco.

Estos plazos pueden variar, tardando algo más en producirse la tolerancia cuanto más grave haya sido el cuadro inicial. Superados los 10 años la intolerancia al alimento alergénico es ya infrecuente.

8- ¿Qué consejos le daría a los padres de un niño con alergia a alguno o varios alimentos?, ¿cuál es el tratamiento?

El único tratamiento eficaz es la eliminación estricta en la dieta del alimento en cuestión, lo que incluye conocer listas detalladas de otros alimentos que, a su vez, puedan contener trazas del alimento alergénico. El objetivo es evitar la ingesta accidental o enmascarada del alimento en cuestión.

Para ello, tanto padres como cuidadores deben entrenase en la lectura meticulosa de etiquetas de alimentos y medicamentos; en el uso de utensilios, agua y aceite únicos para preparar el alimento del niño; en conocer al detalle las contraindicaciones particulares de cada tipo de alergia, como puede ser la vacuna de la gripe en niños alérgicos al huevo.

Además, deben contar siempre con medicación antihistamínica en casa y llevarla consigo en caso de viaje. Por último, para el caso concreto de niños con riesgo elevado de anafilaxia alimentaria, tener adrenalina intramuscular precargada (Adrejet) siempre en casa y estar entrenados para administrarla ante una ingesta accidental según indicaciones del pediatra o alergólogo.

Y vosotras malasmadres, ¿sufren vuestros buenoshijos alguna alergia o intolerancia alimentaria?, ¿cómo lo detectasteis? Contadnos vuestra experiencia que seguro ayudará a otras malasmadres y nuestra colaboradora Ximena estará encantada de resolver vuestras dudas.

Para aquellos buenoshijos que tienen alergia a la proteína de la leche de vaca Mead Johnson Nutrition ha lanzado una página web, www.alergiaalaleche.es, que dispone de información acerca de esta alergia, diagnóstico, e incluso libritos de recetas y descargables para que podamos descubrir los alérgenos ocultos de los alimentos.

* Post en colaboración con Mead Johnson.

banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Yo tengo de todo. Una buenahija con alergia a nueces, avellanas y berenjenas. Detectarlo fue sencillo, la mucosa de la boca se le irrita y le pica hasta la desesperación. Nunca ha llegado ni a tragar ninguno de esos alimentos por la reacción tan rápida en la boca. El buenhijo sin embargo es celiaco. Bastante más difícil de detectar aunque tenía mucha diarrea que su malapediatra achacaba siempre a gastroenteritis hasta que me puse tan pesada que le hizo las pruebas… et voilá! tiene usted un celiaco! Así que entre la una y el otro tengo un máster en etiquetado y un doctorado en detección de posibles alérgenos.

    1. Vaya Nell! Te doy el titulo de doctora! Es una labor ardua lo de las alergias y el diagnostico de celiaquia no es facil cuando son pequeños y el cuadro no es el “de libro” porque las diarreas infecciosas son tremendamente habituales y las pruebas no detectan bien a edades tempranas. En cuaqluier caso tu lo sabes bien, una cosa es la alergia y otra la celiaquia…diferentes enfermedades. Besos

  2. Mi petardilla es intolerante al glúten.. Cuando enpezamos a introducir los cereales con gluten en su alimentación no había forma humana de hacer que se tomara los bibes a sus horas, tomaba 2 bibes en todo el día de apenas 150 cada uno (y eso con un poco de suerte). Se le hinchaba la tripita y le daba por hacer cacas más sueltas. Al final, terminaba perdiendo peso. Creo que rara vez ha superado el percentil 10 en peso. Mi pediatra nos derivó al digestivo y fue ahí donde le realizaron las pruebas de la alergia a todos los cereales habidoa y por haber, y tras dar negativo, determinaron la intolerancia al gluten. Ahora nos queda una revisión más y un día de ingreso en el hospital para administrar gluten y comprobar la reacción después de casi 1 año desde el diagnóstico. Por si hubieea madurado ya suficiente el intestino y pudiera asimilarlo. A ver que tal se nos da, porque una alimentación sin gluten es la más cara habida y por haber, por desgracia.

    1. Tu caso Fany es el mas clasico de debut de intolerancia al gluten. Y hago hincapie en la palabra intolerancia que no alergia…aunque se trate haciendo dietas de exclusion (muy caras y dificiles de llevar a cabo con niños en crecimiento) es diferente de una alergia. Si las pruebas de sangre son negativas hay que confirmar con endoscopia. Animo. BSS

    2. La alimentación sin gluten es cara, que me lo digan a mí que hace 8 años que lo diagnosticaron, pero está tan sano y se encuentra tan bien que a pesar de ser una enfermedad crónica siempre pienso que podría ser peor, no tiene que medicarse, solo evitar el gluten, de por vida, eso sí, pero ya está. Ha recuperado su percentil, hacemos sus revisiones anuales y está perfecto. Ánimo!

  3. Buenos días … Me alegra este post…
    Supimos que nuestra niña era alérgica a la leche a los seis meses de edad, tuvo una reacción anafilactica, un susto importante. Tras pruebas con alergologia supimos que también lo era al huevo. Hace poco, le han dado mi verde para tomar hubo cocido o muy cocinado pero estamos teniendo problemas. Las últimas cuatro veces que le hemos dado un poquito, en cada ocasión menos que en la anterior, la niña dice que le duele la tripa y a las dos horas o más vomita. Tenemos que hablar con el alergologo pero por anticipado..: puede ser que tenga intolerancia..? O continúa con la alergia..? Esto último me extraña por el tiempo que transcurre desde la ingesta a los síntomas…

    Gracias…

    1. Hola Esther,
      Vaya susto con la leche! Respecto al caso del huevo me inclinaria a pensar que sigue siendo alergia…dado que la intolerancia al huevo como tal no existe y si es habitual que la alergia tenga varias formas de expresion. Son casos de reaccion mixta decimos. A ver como salen las pruebas con el alergologo. Suerte!

