¿Qué quieres encontrar?

88
Diario de malamadre: en ocasiones veo padres helicóptero

Diario de malamadre: en ocasiones veo padres helicóptero

amelia

Creo que estamos perdiendo el norte. La educación de los buenoshijos se está convirtiendo en una obsesión, obsesión por sacar buenas notas de los proyectos de los buenoshijos. Padres que no bajan la guardia ni en el parque, ni en un cumpleaños ni, incluso, en el whatsapp del cole, padres que sobrevuelan, padres helicóptero, padres sargentos, padres que adoctrinan a otros padres, padres pelmazo, en una palabra. Tenía que decirlo.

Mi buenhijo es un niño con mucha vida por decirlo de alguna manera, es capaz de levantarse a las 7 de la mañana, no echar siesta y no parar un segundo hasta que cae irremediablemente hasta el día siguiente. Corre, salta, juega y, quizás, es más inquieto que otros muchos niños; bueno, quizás no, al menos así lo afirman en la guardería. Además, es un niño muy cariñoso y alegre. Todos no somos iguales.

También es un niño muy grandote para su edad y con mucha fuerza, circunstancias que nos han hecho en muchas ocasiones tener que estar dando explicaciones de por qué se comportaba de una manera o de otra. “No sabe hablar, tiene 18 meses…” y así hasta el infinito y más allá. Si juega con otros niños en un parque o en un cumpleaños puede suceder que en el juego se den empujones, quieran coger la misma cosa o tirarse por el tobogán cada uno el primero, pero como digo el buenhijo es un gigantón y un empujoncito suyo es sinónimo de lanzamiento. No quiere decir que justifique lo que hace, ni mucho menos, trato de hacerle entender que no se puede hacer y que deje que todos disfruten del tobogán, el columpio o lo que se tercie. Al final, él se conforma y es el que se va de la reunión. La presión de los padres helicóptero, sobreprotectores y con mucha sabiduría (ellos lo saben todo) es mucha y él como nosotros preferimos abandonar el ring de combate. Ni os cuento cómo lo pasamos una vez que mordió, nos hicieron sentir tan mal que en vez de un niño parecía que era un criminal.

La sensación que a una se le queda cuando vuelve a casa es la siguiente: por un lado, has hecho que tu buenhijo se conforme dándole terreno a los demás niños por culpa de padres que tienen que intervenir en el juego de los críos, ellos tienen sus propias reglas y, a veces, si se les deja saben resolver sus conflictos sin que nadie medie. Lo hacen mucho mejor que sus adultos ansiosos. Por otro lado, me veo muchas veces dando justificaciones que no debería dar. El buenpadre y yo llegamos agotados de cualquier acto social con niños porque en vez de ver disfrutar al buenhijo nos hemos convertido en dos vigilantes de la playa acotando el terreno para que el buenhijo no se salga de la norma veladamente impuesta por los demás.

“Es la segunda vez que lo hace…”, retumba en mi cabeza la voz de un buenpadre airado porque a su ‘dulce’ hija le quería quitar el juguete mi buenhijo. Por supuesto, traté de decirle que hay que compartir, algo que no tienen interiorizado hasta más tarde como nos contó Alejandra Melús. La cara de vinagre de esos padres mirando al buenhijo y a nosotros como totalmente permisivos me dio mucho que pensar. Y entonces reflexiono y me da pena porque si esto me sucede con el buenhijo por el simple hecho de ser muy inquieto y, a veces, revolucionarse por la alegría que le provoca estar con otros niños, no quiero ni pensar en los niños con necesidades especiales. Por favor, menos etiquetas, menos presionar y más disfrutar de la infancia, esa etapa tan maravillosa que no se vuelve a repetir.

Y vosotras, ¿qué pensáis?, ¿se sobreprotege demasiado?

Malasmadres-Helicoptero

Han comentado...

  1. Ocurre que hay niños que ciertamente son diferentes y con otros intereses a quienes a veces se les deja de lado, se les ignora e incluso hay padres.de.perfil que ven bien que sus retoños no respeten ni a su sombra.
    Ser padre conlleva educar en el respeto a sí mismo y a los demás. Soy madre helicóptero precisamente para que aprenda a defenderse y a resolver sus conflictos siempre en el respeto.
    Es muy duro ver que otros niños llaman a tu hijo, ‘sabio loco’, científico etc. Educar es la clave . Lo de los vuelos en helicóptero lo dejo para otros padres

    1. Te entiendo Rosa, y esas etiquetas les hacen daño, inevitablemente. Por aquí los adjetivos son: es un elemento, qué nervioso, es un trasto, qué malo… Y lo único que pasa es que es un niño en continuo movimiento…

  2. Sí, yo también creo que se sobreprotege demasiado, y lo que no se dan cuenta muchos padres es lo perjudicial que es esa sobreprotección. Si los dejáramos los niños serían capaces de resolver muchos conflictos por ellos mismos.

  3. Jajajaja. Lo de los juguetes en el parque es genial. Yo al principio lo pasaba fatal. Ahora ya no le obligo a compartir, me encojo de hombros, miro con cara de resignación, y les digo, “es que son suyos”.He aprendido a reírme en silencio de las caras de desaprobación de los padres cuando no le doy los juguetes que yo cargo como una sherpa a sus adorable hijos.

    1. una pregunta, y cuando es tu hijo el que quiere un juguete de otro niño y no se lo presta, imagino que tampoco te importa ….es que comparto vuestras respuestas por completo, y principalmente la idea de que entre los niños se entienden…. yo intervengo si hay tortas si no , paso. Pero si que me indigna cuando la misma madre que dice apoya q su hijo no tiene porq dar sus juguetes si no le apetece, muchas veces esa misma madre cuando su hijo quiere algo de otro, pues interviene para que se lo den…. os ha pasado?

  4. El buen abuelo ha apodado al buenhijo “la máquina del movimiento continuo” jajaja así que te entiendo perfectamente. Mi hijo no camina, corre a todos lados y tiene fuerza, por lo que me toca tener 100 ojos en el parque por si se emociona, o se enfada, y reclama algún juguete demasiado fuerte, ya que parece que la comunicación oral no es una de sus prioridades todavía! (Tiene 19 meses). Nos ha pasado muchas veces que los padres no parecen entender que todavía es un bebé, aunque no lleve chupete y prefiera tirarse cabeza abajo del tobogán que jugar con el cubo y la pala, mientras que con sus hijos, más mayores, tienen una conducta mucho más permisiva…

      1. Mi abuela decía que es mucho mejor tener que decir “niño para” que “niño muévete”, si un niño no se mueve… sospecha, algo pasa, así que, que viva el movimiento!!!

  5. Te entiendo, mi buen hijo de 17meses no para ni un momentos, pero al igual que el tuyo, es muy feliz haciendo lo que mejor sabe, disfrutar y jugar!! Comentarios como:no para!!menudo culo inquieto!! La que te espera bonita!!!!! Etc, los oigo en el parque a diario,pero me da igual mientras sea feliz,aunque me ponga corrector con espátula!!!!

