¿Qué quieres encontrar?

81
Bye, bye sentimiento de culpa

Bye, bye sentimiento de culpa

malasmadres_quienessomos_Leonor

* Podéis seguirla en @Leonor_Cabrera  y en su BLOG.

La culpa es un monstruo peligroso que anda al acecho detrás de cualquier esquina y que salta sobre nosotras cuando menos lo esperamos. Yo aún no tengo hijos, ni buenos ni malos (puede ser que con esto de escribir en este blog acabe  animándome) pero hablo con las amigas que sí tienen y constato que suelen mirar a esa culpa de reojo.

El principal motivo por el que mis amigas miran de reojo a la culpa tiene que ver con los buenoshijos. La sensación que tenéis muchas de las madres que conozco es que nunca les dáis lo suficiente, que siempre es posible darles más, que siempre es posible que su educación sea mejor o que siempre es posible dedicarles más tiempo o ser más cariñosas.

Si a esto le unimos que un alto porcentaje sois madres trabajadoras y pasáis mucho tiempo fuera de casa, esa sensación de culpa se agrava aún más porque además de sentir que no le dáis lo suficiente también sentís que estáis poco tiempo con ellos y que tenéis que compensarlos de alguna manera.

Ya sé que no es lo mismo un niño que una empresa y que ambos no tienen nada que ver pero ahora mismo yo tengo presente esa sensación de culpa con Viventi, mi empresa y para mí, mi criatura. Por muchas horas que le dedique, por mucho tiempo que esté pendiente y por mucho que haga por ella siempre  tengo la sensación de que puedo hacer mucho más.

Tanta dedicación hace que mi atención acabe tambaleándose, necesite pensar en otras cosas y de vez en cuando hacer una escapadita. Para mí una escapadita es dejarme alguna tarde libre a la semana para hacer algo que no esté relacionado con la empresa, como dedicarme a ver series y poner mi mente en modo off. Entonces aparece la maldita culpa porque me asalta la sensación de que no le estoy dedicando el tiempo suficiente. Es en ese momento cuando mi determinación se vuelve locura, me autoflagelo un poco y decido que le tengo que dedicar aún más tiempo.

Entro así en un círculo sin principio ni fin, en el que aparece la culpa por no dedicar todo el tiempo que puedo dedicar a Viventi y, por otro lado, aparece la necesidad de desconectar y de pensar en mí al margen de la empresa, de pillarme una tarde para mí, para hacer lo que me dé la gana sin darle cuentas a nadie (tengo dos socias, por cierto).

¿Te suena este bucle? Seguro que alguna vez te ha pasado algo similar. Si no es con los buenoshijos puede ser con el trabajo, como es mi caso, o por no visitar lo suficiente a tus padres o porque hace mucho tiempo que no ves a tal o a cual amigo.

¿Qué podemos hacer para que esa culpa desaparezca?

1. Comprueba la distancia que hay entre quien te crees que eres y entre quien eres en realidad. ¿Te crees una superwoman capaz de llevar para adelante trabajo, hijos y lo que se te ponga en medio? A mí me pasa eso. Tengo una imagen tan idealizada de mí que me veo como una gran empresaria que puedo llevar para adelante mi empresa y todo lo que se me ponga por delante. Sin embargo, cuando me pego unos pasones grandes de trabajo, el cuerpo, que es muy sabio, me dice ‘hasta aquí’ con una contractura en la espalda como la que tengo ahora. Ahí salta la culpa porque no llego a esa imagen tan autoidealizada que tengo de mí. ¿Te pasa a ti esto? Lo primero es darte cuenta si es así y, a partir de ahí, tomar conciencia cada vez que caes en lo mismo. Verás como poco a poco ese bucle se va suavizando. A mí me viene muy bien para parar un poco esta frase que escuché una vez a Sogyal Rimpoché, un maestro tibetano: “Es suficiente con suficiente”.

2. Sé objetiva. Cuando hablo de ser objetiva me refiero a que seas consciente de lo que haces y de lo que no haces. Si uno de los motivos de tu culpa es que no pasas suficiente tiempo con tu hijo te animo a que, durante una semana, anotes las horas que pasas con él o ella y que, una vez que tengas el dato, valores si es suficiente o no lo es. A veces la percepción nos juega malas pasadas y la manera de conseguir esa objetividad es a través de los datos. Si aún así el tiempo que pasas con tus cachorros no es suficiente, ¿qué puedes hacer para estar más tiempo con ellos? Si por muchos malabarismos que hagas no dispones de más tiempo, ¿qué puedes hacer para que ese tiempo sea de más calidad y lo disfrutéis todos al máximo?