  4. mi hija comenzó a vomitar la leche en polvo cuando dejó de tomar el pecho, se quedaba pálida y muy paradilla y al rato vomitaba y le volvía el color a la cara, el pediatra nos dijo que sustituyeramos la leche por yogures naturales, y así estuvimos al menos 6 meses, luego volvimos a meter la leche en polvo, pero como que no la gustaba mucho así que pasamos a la leche normal, y no la sienta nada mal, aunque no la toma mucho prefiere yogures o queso. Así que no se si fue solo por la leche en polvo o que…

    1. Tamara,
      Por lo que cuentas parece que hubiera tenido una alergia a la proteuna de leche de vaca y como explico en el post, haya desarrollado la tolerancia con la edad dado que ahora dices que ya no tiene sintomas y acepta la leche…la.leche procesada en yogures y quesos tiene las proteinas mas “degradadas” y suelen ser menos alergenicos. En cualquier caso, si rechaza la leche de vaca ahira de adulta o cuenta dolor de tripa habitualmente seria un tema para terminar de estudiar…si no es asi… a ser feliz ;). Saludos

  5. Gracias por el post y la información. Muy interesante.
    Respecto a la proteína de la leche y la lactosa, hay una prueba médica concreta para determinar si hay alergia o intolerancia? Mi caso: como hija de buen español, me han inculcado siempre la necesidad de ingesta de calcio, obvio, aunque casi exclusivamente a través de la leche. Siempre he bebido leche, y respecto a los derivados lácteos, yogures bien pero queso, jamás! Siempre me ha dado un vuelvo al estómago solo pensar en el, así q comerlo no entra ni ha entrado nunca en mis planes. Mis digestiones siempre han sido bastante complicadas, y de pequeña sufría bastante de cólicos. Todos pensábamos q era por un accidente de tráfico q me dejo un poco trastocado el aparato digestivo y un riñón. Este año, y ya tengo 38, estuvimos con una doctora q me dijo q yo quizás podría sufrir de intolerancia… Y luego además vio a la peque, 4 años en julio, y me confirmo q ella también estaba en el grupo… Y es q la peque, desde q dejo el pecho (lo tomo durante 10 meses) ya no quiso beber leche ninguna. Una pelea, una batalla, cada vez. Algún yogur q otro y queso muy rara vez. Cada vez q yo insistía en q bebiese leche me decía q le dolía la tripita y yo, malamadre, pensaba q era un truco… El hecho de que no siempre se haya quejado o que yo, con casi 40 años, nunca haya presentado cuadros como los q se describen en el post, me hace surgir la duda de sí seremos realmente intolerantes – lactosa o proteína, es q ya ni se… De ahí q pregunte si hay prueba médica q lo determine once and for allí. Gracias!!!!

    1. Elena,
      Hay pruebas especi(icas para determinar
      Alergia a la proteina de leche de vaca (IgE total y especifoca en sangre, pruebas de provocacion oral, test cutaneos con parches…) este tipo de alergia es poco frecuente en adultos como cuento en el post y muy frecuente en la infancia.

      Intolerancia a la lactosa (test de hidrogeno espirado entre otros…es una prueba de soplar). La intolerancia a la lactosa es poco frecuente en generl pero mas habitual que se adquiera en adoleacencia y adultez.

      El hecho de rechazar el queso es muy subjetivo, pero los dolores habituales no…comentalo con esta medica que dices que te esta siguiendo! Saludos

  6. Muy buen post! Pero al final se habla más de las alergias que de las intolerancias… Ximena, en el próximo nos hablarás por ejemplo de la celiaquía?!
    X suerte, mi peque x ahora no es intolerante a nada ni alérgica, pero la voy controlando pq su prima es celiaquía y mi hermana lleva el gen así que nos han dicho que podríamos llevar el gen también nosotras (esperemos que no). Por eso estamos tan concienciados con la celiaquía y muchas veces ya hago la compra pensando en mi sobrina.
    Tanto las intolerancias y las alergias son temas muy serios y que se tienen que controlar mucho, sobretodo con los peques.
    Saludos!

    1. Cada uno de los temas es tan amplio que excede 1 post. Si las malasmadres quereis hacemos otro de celiaquia 😉 enfermadad muy frecuente y con muchas variables tambien! Lo qe quise dejar claro es que la alergia es una cosa y la intolerancia al gluten en este caso otra completamente diferente aunque ambas se traten con dietas especiales. Saludos!

  7. Mi buenhijo mayor ha sido alérgico a la proteína de la leche (aplv).

    Comenzó a los 5 meses cuando empecé a introducir la leche artificial; tras una semana tomando un biberón diario, un día a las dos horas del biberón vomitó como si tuviera el demonio dentro e inmediatamente se llenó de habones por la cara, la espalda y la barriga; además de mucha sudoración.
    Después también le dió reacción el puerro, pero “sólo” le salían granitos alrededor de la boca y el cuello; estuvo unos meses sin tomarlo y después ya sin problema.

    A partir de ahí empezó el calvario de leer etiquetas y lo que es pero ¡entenderlas!. Hay frases que deberían estar prohibidas por ley, las malditas “puede contener trazas de” o “elaborado en fábrica en la que se emplea…” nos hacen la vida imposible en muchas ocasiones. Vamos a ver, o tiene o no tiene el alérgeno, pero ¡puede contener trazas! ¡Malditos!.

