¿Qué quieres encontrar?

42
La maternidad en solitario debería estar premiada

La maternidad en solitario debería estar premiada

CMM_quienessomos_01

“La bimaternidad en soledad o cómo volverse tarumba en 48 horas”. Este podría ser perfectamente el título de una película de terror, lo sé. Con sólo leerlo, habéis notado escalofríos en vuestro cuerpo, se os ha detenido la respiración, habéis tirado el cafe sobre el teclado y las ojeras se han acentuado sólo de pensarlo. Es normal, tranquilas, sobre todo a aquellas que como yo compartís a diario la maternidad con el buenpadre o con vuestra pareja.
Leo
Había pensado contaros hoy que el buenpadre y yo hemos decidido no volver a viajar a lo “happy family” hasta que se independicen las buenashijas. Bueno, no nos engañemos. Eso lo decíamos ayer de vuelta, con el cuerpo apaleado después de tres horas en el AVE sube, baja, pasillo arriba, pasillo abajo, ahora no quiero dormir, ahora lloro, ahora me escondo y cunde el pánico, ahora me doy un cabezazo, ahora pierdo la pelota y levanto a medio vagón. Hoy tenemos claro que cuando se nos olvide, volveremos a aventurarnos en el placer de viajar en familia. Eso sí, siempre y cuando, esté firmado previamente el apoyo logístico-familiar necesario: o vamos a Barcelona o a tierrasanta o directamente engañamos invitamos a una buenaabuela, un buenaabuelo, una buentía o a todos a la vez.
family
Volviendo ayer a casa, hogar dulce hogar, ocurrieron dos hechos reseñables:

1. Conversación con el taxista:

– ¡Oh! Qué monas. Hace nada mis niñas eran así.
– ¿Qué edad tienen?
– 19 años y 14 años. Ya salen solas y no quieren ir con nosotros a ningún sitio.
– ¡Qué bien! – léase visualizando nuestras caras de esperanza después de 5 días en amor y compañía.
– Bueno, se echa de menos.
– ¡Aja!
nono
La buenahija2 empieza a berrear y se tira así hasta llegar a destino, mientras la buenahija1 se compadece porque perdió su patito de goma en el tren. Bajamos del taxi y nos despedimos después de montar el carrito, bajar las dos maletas, el maletín del portátil, la mantita, el bolso del carro y el bolsón de viandas traído directamente desde la capital condal. Mientras nos alejamos del taxista a trompicones, el buenpadre dice:
– Sí, hijas, os echaremos mucho de menos…

2. El momento de desconexión mental.

El mejor momento después de un viaje es cuando llegas a casa y te encuentras con una montaña de ropa sucia que tardarás dos semanas en lavar, planchar y colocar. No, ese no es el mejor momento, está claro.
laundry
El mejor momento es cuando, por fin, has colocado todo como has podido, has cerrado la puerta del lavadero a presión para que no salgan los trapos sucios disparados, habéis bañado a las niñas, han cenado, le has leído el cuento, el buenpadre ha hecho la cena, has puesto al día la bandeja de entrada y… te quedan 5 minutos maravillosos para quedarte petrificada en el sofá. En ese momento no quieres que nada NI NADIE perturbe tu paz, bueno twitter sí, pero el buenpadre osa romper el silencio y dice:
– ¿Te acuerdas que mañana me voy de viaje no?
No, no te acuerdas, ¿cómo te vas a acordar? Tu mente no puede retener nada más que la hora que sale mañana la buenahija1 del cole, la hora del pediatra, la lista de la compra, las reuniones previstas, las lavadoras por poner, el momento depilación que no llega, las cervezas que necesitas y… nada más…
– ¿Yo? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Por qué razón?
Soy Dory, ¿acaso no lo sabe? ¿Acaso piensa que voy a recordar que hace una semana me dijo que justo después de volver del viaje “happy family” se iba a ir de parranda? ¡Pues no! Y haciendo memoria, recuerdo que dijo: “no te preocupes, vendremos de Barcelona de haber disfrutado y descansado mucho”.
200-5

Ja!