    1. Hola Sara! El mío era igual a la edad del tuyo y ahora está mucho más tranquilo… pasará…

  6. Ay, Amelia, pues qué pena y qué mala pata que hayas dado con gente así. Yo, qué quieres que te diga, no entiendo nada porque ¡son niños! Es lógico que se empujen, que no quieran compartir (supongo que si les cogen algo pensarán que lo pierden para siempre o que sus cosas les definen un poco y si se las quitan…) Yo, no me quejaría jamás, aunque no me ha ocurrido nada tremendo (como creo que tu niño no ha hecho nada horrible tampoco) a menos que fuera un niño con entendereras. En el parque, mi pollo está ahora con el “mío” y “no, no” y a veces no deja pasar a otros y esas cosas así que es normal que otros también lo hagan. A mí me da risa cuando les veo así, la verdad, e intento intervenir lo justo y mediar para que todos se queden medianamente posible. Por supuesto a los otros padres les digo que no se preocupen, que es lo mismo que me dicen a mí. Muy típicas las frases “es que son muy pequeños”, “el mío hace lo mismo”… para romper el huelo. Je,je,je. Creo que tenemos que procurar, aunque cueste, que las miradas y comentarios ajenos nos cohiban lo mínimo posible y mantener nuestras posturas. Si no, la gente petarda nos condiciona y hacemos con nuestros retoños lo que no queremos. Y su educación está por encima de todo así que unámonos al grito de guerra: ¡me la pela! (lo que me digas, lo que pienses, cómo mires y demás…) Ja,ja,ja. Ánimo

    1. También me encuentro con padres que dicen: es normal, son niños, pero últimamente la experiencia es la contraria, paciencia es lo que me queda 🙂

  7. A mí me ha tocado todo lo contrario, contener el helicopterismo, porque el buenhijo era pánfilo de esos que cuando le quitan el juguete no lo arrebata de vuelta y además con empujón, sino que hipa y lloriquea; le saltan la fila en el balancín y no agarra y tira, sino que hipa y lloriquea; niños más pequeños muchas veces, con ímpetu y energía, ante los que se achantaba. Pero no podía estar interviniendo todo el tiempo, porque los niños tienen que aprender también el otro lado, es decir, defender su territorio y lo suyo. Claro, que si el zarandeo del contrario llegaba a un punto máximo, allí iba corriendo, que una cosa es dejar aprender y otra que lo haga a base de tortas de las de verdad… Por suerte una vez en el cole se ha ido espabilando, pobrecito.

    1. Pobre, yo era como tu hijo de pequeña, y el buenhijo a pesar de ser tan movido, cuando le quitan a él muchas veces se aisla y se va, qué complicado es esto de educar.

    2. Me parece que lo más útil es dejar que aprenda a defenderse solo. A mí me pasaba de pequeña, era una pánfila total…. Mis padres no eran padres helicópteros porque los padres de antes que yo recuerdo, eran un poquito más normales o más relajados que los de ahora, y veían normales muchas cosas por las que hoy se pone el grito en el cielo.
      Francamente, no me ha afectado que mis padres no interviniesen en esos conflictos, es más, aprendí mucho de lo que no hay que hacer, no me gustaba y no estaba dispuesta a permitir.
      Ya despabilará, por la cuenta que le trae.

  8. Muchos se han olvidado que los niños
    Son niños… Y hay que dejar que lo sean. Pretendemos que se comporten como adultos cuando ellos están experimentando en su mundo y aprendiendo a relacionarse y a jugar.
    Empujan porque aún no tienen el manejo del lenguaje con toda su subjetivacion como la de un niño mayor o un adulto, y es su manera de comunicarse.

    1. Yo tengo muy claro que es su manera de comunicarse, una está pendiente de que tenga cuidado, de decirle que no empuja etc… Pero a partir de ahí, qué pretenden qué haga, es un niño.

  9. Son una lata. Los padres animadores socioculturales, también. Llevarse al parque un arsenal de juguetes para sus criaturas y para jugar ellos mismos con los niños son lo peor.
    Yo en el parque me convierto en un ente. Tengo tres, cosa que no tiene ya casi nadie. Así que miro que a una no le de un columpio en la cabeza, que la otra no se trague las piedras (chuparlas ya va en el lote) y que la otra no se mate escalando. Si se pelean me toca un pie. Los padres me dicen en determinados parques, eso si, hay otros que no, que mi niña -cualquiera- está jugando sola y que nadie la está vigilando. Si es la Mini de 14 meses ya hasta las abuelas me recriminan lo que están sufriendo de verla sola y está súper vigilancia hace que padres aburridos se metan donde no los llaman y se erijan en defensores del menor en zonas de ocio.
    Deberían estar engendrando más, la verdad, así al menos tendrían mejor humor.

    1. jajajajaa, deberían engendrar más, me encanta. Yo tengo a mi tercero en el horno. A mi lo que más me molesta es la cantinela “Hay que compartir”. Papagayo, digo buenhijo adorable, quita la pala, juguete o piedra con la que esta jugando el “niño ese que no comparte” (el tuyo, normalmente) a la cantinela “Hay que compartir” (¿compartir???? si ese adobable enano se la acaba de quitar con alevosia al tuyo), el tuyo va a recuperarla porque se la ha quitado y ahí aparece el helicoptero repitiendo la cantinela “Hay que compartir, hay que compartir”. Me ponen negra.

  10. Suscribo todas y cada una de tus palabras puesto que me siento totalmente identificada. No puedo, de verdad, no puedo. Como dice Andrea, los padres animadores,voy los que parecen de attendo haciendo los movimientos por el hijo.
    El otro día Pollito y otro niño queriendo escalar la rampa para el tobogán, pues la madre diciendole al mío que no, que estaba su niña. Perdona? Acaso el columpio es tuyo?
    El tema juguetes yo lo que hago es, si llevo, los dejo ah. Y que juegue quien quiera, eso sí, si me voy me lo llevo. Pero porque al igual que mi niño coge cualquier juguete que ve, no voy a dejar que no cojan sus juguetes.
    En la moderación está la clave.

    1. Sabes que nos pasa al buenpadre y a mí muchas veces que dejamos que suba todo el mundo y que no acapare y al final es él el que no se monta y se enfada, lógico, y todo por el dichoso compartir, que está muy bien pero…

  11. Me veo totalmente identificada en este relato, porque mi buenhijo pequeño es algo posesivo, el tema ocmpartir no lo lleva bien, pero he llegado a la conclusión, quizás errónea, que compartirá cuando él quiera y se sienta preparado, acaso los adultos compartimos todo? acaso vamos con el móvil y cualquiera puede cogernoslo y lo permitimos? porque forzamos a nuestros pequeños a que compartan su fantástico nuevo cochecito con el de al lado? Incongruente, verdad? Yo le animo a prestarlo, pero si hay resistencia por su parte … pues no se comparte. Y acabamos el conflicto. Justificar: no le ha empujado porque no sabe hablar… harta de decirlo.. pero esos buenospadres que te miran mal pero no le dicen a sus hijos que no cojan lo que no es suyo, y menos sin permiso. Eso si que es algo q

    1. Tienes razón, obligamos a que compartan cuando no están preparados y no lo entienden. En la guardería siempre me dicen que ellos no entienden aún lo que es compartir.

  12. Las mías no son especialmente movidas, pero los padres coñazo están por todas partes. Yo suelo ser de las que, en el parque, me siento a parlotear y, aunque estoy pendiente, no intervengo en lo que hacen. Son niñas y tienen que aprender a manejarse por sí solas.

      1. Yo solo intervengo si veo que mi hijo se va a hacer daño o si le hace algo a un niño pequeño… sentido común…

  13. Totalmente de acuerdo en que hoy en día los niños están sobreprotegidos hasta crear niños que a los diez años esperan que sean sus padres los que, a través de un grupo de WhatsApp, les solucionen la papeleta de que no hayan tomado nota de los deberes el viernes por la tarde. Todavía no estoy en este punto, pero es una de esas líneas que como padres no nos gustaría tener que cruzar.
    Ahora bien, mi buenhijo tiene dos años y medio y es el pequeño de su clase en la guarde. Al contrario que tu niño, es panchito hasta el aburrimiento…y el saco de los golpes del resto de sus compañeros. Siempre he pensado que estos líos tenían que quedar en las aulas y entre los niños, hasta que es tu hijo el que llega todos los días con el mordisco, la patada o el arañazo, entonces, ya no te parece tan idílica la solución de que se arreglen entre ellos. Supongo que en lo referente a este tema, la opinión varía en función de dónde te pongan las circunstancias!

