¿Qué quieres encontrar?

5
Claves para inculcar unos hábitos saludables

Claves para inculcar unos hábitos saludables

¿Sabíais que la edad de inicio en el acohol de los menores es a los 14 años? La cifra, que es el mejor dato desde 1.994, nos sigue pareciendo alarmante y es un tema de los que más nos preocupan a las Malasmadres. Aún no he llegado al punto de tener que plantearme cómo afrontar esta etapa porque las buenashijas son pequeñas pero me parece fundamental tener herramientas e informarme para saber cómo actuar llegado el momento e ir educándolas desde pequeñas en hábitos saludables.

Y como sabemos que educar en este sentido os preocupa y que en torno a la prevención del consumo de alcohol en menores surgen muchos miedos, dudas e incertidumbre, os traemos hoy la convocatoria a un evento que hemos preparado junto con FEBE (Federación Española de Bebidas Espirituosas y en el que contaremos) con Rocío Ramos-Paul que nos dará consejos y herramientas para prevenir el consumo del alcohol en nuestros hijos e hijas menores. Además, hoy tenemos la suerte de entrevistarla en el blog.

Fecha: 15 de noviembre.

Hora: 19.00 h.

Lugar: Malasmadres House.

Dinámica: charla de Rocío Ramos-Paul+preguntas+momento networking

¡EVENTO COMPLETO!

convocatoria-charla

La opinión de la experta: entrevistamos a Rocío Ramos-Paúl

¿Cómo podemos educar a nuestros hijos/hijas en hábitos saludables?

Lo hacemos cuando tienen rutinas, hábitos y responsabilidades que cumplir.  Aparentemente “tienen alergia” a todo lo que viene de sus padres, pero saben que lo que les pedimos es razonable y lo entienden. Están en una etapa llena de miedos y los padres tienen que seguir siendo quienes le ayuden a enfrentarlos, quienes les enseñen a superarlos y quienes les acompañen en el proceso. Aunque protesten.

¿Qué herramientas podemos usar para que los niños y niñas crezcan en un ambiente saludable y puedan por tanto tenerlo de modelo?

¡Que barbaridad de cosas podría responderte! Voy a centrarme en aún a riesgo de parecer muy general:

  • Un ambiente de confianza en el que se hable de alcohol. para que puedan sentirse libres y contar/preguntar sobre el tema. “He escuchado que… ¿Tú que opinas?”. Sin juzgar, interrogar, ni dar clases magistrales.
  • Gestión del tiempo de ocio: conocer sus intereses, animarle a que practique aquello que le motiva. No parece compatible tener una competición el sábado por la mañana con salir y beber hasta tarde.
  • Animarles a decir que NO, habilidad necesaria para convertirlos en personas asertivas y muy útil ante el consumo en grupo. “No te dejo mis apuntes, los necesito”, puede ser un indicativo de que se está aprendiendo/utilizando la habilidad.
  • Y para mí fundamental: pedir cumplimiento de responsabilidades para ganar beneficios. Quieren ser mayores, buscan autonomía y tienen que tenerla, pero si le dices “podrás salir a la fiesta que tanta ilusión te hace, si cumples con tu horario de estudio durante la semana” les educa en responsabilidad, algo fundamental para prevenir el consumo de alcohol, entre otras cosas.

¿Es buena idea inculcarles alguna actividad deportiva para alejarles de otros ambientes?

Hacer deporte constituye un hábito saludable y lo es, porque se práctica con regularidad, implica constancia, genera disciplina y exige responsabilidad. Un partido un sábado por la mañana no es compatible con llegar tarde la noche anterior y por supuesto, con el consumo. No ir al partido implica poca responsabilidad con el resto del equipo. Este tipo de aprendizaje es necesario para adquirir la capacidad de autocontrol que les lleva a decir: “ahora NO me toca beber ni una gota”.

Uno de los temores de las madres y padres es la ingesta de alcohol cuando llegan a edades cercanas a la adolescencia, ¿qué podemos hacer?, ¿debemos hablarlo con ellos antes de que llegue este momento?

Es acertado introducir el tema en situaciones de comunicación familiar y es necesario dar respuesta a las dudas que les puede generar. Prevenir el consumo necesita de un ambiente de comunicación en casa donde el menor pueda expresarse y donde recibir herramientas para enfrentar situaciones en las que se verá envuelto. Saber decir que no, buscar alternativas de ocio, tener experiencias de autonomía y encontrar límites a su comportamiento son algunas de ellas.

Una comida puede ser un buen momento para comentar que te sorprendió ver a chavales de su edad por la noche bebiendo en el parque de debajo de casa y preguntarle si lo sabía y qué le parece. Sin juzgar ni interrogar. Con el único objetivo de darle argumentos y habilidades para responsabilizarse de las decisiones que tome con respecto al consumo.

rocio-ramos-paul

¿Qué podemos hacer si pese a educarles para que no consuman alcohol, llegan a casa con signos de ebriedad?

