Side Area

El sexo en el universo de una malamadre: ¿le conozco?

El sexo en el universo de una malamadre: ¿le conozco?

Se acerca el verano y los días de vacaciones son para aprovecharlos a tope. Acercarnos a la pareja y buscar momentos para pasar juntos sin los buenoshijos es algo que debería practicarse todo el año. El verano, sin embargo, se presenta más apetecible porque solemos estar más relajados. Hoy Arancha nos enseña cómo debemos comunicarnos con el otro, lo importante de hacer una escapada junto al buenpadre y cuáles son las claves para que funcione.

Malasmadres_sexologa* Podéis seguirla en @atajou y en la web de Sexorum.

Que el fin del curso es un ensayo general del fin del mundo es algo que cualquier malamadre sabe. Al día a día, que ya de por sí es demoledor, hay que unirle la búsqueda del disfraz para el festival de fin de curso, hacerle hueco en la agenda laboral al festival, el regalito para la maestra, los papeles de matriculación para el curso que viene, buscar apaño para casi dos meses de vacaciones escolares y, en muchos casos, el horario intensivo de las criaturas. Además, en el trabajo, suele haber una epidemia general de  “esto hay que tenerlo terminado en junio, que luego Pérez se va de vacaciones”.  Una juerga, vaya.

Pero un día te levantas y ¡sorpresa! Ya se acabó. Los peques van por las mañanas a un campamento urbano en estos días de junio y se ha instaurado una especie de pseudo-rutina. Y de pronto un día por la noche, terminas el bucle agua-pis-cuento-beso de las buenas noches y te encuentras al buenpadre/buenamadre2 en el pasillo y te dan ganas de preguntarle:

¿Le conozco de algo?

Porque durante 20 días las conversaciones han sido absolutamente funcionales, es decir, que sin ellas la casa no funciona. La conversación más larga que has tenido con tu pareja fue la de sincronización de agendas de la última semana de curso de los buenoshijos, que fue en horario laboral, por teléfono y sin otro propósito que evitar la locura completa. Dudas de si el “’¿Qué-tal-te-ha-ido-el-día?” seguido del “bien” puede considerarse conversación o es más una expresión hecha.

Pero queridas, ha llegado el verano: solete, buen tiempo, terracitas en las calle y a veces, si la suerte nos acompaña, buen@shij@s que se van de campamento o al pueblo con l@s buen@sabuel@s, bendit@s sean. Aprovechando estas tesituras (o creándolas si hace falta), os propongo dedicar tiempo a la pareja.

Tanto en el escenario idílico “los peques no duermen en casa porque están de campa o en el pueblo” como en el “están en la habitación de al lado y el zumbido de un mosquito les hace llamarte con la fuerza de un tenor de la ópera milanesa”, algo se nos puede ocurrir.

Cada una es un mundo y con su pareja hace un universo completo, así que no hay planes mágicos que funcionen de manera general, pero os dejo ideas que pueden ser sugerentes o pueden iluminar la bombilla de ideas aún mejores o más adaptadas a vuestra vida.

El clásico “fin de semana fuera” sigue dando mucho juego y está en las primeras posiciones del tiempo dedicado a la pareja, pero requiere de logística con los buenoshijos y a veces la economía no da para grandes alharacas. En el caso de tener logística, pero no tener dinero, os propongo hacer planes para conocer la ciudad donde vivís o hacer mini-excursiones a zonas interesantes cercanas a vuestro lugar de residencia. Cambiar de entorno por uno bonito y relajado nos pone en otra tesitura y nos proporciona otros temas diferentes de los que hablar. De hecho, bajar a la piscina de la comunidad, sin niños, puede ser una experiencia religiosa absolutamente diferente.

