¿Qué quieres encontrar?

44
Celos: ¡le quieres más que a mí!

Celos: ¡le quieres más que a mí!

Los celos, interesante tema que más de una malamadre está experimentando con la llegada de otro buenhijo a la familia y que nos habéis pedido que tratemos. La realidad es que en mi caso particular, la buenahija1 quiere mucho a su hermana y ayuda en todo lo que puede, hace como de una segunda madrecita y, a veces, no creáis es estresante. “Mamá la hermana tiene hambre”, “mamá le limpió la carita, le doy el chupete…” y así un largo etcétera. Sin embargo, esto no quita que en alguna ocasión se sienta desplazada y entonces quiera darle abrazos demasiado fuertes por decirlo de alguna manera a la paciente buenahija2. Para poder manejar esta situación Maribel Gámez profundiza hoy en este asunto.
fichas-maribelgamez (2)
*Puedes seguir a Maribel Gámez en su página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.
Pobrecitos míos, ¿quién ha dicho que la infancia es una etapa llena de felicidad? ¡Ja! Tiene sus baches y sus dificultades como cualquier otra etapa, no hay que olvidarse. Por eso hoy hablaremos de un tema espinoso para muchos buenoshijos. La llegada de un nuevo inquilino en casa con no sabemos qué sospechosas intenciones: un hermanito.
El nacimiento de un buenhijo revoluciona a todas las personas implicadas en su creación y más allá. Cambio de hábitos, rutinas, crear un espacio para que esté cómodo el pequeño, etc. Los adultos tenemos mucha más habilidad que un niño para adaptarnos a los cambios. Sobre todo porque tenemos (se supone) más facilidad para expresar nuestras emociones y buscar apoyos en los demás. A un niño hay que explicarle todo y ayudarle a entender el por qué de los cambios.
Si ya hablamos de que el cambio consiste en la llegada de un nuevo hermano, el mundo puede tambalearse. Algunos buenoshijos piensan; y el nuevo ¿a que ha venido?, ¿qué intenciones tiene? Antes el afecto de mis padres era mi solo, ahora hay que compartirlo ¿de verdad está pasándome esto?
Lo primero que hay que entender es que los celos son una reacción temporal de algunos niños. Y que está provocada por el miedo a perder algo tan esencial para ellos como el afecto de unos amantes padres. Viéndolo así podemos entender que pueda reaccionar con rechazo al nuevo inquilino. “Pues la verdad es que apenas ojeo a mi pequeño desde que tengo el bebé en casa, lo hace su padre”. Si esta afirmación es cierta, sus celos están perfectamente justificados. Pero si eres como la mayoría de malasmadres que reparten amor a diestro y siniestro dándote igual la edad, ¿cómo es posible que esté tan celoso, si les inundo de amor a los dos siempre que puedo?
Pues bien, muchas veces los buenoshijos exageran o deforman la realidad convirtiendo pequeñas anécdotas en tragedias griegas. Es por esto que en ocasiones no encontramos justificación para tal comportamiento.
Como muchas habréis notado hay una edad donde es más probable que un buenhijo sienta celos por su hermanito. Pues bien, esta edad comprende entre los 2 y los 4 años de edad y cuando entre ambos hermanos se llevan 2.5 años. Los niños más pequeños tienen menos recursos para entender que es lo que está sucediendo. Así solo ven que el nuevo inquilino se lleva más mimos, besos y atención que él y esto le provoca gran sufrimiento. No debemos olvidar que este miedo es muy intenso en los niños celosos y que lo pasan realmente mal, por eso hay que ser muy cuidadosos con este tema. Ahí van unos consejos:
Cuanto más tiempo dejemos entre hermanos mejor. Tendrán mas recursos para entender los cambios que se van a producir.
Intentar implicarle en todos los cambios que ocurran en la casa, en la medida que se pueda. Podemos hablarle de lo fantástico que va a ser tener un nuevo hermanito, que vamos (todos) a decorar su habitación para cuando venga y que nos gustaría que nos ayudase, de la suerte que tiene el nuevo buenhijo de tener un hermanito como él, etc.
Llevarle a casa de amigos que acaban de tener un bebe también podría ayudarle en esta transición. Así podrá familiarizarse con todas las atenciones que se prodigan a un recién nacido por parte de los padres. Animarle a que le vea y le acaricie (cortar uñas antes al buenhijo por si acaso).
Cambiar algunas cosas antes de la llegada del bebé. Así no le asociara con cambios que le hagan ponerse nervioso.
Contarle en palabras sencillas cómo es el proceso del embarazo y del parto (suprimir los detalles escabrosos).
Dependiendo de la edad que tenga el niño, podrá expresar más claramente el enfado que le producen estos cambios. Sin embargo otros niños tienen ciertos comportamientos que pueden desorientarnos. Atentas si estáis embarazadas o acabáis de tener un bebé y vuestro otro buenhijo hace esto:
– Se muestra agresivo o irritable.
– Se vuelve a hacer pis o caca cuando ya lo había controlado.
– Si tiene algún pequeño problema físico relacionado con al ansiedad (eczemas por ejemplo).
– Esta apático o indiferente, no juega o no le interesan las cosas que le interesaban antes.
Y por supuesto unos últimos consejos de sentido común cuando ya tenemos al bebé en casa. Hay que compartir tiempo de calidad con el buenhijo, aunque se tenga menos tiempo. Intentar no cambiar sus hábitos y rutinas y procurar involucrarle en situaciones donde estemos con el bebé. Por ejemplo si le damos el pecho él puede estar jugando con unos legos cerca de mamá y que la buenamadre le mire de vez en cuando y alabe la calidad de sus construcciones.
Las comparaciones son odiosas a cualquier edad pero en esta más, ya que puede generarle un sentimiento de baja autoestima. Mejor evitarlas completamente. Y desde luego hacer mucho hincapié en todas las cosas que él puede hacer por ser mayor y que el bebé no. Hay que intentar que sea atractivo para él hacerse mayor (aunque algunos días nos cueste encontrar motivos a nosotras mismas) porque si no deseará siempre ser un bebé.
Para finalizar un rayo de esperanza: son pocos los niños que teniendo celos cuando eran pequeños los mantienen de adultos. Ahí queda eso.
Y vosotras, ¿cómo manejáis esta situación?
image
banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. En mi caso fue curioso cusando nació el segundo: no apreciamos ningún problema hasta que el bebé cumplió un año y nos fuimos de vacaciones. El mayor cumplía 4 a la vez, y pasó de tener un muñeco inanimado al que no consideraba competencia, a ver a un rival que andaba y al que todo el mundo (abuelos, amigos, etc) hacia muxho caso. Recuerdo las primeras semanas con horror, hasta que la nueva situación se normalizó.
    Para mí fue desesperante, hasta que caímos en la cuenta de la razón de por qué que el angelito que teníamos se había convertido en un demonio.
    Paciencia, mucho amor y dejarle expresar su enfado fue clave.
    Besos
    Paula

