¿Qué quieres encontrar?

48
Con lo mono que era mi niño, mapa para atravesar la adolescencia

Con lo mono que era mi niño, mapa para atravesar la adolescencia

Aunque la buenahija cuente solo con 3 años y la adolescencia aún la veo muy lejos es un tema que como a todas vosotras me preocupa especialmente. Algunas ramalazos de rebeldía  y de querer hacerse la mayor me ponen los vellos de punta con “lo chica que es” como dice la buenabuela. Así que creo que voy a necesitar unas pautas para que afrontemos este periodo tan bonito en familia y sin que acabemos desquiciados que, además, la viviremos por partida doble. Maribel va a profundizar en todo ello a través de varios posts en los que nos dará las pistas para comprender la adolescencia, un periodo de tiempo por el que todos hemos pasado, pero del que ya casi ni nos acordamos. Espero que os guste.
fichas-maribelgamez (2)
*Puedes seguir a Maribel Gámez en su página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.
Muchas malasmadres temen la llegada de la adolescencia más que una inspección de Hacienda, por eso hemos decidido hacer una serie de posts sobre este tema. Lo primero que conviene decir es que la adolescencia no siempre es problemática. Igual que hay bebés que no lloran por la noche ni montan un espectáculo del Circo del Sol cada vez que les damos el potito, hay adolescentes que pasan por esta fase sin levantar grandes ampollas. Es un fenómeno como los OVNIs: siempre hay alguien que ha visto uno, aunque no sueles ser tú…
Pero en general, lo cierto es que la adolescencia es una etapa que, por su propia naturaleza, invita al conflicto. En este primer post sobre el tema el único objetivo que nos fijamos es clarificar un poco el concepto, saber qué tenemos enfrente para poder encuadrar mejor los cambios y los comportamientos que se den. Es decir, tener una guía para entender qué está pasando.
Veamos una manera de enfocar la etapa de adolescencia que quizá nos ayude: ¿Cuál es el objetivo de la crianza?
Se podría decir que el objetivo es llegar a formar una persona adulta. La adolescencia es el tramo final de la niñez, y es donde se ensayan los rasgos más importantes de autonomía, relación con los demás, sexualidad, filosofía de vida, etc. Todo ello va a conformar esa persona adulta.
La cuestión es que al terminar la adolescencia nos vamos a relacionar con una persona adulta. Y la pregunta es: ¿cómo te gustaría que fuese esa relación entre adultos?
Responder a esta pregunta tiene mucha enjundia, y si sabemos sacar las implicaciones de nuestras respuestas, nos ayudará a saber cómo comportarnos cuando surjan los inevitables conflictos, crisis y problemas.
Según resolvamos con ellos las cuestiones de la paga, los amigos, la hora de volver a casa, etc. Aprenderán a ser unos adultos que resuelvan sus discusiones negociando, o gritando, u obedeciendo sin chistar, o cabreándose hasta salirse con la suya. Las posibilidades son muchas, y en buena medida están en las manos de las malasmadres y buenospadres. Y según nos acostumbremos a tratar estos temas con ellos, así terminará siendo la relación que tengamos con esos adultos que serán. El que tengan confianza para contarnos cualquier cosa depende en gran medida de nosotras: difícilmente les va a apetecer contarnos los problemas con su novio, o las dificultades con los amigos, si tendemos a juzgar siempre lo que hayan hecho, o desestimamos sus experiencias porque nos parezcan una bobada. Desde luego, nosotras tendremos nuestra opinión, y lo que nos cuente nos parecerá más o menos importante, pero para ellos probablemente sea un mundo, ¿acaso no os acordáis del terrible sufrimiento que producen esos amores eternos de la adolescencia, o las ‘traiciones’ de las amigas? Pues ellos están metidos de pleno en ello.
Una buena guía para algunas situaciones puede ser darnos cuenta de cómo reaccionaríamos si una amiga nos estuviera contando lo mismo o planteando el mismo problema. Es posible que veamos que tendríamos más tacto, o pediríamos más información, o nos preocuparíamos de arroparla antes de decirles paso por paso lo que tienen que hacer. Este pequeño ejercicio puede servir porque a veces nos sale el ramalazo malamadre cuando menos conviene, y mimamos de más, o agobiamos, o les mandamos a freír espárragos en momentos en los que quizá necesiten otra cosa.
Esto último no debe entenderse como aquello ya tan viejo de “yo soy la mejor amiga de mis hijos”. No va por ahí la cosa. Nuestros hijos necesitan una madre (¡aunque sea una malamadre!), y es un trabajo sucio pero alguien tiene que hacerlo. Los amigos se buscan fuera de casa, y es todo un homenaje a nuestro trabajo como malasmadres que nuestros hijos sean capaces de desarrollar relaciones fuertes, de confianza y apoyo con personas antes desconocidas.
No se trata tampoco de tratarles ya como si fueran adultos, porque no lo son, pero tampoco son como cuando eran niños. La idea es ir aproximándonos poco a poco a esa adultez. Si lo que queremos es que se conviertan en personas responsables, que sepan tomar decisiones por sí mismas o que sepan resolver sus propios problemas, tendremos que tener en mente que no podemos decidir siempre por ellos, tomar las decisiones o responsabilizarnos de cada cosa que hacen. La adolescencia es la época de “soltar amarras” de todas estas cosas, poco a poco, según las capacidades y necesidades, pero de manera inevitable.
En fin, la cuestión está en que, lo sepamos o no, nos guste o no, estamos dándole a esa persona (nuestro buenhijo o buenahija) un manual de cómo es la adultez. Mejor que sea uno que luego queramos tener cerca, y que nos quiera tener cerca a nosotras también.
Y vosotras, ¿cómo estáis afrontando esta etapa con vuestros hijos?, ¿está siendo especialmente conflictiva o no?
banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Me encanta tu proyecto!
    es,como dices, trabajo sucio, pero alguien tenía que hacerlo.
    Mis gemelos acaban de cumplir un mes, ahora estoy embebida en otras cosas, pero no perderé de vista tus post porque ya sabemos que el tiempo pasa volando…
    feliz martes!
    Anita