   3. Si la culpa la causa una decisión equivocada que has tomado, piensa qué te llevó a tomarla. A veces la culpa salta por algo que hemos decidido. Piensa que la vida es un flujo continuo de toma de decisiones, desde si ir por éste o por el otro camino hasta decidir si tengo o no hijos. Si tienes culpa porque tu decisión en determinado momento no fue la correcta, analiza qué te llevó a tomarla. ¿Para qué tomaste ese camino y no otro? Seguro que tu decisión estaba bien fundamentada en su momento y, de cualquier forma, ya no puedes hacer nada para cambiar lo que hiciste. La culpa tiene mucho que ver con el pasado, con lo que no hicimos o con lo que hicimos mal y se disolverá si tienes una mirada compasiva haci ti misma y te das cuenta de que lo hiciste lo mejor que pudiste hacerlo en ese momento.

4. Busca tu intención positiva. Todo acto tiene una intención positiva, todo lo que hacemos tiene como intención buscar el beneficio para nosotros o para alguien que queremos. Intenta hallar cuál es la intención positiva de esa actitud o de esa decisión que te produce la culpa. Si pasas poco tiempo con tu buenhijo igual es porque trabajas y trabajas para tener el dinero suficiente para que lo falte de nada. ¡Ahí tienes una intención positiva!

Me encantaría escuchar a través de los comentarios del blog cuál es vuestra relación con la culpa, si está o no presente y cómo hacéis para lidiar con ella.

Malasmadres_culpa

Han comentado...

  1. Buenos días!!
    Yo tengo doble sentimiento de culpa. Por un lado porque no estoy todo el tiempo que mi mendruguín merece y por otro lado porque no me quedo en la oficina todo lo que me quedaría para terminar las cosas pendientes si no estuviera él.
    Luego la razón me dice que no le dejo por capricho, y trabajo porque tengo que trabajar (por dinero, por qué no decirlo, y porque también me siento realizada). Y lo voy llevando mejor 😉

    Gracias por tus consejos!

    1. ¡Bien hecho!

      Cuando te asalte la culpa una buena forma de salir de ella es ésa: ver qué beneficio para ti o para los tuyos buscas con cada uno de tus comportamientos, Elena.

  2. en este momento de mi vida, hago ejercicios a diario para no caer en la culpa más de lo que lo hago habitualmente. a todo lo que has mencionado, se une que en este momento yo soy el padre y la madre, así que además de la culpa que normalmente arrastro, tengo la que toca al buenpadre ausente temporalmente, intentando tapar huecos y carencias.
    ¿La realidad? Hago lo que puedo, y trato de disfrutar de lo que hay, sin pensar demasiado en lo que no hay.
    A ver cómo resulta….

  3. Mi sentimiento de culpa viene de q son un desastre con la asa y la cocina,para el resto de cosas soy una organizadora nata q me meto en todos los fregaos(últimamente veo q no llego a casi nada).Ahora q he empezado con la comida complementaria estoy tirando de potitos más de lo q quisiera e intento evitar las visitas pq tenemos la casa hecha un desastre .Todos los lunes digo del próximo fin de semana no pasa pero luego llega el sábado me tiro casi toda la mañana con la peque en la teta y se me quitan las ganas,el domingo ya pensando q el lunes me toca levantarme a las 5 para ir a currar y llevar a la buenahija a la guardería lo descarto y así vuelve a empezar el bucle y el sentimiento de culpa es mi compañero desde q nació la buenahija hace ya casi 7 meses.

    1. Silvia:

      Si estás haciendo todo lo que puedes hacer en este momento, ¿para qué sigues fustigándote? La aceptación de saber hasta donde podemos llegar en cada momento juega también un papel muy importante. Gracias por tu comentario.

  4. A mi me pasa lo mismo que a Elena: me siento mal por estar mirando el reloj en el trabajo para que llegue la hora de irme…y me siento mal por dejar a mi peque de 9 a 17 h en la guardería. Luego lo recojo y veo que incluso hay mamis que no pueden ir a recogerlo y pienso “bueno, no está tan mal”…pero la culpa sigue ahí presente 🙁

    1. Hola, Laia:

      Te comento lo mismo que a Elena. Si sabes que no puedes llegar a más… ¿Para qué te agobias? También es muy importante disfrutar de cada momento, disfrutar del trabajo y disfrutar de tu hijo sin sentir que estás continuamente perdiéndote algo.

  5. Que pesada la culpa… Mejor tomárselo con humor porque es difícil no sentirla, al menos para mí. En casa por no estar suficiente tiempo con la #buenahija o no jugar suficiente, o que no coma suficiente o que tenga un resfriado, como he leído en los comentarios de FB (siempre me queda la duda de si la llevaba poco abrigada o demasiado…). Aparte con la pareja y los amigos, por no pasar suficiente tiempo con ellos. Y por último, pero no por ello menos frecuente, en el trabajo, como dice Elena, por no quedarte más tiempo para terminarlo todo, aunque en el fondo se que siempre hay trabajo que terminar… Yo tengo semanas mejores y peores, intento pensar que lo hago lo mejor que sé y trato de ser feliz.
    Gracias por el post 🙂

      1. Yo siento remordimiento cuando quiero estar en pareja. Me siento sucia e undigna para mi hijo. Ademas siempre los hombres me menosprecian por sola con mi hijo y por ser pobre.

  6. Pues yo tengo culpa multiplicado por cuatro…Yo soy la madre y el padre siempre, trabajo en una multinacional y soy emprendedora…y encima ahora quiero vivir un poco fuera de estas 3 cosas…
    Al principio era fácil, el niño comía y dormía, pero ahora, con 19 meses, requiere mucha más atención. Si me buscaba la vida para que le cuidaran y me dedicaba a trabajar en mi propia empresa, me sentía mal por no estar con él, pero por lo menos, veía la intención positiva de salir a adelante los dos solitos. Desde hace algo más de un mes, estoy intentando además sacar un poquito de tiempo para mi, para disfrutar, y ufffff ahí aparece la culpa en tamaño extragrande!!!
    El otro día, sin ir más lejos, tuve una tarde de domingo libre y estuve de paseo con un amigo, lo disfruté un montón, pero al llegar a casa y ver al niño pensé, jooo debería de haber estado contigo…Al día siguiente me puse malísima y pensé, esto es Dios que me ha castigado!! Y lo peor, es que realmente lo pienso!!
    Habrá que hacer más deberes o plantearse que lo de disfrutar llegará en otro momento más apropiado…
    Un besiño,
    Victoria

    1. Victoria, ¿la vida sin disfrute puede ser vida? Creo que el pasárselo bien es algo que tiene que formar parte del día a día, si no, todo deja de tener sentido.

  7. Y digo yo!! el mio se va con su buenpadre y no mira atrás jaja así que si el no se siente mal por irse un par de días de mi lado y es feliz porque voy a estar yo amargada??? Nos merecemos algo de tiempo. Y ellos claro está también merecen tiempo nuestro. Os digo lo siguiente. EL TIEMPO QUE SE LE DEDICA A UN HIJO NO ES LO IMPORTANTE. LO QUE CUENTA Y LOS HACE FELICES ES LA CALIDAD DE ESE TIEMPO DEDICADO A ELLOS.

  8. Mi sentimiento de culpa? Que tengo desatendida la casa. Estoy sola con el bebe y por suerte o desgracia estoy en paro. Mi niño está en la edad de mamitis, nuevos progresos y teta, por lo que tengo que hacer las cosas e capítulos. Más de una noche al llegar el buenpadre le suelto al niño para ducharme o recoger la ropa. Luego me siento a su lado y digo: es que no me ha dado tiempo a nada. Me pregunta que que he hecho. Poner una lavadora, fregar los baños, preparar la comida y recoger la cocina, las camas,recoger las cosas, barrer y fregar el suelo y salir a dar un paseo y a los mandados. Siempre me dice: te parece poco? Y la verdad que hacer todo eso con un crio totalmente dependiente de mi, pues es bastante. Pero es como dices, hasta que no te paras y lo piensas, no lo ves.

  9. El que esté libre de culpa que tire la primera piedra! y a ser posible sobre si mismo, por mentiroso!
    Es complicado no sentir culpa con estos autoconceptos que tenemos tan adjudicados. Si eres madre porque eres madre, si no eres madre porque no eres madre, siempre encontramos algo en lo que queremos ser perfectas, y la mayoría de veces la creencia escondida es que si somos buenas y perfectas nos querrán más.
    Menudo entuerto para empezar a desentuertar!
    Gracias por intentar ayudarnos a desentuertarlo 🙂
    Anita
    http://gemelosinvasores.com/

    1. Anita, ¿de verdad crees que la perfección existe? Y, en el caso de que existiera, ¿no sería demasiado aburrida? En lo que es perfecto, no existe margen de mejora.

  10. Yo una vez leí un consejo en un blog que recomendaba cambiar la lista de tareas para hoy por una lista de cosas que he realizado hoy. Y normalmente ver esa lista cambia tu percepción de la realidad…. Yo lo he hecho solo en dos ocasiones que tuve un día negro y la verdad es que me levantó el animo!

    1. Belén, es un ejercicio muy bueno que a mí no me deja de sorprenderme. En la empresa lo hacemos y es alucinante ver cada semana como hemos sacado cosas para adelante que, sin apuntarlo, ni nos imaginaríamos que han salido. Gracias por tu consejo.

  11. No soy buena madre porque quiero trabajar, no soy buena trabajadora porque soy madre…siempre sintiendo que estás en el lugar equivocado y que no das lo suficiente en ninguno de los sitios….en mi caso, trabajo porque quiero ( no nos engañemos,hay mucha factura por pagar, pero podría estar en casa si quisiera), y vivo a más de 1000 km de nuestras familias, con lo que mi vida son canguros, carreras, colegios y insatisfacción plena…y las horas para mi? eso donde quedaba?? ;-)Gracias por tus consejos!!!!

    1. Merce, la autoxigencia y los debería son dos monstruos muy peligrosos. El tiempo para ti también es valioso y tabmbién merece ser tenido en cuenta.

      1. Hola a todas, suerte de este espacio de desahogo. Yo tengo sentimiento de culpa por no poder ahora mismo continuar con mi vida profesional y dedicarme tiempo a mi misma. Tengo una buenahija de un año y cinco meses, pequeñita, y vivimos con mi pareja en el df, solos, ni abuelos ni tios, ni amigos en quien confiar para dejarla unas horas y tener un respiro, nada de nada. Y mi pareja trabaja, yo no, entonces yo todo el día con la nena y asi todos los días, por lo que hemos pensado que en enero entrará a la guardería, y en este caso no hay necesidad de que yo trabaje, pero sí necesito un tiempo, un respiro para mí, y pensamos es la única manera, ya que la pequeña esta en una etapa de mucha energía, jugar, mamitis total, y me siento culpable por eso. 🙁 de que si puedo quedarme con la buenahija , pero y yo??? Me dicen que me espere hasta que vaya al kinder que es a los tres años, y me digo, tres años mas dos años entre el embarazo y ahora que tiene mas de un año, cinco años qué será de miiiiiiiii??? Auxilioooo

        1. Hola kenia,

          Iba a responder más abajo pero te respondo a ti directamente porque tu post está relacionado con lo que iba a decir. Te entiendo perfectamente, kenia, si te fijas, la mayoría de las madres que han escrito son madres trabajadoras que sienten culpabilidad por no poder estar más horas con sus hijos. En tu caso y en el mio no trabajamos y eso hace que sintamos que si no trabajamos deberíamos estar con ellos todo el tiempo. Que una madre no cuide a sus hijos porque trabaja socialmente está bien visto pero si lo llevas a la guardería simplemente porque quiereds timpo para ti, organizar la casa, estudiar o lo que sea, eso ya no está tan bien visto y ahí la culpa es aun más terrible porque nos miramos con los mismos anteojos que nos miran los demás. Yo he oído muchas vecs eso de: si no tuviera que trabajar estaría todo el dia con mis hijos. Bueno, eso hay que pasarlo también, no es tan fácil ni tan recomendable, pasar todo el dia con tus hijos si no trabajas, hay más aspectos de la vida de una misma que no son obligaciones pero si son facetas a cuidar y prestar la atención que merecen. Cuidado, lo dice una madre que tampoco se libra de esa culpa, pero también entiendo que esta culpa es una trampa, un pensamiento distorsionado que no me hace ningún bien y que he de eliminar.

          1. Muchas gracias por tu respuesta me ha hecho bien leer esas palabras..me anima a ser yo misma y a no olvidarme de quién soy y que quiero hacer en esta vida y que no hay tiempo para perder lo. Vamosss sí podemos.

  12. Mi hijo acaba de cumplir 8 años. Pasé los cinco primeros como un zombi hasta las trancas de cafeína corriendo los cien metros lisos, con el buen padre siempre de viaje y sintiendo que no llegaba a todo. Intenté priorizar: no mirar las camas deshechas, intentar planificar las compras-comidas-cenas, trabajar solo mis horas. Pero ni por esas, cuando no era un pito era flauta, y mi nivel de autoexigencia se elevaba. Si a eso le sumamos que me gusta meterme en todos los charcos (AMPA, Consejo Escolar, AAVV, proyectos varios) y que no tenía tiempo para MÍ.
    No sé qué me llevó a cambiar, quizá el último revolcón que me dieron en el trabajo con una promoción frustrada, o que tengo ya 46 estupendos tacos. El caso es que le doy al trabajo lo que es del trabajo, y al niño lo que es del niño. Y sobre todo, me doy a mí lo que me da la gana y necesito, porque si no te sientes bien, estás jodida. Tengo mi Pilates sagrado, y los viernes por la tarde son míos para lo que quiera. Ayer pensé que me gustaría pintar, compré un libro para colorear para adultos y otro para niños: pasamos la tarde relajados, juntos, coloreando y compartiendo ocio y tiempo.

  13. Por cierto, quisiera añadir que discrepo totalmente del concepto “tiempo de calidad”.
    Entra en el despacho del jefe y dile que a partir de mañana vas a venir a trabajar menos horas, cobrando lo mismo, pero que van a ser “horas de calidad”, a ver qué te dice.
    Tiempo es tiempo, la calidad siempre debe estar presente.

    1. Que razón tienes!! Yo eso del “tiempo de calidad” lo aplico también con mi pareja… si, solo estamos media hora al día juntos, pero oye, nos queremos, nos besamos, hacemos el amor, nos contamos nuestro día, solo en media hora…. luego cada uno a su cuarto a ver la tele y a sus historias, que eso de estar tumbados en el sofa estando juntos solo por estar, porque nos gusta, porque nos sentimos acompañados, es una tontería…. Que claras se ven las cosas cuando se ponen en contexto adulto-adulto.

    2. Olé, Meli por tu cambio de chip. En cuanto al tiempo de calidad, yo lo entiendo como lo que decís: si estás media hora con tu pareja, disfrutarla a tope. Gracias por tu aportación.