Con este post quiero homenajear a todas las malasmadres y buenospadres que viven en soledad, temporal o parcialmente, la maternidad. Porque lo sé, es agotador y tenéis toda mi admiración. Unas porque vuestra pareja trabaja fuera o viaja mucho, otras porque quisisteis emprender el camino solas y otras porque ahora lo vivís así.
¡Todas sois estupendas! Os lo dice una madre a la 1 de la madrugada con una cama invadida por cuatro piernas, 4 brazos, 2 cabezas y que hoy, aprovechando la soledad, ha decidido que no duermen solas. Pues a disfrutar de acurrucarme con ellas, que tampoco está tan mal.
aplausos-gif
¡Feliz día!

Han comentado...

  1. Uff, es tal cual.
    Pero crecen te lo aseguro, y es cuando descubres que tu hija, que te quiere mucho o eso dice 😉 , planea noche papá-hija, con aperitivo y pizza de atún, cuando tú no estas.
    Ah! y es súper feliz por que dormirá en tu lado de la cama!
    Jejeje, volver de los viajes es un horror y si encima luego te quedas sola con las dos más.
    Pero bueno, cuando ves su sonrisa o te piden un beso y un abrazo se curan todos los males.
    Besos!

  2. Buenos días, totalmente me he visto reflejada en el post cuando mis hijos eran pequeños, pero eso de que cuando se hacen mayores ya no quieren ir con los padres…., depende de cuando y dónde.
    Tengo una amiga que llegados los 43 y sin pareja, decidió emprender la maternidad en solitario, con el handicap de tener que cuidar una madre octogenaria con más teclas que un piano, y un hermano sexagenario con una discapacidad física y psíquica severa, pero ahí está, con sus dos churumbeles que ahora ya tienen 5 años, y no le acobarda en absoluto cogerlos y marcharse de viaje cuando la situación económica y familiar lo permite, así que ella es mi heroína total, desde hace 5 años no me atrevo a quejarme nunca cuando me empieza a superar una situación y me acuerdo de ella.-
    Laura, suerte con la montaña de ropa, sin prisa pero sin pausa.-

  3. Cuando el buen padre viaja mucho y hablo con conocimiento de causa, acabas acostumbrandote a hacer todo y lo que no, se queda para otro día y no pasa nada jeje

  4. Me paso varios meses al año con mi chico viajando porque tiene que trabajar fuera y es una odisea totalmente, mis días son locura y mi aventurero de casi dos años no para y encima tiene mucho carácter, así que este puente nos hemos agarrao los cacharros y el coche y nos hemos ido a Merida, suerte que fui a ver a una amiga con niños y pude desconectar. Un aplauso tb por mi amiga que lleva la maternidad sola!!

  5. Yo estoy acojonada, en un mes me quedo sola con los dos durante 4 días (con sus noches) y no sé si voy a conseguir llegar cuerda o si los encerraré en casa y me iré!

  6. Mi amiga Montse dice que tienes poco aguante: ella tiene un 4-4-2 (y no es una alineación futbolera) y un marío que viaja … ¡no tiene tiempo ni pa declararse malamadre!, aunque lo es y de las de manual.

  7. Jajajaja, locura de maternidades en solitario.
    Toda mi admiración para las/los que por la razón que sea tienen que bregar, perdón, disfrutar de los buen@shij@s en solitario.

  8. Ufff, la verdad es que es agotador tirar de ellos sola, porque el que decidió tenerlos un día dijo que hasta aquí he hizo su vida aparte.
    Llevo más de 4 años tirando del buenhijo y la buenahija (8 y 5 años ahora) sola y después de todo lo pasado, creo que los abuelos son un pilar fundamental para esto. Porque un bebe de pocos meses y un niño de 3 años para uno solo junto con el trabajo, la casa……. supera a cualquiera.
    Pero aquí sigo al pie del cañon como hacemos todas, con la casa revuelta, el coche que parece un trastero, los nervios a tope y acumulando horas de sueño cada día.
    La maternidad es disfrutar de los buenos momentos y pasar lo más rápido posible los malos. Es lo que toca… aunque a veces parece que puede contigo.