  2. Esta etapa, que parece que no termina nunca, es la etapa dr. Jekyll y mr. Hide. Nunca sabes por donde saldrá. Ahora soy taaaan mayor que lo se todo, ahora te descoloco y te respondo como un niño pequeño. Te quedas boquiabierta con sus razonamientos tan maravillosamente adultos a la vez que pierden la memoria y hacen cosas que parecian superadas. Y tu a veces ya no estás para tonterias. Pero al final ves una luz…

    1. Si, desde luego es una etapa de transición con todas las contradicciones, idas y venidas que eso implica.
      Lo que no hay que olvidar es que para llegar a ese final del tunel hay que dar un empujoncito… quiero decir que la adolescencia no se acaba por si sola, sino cuando el buenhijo aprende ciertas cosas. Si no, nos podemos instalar en una adolescencia perpétua (escalofríos!)

  3. Uf, con 9 años estamos ya a las puertas. De vez en cuando ya sufrimos algunas de esas situaciones de “te necesito ahora. ahora ya no” y me descoloca. Es complicado, así que voy actuando según las circunstancias, sin un plan definido. Estoy en un momento de expectativas y respuestas,de defensa, más que de acción e iniciativa.
    Y lo que te rondaré morena……
    Por ahora, funciona….más o menos. Veremos cómo termina esto. Porque termina, ¿no? ¿NO?
    besos

    1. Si! terminar, termina y la mayoría de las veces con final feliz:) También es un período de adaptación para las malasmadres por todos los cambios que la etapa conlleva. Lo mejor es tener mucha paciencia y no tener miedo a equivocarnos y recitificar si es necesario. Un abrazo!