  14. Yo lo que suelo hacer es pensar si en la misma situación un hombre (o padre) se sentirían culpables. ¿Se suele sentir un hombre culpable por salir tarde de trabajar? No, es su trabajo y lo hace para poder mantener a su familia. Y no pasa nada, esta bien visto por la sociedad, pues eso. ¿Se siente mal un padre que ha tenido hijos por darle gusto a su pareja? ¿Se siente mal un padre que no le gustan mucho los niños? Pues a lo mejor si, pero al menos no tiene esa invisible presión social que tenemos las madres.

  15. Mi sentimiento de culpa? Existe pero nunca aparece. No tengo tiempo ni para eso. Soy madre y padre el 100% del tiempo de 2 niños, y trabajadora fuera y dentro de casa. Ojalá tuviera unas horitas para mí y que aflorara ese sentimiento de culpa 😉

  16. yo vivo en la culpa constante porque no quiero dejar mi carrera profesional…
    eso provoca que tenga que dejar a los niños con una persona que les cuida y llagar tarde muchos días…
    y me culpabilizo…y mucho…
    además la sociedad no ayuda y la maldita frase de “para eso para que has tenido hijos” está omnipresente.
    aunque últimamente estoy empezado a pensar en las cosas positivas que hago con ellos que son muchas !!

  17. Increíble las últimas entradas del blog. Parece que estáis en mi cabeza reproduciendo todo por lo que estoy pasando. Ayer mismo publique en Facebook un comentario sobre esto. Trabajo con reducción de jornada y aún así siento que estoy a medias con niños, a medias con el trabajo. Quiero llegar a todo y siento constantemente que tengo que elegir entre una cosa y otra. No quiero elegir y al mismo tiempo quiero sacar adelante el blog al que dedico las noches. Ando agotada todo el día y estoy en ese punto de analizar a que dedico el tiempo, quien soy y donde quiero estar. Gracias por la ayuda!!

    1. Medias tintas, muchas veces es complicado llevarlo todo para delante. Por mucho que queramos, el tiempo del que disponemos es limitado. Una buena idea es establecer prioridades y comprobar qué es más importante para ti.

  18. Perdón… se me fue el dedo… Quería decir: que la casa no está todo lo limpia que me gustaría, pues ya lo estará, que no me ha dado tiempo a preparar comida para el día siguiente, pues comida preparada o tirando de tupper del congelador…
    A veces le hago a mi chico el mismo comentario: no me ha dado tiempo a nada, pero luego recapacito y digo, cómo que no, si he hecho un montón de cosas, lo que pasa es que me hago unas listas de tareas a veces demasiado largas, y claro, a todo no llego.
    Super importante dedicarse algo de tiempo a una misma: desde que he recuperado mi pilates, me siento mejor, y eso hace que esté de mejor humor con los peques, les grito menos y por tanto ellos también están mejor. Alguien me dijo una vez: tus hijos no pueden estar bien si tú no estás bien… y es cierto. Donde dice pilates, lease, un paseo, un café, cualquier cosa, que nos haga desconectar
    Y dejo para el final la reflexión de porqué esto a los hombres no les pasa… bueno, yo creo que sí, pero un poco menos. Mi chico llega muy tarde por las noches y es cierto que echa en falta no pasar más tiempo con ellos.

  19. Hola a todas y gracias por vuestras experiencias! Veo que a todas nos pasa un poco lo mismo…. hijos, casa y trabajo son las 3 palabras mágicas. Yo soy mamá de 2 niños, uno de 2 años y medio y una bebe de 5 meses, ahora estoy de baja pero para diciembre tengo que incorporarme al trabajo que también me exige mucho, con lo cual sentimiento de culpa a todas horas!!.
    Pienso que funcionan 2″ terapias” diferentes: 1. cambiar el pensamiento para asi cambiar el sentimiento, es decir pienso en lo que he hecho bien, en lo positivo, en la lista de cosas hechas y no en las pendientes por hacer , se trata de cuando aparece el sentimiento de culpa darle la vuelta a la tortilla y ver el lado positivo. Esto hace que te sientas mejor puesto que no se siente por lo que nos pasa sino por lo que pensamos.
    Y por otro lado también funciona ( a mi me gusta mas, aunque es mas novedoso) la opción 2. Cuando aparece el sentimiento de culpa lo identifico y lo acepto, lo escucho y luego me despido de él y no me identifico, lo dejo pasar. Solo es un pensamiento que va y viene. Yo soy algo mas que ese pensamiento.
    Las dos cosas funcionan, probadlas!

    1. Muy bueno, María. Me gusta mucho eso de observar la culpa, darle su espacio y dejarla pasar. Es una actitud meditativa muy buena. Me lo apunto 😉

  20. Yo no trabajo, pero estoy estudiando para conseguir un trabajo mejor (o emprender, que me atrae más). El sentimiento no me acompaña mucho en ese caso porque paso muchas horas con mi pequeña. A mi me ataca más con respecto a lo que los abuelos ven a su nieta. Yo vivo en un pueblo cercano a la ciudad (tardo 15 min), pero no puedo ir todos los días, siempre tengo mil cosas que hacer añadidas a las que ya he comentado. Sé que no puedo hacer más, o mucho más, pero siempre me siento mal y me estreso organizándo la semana para que todos los abuelos (y titas) puedan ver al bichito.
    En fin, que tengo complejo de chófer.

