¿Qué quieres encontrar?

24
Comedor escolar, ¿sí o no?

Comedor escolar, ¿sí o no?

A la pregunta, ¿comedor escolar, sí o no? No me queda otra respuesta que darle al sí, no es algo que me haya cuestionado porque la realidad es que para conciliar esa hora extra en la que el niño come en el colegio es necesaria. Horario del buenhijo: de 9 a 14. Horario de trabajo de esta Malamadre. de 9 a 15. Horario del buenpadre: variable con ausencias por viajes. Y así muchas familias que tienen que organizarse de esta manera, no hay otra. Eso sí, tengo traumatizado al buenhijo porque en su colegio la mayoría de niños y niñas comen en casa y su frase favorita es: “mami, ¿por qué no apuntas a la filita de casa?” y así una y otra vez mientras yo le explico que mamá y papá están trabajando. Muchas madres y padres optan por el comedor porque afirman que comen mejor que en casa, ¿es esto cierto?

Más allá de por motivos conciliadores y de que puedan comer mejor que en casa (mejor nos referimos a que se atreven a probar y acaban el plato),  en torno a los comedores surgen otras cuestiones: ¿es suficientemente sano el menú que ofrecen?, si en un colegio la labor es educar, en este sentido debería educarse en hábitos saludables y por tanto ofrecer menús que sean consecuentes con ello, ¿el precio encarece si el menú es mejor y acorde a unas pautas nutrionalmente saludables? Y además debería ser asequible a todos aquellos que lo necesiten, ¿estáis de acuerdo? Y por último, ¿qué podemos hacer las madres y padres para impulsar esto pues hay colegios que ya se han puesto en marcha?

¿Por qué cuesta tanto hacer un menú decente?

fichas-mariangarcia

*Puedes seguirla en FacebookTwitter, Instagram y en su BLOG.

Diseñar un menú decente no cuesta nada. El problema es que muchas veces se anteponen otras cuestiones a las indicaciones de los nutricionistas. Por un lado el interés económico. Aunque comer saludable no tiene por qué ser caro, es evidente que poner un “san jacobo” resulta más barato que poner merluza. Otro ejemplo son los yogures o los postres lácteos, que pueden ser más baratos que la fruta. Sin embargo, con el precio “oficial” del menú escolar -por ejemplo 4,88€ en comedores públicos de la Comunidad de Madrid- no hay excusa. El precio cuenta con margen suficiente para poder ofrecer a diario productos saludables y de calidad.

Más allá del interés económico hay otra cuestión que distorsiona los menús: la sociedad ha interiorizado que los niños “comen mejor” los fritos y los rebozados y “comen peor” la verdura. Y desde luego, si desde el colegio no cambiamos también esta tendencia, siempre será así.

La línea fría o catering

Las dos opciones son igualmente válidas siempre y cuando se sigan los estándares de calidad. El hecho de que la cocina no esté en el propio centro no tiene por qué ser peor. No hay ningún motivo para demonizar la línea fría. Hoy en día la tecnología nos ofrece herramientas para que la conservación, traslado y reconstitución de los alimentos se realice sin mermas significativas en la calidad nutricional. Ni siquiera en la organoléptica (sabor, aroma). Muchos de los restaurantes a los que acudimos, incluso los que consideramos “buenos restaurantes”, emplean también la línea fría sin que el comensal lo perciba.

Por otro lado, los protocolos de la línea fría han demostrado ser efectivos en cuanto a seguridad y el riesgo de toxiinfecciones alimentarias. De hecho, este riesgo puede ser incluso menor que en una cocina tradicional.

Dicho esto, en la línea fría habría que aprovechar esta “economía de escala” que permite el hecho de comprar productos para varios centros para obtener productos de mayor calidad por el mismo precio, y por desgracia esto no siempre ocurre.

¿Siendo un colegio deberían ser impulsores de hábitos saludables porque es parte de la educación? 

