¿Qué quieres encontrar?

37
El goce sexual de la maternidad: parto orgásmico

El goce sexual de la maternidad: parto orgásmico

Seguro que si hablamos de parto y maternidad la mayoría de nosotras no utilizaríamos calificativos como parto orgasmico ni goce sexual, sin embargo hay mujeres que han experimentado un orgasmo al dar a luz y se han sentido estimuladas en el sentido erótico de la expresión cuando han dado de mamar según explica la autora de ‘Maternidades subversivas’, María Llopis aquí. No es mi caso, mis adjetivos en el momento de parir son doloroso, horrible, inaguantable… Hoy nuestra sexóloga Arancha Gómez nos habla de todo esto. ¡Esperamos vuestra opinión!

Malasmadres_sexologa

* Podéis seguirla en @atajou y en la web de Sexorum.

Hace unas semanas tuve el placer de ir a la SER con Laura, nuestra malamadre jefa, para hablar del goce sexual de la maternidad y de partos orgásmicos, con motivo del libro “Maternidades subversivas”.

EL GOCE SEXUAL DE LA MATERNIDAD

María Llopis, en unas declaraciones que han suscitado bastante polémica, decía que no necesita mantener relaciones sexuales con nadie porque ya lo hace con su hijo.

Esto se puede entender a nivel erótico porque cuando se está dando el pecho, la succión del bebé durante la toma, puede provocar excitación en los genitales, similar a la se produce durante un encuentro amatorio. Además se produce un pico de prolactina y oxitocina que es similar al que se produce después del orgasmo. Hay malasmadres a las que estos placeres asociados a la lactancia les gustan y otras a las que les descolocan.

Por otra parte, durante el postparto y la lactancia, hay un coctel hormonal que favorece la vinculación con el bebé y que hace que el deseo erótico esté en mínimos, sobre todo los primeros seis meses. En ese sentido, pareciera que la naturaleza quisiera compensar, una cosa por la otra.

Cada malamadre vive su maternidad de un modo diferente, todas ellas igualmente respetables. Si sientes que no necesitas tener relaciones sexuales porque los placeres que te proporciona tu buenhij@ te son suficientes, es tu opción. Tan respetable, por otra parte, como la de aquella que no quiere dar el pecho porque se siente mal cuando su buenhij@ mama y ella se excita.

¿PARTO ORGÁSMICO?

Seguro que si pedimos a las malasmadres que digan tres adjetivos para calificar su parto, encontraríamos cosas como: intenso, doloroso, cansado, largo, corto, malo, bueno, fácil, difícil, hospitalario, doméstico… pero seguro que pocas o ninguna utilizarían “orgásmico” para definirlo.

En “Maternidades subversivas” se recoge el testimonio de una mujer que ha tenido un parto orgásmico y hace ya años que se editó un documental precisamente con este tema. Aunque no es lo habitual, se han dado casos de partos en los que se han producido orgasmos. Es decir que haberlos, haylos, y si te toca en suerte… ¡a disfrutarlo!

Ahora bien, si pretendemos que todas las mujeres tengan orgasmos en sus partos y patologizamos a las que no lo consiguen, entonces hemos perdido el objetivo.

Lo primero, porque el orgasmo, en todo caso, es una opción, no un deber. Lo segundo, porque el orgasmo es un proceso fisiológico que es huidizo, es decir que si lo buscas, es probable que no se dé.

PARTO… RESPETADO

Hace años, en un ciclo de charlas de educación sexual en un instituto, mi compañera Almudena Herranz escribió esta palabra en la pizarra y les dijo a los chavales de 1º de la ESO: “Respeto es el concepto más importante de todos cuantos vamos a ver aquí. Si hay algo que quiero que se os quede en la cabeza después de estas charlas es RESPETO. A vosotros mismos, a vuestros compañeros y compañeras, a las relaciones que podáis establecer. “

Precisamente ese creo que ese sería el mejor calificativo para un parto: respetado.

El nacimiento de un buenhij@ es un hecho significativo en la existencia de cualquier malamadre, de cualquier buenpadre, porque marcará un antes y un después en su “sexistencia”. Porque ella, él, ya no será el mism@, porque su relación va a cambiar en virtud de la entrada de esa personita en sus vidas (o personitas, porque pueden venir más de uno a la vez).

Se trata pues de una vivencia importante y, dado que hay tantas formas de encararlo como malasmadres hay, como buenospadres hay, como parejas hay, no hay una única manera de definir un parto “bueno”, porque lo que para una mujer puede ser estupendo, para otra puede ser un suplicio.

Hablamos de parto respetado cuando en él se tiene en cuenta esa mujer particular -con ese modo particular de ser mujer- que va a parir. Se trata pues de informarla acerca del proceso, acerca de las opciones que se pueden elegir en cada etapa del mismo y de las probables consecuencias de las elecciones que se hagan. Y también se tiene en cuenta a su pareja, hombre o mujer, porque este proceso también le incumbe aunque no sea la persona que lleve al bebé en su útero.

El respeto se traduce entre otras cosas en recibir la información necesaria para poder elegir (dentro de unos límites) si queremos dar a luz en cuclillas o tumbadas o en otra postura que en ese momento consideremos que es mejor; si queremos que esté con nosotras nuestra pareja o preferimos otra persona o preferimos estar solas (sí, no está de moda, pero igual es lo que nos pide el cuerpo); si queremos optar por la epidural o no; en caso de que surjan dificultades, de que nos informen sobre las mismas y los posibles tratamientos para que podamos elegir, si es que hay posibilidad de elección; en que no nos separen de nuestro bebé, salvo que haya necesidad de ello o que nosotras lo pidamos expresamente….

Podemos tener, o no, un parto orgásmico, poco podemos hacer a ese respecto, pero lo que sería deseable es que todas podamos tener un parto respetado. Y, en este sentido, quiero rendir desde aquí homenaje y dar las gracias al equipo de obstetricia del hospital Juan Carlos I de Móstoles, y en especial a sus matronas, por mi experiencia de parto respetado con mi buenhijo y porque me consta que no soy un caso aislado, sino que es su forma de trabajo en el día a día.

Y vosotras, ¿habéis tenido un parto orgásmico?, ¿entendéis que la matenidad pueda tener un goce sexual?, ¿cómo fue vuestro parto? Os esperamos en los comentarios.

Y si queréis escuchar más sobre el tema no te pierdas el espacio que grabamos con Arancha en Cadena Ser.

 

Han comentado...

  1. La verdad es que nunca había oído hablar de esto en lo relacionado al parto, no alcanzo a imaginármelo, la verdad.
    En mi caso los dos partos fueron rápidos y dolorosos (no demasiado, con epidural) y la lactancia no me resultó muy placentera, de hecho, con la buenahija2 las grietas y la mastitis me resultaron más dolorosas que el propio parto.
    Supongo que si todo lo físico está perfecto ya te puedes relajar y ahí podrían empezar a entrar otros factores como el placer.

    1. Hola Paloma:

      Gracias por contarnos tu experiencia.
      Más allá de que el aspecto físico curse sin problemas, se tienen que dar muchas variables para llegar al orgasmo en el parto.
      En la lactancia sí es más fácil sentir placer erótico si no hay grietas, mastitis…

      Un abrazo,
      Arancha

  2. El parto del buenhijo lo considero bueno. Doloroso, pero no excesivamente largo. La primera contraccion la noté a las 9 de la noche y 12horas mas tarde ya lo tenia en brazos. Realmente el expulsivo duró tres pujos… Un lujo!! La matrona q me atendió me generó muy buen feeling. En todo momento me explicaba q pasaba y lo q podiamos hacer. Intentaba q descansase entre contraccion y contraccion y realmente no me tocaba sin explicarme antes lo q me iba a hacer, y de alguna manera pedirme permiso.
    Creo q en ese momento tan importante, donde los nervios de los primerizos estan a flor de piel y los miedos tambien, es importante tener a profesionales q te acompañen, te expliquen y no generen mas tension.

    Espero tener las mismas sensaciones en mi segundo parto!!

    Un beso malasmadres!!

    1. Hola Marta:

      Me alegro mucho de que la matrona que te atendió en tu primer parto te generara buen rollo. Tener buenos profesionales a tu lado en el momento del parto puede cambiar mucho tu vivencia del mismo.

      Espero que en el segundo también te pase.

      Muchas gracias por compartir tu experiencia.
      Un abrazo,
      Arancha

  3. Ay, Arancha, pero qué bien te explicas.
    Yo mis partos, como orgásmicos, desde luego, no los definiría. Y eso que fueron (relativamente) cortos y fáciles.
    Lo que sí puedo decir es que con la epidural la sensación de paz y bienestar me hizo sentir que flotaba.

  4. Yo tuve 2 partos muy respetados, rápidos e intensos! También en la distancia los recuerdo cómo algo placentero, a la par que muuuuy doloroso! Con el buenhijo1 4h desde la primera contracción y que le tuve en brazos, con el segundo 2h!! No quiero imaginar si hay un tercero!! Los dos con dolor intensísimooo, especialmente el primero, sin tiempo a descansar entre contracciones, que fueron desde el principio cada 2 minutos. Sí recuerdo los dos expulsivos como algo en parte placentero, pero nada de orgasmos. El personal del hospital de Olot (Girona) estupendo, un 10, las matronas muy cariñosas y respetuosas. El segundo parto fue tan rápido que no dio mucho tiempo de nada, pero en el primero nos dejaron con musica, esencias en vaporizador y luz tenue a nuestro aire, ayudando solo cuando era necesario. Dar el pecho, pasados las primeras semanas también lo recuerdo cómo algo placentero con el buenhijo1, con el segundo estoy todavía ens las primeras semanas, dando gracias porque ya no me duele y he dejado atras (cruzando dedos) las mastitis. Eso sí, a mi el deseo sexual no se me quita los primeros meses… Aunque las ocasiones para satisfacerlo son escasas!!!

    1. Hola Eva:

      Muchas gracias por contarnos tus experiencias con tus dos buenoshijos.
      Enhorabuena por esos partos rápidos, intensos y ¡respetados!
      En mi parto también me pusieron música y velitas. La verdad es que cuando das con personal tan majo, es una gozada.

      Que vaya bien esa lactancia y a disfrutar de las ganas… cuando podáis.

      Un abrazo,
      Arancha

  5. Arancha ENHORABUENA un gran post, donde destacar esa palabra tan poco ligada al parto, RESPETO. Yo lo eché mucho de menos en mi parto y de ahí salió de todo menos orgasmos. Es verdad q yo defiendo la idea de un parto más allá del dolor, pero este solo se puede intuir cuando los profesionales que están a tu lado te transmiten tranquilidad, cuando las madres recibimos unas clases realmente dirigidas a la preparación al parto y cuando el hospital esta ahí para apoyarnos y ayudarnos de forma responsable en la toma de decisiones. Los partos orgasmicos existen, yo al menos he visto uno y sin embargo estoy totalmente de acuerdo que es una cuestión fisiológica y que como tal no se puede forzar en todas las mujeres (de ahí la bendita epidural).
    Sobre la lactancia yo tuve la suerte de disfrutarla a tope los maravillosos 7 meses que quiso mi hija, pero de ahí a sentir un placer ligado a lo sexualidad. ..ya va un rato, igual era por la de privación de sueño….vaya usted a saber 😛

    1. Hola Eva:

      Muchas gracias.
      Lamento que tu parto no fuera una experiencia todo lo respetada que debiera haber sido. Poco a poco las cosas van cambiando, pero muy poco a poco.
      Estoy contigo en que las mujeres necesitamos más información sobre los partos, en general y, ya que nos ponemos, también sobre el primer año de vida.

      Me alegro de que sí que disfrutaras de la lactancia, aunque no fuera eróticamente (esto tampoco es general, no vayas a creer).

      Un abrazo y muchas gracias por tu comentario y compartir tus experiencias.
      Arancha

  6. Como siempre lo primero que diré es que me ha encantado!!

    Ojalá en el parto del Primogénito hubiera sido orgásmico, que con lo que duró, me lo habría pasado de lujo. Pero sobre todo ojalá hubiera sido un parto respetado, porque mi sensación en todo momento fue que en vez de en el hospital estaba pariendo en un en establo. La matrona entraba, tocaba y se iba sin dar ni una explicación. Y cuando le preguntaba me decía que las primerizas éramos muy “pesaditas” y que pretendíamos que el parto fuera rápido y no enterarnos de nada, que a ver si me pensaba que no iba a tener ni un dolor ( 12 horitas de contracciones esperando la epidural).
    Así que con la Princesa decidimos cambiar de hospital, porque aunque se que en cualquier parte por una u otra cosa algo podría haber ido mal, me negué a ir al que me correspondía. Y tuvimos suerte. No fue un parto orgásmico, pero sí fue respetado y la cosa cambia mucho cuando es así.

    Y en cuanto a la lactancia genial, en ambos hasta los ocho meses, pero tampoco le he visto yo ningún placer de índole sexual.

    Un saludo!

    1. hola Salud:

      !muchas gracias!
      La verdad es que cambia mucho el “cuento” cuando vives una cosa y luego otra, ¿no te parece?

      Me alegro de que el segundo parto sí que fuera respetado.

      Y enhorabuena por esas dos lactancias exitosas.

      Un beso,
      Arancha

  7. Me alegra tener la oportunidad de compartir mi experiencia en el parto de mis mellizos que ya van camino de 17 años. Fue un parto maravilloso y sin dolor SI raro pero cierto, sin dolor. Me resulto placentero e intenso, fue vaginal y me sentí verdaderamente poderosa y agradecida. No noté las contracciones y disfruté muchísimo.

    El de mi hijo menor que va camino de siete años fue bueno pero antes de llegar al paritorio con dolor pues me lo indujeron y la oxitocina hizo su parte. Las contracciones eran muy intensas.

    En definitiva, es posible un parto gemelar, natural y placentero. Es bueno que se sepa

    1. hola Carol:

      muchas gracias por compartir tu experiencia y enhorabuena por ese fantástico parto gemelar. Tienes razón, es bueno que se sepa que, además de partos dolorosos, puede haberlos sin dolor.

      Felicidades por esos tres nacimientos.

      Un abrazo,
      Arancha

  8. Yo he tenido 3 buenos partos,cada uno con su cosilla, un grn susto en el segundo pero nada que ver con todo lo que se escucha cuando estas embarazada. Yo pienso que siempre hay que ser positiva, y para mi el DOLOR DE PARTO es ADICTIVO. Siii pues la mayoría repetimos, y si hablas con muchas te dicen:” Bueno duele, pero vamos que se soporta bien”. Asi que yo tuve PARTOS ADICTIVOS

    1. Hola Carmen:

      me encanta ese adjetivo para el parto: adictivo. Algo de eso debe haber, o al parto o al resultado.
      😉

      Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotras.

      Un abrazo,
      Arancha

  9. Estimada Arancha,
    Sinceramente considero que el comentario de María Llopis lejos de descolocarme me produce indignacion y rechazo, reducir la lactancia materna a un simple y sencillo goze sexual o erótico me parece incestuoso y asqueroso propio de mentes enfermas, no olvidemos que una mujer solo se excitará siempre y cuando haya un chispazo en su cerebro que lo permita, ante eso no hay ni prolactina ni osito una que valga.
    Di el pecho durante 15 meses a mis dos hijos y te puedo asegurar que mientras mamaban lo último que hubiera pensado sería en una excitaciones sexual, normalizar esto que comenta María y secundarlo de forma profesional me agrede como madre.

    1. Hola Leticia:

      El efecto que tienen las hormonas en cada mujer puede ser muy variable. Lamento que te sientas agredida por el hecho de que haya mujeres que experimentan la lactancia con placer erótico. Tendríamos que entrar en el debate de los límites de lo erótico para tal vez definir mejor lo que sienten. En cualquier caso el amantamiento cursa en ocasiones con excitación genital (mayor lubricación, aumento del tamaño de los labios vaginales mayores,…). Estos cambios corporales son físicos, no requieren de un “chispazo” a nivel cerebral (entiendo que racional) y no tienen porqué ir acompañados de pensamientos incestuosos.

      Por explicarlo de una manera visual, la excitación puede originarse en el cerebro y “bajar” a los genitales, pero también puede originarse en los genitales y predisponer al cerebro a que tenga “ganas”.

      Es cierto que hay mujeres a las que estas sensaciones les resultan desagradables, no tanto por las sensaciones mismas, que son placenteras, si no porque su origen lo produzca su bebé amamantándose. Si estos cambios genitales que el bebé les produce en la succión no suceden de una manera puntual, si no que se repiten en cada toma, pueden dejar el pecho y alimentar al bebé con biberón.

      Muchas gracias por compartir con nosotras tu opinión.

      Un saludo,
      Arancha

      1. Exacto, probablemente tendríamos que entrar en otros límites que nada tendrían que ver con un goze sexual, teniendo en cuenta los cambios físicos que producen las hormonas irremediablemente, yo gozaría con mi pareja nunca con un hijo, quien diga lo contrario no debe estar muy bien, demasiadas veces un lenguaje inapropiado invita a confusiones y malos entendidos y no nos olvidemos que nuestros hijos son menores, son niños, y con éstos cuidado, todos los límites son pocos.

        1. Creo que no hay que sacar las palabras de contexto, y leer bien las entrevistas y el libro, para comprender el punto de vista al que se refiere, no quedarse con ideas sesgadas, en una entrevista comentó lo siguiente:

          “¿Y la crianza como estadio sexual?

          Pues es uno de los capítulos del libro por el que recibo más mensajes de personas que se sienten identificadas. Cuando das la teta estás en estrecha unión con tu bebé, estás enamorada. Es una relación de placer físico, también. Lo que pasa es que no tiene nada que ver con la sexualidad de los adultos.” (Fuente: Verkami)

          Personalmente, me gusta conocer otras historias de parto, lactancia y crianzas gozosas, y no sólo las historias gore y de sufrimiento y sacrificio que me llegaban antes de ser madre. He tenido un buen parto, en un hospital IHAN, respetado y a mi ritmo, he disfrutado de una lactancia de 4 años, placentera por el vínculo, el apego, el cariño, la teta no es sólo teta, es alimento pero también colo, cuna, seguridad, consuelo, amor, juegos, risas, momentos compartidos con el bebé y tu pareja, que si te apoya y te acompaña en el proceso también disfruta de esos momentos, viendo al bebé agarrando con una manita el pecho y con otra la mano de su padre… y ahora con la crianza también procuro exprimirlo al máximo, ni todo son rosas ni todo son espinas…. tuve varias mastitis pero también un buen asesoramiento, muchas lactancias fracasan por falta de información adecuada, después con todos los datos que cada cual escoja su camino, simplemente respeto mutuo.