    1. Por supuesto, y estamos hablando del término medio, mi buenhijo ha mordido una vez por dos que le han mordido a él, e imagino que uno es comprensivo si las cosas son normales. Gracias por tu experiencia Laura.

  14. Te entiendo perfectamente, porque parece que describes la situación con mi buenhijo… Comentarios en el parque “huy,todavía no anda??? tan grande??? no señora,que tiene 6 meses… todavía con pañal??? ya te puedes dar prisa a quitárselo que sino en el cole!!!! tranquila, que me queda tiempo, que va a hacer 2 años!!!… y ya el del colmo: ¿estás segura?? ¡¡sí, que es mi hijo y sé cuándo ha nacido!!
    Le he aleccionado en todo momento con “no se pega”, no fuera a ser que con su corpulencia y fuerza dejase fuera de combate a otro peque…y a cambio le pegaban a él niños más pequeños, y me explicaba “tranquila mamá, que no pasa nada, pegan flojito!! Lo del compartir lo ha hecho fenomenal: dejaba el columpio al que fuera y después de media hora esperando su turno otra vez venía llorando porque a él ya no le dejaban subirse… Ahora con 6 años le han dado de todos los colores y al final con resignación me ha tocado decirle que nunca se pega, que las cosas se hablan y si no puede resolverlo venga a buscarme y vamos a jugar a otro sitio (será por parques!) pero que si le pegan otros niños sí puede defenderse, porque últimamente le van a buscar porque “mola” darle al grande del grupo, ya que no se defiende. Ojiplática me dejan los niños y los mayores a veces!

    1. A nosotros nos está pasando eso, de decirle comparte, espera, es de todos, al final es él el que espera tanto que a veces no se sube, comparte que al final no juega y todo proque es grandullón…

  15. Ay! Y esos padres que le dejas una tablet o un móvil al tuyo, que es súper sociable, para que se entretenga y te dicen “con tanto móvil los niños se vuelven tontos, no despegan la cara de la pantalla” Y resulta que el suyo ni te saluda ni responde a tus preguntas tipo “qué tal el cole?” Y va loco detrás de la tablet de tu hijo. Les parece que la tecnología es el el demonio vivo! No son las tablets, sino el uso que dejes que tus hijos hagan de ellas. En mi opinión cuanto antes lo vean como un elemento cotidiano menos interés pondrán.

  16. Que esos padres pelmazos te afeen, comenten, critiquen,… a TI me puede parecer razonable ya que también deben aprender a comportarse y con razonamientos como el que expones en el post muy tarados deben ser para no comprenderlo.
    Lo que me resulta absolutamente INADMISIBLE son esos padres que por defender a su retoño “interactúan” directamente con TU hijo, NO CON EL SUYO (ojo, no me refiero a cuando se están matando, pero casi incluso así). A esos, aparte de afearles su conducta hay que explicarles que puede ser constitutiva de delito (y que, por tanto, estas dispuesta a llamar a la policía si fuera necesario). La mediación ha de ejercerse entre iguales.
    Un beso, Amelia.

      1. En el parque donde vamos normalmente solo se les ocurrió tocar a mi hijo una vez, creo que por mi reacción no han vuelto ni a pensarlo. Los niños están jugando y si les dejas son capaces hasta de negociar, yo no suelo intervenir y si lo hago suele ser con los padres y no con los hijos…jajaja

  17. Muy buen post…. y si que es cierto… una vez que le ponen la etiqueta a tu buenhijo de “el malote”, “el revoltoso”…. ya no hay quien se la quite… me siento super-identificada contigo. Las reuniones “sociales” para mi se convierten en un sinvivir… la ansiedad empieza desde el minuto uno,siempre pendiente de que tus buenoshijos (en mi caso 6 y 3 años… el de 3 parece el padre de los de su clase)no se salgan del tiesto… al final se traduce en que tu te has pasado el evento llamándole la atención a tus hijos y tus hijos frustrados porque no pueden casi ni respirar… y ves a otros padres “solapones” que miran a otro lado mientras su hijos “las matan callando” pero claro… las etiquetas las tienen tus hijos… no los suyos…. opción que he escogido… evitar eventos donde van “determinados” padres. Lo más gracioso de todo esto, y lo que los padres no quieren ver, es que los niños son amigos de todos sus compañeros, unos más afines que otros… pero sin maldad ninguna entre ellos…

    1. Me pasa lo mismo con mi hijo mayor (casi 4 años)… Él se ha quedado con la etiqueta porque no es de los que llora cuando le pegan-empujan-quitan el juguete-se cuelan… si no que achanta pero luego si tiene que defender, defiende lo suyo… También es verdad que a veces empieza él los conflictos, pero como cualquier niño, pero algunos sí que van corriendo donde mamá llorando a la menor.
      Yo todo el día en el parque detrás del mío, jugando con todos para poder así tener controlada la situación, y el resto sentadas en el banco de charla… Y sus hijos cuando sus madres no miran, la “matan callando” como bien has dicho (y no sólo con el mío, con cualquier otro niño). Incluso algún niño le dice al mío… “Ven a jugar conmigo a los empujones”… Mi hijo va, se empujan y al final el otro corriendo donde mamá que me han empujado… ¿?¿? Yo alucino con eso, así que le digo que no se juega a los empujones ni a pegar, aunque se lo pidan.
      El mío es el que tiene la etiqueta… pero el mío también viene con golpes y moratones a casa, a veces incluso en los brazos que se ve que son de pellizcos…
      Y lo que no ven es que a la hora de la verdad, todos son amigos de todos, y se llevan bien, solucionan sus cosas y juegan entre todos… Aún así soy yo la que acaba marchándose del parque más de una vez, mordiéndose la lengua, y triste por mi hijo porque siento que le apartan, no los demás niños, si no algunos de sus madres y padres.

    2. Esa es exactamente la situaciòn que vivimos siempre, los pobres asfixiados por no poder jugar libremente (entiéndase con tranquilidad)y los demás campando a sus anchas. Y el estrés del buenpadre y mío en máximos históricos.

  18. Todavía recuerdo una tarde en que un niño abofeteo al buen hijo. A esa mismo niño en el cole, mi hijo le aplaudió la cara en una ocasión y fue la madre a reprender al mío. Huelga decir que cuando su hijo lo hizo, ella ni se inmutó.
    El parque es muy duro, procuro no intervenir mientras me hiperventilo, pero en alguna ocasión le he recordado, a gritos al buenhijo, que hacer lo que te hacen no es pecado, y que si le pegan, que el otro vuelva llorando. Las miradas recibidas…

    1. Imagino, a Francisco también le pegan a veces, y qué hago decirle que no pasa nada, dentro de un orden, y defenderse pues sí hay que hacerlo que yo era de las que recibía y nunca me defendía.