    1. Exactamente lo mismo me hizo a mí, con su hija recién nacida y el mayor con dos años. Parece mentira que sigan ocurriendo esas cosas.
      Cada línea que te leo, Monica, es mi fiel reflejo. Con abuelos es difícil, pero sin abuelos, imposible.
      Miro hacia atrás y no me creo como he sido capaz de salir adelante, si aún me cuesta la vida y todo es mucho más fácil…
      Lo único que espero es que sepan valorar algún día todo lo que hemos hecho por ellos. Nada más.

  9. A los 25 años decidí emprender la maternidad en solitario. Ahora tengo 30 años y el buenhijo está a punto de cumplir los 4. Trabajo a jornada completa, por las noches estudio en la universidad a distancia y mi vida social prácticamente ha desaparecido. A veces me siento sobrepasada, pero sigo pensando que la maternidad es la mejor decisión que he tomado en mi vida.

  10. Un post genial, Laura. Mi experiencia: irme 3 semanas de vacaciones a España estas Navidades y decir “una y no más”. Lo del tren, ¡ay! Ida y vuelta. Qué locura. Y sólo tengo una buenahija. Mi aplauso y admiración para los/as que tienen que hacerlo en permanencia. [NB: Aunque estamos algunas malasmadres cuyos buenospadres tienen una facilidad única e inverosímil de entrar en estado “zen”… 🙂 ]

  11. Mi marido es militar y por su trabajo, vivimos lejos de nuestras familias, así que no tenemos ningún tipo de ayuda en ese sentido. Él lleva 9 meses fuera de casa (en este tiempo nos hemos visto 6 findes..) y tenemos una niña de 13 meses… Maternidad en solitario? Ese es mi segundo nombre..! Al final te acostumbras, van pasando los días, las semanas, y aunque es muy cansado, te conviertes en madre todoterreno. Eso sí, el sábado no se perdona: canguro, y de fiesta con las amigas! Hay que desconectar, que si no entre la soledad y el agotamiento, una acaba en un agujero negro!

  12. Desde que me dieron la baja hace un mes, mi vida es así a diario. Las mañanas juntas como lapas pero intentando sacar trabajo adelante con el ordenador y la web, es decir, conciliando. Añádele lavadoras, la casa, la compra, los médicos del embarazo, unido a las rabietas y deseos de la buenahija. Luego toca hacer comida, que se la coma, tratar que duerma media hora de siesta aunque sea, y después empieza la tarde… Juegos, recados, parque, caminata de embarazada, porque cómo no voy a caminar… Y todo peleando cada diez minutos o menos porque mi hija esto no lo quiere, aquello no le apetece, quiere ir disfrazada todo el día de Ana o Elsa, o quiere llevarse media casa para salir a la calle… Y luego falta el baño, otra lucha para entrar y para salir, hacer la cena, que se la cene y esperar a que llegue papá para que al menos le de un beso. Y luego la pelea para que duerma y a esperar a ver qué nos depara la noche… Ay madre! Y encima tengo que oír: “no te quejes, que estás de baja”… No comments! Te comprendo muy bien jefa! Aunque sólo sea por esto, a mi no me compensa separarme, jajaja!

  13. Creo que en cierta parte las madres somos un poco masoquistas.. siempre queremos un momento de relax pero cuando lo tenemos es inevitable no pensar en los buenoshijos. Hace unos años me di el gran lujo de viajar una semana a Egipto con el buenpadre los dos solos, y sí que disfrute mucho.. pero a momentos me sentía hasta culpable de disfrutar sin ellos.. no deje de llamar a la buenaabuela para saber si estaban bien. Y claro q estaban bien!, sólo que me hacía falta oirlo. Pues eso, que relax si, pero a haber quien le decía a mi cerebro que se relaje también. jajaja.. Aunque no me molestaría seguir planeando viajes en solitario y así ir practicando en relajar la cabeza.. aunque dudo que una deje de pensar.. somos mujeres.. nacemos así, pensando en todo y en todos al mismo tiempo.. 😉

  14. Jajaja…justo ahora llevo más de un mes sola con la buenahija intentando no perder el norte (y me queda una semana si hay suerte).
    El buenpadre no suele viajar mucho pero puede ocurrir y además tiene competiciones (relacionadas con su trabajo) y así estoy que vivo sin vivir en mí…
    Se me está haciendo muy cuesta arriba, la casa se me ha desmadrado totalmente y la niña ni te cuento: con sus 3 años y medio que parece una adolescente rebelde…
    Y me siento más sola aún tomando decisiones.
    Me afecta mucho no poder ir al gimnasio ni tener un momento de descanso mental: todo junto agota.
    Ya le he dicho al buenpadre que ni se le ocurra hacer planes solo a la vuelta por la cuenta que le trae…
    Admiro enormemente a las madres o padres que crían a sus hijos solos.