    2. Hola Leticia. No creo que una madre de el pecho para exitarse, se hace para amamantar. Te hablo desde mi propia experiencia. Yo empecé dando el pecho con mastitis y dolores intensos, grietas… fatal.
      Al poco se pasó todo eso, y bien, no sentía NADA al dar de mamar a mi bebé, ni dolor ni placer. A la que creció un poquito (2 meses tenía mi bebe) dar el pecho a veces me producía placer, yo no lo veo como algo sexual, claro está, es mi bebé. Pero no considero estar enferma/mal de la cabeza, o lo que sea… Simplemente el bebé estimula el pezón para la salida de la leche, el pezón es una parte erógena de nuestro cuerpo que al ser mamás Simplemente, continúa siendo erógena. Tan simple como eso. También entran las hormonas y otras cosas que produce el bebé al mamar y que sin ellas, no habría subida de leche. Consulté con mi ginecólogo y mi matrona, y no soy la primera, ni mucho menos la última a la que le pasa. Algo normal, por la hormona de la lactancia, la estimulación del bebé. Sinceramente no le veo escándalo ninguno. Claro está que, sólo es eso, estimulación, placentera para muchas y para otras muchas no. Es algo normal del cuerpo, un instinto primario de millones de años, en los que por instinto de supervivencia si no fuera placentero para la madre, la cría se quedaba sin comer. Dicho queda, la lactancia en todas sus variantes, formas, edades del bebé, es algo NATURAL. Y nosotras las mujeres deberíamos respetarnos entre nosotras y apoyarnos para que la sociedad lo vea como lo que es, algo NORMAL

  10. Yo hablaría de GOZO EMOCIONAL en el parto. Llevo más de veinte años trabajando de matrona. He atendido muchos partos y creo que el gozo más intenso y real que he observado ( y experimenté cuando tuve mi hijo) fue un increíble y asombroso GOZO EMOCIONAL. Indescriptible.

    1. hola Pepa:

      Qué bonita profesión la tuya.
      Desde luego me parece mucho más alcanzable ese gozo emocional al orgásmico con motivo del nacimiento de un hijo.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo,
      Arancha

  11. Yo tuve cesárea y no puedo opinar pero la experiencia con la lactancia no me gusto en absoluto. Me importa poco que sea tan defendida porque a mi me descolocó del todo. Una mezcla tan rara de sensaciones que la interrumpir a las 2 semanas. Y más asco que ternura!
    En cuanto al respeto al parto no creo que exista hasta que no eliminen el rasurado del pubis y el enema y la episotomia por la cara!!! Me parece denigrante!

    1. Pensaba que era la única, la lactancia me daba más grima que placer, la abandoné al mes y solo entonces volví a sentir mi cuerpo como mío, antes no lo reconocía.

      Yo por suerte no tuve enema ni rasurado, pero sé que se sigue haciendo mucho. Aparte de eso, no me respetaron mucho más, fue ponerme la epidural y empezar a ponerme oxitocina (no recuerdo que nadie me explicara para que), y acabó en ventosa así que os imagináis el posparto. De todo menos placentero, desde luego.

      Creo que hay gente que mezcla churras con merinas, parir es parir y tener sexo es otra cosa. Al menos desde mi punto de vista.

      1. Hola Ana:

        Muchas gracias por compartir tu experiencia con la lactancia, como ves hay más mujeres que pasan por este tipo de vivencias.

        Como comentaba en el artículo, el parto orgásmico es una rareza, el respetado debería ser el habitual.

        Un saludo,
        Arancha

    2. Hola Marietta:

      En el nuevo protocolo de parto del ministerio de Salud, el enema y el rasurado ya no son obligatorios. También se recomienda evitar las episiotomías no necesarias. Poco a poco las cosas van cambiando.

      Hay mujeres a las que les pasa esto que comentas, que la lactancia les descoloca (con o sin placer genital mediante).