  4. Mi hija mayor tiene 12 años y ya empieza a apuntar maneras. Que si quiere quedar con alguna amiga para ir al cine, etc… Yo de momento la dejo pero la vigilo. Si élla va a ver una película, yo voy al mismo cine pero a ver otra con su hermana pequeña y así, poco a poco, iremos soltando amarras. Luego está el tema de la ropa. Por supuesto, ni hablar de que yo le compre la ropa sin estar élla delante para poder elegirla. Y luego las peleas para que vaya decente, porque todo lo que le gusta es ir enseñando ombligo y minishorts, aunque sea en pleno invierno. Bendito uniforme!!! Si no fuera por él, no sé que haría…. Bueno, esto es sólo el principio. Me imagino que después vendrán otras cosas. Por lo demás, no puedo quejarme: es muy estudiosa y responsable.

    1. Hola Beatriz! Dí que sí poco a poco hay que ir soltando amarras…El tema de la ropa y de ir monas (sobre todo las chicas) es algo que se repite continuamente en esta etapa hasta parece que van a desgastar el espejo de tanto mirarse!!
      Un beso!

  5. Hola,mi hijo cumplió ayer 16 años,que difícil,está en la etapa de no querer estudiar,todo lo que le decimos le parece mal que somos unos pesados y yo no se que hacer,por que no es mal chaval,es muy cariñoso y muy familiar,pero está adolescente,lo peor que llevamamos son los estudios no sabemos como motivarlo para que estudié,sí me pudierais dar algún consejo os lo agradecería,muchas gracias,que paseos in buen día.

    1. Dolores: los estudios es una de las cosas que más preocupa en la adolescencia. Empiezan a salir con los amigos, cambian de intereses, en definitiva que están centrados en otra cosa. En ocasiones que no aprueben es algo pasajero, de hecho algunos repiten y ese año les sirve para adaptarse y madurar. De todas maneras si el fracaso escolar dura mucho y tu le ves desorientado o muy desmotivado hay que preguntar a un especialista que le haga una buena evaluación y vea donde está el problema
      Mucho ánimo!!
      Un abrazo fuerte

  6. ¿Adolescencia? casi desde de su nacimiento llevo preparandome para sobrellevarla pero nunca podía haber imaginado lo que se me ha venido encima. Tres adolescentes juntas. Mis gemelas con 13 años, siempre al acecho y la mayor con 18 que parece que no acaba de salir. Vivo en una casa de locos

  7. Buenos días, nosotros en casa lo llevamos fatal!!!!los estudios nos traen por la calle de la amargura… y a mí me tiene frita. Gritos, llantos en fín de todo un poco. Y yo con media depre de estar perdida… bss. y ayuda!!!!

    1. Querida Eva: mucho ánimo!no olvides de que, en realidad, dependen de vosotros para casi todo. A ver si no quién paga el móvil, internet, le da de comer, una casa… quiero decir que hay herramientas para controlar la situación. Ahora bien, hay que usarlas correctamente.
      besos

  8. Ahhh…llevo esperandote unos cuantos post. Malamadre de Cris 12 años, Carol de 10 y el Juanito de 7, mi tema de hoy es : La pringailla de la Mayor enamoradita hasta las trancas de un menda que canta, irlades, el tio mas guapo del mudo… llora, grita, se sabe hasta los acordes mas infimos de sus canciones, posters, imagenes suyas hasta en la sopa…
    Que hago con ella, a veces me pongo de su lado (ohh sii que guapo esta en este video…) y otras veces no lo trago, mas cuando la hace llorar porque se ha echado novia (inglesa oye¡)
    Se hablar de sexo, puedo ayudarlas con los estudios, canto, bailo y las dejo maquillarse, pero con esto no puedo, es tan irreal que me da risa, yo no fui asi y la buenabuela no sabe darme alguna pista..
    Lo demas no me preocupa, es buena niña, ayuda en casa, cuida de sus hermanos, estudia lo justito pero es inteligente, problemas no da…pero empiezo a odiar a mi yerno, ese cantante de OneDirecction tan cool¡
    Gracias por tu post, creo que soy la unica malamadre sin bebes y echaba de menos estas ayuditas…
    Besos