    1. También está bien tener en cuenta cuáles son tus necesidades. Poner el foco siempre en lo que necesitan los demás hace que te desconectes de ti y no sepas qué necesitas.

  21. Mi sentimiento no era de culpa, creo, cuando me enteré que estaba embarazada, dejé de trabajar, para poder estar con mi terremoto cien por cien, pero desde el año pasado que entró en el último curso de guardería, me sentía incompleta, no he vuelto a encontrar trabajo, por los motivos que todos conocemos, y claro, me sentía inútil, obsoleta, me faltaba algo, este sentimiento se me ha ido pasando desde que empecé a coser primero, y con mi blog después, por lo menos siento que estoy haciendo algo bien, por mi, y por ella, porque si yo me siento mejor, se lo transmito.

  22. Mi comentario os va a parecer una memez, pero es mi consejo de abuela, aquel detalle que parece que es baladí y que me ha costado toda mi larga vida aprender, ahí va:

    La casa puede estar sucia y a nadie le va a hacer ningún daño. No digo un rato…digo días. Solo hay unas pocas cosas imprescindibles por hacer. Y solo hay que concienciar a toda la familia que se lleve a su cuarto los trastos, cada cual los suyos. Mi nieta de dos años lo sabe perfectamente. Abuelos y tíos que pongan de su parte y hagan visitas con prudencia y tuper debajo del brazo para los queridos nenes, nada de chuches, buenas albóndigas…

    Y segundo: en el trabajo si piensas que un proyecto te va a costar 20 días de trabajo, di y ponte a ti misma la meta de hacerlo en 30. ¡Te felicitarán si lo consigues en 25!

    A cuidarse, que nos vamos a volver locas… y siempre podéis pedir a la abuela que os prepare un buen puchero en lugar de regalaros una colonia.

    Muchos abrazos a todas

    1. Tenemos que aceptar mas la ayuda y saber pedirla, tienes toda la razón! Asi era antes, ahora es que somos muy individualistas y “exitosos”

    2. Isabel, cuánta razón tienes!! Ojalá yo tuviera a mi madre, todo sería diferente!!!

      No con los tupers que se los hacía yo a ella, pero sí con otras muchas cosas…
      Ay las madres, cuan importantes sois!!!!

      Mil gracias por tus consejos 😉

  23. Es verdad que estamos sobre exigidas. También habría que preguntarse como es que nos hemos metido en la cabeza que si no se hace tal o cual cosa ( niños o trabajo), no eres una persona satisfecha y completa. De ahi viene mucha de la culpa: si no soy una exitosa madre, o una exitosa trabajadora, o si no tengo un proyecto propio, o si no estoy motivada con algo, o si no, o sino, o sino…hay que entender y aceptar la diferencia. No todos nos llenaos con lo mismo, y eso no tiene porque ser algo sumamente “interesante”. Pidamonos menos!!!

  24. Pues… en mi caso el sentimiento de culpa es por querer dedicarme tiempo a mi misma.. yo no me siento mal por dejar a mi niño en casa con una chica todo el dia, me siento culpable y mala madre cuando estoy con el y pienso, quiero 30 min mas para sentarme en el sofa y leer un rato o ir al gym.. me siento culpable por no querer pasar ese tiempo jugando con el sino queriendo ese tiempo para mi.. por pensar.. este sabado por la tarde me gustaria ir a darme un masaje y no pasar la tarde aburrida jugando a la pelota, por que si, yo me aburro jugando con mi hijo de 14 meses, le adoro, es junto a mi marido la personita mas importante del mundo, pero que me lo cuiden me hace feliz, soy una egoísta me temo..y todavia no entiendo ni esa contradicción. . Alguien mas se siente asi?

    1. No te sientas culpable… Observa en el parque el montón de veces que las mamás miran el reloj. Es porque están más aburridas que un hongo. La solución está casi siempre en ordenar el móvil pero a la edad de tu nene no le puedes quitar el ojo ni un momento, así que otras mamás que aporten alguna idea…yo procuro escuchar música cuando tengo a mis nietos mucho tiempo, tengo el oído culturizándose y las manos en los juguetes.
      Gracias por aceptarme en vuestros diálogos, ya no tengo edad para ésto…

      1. Isabel, nunca se deja de ser madre!! Qué mejor que alguien que ya ha pasado por eso para charlarlo!

      2. Isabel, me encantan tus comentarios, a mi personalmente me ayudaría mucho que mi madre me ayudara a quitarle hierro al asunto en vez de decirme que me ahogo en un vaso de agua con el niño, la casa, los estudios, como si fuera moco de pavo…creo que la sencille con la que ves la crianza es lo que algunas necesitamos para hacerlo simplemente más sencillo.

    2. Ana, es normal que quieras tiempo para ti y que quieras disfrutar de otras cosas al margen de la maternidad. Como todo en la vida, lo importante es encontrar el equilibrio para poder disfrutar de lo que te apetece y de tu hijo. Verás como así se va la culpa.

