¿Qué quieres encontrar?

20
El diagnóstico de TOC cuando estás embarazada

El diagnóstico de TOC cuando estás embarazada

Espero que os encontréis bien. Yo también soy una Malamadre y quería compartir con vosotros la experiencia que tuve en mi primer embarazo. Mi idea es mandar un mensaje de esperanza a todas aquellas madres que están sufriendo en el embarazo por diversos motivos. Espero que mi testimonio puede evitar que otras madres sufran lo que yo tuve que vivir.

El diagnóstico de TOC cuando estás embarazada

Me llamo Rosi y tengo 43 años. Cuando me quedé embarazada de mi primer hijo era agosto de 2009. Fue un niño buscado y deseado. Por desgracia, desde que tenía 19 años (en 1996) sufría de un trastorno de ansiedad que iba y venía, pero al que ningún médico le daba importancia. Consulté a varios especialistas que me ignoraron.

Tenía carrera, Masters y trabajaba en una multinacional de ropa deportiva como planificadora de demanda, todo funcionaba bien a ojos de los de fuera. Se suponía que esas “rarezas” que tenía eran por estrés, porque siempre estaba trabajando y estudiando para ascender en la empresa.

La cosa es que los años pasaban y todo el mundo las veía normal. Era como quien tiene una “fobia” o una “cosa rara”. Me decían muchas veces que era una inmadura. Dentro de mí yo, sabía que algo no encajaba.  Tenía pensamientos intrusivos todos los días y en cualquier momento. Pensaba que me contagiaba de enfermedades, no podía ir a baños públicos, tenía que revisar las cosas muchas veces de forma compulsiva incluso a veces chequeaba cosas por las calles de forma repetitiva. Las obsesiones me hacían sufrir mucho y además me impedían realizar ciertas actividades de manera normal.

El diagnóstico de TOC cuando estás embarazada

La llegada del embarazo

En la semana 7 de embarazo, la cosa se empezó a poner mal. Empecé a tener pensamientos muchos más extraños, referidos a poder dañar a gente en la calle o a que contagiaba al feto de enfermedades que yo cogía en la calle… En la semana 9 fui a un psiquiatra y se echó a reír. Me dijo que eran cosas normales del embarazo y lo mismo me dijo el ginecólogo, lejos de imaginar lo que se nos venía encima.

Yo veía cada día iba a peor y estaba más incapacitada para llevar una vida normal. Ataques de pánico y ansiedad se sucedían, no podía salir sola a la calle, revisaba compulsivamente, rumiaba durante horas secuencias de imágenes para comprobar que todo estaba en orden y no había pasado nada malo… la cosa se puso MUY FEA.

Alrededor de la semana 18, fui diagnosticada de TOC (trastorno obsesivo-compulsivo) severo. ¡Y tan severo! El problema es que no podían medicarme por estar embarazada. El niño estaba sano. No me quedó otra opción que aguantar.

Mi vida era un infierno y la de mi familia, también. Pensamientos atroces se metían en mi cabeza y no podía controlarlos. Deseé morir muchas veces, pero había un ser dentro de mi y no podía matarlo a él.

No hubo nada que hacer hasta que nació el niño. Empecé el embarazo con 65 kilos y lo acabé con 50 kilos. Con esto, ya podéis ver que las pasé canutas. El niño nació sano, con 2,600, en la semana 36. Cuatro días más tarde, empecé el tratamiento farmacológico y en 10 días volví a tener vida normal. Las hormonas, en este caso, fueron mis peores enemigas, puesto que ellas fueron las causaron que todo se agravara. Esta vivencia ha sido, con diferencia, la experiencia más dura que he pasado en mi vida.

Me arriesgué a tener un segundo hijo y con el TOC no tuve ningún problema. Vigilada muy de cerca por mi psiquiatra y con una medicación muy leve, ¡tuve un embarazo MUY BUENO!