    El buenhijo también reaccionaba al contacto, con lo cual si un día en la guarde se le ocurría meter la mano en el yogur del vecino y después tocarse la cara, ya teníamos toda la cara roja como un tomate y la mano señalada como si le hubieran dado un guantazo con todas sus ganas 🙁

    Con un año y medio consiguió tolerar la leche hipoalergénica y con dos y medio hicimos una provocación con leche de vaca y… ¡superada! Aún no me lo creo… estas navidades nos tocó la mejor lotería que te puede tocar.

    Lo más importante de superar estas alergias, para mí, no es poder tomar el alérgeno (en mi caso, la leche); no es tan importante tomar un vaso de leche, las propiedades que tiene las puedes encontrar en millones de alimentos, pero duermes tan bien por la noche sabiendo que mañana no te llamarán de la guarde diciendo que ha comido del plato del amigo y se ha llenado de habones y que van para el hospital con él… esa tranquilidad de espíritu no tiene precio.

    A todo esto, sólo añadir que falta aún mucha concienciación en nuestra sociedad, por ejemplo, se te queda una cara de gili… cuando lees en la agenda de la guarde “¡hoy hemos pintado con yogur!”¿cómooooooo? ¿pero si sabéis que es aplv???? y te responden, “No te preocupes, él ha pintado con yogur de soja” ¿?¿?¿?¿?¿? ¿Y por qué no han pintado todos con yogur de soja? ¿es necesario poner en peligro de esa forma la vida de mi hijo? Total, sólo son niños de 1 año, que saben perfectamente qué están haciendo e inmediatamente de tocar el yogur ya no tocan ni un solo juguete más y se van raudos y veloces a lavarse las manos y la cara…

    En fin, no os aburro más!
    Buen día y gracia por este post! A veces nos sentimos bastante solos con estos temas.

  8. Muchas gracias!, jo! Parece que me hayas leído el pensamiento…Justo ayer nos dijeron que el peque( de seis meses ) parece que tiene alergia a la proteina de la leche de vaca, asi que vamos a iniciar la peregrinacion por médicos y alergólogos.

    1. Noemi,
      No te desesperes, habitualmente la APLV es transitoria…pero estos meses seran un poco mas complicados. ANIMOS!

  9. Buenos días.
    Cuando Marcos nació, ahora tiene 20 meses, tenía ya una dermatitis seborreica que en pocas semanas derivó en dermatitis atópica. Desde el principio fue un niño muy llorón debido a lo que nosotros pensábamos que eran cólicos. Decir que le alimentaba exclusivamente con leche materna y que yo no tomaba leche de vaca. Su cuerpo era todo él una erupción de cabeza a pies y a pesar de llevarle con guantes se hacía auténticos escarnios teniendo la piel en carne viva y haciéndose sangrar constantemente. Su pediatra decía que nunca había visto rascarse a un recién nacido como a él. Se pasaba llorando gran parte del día y de la noche, sobre todo la noche. Y a pesar de que su padre y yo pensábamos estar curados de espantos tras nuestro primer hijo (el cual tuvo 6 meses horribles por los cólicos que no le dejaron dormir ni de noche ni de día, algo exagerado) vimos que esta situación no era igual. Estábamos desesperados porque el niño se retorcía de dolor. Le diagnosticaron una esofagitis, vomitaba constantemente, sus cacas eran líquidas y le costaba hacerlas. La zona del pañal era una rojez toda entera. Le recetaron omeprazol pero no mejoró apenas. Para la piel pasamos por diversos corticoides desde el más suave a otros ya más enérgicos. En tres ocasiones hubo que darle diprogenta (corticoide oral muy fuerte que le limpiaba el cuerpo de forma radical) de lo mal que estaba. Recurrimos a la osteopatía, la homeopatía, a dermatólogos. Nada sirvió.
    A los tres meses y medio yo empecé a tomar pequeñas cantidades de leche y el empeoramiento fue más que evidente si eso era posible aun, por lo que volví a dejar de tomarla. Para cuando fue a la guardería la pediatra me recomendó una leche hidrolizada. Apenas tomó unos biberones, se la cambió a nutramigen, un compuesto de aminoácidos para alergias severas, porque ella ya sospechaba que había algo más. A los 5 meses pedimos que le hicieran analíticas y efectivamente le salió + a la PLV y al huevo. Nuestra pediatra nos dijo que probablemente habría algún alimento más debido a los síntomas que mostraba Marcos. Quité de mi dieta también el huevo y hubo mejoría. Pero aun así el niño seguía muy lloroso y quejoso. Su dermatitis seguía siendo más que evidente. Nos remitieron a una pediatra alergóloga que decidió hacerle nuevas analíticas. Entretanto, y debido a un prick que le hicieron también eliminé de mi dieta el trigo, el pescado y los frutos secos y siguió habiendo mejoría pero no del todo. Cada vez que comía para mí era una obsesión pensar que podía estar comiendo algo que le sentara mal por lo que comía lo justo. Pero tampoco quería quitarle el pecho porque para mí era importante dárselo (afectivamente y fisiológicamente, porque en niños con alergia, los anticuerpos maternos pueden resultar de ayuda). Tras las analíticas de sangre finalmente decidimos quitárselo ya que el niño tenía altos niveles de IgE para leche, huevo (ovomucoide y ovoalbúmina), patata, trigo, pescados (blancos y azules), lentejas, soja, alubia, nueces, kiwi, pollo y diversos ácaros del polvo. También hemos notado reacciones adversas con otros alimentos como el calabacín, la zanahoria, etc. Los síntomas, gracias a Dios, no son inmediatos y no nos ha dado ningún susto. Son síntomas digestivos y de la piel. Hoy en día que lo tenemos controlado, el cuerpo lo tiene más o menos bien y si algo le sienta mal se le nota al día siguiente o a los dos días sobre todo en la cara (inflamación de párpados, rojez alrededor de la boca, en mejillas) y picor en cabeza y cuerpo, por lo que retiramos el alimento o volvemos a la cantidad que habíamos testado que toleraba. Así que se alimenta con el nutramigen, un puré básico de arroz, judía verde y ternera y le vamos metiendo poco a poco cantidades controladas de guisantes, zanahoria y pollo. También toma zumo de naranja y manzana. Los análisis de sangre han ido mostrando IgE crecientes para los diferentes alérgenos. En los últimos la subida ha sido muy exagerada, sobre todo para el pescado, la leche y el huevo, a pesar de no estar en contacto con ellos y ha bajado para el pollo y la soja. Así que ahí andamos.
    Ahora que vemos más o menos bien a Marcos, estamos más tranquilos, hemos normalizado la situación. Pero a mí me queda esa espina de no haber disfrutado de sus primeros 7 meses de vida, para mí los peores de la mía por lo mal que lo pasamos. Yo estuve anímicamente derrotada y a pesar de la mejora a partir de los 7 meses, me ha costado alguno más poder volver a dormir con mi niño (cuando mejoró, yo me fui a otra habitación a dormir) ya que me creaba ansiedad el sólo hecho de que gimiera. Hoy la situación es otra, aunque yo no puedo evitar el miedo por la incertidumbre de lo que llegará, y como evolucionará. Empiezo a preocuparme por cómo hacerle la vida lo más normal posible a pesar de su alergia, como celebraremos su cumpleaños, como irá la cosa en el cole donde las galletas son de lo más habitual, y como lograr todo esto sin que afectemos también a la normalidad de su hermano mayor que no tiene por qué sufrir la alergia de Marcos. En fin, un mar de dudas.
    Perdón por la parrafada pero empiezo a darme cuenta que cada caso de niño con alergias tiene un bagaje previo muy extenso hasta llegar a un diagnóstico y a una normalización. Un saludo.

