¿Qué quieres encontrar?

5
7 de cada 10 mujeres se ve peor o mucho peor que antes de ser madres

7 de cada 10 mujeres se ve peor o mucho peor que antes de ser madres

Llevamos un año reivindicando la #BellezaSinFiltro junto con L’Occitane en Provence, una iniciativa a la que os habéis unido cientos de mujeres dejando fotos y comentarios con los que hemos reflexionado sobre nuestra belleza real. Todos ellos reflejan la necesidad que tenemos de mostrarnos tal y como nos sentimos, sin filtros, sin postureo, pero sobre todo reflejan la necesidad de romper con los miedos que muchas veces sentimos por no cumplir con lo que, socialmente, se considera “bello”. Miedos que nos paralizan, nos cohíben y nos hacen estar incómodas en situaciones en las que deberíamos sentirnos libres: ser nosotras mismas.

Muchas reconocéis la necesidad de quereros más y de dejar de vernos “imperfectas”. Los comentarios dejan claro que nos resulta difícil subir un primer plano de nuestro rostro a las redes sociales y que nos resulta incómodo mostrar nuestras piernas o abdomen en la playa”.

malasmadres-belleza

Al analizar las fotografías que habéis compartido durante este tiempo y que tanto nos emocionan con el hashtag #BellezaSinFiltro, nos damos cuenta de que hay algo en común en todas ellas, un elemento vertebrador que se puede ver a simple vista: el impacto de la maternidad en la percepción de nuestra belleza.

La maternidad, el verdadero tsunami

La llegada a la maternidad supone un antes y un después en las mujeres, llega para alborotar todo, para alterar lo que más o menos teníamos normalizado. Con la maternidad no solo se produce una transformación de nuestro aspecto físico, sino que trae consigo la falta de sueño, el estrés, las preocupaciones o las responsabilidades que de repente asumimos, seguro que os suena esto que os cuento y que ha ocupado tantos posts en nuestro Club de Malasmadres.

Esta transformación física que todas sufrimos nos cuesta también mucho aceptarla por culpa de la imagen de los cuerpos y rostros que vemos en las pantallas, que se aleja de nuestra realidad y por tanto nos genera frustración.

Un paso más: la encuesta #BellezaSinFiltro con L’Occitane

No quisimos pararnos aquí y este año quisimos sacar a flote todo los sentimientos escondidos tras esta #BellezaSinFiltro, contando con todas vosotras para cuantificarlos, conocerlos más a fondo y saber cómo pensáis y, sobre todo, cómo os sentís cuando reflexionamos en torno a la belleza real. Más de 16.000 mujeres os habéis unido a nuestro movimiento #BellezaSinFiltro contestando a la encuesta que lanzamos Malasmadres y L’Occitane en Provence y cuyos resultados presentamos ayer en nuestra Malasmadres House junto con L’Occitane. Hoy los queremos compartir con vosotras.

Desde que eres madre, ¿te ves igual en el espejo?

La maternidad deja una huella más que evidente, esa huella que hace que te mires en el espejo y que no veas a la misma mujer que eras antes de ser madre. Todo ha cambiado y tenías una imagen preconcebida que no se identifica con la realidad.

Ya desde el embarazo, la imagen que tenemos de nuestro aspecto físico se aleja totalmente del concepto de belleza que tenemos interiorizado. Un concepto que parte de una creencia que hemos ido construyendo a lo largo de nuestra vida a través del entorno cercano o a través de otros agentes externos como por ejemplo, los medios de comunicación o las redes sociales.

Es precisamente la construcción social del significado de belleza la que nos lleva a distinguir (o juzgar) entre lo que es bello y lo que no lo es. Y al ser madre, esta percepción que hemos ido asumiendo desde pequeñas se desploma ante nosotras. Es cuando, al mirarnos al espejo, nos vemos peor que antes de ser madre, el dato es claro y contundente: 7 de cada 10 mujeres nos vemos peor o mucho peor que antes de ser madre.

maternidad-belleza

¿Qué sientes al mirarte en el espejo?

Nos sentimos mal porque se produce una total desconexión entre lo que socialmente se considera “bello” y la imagen que vemos al mirarnos en el espejo. Por un lado, nos aceptamos a nosotras mismas porque somos conscientes de lo lejos que quedan los cánones de belleza impuestos, pero por otro, nos crea malestar el compararnos y ver que no cumplimos con estos cánones.

