¿Qué quieres encontrar?

45
El pantalón vaquero perfecto: manual de uso

El pantalón vaquero perfecto: manual de uso

¿Quién no ha guardado aquel pantalón vaquero fetiche de cuando tenia 20 años? Ése que no te queda bien desde hace más de una década y que te niegas a tirar porque piensas que algún día volverás a ponértelo victoriosa. Ya va siendo hora de que sea realista y en el próximo cambio de armario lo voy a dar. De paso, me compro uno de esos rotos modernos que propone hoy nuestra colaboradora Sofía Arribas. Con ella contamos el pasado martes en el Segundo Desayuno ligero #daelpaso y aprendimos mucho de vestir con estilo y no morir en el intento. 

* Puedes seguirla en @sophieetvoila y conocer sus maravillosos tocados en Sophie, et voilà!

Podría jugarme un brazo, y estoy bastante segura de que no lo perdería, a que todas ustedes
tienen un pantalón vaquero fetiche. Uno de esos que sabemos que nos sienta de muerte y que
seríamos capaces de proteger con nuestra vida de una lavadora con lejía. No me digan que no…
Y ya cuando está recién lavadito y aprieta las carnes, es una cosa sólo comparable a un espejo
con truco. Pivonas máximas. Es así y lo saben.

El caso es que nos sienta tan impresionantemente bien que somos capaces de usarlo con chancletas y con americana. Pues no seré yo quien diga lo contrario esta vez porque soy absolutamente capaz de plantarme unos jeans para casi todo. Tanto es así que hoy el tema va de variar en el tema vaqueríl por aquello de poder meterlo a la lavadora de vez en cuando.

El de toda la vida

Desde que el elastán entró en nuestras vidas, somos más felices y se nos ve menos el tanga al agacharnos, por no hablar de que no hace falta contener (tanto) la respiración para atar el botón. El vaquero en tono intermedio sencillo, de ese que da un poco de pereza comprarse pero que hay que tener.

Este vale para todo, es el Jorge Javier Vázquez de los jeans, lo mismo te presenta una gala de misses, que te vende un colchón. Eso sí, si van a optar por eso del jegging, no me lo digan, no quiero saberlo.

Aquí no entro en mucho detalle salvo en aconsejarles que si es muy pegadito, no entallen demasiado por arriba. Dejen algo a la imaginación…

Captura de pantalla 2016-03-23 a la(s) 12.28.26

Jeans: Stella McCartney. Camiseta: Cos. Blusa: Dorothy Perkins. Gafas: Prada. Reloj: Daniel WQellington. Zapatos: Sole Society.

Que sí que no

Mi pobre abuela casi infarta el día que me vio con unos vaqueros rotos a la altura de la rodilla. Ella, pobrecita mía, que se quedó en Conchita Velasco como it girl de la década… El caso es que algo de razón lleva la mujer, y eso de llevar la ropa en modo combate, es para gustos.

Servidora se apunta, no crean, que ya saben que me va la marcha sin dudar.

Eso sí, comedida y contrastando siempre con un look tirando a pijillo de la muerte y con tacones para que no parezca que acaba de arrastrarles a ustedes un camión hormigonera con mala saña. Rotos sí, pero ideales.

Captura de pantalla 2016-04-27 a la(s) 14.24.09

 

Blusa: Newchic. Jeans: Current Elliot. Bolso: Fendi. Gafas: Linda Farrow. Zapatos: Gianvito Rossi. Collares: Yoga Jewelry.

Hippy en 2016

Pues no me he reído yo ni nada viendo fotos de mi señora madre con melena hasta el infinito y pantalones campana… Y ya saben que, generalmente, este tipo de cosas acaban dándole e una en toda la boca. Cómo no. Zasca. Las patas de elefante han vuelto (otra vez) y además nos encantan. Donde dije digo… Una vez más.

Ya por meterles hasta el cuello en los 70, añadan un top de hombros descubiertos y complementos en ante. Efectivamente, acaban de mutar ustedes en un ángel de Charlie. Sólo les voy a pedir una cosa, tacón, en serio, y sin plataforma. Las campanas a pelo sobre el suelo son drama asegurado…

Captura de pantalla 2016-04-27 a la(s) 15.28.38

 

Jeans: Stella McCartney. Blusa: Sandy Liang. Gafas: Chloe. Cinto: Dorothy Perkins. Eyeliner: YSL. Reloj: Michael Kors. Pendientes: Lana. Bolso: Chloe. Zapatos: Chloe Gosselin.