Sin duda. Tan importante es la educación física a la que afortunadamente se da importancia desde el punto de vista educativo como la educación nutricional, que no ha corrido tanta suerte. Sería genial poder aprovechar incluso los propios comedores y parte del tiempo que cada día se dedica en ellos para ofrecer talleres a los niños. Lo tenemos muy fácil, pero como siempre, sin recursos todo esto es simplemente ciencia ficción.

Los centros educativos se interesan cada vez más en implantar comidas saludables

fichas-nieveshorcajo

* Podéis seguirla en @NievesHorcajo o en su WEB.

Nuestra colaboradora Nieves Horcajo trabaja de cerca con colegios y centros educativos y asegura que “cada vez hay más centros interesados en implantar comidas saludables e inculcar un tipo de alimentación sana en su comunidad educativa. En muchos colegios ya se está empezando a dar algunos días pan integral, legumbres ecológicas o frutas y verdura de temporada. Otros centros tienen más problemas en hacerlo porque creen que se encarecería bastante el precio del comedor por eso desde las AMPAS trabajan en muchos coles para que las fiestas y celebraciones que se hagan cuenten con aperitivos saludables a base de frutas…”.
 

El colegio ‘Khalil Gibran’, un ejemplo 

Estamos tomando conciencia de que desde pequeños y pequeñas hay que inculcarles unos buenos hábitos alimenticios, si lo hacemos en casa debe continuarse en los centros educativos. Entre los colegios que destaca Nieves por los cambios que están llevando acabo nos menciona al ‘Khalil Gibran’ de Fuenlabrada.

“Desde el curso pasado han cambiado los menús del comedor y los almuerzos y meriendas para estar más cerca de ser un colegio con comida saludable. Por el momento, han retirado la máquina expendedora de bebidas azucaradas y bollería industrial y la han sustituido por otra con frutas frescas, frutos secos y agua,  han implementado un almuerzo saludable ofreciendo la posibilidad de comer alimentos sanos y ofrecen a los niños a media mañana, si no lo llevan de casa, macedonia, batidos naturales, fruta de temporada o bizcocho 100% casero sin azúcar realizado en el colegio y, además, han incorporado productos ecológicos en el menú escolar, como legumbres y pastas, y no cocinan fritos”, nos explica nuestra colaboradora autora del blog ‘Coles y guardes’.

Andalucía, Valencia y Murcia en proceso de cambio

Nos comenta además Nieves que otras comunidades autónomas se han interesado por el proceso llevado a cabo por el colegio de Fuenlabrada. “Me cuenta la directora de marketing del colegio Khalil Gibranque que la Junta de Andalucía ha contactado con ellos para replicar exactamente sus pasos en centros educativos de su Comunidad”.

En este sentido, “Andalucía se ha convertido en la primera Comunidad Autónoma que legisla contra la obesidad y las enfermedades derivadas de una mala alimentación. La Junta de Andalucía prohibe la venta de bollería industrial y bebidas azucaradas en los centros educativos de la comunidad bajo multas de hasta 250.000€.Valencia prepara un decreto para regular qué alimentos se venden en los institutos. Por su parte, la Región de Murcia prohibió en 2010 la venta de bollería y bebidas azucaradas en todos los centros educativos no universitarios, ya sea en máquinas expendedoras, cantinas o cafeterías”, nos explica Nieves.

¿Comen mejor en el colegio por aquello de la imitación?

fichas-alejandramelus

*Podéis seguir a Alejandra en FacebookTwitter y en su BLOG.

Alejandra Melús, nuestra experta en Atención Temprana, tiene claro que hay ventajas tanto los niños y niñas coman en casa como en el colegio, es una decisión personal y cada familia tiene que ajustarse a sus necesidades. Para ella el tema está claro: “en todos los casos debe hacerse lo que cada familia necesite, y como consideren que lo gestionan mejor, según sus posibilidades a la hora de conciliar y sus intereses propios. No hay una fórmula perfecta, sino la que cada familia encuentre para sí mismos”.