En muchas ocasiones los fines de semana se dedican a hacer el relevo a l@s buen@sabuel@s y es sólo entre semana cuando tenemos algo de tiempo “nuestro”. Bienvenido sea. Ir al cine, a una exposición, tomarse algo en una terracita chula (para las que vivís en Madrid, tenéis la super-guía de Noemí aquí ), darse un paseo juntos sin prisa y sin un objetivo concreto,…

Si los peques están con nosotros, cuando duermen (malasmadres, a las 8 de la tarde puede hacerse de noche por arte de magia y de las persianas), podemos aprovechar para hacer algo que nos guste en pareja, desde una sesión de masaje-caricias a una de series/peli en el sillón, cualquier plan puede tomar otro cariz dependiendo de nuestra actitud.

Y ese sería el quid de la cuestión, soy plenamente consciente de que estos planes no os están descubriendo nada nuevo y que seguro que a vosotras se os ocurren, sin pensar mucho, por lo menos tres que os apetezcan y os gusten más que los míos. ¡Genial!

CLAVES PARA QUE UN PLAN CUALQUIERA SEA UN PLAN DE PAREJA

  • Salir o estar en pareja. De Perogrullo, pero para que un plan de pareja lo sea, la idea de quedar con amig@s, ti@s, suegr@s, m/padres, vecin@s  puede echar al traste con todo. Palabrita.
  • Vimos en este artículo que la gestión de vivencias femenina y masculina es diferente. También vimos que se puede ser mujer y tener una gestión masculina y viceversa. Si la gestión de uno de los miembros de la pareja es femenina y hay algo fuera de su sitio en la estantería, va a estar chafando cualquier plan. Si ha habido un lio con la suegra, si el reparto de tareas de la casa no es equitativo, si hay algún embrollo, en la estantería de las vivencias ese tema va a refulgir como un neón. Tal vez pueda ser útil dedicar algo de tiempo para aclarar el lio y luego, cuando la estantería esté más despejada, entonces sí, organizar el plan parejil.
  • Peligro: zona de alta concentración de accidentes. Como en las carreteras, también en la pareja hay zonas por las que hay que conducir con cuidado. Dentro de los clásicos en este sector: las familias de origen, las relaciones de poder, los celos, las diferencias en la crianza y educación de l@s buen@shij@s… Si conseguimos organizar un plan de pareja y entramos de lleno en un tema de peligro, es bastante probable que, en lugar de disfrutarlo, acabemos como el rosario de la aurora. Para disfrutar con tranquilidad de un plan de pareja, evitemos las zonas de alta concentración de accidentes o transitemos por ellas con cuidado.
  • Recuperar cosas que nos ilusionaban AdB (antes de l@s buen@shij@s). Aquí cada pareja tendrá sus preferencias, pero algo tan simple como volver a oír “nuestra canción” o ver “nuestra película” puede darnos una dosis adicional de buenrollismo parejil.

Os animo a compartir vuestras ideas para este verano, ¿tenéis pensado ya el gran plan para disfrutar con vuestra pareja?

Malasmadres-pareja-salir

Antes de irnos…

¿Conocéis la terapia del orden? Si ordenas, ganas tiempo libre, así de fácil, y es lo que necesita toda malamadre y buenpadre así que si quieres llevarte una súper sesión con María Gallay y Alicia Iglesias, especialistas en orden y organización, cuéntanos qué tendría que tener tu frigorífico ideal para que pudieras organizar los alimentos de la forma más óptima y participa en nuestro SÚPER SORTEO con nuestra marca amiga LG. 

Deja tu comentario aquí: http://clubdemalasmadres.com/la-terapia-del-orden/

org_orden_anunciopat-01

* Podéis participar hasta el próximo jueves 30 de junio.

17 Comentarios
  • Rebeca de Torres

    28 Junio, 2016 a 8:10 am Responder

    Ay, Arancha, me ha encantado el post porque me ha hecho reflexionar. El día a día nos lleva a rastras y, ciertamente, hay que parar y pensar en robar algún ratito para la pareja.
    Voy a intentar ponerlo en práctica. Ya te contaré si lo consigo…
    Besos

    • Arancha Gómez

      28 Junio, 2016 a 11:25 am Responder

      Hola Rebeca:

      la expresión “robar tiempo para la pareja” me parece que refleja el meollo del asunto: que no tenemos asumido que la pareja necesita tiempo y el que conseguimos para ella es “robándolo” a otras cosas a las que legítimamente pertenece. Para pensarlo detenidamente.