    1. Acabas de describir mi caso, con toda claridad, estoy desesperada!!!!. En cuanto tiempo mejoró la situacion? ???

    2. A mi me ha pasado igual. El mayor tiene 3 y medio y el peque 10 meses. Pues desde agosto el mayor está super irritable y rebelde. Yo he llegado a esa conclusión también. El bebe ya es un mini niño y empieza a ser competencia para el mayor.

    3. Impotantisimo algo que has dicho Musa: dejarle expresar su enfado! No podemos esperar que los celos se le pasen de un día para otro. Asi que paciencia!
      Saludos

  2. Pues mi nene, con 4 años y pico y deseando ver a su hermanita, solo tardó una semana en sentir que “la nueva” sobraba y así nos lo hizo saber. Al explicarle que no se podia devolver le dijo a su buenamadre que entonces que se fuera con ella … 16 años después … bueno, digamos que sigue considerando que era buena idea lo de devolverla!!!

    1. Jajaja, bueno los celos pueden durar pero se van atenuando con el tiempo. Cuando son ya casi adultos suelen encontrar puntos en común o dejar las rencillas a un lado.
      Ánimo!

  3. Buenos días! Nosotros de momento (toco madera) no hemos tenido episodios traumáticos, la verdad, fundamentalmente porque se llevan seis años y el hermano mayor ya entiende perfectamente las cosas y, en realidad, él era el primero que ya estaba deseando tener un hermanito y es un niño muy bueno y muy comprensivo con todo.
    Lo que sí es cierto que hemos notado es que el buenhijo1 ha repartido los papeles… Él, con su padre y el buenhijo2, conmigo… Estaba claro cuál iba a ser el reparto porque adora a su padre con toda su alma y siempre lo ha dejado claro, pero como que se ha acentuado un poco el tema…
    Mi marido y yo intercambiamos papeles sin ningún problema: tú los bañas, yo preparo cena, tú recoges, yo los acuesto, tú con uno, yo con otro… en fin, indistintamente… Pero sí es cierto que el mayor muestra una clara preferencia hacia su padre… lo cual me parece lógico y natural (con él juega al fútbol, a la play, a las peleas… en fin…) el único problema es que la que está celosa soy yo, jajajaja, porque me gustaría que también quisiera pasar más tiempo conmigo…
    No os imaginéis nada traumático ni importante, es sólo que si puede elegir, pues prefiere hacer las cosas con su padre… y de vez en cuando también me gustaría que dijera: esto prefiero hacerlo con mamá… Pero bueno, normalmente me lo tomo con filosofía y hasta lo entiendo… Me tendré que comprar unas botas de fútbol y ponerme a entrenar con él 🙂
    Besos, malasmadres!

