¿Qué quieres encontrar?

Ellas opinan: emergencia en Ecuador

Ellas opinan: emergencia en Ecuador

De repente tiembla la tierra y todo en un instante cambia, algo inesperado e incontrolable que destruye y deja tras de sí miles de muertes y desolación. Es lo que están viviendo en Ecuador tras el reciente y devastador terremoto, una angustia que nos han expresado muchas malasmadres que nos siguen desde allí, desde el otro lado del charco. Hoy, Belén Andrade, especialista en educación en derechos de UNICEF Comité Español y ecuatoriana nos relata la emergencia por la que pasa su país. Ecuador nos necesita.

Malasmadres-Belen-Andrade

Ser madre en Ecuador significa habituarte a que tus hijos estén expuestos a varios riesgos, al igual que en España, o en otros países del mundo, pero con una peculiaridad. Estar rodeado de volcanes, kilómetros de playas salvajes y de una biodiversidad impresionante es una gran suerte, pero también tiene sus retos. Vivir en Ecuador es asimilar que te encuentras en una de las zonas sísmicas más activas del mundo y que tus hijos aprenden desde pequeños a convivir con temblores, terremotos, erupciones volcánicas y nubes de ceniza. Lo sé porque nací y viví en este gran país durante 27 años.

Ahora que vivo en España y soy madre de dos niños, me pongo a pensar en aquellas vivencias que tenía de pequeña y a las que mis hijos no están expuestos por el lugar donde han nacido. Ellos lo viven desde lejos, lo ven en la tele, lo oyen en las conversaciones, y no dejo de pensar en la suerte que tenemos y a la vez en el compromiso que eso representa y las ganas que tenemos de ayudar.

Recuerdo que, en la escuela, nos enseñaban a escondernos debajo de los pupitres, a refugiarnos bajo el marco de la puerta o a saber cuáles eran las zonas seguras en caso de alerta de terremoto. Aunque forma parte de la rutina, cuando eres niño, no deja de ser una preocupación; una espinita que te pincha en el dedo del pie pero que aprendes a ignorar para seguir adelante.

Cuando esa preocupación se convierte en realidad, lo vives como en un sueño. Pero es un sueño largo e incómodo que dura mucho tiempo y del que no puedes despertar. Las réplicas te mantienen alerta durante días, semanas, e incluso meses. Yo viví uno de los grandes terremotos que han sacudido Ecuador, el de 1987. Veintinueve años más tarde, todavía puedo recordar con claridad cada uno de los momentos de angustia y preocupación que sentí. No sabes dónde refugiarte porque ningún sitio es seguro. La tierra te sacude, el suelo ruge y no hay escapatoria… Entonces deja de ser sueño para convertirse en una pesadilla.

No puedo dejar de pensar en todas las familias, niños y niñas ecuatorianos que lo están pasando mal. Aunque estoy lejos, porque llevo más de 10 años trabajando en España, siento su dolor y su angustia. No puedo evitar acordarme de esos niños y jóvenes que, junto a los compañeros de Unicef, visité hace un mes en Esmeraldas y en la región del Amazonas. Ellos nos contaban cómo, a través del juego, la música y el baile, encontraban una salida a la violencia y a la exclusión. Se sentían orgullosos de formar parte de un equipo que busca la paz.

¿Qué será de ellos?, ¿estarán a salvo?, ¿su casa seguirá en pie?, ¿estarán con sus familias?, ¿tendrán todavía una escuela a la que ir?, ¿tendrán comida? Solo quiero pensar que están bien y que podrán seguir construyendo la paz, continuar con sus estudios y perseguir sus sueños.

Bajo el lema All you need is Ecuador el país, mi país, se estaba dando a conocer al mundo como uno de los destinos turísticos más destacados por su biodiversidad natural, su gastronomía y, sobre todo, por la amabilidad y calidez de su gente. Ahora, se encuentra sumido en el dolor, en intentar salvar vidas y en asistir a todas las personas afectadas por la tragedia.

Gracias a la solidaridad de las personas, la coordinación de las organizaciones y el apoyo de la comunidad local e internacional, los ecuatorianos podrán volver a soñar en positivo y podrán reconstruir su país. Hoy me atrevo a tomar prestado ese lema para decir no solamente All you need is Ecuador, sino también: Ecuador needs you all.

Puedes colaborar con la emergencia en Ecuador en este enlace.

 Y vosotras malasmadres de Ecuador; ¿cómo estáis pasándolo en estos momentos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más