    1. Hola, no soy una experta pero si te puedo decir que yo hice lo mismo, que si Brian de los Backstreetboys, que si los Hanson, que si Legolas del Señor de los Anillos… Noches sin dormir fantaseando y suspirando por ese amor platónico. Todo el día en las nubes o depre porque tenía novia o cosas así. Te los venden como chicos perfectos y con la revolución de hormonas que tienen… y también creo que es más fácil enamorarte de alguien inalcanzable porque creo que en el fondo sabes que no tienes que arriesgarte a que te partan el corazón. A mí me duro hasta que empece a fijarme en los chicos de mi alrededor pero siempre fui muy tímida e indegura así que de forma platónica igualmente jajajajaja Espero haberte ayudado un poquito o por lo menos que no es un caso aislado, mis amigas eran peores que yo 😉 Un saludo

    2. Yo soy malamadre de Miranda de 15 y Pablo de 10 pero de altas capacidades con madurez como de 17 y cuerpecillo de niño. La mía se lo guarda todo, apenas sé quien le gusta, así que te envidio. Déjala que sufra por el de one direction al menos sabes qué hay en su cabeza! Y Pablo observa a su hermana y se pregunta si él cambiará también con la adolescencia mientras le divierte observar los cambios en su propio cuerpo con curiosidad científica. Y encima acabo de divorciarme… alguien da más?

  9. Yo tampoco tengo bebes,me identificó un poco contigo,también agradezco estas ayudas,pues es difícil en algunos momentos afrontar algunos problemas,todo les parece mal,es hijo único.gracias bss

    1. Gracia a tí Dolores por tu comentario.Creo que habrá ristra de post sobre adolescencia que es un tema que da para mucho!! espero que te sirvan de ayuda!!!
      Mucho ánimo!!

  10. Mi mayor tiene 12 años, y estamos empezando la temida adolescencia….. Reconozco que hay días que lo llevamos mejor que otros. Cuando estás estresada, con mil cosas pendientes, la peque de 1 año con la rabieta, el hermano de 8 años que no quiere hacer los deberes, y la “preadolescente” montando un drama por una chorrada…. es inevitable que le digas que eso es un tontería y no prestarle atención… y luego te das cuenta de que la has fastidiado, pero ya es tarde.

    1. Llevo poco tiempo en el club,sólo quería preguntar sí hay algún grupo de wuasap,,perdonar por las molestias gracias.

  11. En mi caso comparo la adolescencia del mi hija con los enfermos de alzheimer pero al revés. De repente mi hija tiene una ventana de madurez donde te asomas y ves la adulta que será, y luego vuelve a convertirse en alguien infantil y caprichoso. Esa ventana de lucidez poco a poco va durando más, y la disfruto cada instante. Confío en que no tarde mucho en ocupar todo su tiempo pues me gusta mucho lo que veo.

    1. Jajaja que forma tan interesante de verlo! Me ha encantado tu comentario y que lo que veas en tu pequeña te guste y quieras más!!! Un ejemplo estupendo de como en la adolescencia tambien puede ser una etapa estupenda,aunque sea a ratos:)
      Gracias Nell!!

  12. Bienvenido este post. Yo ando cn mis buenosmellis recién llegados y mi buenaadolescente de 11 años. Está siendo un poco duro y solo estamos al principio. Unas veces es esa maravillosa joven madura y otra una niña. Difícil. Muyyyy difícil. Gracias!!!!

    1. Qué bien descrito Nuria, a veces auna joven adulta y sensata y otras veces una niña. Si a los adultos nos sorprende como tendrán los pobres la cabeza!! echa un lio con tanto cambio!! Esos también pasan lo suyo…pobres benditos
      Un abrazo!

  13. Hola Maribel!!
    Genial tu página la utilizaré mucho de referencia para mi blog MUm & Teen que acabo de abrir junto a mi compañera LOla, la adolescencia como dices no tiene porque ser fiera como la pintan. Creo que es como todo si llevas una buena base la adolescencia será llevadera. Para ellos es un terrible cambio no encuentran su siti, no entienden muchas cosas que les pasan, pero con ayuda de nosotros los padres lo superaran. Y yo soy de las que no presumo de ser amiga de mis hijos ya que mis padres no son amigos son padres que creo que es algo diferente a la amistad.

