¿Qué quieres encontrar?

19
Mi familia, su familia y otros animales

Mi familia, su familia y otros animales

La convivencia en vacaciones de verano necesita un plus de negociación y paciencia extra. Si compartimos algunos días con las respectivas familias, un poquito más. De esto viene a hablarnos hoy nuestra experta y psicóloga Maribel Gámez. Gestionar bien nuestras expectativas y tener claro que no es la mejor época para poner límites estrictos puede ayudarnos. ¡Tomad nota de estos consejos!

*Sigue a Maribel en su página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.
¿Tiemblas pensando que será de ti en las próximas vacaciones mientras ves las caras sonrientes de los demás buscando cruceros por internet? ¿Tus sueños están poblados de pesadillas llenas de maletas, suegros, buenoshijos y buffets libres?  Desde luego señales no te faltan para percibir que la cosa no anda bien. E indica que ya tienes experiencia viviendo veranos digamos… Conflictivos.
Empezamos mal junio. Y es que es el mes de la planificación veraniega, de decidir que hacer con esos días de descanso tan merecidos con la familia. Y es que cuando la familia (por ambas partes) sabe respetar los tiempos de cada uno y de la pareja, es flexible, amable y comprensiva todo va bien. Da gusto ir con gente así a cualquier sitio, pero ese tipo de familia es como los billetes de 500, dicen que hay pero yo no los he visto y claro, dudo.
Cuantos más familiares os reunáis para pasar las vacaciones juntos, mas personas opinando qué hacer y cómo hacerlo y mas difícil para ti poder disfrutar de unos días de descanso veraniego. A ver si puedo hacer algo por vosotras hoy para ayudaros en este asunto. Veamos.

Las expectativas

Lo primero es revisar expectativas. ¿Qué esperas de estas vacaciones? ¿Cómo te las imaginas? Expectativas poco realistas provocan grandes frustraciones. Si nos imaginamos unas vacaciones idílicas y no ocurren, volveremos de ellas con un regusto amargo, como si fuera una oportunidad perdida. Y falta mucho para el próximo verano. Así que si tienes hechos croquis fantásticos a dos colores de sitios que visitar y cosas que hacer, coge un tercer color y subraya las cosas que probablemente tengas que negociar. Porque eso es algo que sucederá: ¿ese mirador al que solo se puede subir andando? La suegra tiene mal la rodilla, olvídate; ¿el restaurante que te han recomendado unas amigas y que hacen un bogavante a la plancha que te quita el sentido? Los tíos segundos del buen padre dicen que es muy caro y claro, como tenemos que ir todos juntos a todas partes pues otra vez será. Y tú quieres estrangular a alguien, pero está prohibido por ley así que te aguantas las ganas. Quizá de toda esa lista haya dos o tres cosas que te parezcan muy importantes y que merezca negociar y batallar por ellas, pero no todas. A por ellas, con fuerza.

Buscando un rato a solas

Creo que es imprescindible intentar combinar las vacaciones familiares con momentos para estar a solas contigo misma o ratos con tu pareja, con o sin los buenoshijos. Estar 24 horas con la familia puede perjudicar seriamente la salud. Así que puedes planear una tarde a solas, una cena con el buenpadre, una escapada de la playa de Benidorm a lugares menos bulliciosos. Es una oportunidad también para que los niños puedan quedarse con los buenosabuelos y disfrutar en pareja. Si, según el resto de la familia, eso es inconcebible y ese momento que pides para estar a solas es una violación de la convivencia que rompería la armonía familiar de la que estáis disfrutando ese verano, quizá tengáis que reservar unos días de las vacaciones solo para vosotros. ¿Al final son vuestras vacaciones, no? Las gestionáis como queráis. 

Manejando las discrepancias

Aunque bien es cierto que yo soy la primera fan en marcar límites razonables a los demás y que sepan que es lo que me gusta o incomoda, el verano no suele ser un buen momento para ello:

  • Si no es tu propia familia la que hace o dice cosas que te molestan profundamente, habla con tu pareja sobre el tema y las posibilidades de cambio real que puedan darse. Que sea él el que hable directamente con su familia. Así hay menos probabilidades de que maten al mensajero y todo queda en “casa”.
  • Si el buenpadre es dado a discutir con los suyos en tu presencia, hay que tener en cuenta que, en esas circunstancias, si interviene un tercero suele empeorar la situación. Lo mejor es mantenerse en un discreto segundo plano y después hablarlo a solas y tomar líneas de acción o asumir que, bueno, esos son los parientes que nos ha tocado, y aceptarlos como son valorando cuánto tiempo queremos pasar con ellos y de qué manera hacerlo.
  • Yo no me pondría como reto del verano marcar límites con la suegra sobre lo que puede y no hacer con tus buenoshijos y menos delante de ellos o del buenpadre. Piensa si lo que quieres es importante o no en la educación y el bienestar del pequeño; por ejemplo que les den de comer ciertas cosas que a ti no te acaban de convencer. Si la buena mujer no es receptiva a las críticas, te va a amargar el verano porque no te va a hacer ni caso y solo habrá conflicto. Puedes intentar evitar esas situaciones o mandar al buenpadre para que ponga orden en lo que la suegra quiere. Batallas hay que librar pocas y solo las que tienen posibilidades de ganarse, que agotan.

Y por último siempre queda la posibilidad de fingir tu propio secuestro y pasar una tarde en un spa tu sola. Luego se lo explicas a la familia extensa. Seguro que se lo toman bien.
Y vosotras Malasmadres, ¿cuál es tu consejo para una buena armonía familiar en verano? Os esperamos en los comentarios. ¡Comienzan las vacaciones!

Han comentado...

  1. De verdad hay tanto conflicto durante las vacaciones? Yo no lo entiendo..En mi caso (y llevo muchos años asi )…las vacaciones es el tiempo de ver a las personas que durante el año no puedes ver…convivo con los abuelos..los niños están encantados de estar en el pueblo..aunque sólo ellos sean “los niños del pueblo” ..No hay más,así que sean familia o no,los niños disfrutan de todas las personas mayores que les consienten todo..y yo..pues tengo tiempo para estar con mi pareja..leer ..ir a la playa..ir al monte..hablar con mi suegra…Como digo..No se donde está el problema. .y me paso el verano con mi familia política y todos los parientes ..sin ningún problema.Yo creo que es una cuestion de Tolerancia ..por todas partes.

    1. Pues me alegro un montón Eugenia, desde luego este post no iba dirigido a tí, jajaja. Disfruta de tu verano.
      Un abrazo

    2. Qué suerte tienes, Eugenia. Pues claro que hay conflicto, desde el momento en que te toca compartir días con personas que tú no has elegido, por tanto puede que te caigan estupendamente o que no las puedas ni ver. Creo que no hace falta experimentarlo en primera persona para entender que es perfectamente posible que ocurra. Tampoco estoy de acuerdo con que las vacaciones sean para ver personas que durante el año no se ven, yo opino que es para hacer lo que a uno le haga sentirse feliz y a gusto. Si no, casi estamos mejor trabajando, desde luego.
      A mí me cae bastante mal mi familia política, por suerte les vemos poco, pero desde que tengo a la niña me doy cuenta de que me molestan más cosas, ¡horror! Algún fin de semana pasamos con ellos a lo largo del año, qué remedio, pero nuestra semana de vacaciones es de los 3, y nos vamos solos a un hotel de esos que siempre dijimos que no visitaríamos (piscina y niños por doquier) 🙂

  2. Para mi es como dices, que te resbale todo un poco. Los abuelos ven poco a su nieto así que no se puede estar en modo sargento. Eso sí hay cosas inamovibles: en el coche se va con su silla, en la playa y la piscina manguitos si o si y el niño come solo. El resto…pues más o menos lo llevamos

    1. Exactamente Lorena, hay que trivializar y saber cuáles son nuestras inviolables lineas rojas y sobre todo disfrutar,que es de lo que se trata el verano.
      Abrazo!