    1. El caso de Marcos es complejo y no me extraña que lo hayas pasado mal. Los casos de alergias múltiples y cruzadas son muy complejos y peliagudo, pero gran parte del recorrido lo tienes hecho, ahora todo será a mejor. Veras!

    2. Hola.Lo primero mucho animo a todas esas superamamis que nos toca a veces el papel de detectives en la cocina y medio pediatras desesperadas para adivinar que le pasa a nuestros hij@s. Mi hija empezó con los típicos cólicos desde el primer mes. Lloraba todo el día, se retorcia de dolores y apenas dormía.Lo achacabamos a los famosos cólicos hasta que con 6 meses tuvo una urticaria por todo el cuerpo que nos llevó a urgencias.Alli nos hablaron por primera vez de la intolerancia a las PDLV.Era tomar yo cualquier lácteo, darle el pecho y brotar se,así que estuve a dieta hasta el final de la lactancia. Después de unos meses, le fuimos introduciendo poco a poco la leche,siempre bajo seguimiento de la pediatra.Con 2 años se le pasó. A los 4 años empezamos otra vez con urticarias pero muy severas,incluso con problemas respiratorios.Nos llevaron desde Alergologia del hospital gracias al interés de nuestra pediatra.Alli le hicieron multitud de pruebas dermatologicas y de sangre. Hoy en día sabemos que mi hija tiene alergia a los cacahuetes, frutos secos,todas las rosácea (frutos con hueso: melocotón, ciruelas, nectarinas,membrillo,…),a los frutos con color rojo (moras,arándanos, fresas,manzanas,uvas,..).Leo todas la etiquetas, elegí un colegio con cocina donde cuidan de una manera excepcional a mi hija.Siempre llevamos antihistamínicos, corticoides y la temible inyección de adrenalina con nosotros. Eso sí es duro,el miedo a no tenerlo un día y pase algo. A día de hoy me preocupa un poco las carencias nutricionales que pueda tener, cómo sustituir todo lo bueno de esos alimentos. Nos desespera que cada cierto tiempo, hay algo nuevo que le da alergia y cada vez va a más. Lo que peor llevo es la falta de conocimiento, saber por qué le ocurre eso, si se puede evitar, si se le quitará algún día alguna de ellas y sobre todo los dias que se brota y no saber por que ha sido, eso es terrible porque tienes una sensacion de que se esta envenenando y tu no sabes con qué.

  10. Buenos dias,

    Yo tengo 2 buenoshijos, y cada uno con un tipo de problema con la comida.
    La niña de 8 años es celiaca y lleva diagnosticada desde los 4 años.
    Y el niño de 4 años, es alergico al huevo, frutos secos y algunos pescados desde que le dimos estos alimentos por primera vez.
    Lo peor de nuestro periodo de adaptacion a este mundillo ha sido explicarlo a la gente q nos rodea, tanto familiares como en el cole.
    Pero llega un momento que ves tan normal y con el tapper de la comida a todos sitios.