      Muchas gracias por compartir tu experiencia y enhorabuena por tu peque.
      Un saludo,
      Arancha

  12. Será que lo tengo muy reciente (6semanas) pero durante los 7 cm de dilatación que me tuvieron sin epidural creí morir muchas veces y no de placer, damos fe la mano de mi pichurri y yo

    1. Hola Leo:

      te creo absolutamente.

      Los casos de partos orgásmicos son muy poco frecuentes y vuestra experiencia es mucho más habitual.

      Enhorabuena por vuestro bebé.
      Un saludo,
      Arancha

  13. Después de dos días de dolores para después terminar en cesárea en la que se me fue la anestesia…como comprenderéis no fue muy placentero k digamos. Todavía lloro cuando me acuerdo y han pasado seis años. En cambio, la lactancia ha sido lo mas maravilloso del mundo, para nada goce sexual, para nada.

    1. Hola Merce:

      muchas gracias por compartir tu experiencia, desde luego orgásmico no sería el mejor calificativo para tu parto.

      Enhorabuena por esa lactancia exitosa. El placer genital durante el amantamiento tampoco se produce en todos los casos.

      Un saludo,
      Arancha

  14. Mi parto no fue respetado y termino en cesárea. Es muy importante estar bien informadas pero es triste que el personal médico abuse en ese momento tan especial. La lactancia al comienzo fue difícil, pero la recuerdo como algo muy placentero, aunque no el mismo placer que uno siente con su pareja. Creo que las mujeres podemos sentir distintas formas de placer, no todo se reduce al sexo con tu pareja, es parte de nuestra sexualidad y de lo maravilloso de ser mujer.

    1. Hola Verónica:

      poco a poco las cosas van cambiando y van cambiando hacia el respeto al parto y a la mujer que está pasando este proceso.

      Estoy de acuerdo contigo de que hay muchos placeres, no sólo el que se pueda sentir en un encuentro erótico con la pareja.

      Un abrazo y gracias por compartir tu experiencia.
      Arancha

  15. Del parto no puedo opinar porque he tenido dos cesáreas y del acto de dar de mamar a mis hijos sí que era algo bonito, de vínculo entre los dos, pero a mí desde luego no me parecía nada sexual ni erotico

  16. Buenas!! Mis dos partos han sido respetados. Ni oxitocina ni epidural ni nada. En mi caso los dolores fueron muy soportables y prácticamente hasta los últimos minutos no fueron contracciones fuertes, aunque calificarlo como orgasmico seria demasiado!!

  17. Mis dos partos los recuerdo principalmente con dulzura y ternura… Cuando cogi a mis hijas en brazos.. Ya se me olvido todos los dolores, las contracciones, el que hubiera sido parto de riñones, y sin epidural los dos partos, lo agotada q me sentia despues de empujar….. Supongo q prefiero quedarme con la parte mas bonita del parto, el sentimiento tan grande e indiscriptible que supone dar a luz, de tener a tu pequeña en brazos y convertirte en Madre.

  18. Mi primer parto fue un parto orgásmico. No solo sin dolor, sino que placentero. Placer sexual.
    Mi tercer parto fue un parto no doloroso. No fue un parto orgásmico, pero no hubo dolor.
    Mi segundo parto fue un parto no respetado. Doloroso, con oxitocina, tumbada y engañada.
    Creo que lo más importante de todo es poder elegir con información; pero no existe tal. En general en los hospitales no dan más opción que la epidural y existen muchas otras maneras de controlar el dolor. (Se pueden ver en la Guía de parto del Ministerio de Sanidad, que casi ningún hospital cumple).
    Lo mismo con la lactancia. Es terrorífico que existan tantas malas experiencias y más penoso que casi siempre sean fruto de malos asesoramientos sanitarios, poco apoyo, poca información…. Se mina nuestra confianza. Y que nos digamos malas madres por ello… Por qué? No hay culpa alguna.
    Por último, quiero decir que yo no soy una mala madre. Soy la mejor madre para mis hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más