  14. A mí me queda mucho para meterme en esos fregados con mi bichilla. Pero reconozco que nunca pensé que la adolescencia pudiera ser una etapa tan difícil hasta que empezaron a poner en la tele el programa este de “Hermano mayor”. Pánico tengo desde entonces, a que la crianza se nos descontrole de esa forma.

    1. Si, ese programa da mucho miedo a veces;) Pero no hay que agobiarse. Suelen salir casos extremos y la tele ya sabemos como es, prima mucho el espectaculo. Si hay confianza malamadre e hijo y normas y límites claros y sensatos es muy probable que no les veremos nunca salir por la tele. Por lo menos no dando voces y patadas a todo lo que pillan!!;)
      Mucho besos!!

  15. Adolescencia¡¡¡??? cuando son pequeños te los comerías y de mayores te arrepientes de no haberlo echo. Yo tengo un buen hijo de casi 13 años en plena fase de “y tú que sabrás???” y la mayoría de veces el simple buenos días acaba en discusión. Tienes que dar una de cal y otra de arena, recortar pero sin pasarte, y recordarle continuamente que aunque te tengan para lo que necesiten eres su madre, no su colega. A todo esto no ayuda en nada el buen padre (estamos divorciados y tenemos una custodia compartida por semanas), ya que le consiente lo suyo y lo del inglés. Y el tema del sexo, a ratos me cago en las nuevas tecnologías ya que a través de internet les llega la información totalmente distorsionada en forma de fotos, películas porno etc.., que tras el control “marental” del móvil le he pillado en ocasiones, y no continuo x no aburrir, pero a veces te sientes tan impotente que la única vía de escape es la bendita lágrima a escondidas. Me alegro que se haya sacado este tema que también me parece muy interesante y personalmente para mí ahora, muy necesario.
    P.D: mi pequeño de 8 años viene pisando fuerte, que Dios me coja confesada.-

    1. Hola Isabel, gracias por la experiencia. Como bien dices, hay que dar cal, arena, y paciencia, mucha paciencia… el tema de internet y los móviles es interesante, quizá para un futuro post.
      Seguiremos hablando de adolescencia. Ánimo!

  16. 8 años… y no se que voy a hacer con ella con 14.
    Es un pulso constante, jugando entre los momentos “mami, te necesito aun muchísimo” y los “mamá eres una pesada”..
    Como malamadre de diploma, reconozco que pierdo los nervios mas de lo que me gustaría y ademas el buenpadre tiene la cualidad de calentarme la cabeza, para el no hacer nada y ser yo la que estalle. Con tantos frentes abiertos… creo que soy la responsable del monstruo que estoy creando.
    Siempre he intentado reforzar la confianza, nunca la regaño cuando me cuenta “secretos”, pero está empezando a cambiar, lo noto… noto como juega a dos bandas…
    Lo mas importante es que su adolescencia no tiene nada que ver con la mia… el mundo ha cambiado muchísimo y creo que eso me hace estar perdida.. (ojo que parezco una abuela y solo tengo 37..)
    Agradecería un post de PRE-ADOLESCENCIA…porque la tengo llamando a la puerta

    1. Hola Ed, hay cosas inevitables. Cuando empieza a ganar peso la importancia de las amigas, perdemos sí o sí cierta parcela de influencia. Lo único que se puede hacer es mantener la confianza para que, cuando decidan, puedan acudir a nosotras. Porque, poco a poco, va siendo cada vez más su decisión, aunque desearíamos ayudarles en todo
      Ánimo con tu buenahija!

  17. Mi hijo mayor va a hacer 15 años. Siempre hay algún roce, pero no tengo problemas con él y sigue siendo un sol. Mientras le dejes hablar, cuando quiera hacerlo y no le presiones. Mientras le demuestres que confías ne él y refuerces de forma positiva su comportamiento adecuado, las cosas irán saliendo solas. Sale algún día, pero pactamos la hora, y me avisa si pierde el metro, me pide permiso, porque yo no le niego TODO, y lo más importante…sigue diciéndome que me quiere y me da unos abrazos impresionantes (es bastante más alto que yo).