  25. Mas bien feliz por que alguien me lo entretenga… veis? Ya me siento super culpable por lo que he escrito. ..

  26. La culpa y el resto de mí somos antiguas, antiquísimas, compañeras de viaje. Creo que tiene que ver, sobre todo, con el nivel de autoexigencia que tenemos las mujeres de hoy en día. Queremos ser buenas madres, buenas hijas, buenas parejas, buenas vecinas, buenas amigas, buenas empresarias, buenas trabajadoras, buena imagen personal, buenas palabras, y a todo es imposible llegar.
    Yo lidio con la culpa estableciendo prioridades. En estos momentos prefiero ser buenamadremalamadre, claro, que buena trabajadora y en base a eso, diseño un plan… Y va funcionando, aunque hay días, sobre todo cuando se acerca fin de mes en que la culpa me pregunta si no me vendría más a cuenta ser buena trabajadora y poder hacer una escapadita de fin de semana… Genial post! Besos!

  27. A mí me pasa algo parecido. Por las noches, estoy deseando que se acuesten, porque estoy agotada.
    Tengo la suerte de poder llevarlos al cole, pero entre éste y las actividades, son 3 horillas al día las que paso con ellos, y,a veces es más intenso, y otras menos, pero siempre acabo muy cansada. Pero es que, cuando se acuestan, me pongo a hacer la cena para nosotros, o a trabajar hasta que la mente aguante…O los ojos se me cierren…Pero no puedo evitar sentir la culpa.

  28. Al habla el sentimiento de culpa de María, mira que estoy todos los días erre que erre pero no hay forma, esta chica no me escucha!!!! En ocasiones ya le grito pero nada!!

    Ahora ya en serio, sí que lo tengo, trabajar desde casa en la tienda, ir a por el buenhijo al cole, así que tengo mi lista de tareas diarias objetiva, no soy superwoman ni quiero serlo. Y como he leído por arriba, la casa no tiene que estar todos los días reluciente, nosotros limpiamos los fines de semana y algo que se pueda hacer entre semana, pero sin matarnos. Lo de pedir ayuda, estoy totalmente de acuerdo, pero cuidado a quién se lo pides porque a mi pasó que se ofrecieron a ayudarme, y acabaron echándomelo en cara, pero ahora ya sé a quién si le puedo pedir ayuda y estar tranquila.

    ¡¡feliz fin de semana!!

  29. Muy interesante. Yo lucho contra la culpa como modelo de negocio: “Si no compras tal o cual archiperre para tus retoños eres mal padre, y tú no quieres ser mal padre”.

  30. ¿Por qué será tan difícil este tema? Porque yo la teoría la tengo muy clara, mi cabeza me dice que necesito tiempo para mí, que hago lo que puedo, que se llega hasta donde se puede… Pero luego viene ELLA y se te anuda en el estómago, y qué haces con eso??? A mí me ayuda echar el freno, pensar un poco en lo que hago, la vida que llevo… esto te da perspectiva, porque a veces el ritmo diario es tan fuerte y el estrés tan grande, que es difícil encontrar sentimientos “positivos” así que busquémoslos!
    Buen finde a todas

  31. Acabo d encontrar trabajo s x las tardes x consiguiente he tenido q dejar a mis dos buenos hijos con una chica hasta q llega su padre y me siento fatal , el trabajo s perfecto y el dinero nos hace mucha falta pero este sentimiento d abandono q tengo no me esta dejando disfrutar del momento tan increíble q estoy viviendo ,todo el mundo me dice q se me pasará y esperó q así sea pero de momento estoy contenta y triste a la vez ….es complicado d explicar un beso para todas.

    1. Tienes claro para qué estás trabajando. Y si has tomado esa decisión seguro que lo has hecho buscando un bien para tus hijos, así que deja de fustigarte. Un besazo.

  32. ¡Que buen tema! Es algo en lo que estoy segura que coincidimos todas porque en menor o mayor medida ese pavo maldito (que buena foto,Laura) está presente en nuestras vidas.

    En mi caso el sentimiento de culpa viene fundamentalmente por no ser capaz de ser mi madre, la buenabuela perfecta que antes de serlo ya fue buena madre perfecta: Limpia, ordenada, organizada, mañosa, excelente cocinera, jamás necesitó una agenda para acordarse de nuestras citas medicas, vacunas, reuniones del cole…y además trabajaba. Cuando miro el desastre que es nuestra casa y recuerdo la casa de mi infancia se me cae el alma a los pies y me devora la culpa por no poder transmitirle a mis hijos esa sensación de paz y armonía que da el orden…Así que intento tomármelo con sentido del humor y quitarle hierro al asunto pensando que al menos algo bueno estoy haciendo por ellos: dejarles el listón bastante más bajo. Seguro que ellos no tendrán ese cargo de conciencia por no parecerse a mi.