Ventajas del comedor 

  • Imitación a otros niños y niñas.
  • Abanico de oportunidades para los sentidos para probar, ver, tocar, oler, degustar…
  • Posibilidad de aprender normas (comer con la boca cerrada, sentarse adecuadamente, colocar cubiertos, echar agua con una jarra al vaso de agua…), ajustarse a tiempos marcados…
  • Poder compartir un momento extra y diferente con los compañeros y compañeras.
  • Disfrutar de un tiempo libre de juego tras el comedor.

Ventajas de comer en casa 

  • Pasar un tiempo en familia, compartiendo conversación, intereses…
  • Aprender hábitos y normas dentro de la alimentación (aunque esto también suceda en la cena o el desayuno).
  • Controlar mejor lo que comen, la calidad de los ingredientes…
  • Permitir la cantidad ajustada a cada niño o niña, enseñando que cada uno come lo que necesita y dando así la oportunidad de que no coman más de la cantidad que ellos o ellas marcan cuando están saciados.
  • Para muchas familias supone el único momento del día donde poder compartir un rato con sus hijos, debido a jornadas partidas o turnos opuestos.

Y recuerda…

Lo más positivo es que los niños y niñas tienen una capacidad de adaptación enorme y son capaces de ajustarse a las decisiones que tomemos por ellos o ellas siempre que las hagamos desde la responsabilidad, la coherencia, el respeto y el amor.

Y vosotras Malasmadres, ¿qué opinión tenéis sobre el tema que tratamos hoy? Os esperamos en los comentarios.

colegios

Han comentado...

  1. En nuestro cole De Vallecas tenemos suerte de tener la cocina en el propio centro, con cocineras excelentes. No se permite en el menú ningún precipitado. En la comisión de comedor, 3 madres/padres y 2 profesoras revisan cada trimestre los menús , y se hacen los cambios pertinentes, como por ejemplo, incluir más pescado, introducir el brócoli y cambiar algunos primeros para adaptarlos a quien no come verso, para que sean contundentes y completos. Llevamos a cabo programas de desayuno saludable. Martes es obligatorio traer fruta de casa. Los jueves es el Ampa quien paga y distribuye fruta ecológica. Con esto se normaliza la fruta y casi todos los niños cada día la traen en su Taper. No hay máquinas expendedoras. Si un niño queda con hambre en el recreo o no ha traído, siempre
    Le puede pedir a su profe, que lo pide a comedor o si hay fruta sobrante en él aula. Las comidas son ricas, a mis hijas les encanta y llamamos a la coordinadora de comedor para pedir recetas alguna vez. Realizamos formaciones de alimentación y ecología en las aulas con padres voluntarios. Comen en plato, no en bandeja y eso para la Bh1 es muy importante tras el paso por otro cole de comedor muy dudoso. Yo no necesito dejarlas en comedor, pero lo hago por tener ese tiempo para mi y porque se que merece la pena porque comen muy bien.

    1. En el cole de mi hija no hay manera de que entiendan que el yogur que se debe tomar es el natural. Alli les dan o azucarado o de sabores 😱

      1. Yo estoy en la misma lucha!!! Un día fruta y al siguiente, yogur azucarado o de sabores o natillas industriales… Y el yogur en casa, que antes lo comía de lujo, ahora no lo quiere, porque es natural sin más…

  2. Buenos dias!
    Para mí el comedor escolar además de necesario por el tema de la conciliación me parece estupendo para los niños y sus malasmadres. Ni os cuento los quebraderos de cabeza que paso en verano para organizar las comidas de los buenos hijos…y cómo echo de menos el comedor esos dos meses de vacaciones😂.
    Además en el colegio de mis hijos el tema de la comida se cuida mucho. Es un catering de linea fría en el que además no hay fritos,solo hay un dia de lácteos de postre los demas son fruta…está muy bien. Y también cuidan muchísimo el tema de las alergias,lo cual nos viene de lujo porque el BH1 tiene unas cuantas.