Hay veces que se comete el error de pensar que el castigo será la herramienta capaz de cambiar el comportamiento. Pero no vale por si sola si no se acompaña de una comunicación asertiva que contemple escuchar al menor y alabar lo que hace adecuadamente. Usar únicamente el castigo implica que deja de ser efectivo porque provoca en el menor un pensamiento del tipo “da igual lo que haga porque me van a castigar” y consigue justo lo contrario del objetivo. En estas situaciones funciona mejor ofrecer la recuperación de los beneficios retirados (llegar más tarde, recuperar la paga, pago del contrato del móvil etc.) en función del cumplimiento de sus responsabilidades: recoger su habitación, cumplir con la hora de estudio, llegar a la hora planteada.

Se nos dice que las madres y padres tenemos que ser siempre un ejemplo para nuestros hijos/as. ¿Qué pasa si nosotros de manera responsable tomamos alcohol?, ¿deberíamos evitarlo siempre delante de los hijos/as?

Partiendo de una realidad en la que el ocio social, en muchas ocasiones, se acompaña de consumo de alcohol, hay que plantearse cómo conseguir un consumo responsable cuando sean adultos. En el momento actual, el patrón de consumo más generalizado entre nuestros menores es el “atracón” o consumo compulsivo hasta “perder el control”. Esquema de ingesta asociado al ocio de los adolescentes anglosajones y, desgraciadamente, exportado a nuestro país.

Entre la inmensa mayoría de los adultos, existe un consumo responsable. Esto es, un aperitivo, una sobremesa con amigos. A veces, con hijos menores que se encuentran con un modelo capaz de disfrutar de situaciones sociales donde el alcohol no es el único elemento de ocio. Los adultos no “quedan para emborracharse”. Si esto es así, el adulto hace una ingesta responsable de una sustancia en una situación de la que disfruta. En consecuencia, trasmite un modelo de consumo controlado contrario al “atracón”. Luego, los progenitores se convierten en modelo de un consumo adecuado.

¿Cómo de determinante es el grupo de amigos/amigas de nuestros hijos o hijas en el consumo de alcohol?

Prohibir es hacer atractivo aquello de lo que los queremos alejar. Busquemos con él situaciones distintas al “botellón” en las que se cuestione la calidad de la “amistad” de sus “colegas” . Por ejemplo: propónle que le ayuden con el trabajo de matemáticas, anímale a que quede con ellos para ir al cine. Suele ocurrir que más allá del interés generado por situaciones de consumo no encuentra nada en común con ellos y simplemente, deja de considerarlos su grupo de referencia. No olvides que tendrás que ofrecerle experiencias que aumenten la posibilidad de conocer amigos nuevos. Una actividad elegida por el menor donde conocer gente, una cena en casa con el grupo de clase, una actividad en familia a la que sumar algunos de sus amigos pueden ser alternativas que consigan el objetivo.

Y vosotras Malasmadres, ¿qué creéis que es fundamental en la educación para la prevención del consumo de alcohol en nuestros hijos e hijas?

Han comentado...

  1. Tema muy importante, de los que todos deberíamos estar concienciados e informados para que nuestros hijos moderen o se erradique el consumo de drogas.

    Besos,

    Anabel

  2. Evitar la prohibicion seguro. Es lo mas tentador cuando tus padres son “el enemigo q no te entiende” La educacion desde el respeto.me gusta lo del deporte y la responsabilidad.q ellos mismos vean la incompatibilidad de las 2 cosas. Yo me he tomado alguna copa para coger el puntillo pero la verdad es q el botellon no m pilló en su momento mas fuerte y que las copas fueran caras y mi presupuesto reducido tb ayudó. Dar opciones me parece lo mejor. En mi ayuntamiento la omix ofrece actividades el fin de semana. Clases de cocina sencilla (el otro dia hamburguesas de garbanzo p.ej.) otro dia algo de artes plasticas. Baile…. dedicarles tiempo me parece fundamental. Como hacerlo cuando hay un coctel de hormonas ya ni idea jejejee

  3. En casa respecto al alcohol y las drogas tratamos de hablar mucho en cas y aprovechamos momentos en la calle para enseñarles las consecuencias. Les digo que mucha gente bebe d forma incontrolada y no les ocurre nada, tendemos a fijarnos más en ellos que en la gente que tiene consecuencias negativas, pero que eso no significa que ellos estén fuera de peligro.
    También, trabajamos en lo importante que es practicar la incomodidad que se siente al decir no. Gracias

  4. Tuve la fortuna de asistir a la charla sobre alcohol que dió en Leon, estupenda!!
    Muy amena y con herramientas que nos ayudan a guiar por el buen camino a nuestros buenoshijos

  5. Una pregunta al respecto de la charla de Rocío Ramos Paul, podríais grabarla y mostrarla en la web? Al estar completo el aforo somos muchos los que nos quedamos fuera sin verla.
    Gracias mil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más