      Y sí, lo del día a día nos lleva a rastras es una epidemia general de la que imagino sólo se libran las madres alfa (quiero pensar que existe alguien que lo consigue, la esperanza es lo último que se pierde).

      Seguro que con un poco de buena voluntad conseguís no uno sino muchos ratitos de pareja.

      Un beso y muchas gracias por tu comentario.

      Arancha

  • Verónica

    28 Junio, 2016 a 8:12 am Responder

    Imposible pensar en un plan parejil mientras al buenpadre no se le calme esa obsesión de no dejar a su hija con absolutamente nadie. Estoy por alquilar a un amante italiano… :/

    • Salud FN

      28 Junio, 2016 a 11:41 am Responder

      Dile lo del amante italiano y verás que pronto accede!!!
      Jajajaja
      Te entiendo, era una de las obsesiones del buenpadre.
      Hasta que me planté y le condené al más obsoluto abstracismo…

  • Monkeymum

    28 Junio, 2016 a 8:48 am Responder

    Precioso post; necesario darle el valor que tiene, se nos olvida regar la planta y es ahi donde esta el quid de la question. Porque cuando el padre y yo estamos bien… es que todo parece controlable y asumible.
    Nosotros nos ponemos la tarea de divertirnos juntos, no solo sacar tiempo para organizar la logistica familiar, o hacer comida.. creo que que hay que sacar tiempo cada dia para ese buen momento, charla, risas, etc. Como se dice, hacer lo que te hace feliz.Feliz verano perejil !

    • Arancha Gómez

      28 Junio, 2016 a 11:35 am Responder

      ¡Eso es Monkeymum!
      Cuando la pareja está bien, es más fuerte y puede hacerse cargo con otra fuerza y otro brio de lo que va viniendo.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un beso,
      Arancha

  • Marta

    28 Junio, 2016 a 8:53 am Responder

    Ay, Arancha!!! El veranito!!!
    Yo no voy a hablar muy alto pero, desde que estoy con el buenpadre, es una racha buena en esto de “amor”. No sé si por el clima, porque a las buenashijas debe bajarles la tensión y duermen como ceporras, porque los tintos de verano y los cubatas a pie de playa inspiran,.. no sé.
    Este año, además estamos pasando ocho días con sus ocho noches solos, y eso está siendo genial.
    Debemos dedicarnos un rato a nosotros, una siesta de verano de vez en cuando, unas caricias a escondidas en el circo o ene l cine de verano… ¿qué sé yo?
    Gracias por tu post.
    Besitos.

    • Arancha Gómez

      28 Junio, 2016 a 11:48 am Responder

      Hola Marta:

      8 días con sus 8 noches. Ahí es nada.
      Me recuerda al anuncio aquel que decía si quieres saber el valor de un minuto, pregúntaselo a alguien que acaba de perder un tren. Si quieres saber el valor de 8 días y 8 noches sin niños, pregúntaselo a una malamadre. 😉

      Me alegro mucho de que los estéis aprovechando.

      Un beso,
      Arancha

  • María

    28 Junio, 2016 a 8:59 am Responder

    Nos vamos de acampada a Pirineos con la buenahija, pero espero que cuando se vaya a dormir a la tienda, disfrutemos de un ratito parejil de mirar a las estrellas con una cervecita y volver a hablar tranquilamente de nuestras cosas. Sin tele y sin móvil ¡el paraíso!

    Y luego de vuelta, espero poder robar una mañana/una tarde para hacer una clase de paddle surf juntos, que al buenpadre le hace una ilusión que te mueres y el año pasado no hubo oportunidad 🙂 Acabaré hecha polvo (lo mío no es la tabla) pero las risas que nos echaremos nos darán tema para semanas.