  3. La suerte que teneis en el resto de comunidades con respecto a Cataluña (Barcelona en mi caso) son dos: el precio del comedor, en el cole de mi hija que es público es de 6.30€/día, que es un dineral, a lo que sumamos el horario, que en toda la comunidad es de turno partido. Es decir, comen a las 12.30 y vuelven a las clases a las 3, saliendo a las 4, con lo que a la mayoría de los padres nos resulta imposible que no se queden en el comedor, siendo este gasto extra indispensable. Lo de los horarios aquí es una movida y yo, que soy andaluza, no lo entiendo en absoluto, ya que toda la vida comí en casa porque salía a las 2. Lo bueno es que al menos, respetan los menús mas o menos saludables y promueven que el almuerzo que llevan también lo sea, algo es algo!

  4. Estamos en un colegio de las afueras de barcelona en el que si tenemos la suerte de tener cocinero.
    El menú está súper estudiado, comen fruta 4 de los 5 días que hay, el día que no tienen fruta tienen lacteo ecológico. Han incrementado la ingesta de productos ecológicos y el aporte de proteína de origen vegetal!
    Nada de fritos, y esto hace que la alimentación que queremos llevar a cabo en casa, con los menús del colegio sean compatibles!

  5. Me ha gustado la el post pero por favor, no creo que se bueno hacer mención a un colegio privado, por muy buena iniciativa que tenga. Entre otras cosas porque su precio al día es de unos 7,50 €/mes (lo digo por el Khalil Gibran). Sí me ha gustado, en cambio, el comentario de Boticaria García que nos dice que por el precio del comedor público en la Comunidad de Madrid el menú puede ser perfectamente decente.

  6. En mi caso, mis hijos en Madrid comían en el colegio pero llevaban su propia comida. No era tanto una cuestión de salud como de precio. 130×3 es un dineral. Pero ni todos los coles ni todas las familias pueden organizarse para ello.
    actualmente, en Italia, nos permiten 3 días de comedor (pasta everyday pero con legumbres o verduras) y dos de casa.

    Para mí, económicamente y ennterminos de salud, es lo mejor.

    Un beso

  7. En mi caso el peque como en la guarde todos los días porque, si no, se le haría muy tarde. El mayor, come en el cole dos días, los que tiene cole por la tarde ya que me parece más cansado traerle y llevar a casa. A mí el comedor me parece bien aunque creo que la comida de casa es de más calidad. Muchas veces ni miro el menú por si hay algo que no me gusta jajaja. Lo cierto es que, hasta la fecha, al niño le encanta quedarse, es tiempo de juego con sus compañeros, como comenta Alejandra, y yo tengo un recuerdo maravilloso de mis mediodías en el cole. Me preocupa que le fuercen a comer, aunque yo creo que tienen la pauta de no hacerlo y él come muy bien.
    Ojalá cada vez los menús sean de más calidad así como la atención por parte de monitores que es un curro digno de admiración y no depende tanto de ellos como de que haya más personal.

  8. Como comentaba otra Malamadre, aquí en Barcelona el comedor son 6,30€/día ( 125€/mes )..es un gasto enorme sobre todo cuando tienes más de un hijo. En nuestro caso tenemos mellizos que van a P4 y este es el segundo año que les dejo en el comedor. Para nosotros es la mejor inversión que hemos hecho y aunque hay que recortarse de otras cosas para llegar a final de mes, merece la pena. En este colé público, tienen un menú muy saludable, verduras, pescado, legumbres, carnes, acompañadas de ensalada, nada de fritos y fruta todos los días, salvo dos veces al mes que tienen lácteos ecológicos. Los miércoles es el día de la fruta y todos tienen que llevar fruta para el almuerzo. No nos dejan ponerles en el almuerzo batidos, zumos industriales ni bollería. Yo les alterno un día fruta y otro un bocadillito de queso o jamón de pavo.
    Los niños a parte de que comparten este momento diferente con los compañeros, comen muy bien y les encanta la comida!! Prefiero hacer un esfuerzo económico y también ganar ese tiempo para nosotros, ya que sino por los horarios de colegios y trabajo sería imposible estar con ese ritmo.