Si hubiera sido diagnosticada en 1996 de TOC, me habría ahorrado muchos años de sufrimiento y habría estado ya controlada hace años. Posiblemente, no hubiera tenido que sufrir de la forma en que lo hice en ese primer embarazo.

Quiero mandar mi testimonio y un afectuoso abrazo a aquellas madres que no están pasando por el embarazo soñado ni ideal. Transmitiros la fe y la esperanza de que todo pasará y volveréis a vuestra vida normal con un precioso hijo.

Y a Silvina y Luis, mis terapeutas y amigos, que me mostraron el camino en la oscuridad que me rodeaba.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis pasado por una situación parecida?

Han comentado...

  1. Buenas tardes:
    A mi me sucede algo que a día de hoy,después de un año que tiene mi hija, me sigue machacando.resulta que estando embarazada me entró una ” paranoia brutal de que iba a fallecer en muy pocos años” ( a todo esto comentaros que me considero una persona bastante intuitiva de ahí que el grano de arena se haya echo una montaña)sigo pensandolo cada día..no sé si es el terror que tengo a dejar a mi hija,o a que se debe pero os puedo asegurar que he intentado mil cosas y ese pensamiento continua.Me gustaría saber si a alguien más le ha sucedido algo parecido.El motivo de que no consiga superarlo es porque soy bastante certera con intuiciones aunque si quiero pensar que en este caso se debiese al estado emocional ,hormonal del momento ya que previamente había estado hablando con una amiga sobre la muerte prematura de sus padres.Muchas gracias

  2. Hola!
    Te entiendo por completo… yo también tengo TOC, por suerte me lo diagnosticaron cuando tenía 19 años y pude gestionarlo un poco…cuando me quedé embarazada tuve que dejar las pastillas y emocionalmente hablando fue un drama. Así que un segundo hijo no es algo que me apasione mucho, pero bueno…
    Ahí vamos.
    Un besito

  3. Muchas gracias Rosa por contar tu historia. Yo estoy pasando por lo mismo y no se puede llevar. La ansiedad es diaria y no puedo ni comer ni descansar. Me despierto todos los días a las 7.00h y estoy de 20 semanas. Espero que todo pase y puedo retomar la medicación que ya tomaba antes del embarazo. Un beso

  4. Hola chicas!

    Pufff, es leer vuestras historias y una se siente identificada y comprendida.
    Os cuento la mía:
    Tengo 31 años y justo hace un año quede embarazada, semana 5 empecé a sangrar y resultó embarazo ectópico.
    Gracias a dios, me pusieron tratamiento metrotexato y sin operación ni nada.

    Desde hace 8 meses estamos buscando y no llega embarazo… no sé si será la cabeza que me tiene bloqueada, que puedo tener algún problema yo o mi pareja… te haces mil preguntas…

    El miércoles voy a revisión al ginecólogo haber que tal está todo y aprovecharé para hacerle preguntas al doctor ya que nos gustaría hacernos pruebas de fertilidad aunque ya me haya quedado embarazada naturalmente.

    ¿Alguna podría aconsejarme? Una tiene mil preguntas porque tu alrededor es embarazos y te preguntas y porque yo no? Me pasará algo? Y se hace cuesta arriba… Parece una eternidad

    1. Hola! Yo tuve dos abortos y uno de ellos ectópico como el tuyo.tampoco me hizo falta entrar en quirófano ya que con la inyección fue suficiente.Queria comentarte que en mi caso primero tuve el aborto ectopico,y seguido cuando me pude poner a buscarlo me quedé embarazada con la mala suerte que también lo perdí.Despues de esos abortos tarde años en quedarme embarazada .No te desanimes ,a veces tarda en llegar pero finalmente llega..tu preocúpate de alimentarte bien para no tener la falta de ninguna vitamina y continua en ello .Y si consideras que debeis miraros por tema fertilidad adelante.te cuento mi caso ya que desde que tuve esos dos abortos seguidos hasta que me quedé finalmente embarazada pasaron años .Un saludo!