  19. Es muy difícil conseguir el equilibrio. Entre el hijo de unos amigos que es “casi silvestre” y yo que me vuelvo loca porque corren los dos entre las mesas de otras personas… ¿Sobreprotejo? ¿O si les dejo la estoy malenducando porque está molestando y no hago nada? Tiene tres años y a veces creo que mi cabeza es el péndulo de un reloj: de extremo a extremo. ¿Soy demasiado permisiva o soy demasiado controladora? ¡¡Uff!! Solo espero estar haciéndolo bien…
    ¿Losjuguetes en el parque? en el de todos los días todos los niños comparten (quien más quien menos, sin problema), pero en un parque desconocido ya es un campo de batalla diferente 😉

  20. Yo recurro mucho a la cara de poker cuando buenahija1 no quiere dejar el juguete con el que se está entreteniendo… Lo que no soporto son los padres helicóptero que vigilan y requisan los juguetes que sus buenoshijos bajan al parque y los cogen otros niños…. No lo soporto!!!! Nuestros juguetes son comunales y cuando queremos alguno que está usando otro niño en usufructo mando a buenahija a pedirlo….

  21. Hola
    Estoy totalmente de acuerdo , bien es cierto que han cambiado los tiempos y yo echo mucho de menos no puedan jugar como en nuestros tiempos , sin los peligros que hay ahora . Pero que se sobreprotegen , más que eso , lo peor ya no les dejan ser niños ni resolver sus propis problemas , .en que les va a veneficiar eso en su crecimiento???? En nada todo lo contrario. Es una pena pero es asi . Es lo que vivimos en este momento y esde pena.

  22. Hoy disteis en el clavo con el tema…. el mundo aparque es para poner a prueba la paciencia infinita de muchos padres.. yo tengo dos niñas (3 años y 15 meses), la primera es bastante inquieta pero la segunda promete (miedo me da…..), y estoy hasta las narices de los padres/abuelos que le dicen que hay que compartir pero no llevan ni una sola cosa con la que entretenerse y si lo hacen no lo deja “porque es nuevo”….
    Y por otra parte, mi hija tampoco es de las que lloran con lo cual siempre se lleva la peor parte sobre todo con los típicos que cuando pasa alguien cerca ya lloran y su madre/abuela/o quien acompañe piensa que tu hija fue la culpable…
    Y por otra parte en muy difícil para mi hija entender que cuando un juguete no es suyo y se lo pide el dueño tiene que devolvérselo porq

  23. Nefasto, creo que nadie está en posición de afear las conductas normales de los niños pequeños y menos, convertir eventos normales en momentos de ansiedad para ellos o sus padres! Se comparte o se saluda de beso al mundo entero cuando se quiere, puede o se sienten cómodos! Los niños tienen que vivir sus etapas y momentos! No hay que apurar nada, que para eso, ya tendrán la vida adulta llena de abstenciones, normas y aburrimiento 😉 Que se agobien los demás si mi niño no comparte, usa chupa o duerme con mamá y papá!

  24. Ufff!! menudo tema! l buenhijo2 de casi 3 años básicamente le ignoramos según la perspectiva de casi todos los padres….. así que nos indican que si nos hemos dado cuenta que está escalando a una altura de 3 metros o en lo alto de un tobogán de niños mayores…. y contestamos SI, y sabemos que es capaz de hacerlo y si se cae, pues se cayó.
    A la buenahija 1 de 6,5 años estamos intentando que vaya sola desde casa a la parada de autobús, y desde el conductor hasta la monitora de autobús, como niñera como un montón de padres han opinado que es demasiado pequeña (el recorrido es de 5min andando a paso de adulto en zona residencial). Nuestra hija ha recibido tantos comentarios, que ahora le tiene miedo, cuando se lo dije le hacía muchísima ilusión… a esa edad yo iba al colegio sola, y mi hermana me llevaba desde p4 teniendo 8 años. Ahora veo en la parada niños de 5º con hermanas de 1º esperando el autobús con sus padres, y no te lo pierdas porque en la parada hay otros 10 niños más con sus respectivos padres. Nos hemos vuelto locos!!! Yo en 3º cogía autobús sola para ir a música o lo que hiciera falta…. y ahora se esperan todos en la paradita. Así que ahora lo que hacemos es que la buenahija1 va sola a la parada y nosotros la seguimos por detrás para que esté tranquila, y no nos esperamos en la parada.

  25. CONTINUA QUE SE CORTO…
    y sin embargo cuando es otro niño el que tiene su juguete no se lo devuelve porque “hay que compartir”….

    desde luego cuando llego al parque y veo a determinadas personas ya tengo que empezar a contar hasta 100…..

  26. Aléjate de esos padres en cuanto puedas, lo que hace tu hijo es lo que haría cualquiera, o si tu vas y les coges su móvil te lo dejan? ¿no hay que compartir? ¿porqué para los niños sí y los adultos no? ya aprenderá a compartir si es que quiere compartir, que tampoco es obligatorio, o le dejamos el movil/coche a cualquiera?

    Los niños hacen lo que ven, y un no que me lo rompes, lo reciben, ¿porqué no van a dejarlo? Yo cuando vienen con un déjaselo y no lo hace, me encojo de hombros, y es un pues no te lo deja, es suyo o tendrás que esperar a que termine si es una ludoteca(véase juguetes comunes para todos)

  27. A mi no me gusta nada ir al parque,a mi hijo siempre le gusta llevarse un cochecito o algo para tirarlo por el tobogán, desde chiquitin siempre le han quitado los juguetes o le pegaban o le mordían, y me daba mucha pena, pero yo no intervenía, simplemente me dedicaba a consolar a mi hijo, y me llevaba muchos juguetes para que siempre el tuviera algo, ya que se lo quitaban todo, con el tiempo el solo ha aprendido a defender lo suyo, y ahora si no quiere nadie le quita nada, y las demás madres me miran raro porque no le digo a mi hijo que comparta, yo solo le digo al niño en cuestión que son sus juguetes y no le apetece en ese momento prestarlos, y noto las caras de sorpresa, desagrado, asco de algunos padres, abuelos, en fin, me da igual. Me dijeron que si no quería prestarlos mejor que no se llevara nada al parque porque los demás niños lo iban a querer, si, claro….

    1. Te dejan ellos su móvil o su coche? a que no, pues para tu hijo sus juguetes son lo mismo. Debo ser un poco rara, no me parece que sea tan difícil de entender O_O La próxima vez contéstales, ¿a que no le dejas tu móvil a cualquiere? pues el niño con sus juguetes lo mismo, a ver por donde salen, si pueden… 😉

  28. Yo creo que es que ahora hay muchos padres que son de extremos: o no intervengo para nada, o estoy encima de mi hijo e intervengo en cualquier conflicto. Y yo, como en casi todo, me posiciono en un término medio.

    Mis peques son inquietas, aunque creo que no al nivel del tuyo. Y eso hace que en el parque o la urba las deje correr a su bola, pero en sitios en los que pueden molestar a otras personas, esté encima de ellas para que no molesten (no griten, no corran…) No sé si eso es helicóptero o no, pero no sé, es mi forma de hacer las cosas. Para mí el ser inquieto no es justificación para cualquier cosa. Yo misma soy un manojo de nervios y siempre he podido ir a cualquier sitio con mis padres sin problema. Nosotros, como las conocemos, pues adaptamos los sitios a los que vamos, hacemos comidas más rápidas, llevamos lápices siempre para que se entretengan…con tal de que no molesten a los demás.

    Con lo de compartir, si ellas llevan juguetes, y no los quieren prestar, yo se lo digo, pero no fuerzo. Eso sí, si no prestan no vale entonces coger nada de nadie. Eso suele bastar para que se animen a compartir y que todos jueguen con todo, porque a todos les suele apetecer lo de los demás…pero no compartir lo tuyo pero coger lo de los demás no vale.