En este sentido quisimos profundizar sobre los sentimientos que aparecen al mirarnos en el espejo. Insatisfacción y frustración por no vernos como nos gustaría, seguido de la añoranza de cuando somos más jóvenes y la aceptación del aspecto es la combinación de sentimientos que solemos sentir las mujeres.

¿Qué es lo que te impide verte como te gustaría?

Nos cuesta identificar una única causa al hecho de que sintamos esta insatisfacción o frustración. Es inseguridad, complejo y muchas veces es un cúmulo de circunstancias que hace que un día nos encontremos bien y nos aceptemos, pero otro nos frustre no poder vernos como nos gustaría.

1. La falta de tiempo sale a la luz

En la encuesta #BellezaSinFiltro quisimos analizar varios factores que influyen en la percepción de nuestra belleza e identificar el peso que tenían cada uno. Aunque la presión del canon de belleza impuesto socialmente se considera un factor importante, es la falta de tiempo para cuidarnos el principal obstáculo para no vernos como nos gustaría.

2. El cansancio por la tareas domésticas, otro obstáculo

En el caso de las mujeres que somos madres, el cansancio por las tareas doméstico-familiares es el segundo factor que afecta en no vernos como nos gustaría, mientras que las mujeres que no son madres apuntan al canon de belleza impuesto socialmente.

3. Más reflejadas con la belleza, en el entorno más cercano

Precisamente sobre el canon de belleza también quisimos indagar, profundizando en los agentes socializadores que se encargan de transmitirlo y del análisis se concluye que es en los entornos más cercanos como los familiares o laborales donde las mujeres nos sentimos más reflejadas con la belleza. Sin embargo, en los medios de comunicación, en las pasarelas o en las revistas de moda es donde existe la mayor desconexión entre el canon de belleza transmitida y la belleza real percibida.

¿Y las redes sociales, influyen en tu percepción de la belleza?

Las redes sociales se han convertido en un potente canal donde la imagen y la difusión de un canon determinado está a la orden del día, es una nueva vía. Nuestros resultados muestran que en las redes sociales se transmite una belleza alejada de la realidad. Precisamente, el 67% de las mujeres no nos sentimos reflejadas con este canon de belleza que transmiten las redes sociales y el 69% afirma que la imagen que se proyecta genera más presión sobre su imagen física.

Pese a que somos conscientes y capaces de identificar dónde está la desconexión entre lo que vemos fuera y cómo nos vemos a nosotras mismas, es cierto que el canon de belleza construido socialmente está afectando a nuestra autoestima. El 85% de las mujeres encuestadas declara que el hecho de poder cumplir con el canon de belleza social le afecta a la autoestima.

Y… ¿qué haces para sentirte bien y más bella?

Las mujeres recurrimos a aquello que es accesible y no requiere destinar mucho tiempo. Maquillarse los ojos, los labios o el rostro son los trucos que ponemos en practica para sentirnos más bellas, y, según los resultados de nuestro estudio, es el principal recurso que utilizan las mujeres. En la misma línea un 44% recurre al cuidado en casa para sentirse más guapa, ya sea dedicando tiempo al cuidado de vez en cuando o siguiendo una rutina en el cuidado diario.

Otros aspectos que cobran importancia para sentirnos bien y más bellas son el deporte y los hábitos saludables, acciones clave para el 47% de las mujeres.

¿Compartes fotos de tu rostro en redes sociales?

Nos cuesta sacar fotos de nuestro rostro y compartirlas en redes sociales. Aunque no lo creáis es un reto para muchas mujeres. El motivo: porque nos cuesta ver reflejada nuestra imagen en una instantánea. Lo primero que hacemos al ver la foto es repetirla hasta dar con la que más nos gusta.

Sin embargo, pese a la dificultad de enfrentarnos al objetivo de nuestra cámara, el 70% de las mujeres compartimos fotos de nuestro rostro en las redes sociales. Antes de publicarlas se usan las facilidades que ofrece la tecnología para retocar las fotos corrigiendo las posibles “imperfecciones” que vemos. ¡Los famosos filtros!

filtros-belleza

Para, mírate al espejo y disfruta de tu ‘Belleza Sin Filtro’

Si algo ha conseguido la encuesta #BellezaSinFiltro es que nos ha obligado a pensar en cómo nos vemos, cómo valoramos nuestra belleza y a reflexionar sobre nuestro entorno y cómo está afectando en la percepción que tenemos de nosotras mismas. Es necesario parar para hacer esta reflexión, es necesario mirarnos al espejo, es necesario querernos más y apostar por nuestra belleza real, aquella que se refleja por fuera cuando la trabajas por dentro.