  9. Para mi, el comedor es necesario para conciliar y además poder delegar un poco en el cuidado de la alimentación equilibrada de mi hijo. Desde los cuatro meses que fue a la guardería tras mi baja maternal, ha estado en comedor todo su vida. Ha aprendido a comer cosas que ni yo cocino y ha pasado ratos estupendos jugando con los amigos. Ahora que ha acabado primaria, no tenemos comedor. Y me está costando. Cuando yo podía llegar a casa y comer cualquier cosa, ahora es imposible y tengo que comprar, planificar y cocinar. De hecho, varias madres del instituto estamos buscando opciones para que los niños coman cerca y vuelvan a casa después de comer. También influye que come casi a las tres de la tarde, lo que supone una alteración de horarios. CONCLUSIÓN: COMEDOR SI POR FAVOR.

  10. El comedor ha sido necesario en nuestro caso para conciliar siempre. Durante un largo tiempo pense que el menú no era el que mas me hubiera gustado, escaso de frutas y fritos que yo hubiera eliminado, aunque no eran excesivos. el curso pasado tuvieron una dietista que elaboró un nuevo menú que me convenció mucho mas, en el que se comían mas verduras (que mi hijo ya comía en casa), fruta en vez de yogur, legumbres cocinadas no solo de la forma tradicional…Me sorprendía el descontento de algunos padres que decían que sus hijos no comían bien desde el cambio. Yo estaba encantada, y mi hijo, a pesar de que alguna cosa tapoco le convencía demasiado, no se quejaba. Supongo que el hecho de comer con otros compañeros y algún profesor, lo invitaba a seguir las reglas, no solo a la hora de comer, sino de comportarse y mantener una rutina saludable, cosa que le cuesta mucho mas cuando come en casa. este año en el que yo no estoy trabajando, come en casa y aunque cuidamos nuestra alimentación y la basamos en comida real frente a procesados, me cuesta mucho mas que se adapte, tanto a los platos que preparo, como a las normas de educación en la mesa…Creo que él, hecha de menos el comedor, me ha preguntado en varias ocasiones sino puede comer alli aunque sea algunos días…Conclusión: aemas de conciliar, ellos aprenden, comparten experiencias, se hacen mas autónomos, y se adaptan perfectamente a lo que va tocando..

  11. En mi caso, el comedor es imprescindible para conciliar, aunque las buenashijas no están demasiado conformes. Los menús de nuestro cole son saludables, no incluyen fritos, toman fruta y verdura a diario, legumbres 2-3 veces por semana, tantos días carne como pescado (nunca rebozado, suele ser al horno o en salsa)… Aunque a priori parece un buen menú, ellas dicen que la comida “no está rica”, sobre todo la pasta, que es su comida favorita y suele llegar muy blanda y pastosa.
    En los coles públicos de Castilla-La Mancha el precio son 4,65€/día y más de 17.000 alumnos tienen beca total o al 50%, en función de la renta. Muchos de ellos reciben así una comida completa al día, incluso en vacaciones, cuando los comedores siguen abiertos para alumnos en situación de emergencia social.

  12. Buenos días! Mis hijas se quedan al comedor porque si no, es imposible conciliar. El menú es bastante saludable y ellas se quedan encantadas porque tienen un tiempo extra para jugar con sus compañeros.
    No me ha gustado del post la parte en la que se habla del colegio Khalil Gibran. Me parece que está metido con calzador. Es un colegio privado con un menú de 151€ al mes. Creo que no es la realidad de la mayoría de las familias españolas.