  11. Ufff… Mi peque de 18 meses es alérgico a la PLV, al huevo y, recientemente y tras un caso muy grave de anafilaxia, a los frutos secos, concretamente a la nuez de nogal, a la nuez de brasil y al sésamo. Vamos con adrenalina encima, porque seguramente sea a algo más. Para el colmo de males, es muy propenso a bronquitis y además tiene piel atópica. Tanto la alergóloga como la dermatóloga, como evidentemente su pediatra, nos han dicho que tenemos que vigilar mucho lo que come, porque cada vez su organismo reacciona más y más fuerte.
    Aprovecho para hacer un llamamiento al correcto etiquetado de productos, y a las ayudas del gobierno, tanto para hacer frente a los costes que esta patología conlleva, como a ayudas a guarderías y colegios para ampliar plantilla. Mi hijo no puede merendar en la guardería porque no hay personal suficiente para garantizar que no coma algo que no debe (y eso que es pública), así que me veo obligada a recogerle a las 15.30h, si si, 15.30! Así es imposible, imposible…

  12. Pues mi buenbb de casi 11 meses empezo a presentar una irritación grande en el cuello tras ingerir las frutas y el pure de verduras, pensabamos que era alérgico a todo, porque comiera lo que comiera le generaba esa reacción en el cuello que le pica muchísimo a mi pobre, le hicieron las pruebaa y no es alérgico a nada y nos dijeron que no es alergía, porque si fuera alergía le saldría el excema no solo en el cuello sino en todo el cuerpo, extrañamente le sientan muy mal los purés hechos en casa, sin embargo los potitos los tolera mucho mejor y aunque tiene la reacción es mucho menos agresiva, de momento estamos controlando la irritación con corticoides y paleando las molestias con un jarabe antiestamínico, hace un mes estamos con el tratamiento, francamente no veo que funcione, pero el dermatólogo dice que esto es así y que va para largo y debemos tener paciencia, encima nos dijo que debemos estar atentos cuando llegue la primavera, porque muchos niños con problemas en la piel suelen ser asmáticos y el exceso de polén en el ambiente les puede provocar un ataque, así que si le vemos respirar raro corriendo al hospital.
    Espero que llegue pronto el día en que pueda comer sin que le de ninguna reacción, no se si alguna otra malamadre tiene un buenhijo al que le ocurra algo similiar que al mio, los médicos se toman todo con una tranquilidad que yo no tengo.

  13. Yo empecé con la intolerancia al pimiento cocinado ya adulta, y nadie se lo creia…, el caso es que no pasaban ni 20 min de ingerirlo a que saliera de mi cuerpo aceleradamente (hay que ser correcta..)ese dia y unos cuantos días después.. Un médico no hace mucho me comentó que soy intolerante a la encima del aceite que suelta el pimiento cuando lo cocinas. El caso es que no lo como y lo detecto por el olfato en cualquier comida aunque esté oculto. El cuerpo crea herramientas para defenderse 🙂
    El caso que al convertirme en malamadre pensaba que mi buenahija no tenía porque heredarlo, pero Si, su primer potito de verduritas nos llevó al hospital directas, y nos dijeron que simplemente no le dé nada con pimiento, ni pruebas ni nada.
    Mi buenahija tampoco tolera muy bien la leche, tras una gastroenteritis con un añito empezamos con la leche sin lactosa, y a dia de hoy seguimos con leche de cremiento enriquecida sin lactosa, me canse de pruebas por introducirle la leche normal que lo unico que consiguen es que vaya suelta. Eso sí, yogures normales y petits normales tomados de manera espaciada no le afectan. Combinamos con y sin lactosa el tema de yogures, quesos, petits, y galletas y ahora nos va divinamente, ya tendremos tiempo para cambiar y adaptarnos sin las prisas de los médicos.
    El tema de los yogures de soja en la guarde la buenahija tambien los ha sufrido, se los ponian al igual que las natillas y flanes, y hemos optado por ponerle en la mochila sus galletas, yogures y demás todos los días para que no me llamen diciendo que está con gastroenteritis de nuevo. Es más caro, ya que tambien pago comedor pero mas seguro.
    Deberían informar mas de estos temas a educadores y reciclar a los buenospediatras para que no nos agobien con metodos ilogicos y agresivos, y cambiar las etiquetas de forma adecuada y legible con los componentes, asi como las cartas de los restaurantes para hacernos la vida mas facil a muchos con intolerancias.

  14. Mi hijo es celiaco. Su pediatra se empeñaba en cortarle las diarreas y yo empeñada en buscar la causa de esas diarreas… Hartos ya de la incompetencia nos fuimos por privado a una médico de digestivo que viendo al niño y escuchando los síntomas dijo “Este niño es celiaco. Vamos a hacerle las pruebas porque es el protocolo, pero no tengo ninguna duda”. Toma ya.

    La niña fue alérgica al huevo, su primera tortilla francesa empezó a escupirla porque imagino que le picaba la boca. Porción de piel que tocaba la tortilla, porción de piel que se enrojecía, así que a urgencias con ella. A los cuatro años ya se le quitó.
    Ahora es alérgica al kiwi, la primera reacción no la reconocimos como tal porque ella no estaba comiendo kiwi, lo estábamos comiendo los demás a su alrededor y a ella se le hincharon los ojos. Al día siguiente se lo dimos a probar y ya nos dimos cuenta. Ojos, nariz, lengua y labios hinchados, piel enrojecida… un cuadro. A día de hoy podemos comer kiwi cerca de ella, pero no tocarla ni besarla sin antes lavarnos bien.

    1. Existen alergias incluso a los vapores de los alimentos como es tu caso. Por ejemplo niños alérgicos al pescado que les da alergia si están en el sitio donde se esta cociendo el alimento…

  15. Por suerte la buenahija, que la semana que viene cumple tres, no tiene nada. Aunque el buenhijo, de cinco meses, de momento no. Ya se verá al mes que viene, cuando empecemos a introducir los alimentos.
    Ánimo a todas esas @malasmadres por su lucha diaria a favor de la salud de sus @buenoshijos.
    Me ha encantado este post. Gracias

  16. Lo que me parece complicadísimo es el tema de las etiquetas. El pediatra sospechaba que mi sobrino tenía problemas con el huevo y se lo eliminaron por un tiempo. Mi cuñada se volvía loca mirando las etiquetas de los alimentos. ¡Cuantas cosas llevaban huevo! ¡ Y de cuantas formas diferentes se denominaba!