    1. Hola Geles. Quizá la solución esté en encontrar actividades o momentos para poder pasar juntos los 2. Es probable que nunca te busque para jugar a la play si ya lo hace con su padre y se divierte pero sí quiza (por ponerte un ejemplo) si quiere comprarse ropa o hablar de algún tema concreto importante.
      Échale un vistazo a ver que podría ser
      Gracias por comentar!

  4. El buenhijo1 tenía 4 años cuando llegó el pequeño, y se mostraba muy cariñoso con el buenhijo2, pero a los pocos días de venir del hospital nos dijo: y este, ¿Cuándo se va a su casa?, le explicamos que no se podía marchar, que había venido para quedarse y que la habitación que habíamos preparado entre todos era para el, y bueno, no lo llevó mal. Es peor ahora que tiene 13 años y está celosón perdido de mi sobrina que tiene 3 meses y dice que la buenabuela sólo tiene ojos para la pequeña, dichosa adolescencia!!!!! en fín, paciencia….

  5. Los míos se llevan 13 meses y medio, así que cuando nació el peque el “mayor” no se dio mucha cuenta, lo que no quita que ahora, con 3 años y casi medio y 4 años y medio tengan celos y unas peleas que ni Hull Hogan, pero también se quieren a rabiar, gajes de ser hermanos! Muy buenos consejos 😉

  6. Bimalamadre al habla… Pues fijate que yo pensaba que con dos añitos ni se iba a dar cuenta del hermano. Peo no ha sido así, abrazos que acaban en un apretón, besos que acaban en un bocado, lametones que no se donde acabarían… El pobre buenhijo1 ya no quiero ni ir a la guarde y yo lo comprendo perfectamente, me llevan allí y se quedan con el bebe… Tengo remordimientos, a pesar de que el mejor tiempo se lo dedico a el, jugamos mucho, vemos a otros amigos que también tienen bebes, leemos cuentos mientras doy el pecho al hermano, hasta nos metemos en la cama con el y el bebe se queda en la hamaquita mirándonos… No se que más hacer para compensarlo y dejar de tener la sensación de que le he fallado.

    1. Ey yo estoy igual………..Lo que pasa esque por duplicado, con 22 meses mis mellizos y ahora un nuevo hermanito, no sé si tienen celos o es la etapa de los terribles dos años, no muestran ni agresividad ni especial apego ni indiferencia, es simplemente uno más….de hecho creo que los enfados no son hacia el bebé sino hacia su padre o yo cuando no les cuadra algo….o cuando les ponemos límites…
      Miedo cuando el hermano lloran y le quieren dar sopa, o galletas, o el bocadillo…..
      Cuando dicen que el hermano se siente con ellos a jugar…
      O cuando van moviendo el carro por toda la casa pòrque el bebé va donde van ellos….
      El pequeño o tiene muchos ángeles de la guarda o es un superviviente.

    2. Hola Sonia, espero que poco a poco se te vaya quitando la sensación de que le has fallado. Me dices que le dedicas todo el tiempo que puedes al buenhijo1 así que poco a poco se irá dando cuenta de las ventajas de ser mayor y que su buenamadre le quiere a rabiar.
      Un abrazo!

  7. Con 20 meses de diferencia el buenhijo 1 todavía no sabe ni hablar pero quiere mucho a su hermana ya que es a la única que le da abrazos. Aunque no le hace mucha gracia que la hermana tenga cosas que antes eran de él. Por todo lo demás muy bien. Intento pasar con él el máximo tiempo posible.

  8. Los mios se llevan 8 añossssssss, y no os podéis imaginar los celos que tiene la mayor, ella hija única y nieta única y de repente aparece un enano y el amor se divide entre dos, pues ella no lo acepta y nos lo esta haciendo pasar a todos fatal, así que he llenando el saco de la paciencia, pq si no acaba conmigo esta situación

    1. Hola Noe, espero que los consejos del post te hayan ayudado u orientado. Si ves que la situación empeora o te supera no dudes en pedir ayuda a un profesional.
      Un abrazo

  9. La buenahija1 quiere con locura al buenhijo2 con el que se lleva 4 años. A veces hasta cuida de él más que yo!!! Así que con quien lleva más de 3 años en pie de guerra es conmigo…a sus casi 8 aún me suelta de vez en cuando el “le quieres más a él!!!” En mi caso resulta difícil repartir el amor…los dos lo quieren sólo para ellos

    1. Repartr el amor entre los dos equitativamente es prácticamente imposible sobre todo cuando hay uno más pequeño y que necesita más cuidado o atención.
      Lo importante es pasar tiempo de calidad con cada uno de ellos y que se sientan queridos
      UN abrazo!