  3. Hola,
    Nosotros en vacaciones solemos ir solos ya que tenemos a toda la familia cerca y necesitamos desconectar un poco también de los abuelos… si alguna vez fuimos con alguien 4 días fue con la prima de mi marido y su familia, que como son muy como nosotros nos amoldamos bien y no hay problema. Y así las niñas también están juntinas jugando y lo pasan pipa.

  4. Mi hija nacio en junio, y su primer verano tuve que luchar contra los “esa niña va poco abrigada” en levante en agosto…
    Ahora ya mas mayorcitos, me dejo llevar mas y dejo que coman fuera de hora o se acuesten a las mil.
    Aun asi, la convivencia es dura (nos juntamos 15 en la misma casa!) y lo q nosotros intentamos hacer es alternar semanas, ir y venir, o hacer planes de dias enteros fuera, para darnos todos un respirito y regresar con mas ganas al dia o semana siguiente!

  5. Pues yo es que no soy nada tolerante y me pasa todo todito lo que describís. Buenos consejos; sobre todo el del secuestro ?. Este año por fin nos iremos unos días de viaje los 3 solos…bravo! Felices vacaciones malasmadres!!

    1. Jajaja, espero que no tengas que fingir tu propio secuestro y que disfrutes de tus vacaciones y de vuestros días a solas los 3 juntos.
      Un abrazo

    1. Desde luego que riete tu de Dallas…ocurren tragedias griegas todos los veranos, mejor cambiar de perspectiva que cargarnos el tiempo de vacaciones.
      Disfruta de las tuyas
      Un abrazo

  6. Pues yo no me quejo. Normalmente comparto días de vacaciones con mi madre, que no es porque sea mi madre, pero es una mujer que se adapta a lo que sea y que no se mete en nada. También suelo pasar unos días con unos tíos pero que sólo son 10 años más mayores que yo, así que tenemos un rollo muy bueno, de hecho, me encanta ir con ellos, nos acoplamos muy bien.
    A veces también comparto vacaciones con mi cuñada, en este caso, en su casa. Con el tiempo he aprendido a morderme la lengua, son pequeñas cosas, nada que rompa la convivencia, pero claro, cada uno tenemos una manera de hacer las cosas, y total, son unos días y es su casa no?, pues me amoldo yo y punto.
    Lo que sí intento no repetir, y es muy triste, es compartir vacaciones con mi hermano. De mayores no habíamos coincidido de vacaciones hasta hace 2 años y lo pasé mal, tengo mal recuerdo, somos totalmente incompatibles.
    Las ideas que das son muy buenas. Hay familias y familias, claro, pero tampoco hace falta ir a todas partes todos juntos.

    1. Hay veces que no congeniamos con la gente de nuestra propia familia, es triste, pero si es la realidad mejor lidiar con ella y saber a quien quieres tener cerca y a quien no…
      Gracias por compartir
      Un beso!

  7. A mi lo que me mata es ir a casa de mis suegros. Con mi suegra bien, ella no me pone ninguna pega y siempre nos hemos entendido bien. Pero mi suegro es harina de otro costal. Todos los dias protestando por todo, discutiendo, echandole cosas en cara a su hijo. Y encima, cuando queremos salir a tomar algo por nuestra cuenta se molesta diciendo que vamos mas a ver a los amigos que a la familia. Cero ganas de ir por alli la verdad.

  8. Hola
    Pues yo lo de las vacaciones en familia ni se me pasa por la cabeza jijijiji sería una tortura! Sobre todo con la familia de mi marido, hasta a el le cuesta pasar tiempo con ellos!
    La única semana que coincidimos es para nuestra buenahija y nosotros, para la familia visitas que ya tenemos suficiente, en todas hay algún comentario que sobra.
    A disfrutar el verano todos !
    Saludos

  9. El refranero popular es muy sabio y lo mejor es CADA UNO EN SU CASA Y DIOS EN LA DE TODOS.
    Si la familia extensa no lo entiende yo creo que es puro egoísmo y querer que los demás pasen el verano con ellos para estar entretenidos, es simplemente anteponer sus deseos y bienestar al de los demás. Ni que decir tienen los “acopladores” a cualquier plan que se haga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más