¿Qué quieres encontrar?

1
Esto del embarazo, ¿de qué va exactamente?

Esto del embarazo, ¿de qué va exactamente?

Estoy segura de que esta pregunta os la habéis hecho todas más de una vez, ¿cierto? No importa si llevabas muchos meses buscando embarazo, si ha sido un embarazo súper buscado o bien si ha llegado así de repente… ese momento de predictor positivo es igual de emocionante para todas. Porque sí, el ver esas dos marcas rosadas en el test de embarazo es de lo más impactante que te puede ocurrir, no sé, es como si fuese un botón de “play” que provoca una descarga de emociones difícil de explicar.

Y con esa emoción, alegría y nerviosismo llegan inevitablemente las preguntas, los miedos y los agobios. Así que en este post voy a intentar resumir de forma súper esquemática la película del embarazo, para que no os sintáis perdidas en esta nueva aventura que empezáis:

  1. Estar embarazada es un proceso fisiológico de la mujer, así que no te agobies más de la cuenta ni dejes que los demás te hiperprotejan o te traten como si estuvieses enferma. Tómatelo como una etapa para centrarte en ti misma, para parar un poco y para intentar introducir en tu día a día hábitos de vida saludables.
  2. Un embarazo dura unas 40 semanas aproximadamente, y cada 4 semanas más o menos vas a ir a la consulta de tu ginecólogo o comadrona. Exprime al máximo esas visitas, es el momento de comentar dudas y preocupaciones. Dr. Google las resuelve al instante, sí, pero no siempre de forma certera. Plántate en la consulta con una lista de preguntas a resolver, y fíate de lo que te cuenten allí: sí, es verdad, has de vacunarte de la gripe, y sí, también es cierto, puedes comer queso manchego pero deberías evitar la burrata o los quesos súper cremosos.
  3. En el primer trimestre es normal que te encuentres cansada, con náuseas, sueño, dolor de vientre y el estómago revuelto. No te preocupes, ¡no durará siempre! Acuérdate de tomar el ácido fólico y, si es necesario, alguna ayuda para disminuir esas náuseas. Ten en cuenta que una vez superada la semana 9 del embarazo, el riesgo de aborto espontáneo disminuye de forma sustancial, así que una vez superada esa “frontera” podrás empezar a creerte de verdad que esto va en serio!
  4. Escoge un buen centro en el que realizar las ecografías del embarazo, especialmente la de las 12 semanas, la ecografía morfológica (20-22 semanas) y la de crecimiento en el tercer trimestre. Un buen diagnóstico prenatal es básico para el control del embarazo y para la tranquilidad de los futuros papás. Déjate asesorar por expertos y no tomes decisiones basadas en la opinión de amigas, familia o conocidos.
  5. La barriga de embarazada tarda más en salir de lo que nos gustaría, sobretodo en el primero: piensa que hasta las 20 semanas más o menos lo más normal es que casi no se te note, no desesperes ni compares tu barriga con la de todo tu entorno de embarazadas. ¿Mi consejo? No compres cositas para el bebé hasta que no estés de unas 30 semanas, y como “regla no escrita”: deberías poder vestirte con tu ropa normal hasta más o menos las 18-20 semanas de embarazo (en caso contrario, consulta con tu báscula si estás engordando más de la cuenta…).
  6. De las 16 a las 32 semanas más o menos es la mejor etapa del embarazo: te encontrarás bien, probablemente pletórica, empezarás a notarte cambios en tu cuerpo y verás cómo el bebé va creciendo. Sin embargo, aún no estarás con las incomodidades de la recta final.
  7. Los dos últimos meses pueden ser un poco incómodos, con síntomas típicos como varices, insomnio, acidez, estreñimiento… y además aparecerán los nervios por el parto, por cómo será el bebé, por cómo organizar la casa, el día a día, etc… Si ves que no puedes con todo, háblalo con tu médico, igual una baja laboral te puede ayudar en las últimas semanas, para preparar bien cuerpo y mente para lo que viene, para tu maternidad.
  8. El parto es la única cita a ciegas en la que es seguro que vas a conocer al amor de tu vida, por tanto mi consejo para ese día es: rodéate de un equipo médico en el que confíes, relájate y disfrútalo, que es una experiencia brutal. Yo no soy partidaria del parto en casa, considero que hemos de hacer todo lo posible por una mamá y un bebé sanos y en casita lo antes posible, así que mi opción es siempre el parto hospitalario humanizado y respetado. Háblalo con tu médico para no llegar al día del parto con miedos o dudas por resolver.
  9. Una alimentación saludable, la práctica habitual de ejercicio físico y una vida activa son fundamentales para que el embarazo transcurra con las mínimas complicaciones posibles. Para disminuir el riesgo de diabetes gestacional, de problemas de hipertensión o de parto por cesárea un buen control del peso materno es básico: si partes de un peso normal, no deberías engordar más de 11kg, si estabas con un poco de sobrepeso antes del embarazo, con 7kg más que de sobras y si, por el contrario, estabas muy delgadita lo normal es que engordes unos 14kg. Pide consejo a tu matrona o a tu gine, infórmate sobre planes de ejercicio físico y dieta saludable, es decir: pon de tu parte para que tu embarazo transcurra de forma segura.
  10. Y después del embarazo y el parto viene el postparto, sí, que existe y es mucho más complejo de lo que te puedes imaginar. Es como el gran olvidado, pero está aquí y llegó para quedarse, así que no eches la vista a otro lado: tendrás momentos de bajón, momentos de sentirte sola y perdida y muchas, muchas dudas. Pide ayuda a tu entorno, déjate mimar, apóyate en tu pareja y disfruta de tu bebé. No te pongas presión ni seas demasiado autoexigente, ten en cuenta que los primeros días de lactancia son duros pero que cuando los superas es una experiencia preciosa. Y no tengas prisa, tu cuerpo y tu alma se han de adaptar al cambio que supone ser madre, dales tiempo, que es un cambio de por vida, así que la adaptación puede durar unos meses.

Y vosotras Malasmadres, ¿qué experiencia has tenido con tu embarazo? Si tenéis alguna duda, dejadla abajo en los comentarios.

embarazada-Malasmadres

Antes de irnos…

¡No te pierdas los vídeo de Sofía!

En el canal de Youtube de nuestra colaboradora Sofía Fournier podrás encontrar vídeos sobre los más variados temas que te pueden interesar.

*Podéis seguir también a Sofía en su blog, Facebook, Twitter e Instagram.

Han comentado...

  1. Mi primer embarazo fue maravilloso, estaba pletórica, como en una nube, todo iba genial, pero el postparto me volvió a la tierra. Me sentí muy sola, no sentí el apoyo de mi pareja. El cansancio y la falta de sueño me pasaron factura. Creo que había idealizado el ser madre. Ahora he vuelto a ser madre y después de un embarazo bastante duro(vómitos, resfriados y fiebre) y un primer mes de postparto durillo ( mucho llanto por mi parte y celos por parte de mi hija mayor) parece que llega la calma y puedo disfrutar de mis hijas. Esta vez he aterrizado con los pies por delante, pues ya sabía lo que me esperaba. Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más