Me los han dado en la parroquia

Es la única excusa que le valdría a mi señora abuela. Unos vaqueros grandes, holgados y con más rotos de los que puedan imaginar. Les llaman boyfriend jeans, por aquello de sacarles el lado romántico, pero una cosita les voy a decir, si algún día me echo un novio que me regale unos pantacas así, que alguien me ingrese, please.

No les diré que no me gustan, pero admito que el manual de uso es difícil como poco. Traten de ser lo más femeninas posible en el resto del outfit, ya saben que en el contraste suele estar el acierto.

Captura de pantalla 2016-04-27 a la(s) 15.48.30

https://clubdemalasmadres.com/wp-admin/post.php?post=13591&action=edit&message=10

Blusa: Take me on vacation. Jeans: Current Elliot. Bolso: MCM. Zapatos: Miu Miu. Gafas: Prada. Sortija: Henry Bendel. Laca de uñas: Dior. Maquillaje: Nars.

Y vosotras malasmadres, ¿cuál es vuestro pantalón vaquero perfecto?, ¿cómo lo soléis elegir?

Antes de irnos…

Os dejamos con un vídeo que nos ha emocionado mucho y con el que Canal Historia homenajea a todas las madres. ¡No dejéis de verlo! #MadresconHistoria

Han comentado...

  1. El boyfriend no es para mí, lo digo desde ya. ¿Me atreveré con los rotos este año? No sé… me veo más con los campana. Pero me encantan todas las ideas.
    !Muy buen post!
    Me quedé con las ganas de verte el otro día.

    1. Pues yo encontré unos en stradi por 3.99 y en el armario están…..me los puse un día y me quedé helada con tanto roto y medio culo fuera….le daré otra oportunidad¡¡¡

  2. Este maravilloso post parece hecho para mí! Me encantan los vaqueros y yo también soy de esas que los llevan para todo.
    Sin embargo los boyfriend y los rotos los dejo para las más jóvenes no sea que alguien me confunda con una de esas que no sabe la edad que tiene!

  3. Muy bueno el post. Qué arte para hablar de algo que podría ser superficial con tanta gracia.
    Yo lo de los rotos no lo termino de ver. Además me exigiría ir siempre depilada así que imposible, que no hay tiempo con la malamaternidad. Los boyfriend están muy bien si tú novio, marido o aquel con el que te aparees no tiene menos cintura que tú o si no tienes el culo gordo. En este último caso me hallo. Jejeje

  4. ¡Acabo de comprarme un “boyfriend”! Jajaja y sin saber que se llama así. Ah, y tengo el culo gordo!!!! (bueno, y todo, pero no estan mal)

    Ahora bien, necesito unos slippers con punta fina o algo así. Porque las bailarinas tienen el empeine demasiado corto y yo tengo los dedos largos y se ve un buen trozo del comienzo de los dedos y no me gusta nada. Tonterías, ya, pero no me gusta y los slippers me parecen monos y no son los típicos mocasines. A ver qué encuentro para esta temporada.

    Yo tacones no, la verdad, por mucho que los recomiendes. Y menos si son finos. Son preciosos, pero poco prácticos para acarrear con mochilas infantiles, hacer carreritas tras las enanas y mover mi metro ochenta con sus muchos kilos.

    Si me lo permiten, hace unos días escribí sobre ropa tallas grandes de la que puedo encontrar de verdad en mi ciudad a precios razonables, para este verano:
    http://goo.gl/Me3i0V

  5. Mis vaqueros ideales? Los que me queden bien. Descubri los Salsa con push up y la verdad que aparte de cómodos me encanta como quedan. Esos los tengo reservados para salir mas tal, y para todos los dias vaqueros de donde sea. Lo dicho, que me los pruebe, me guste el culo que hacen y no se vea la hucha. En cuanto al ancho, me gustan estrechos pero sin ser super skinny que con mi gemelo de futbolista algunos ni me pasan.

  6. Nunca me compraré unos pantalones que vengan rotos de serie.

    No niego que a los 14 años rompí unos Levi’s a la altura de la rodilla porque se llevaban así, pero cuando ya estaban requetegastados.

