¿Qué quieres encontrar?

6
La dislexia

La dislexia

Mi experiencia como madre de una niña con dislexia empezó hace dos años cuando mi hija Valeria empezaba la primaria. Empezamos a notar que al leer mezclaba las palabras, no comprendía lo que leía y enfrentarse a una lectura para ella era un enorme sacrificio.

Comentamos su situación con una amiga profesional y ella nos recomendó acudir al centro multidisciplinar Educarte que desde el primer momento que tocamos su puerta, su directora Patricia, maestra de pedagogía terapéutica nos recibió con una enorme sonrisa y con muchas ganas de ayudarnos y especialmente a Valeria. Nos encontramos con la pandemia que nos lo puso difícil trabajar desde casa las clases, pero con esfuerzo y constancia salió todo bien.

En Septiembre del 2020 nos sentamos con Patricia de Educarte y con un diagnóstico delante, pues ese mismo verano le pasaron unas pruebas que nos confirmó que Valeria tenía dislexia moderada, con dificultades a nivel lingüístico, de vocabulario y de expresión oral, en ese momento por la cabeza se te pasan miles de dudas, ¿qué es la dislexia?, ¿cómo le afectará en su etapa escolar?, ¿podrá llevar el ritmo de su clase? Pero solo tenia una sola opción, asumirlo y ayudarla en todo lo que estuviera a mi
alcance, tanto en casa como con ayuda de profesionales.

Toda ayuda era poca

Me involucre de lleno y empece a aprender de los profesionales, cada cosa que me decían la iba absorbiendo para ponerla en práctica desde casa y poder ayudarle y enseñarle a través de pequeños
trucos, juegos, utilizar gestos para que memorizara mejor,
de alguna manera apareció en mi una destreza pedagógica que desconocía que tuviera, para ponerla en practica con ella desde casa.

En el centro de Educarte nos comentaron que una logopeda especializada en dislexia iba a colaborar con ellos y que habían pensado en que trabajara con Valeria, en ese momento apareció en nuestras vidas Carmen Silva, logopeda especializada en dislexia, creadora del Método Diverlexia y creadora del blog ladislexia.net, y empezamos a trabajar con Carmen, digo empezamos porque durante un curso yo también acudía a clases para que todo lo que escuchara de ella y aprendiera lo pudiera llevar a cabo desde casa, sin duda fue maravilloso compartir esos días en clase porque aprender de Carmen fue y es para mí todo un regalo.

Un nuevo método y un gran avance

Carmen nos enseñó a través de su método y poco a poco empezamos a ver grandes avance en el día a día de Valeria. A Valeria le aterraba leer, coger un libro para ella era un verdadero castigo, desde el colegio recuerdo una frase que me dijeron que tenía que obligarla a leer todos los días y yo me preguntaba, ¿cómo puedo obligar que lea un libro cuando las letras para ellas no paran de bailar y no puede decodificarlas bien? Y fue poco a poco con la ayuda de Carmen como empezamos a trabajar la lectura con Valeria para que leer no fuera un castigo y no hacerlo de manera obligada, si no creando en ella un hábito lector y un amor por los libros compartiendo momentos en los que no siempre tiene que leer ella, también aprende y disfruta escuchándome leer a mi, ese ratito antes de acostarnos en el que me pide y elige qué libro leer para mi es todo un regalo y el mayor de los premios.

Hoy cada vez que saca una nota alta en un examen me pide un libro de regalo. Elegir siempre que libro podría venirle mejor a ella para seguir aprendiendo era todo un reto, había que tener en cuenta muchas cosas, tipo de letras, espacios, que tuviera dibujos para que su memoria visual trabajara mejor y comprendiera lo que leía…

Cómo buscar la lectura más adecuada

Me costaba mucho encontrar qué tipo de lectura le venía mejor, un día encontré un libro que se volvió unos de sus favoritos, Pedro y el reto del mapa, para mí fue una sorpresa ver que este libro era sobre la dislexia, me costaba tanto encontrar un libro que le viniera mejor a ella en su iniciación en su lectura que fue cuando se me ocurrió escribir un cuento que fuera enfocado a esa dificultad y de repente me vi escribiendo Valeria y el baile de las letras, un cuento infantil que la dislexia es la principal protagonista y que he querido enfocarlo para visibilizar que esta dificultad que conocemos de tanto tiempo y que hay tantos estudios de ella, pero que aún existe tanta incomprensión pues que de alguna manera se reconozca el esfuerzo diario de estos niños en los colegios, motivarlos día a día con sus logro, transmitirles positividad y, que valoren su esfuerzo diario.

Así que mi experiencia ha sido dura, pero hemos tenido la suerte de rodearnos de profesionales maravillosas que han hecho que el camino sea menos duro, que nos han ayudado a cómo enfrentarnos al día a día para que poco a poco vayamos consiguiendo todas las metas y agradecer a Carmen Silva como enseña de forma distinta a quienes aprenden de manera diferente, y agradecida y orgullosa de mi hija Valeria por todo el esfuerzo que hace diariamente. Eres todo un ejemplo de esfuerzo, sacrificio y constancia.

Y vosotras Malasmadres, ¿estáis pasando por la misma experiencia que María? Os esperamos en los comentarios.

Han comentado...

  1. Soy madre de dos hijos dislexicos y abuela de un niño igualmente,a mis hijos no les pude ayudar hice de padre y madre y mi prioridad era trabajar 16 horas para sacar mi casa adelante porq nadie me dio una pensión, me siento después de los años muy culpable y dolida por no haber podido ayudarles,ahora que mi vida a cambiado mi nieto pasa el verano conmigo y le ayudo todo lo que puedo y se ,el año pasado me saque primero de la eso y este me sacare segundo,,

  2. Aunque sea leve siempre se deben detectar estos problemas de forma precoz, si se tienen dudas al especialista, normalmente en el cole también ayudan a detectarlos…

  3. Soy mamá de Valeria también ☺️justo el mismo diagnóstico pero en 2° ,tarde y con los recursos limitados por la pandemia. Pero también gracias al esfuerzo de todos y sobre todo al de ella poco a poco lo a ido superando. Pero ese libro lo vamos a comprar y a leerlo muy atentas❤️

    1. Hola Rosario,muchas gracias por tus palabras.
      Que nombre tan precioso!!!
      Me alegra que vaya todo bien y seguro que con tu ayuda y el esfuerzo de Valeria el camino será menos duro,en cuanto salga el libro te lo hago llegar,para que un trocito de nosotras esté con vosotras!!!

  4. Gracias por compartir experiencia. A un no hemos sido diagnosticados de nada. Pero desde p5 supe que había algo. Después de octometrista nos diacnostico literalidad cruzada y salsacaim que son mini saltos en el ojo y una buena logopeda la cosa a mejorado un 1000%. Ahora vacaciones ya mismo y en septiembre entraremos de lleno en poner nombre a lo que sea que sucede, para poder ayudarle más específicamente. Gracias guapísima

  5. Kaixo :yo también soy madre con un niño con dislexia todavía no diagnosticada ya que algunas pruebas neurológicas como deja hacer pero me veo identificada con el post 100%y también está siendo un camino difícil y wue tiene 10 años y cuando en 1 de curso dije que algo pasaba en el cole me llamaron histérica y que no era para tanto pero bueno .mi hijo amets va poco a poco y es feliz .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.