  5. Hola
    Gracias por tu publicación y ante todo, espero que en estos momentos te encuentres bien.
    Me gusta leer que no todo es de color de rosa. Quiero ser madre pero sufro de ansiedad desde los 20 años. Cada cierto tiempo, mis pensamientos son tan duros conmigo misma que me tengo que medicar con antidepresivos unos seis meses hasta que todo pase y luego… como si no hubiera pasado nada. Pero a los años… vuelven.
    Me da miedo quedarme embarazada por si esto se agravara y no pudiera llevar adelante ni mi embarazo ni mi maternidad.
    Le doy muchas vueltas y a la conclusión que llego es quedarme así, sin hijos. Por si no pudiera atenderlos como realmente ellos necesitan. Qué duro es.

  6. Cada día avanza más la ciencia y se diagnostican casos que antes no se conocían y ahora sabemos de afecciones que tenemos, para mejorar en nuestras vidas. Es muy bonito compartir historias así, para aprender y que todo avance!

    Gracias,

    Besos!

    Anabel

  7. Viví una experiencia similar. Depresión en mi embarazo. Fue muy difícil remar esos 9 meses sin medicación, con culpas por no tener el “embarazo perfecto “. Me sentí tantas veces mala madre. Mi hijo nació sano y al mes y medio volví a tomar la medicación. Culpa de nuevo por interrumpir la lactancia. Años me llevó comprender que una madre es mucho más que estereotipos creados por una sociedad superflua. Cree un maravilloso vínculo con mi hijo y aprendimos mucho con mi compañero y pareja de vida. Pero siento que todavía hoy no se habla abiertamente de salud mental. Hay mucha estigmatización, y somos condenadas cuando contamos historias como estas.
    Hoy gracias a mis terapeutas logre entender que es algo que supera la voluntad, en mi caso es endógeno, y que puedo vivir una vida plena abrazando esta condición. Soy feliz, y una madre real para mí hijo. Espero que se visivilicen cada vez más nuestras historias. Para romper tabúes y estigmas. Para liberarnos y disfrutar.

    1. Muchas gracias por compartir con nosotras tu experiencia, seguiremos visibilizando todas vuestras historias.
      Somos las mejores madres para nuestros hijos.

  8. Hola muchas gracias por tu testimonio,es generoso y hace bien a los demás, tengo un sobrino con TOC , toda l familia lo hemos
    pasado muy mal, y creo que es importante hacer visibles enfermedades como esta, ayuda a la persona que lo padece
    A la familia y es un bien para la
    Sociedad.saludos espero que estes mejor un abrazo
    Laura

  9. Muchas gracias x hablar y visibilizar este problema de salud mental. A mí me ocurrió lo mismo, pero en mi segundo embarazo. Un auténtico infierno. Gracias de corazón y a seguir bien. Muy valiente por ese segundo hijo.

  10. Yo tampoco estaba diagnósticafa de toc solo “depresión”… Estaba medicada, cuando quise quedar embarazada dejé el tratamiento, mi cabeza sólo pensaba que podría hacerle daño a mi bebé, no lo pasé tan mal como se esperaba, pues mi mente dijo “todo lo que me pase a partir de ahora será normal, mi cuerpo va a cambiar” y pase algunos sustos, pero nada muy fuera de lo normal. Cuando tuve a mi niña, como no tenía tratamiento caí empicada, aún no conocía a mi psiquiatra de ahora. El camino fue largo y muy, muy duro hasta escontrar a una persona que supiese lo que pasaba. No dejéis en ningún momento de desenfocaros en lo más importante que vais a sentir en vuestras vidas, y que será pocas veces las que lo experimentes.

    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia. Seguimos luchando cada día por romper los estigmas de la salud mental.

  11. sufro toc desde hace 12 años ,fui diagnosticada luego de mi segundo embarazo, fue y es lo peor del.mundo ,aún lucho con esto ,soy de CR y aquí esos temas siguen siendo tabú y soy para casi todos un bicho raro .