  7. Pues yo, que hace 4 meses que soy malamadre, reconozco que aún tengo la esperanza de volver a ponerme ESOS tejanos 😀
    De momento, y habiendo perdido 15 quilos de los 20 que engordé con el buenhijo, recomiendo mucho los jeggings porque las ganas que tenía de ponerme unos tejanos sin goma elástica eran horrorosas al principio. Y me ha ayudado a verme mejor. Pero ya voy camino de estos tejanos rotos con elastano.
    I love elastano 🙂

  8. El boyfriend me daña la vista, en serio, no entiendo que pueda estar a la moda.
    Los rotos a secas tienen un pase, pero casi me inclino más por los de campana o toda la vida 🙂
    Me encantan tus post!

  9. Hola a todas¡¡¡¡ soy malamadre por dos veces, a punto de cumplir los 40, con un poquito de barriguita que me a quedado esperando que la operacion bikini de este año sea efectiva, y tengo que decir que me apunto a todos los vaqueros, y los mas comodos los rotos del todo, sobre todo en el momento parque que no paras de correr y por lo menos por las piernas te entra un poquito de fresquito,

    me encanta el post¡¡¡ muchos besos

  10. Me quedo con los pegaditos, pero que dejen respirar, tirando más a oscuros que a claritos. Son todoterreno y combinan con cualquier cosa.
    El vídeo es <3

  11. “Traten de ser lo más femeninas en el resto de outfit”. Porque, claro, una mujer, si no es “femenina” no vale la pena ni que salga de casa, ¿no?

  12. Me encantan los rotos con tacón…. Mi hijo de 5 años me dice que porque no les pongo parches como le hago en los de su uniforme…
    Jeje… El pequeño de dos años se dedica a meter los dedos en los agujeros para hacerlos más grande…. Voy vestida y dando espectáculo a mis hijos que más puedo pedirrrrrr

    1. Jajaja, qué bueno.
      Mis rotos tienen un roto situado de tal forma que se me engancha en las manillas de las puertas. Ya me he enganchado dos veces y me los he puesto sólo dos veces… Voy a terminar de romperlo y se caerá la pernera o algo, verás.

  13. Me encantan tus post! Ciertamente, haces unos looks super glamurosos, y sencillos. Ahí queda claro que el toque son los complementos. Y, encima de Bilbao!(vivo en Getxo)

    Un saludo,

  14. Buenos días!

    No encuentro ninguna referencia en internet sobre la marca de la última blusa rosa (Take me on vacation), ¿podríais ampliar la información?

    Muchas gracias.

  15. Chicaasss que sepáis que ahora también existe el modelo “girlfriend” que viene a ser como los boyfriend pero no tan anchos. Yo me he comprado unos super rotos, y la verdad, estoy encantada. Se han convertido en mi comodín del fin de semana que yo soy de las que tira de vaqueros pitillo toda la semana y el finde me va genial soltar las carnes! Son comodísimos y con unos botines o bambas y un jerseycito mono quedan genial! Arreglá pero informal 🙂

  16. Si por mí fuera iría en vaqueros a todas partes!! Este año he dejado atrás mis adorados pitillos para atreverme con unos de campana y es cierto que solo me los pongo con taconazo por eso de estilizar y de no ir recogiendo la basura de las calles.
    Con los boyfriends no me veo para nada y con los rotos tampoco que mi hijo vio a mi hermana y ya le dijo que para qué se había comprado unos pantalones rotos ¡qué la habían engañado! Y que me los diera a mi para ponerles un parche Jajajaja así que mejor no me imagino lo que sería capaz de hacer si me los ve puestos!

  17. Sofie!!Me encantan todos los look que propones me encanta de echo te copiarse alguno.Que mañana tengo celebración familiar y hay que ir fabulosa.Gracias por inspirarnos.

  18. Y yo que no me atrevo con los rotos… me han calado hondo las instrucciones de mi madre de que no se pueden comprar cosas rotas, y la verdad es que con el tiempo ningún pantalón se me ha roto de esta forma. A mí me gustan los de campanas, pero con el curvy cuerpo, no sé yo si serán adecuados.

  19. jaja, muy bueno el artículo, la verdad es que esos vaqueros te hacían pasar tan buenos ratos que hasta los recuerdas con todo detalle… y los rotos de ahora toda la razón si me viera mi abuela no quiero ni pensar lo que diría..jaja…

    Los conjuntos todos preciosos, gracias. Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más