    Yo de todos modos también me encuentro con justo lo contrario de lo que dices: padres que se sientan y ni miran un momento qué hacen sus hijos. Y te diré que que le peguen a una de mis hijas, con sus padres delante, y que no le digan nada a sus hijos, me parece muy mal. Mi hija pequeña pasó por una etapa de pegar y yo estaba al quite para intentar evitarlo y corregirla, y que entendiese que eso no se hace. En esos casos, si veo que los padres no van a intervenir, yo le digo algo al niño de turno. Si los padres intervienen yo digo que no pasa nada y consuelo a la mía y ya está. Y como te digo eso, mil cosas: niños mayores que “abusan” de los pequeños, niños jugando con balones duros a lo bruto al lado de una zona de pequeños…y los padres a su rollo. O padres que su hijo le hace cualquier cosa al resto y la justificación es “es que es pequeño”. Esto me parece tan mal como los helicóptero.

    1. Totalmente de acuerdo. Aunque hay muchas veces que los padres helicóptero, son precisamente los que no intervienen en restaurantes,….

  29. Bueno, es que a esa edad sólo hay dos tipos de niños: los que muerden y los que son mordidos… Y es así, es una etapa más a pasar, pero que no todos los padres lo entienden y es que, por esas cosas que tiene la naturaleza, los niños vienen sin instrucciones (gracias a Dios!)

  30. Lo peor q me ha pasado es ver como la amiga d unos amigos castigó,ella x iniciativa propia, a pensar a mi hijo d seis años porque había empujado a su hija d cuatro (“sólo” xq acababa d destruirle su torre). Porque mi hijo era mayor. Y su angelito mientras blandiendo un palo d un metro, su mamá charlaba fumando despistada sin darse cuenta. Una colleja a la madre le hubiera dado yo. Los más críticos con los hijos d los demás pueden ser d los más benévolos con sus bestezuelas

  31. no puedo más de la risa, padres-helicoptero… buenísimo, genial!!!

    Yo entonces soy un “misil antiaéreo” porque en vez de decir “ya es que sólo tiene dos años y aún no hace divisiones…” suelto, un “sabíais que hay un pediatra “americano” thomas no se que (muy importante que sea extranjero…) que dice que los padres que intervienen en los conflictos tienen un conflicto interno emocional” o cualquier otra cosa que se te ocurra, que sea tan básica como el sentido común que todos deberíamos ejercitar un poco más.
    Y oye… ahí que se quedan, sudando, sufriendo por no poder hacer su vuelo de reconocimiento….

    Y lo mejor es que los niños juegan, se divierten y por algún gran misterio de la naturaleza, son todos parecidos, quieren correr, saltar, reírse a carcajadas, empujarse, no-compartir para luego compartir un palo que se han encontrado…

    ¿a ver si va a ser que el cerebro se desarrolla como quiere la naturaleza independientemente de los “helicópteros”?

  32. Bueno,
    Se puede ser inquieto, diferente, activo, físico, nervioso.. Puro movimiento y no pegar. Pero también los hay que pegan, a unos y a otros, a todos aquellos que se interponen en su camino, a veces de manera totalmente gratuita. Y la culpa no es de los niños, está claro, es de sus padres permisivos, que amparados en “es cosa de niños” no les ponen límites y los niños aprovechándose de su mayor envergadura o desarrollo físico aprovechan ese “estado salvaje” de Rousseau para campar a sus anchas en los cumpleaños, salir cargados de caramelos de la piñata (que listo es mi hijo mira cuanto coge) o volver a casa con algún juguete de más (se habrá confundido). A tu hijo no le juzgan por su tamaño, le juzgan por sus acciones. Y de las acciones de nuestros hijos somos responsables sus padres, podemos mirar hacia otro lado o podemos educar. Yo soy de más de educar. Me puedes llamar helicóptero.

  33. Casualidades de la vida, ayer en un cumple, se pelean dos niños, acuden las madres a mediar, acaban discutiendo ellas y los niños a las 2 minutos jugando otra vez… Y yo observando, flipando, por esa pelea tan absurda que estaban teniendo esas madres! Que duro bastante rato, por cierto… Es que tu hijo siempre pega al mío, es que el tuyo siempre esta chinchando… En fin, absurdo y ridículo!!! Es que tu no chinchabas??? Es que nunca le has soltado un manotazo al pesao que siempre se mete contigo?? Son niños! Y esto forma parte de su infancia.

  34. Ojo! Con esto no quiero decir que se pueda pegar siempre y porque si, hay que establecer límites y castigos adecuados, pero hay que darles un poco de cancha para que sepan resolver sus conflictos, no podemos estar siempre encima de ellos.

  35. Ufff los helicópteros!! Los míos son moviditos los dos con 5 años y 19 meses. Se suben a la árboles, suben el tobogán por la rampa y tiran arena en el tobogán porque les encanta como suena(es como un palo de agua) y siempre llega un padre/madre que les dice que eso no se hace…me miran a mi y yo les digo…si se hace hijo que estamos en el parque, en casa es donde no se puede hacer!! Los dos comparten mientras no lo quieran ellos pq saben que si es suyo tienen prioridad y si no es suyo les digo que negocien…el mayor ya controla y la pequeña aprende rápido.

  36. Cuando a mi me decian “tu niña tiene que compartir” yo les decia “me compartes tu reloj o celular para que ella juegue? .. predica con el ejemplo .. para mi nena lo que tiene ahorita es del mismo valor para ti ” .. y zas…..
    Leer a Carlos Gonzales me salvo de muchos dolores de cabeza … lo adoro!

  37. Totalmente de acuerdo. Yo he decidido ir a otro parque más tranquilo por no tener problemas. Me pasa lo mismo, mi niña es inquieta , curiosa y hasta por parte de la familia dicen que es mala, aunque sea con cariño pero ella no entiende de maldades. Luego, estás más pendiente de como reaccionan los padres ante el comportamiento de los niños.

  38. Jajajajajajaja me siento totalmente identificada. El mio a sus 14 meses es un grandullón y como no mide la fuerza pega unos empujones… Todo el día pidiendo perdón y diciéndole no eso no se hace. Y yo pidiendo perdón a los padres… Que pesadilla!!! Si el niño ni ha llorado y entre ellos se entienden. Aunque le lleve juguetes mira el de los demás y venga a dar explicaciones.. Que pesadilla de verdad! Y el buenhijo2 de 2 meses en el carrito y las demás mamas mirándome como si fuera un monstruo que no cuida a sus hijos…. Un papelón!!! Estoy mas que harta de las supermamas perfectas!

  39. Respecto al pegar en desacuerdo con muchisimos de los comentarios: para los niños que aun no hablan es la posibilidad de expresar sus emociones, hay q ir poco a poco ayudandoles a entender que hay otra forma de expresarlas y gestionarlas, pero no negarlas ni etiquetarles con ellas porque les reprimimos..
    Decirle a un niño que es valido solo si es para defenderse es lo mismo, pegar no es valido en ninguna circunstancia, y todo el trabajo que hayais podido lograr en evitar que el pegue para aceptarle que pegue si es en defensa es baldio y una grave contradiccion, asi nos va en esta sociedad de valores parciales.Si no tienes recursos para enseñar a tus hijos busca ayuda que hay un monton de profesionalesdisponibles. Como puedes decirle a un niño no se pega salvo q sea para defenderte, que es defenderse? Quien lo decide? Que hay de la empatia? De entender a los demas? De ver las cosas en su trasfondo y no en su primera capa?
    Creo q es fundamental que empecemos a entender que significa ser niño y sus fases y lo que son las expectativas irreales, infelizmente la unica lacra para los pequeños son a la vez su apoyo fundamental: sus padres. Cuantos errores cometememos y justificamos, que poco aprendizaje somos capaces ya de hacer por ellos, sabios que todo lo sabemos. Lo unico que necesita tu hijo para crecer y aprender es que tu le escuches, solo a el, pero casi nadie entiende lo que eso signfica y a quien escucha es a su propio pepito grillo, a sus juicios, a su historia, a su madre o su amiga..

  40. Lo de los juguetes…una vez le leí a un tal Carlos González…que dicen que sabe algo de niños y además es padre, que pedirle a un niño que comparta su jueguete en el parque es como pedirle a tu vecino que te preste su reluciente BMW recién comprado….

    Creo que es cierto, que para ellos es igual de importante. Sí que tienen que aprender a compartir…pero dejemos que lo hagan una vez hayan dejado clsro que el juguete es suyo, a su ritmo. También es bueno que aprendan a hacerse respetar y deben hacerlo en su entorno, entre niños, sin padres que estén continuamente hablando por ellos…

    Bueno, es mi forma de pensar.

    🙂

  41. Sí creo que se protege demasiado a los niños, los padres ahora nos creemos los mejores educadores, diciendo algo los profesores como hacer su trabajo y ahora los médicos les sugerimos los diagnósticos….. La profesora de mi hija mayor dice que todos los deberes están perfectos porque los hacen con los padres y le dificulta saber qué debilidades tiene cada alumno, aunque en clase luego se manifiesta tarde o temprano. Tenemos demasiada información que utilizamos de forma poco adecuada. Yo no estoy conforme en compartir con un desconocido mis cosas, así que si mis hijas no quieren dejar su juguete favorito lo entiendo y al revés también, enseño a pedir con respeto las cosas y si no te las quieren dejar, te aguantas esa frustración, igual que otras cosas en la vida que deseas y no siempre las puedes tener.

  42. Soy profesora. Podría decir mucho a este respecto, pero para muestra un botón: varias madres de mi grupo de alumno son “madres helicóptero”, y digo madres solo porque cuando buscas a los padres, se llevan las manos a la cabeza y culpan a sus mujeres (que es todavía peor).

    Este grupo de adultos sobreprotege a sus hijos de tal manera que ya hemos tenido varias reuniones porque están convencidos de que un supuesto abuso empiezaria en el patio y pretenden que seamos árbitros de todos y cada uno de los juegos, e incluso que prohibamos algunos, sin comprender que el patio es ese lugar en el que los niños tienen 30 minutos para hacer lo que quieran, que es el poco rato en que pueden expresarse tal y como son sin la imposición de estar sentados, callados y aprender.

    Porque dios nos libre de hacer proyectos en los que tengan que buscar información y exponerla!! Cómo va a usar sus buenoshijos

  43. (perdón, le he dado a enviar sin querer, de la emoción, jeje. Sigo)

    Decía que cómo van a usar un ordenador sus buenoshijos, acaso no sabemos lo peligroso que es Internet?? Tendrán que hacer los padres el trabajo, como siempre.

    Y exponerlo delante de sus 26 compañeros?? A los niños les están dando ataques de ansiedad!! Y no es porque no sean capaces de hacerlo. Lo han hecho muchas veces (exponer en alto), sin darse cuenta. Pero esto es un proyecto, implica una nota y los buenoshijos necesitan sacar mínimo un 8 porque si no, sus buenospadres les castigan.

    Esto que os cuento es una historia real. Quizá deberíamos pensar en que estamos haciéndoles a los niños…

  44. Ay, que ayer envié un comentario y no sale!
    Decía que creo que es verdad todo lo que dices, pero con unos límites normales: obviamente los niños son niños, y los niños pequeños a veces no saben cómo expresarse, y algunos tiran de fuerza física.

    Pero yo creo que eso no quita que haya que estar encima de ellos para que entiendan que no se empuja ni se pega a nadie. Aunque sea de manera inocente. Que sepan que eso no es así y que lo tienen que aprender a controlar. Si no se lo decimos, ¿cómo van a saber más mayores que no se usa la fuerza física contra otros?

    Por otro lado también decía que yo, si otro niño le pega a una de las mías, y los padres de ese niño no intervienen, yo le digo algo (con educación, claro está). Principalmente porque no quiero que mi hija piense que le pueden pegar o hacer daño, o insultarla, y que yo voy a estar ahí mirando sin ayudarla. Si ellas no me reclaman y se valen por sí mismas, no hago nada. Si los padres del niño en cuestión intervienen, consuelo a la mía y ya está. Si les pegan o empujan o lo que sea y mis hijas me llaman, voy. Igual que yo querría que hiciera cualquier persona conmigo si me pasa a mi, vamos. Lo que ocurre es que entre adultos no es normal pegarse, y entre niños está más “normalizado”.

    Obviamente todo esto lo digo para niños que ya son conscientes de lo que hacen, y que pegan o abusan conscientemente de los otros (que los hay, y muchos padres que o no están pendientes o los justifican)
    Los más pequeños son menos conscientes, pero creo que es importante enseñarles de pequeñitos que la fuerza física, solo para el deporte, no para empujar a nadie en la cola del tobogán.

    Lo de compartir…te entiendo. Yo no les fuerzo a compartir nada, pero si no comparten lo suyo, ellas no pueden coger lo de nadie. Aquí todos iguales…

    El comentario más arriba de la piñata me ha hecho mucha gracia, es real como la vida misma. Niños que se tiran en plancha a coger todo, dejando a los más peques sin nada, y padres que en vez de animar a repartir y compartir y a no acaparar, se ponen orgullosos de “mira cuánto ha cogido mi hijo”…me parece que no es sentar unas bases buenas para el futuro. Yo no quiero eso para mis hijas, prefiero ser helicoptero las dos o tres primeras veces, explicándoles cómo se comporta una en una piñata, y a la cuarta ya no tendré que decirles nada y podré estar tranquila mirando cómo se divierten.

  45. Pues yo creo que si estar encima significa ponerles límites desde que empiezan a relacionarse con otros niños, enseñarles que no se pega, que no se muerde, que no se empuja, etc…es necesario estar encima. Yo lo llamo educar. No es poner etiquetas, es enseñar.

  46. Buenos días, os cuento lo que me paso un día en la recogida de mi buenhijo a la salida del cole de su activadad extraescolar. Estaba lloviendo y cuando llueve tienes que recoger a los buenoshijos en una puertecita pequeña para que no se mojen, yo tengo acordado con mi buenhijo que le espero siempre en el mismo punto llueva granice o caigan chuzos de punta, pues bien, me viene una madre y me dice, tu hijo ya ha salido puedes pasar a por él y la conteste: el sabe que estoy aquí y saldrá, ella me dice que esta lloviendo(como si fuese yo ciega) y que pase que se va ha mojar, y yo muy educada la contesto que no se preocupe que saldrá seguro. Ella vuelve a insistir y a decirme que se va ha mojar y yo la vuelvo a responder que igual un poco,pero que como mucho cogerá un resfriado, entonces ella me volvió a contestar diciéndome: QUE CABEZOTA ERES!!!
    Decirte que te entiendo perfectamente. Y decirle a la madre del cole, que no es cuestión de cabezonería por mi parte. El mensaje para mi buenhijo es otro totalmente diferente a la cabezonería de su madre.

  47. Desde luego en el parque puedes ver todos los comportamientos ilógicos de los padres y , que ciertamente, llegan a ser muy molestos. Lo padres helicóptero se sientan en la arena pegados a sus hijos para vigilar como juegan, en vez de jugar con ellos y animar a que otros niños jueguen también o, simplemente, mantenerse a distancia prudencial y dejar que el buenhijo juegue tranquilamente. Parece que están temerosos de que se les acerquen otros niños y les hagan daño, y con esa necesidad de proteger impiden que su hijo aprenda a relacionarse con los otros y a defenderse. Papás y mamás del mundo con cariño os pido que no seáis lapillas, dejar a vuestros hijos experimentar, y si tienen un enfrentamiento con otro niño, no os enfadéis, simplemente ayudarle a gestionar la situación para que aprenda a relacionarse…

  48. No estoy al 100% de acuerdo, soy madre helicoptero en el sentido de que no pierdo ojo de lo que hace mi hijo, y de lo que hacen los que estan a su lado…
    tiene 3 años y dejo que resuelvan su “problemas” hasta cierto punto, ya que hay veces que se obsesionan con juguetes o lo que sea, y en ciertos momentos intervengo, nunca he regañado al niñ@ de nadie, jamas, si despues de lanzarse de todo varias veces he intentado poner un poco de paz entre ellos (a mi buen hijo tambien)mientras otras mamis estan debatiendo cosas mas interesantes y dejando a sus buenos hios descubrir la naturaleza.
    Tambien estan esas mamis que no se ocupan de sus hijos un par de añitos mas y que cuando empujan a uno de tres o cuatro años lo lanzan 2 metros por el suelo y por el hecho de levantarlo y decirle a la niña eso no se hace, despues de un rato llego la gallina de la MALAmadre amenanzandome por amenazar a su hija, por supuesto no me dejo explicarle …
    Soy una madre helicoptero porque voy al parque para que mi hijo juegue y por su edad debo de ir a “vigilarle”, aunque otras madres no helicoptero mas listas que yo me dicen lo que yo he de hacer …

  49. La mala noticia es que te vas a encontrar padres helicoptero hasta en la universidad. Si, aunque parezca mentira hay padres que acompañan a sus hijos a matricularse a la universidad o a la revisión de un éxamen. Por favor!!! No estoy de acuerdo con dar via libre al niño para que haga lo que le de la gana, pero un poquito de libertad par que tenga la capacidad para hacer frente a las cosas el solito es lo mínimo. Aprovecho para recomendar la lectura de “bajo presión” de Carl Honoré. Seguro que más de un padre entiende que ejercer de padre helicoptero no es una buena idea.

  50. Si estar pendiente de tus hijos para que no peguen, no empujen, no cojan sin permiso o no acaparen los columpios, o no molesten en sitios públicos es ser madre helicóptero, yo lo soy. Por suerte, solo tengo que estar más pendiente de la pequeñaja de dos, los otros dos ya tienen 4 y 6 y se apañan muy bien y se comportan.

    Yo es que lo de los padres helicóptero lo entiendo de otra manera.

  51. Controvertido tema que entiendo perfectamente.

    Mi familia vive en un residencial cerrado de reciente creación al que nos hemos mudado hace poco más de un año. Mis hijos, en edad entre los 7 – 10 años, tienen permiso para bajar a jugar solos a las amplias zonas comunes, todas las tardes con los niños de otros vecinos.

    Pues bien, nos estamos comenzando a plantear dos alternativas:

    a) bajar con ellos para ‘defenderles’ de otros padres que bajan a ‘vigilar’ a sus hijos y que en cuanto hay un problema de cualquier tipo por nimio e insignificante que sea, aprovechan para descargar todas las culpas del mundo en nuestros hijos como si de maleducados maleantes se tratara, insultándoles de tontos para arriba, algunos incluso aleccionando a sus hijos a que les peguen.

    b) dejar a nuestros hijos en casa y que jueguen solos entre ellos; total ya no quieren bajar. La mayoría de los días suben llorando y conmocionados psicológicamente; cuando no ha sido porque los otros niños se han unido para acosar a alguno con cualquier tontería…, ¡algo que curiosamente sus padres no ven o no le dan importancia porque curiosamente eso si es ‘cosas de niños’!,… es directamente por algún padre que les echa en cara haber pegado a su retoño ‘intencionadamente’ o por ir ‘sin cuidado’ o por algún comportamiento supuestamente ‘reprobable’ según los ‘cánones’ que marcan su civilizado y cuadriculado entender y que siempre resultan ser las típicas trastadas que cualquier niño suele hacer, o que haría si no tuviera a sus padres a pocos metros diciéndoles ‘fulanito no hagas eso que es peligroso, o no molestes, o guarda el turno, o…’.

    Se da la contradicción de que todos los psicólogos y psicopedagogos que conozco indican que los niños deben tener su ‘espacio’ para jugar con otros niños y ‘socializar’ con ellos para encontrar ‘su sitio’ y aprender a ‘desenvolverse’ en la vida; que deben ser capaces de ‘resolver sus propios conflictos’ e ir ‘aprendiendo de sus errores y de los de los demás’, sobre todo y principalmente a esas edades y naturalmente sin supervisión paterna, para que desarrollen sus ‘capacidades’ a nivel personal y maduren las ‘aptitudes’ que les van a permitir posteriormente afrontar por sí solos los otros muchos y variados retos que les presentará la vida.

    Sin embargo la actitud de estos padres, que además recriminan que nosotros no bajemos a ‘vigilar’ a nuestros hijos y que ponen a los suyos y a sus supuestas ‘correctas reglas de convivencia’ por encima de todo, entrometiéndose en ‘todas’ las actividades de los críos, les está privando de esta tan necesaria ‘experiencia’ de la vida.

    Estoy arto de intentar convencer a mis hijos, cuando alguno sube llorando con alguna herida o por algún insulto de que, es algo normal que se produce sin querer y que seguro que el otro niño no tenía intención real de hacerle daño, que tiene que perdonarle porque jugando en cualquier momento puede ocurrir al revés; pero cuando ocurre, falta tiempo para que los tilden de monstruos maleducados sin cuidado y vuelvan a subir llorando y con la autoestima por los suelos y claro…, ¿Qué les digo yo entonces en este tipo de casos? ¿Que deben tener cuidado e ir a pedir perdón al otro niño? ¿Cuando a ellos nunca nadie les ha pedido perdón por nada? ¿Qué lección sería esa, la de pon la otra mejilla?.

    Estos padres no se dan cuenta de que no solo ‘no están educando’ sino simplemente ‘gestionando’ las relaciones sociales de sus hijos mediante una visión ‘sobreprotectora’ que no alienta el ‘libre albedrío’ alcanzado por la experiencia personal y que debería ser función de los ‘valores inculcados’, normalmente por el colegio y reforzados en casa por los padres. Por el contrario se entrometen en todo momento y ‘tergiversan’ el mensaje con sus propias decisiones, privando a los niños de esa necesaria ‘experiencia’ y convirtiéndolos en ‘dependientes’ de sus padres y la mar de las veces en ‘disciplinados tiranos’ que se aprovechan de otros críos porque saben que cuentan con el respaldo inmediato de sus padres; siquiera se plantean que lo que hacen sea bueno o malo pues a esas edades en sus mente y por defecto cuenta más la gratificación inmediata, que de esta manera no se ve coartada y por lo tanto no aprenden ni ‘contención’ ni ‘empatía’ entre otras cosas, lo que les lleva en no pocos casos a caer en una de las grandes lacras de la actualidad, el acoso a otros niños ‘desprotegidos’, en la amplia mayoría de los casos ‘por simple connivencia’.