  18. Recordad que las mismas mujeres que durante el embarazo os explicaron aquellas historias escabrosas de partos agónicos, son las mismas que os narrarán con pelos y señales las torturas a las que las someten sus hijos adolescentes, pero no todo el monte es orégano yo os traigo un mensaje tranquilizador y de esperanza: mi hijo que ahora tiene 12 años, siempre fue un niño serio y juicioso, con mucha vergüenza propia y ajena. Ha sido cambiar al insti y ha dado la vuelta como un calcetín: está alegre, bromista, cariñoso … tiene un “pavo” la mar de gracioso. Evidentemente, sigue siendo el chaval trabajador y responsable, pero me da que las hormonas le han sentado muy bien¡. Librarse de la “lacra” de los dos peques, que se han quedado en primaria también le está ayudando mucho a labrarse una identidad como individuo. A veces tiene ramalazos testosterónicos, pero con voluntad de diálogo se sobrelleva bien. Aconsejo información, memoria sobre la adolescencia propia (que no está tan lejos, puñeta), sentido del humor y refuerzo positivo. A mi me está funcionando …

    1. Hola Silvia, encantada de que compartas tu ejemplo de que se puede tener una adolescencia tranquila 🙂 No es quizá lo más común pero pasa: cada buenhijo es un mundo
      besos

  19. Guauuu…me gusta el comentario de Silvia, tengo un hijo de 12 que también es un gran tímido y para el curso que viene queremos que cambie de cole a instituto, no se porque me da que el cambio le va a venir bien. Se que es una edad que corre con unos tiempos muy difíciles que los doce de ahora no tienen nada que ver con los doce nuestros y que hay que aprender mucho de todo ponerse al dia de todos los adelantos porque hay que ayudarlos a pasar ese trance, y sobre todo muchaaaa pero que muchaaaa paciencia que eso es lo difícil para mi.

  20. Yo vivo la adolescencia de mi hija como si fuese la prota de regreso al futuro. De repente me veo comprándole sus primeros tacones, recogiéndole de la disco light: no soy yo la que sale con cara de boba y canturrea de vuelta a casa hablando sin parar…..es ella….cuando ha pasado esto? El otro día me descubrí diciendo una de esas frases de MADRE: hasta las 11! pero qué tenéis que hacer en la calle hasta las 11!
    La niña va fenomenal, la que no encaja la adolescencia soy yo!

    1. jaja, el proceso de “madrificación” es imparable! Por lo menos a veces podemos volver a disfrutar indirectamente de las partes buenas de la adolescencia 🙂

  21. Creo que la base es comunicarnos desde los sentimientos, y eso es lo que a mi me cuesta más. Pero me empeño, y cuando me siento frente a ellos, les digo lo que ocurre o las consecuencias de sus actos abriendo mi corazón, si, huele cursi. Pero creo firmemente que abrir esa puerta, sin prejuicios y con doble dirección, no deja insensible ni indiferente a nadie. Ni a estos repentinos peludos.

    1. Qué importante esto que dices Catalina y que dificil ya que nos quedamos muy expuestos cuando mostramos nuestros sentimientos. Que ellos sepan como nos sentimos, abrir una vía de comunicación emocional une mucho y es un componente muy importante de la relación con el futuro adulto.
      Enhorabuena!!
      Un beso

