¿Qué quieres encontrar?

14
Cómo convivir con el miedo

Cómo convivir con el miedo

Los miedos son algo inevitable, ¿quién no ha sentido miedo, temor alguna vez? Como nos dice hoy Leonor Cabrera, colaboradora y coach, el miedo carece de toda lógica pero podemos convivir con él. Es necesario plantarle cara para tenerlo a raya y no transmitírselo a los buenoshijos. De esta manera, al despojarnos de nuestros miedos o, al menos, convivir con ellos haremos más libres a nuestros buenoshijos en este sentido.

fichas-leonorcabrera-1

* Podéis seguirla en FacebookTwitter y en su BLOG.

Si hay algo que se dispara a la hora de tener un hijo es el miedo. Miedo durante el embarazo por no saber qué pasará, miedo si intuimos que algo puede ir mal y miedo durante la crianza por si le sucede algo a nuestro hijo. Miedo al cambio, a convertirte en la Malamadre que no querías ser, miedo a no poder ser Malamadre, miedo a dejar de serlo… ¿A quién no le gustaría tener una varita mágica y hacer que ese miedo desaparezca?

La mala noticia es que esa varita mágica no existe. Por mucho que sea una emoción que no nos gusta, el miedo es un compañero de vida que tiene una función positiva y que, por mucho que nos devanemos los sesos, aparece sin ninguna lógica para decirnos alto y claro “cuidado”.

Lo absurdo en apariencia es que nos diga cuidado con coger un avión cuando sabemos que es el medio de transporte más seguro que hay o que nos impida ir al dentista a que nos arregle esa caries que tanta lata nos está dando o nos impulse a correr en dirección contraria a una cucaracha que sabemos que no hace nada pero… ¡da tanto asco!

El tipo de coaching que yo hago, llamado wingwave, tiene como una de sus principales materias primas de trabajo el miedo. Es un coaching que trabaja de forma directa con las emociones que se van quedando atascadas y que, por ejemplo, hacen que sin saber el porqué nos dé pánico hablar en público, coger un avión, conducir o hacernos un análisis de sangre.

Si algo he aprendido en las casi 1.000 sesiones de coaching wingwave que llevo a las espaldas es que el miedo carece de toda lógica. Cuando trabajamos con wingwave intentamos mediante el testaje del cuerpo comprobar cuál es el origen de esos miedos que nos impiden llevar una vida plena y una vez localizado el origen lo desactivamos, por explicarlo de una manera sencilla, con unos aleteos delante de los ojos del cliente que emula la fase REM del sueño y que hacen que esa información que se quedó atascada se procese. De hecho, se llama wingwave porque trabajamos con un aleteo delante de los ojos, de ahí la parte de wing, ala en inglés, y con las ondas cerebrales, de ahí el wave.

Lo que hacemos es indicarle a la amígdala que puede relajarse y dejar de sentir miedo. Por así decirlo, la relajamos ante ese estímulo que tanto estrés le causa para que la respuesta no sea el querer salir corriendo hacia otro lado, como hago en este vídeo con esta mujer que tenía miedo a las cucarachas.

Los coaches y terapeutas que nos dedicamos a hacer coaching wingwave invocamos a la Teoría del Caos para contar qué sucede con el miedo. ¿Recuerdas esa teoría que dice que el aleteo de una pequeña mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del planeta? Esto sucede con el miedo.

He tenido clientes a los que les da miedo a volar en avión porque de pequeños se cayeron de la bicicleta y el despegue les recuerda la misma sensación de la caída, otros con miedo a salir a la calle porque vivieron en un momento determinado una experiencia de estar encerrados contra su voluntad y alguno con miedo a hablar en público porque un profesor les regañó cuando hablaron en clase. En definitiva, algo muy pequeño que sucedió en determinado momento es lo que pudo generar ese miedo que surge ahora.

Ese origen lo desconocían mis clientes y lo hemos visto con las sesiones que hemos hecho. Lo que sí sabían es que tan sólo con pensar en montarse en avión surgía un sudor frío que les helaba el cuerpo o que al intentar salir a la calle aparecía una sensación de vértigo o que tan sólo con pensar en hablar delante de un auditorio le flaqueaban las piernas y se les iba la voz.