  10. ¡Qué gran post, Maribel!
    Nosotros por suerte no hemos tenido demasiados episodios (yo le tenía un miedo pardo a los celos de la mayor).
    Pero es verdad que alguna vez he “liado” la de Dios para que ella se sintiera “a la misma altura” que el pequeño.
    Recuerdo una noche que dijo que quería dormir en mi cuarto igual que el bebé… Ni corta ni perezosa cogí el colchón de su cuarto y lo planté a los pies de mi cama…. A grandes males, grandes remedios. Cuando le despertó dos o tres veces con sus llantos no volvió a pedirlo más (no hay cosa mejor que conceder algunos deseos).
    😉

    1. Qué buen manejo de la situación Arancha!!
      En ocasiones los hermanitos mayores quieren ser más pequeños para que se le preste la atención y los cuidados que a ellos. Hay que hacerles ver que ser mayor tiene sus ventajas
      Un besazo!

  11. Hola
    ¿y qué pasa cuando es el pequeño el que tiene celos del mayor, como es mi caso?

    1. Hola Lorena, también puede ocurrir que el pequeño sienta celos del mayor. Es posible que le vea que puede hacer más cosas o que comparte más intereses con vosotros. Sería positivo encontrar alguna actividad que pudieran compartir los 2 si es que no la tienen ya!
      Un beso

  12. Hola a todas!
    Muy buen post y los comentarios también. Me vienen todos genial porque me queda una semana para estrenarme como bimalamadre. Se van a llevar dos añitos y lo que más me preocupa es como lo llevará la buenahija1, ya que ahora, al estar lejos de nuestras familias, se llevaba toda la atención de buenpadre y malamadre. Hemos empezado con los cambios, la preparación y todo lo demás hace meses pero veremos…
    Considero que los celos son normales, una etapa como bien decís, pero no me gustaría que ella lo pasara mal.
    Una pregunta final, aconsejáis la visita de las/los buenashijas/buenoshijos al hospital?
    Un saludo a todas!!
    P.d: me encanta la naturalidad de todas las malamadres! Ha sido un gran descubrimiento !

    1. En mi caso la visita de la buenahija1 fue una catástrofe. Le gustó conocer a su hermanito pero la situación no tanto…todo el mundo allí para verlo a él que estaba pasando todo el día con su malamadre. Ella me echaba de menos y quería quedarse conmigo en un huequito de la cama. No conseguimos que comprendiera la situación y se la tuvieron que llevar muy disgustada. Pero todo pasa, y en pocos días estábamos los cuatro en la cama de los papas!!!
      Mucha suerte y ánimo en tu nueva etapa de bimalamadre

    2. Mi hija vino cada día a vernos al hospital (fue cesárea) y quisimos que ella fuera la primera en ver al bebé y que el rato en que se conocieran estuviéramos los cuatro solos en la habitación. A nosotros nos fue genial. Al final ya decía que quería que volviéramos todos a casa pero en general lo de “vivir” en casa de sus abuelos y venir a vernos le pareció un juego.
      Creo que influye la edad y el carácter de cada niño, tú mejor que nadie sabrás qué es lo mejor que puedes hacer con tu hija.

      1. Muchas gracias por compartir vuestras experiencias, que son bien recibidas! Saludos!

  13. A los 4 años de tener a mi primera buenahija tuvimos a la segunda y llegaron los celos, después de 13años ha venido el tercerbuenhijo y mi buenahija1 le dice a la buenahija2 ” has visto como te sientes de desplazada?, pues así me sentí yo cuando naciste y que sepas q no se pasa”.

    1. Pobrecito! De alguna manera parece que vuestro hijo se siente aún desplazado. Echar un vistazo a las pautas del post y si veis que él se sigue quejando o le veis triste y no encontrais la causa… lo mejor es preguntar a aun profesional.
      Un abrazo y mucho ánimo!!