  12. Aquí una mamá con TOC, diagnosticado en el postparto de mi primer bebé, aunque desde los 22 he tenido problemas de ansiedad…
    En mi primer embarazo medicada a partir de las 16 semanas, el primer trimestre fue un infierno…Ahora embaraza de mi segundo hijo, medicada desde el principio con dosis mínima, y controlada por mi psiqui y mi psico!!! Mucho ánimo a todas esas mamás taaaaan valientes que lidian con este tipo de problemas que mucha gente estigmatiza, invalida e invisibiliza ❤️

    1. Hola Gracia, estoy embarazada de 22 semanas, siempre he tenido problemas de ansiedad y he estado muchos años con medicación pero lo dejé para quedarme embarazada por miedo a que pudiera afectar al bebé. Desde hace un par de semanas lloro a diario y tengo muchísima ansiedad, siento que necesito volver a tomar algo de medicación pero me siento muy culpable por mi bebé, ¿algún consejo? Creo que es mejor para el bebé que yo esté feliz y sin ansiedad a como estoy ahora pero aún así el sentimiento de culpa por volver a la medicación no se va.
      Muchas gracias por compartir tu experiencia

  13. Me encantó leerte sabes .. me puse a pensar que muchas veces tachamos de malas a muchas personas o locas pero no sabemos lo que hay detrás pensé en tantas personas que abandonan a sus bebés y tal vez solo no tenían un diagnóstico y mucho menos ayuda.. bendita la vida y las circunstancias que tú si estuviste con ayuda !! Y que tú bebé salió bien.. la salud mental es la más importante y la debemos de cuidar x el bien de uno y del bebé

  14. Muchas gracias por contarnos tu historia, Rosa, y como siempre a Malasmadres por compartirla. Esto seguro que reconforta a muchas madres que estén pasando por lo mismo, y a las que no, nos da información por si algún día nos topamos un caso similar, para poder ayudar y aconsejar. Gracias de nuevo!

  15. Hola! Me ha gustado mucho el post, eres muy valiente por contarlo. Me siento muy identificada con algunos de los sentimiento que cuentas que tenías. A mí me obsesionan las enfermedades, cualquier cosa que me pase a mí, a mi marido o a mis hijos me provoca ataques de ansiedad. No un catarro, o una anginas,por ejemplo, pero sí unos granitos, un manchita, un dolor…cosas que no tienen importancia pero que no sé identificar porqué suceden y hasta que no desaparecen ni duermo…mi mente viaja y viaja y siempre pienso lo peor. Me obsesionan la bacterias, me lavo las manos mil veces al día, y a mis hijos. Cuando están en la calle jugando sufro porque les veo tocar los columpios del parque, tirarse al suelo…me da muchísima angustia. Nadie le da importancia, me dicen que es por mi profesión, como estoy todo el día conenfermos…(trabajo en una farmacia). Estoy acudiendo a un psicóloga y no le da importancia,me dice que son somatizaciones causadas por la ansiedad, pero yo creo que es al contrario…esos pensamientos son los que me provocan ansiedad… Es verdad que con los ejercicios y acciones que ella me dice estoy mejor, no han desaparecido pero si controlo los ataques de ansiedad para que no exploten, aunque aún me cuesta… Me gustaría saber cómo te lo diagnosticaron, que tratamiento tienes, etc. Si no te importa. Antes de la psicóloga fui a un psiquiatra que me dijo que lo que tenía era depresión y me quería recetar antidepresivos. Le dije que no, que yo no estabadeprimimida, mi madre lo está hace años,muchos, y no es lo queami me pasa ni lo que yo siento…tengo la sensación que o no me hacen mucho caso o no sabe bien gestionar mi problema. Aunque mi psicóloga es un encanto. Gracias por tu testimonio, a lo mejor tirando de ese hilo consigo porfin saber qué me pasa y encontrarme bien por fin. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *