¿Qué quieres encontrar?

55
¿Es beneficioso un hogar con mascotas?

¿Es beneficioso un hogar con mascotas?

* Podéis seguirlas en @Etologiamalaga

Este mes vamos a contaros malasmadres algo que quizá os sorprenda, por supuesto, gratamente. Hablamos de los beneficios que les supone a nuestros hijos criarse en un hogar con animales, y a la inversa, como a nuestras mascotas les beneficia la relación con los niños.

Fijaos en el siguiente dato; un estudio de la Fundación Affinity ha concluido que 8 de cada 10 niños prefieren jugar con su perro o gato antes que con los videojuegos. ¿No os dice esto nada del tipo de relación que se establece entre un niño y un animal?

Por primera vez vamos a hablar en modo científico, no os preocupéis, que nos entenderéis perfectamente.

Seguro que si mencionamos la palabra oxitocina todas lo tengáis relacionado con el momento del parto. Pero la oxitocina es una hormona muy poderosa que interviene en numerosos procesos neurológicos. Hace poco que se ha descubierto que la oxitocina y su acción en la regulación del estrés social juegan un papel fundamental (Beetz 2012). Esta hormona modula muchas de las funciones fisiológicas, psicológicas y comportamentales que conocemos. Mirad a continuación en cuántos procesos está involucrada:

Efectos en la interacción social: aumenta el contacto visual, la empatía, la confianza, las habilidades sociales, la auto-percepción positiva y la generosidad, y disminuye la depresión.

Esfectos anti-estrés: la oxitocina disminuye los niveles de glucorticoides (hormonas del estrés) en animales y en humanos, especialmente en respuesta a estímulos socialmente negativos. Disminuye la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca.

Efectos en la salud y en la recuperación: la oxitocina se asocia con un mejor funcionamiento del sistema nervioso parasimpático que controla en sistema endocrino y el tracto intestinal, lo cual se relaciona con una mejor función digestiva y el crecimiento y la recuperación.

Efectos en la ansiedad, el dolor y el sistema inmune: la oxitocina aumenta el umbral del dolor y tiene un efecto ansiolítico sobre todo ante amenazas sociales.

Y ahora os preguntáis cuál es el motivo de haber explicado qué hace la oxitocina en nuestro cuerpo ¿no? Pues la respuesta viene a continuación, hay un estudio científico reciente (Odendaal 2000) que muestra un aumento significativo de los niveles de oxitocina en sangre después de acariciar al perro entre 5 y 25 minutos. Es más, este estudio nos dice, que cuanto más cercana es esa relación humano-animal, más oxitocina se libera.

Las que tenéis mascota en casa, probad una cosa, cuando estéis hasta las narices del día que lleváis y os daríais cabezazos contra la pared de la rabia que tenéis dentro, acariciad durante un ratito a vuestro perro, en unos minutos comprobaréis que esa ira se ha reducido, y si midiésemos vuestras constantes vitales, se habría reducido la tensión y la presión arterial, y solo con unas sencillas caricias.

Con los niños ocurre exactamente igual. Tener mascota les beneficia no solo social, si no fisiológicamente hablando. Además, les hace ser niños más responsables, empáticos, respetuosos y cariñosos. Amén de los consabidos beneficios ante intolerancias y alergias que se evitan estando expuestos desde bebés a la convivencia con animales.

Ya sabéis que en nuestro hogar compartimos vida y aventuras con (ahora) 4 perros y 2 gatos, y que Lady Berta ha tenido con ellos contacto desde el primer día que llegó a casa. A día de hoy, con sus 8 meses, no ha dado muestra alguna de alergias, muestra una alegría enorme cuando les ve, incluso, si está llorando o molesta por algo, la acercamos a alguno de ellos y cambia su actitud y su expresión facial. Sale a diario de paseo con ellos, y no les quita ojo de encima, le relaja su presencia y le divierte jugar con ellos.

A la inversa, nuestras mascotas también se ven beneficiadas de la convivencia con niños. Tendrán en ellos un eterno compañero de juegos incansable, que lanzará el balón tantas veces como el perro quiera, os recordamos que tanto perros como niños tienen más aguante y paciencia que nosotros los adultos. El pequeño humano se convertirá en una fuente dispensadora de comida, la merienda, las galletas… Siempre habrá una migaja que caerá o que su colega le dará a escondidas o por debajo de la mesa. Saldrán juntos de paseo, lo que aumentará el vínculo afectivo entre los dos. Le dejará subir a la cama y dormir en el sitio más mullido. Habrá juegos en el suelo, caricias y abrazos por doquier.

Y sí, vuestros hijos llevarán pelos en la ropa, y algún restregón de baba en el abrigo y seguramente el perro algún manchurrón de pintura de dedos verde, o tiritas puestas en las patas, o las uñas pintadas, pero esos pequeños ‘contras’ no superan ni por asomo los beneficios y ventajas de tener una mascota en sus vidas. Os aseguramos, que cualquier niño, acabará presentando a su perro como un miembro más de su familia a sus amigos y conocidos.

Ojo, siempre que la relación entre ambos se haya establecido de manera correcta como hemos explicado en los anteriores post, dejamos muy claro que nunca se puede forzar la interacción ni dejar solos animales y niños bajo ningún concepto.

Queremos compartir con vosotras, un vídeo, de una experiencia familiar real, para que veáis en qué te cambia la vida tener mascota.

Como siempre, esperamos que os haya gustado, queremos leer vuestras experiencias y ya sabéis, si necesitáis contactar con nosotras dónde encontrarnos.

banner-blog-suscripcion-newsletter-2

Han comentado...

  1. Yo tengo la suerte de poder criar a mis hijos rodeados de animales sin necesidad de tenerlos en casa, porque plantearme tener en mi mini-piso sin balcón un perro o un gato es una locura. Es lo bueno de tener el #pueblitobueno tan cerca.

    1. Qué bien Irene, es otra opción más de criar juntos a niños y animales cuando por falta de tiempo, espacio o recursos no se puede hacer en casa.

      Genial!! 🙂

  2. A mí hubo quien me preguntó qué iba a hacer con mi perra cuando me quedé embarazada, e incluso antes de quedarme, cuando me hice con ella, alguien me preguntó si es que no pensaba tener hijos… En fín, mi experiencia es muy positiva, mi buenahija no ha enfermado en los 19 meses que tiene, y la prImera palabra que dijo antes que papá y mamá, fue Coco, creo que eso lo resume todo.

    1. Es muy común en los niños que tienen animales en su familia decir primero el nombre del animal. Incluso hay niños que dicen “guau, guau” y “miau, miau” y beben en su bebedero, jajaja!
      Besos!

    2. Seguro que en nuestra casa ocurre igual Carmen, hay más animales que humanos, así que seguro que cualquiera de sus nombres lo pronuncia antes que decir “mamá” 🙂

  3. Gracias por vuestros post, estaba esperando el nuevo ya!
    Estoy completamente de acuerdo con vosotras sobre los beneficios y solo me preocupa cómo mi gatita Cuca recibirá a los gemelos cuando nazcan, ya que es de carácter receloso y ya dio muestras de “cabreo” al principio del embarazo, haciendo pipi en mis lugares favoritos de descanso de la casa.
    Cualquier consejo será bueno porque creo que los tres serán muy felices jugando y aprendiendo!
    gracias!
    Anita
    http://gemelosinvasores.wordpress.com/

    1. Hola Anita!
      Imagino que habrás leído los posts anteriores. Y si los has leído, puedes aplicar muchas cosas. De todas formas, y para que estés muy segura, te recomiendo que conciertes una cita con un veterinario especialista de tu zona. Si quieres te podemos ayudar a encontrar uno.
      Besos!

      1. Gracias!
        soy muy reciente en el club, este es el segundo post vuestro que leo. Os buscaré y lo leeré todo! vivimos en Barcelona, en la zona norte, un veterinario de confianza sería estupendo! gracias

  4. Totalmente de acuerdo. Mi enana de un año se vuelve loca de alegria cuando el perro se acerca a darle besitos…un gusto verlos juntos

  5. Hola Anita!
    Imagino que habrás leído los posts anteriores. Y si los has leído, puedes aplicar muchas cosas. De todas formas, y para que estés muy segura, te recomiendo que conciertes una cita con un veterinario especialista de tu zona. Si quieres te podemos ayudar a encontrar uno.
    Besos!

  6. Nosotros en casa tenemos a Pepa, que ese nombre fue el que le puso el pequeño cuando cogimos a nuestra perrita ( bueno perrita antes jeje es un labrador) y encantados estamos de qie esté en casa, si trabajo claro q da trabajo, pero con organización todo se soluciona, y ver a mi niño feliz con Pepa merece la pena!

  7. Mi más sincera enhorabuena por el post, acabáis de alegrarme el día. Como madre y como veterinaria estoy totalmente de acuerdo con vosotras. Me gustaría además resaltar que los beneficios de interaccionar con animales son tantos que ya existen las terapias con perros para niños con trastornos del desarrollo. El año pasado fui alumna y parte activa de un proyecto piloto llevado a cabo en un colegio de Sevilla por la Universidad y fue alucinante, las palabras se quedan cortas para describir la felicidad que irradiaban esos niños cuando formaban equipo con los perros y lograban sus objetivos

    1. No sabes lo que nos alegra tu comentario Noemí. Sí que es verdad que no hemos hablado de as terapias con animales. Quizás para tema de otro post.
      Besos!

    2. Qué ilusión leer tu comentario Noemí!! Nosotras contaremos también algún día nuestra experiencia en terapias asistidas con animales que realizamos en un centro de aquí de Málaga 🙂

  8. Me ha encNtado el post!!! Tenemos un perro d casi 35kgs y un buenniño de 19 meses….son i separables!!!
    Cuando vamos a buscarlo a la guarde con el perro es el nene mas feliz del mundo es mas mira a los otros niños tocado al perro con cara d ” mira q tengo y tu no…”
    Es cierto que la ropa ttiene pelos y el niño se gana algun lameton…. Pero lo positivo gana !!!
    Por la noche antes d ir a dormir el buenniño le da un abrazo y beso
    Me encanta njestra familia de 4!!

  9. Escasos 50 metros tiene mi casa, y ahí estamos todos. Un beagle de 4 años, un bebe de 7 meses, papa que encima trabaja en casa y mama. Y no podemos ser mas felices. Mira que mi perro pasa de todos los niños, no es que sea malo.. simplemente les esquiva.. pero su peque, es su peque… llora te viene a buscar y se queda con ella. Y como tu dices la ponemos cerca de el y se terminaron los berrinches. Claro que no pueden estar solos.. porque a cada cual es mas burro y se pueden hacer daño sin querer.. pero como yo lo veo es igual que si fuera un hermano mayor, tampoco dejaría aun niño de 3 años con un bebe a solas.

  10. Cuando me quedé embarazada todo eL mundo me llamaba loca por no deshacerme de nuestros dos labradores. Mi hijo de cuatro años dice que son sus hermanos. Desgraciadamente ayer les perdimos en un accidente, y estamos pasando por unosomentos muy duros. Se ha ido parte de nuestra familia….

    1. Madre mía Susana, qué desgracia! Nos podemos imaginar por lo que estás pasando porque este verano perdimos a Jordan, uno de nuestros golden, con 5 años, murió de repente. Todavía esperamos verlo aparecer en cualquier momento con su pelota en la boca.
      Esperamos que paséis pronto estos malos tiempos. Siempre los tendréis en el recuerdo y nunca habrá otros iguales, seguro! Y seguro que fueron super felices con vosotros.
      Mucho ánimo para seguir adelante y cualquier cosa ya sabéis dónde estamos.
      Besos!

    2. Me he quedado helada al leer el final de tu comentario… Lo siento mucho Susana 🙁 No hay mucho que decir en estos momentos, como te ha dicho Rosana, perdimos a Jordan hace solo 4 meses, y sinceramente, aún no lo he superado, ni sé si algún día lo haré.

      Un beso muy fuerte y mucho ánimo.

  11. Desde pequeña he tenido mucho miedo a los perros. Mi marido siempre se ha criado con ellos y teníamos muy claro que nuestro hijo no debía crecer con ese miedo. Tenemos un carlino de 3 años. A mi me ha ayudado a superar mi miedo a los perros. Ya los comprendo y sé porque actúan de determinada manera. Ahora con el buenhijo de 1 año estamos muy contentos. Se le ilumina la cara cuando aparece. A veces es duro porque estás hasta arriba de cosas que hacer y tienes la responsabilidad de una mascota, pero vale la pena. Mucha gente te mira raro y te dice ¿cómo tienes un perro con un bebé??? Yo siempre les digo que es increíble verlos a los dos juntos

  12. Pues que queréis que os diga… Que si! Que nosotros acabamos de lanzarnos a esa aventura de un perro en mi casa donde ya había cinco niños 🙂 Y lejos de la locura que me parecía al principio me estoy dando cuenta de que es una manera de vivir. Y he probado eso de relajarse acariciándolo y tanto que funciona!! Y esa alegría de mi marido y mis hijos no la había visto antes. Así que yo no puedo estar más convencida. Gracias por este post que me “reafirma” en mis primeros y novatos pasos 🙂

    1. ¡Pues enhorabuena Andrea! ¡Bienvenido al mundo animal- humano! Pronto te has dado cuenta de los beneficios, y es que ¡son tan claros!
      Besos y suerte!

    2. Qué bien Andrea!! Sigo tu IG y tu blog desde hace tiempo, y he visto las fotos del peludo y creo que no te comenté nada al respecto, pero me alegra ver que en poco tiempo te ha “convencido” su introducción en casa.

      No te defraudará estamos seguras 😉

  13. Totalmente de acuerdo!
    Nosotros actualmente no tenemos ningún animal, pero todos los fines de semana nuestra peque juega y se relaciona con perros, gatos, caballos … y no hay nada que le guste mas!
    La cara se le alegra sólo al verlos … teníamos miedo a que no se acostumbrase a ellos al no convivir bajo el mismo techo toda la semana, pero al contrario.
    No hay nada mejor que verlos jugar incansablemente.

    Un post estupendo! Me ha encantado
    Un abrazo

    1. ¡Gracias a ti Noelia!
      Eso le hemos recomendado a otra chica, no hay por qué tenerlos en casa, se puede hacer de muchas maneras para que los niños tengan ese contacto.
      Besos!

    2. Es una actividad genial para los peques, jugar y relacionarse con animales, y como tú bien dices, si no se puede en casa, pues en el campo o en un pueblitobueno 😉

  14. Los niños salen muy beneficiados de la convivencia con animales. Nosotros tenemos dos gatos en casa, cuando me quedé embarazada de mi hijo la gente me decía que qué iba a hacer con el gato y la verdad es que me sentaba fatal, es uno más de la familia!!! Al nacer Max, Mini-Yo (el gato) dormía con él en la cuna y si el buenhijo se despertaba y yo, como buena malamadre, no me enteraba él me daba con la pata en la cara hasta que me espabilaba. Como lo veíamos muy tristón, claro ya no era el centro de atención, nos decidimos a traer a Marte, el segundo retoño peludo, entonces el niño tenía dos guardianes!!! Cuando llegó Alexia, nuestra buenahija, hacían lo mismo pero cada uno en un lado de la cara. Lo que he notado en comparación con otros niños, es que mis hijos tienen mucho más respeto por los animales (incluidos los mosquitos!!!) que otros críos que no conviven con ellos.

  15. Hola malasmadres y buenasmascotas,

    Como yo estoy de acuerdo con todo lo que decís pero sin embargo he elegido no tener mascota, creo que está bien que alguien dé otro punto de vista.
    Siempre he tenido animales de compañía “de mentira”, como solía decir yo. Ya sabéis, de todo menos gato-perro (tortuga, peces, pájaros, hamsters…). Mis padres siempre me dijeron que el día que tuviéramos casa con jardin o que yo me fuera a vivir a mi propia casa, podría tener a mi can soñado. Llego la independencia antes que el jardín, y ahora entiendo a qué se referían…
    Trabajamos los 2 fuera, tenemos poco espacio y poco tiempo para cuidar de la casa y de su reina Lea. Reconozco que soy algo “psycho” con el tema limpieza…asi que me conformo con tener a mi pensionaria canina Lola 1 vez al año y mi hija con eso y con la fauna del Retiro donde pasea cada día, se conforma : )
    Reconozco que soy la malamadresuperior, así que no podría asumir un ser más, con todo lo que conlleva. En mi mente no entra ni un ápice de planificación suplementaria, ha ha! Lo suyo, es reconocer sus propios limites.

    1. Por supuesto Sandra, es enriquecedor tener distintas opiniones, y como he comentado antes, cada uno con sus propias circunsntancias.
      Lo importante es ser cone
      secuente con lo que se puede o no hacer. Y tú lo eres mucho, y eso también es de respetar.
      Besos!

  16. Pues nosotros en casa nuestro perro(tom),es uno mas y el buenhijo como loco.Cuando le preguntan si tiene hermanitos el dice,si tom es mi hermanito,jeje.A sus casi cuatro añitos lo cuida un montón y juega mucho con tom.Asi q yo encantada son lo mas.

  17. Qué gran verdad! Yo nunca me imaginé que iba a ver a mi peludo de 40 kilos jugando con mi pequeña de 8 meses con esa delicadeza y esa dulzura hacia ella. La verdad es que es supergratificante y sólo de ver lo contentos que están los 2 juntos se me saltan las lágrimas al verlos. Yo se lo recomendaría a todas las madres, incluso estoy barajando la posibilidad de adoptar a otra mascota!

    1. Qué alegría Lara!! Seguro que no te arrepientes de convertiros en familia numerosa

  18. Un post muy bueno, cargado de verdad. Una de las mwjores cosas que hemos hecho hace ya casi 8 años fue incluir a Butch en nuestra familia, un ppp que lo unico que hace es querernos y enseñarnos cada dia (bueno, y comerse algo que no es suyo si uno sr despista

  19. Buenas Malasmadres!!! Que post tan bueno y tan real.Celia que tiene 8 meses y medio se lo pasa pipa viendo y tocando a nuestro peludo gato Leo….es increible las risas y la felicidad que le da estar con el.
    Besos!

  20. Me ha encantado el post. Mi hijo tiene 10 meses y adora a sus dos gatos. Ellos se dejan acariciar, tirar del rabo, gritar de alegría a la oreja, aplastar… incluso alguna vez les ha babeado! Hace poco robó unas croquetas de pienso por primera vez… Y parece que le han gustado! Ya las hemos alejado de él, pero no paramos de sorprendernos de lo bien que se han adaptado.
    Leí en algún sitio que acariciar gatos trae beneficios similares a los que contáis de los perros, ¿es así?

  21. Me ha gustado mucho el post aunque siento cierta frustación porque yo no soy capaz de tener esa relación con mi perro. Tenemos un hijo de tres años y un beagle de 5 años que ha pasado por etapas casi dramáticas. Se lo comía todo, lo destrozaba todo y aún hoy, aunque ya menos, es bastante bruto jugando con el niño por lo que no puedo quitarle el ojo de encima. Nunca ha mordido ni nada pero coge los juguetes del peque, los destroza y somos incapaces de hacerle entender que eso no es suyo y debe haber un respeto. He visitado etólogos y la soloción fue administrarle prozac. Lleva ya más tres años sin tratamiento y ha mejorado bastante, aún así, somos incapaces de mantener una relación con él a esos niveles. Es muy nervioso, tira muchísimo con la correa etc… En fin. Siento tener que decirlo así pero es la realidad.

    1. Hola Olga,
      No sé qué etólogos te han visitado, pero nunca la solución a un problema de conducta es únicamente utilizar una medicación.
      Me da mucha pena lo que cuentas porque realmente se puede conseguir mejorar muchísimo la convivencia, es lo que nosotras hacemos todos los días en nuestro trabajo. Eso sí, nunca exento de trabajo, ejercicios, paciencia y dedicación.
      Si quieres ponerte en contacto con nosotras estaremos encantadas de poder ayudarte y recomendarte a alguien de confianza en tu zona.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más