Porque si algo tiene el miedo es que dispara todo un repertorio de sensaciones corporales. ¿Qué hace cuando estas surgen? Lo primero es no juzgarse. Es posible que lo primero que surja es el mandato de “pero cómo voy a tener miedo, tengo que controlarlo”. El miedo está ahí para algo, quizás para indicarte que tengas cuidado y, en definitiva, para garantizar tu supervivencia. Una pregunta que puedes hacerte es qué me está indicado este miedo y qué quiere decirme.

Observar esas sensaciones corporales sin juicio puede ser un buen punto de partida para no darle tanto espacio a ese miedo y para comprender qué te está aportando en ese momento. Observarlo de forma desapegada y dejar que esa emoción de miedo se vaya moviendo a medida que la observas puede contribuir a cambiar esa sensación de bloqueo, así como conectar con tu respiración y con lo que podríamos llamar tu calma interna.

Piensa que si tú sabes cómo convivir con tus miedos, los buenoshijos tendrán un gran terreno ganado para aprender a convivir con los suyos.

El miedo, como cualquier emoción, necesita ser validada y vivida. Es importante mirarlo, tomar conciencia de qué nos está diciendo y, a partir de ahí, seguir con él de la mano, respetándolo pero sin que llegue a paralizarnos. Porque eso de que hay que dominar el miedo, siento decírtelo, es una de esas mentiras que nos hemos tragado. Se trata de llevarnos bien con él, darle las gracias porque nos está cuidando y, a partir de ahí, dar un paso adelante dejándolo atrás con respeto y agradecimiento. Y si sientes que ese miedo es demasiado grande o que te impide hacer determinadas cosas, siempre puedes trabajarlo con un profesional.

¿Cómo te llevas tú con el miedo? ¿Le transmites tus miedos a los buenoshijos o por el contrario les enseñas a convivir con ellos? Me encantaría escucharte aquí abajo, en los comentarios.

Han comentado...

  1. Miedo diario, a que se me suelte de la mano y cruce solo, a no saber detectar a tiempo cuando le da ( muy a menudo) el broncoespasmo, a que se caiga por decimoquinta vez y se de un golpe fuerte..creo q esos miedos diarios q se tiene hacia los buenoshijos no viene de ningún trauma( o si?) simplemente de que la persona q mas quieres en el mundo se haga daño, sobre todo el físico( el emocional, ya llegara mas adelante)
    En definitiva miedo

  2. Muy interesante. Curiosamente mis miedos como malamadre empezaron en el embarazo de mi segundo hijo… cosas muy partículares y muy “poco razonables”, pero ahí estaban. Los superé con ayuda de una profesional y, sobre todo, con mi propio esfuerzo, impulsado por la creencia, que eran mis miedos y era yo, por tanto, el trabajo para no dejarme inmovilizar era principalmente mío. Ahora como madre, tras esa experiencia y con los miedos normales y naturales, les intento transmitir a mis hijos que el miedo es normal, que lo sentimos todos, que es otra emoción, tan importante y digna como las demás, y que hay que convivir lo mejor posible con el, sobre todo evitando que no nos paralice y nos impida disfrutar de cosas que nos gustan. ¡Los miedos son tan variados y dispares entre unos y otros! Lo único que tengo claro es que no se puede sucumbir a un miedo, cuando te va a hacer evitar situaciones que por otro lado, te van a dar la mayor de las felicidades. Ya lo dijo alguien: Todo lo que deseas está ahí, al otro lado del miedo. Y me gusta. Muchas gracias

  3. Yo soy de las malasmadres que antes de ser mami ya tenia muchos miedos en mi vida diaria. Con el nacimiento del buenhijo toso se hizo mucho mas grande y cada vez que se pone malo es horroroso para mi porque no controlo los miedos ni la ansiedad. Poco a poco lo voy superando y lo voy entendiendo pero por desgracia todos los mensajes que recibo son “no tengas miedo! porqué? que ilogico todo…”. Pues creo que los miedos son buenos y sirven para algo pero en su justa medida. Un abrazo malasmadres!!!