    1. Buenos días Elena, gracias por participar en el debate. Para nada hemos metido ningún colegio con calzador. Boticaria habla del precio medio de colegios públicos en Comunidad de Madrid, y Nieves a la que le preguntamos que nos mostrará un ejemplo, ha citado este centro, pero el objetivo de este post es que salgan otros ejemplos de colegios públicos, concertados o privados pioneros en cambio de hábitos saludables.Un abrazo enorme y gracias por tu comentario.

    2. Hola Elena! Yo pagaría a gusto esos 151€. Actualmente, en el cole de mi hijo pago unos 130€/mes. Y deja mucho que desear. Postres lácteos azucarados, fritos y comidas con demasiados condimentos no naturales… He escrito ya 2 cartas a la empresa responsable y al AMPA y no he conseguido nada.
      Yo no tengo posibilidad de que no coma en el comedor, por horarios básicamente. Y pagaría más para mejorar el menú si fuese necesario, aunque soy consciente de que no lo es, porque el precio da para que el menú sea más saludable y de mayor calidad.

  13. El precio nos suele variar en función de la empresa que se ocupe del comedor y de la subvención del Ayuntamiento para el servicio son aproximadamente 5.5€ por día. Sin embargo, teniendo en cuenta que no solo es el alimento lo que se paga, sino al personal que se ocupa de los niños durante esa hora y media, a mí me parece que abono un precio justo, porque no todo lo que pagamos va a la comida, eso hay que tenerlo en cuenta. El menú es variado y saludable, han introducido dos productos ecológicos al mes, ponen las calorías por la comida completa, y sugieren una cena para cada día. El buenhijo solo se queja de la lechuga, que se la ponen lavadita ná más, y claro, así no hay quien le coja aprecio…
    He notado el cambio más en los Desayunos, que hace dos años les daban fruta, lácteos, cereales, tostadas, cada día una cosa, y desde el año pasado, que cambiaron de empresa, un día cereales, otro pan tostado, y ya, y sigue el mismo precio. Por eso digo que lo del precio es relativo, ya que al final no sabemos cuánto va para la comida, y cuánto para el personal y la empresa que gestiona el servicio…

  14. Buenas,
    En general estoy contenta y creo que cada añomejora pero hay varios puntos para mi gusto malos y que no veo vayan a mejorar, soy de Gijón:
    En madrugadores los desayunos son a base de bollería, galletas y lácteos azucarados, nada de tostadas ni frutas.
    Se fríe con aceite de girasol
    Los yogures son cn azúcar
    Y preguntado el ayuntamiento sobre el control de los comedores este es nulo según ellos, existe una persona para todos los colegios públicos de Gijón y no hace controles por ser físicamente imposible, se delega al equipo directivo del colegio que depende de la comunidad y dicen que no es su trabajo. A los padres no se nos da oportunidad que yo sepa
    A colación de este último punto los pescados no son los marcados por el menú, lógicamente se elige en cada momento el mas económico, pero a los padres no se nos dice cuál es a no ser que llamemos cada vez a la empresa de catering

  15. Yo dejo a los txikis en la ikastola a las nueve y media, los recojo a la una para volverlos a llevar a las tres y luego salen ya entre las 16.30 y las 17.00 (cuando los recoge su aita, que lleva fuera de casa desde las 7 de la mañana). No me da la vida. Pero es que si no hiciera eso y los dejara en el comedor (jantoki por estos lares), no tendría hijos, porque yo trabajo de lunes a viernes desde las 16.00 horas y hasta las 23.00. Así que me merece la pena el esfuerzo, pese a ir siempre con la lengua fuera y meterles prisa, pobrecillos míos, cada día de la semana lectiva.