  17. Pues sí, tengo una pequeña de 3 años APLV y ternera. Lo detectamos tarde porque confundimos sus quejas y molestias con la salida de los dientes (empezó justo con la introducción de la ternera a tener síntomas). El brote fuerte fue cuando tomó por primera vez leche de vaca. Quería tomar la misma que su hermano y le dimos. Empezó con una diarrea espantosa y con más dolor. Retiramos todos los productos lácteos después de hablar con una amiga que había tenido a su hijo con intolerancia a la lactosa, y mejoró. Al volver a darle leche, en esta ocasión sin lactosa, se puso todavía peor y fue cuando nos dimos cuenta que era la proteína de la leche. Fuimos al pediatra contándole todo esto y echando hacia atrás vimos que venía de largo el tema y que nos habíamos confundido con el tema de los dientes. Así que, desterramos toda la leche, aprendimos a leer etiquetas y dejamos de traer ternera y mi hija empezó a engordar y crecer, cesaron los cólicos y sus cacas volvieron a la normalidad.. y casi dos años después ya tolera trazas.
    Lo bien que me hubiera venido este artículo antes y lo bien que vendrá para mamis que estén pasando por ello y no sepan por qué no se alivia los síntomas de sus hijos… gracias

  18. Hola, mi hijo es alérgico al cacahuete y tengo entendido que esa alergia no desaparece con la edad -tiene ahora 9 años-. ¿Es así? Gracias

  19. Ximena, gracias por el post tan claro y completo.
    Como madre de una niña APLV de 18 meses agradezco mucho la difusion de informacion de calidad sobre este tema.
    Nosotros no hemos sufrido mucho porque lo detectamos al primer contacto con 6 meses y pudimos continuar con lactancia materna hasta los 13 meses.Hemos recibido apoyo del equipo de pediatria de nuestro centro de salud desde el primer dia y en nuestra guarderia, que es municipal, tambien. Las cuidadoras y cocinera han eliminado cualquier alimento o snack que pueda contener leche para que mi niña no entre en contacto con ello. En las meriendas no ha podido ser, de momento. Asi que la tengo que recoger a las 15.30, igual que le ocurre a Frida.
    Es cierto que mas allâ d los profesionales sanitarios y educadores no hemos encontrado tanta comprensiõn, pero siempre por desinformaciõn.
    La alimentacion de la niña sin lacteos es saludable. Toma una leche hidrolizada y todo tipo de frutas verduras, carnes, pescados y cereales. Hacemos el esfueezo de revisar cada etiquetado y llevar alimentos adecuados con nosotros cuando salimos de casa. Mãs allã de eso, lo unico que nos preocupa es el contacto con el alergeno cuando delegamos su cuidado.

  20. Por suerte, de momento, mis mellizos no tienen alergias y comen de todo. Como tengo niños alrededor con alergias, igualmente estoy atenta a cualquier síntoma por si en un futuro apareciera alguna alergia o intolerancia.
    Pero siempre vienen muy bien estos consejos y aclaraciones! Un saludo

  21. Muy interesante el post, y no quisiera dejar escapar la oportunidad para hacer una consulta, a ver si me puedes ayudar. Mi niña de 8 meses tiene muchísimos problemas de gases desde q empezamos con la alimentación complementaria, sobre todo de noche q es cuando no los expulsa. Me paso casi toda la noche en vela haciéndole masajes, poniéndole calor u cogiendola en brazos y agitándola un poco para aliviarle las molestias. Me han dicho q puede ser alergia al gluten, pero no hay pruebas q lo confirmen. Estamos tomando probioticos (llevamos 10 días) pero no hemos notado ningún tipo de mejoría. Que me recomendas q haga?? Crees q efectivamente puede ser debido a la toma de algún alimento? Ya q antes no le pasaba

    1. Si los síntomas son diarios y claramente no le sucedía anteriormente, tu pediatra debería tener en cuenta como viene creciendo y engordando , y aún así, si persisten molestias desde la introducción de cereales habría que pedir analitica con anticuerpos para enfermedad celiaca.

  22. Toda mi vida he rechazado las frutas… y ya de mayor he sabido que tenia alergia a la PROFILINA, presente en frutas y verduras y que ese es e motivo de rechazar dicho alimento.

    No ha disminuido con el paso de los años, sino todo lo contrario, ahora la ingesta de frutas y verduras provoca la aparición de un sin fin de llagas bucales a modo de ulceras.. y el consiguiente dolor estomacal.

    Mi hija tiene una “alergia/intolerancia”… no mediada por la IG a los pescados y mariscos, que le produce mucho dolor estomacal, vómitos y que tenga las heces acólicas. Todo esto comenzó de bebe al introducir en su dieta los pescados. La “tratan” en el servicio de alergologia de un prestigioso hospital publico infantil de MAdrid… y nada de nada.

    Se limitan a hacerle pruebas cutáneas, que dan negativo y tras pasar dos años sin ingerir ni una gota de pescado, le hacen comerse un lenguado y esperan una reacción masiva (que afortunadamente no sucede nunca), la niña presenta los síntomas anteriormente descritos tras una ingesta prolongada y de forma habitual de dicho producto… y así estamos, sin saber como o porque.