  4. Yo tengo muchos miedos , miedo a los cambios ese es el que más me paraliza, a hacer las cosas mal, a decepcionar y en ocasiones a conducir

  5. Hola, en mi caso un mareo, por agotamiento físico por 2 buenoshijos muy seguidos, me descontroló la vida.. Me generó miedo a morirme, a no ver crecer a mis hijos, a no poder cuidar de ellos… El miedo fue seguido de ansiedad, y aunque me está costando mucho controlarlo, puedo con ello. Hay que pensar en positivo, esta mala experiencia me ha servido para cuidarme, para pensar que no solo soy madre, que soy persona.Me dí cuenta un día que les estaba contagiando ese miedo y dije, hasta aqui¡¡ ellos no se merecen sufrir por mi culpa… Empecé a cuidar mi dieta (fundamental comer sano..) y dormir¡¡ Volví a Pilates, abandonado desde el nacimiento de mi buenahija mayor, y una clase a la semana de relajación y mindfulness, que me ayuda a respirar… y llenarme de energía para disfrutar de mis buenoshijos que son lo mejor que tengo… Un beso..

  6. Hola! Mis miedos no sé si vienen de un trauma o los heredé genéticamente porque mi madre y mi abuela son dos personas bastante miedosas y me lo han transmitido desde pequeña. Ahora que soy madre me da miedo prácticamente todo. Supongo que puedo unificar todos los miedos respecto a mi hija en “no puedo equivocarme, porque hacerlo podría ser grave”. El tema de la comida me da pavor, visualizo (qué es horroroso) a mi buena hija ahogándose. Desde luego me gustaría tratar con ella el miedo de diferente modo a cómo lo hicieron conmigo, porque es un verdadero sufrimiento. Pero no sé muy bien cómo hacerlo.
    Gracias por el post!!!

  7. Hola! Yo tengo miedo a todo lo relacionado con lo de atragantarse… lo paso fatal … No soporto verla comer un caramelo (tiene 7 años), se lo corto todo muy pequeñito a la hora de comer, que hasta me dice que no hace falta… y cuando la veo comer y veo q tose, me paralizo, pienso, ay madre!!! nose si es un miedo heredado, recuerdo que de pequeña mi padre también nos decía que vigiláramos con todo cuando comíamos… pero yo lo paso mal… la pobre cada vez q quiere un caramelo, me pide permiso, antes se lo hacia cortar, pero ahora ya me dice que vigilará… pero no le quito ojo hasta que veo que lo ha acabado, me cogen sudores y todo… espero no pasarle este miedo!! Gracias!!

  8. Hola! Pues yo tengo miedo a mi hijo desaparezca. En el parque no le pierdo de vista, cuando vamos a los superparques de bolas (tiene 6 años) mientras los padres están en la cafeteria yo ando alrededor del sitio para ver constantemente donde esta, me da terror dejarselo a cualquier persona que no sea yo (incluidos mis padres, mi hermano que tiene 30 años) incluso cuando se queda con su padre le digo no le pierdas de vista, pero a qué tienes que ir al centro comercial. Le he dejado dormir con sus abuelas en ocasiones en las que no me ha quedado más remedio. Y él ya va notando ese miedo. Me va pidiendo que le deje dormir en casa de los abuelos y de sus tios, pero me da terror a que le pase algo. Se que son irracionales (yo soy psicóloga) pero cuando no está conmigo todo se dispara: si mi madre se distrae y lo pierde, si su padre no está atento….un monton de coss.
    Mi madre era muy miedosa cuando yo era pequeña (tampoco me ha dejado dormir fuera hasta que no tenia 14 años), me ha dejado al cuidado e terceras personas cuando no le ha quedado más remedio, cuando llegaba 5 minutos tarde teniedo 20 años, tenia un drama montado porque pensaba que me había pasado algo…ha sido una persona hiperpreocupada y creo que me ha trasladado todo esto a mí…ahora no entiende porque no tengo tanto miedo con mi hijo.
    Sé que tengo que trabajarlo, mi hijo crecerá y me pedirá independencia, pero yo me pongo mala solo de pensar cuando el me empiece a pedir salir solo, ir a por el por el pan y esas pequeñas actividades…..

  9. Hola yo tengo dos hijos una de tres u otro se 7 meses .. y a los meses de mi pequeño me entro amsiedad .. y tengo miedo a estar sola .. y es como que necesitara a alguien qiw siempre estuviera a mi lado .. es irracional perp es asi .. si una tarde estoy sola me entra ansiedad y lloro no lo entiendo.. un salido

  10. Pues yo tengo miedo a morir y a dejar sola a mi hija hasta el punto de no intentar un segundo embarazo por elmiedo a lo que pueda pasar hola verdad que no lo estoy pasando demasiado bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más