    Naturalmente se dan todo tipo de casos, pero todos igualmente contraproducentes con independencia de la ‘buena intención inicial’ de estos padres. Cuando en ocasiones bajo y veo a estos niños, la mar de las veces me da la sensación de estar viendo autómatas, meramente disciplinados para no salirse de lo supuestamente ‘correcto’; sin embargo en cuanto se alejan del ala protectora de sus padres de pequeños presentan ‘su lado más inseguro y sin embargo más torticero’, que suele quedar exclusivamente en ‘inseguridad’ a partir de la adolescencia. Han aprendido a comportarse de una manera en su entorno ‘sobreprotegido’ y de otra muy distinta y peligrosa fuera de él.

    Esto no es educar sino todo lo contrario, tal y como la mayoría de psicólogos y psicopedagogos no paran de advertir; pero, si normalmente ya de por sí no abunda el pensamiento crítico, en este caso muchos padres se dejan llevar sin más por sus sesgos cognitivos heurísticos defendiendo falazmente la creencia irracional de que así están ayudando a sus hijos.

    Un saludo.

    1. Hola Jorge,

      Entiendo lo que dices. Y entiendo perfectamente, porque tengo hijos, que a veces los niños se pelean, incluso se pegan, y ellos solos lo saben resolver solos sin pedir ni necesitar ninguna ayuda.

      Yo creo que los niños de la edad de los tuyos pueden bajar a jugar solos perfectamente, yo lo hice con su edad en mi momento. Y no dudo de que su comportamiento es el normal de los niños de su edad.

      Pero yo, como madre de niños más pequeños, sí que “sufro” a algunos niños más mayores, que bajan solos, y que no se saben comportar. Y con no saberse comportar me refiero a ponerse a pegar balonazos con balones de reglamento al lado de los bebés o niños más peques, acaparar columpios, decir a niños más pequeños cosas que claramente no corresponden a su edad (por ejemplo, insultos o palabras feas) También veo a diario niños más mayores que hacen auténticos rallys con las bicis y patinetes por donde quieren, con el peligro que eso conlleva para los más pequeños (recientemente un pequeño con puntos en la cabeza por un choque con un niño mayor en bici). A pesar de que este tipo de conductas están expresamente prohibidas por la comunidad de vecinos, ellos siguen haciéndolo, y no hay nadie que les diga que eso no se debe hacer, y que en ocasiones es peligroso para los demás niños, que tienen el mismo derecho a estar allí. Y si yo no intervengo, mi hija de dos años puede ser la próxima con puntos por un accidente con un niño mayor.

      Así es que estoy a favor de que los niños se desenvuelvan solos, y resuelvan sus conflictos solos, y así lo hago con los míos. Pero para eso hay que haberles enseñado antes a comportarse solos (por favor no interpretes que me refiero a los tuyos, porque no los conozco y no dudo de que no entran en la categoría que comentaba más arriba, y se saben comportar, y los problemas que tienen son los propios de los niños de su edad)

      Yo espero que cuando mis hijos tengan la edad de los tuyos, también puedan bajar a jugar solos. Pero si alguien me llega diciendo que han pegado, han insultado, no se ha comportado, o ha puesto en peligro a otros peques, pues bajaré a vigilar y enseñarles hasta que puedan hacerlo ellos solos.

      Un saludo

      1. Hola Ana,

        Yo también te comprendo perfectamente, porque pasé también por esa fase en la que sufrimos precisamente por comportamientos como los que describes. A esas edades sin duda hay que estar al cuidado de ellos y aprovechando las situaciones para inculcarles los ‘valores’ que luego deberían demostrar cuando comiencen a desenvolverse solos.

        Ciertamente estás describiendo comportamientos peligrosos que yo no etiquetaría dentro de lo que comentaba como ‘las típicas trastadas’ y que denotan que a esos niños y con esa edad hay un mensaje que tendrían que tener claro y que no les ha calado; sin duda y en última instancia es responsabilidad de sus padres hacer algo al respecto.

        Yo cuando un crio muestra conductas ciertamente inapropiadas, por ‘evidentemente peligrosas’ como pueden ser las que describes, en primera instancia hablo con él y si no hace caso ‘busco’ a sus padres allá donde estén; pero desde luego lo hago desde el entendimiento y de buenas maneras exactamente como a mí me gustaría que hicieran en caso contrario.

        Por desgracia, seguro que como yo, te habrás encontrado casos en los que parece que estés intentando razonar con un muro, llegando a la conclusión de que de tal palo tal astilla. Está claro que nos vamos a encontrar de todo y para todos los gustos.

        En mi infancia, hace 40 años ya, cuando campaba solo y un adulto me reprendía ‘cortésmente’ por una determinada ‘acción’ o ‘actitud’ lo primero agachaba las orejas, asumía que lo que estaba haciendo no era correcto y lo dejaba, en todo caso si tenía alguna duda preguntaba, llegado el caso pedía perdón…, y a otra cosa mariposa; que las horas de ‘asueto’ había que aprovecharlas al máximo.

        Hoy en día es todo muy distinto; ni se encuentra prácticamente nadie que recrimine ‘cortésmente’ ni críos que ‘hicieran caso’ me temo…, ¿Qué es lo que falla?. Creo que son unos ‘valores’ y unas ‘maneras’ de proceder que habría que recuperar.

        Un saludo.

  52. Pues yo soy malamadre malísima, porque le digo “tú ne pegues primero” pero desde luego no pienso decirle que no pegue en absoluto porque, admitámoslo, la infancia es la jungla. Ya lo era cuando nosotras éramos pequeñas. Eso no es una novedad. La diferencia es que llegábamos con un mordisco o un arañazo, y nadie ponía el grito en el cielo, y además resolvíamos las cosas entre los niños.
    Mi cachorro es grandote y, por dedirlo suavemente, ‘resolutivo’. Se defiende con uñas y dientes. Ha pasado una racha que le dio por empujar, y tuve que hacer de guardia urbano vigilando que no lo hiciera porque los otros niños salían catapultados. Le regañaba si empezaba él la batalla. Pero si era en respuesta a una agresión, que queréis que os diga, no le regañaba. Que cada palo aguante su vela, si empieza tu hijo no es asunto mío. Eso sí, jamás le digo nada a otros niños no a otros padres. Y no soporto a los padres/madres pesaos.
    Únicamente tuve que dar un toque de atención en la guarde para que pidieran que les cortasen las uñas a los otros niños, porque llegó a casa que parecía que le había atacado una jauría de lobos salvajes. La profe me dijo que a veces empezaba a él, y le dije que sí, que lo sabía, pero es como si le das un golpe con el coche a alguien y te sacan una pistola del maletero y te pegan un tiro. Aunque seas el responsable del accidente, no te mereces que te descerrajen un tiro. Eso sí, al enano le sirvió para comprender que si se metía en líos podía salir escaldado. No ha vuelto a llegar marcado a casa.

  53. Tengo dos buenoshijos que parecen venidos de distinto planeta. El primero,de tres años y medio, en un bendito, el segundo, 22 meses, le has descrito en tu articulo.
    No he sabido lo que es un “padre paliza” hasta que mi segundo anda y hace del parque su terreno de juego que no su territorio.
    Después de alguna que otra lectura de cartilla en el parque por parte de “padre paliza o madre paliza gritona” que pretende que yo eduque a mi hijo según su visión el buenpadre y yo hemos decidido tirar por la calle de enmedio. Corregimos los comportamientos que a nosotros nos parecen desacertados, que los tienen y a los que nos dicen los demás les sonreimos, asentimos y andando. Yo no les cuento lo desacertado de su comportamiento y por tanto no les consiento que me cuenten sobre el mio.
    Y vamos con nuestros hijos al parque y seguirémos yendo, mal que nos pese tendremos que evitar que “padre paliza o madre paliza gritona” les digan que hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más