    Hoy tiene 8 años… y sinceramente dudo mucho que esto desaparezca

  23. Toda mi vida he rechazado las frutas… y ya de mayor he sabido que tenia alergia a la PROFILINA, presente en frutas y verduras y que ese es e motivo de rechazar dicho alimento.

    No ha disminuido con el paso de los años, sino todo lo contrario, ahora la ingesta de frutas y verduras provoca la aparición de un sin fin de llagas bucales a modo de ulceras.. y el consiguiente dolor estomacal.

    Mi hija tiene una “alergia/intolerancia”… no mediada por la IG a los pescados y mariscos, que le produce mucho dolor estomacal, vómitos y que tenga las heces acólicas. Todo esto comenzó de bebe al introducir en su dieta los pescados. La “tratan” en el servicio de alergologia de un prestigioso hospital publico infantil de MAdrid… y nada de nada.

    Se limitan a hacerle pruebas cutáneas, que dan negativo y tras pasar dos años sin ingerir ni una gota de pescado, le hacen comerse un lenguado y esperan una reacción masiva (que afortunadamente no sucede nunca), la niña presenta los síntomas anteriormente descritos tras una ingesta prolongada y de forma habitual de dicho producto… y así estamos, sin saber como o porque.

    Hoy tiene 8 años… y sinceramente dudo mucho que esto desaparezca

    Responder

  24. Muy interesante el post de hoy ya que cada dia hay mas niños con alergias e intolerancias. Mi peque es Aplv desde los tres meses que se lo diagnosticaron pero yo creo que lo tenia desde su nacimiento. No presentaba sintomas en el cuerpo quiero decir ni ronchas, ni picor,ni rojeces… solo vomitaba algunas veces despues de las tomas pero no inmediatamente sino al cabo de una hora o mas y estaba constantemente irritable,apenas dormia y nunca queria estar acostada siempre incorporada. Su pediatra no veia nada anormal pero yo no podia mas,acudimos a un medico privado y solo con explicarle los sintomas se lo detecto.Despues le hicimos las pruebas. Cuando las intolerancias son leves no dan la cara en ninguna prueba con lo cual sino das cpn el profesional adecuado que lo detecte te quedas igual que estas:sufriendo tu y el bebe. Mi peque toma una leche hidrolizada que le va a las mil maravillas. Solamente animar a todas aquellas malasmadres que se encuentren en una situacion parecida a que no se rindan y si piensan que a su hijo le pasa algo busquen el profesional que sepa ayudarles de verdad. Animo!!!

  25. Como primeros auxilios. .. se pueden adquirir los antihistaminicos en farmacia o la adrenalina intramuscular? O tenemos q correr al hospital si o si.
    PD: aun no he introducido alimentos. Pero paraestar preparada

    1. lo ideal es que la primera vez que tu hijo tenga una reacción, sea la que sea, si es que la tiene, le valore un médico. En caso que sea alergia, urticaria, etc, si es frecuente, es útil y practico tener antihistaminico en casa y conocer la dosis y forma de administración. La adrenalina solo es recomendable tenerla si se ha confirmado una alergia con reacción anafilactica, saber reconocer un brote y saber administrarla. No es para tenerla porque si

  26. Hola. Mi hija tenía alergia a a proteína de la leche de vaca. Tomó pecho 3 meses y bien, pero al introducir el primer biberón inmediatamente se le puso el cuello y la cara rojos con habones blancos y se le hincharon las orejas y los pies. A partir de ahí tomó leche hidrolizada hasta los casi 3 años.

    Le fueron haciendo pruebas de tolerancia y análisis y cada vez se iba normalizando más.

    A veces nos veíamos con alguna dificultad, sobretodo cuando iba siendo más mayor y habían situaciones como un cumpleaños en la guardería, o que viera a su hermana comer unas galletas que ella no podía….no había manera de convencerla.

    La verdad es que no hacía una dieta muy diferente a la nuestra. Únicamente que ella tenía su leche, sus yogures de soja y sus gslletas. No bechamel ni cremas con nata o quesito..pero poco más.

    Lo que sí nos pasó es que cuando toleró bien la leche el día de la prueba ya nos dieron vía libre psra introducir todo lo lácteo. Se pasó la primera semana que le dolía la barriga y acababa vomitando. Creo que era un tema de madurez.

    Pero hoy por hoy ya come de todo. Ánimo a todas las madres con hijos alérgicos o intolerantes!!!!

  27. Soy suuuuper alérgica al marisco.
    No sólo no puedo comerlo, tocarlo o comer algo que haya estado en contacto con marisco.
    Sólo el olor me marea.
    De hecho, tengo que llevar una inyección de adrenalina siempre encima por si tuviera un contacto accidental.

    La alergia se manifestó a partir de los 13-14 años (ahora tengo 35) y ha ido empeorando con los años.
    Mi pregunta es si mi hijo de 2 años puede “heredar” mi alergia.
    Por ahora dada su edad no ha probado el marisco.

    Gracias!

  28. magnífico artículo, muy completo y sin dogmatismos tan comunes hoy día. Muy interesante el punto 7, aclara mucho sobre la diferencia entre alergia e intolerancia.

  29. cuando empezamos en esta casa con alergias no había niños alérgicos, ni comer en el colegio, ni dejarle con nadie que fuera la abuela, ni ir a comer a restaurantes… muy divertido.