Antes de irnos…

1. Queremos premiar tu apoyo en la acción #BellezaSinFiltro

  • Hoy queremos, además, agradecerte tu apoyo y participación en esta acción tan especial para nosotras y que nos ha emocionado tanto con un súper sorteo que ha puesto en marcha L’Occitane.
  • Para participar pincha aquí.

2. Consulta el estudio completo

  • Si quieres leer el informe completo con las conclusiones de la encuesta #BellezaSinFiltro puedes hacerlo aquí.

¡Gracias Malasmadres!

Han comentado...

  1. Hacer deporte me ha ayudado mucho a sentirme mejor, pero también no ser tan exigente conmigo misma. Solemos ser muy duras con nosotras mismas y nuestra más dura crítica… saber y aceptar que no soy guapa, pero que tampoco fea y ver que mi barriga ha creado vida, mis brazos dan abrazos fuertes y miman a mi hijo y que mis piernas me llevan y me traen, hacen verlo todo de otra forma. Gracias por dar este empujoncito, no está de más saber que somos perfectas y reales tal cual somos.

    1. ¡Muchas gracias Michelle! ¡Qué bien que el deporte te haya ayudado. Como ves, para el 47% de las encuestadas, el deporte y el comer de forma saludable les hace sentirse más bellas. Un abrazo!

  2. No deberíais dejar entrar al club a frikazos como yo: ¡¡¡¡pues no que me he puesto a buscar rostros duplicados en la cabecera del post!!!! Se me han ido los ojos solos al ver duplicada la foto de mi amiga Juana @mahelvamp y no he podido parar …

    Bromas aparte, ya hace tiempo que voy diciendo que no me gusta la gente perfecta (a pesar de que soy muy perfeccionista con las cosas), no me parecen HUMANOS. Tenemos que valorar esos fallitos, esos errores de diseño que nos hacen ESPECIALES

  3. Uf, tuve a mi hija el 2016, y subí varios kilos… pero este año dije: no más!! necesito re-colonizar una parte de mi vida!!!, me puse a dieta, a hacer deporte y con masajes estéticos y he bajado mucho de peso (como 10 kilos), incluso peso menos que antes de embarazarme, me siento más saludable y más guapa. me hago masajes y me compro mucha ropa (no había notado que sólo le compraba ropa a mi hija, creo que era por culpa de las hormonas y porque mi peso no me daba ganas de probarme nada, creia que todo que quedaba fatal)… estoy muy feliz de tener un espacio para mi y sentir que soy atractiva de nuevo… estaba muy descuidada… adoro a mi hija, pero siento que soy mejor madre si dejo un espacio en la semana para mi.. cuesta mucho por el trabajo y la familia, pero me resisto a llegar a los 40 años (tengo 38) sintiéndome indeseable…. y pensando además que mi marido está cada día mas guapo… jejejjeje.

  4. Uf, tuve a mi hija el 2016, y subí varios kilos… pero este año dije: no más!! necesito re-colonizar una parte de mi vida!!!, me puse a dieta, a hacer deporte y con masajes estéticos y he bajado mucho de peso (como 10 kilos), incluso peso menos que antes de embarazarme, me siento más saludable y más guapa. me hago masajes y me compro mucha ropa (no había notado que sólo le compraba ropa a mi hija, creo que era por culpa de las hormonas y porque mi peso no me daba ganas de probarme nada, creia que todo que quedaba fatal)… estoy muy feliz de tener un espacio para mi y sentir que soy atractiva de nuevo… estaba muy descuidada… adoro a mi hija, pero siento que soy mejor madre si dejo un espacio en la semana para mi.. cuesta mucho por el trabajo y la familia, pero me resisto a llegar a los 40 años (tengo 38) sintiéndome indeseable…. y pensando además que mi marido está cada día mas guapo… jejejjeje. fuerza mamis!! podemos estar mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más