  14. Pues mi buenhijo1 de ocho años por temporadas me odia a mi y por temporadas al buenpadre. La buenahija2 tiene dos años y medio y llevamos desde el curso pasado que no sabemos qué hacer, hasta planteándonos llevarlo a un psicólogo infantil porque se nos va de las manos. Se ha hecho con el poder absoluto de la casa, cuando él está bien (que son pocos momentos) todo estupendo, cuando está mal todo es horroroso. Está enfadado con el mundo entero!!!. Conclusión: DESESPERADOS

    1. Hola Irene parece que teneis un problema en casa. Si quieres hablamos por privado e intento ayudarte si me das más información
      Un abrazo

  15. Gracias Maribel, dime cómo ponerme en contacto contigo por privado y te cuento con un poco de más detalle. Ya estamos al límite en casa.
    Un saludo y gracias de nuevo.

  16. En mi caso los celos llegaron justo cuando el buenhijo2,cumplió 1 mes …curioso como mi hijo mayor de controlar el pipi y la caca completamente desde que le quitamos el pañal empezó a hacerse pipí en la cama todaaasss las noches y en la guardería incluso hacerse caca encima,menos mal que esa época ya paso y dejó de hacerlo así sin mas aunque hicimos algún tipo de refuerzo positivo que a lo mejor algo ayudó.Ahora aun se sigue haciendo algo de pipí encima durante el día y eso que ya ha pasado casi 1 año pero supongo que terminara controlándolo también algún día. También tiene micro momentos de celos durante el día que los expresa gruñendo como un león a su hermano y yo intento calmarle como puedo cuando hace ese gesto….en fin que lo mejor para sobre llevarlo es paciencia, comprensión y mucho amor

    1. Me encanta la tríada que propones: paciencia + comprensión y mucho amor!!! Infalible!!!
      UN abrazo

  17. Mis hijos se llevan más de lo que inicialmente habíamos planeado, pero esa diferencia de edad (4 años y 9 meses) parece que nos ha beneficiado. Hemos tenido nuestros momentos (dirigidos siempre hacia nosotros los padres, no hacia su hermano) pero, en general, mi hija lo está llevando mucho mejor de lo que todos nos esperábamos. Antes de nacer su hermano intentamos implicarla, que nos ayudara a elegir cosas de ropa para su hermano, pintó un mensaje secreto para él en la pared de su habitación, etc. Y desde que nació intento encontrar un rato para estar yo con ella a solas, aunque no siempre es fácil, pero si no lo hago me lo reclama. Cuando mi hijo era más chiquitín, jugaba con ella mientras a él le daba el pecho y ahora intento involucrarlos a los dos en el mismo juego aunque no siempre es posible, a veces acabo jugando con una mano con uno y con la otra con el otro (¡!). En estos meses hemos visto muchas fotos de ella cuando era bebé, porque así veía como todas las atenciones que le dábamos a su hermana se las dimos también a ella. Siempre le digo que es la mejor hermana mayor del mundo y que su hermano tiene mucha suerte. Y ahora que el pequeño tiene 14 meses sigue siendo la cosa bastante fácil, a ver cuando sea más mayor y surjan las peleas entre ellos… Por de pronto, el otro día mi hija me dijo que le gustaría tener otro hermano más, así que muy mal no debemos estar haciendo las cosas…

    1. De hecho querida Limonerías lo estais haciendo fenomenal!!
      Un abrazo y gracias por contar tu experiencia

      1. Bueno, no tan bien… Justo este fin de semana mi hija me ha dicho que quiere mucho a su hermano pero que le gustaba más cuando estaba ella sola porque podíamos jugar con ella siempre que quería y ahora no siempre podemos…

  18. En mi caso no fue mal.Creo que ahora se tienen mas celos.Están todo el día a ver quien se lleva toda la atención de mama y cuando a uno le haces una gracieta el otro va a picar y a si mutuamente. A si que ahora intento hacerlo mismo a los dos….Aburrida me tienen cuando se ponen a si.

    1. Para ellos dos ahora eres el centro del mundo y necesitan que el mundo les mire!!. Siempre hay que consolarse pensando que es pasajero. Hay mamás que me han dicho que cuando crecen y se vuelven adolescentes echan de menos estos momentos donde se peleaban por su amor!! Jaja
      Un besazo Julia

  19. Mis hijos se llevan 5 años. Los celos a mi buenhijo le empezaron mas o menos al año, convertidos en rabietas y en decir que la preferíamos a ella. Muchas conversaciones tuve con él y al crecer la cosa mejoró. Luego llegó la etapa en que fue la buenahija la que me dijo que él era mi favorito.
    Socorro!!!
    Ahora con 14 y 9 la cosa va bien, aunque con las típicas peleas entre hermanos y sus pulsos en determinadas ocasiones. Para mí lo importante es hacerles ver lo especial que tiene cada uno y no compararlos nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más