    • Arancha Gómez

      28 Junio, 2016 a 11:51 am Responder

      Hola María:

      ¡Qué buenos planes!
      Lo de mirar las estrellas juntos tiene un punto adicional por romántico, ¿no te parece?

      El plan del paddle surf parece muy divertido, ¡que lo disfrutéis mucho!

      Muchas gracias por compartirlos con nosotras.

      Un beso,
      Arancha

  • Yoly

    28 Junio, 2016 a 9:01 am Responder

    La verdad es que cuesta pero es muy necesario buscar ese momento sin buenos hijos. Nosotros a partir de las 8-9 de la noche volvemos a ser novios y esos días en los que no trabajamos pero hay Cole (2 al año) son solo para nosotros y hacer cosas juntos desde las 9 hasta las 17. Yeah!

    • Arancha Gómez

      28 Junio, 2016 a 11:53 am Responder

      Hola Yoly:

      Me encanta la expresión “volvemos a ser novios”, que ya no es sólo por el hecho de estar solos y juntos, también porque recupera ese estado de buenrollismo del noviazgo.

      Muchas gracias por compartir tus planes, lo de aprovechar esos días de cole sí, pero vacaciones de mayores, me parece genial.

      Un beso,
      Arancha

  • Lili velarde

    28 Junio, 2016 a 9:24 am Responder

    Yo es que no tengo con quien dejar a mi peque.la buenabuela y el buenabuelo ya son mayores y nos dicen siempre que en cuanto el peque llore nos llaman para ir a por el.en los 11 meses que tiene no se ha quedado con nadie mas que con su malamadre y su buenpadre.enganchado siempre a la teti por que odia el biberon.ayyyy a ver si crece un poco mas y ya nos puede dejar a sus buenospadres disfrutar de u finde solitos jejeje

    • Arancha Gómez

      28 Junio, 2016 a 11:57 am Responder

      Hola Lili:

      a medida que se van haciendo mayores, la autonomía de los padres aumenta. Y pasa más rápido de lo que imaginas.

      A lo mejor podéis buscar planes caseros y “rápidos”: en lugar de ver una peli de dos horas, ver un capítulo de una serie. O poneros algo para tomar y acurrucaros en el sofá mientras duerme. Cualquier actividad puede convertirse en especial si ponemos ganas en ello… Luego a rezar para que el peque no se despierte en dos horas.

      Un beso y gracias por tu comentario,
      Arancha

  • Arancha Gómez

    28 Junio, 2016 a 11:33 am Responder

    Hola Verónica:

    Te propongo un apaño: os quedáis en casa y hacéis plan allí. Si es menester y puedes, tal vez sea una buena idea contratar a una canguro que se encargue (con vosotros en casa) del baño y cena de la criatura y de atenderla si llora. Mientras vosotros, por ejemplo, cenáis con velitas en el salón o veis una peli u os encerráis a cal y canto en vuestro cuarto. En caso de alarma nivel Defcon 3, estáis ahí mismo y podéis salir al rescate…. Mejor acordar qué nivel de llanto y agobio es un defcon 3 ANTES de comenzar vuestro plan para evitar interrupciones innecesarias.

    Lo del alquiler del amante italiano tampoco me parece mala idea, depende de cuál sea tu objetivo.
    😉

    Un beso y ánimo,
    Arancha

  • Salud FN

    28 Junio, 2016 a 11:50 am Responder

    Me encantan tus post y lo sabes Arancha.
    De hecho me gustan tanto que lo mismo hasta un día voy y te hago caso en algo y consigo sacar un poco a flote este barco que va a empezar a hacer aguas de un momento a otro…

    • Arancha Gómez

      28 Junio, 2016 a 12:00 pm Responder

      ¡Muchas gracias, Salud!

      Como he dicho en el post, el día a día es demoledor, pero visualiza 30 minutos de pareja AdB… ¿no te apetecen?

      Mucho ánimo y un beso,
      Arancha

Comentar

X