  30. Me parece interesante el tema planteado pero en asusta que hable así una pediatra (que lo que yo he encontrado sobre ella es que su formación es de medico de familia), sin formación especifica en alergia. Nosotros fuimos peregrinando de medico en medico hasta que nos derivaron al Alergologo que es el que sabe de estos temas. En mi experiencia lo que digan los pediatras, o peor aun los médicos de familia que se meten a pediatras, no tiene mucha base la verdad. Asiq si tenéis un hijo alérgico, ir al alergologo!! Qué no os engañen con promesas falsas y que os lo explique el que sabe!!!

    1. Los médicos que ocupamos cargos de pediatría y trabajamos en el día a día con los niños, su crecimiento, introducción de alimentos, etc entre muchas otras cosas, somos los primeros en dar la voz de alarma o sospecha solicitando las pruebas iniciales y valorando la derivación a alergologia. Nadie ha hablado aquí de sustituir a nadie.
      Por otro lado aclararte que mi formación como Médico de familia, Puericultora, Master en Genética Clinica y MBAen gestión sanitaria y multitud de cursos de actualización que realizó periódicamente además de ver una media de mas de 30 niños al día desde hace años, me habilitan sobradamente a redactar este post sobre alergias alimentarias que no es ni mas ni menos que lo que trabajo diariamente. Saludos

  31. Aquí madre de uPirata Mayor Ex-Aplv ,que también estuvo en el límite del huevo (nunca llegó a más) y de un actual alérgico al huevo #PirataPequeño , algún día escribiré un post,porque es largo de contarmsobre todo la parte en la que los pediatras te dicen que es nornal q los niños vomiten y la parte en la que luché por mantener la lactancia haciendo dieta de alérgica a la proteína de la leche de vaca por seguir amamantando a mi hijo…gracias por los consejos

  32. Hola muy bueno el post, en mi caso los 2 peques han sido (el peque aun nos da sospechas) alérgicos al huevo. el mayor con 7 meses al comer clara de huevo se le incho la lengua y se le cerró la garganta a urgencias y alérgico evidente al huevo, dieta exenta de huevo, los magníficos profesionales del hospital niño jesus y 3 años y superó la alergia, en ese momento nació su hermano pequeño. El peque al probar el huevo 7 mesese diarreas, con los antecedentes pruebas y alergia al huevo, ya teníamos un máster en lectura de etiquetas y de llevar adrenalina no nos asustamos, dieta exenta de huevo y a los 3 años en las pruebas ya no da alergia ¡genial! El alergolo del niño jesus nos había dicho que tenia una alergia leve q era posible que pudiera comer huevo cocinado y no crudo, y aun que se supone que no es alérgico hemos comprobado que si come una tortilla poco hecha tiene reacción cutánea en los alrededores de la boca.
    Así que podemos comer cosas con trazas y podemos ir a un restaurante sin llevar la comida pero aun tenemos algún síntoma. Pero sin el agobio que suponía llevar la adrenalina y perseguir al resto de madres del parque cuando ofrecían galletas.
    Lo cierto es que no tienes un alérgico no te das cuenta del cuidado que hay q tener. yo ya no ofrezco nada a un niño en el parque y cosas así. En fin gracias por tratar el tema e informar.

  33. Mi hija fue alérgica al huevo pero lo superó con casi 2 años. La primera vez que comió tortilla francesa se puso a llorar desesperada y le salieron habones en la boca casi instantáneamente.
    La llevamos al alergólogo y le hicieron varias pruebas, análisis de sangre y cutáneas.
    Cuando los niveles en sangre bajaron a niveles normales hicimos las pruebas de ingesta en el hospital. Nada de ir probando en casa…
    Nosotros nos adaptamos rápido a excluir el huevo, pero la gente tiene la manía de ofrecer galletas y bollería a los niños sin preguntar. Menos mal que por entonces a ella no le gustaba el dulce.

  34. Hola, en casa introducimos la alimentación complementaria de mi hijo con Baby Led Weaning o alimentacion a libre demanda. No hubo orden en la introduccion y tampoco purés. Q diferencia hay, en lo q alergias se refiere, en introducir las verduras en puré, tal y como recomiendas, ha hacerlo en trozos?

  35. Hola! La alergóloga de mi hija (Iplv) nos ha dicho (para mi otro niño que por ahora no tiene alergias y está empezando la alimentación complementaria), que es obsoleta la recomendación de retrasar el pescado y separar yema de clara (porque es imposible y sus proteínas están intrínsecamente mezcladas), y que debe darse todo paulatinamente y observando al bebe desde los 6 meses. ¿Es esto así,? es una doctora de un prestigioso hospital público y ahora que leo esto me hace dudar. Gracias!

  36. Hola a todas, aunque ya hace casi tres meses de vuestros comentarios, hasta el día de hoy no ha llegado hasta mí este interesante post. Pero al ser madre de una niña con alergia al pescado me ha resultado muy interesante. En la familia no hay antecedentes, mi peque de tres años tuvo dermatitis atópica al nacer, hoy contralada. Su pediatra me dijo que los niños con dermatitis son más propensos a tener alergias. Nosotros descubrimos su alergia a los doce meses y tras tres meses de comer pescado. Le estaba dando mi madre merluza (vaya susto se llevó la pobre). Tras la reacción alérgica no ha vuelto a comer pescado, a los tres años le hemos hecho pruebas de alergia y le ha salido alergia a todos los pescados, también me han dicho que con la edad la mayoría de las alergias se superan (eso espero). Porque la pobre antes le daba igual pero ahora cada vez que comemos pescado lo pasa fatal y cuando juega con sus muñecos todos son alérgicos al pescado. En cualquier caso teniendo cuidado todo va bien.
    Aunque si que me preocupa que no coma los nutrientes que aporta el pescado y sobre todo que desarrolle alergia a otros alimentos, en fin ya se verá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más