    Pero no es lo único que me hace sentirme horrible, cuando llega un momento en el que pierdo la paciencia, los nervios y la cordura y acabo pegando el grito, el azote, la bronca monumental que deja a la mayor mirándome como si estuviese como un cencerro y al pequeño haciendo pucheros…ahí si que saltan todas las alarmas. Puedes tener toda la paciencia del mundo día tras día, que en un solo momento de desahogo de nada vale todo lo demás. ¡Menos mal que igual que las malasmadres estamos programadas genéticamente para sentirnos culpables los buenoshijos lo están para perdonar incondicionalmente y a los pocos minutos la vienen a enseñarnos un dibujo o cantarnos una canción como si no hubiera pasado nada.

    1. María, la comparación a veces puede jugar malas pasadas. Tu madre es tu madre y tú eres tú y es importante saber estar en la vida como quienes somos. Genial lo que cuentas de la lección que te dan tus hijos al olvidarse en seguida de lo que pasa. Ellos tienen el don de vivir en el presente, algo de lo que nosotros debemos aprender.

      Muchas gracias por tu testimonio.

  33. Tienes toda la razon. La culpa aparece en cualquier momento.
    yo paso bastante tiempo con mis hijos porque no trabajo fuera de casa, por lo tanto, yo me hago cargo de la mayoria de las cosas relacionadas con el cole y actividades extraescolares.
    El próximo enero es mi 40 cumpleanos y mi buenmarido me regalo unas vacaciones en mi tierra, 10 dias en Chile, yo sola. Y no te imaginas el sentimiento de culpa que tengo por alejarme de los niños, aunque sé que no estaran solos, pero ellos no tienen la culpa de que mamá necesite unas vacaciones o de que quiera estar unos dias con su familia y amigos, de que quiera salir a bailar, conversar y pasarlo bien con sus amigas.
    No se, tengo una mezcla de sentimientos. De alegría por volver a mi país, ver a mis seres queridos y porque voy a tener por fin dias solo para micon sentimientos de culpa y pena por dejar a los niños. Nunca me he separado de ellos, hace años que no viajo sola., en fin un millon de dudas y culpas ante este próximo reto que se me presenta.
    Para no sentirme culpable, he decidido tomarmelo como un viaje de trabajo. Si. De inspiración para escribir algo nuevo, quizas un diario de una madre en vacaciones solitaria, creo que contar la experiencia me hara sentir mucho mejor.
    En fin, que aunque no tengamos una razon muy objetiva, la culpa siempre aparece.
    Gracias por tus palabras, intentare aplicar algunos de tus concejos.

    1. Hola, Claudia:

      Fíjate cómo conectas con la culpa si consideras que te estás tomando unos días para ti y no si es algo de trabajo. ¿Si te tomas unos días para ti no va a ir también en beneficio de quienes tienes alrededor? Si tú eres más feliz, ellos también lo serán. Un fuerte abrazo y que disfrutes de tus vacaciones.

  34. Hola
    Yo me siento muy culpable en los ojos de mi crio hace dos años me he separado de su papa y por no tener otro opción lo he tenido que dejar vivir con su padre eso si cada día lo iba a buscar y estaba con el por cosas de la vida me tenia que ir a trabajar fuera y por no sacar el crió de su hábitat de confianza lo deje. Cada fin de semana iba a buscarlo y lo tenia todos los fines de semanas, aunque así me siento culpable me siento mal lloro mucho por el niño me he construido para mi misma una pared de grande de dolor! No se que hacer ahora mismo eso si me he mudado de nuevo a mi viejo pueblo y casi cada día lo tengo y lo veo pero el crio me dice que prefiere estar con su papa y me duele mucho porque yo misma lo he buscado. El crió tiene 5 años. Solo quiero consejos no he escrito esto para malas reaciones. Gracias

  35. yo me siento super culpable, quisiera dedicarle mas tiempo a mi bebé de 15 meses, sumado a ello descuido mi trabajo por salir corriendo a verle y no contenta con eso me siento mal por descuidarme tanto de mi aspecto personal, quisiera dividirme en tres para ver a mi nena, ir al gym, hacer otras actividades, la rutina es mortal y hoy por hoy mi vida es rutinaria. Yo estoy viviendo a una hora aprox. de la casa de mis padres, mi bebé la dejó con una niñera pero todo el día en el trabajo me siento mal, paro pensando en mi bebé, si comió, si se ha caido, etc. he pensado en mudarme a la casa de mis padres, y dejar a mi bebe con la niñera pero que la vean tambien mis padres para una mayor seguridad, apesar que termine rendida por viajar a diario , pero mi pareja es muy egoista y simplemente no quiere venirse conmigo. No sé qué hacer, por un lado esta la tranquilidad y seguridad de mi hija y por otro lado mi pareja . ayuda por favor …

  36. Hola yo me siento mal, porque he metido al mi niña con 14 meses en la guardería sino necesidad , ya que yo trabajo poriginal las tardes, tengo otra niña de 4 años que va al colegio, el problema es que con la chica en la casa es casi imposible hacer algo porque es una niña muy activa y no me deja, pero después la veo en la guardería llorando y me siento culpable, estoy pensando Hasta de sacarla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más