  16. Creo que no hay ninguna opción para madres y padres trabajadores que el comedor escolar y debería completarse con autobus y actividades complementarias y hora de estudio para hacer los deberes que deberían ser los menos posibles.
    Soy pediatra y hace años estuve diseñando menús para guarderías, mi sorpresa fué que todo se quedo en mis papeles. Según me dijeron los niños no querían comer esos menús (vamos que se manchaban, comían despacio, daban más trabajo….). Ahora, es cierto que la Junta de Andalucía se ha implicado a fondo en que los menún sean saludable y equilibrados, pero: los profesores no saben nada o poco de nutrición, cuando un niño no se come su ración se la ceden a otro más comilón, rompiendo todas las previsiones. Los niños tienen que comer rápido porque hay varios turnos debido a comedores pequeños, no hay agua en los patios…. Las familias tampoco lo entienden y les parece que simplemente se quiere ahorrar (me consta de que no es así). Total que el esfuerzo es loable, hay mucha gente implicada, pero se necesita mucha más educación y cultura de vida saludable en toda la población. También se trabaja en esa línea, pero una cultura cambia despacio!

  17. Buena oportunidad para que Boticaria García y Malasmadres se alien a Juan Llorca para hacer algo grande en este tema!!

  18. Buenas noches,
    Se habla solo de las comunidades de Andalucía, Valencia y Madrid, pero resulta que en Catalunya, especialmente en la provincia de Barcelona, la mayoría de colegios públicos están en programas de comida saludable des de hace más de 8 años… cierto que tenemos unos precios de comedor más altos (los varemos de la Generalitat en el precio del menú va del mínimo 6,20 hasta unos 8 euros), un poco indignante cuando tiene a tres hijos comiendo en el comedor para conciliar y sin apenas ayuda… a parte de el asunto de las comidas saludables con el menú te facilitan sugerencias de cena en función del menú escolar, los miércoles, como decía Patrícia, es el día de la fruta y está prohibido en los “tentempiés” ponerles boyeria. A parte de todo esto, no hay máquinas expendedoras de dicha alimentación y desde hace algún tiempo existe un programa al que las escuelas se pueden apuntar en el que con la colaboración de la asociación de agricultores, ramaderos y pescadores, los colegios reciben cada mes cajas de fruta y verdura para el “tentempié” de los alumnos del colegio para fomentar precisamente el consumo de dichos productos… este tipo de proyectos se lleva incluso en las guarderías.

  19. Hola. Pues unos cuantos padres de mi cole y nosotros, hartos de que nuestros hijos coman mal en el comedor, hemos contratado un servicio de acogida de 14 a 15 horas (que puede ser ampliado a demanda de los padres). Nos sale bastante más barato que el comedor y nos permite recoger a los niños después del trabajo para que coman con nosotros en casa. Ese servicio lo prestan las mismas empresas que ofertan las actividades extraescolares. Ahora sé lo que comen mis hijos y podemos comer en familia después de 9 años de comedores.

  20. Nosotros estamos muy contentos con el comedor del colegio, pero ha sido una lucha importante del AMPA para conseguir que los productos sean de proximidad, que se cocine en el propio centro y que una nutricionista elabore los 4 menús (basal, celíacos, ovo-vegetarianos y musulmanes) de forma equilibrada y sin grandes diferencias a la vista en el plato de cada niño. La última novedad ha sido incorporar además una propuesta de cena saludable y complementaria a lo que los niños hayan comido ese día en el colegio. ¡Un inventazo!
    Aquí, con la jornada partida, o los dejamos al comedor o es imposible trabajar. Entran a las 9, a las 12:30 salen (con el arte que me doy, me pasaría la mañana haciendo de comer y cuando quisiera ponerme a trabajar ya tendría que estar recogiéndola) y después vuelven a entras de 15 a 16:30. Que son horarios que no cuadran ni remotamente con los horarios laborales de ninguna familia ¡ni media jornada te da tiempo de hacer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más