  22. Querida Maribel, mi hijo tiene 17 años, ya dentro de unos meses en Junio cumplirá 18, la adolescencia esta siendo dura, y aunque es muy buen chico, tuvo un mal año académico en 4 de la ESO y ahí se ha quedado atascado, no avanza y este año es el último que puede repetirlo. Es inteligente y todos los profesores nos lo dicen, pero no quiere, no pone de su parte y ahora ya casi no quiere ir a clase, le veo desmotivado, dice se aburre en clase, y en casa pasa mucho tiempo durmiendo, no se sí esto es un signo de alarma. A pesar de mis intentos, no podemos sacarle de este círculo vicioso, con sus amigos esta normal, son todos chavales muy majos, estudiosos y responsables, por lo que cuando está con ellos estamos tranquilos. Estamos preocupados porque hemos intentado ir a un especialista pero se niega, sólo fue un par de sesiones y dijo que no volvía, y la psicóloga nos dijo que si no quieren colaborar no se puede hacer nada, así que te agradecería si pudieras darme alguna idea o consejo para ver como reconducir……. Intentó hacerle ver que así esta tirando su futuro a la basura, pero no reacciona, por lo demás es cariñoso con nosotros y su hermano de 12 años, Gracias por todo, un abrazo.

    1. Hola Teresa, entiendo que estés preocupada. Por lo que me cuentas tu hijo ha aparcado los estudios y se le nota muy desmotivado. No sabemos que ha podido pasarle (puede que el fracaso que me cuentas en 4º de la ESO le haya hecho pensar que no sirve para los estudios, que tenga problemas de aprendizaje, que haya algún problema que le esté impidiendo concentrarse en los estudios, etc) pero si es cierto que se pueden hacer muchas cosas para ayudarle aunque él no quiera venir a sesión. A través de vosotros se pueden poner en marcha una serie de pautas para que pueda empezar a aprovechar su tiempo.
      Si te parece para hablar más tranquilamente de esto te dejo el correo eléctronico y así poder ayudarte mejor
      Carnetdepadres@gmail.com
      Un abrazo

  23. Yo voy camino de ella con mi hijo mayor de 10 años, ya empieza a querer ser mayor pero necesita a su malamadre a partes iguales. Diviso una tapa dura no porque él sea difícil, sino porque la adolescencia es así:es una etapa de autoafirmación, de independencia, de búsqueda de sensaciones…donde nosotras tenemos que estar ahí, apoyando y guiando pero sin que se note mucho porque si no agobiaremos y se alejaran de nosotras.
    Por mi profesión veo mucha gente que se quedó anclada en esa etapa,y aunque es cierto que hay que tener especial cuidado ahí,desde mi punto de vista lo es más, que hay que estar pendiente mucho antes. Hay que sembrar desde pequeños la semilla de la responsabilidad, del apego seguro, de las consecuencias de los actos,de la tolerancia a la frustración…para que cuando lleguen al momento de la adolescencia donde se van a encontrar con todo esto sepan qué hacer con ello. No podemos pretender que en esa etapa de su vida tan convulsa cómo es la adolescencia,sepan responder bien si antes no lo han hecho nunca. Y mientras tanto esperar que salgan de ella unos adultos responsables.

    1. Hola Rosa, que maravilla lo que dices. La adolescencia es la etapa donde se recoge lo que se ha sembrado antes, que cierto es. Hay que trabajar duro desde el principio!
      Un abrazo

      1. Me alegro de que os haya gustado mi comentario, simplemente quería aportar un granito a este tema tan interesante y que tanto nos preocupa a tod@s.

  24. Yo tengo mis barbas en remojo desde hace tiempo. Soy malamadre de una niña de 7 años, pero como cuñada he vivido en diferido la adolescencia de, un chico que ahora tiene 22, una chica de 18 y otra con 14 que está ahora en plena etapa. Pero me parece que va a ser como cuando estaba embarazada y leía todo lo que caía en mis manos sobre bebes, embarazos, partos……. Al final, cuando realmente te llega el momento nada de lo que has leído te sirve, te has hecho una idea, pero la experiencia es completamente diferente y tienes que recomponer todo lo pensado y analizado, a la situación concreta que se te presenta. Conclusión lo que tengo es PANICOOOOOO!!!!

  25. He encontrado este club el pasado miercoles, viendo “Madres” de canal sur. Ha sido todo un descubrimiento al ver que no soy un bicho raro, que solo soy una mala madre. Me ha encantado este articulo. No se si sobrevivire a la adolescencia de mis hijos, actualmente tengo a tres en esta etapa. Soy mala madre de 4 buenos hijos.
    Gracias por el articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más