  15. Bueno pues por mucho tiempo pensé que nunca se tendría en cuenta este tema o la verdad no lo escucho mucho, soy madre de un chico de 15 años y una nena de 3 de malospadres diferentes, con mi nena la pequeña decidí en el 2014 emprender mi camino sola como decimos en Colombia, es mejor solo que mal acompañado, recién me separé estuve viviendo con mi madre y ahora hace 2 meses estoy en otra ciudad (sin familia y alguien que me heche una manito, pero bueno ese era el reto si queria independizarme de nuevo) viviendo con mi nena y trabajando independiente como diseñadora gráfica en el poco tiempo que me queda que la verdad es muy poco, por supuesto trabajo en casa toooodo el tiempo levantada muy temprano, y todo lo que implica que la nena a veces no se quiere bañar, no quiere este pantalón, ni este otro, quiere dormir mas tiempo, etc. muchaa paciencia, regreso y me espera el borolo de la mañana cama, cocina,ropa, limpiar la casa etc. porque es un quehacer diario no es negociable, trabajo 2 horas y luego preparar almuerzo, en la tarde trabajo 2 horas otra vez, y bueno luego recojo mi nena al Jardin, de ahí ya el tiempo no es mio, vamos al parque, un juego en la casa, etc… llega la noche, la comida, el baño, los dientes, el cuento y a Dormir, yo me quedo 2 horas mas trabajando, luego a alistar de nuevo todo para el siguiente día… y así. a veces me siento agotada pero mi cerebro parece que ya se acostumbro porque todo es una cuestión de rutinas y hábitos, en lo posible me alimento bien, medito, duermo bien para no sobrecargarme, la fuerza de saber que es por el bienestar de ella y que mi atención es importante para su desarrollo me hace sentir bien, es dar lo mejor aunque así haya dias en que verdaderamente me recuerdan lo sola que me siento en este aspecto, en fin se que no soy la única, y tenemos la fuerza y valentía de ser unas guerreras y caminar de frente ante las circunstancias de la vida.

  16. Bimalamadre de buenosmellizos de 2,5 años, niño y niña, monoparental, sin buenosabuelos ni buenasabuelas ni nadie que eche una manita. Sin poder trabajar porque el cuidado de los peques exije todo mi tiempo, en fin, que vivo sin vivir en mi. Part time entre semana y full time los findes, para mi el mejor día de la semana es el lunes, imagino que es haceis una idea del porqué. Duro no es, es lo siguiente. Así que todas esas malasmadres con buenospadres y buenosabuel@s que os quejàis de que no os ayudan lo suficiente, que no tenéis tiempo para vosotras o que los viajes happy family son agotadores pensad que siempre hay alguien que puede estar peor que vosotras. Ánimos para todas!

  17. no puedes imaginarte lo q se agradece. Yo he criado sola a mi niño desde los 2 años ( ahora tiene 7), y te digo que, cuando dejas de llorar por no tenerlo cada dos fines de semana, hasta disfrutas ( aún lloro en Navidad y algún día veraniego, pero se lleva bien).
    Sobretodo odiaba el momento rutina noche: ducha, cena y cama. Lo q hubiera dado por ser 2.
    Y no poder salir a ningún lado sin él. Nada de tiempo para ti. Pánico a viajar… Pero crecen y vas adaptandote, y él adquiere independencia y hasta el cielo cambia de color!!!.
    Es durete, y más con los sueldos bajos, la no conciliación del Estado y cosas así, pero se puede con todo.
    Un beso a todas y gracias por pensar en nosotras.
    Por cierto, lloré de emoción un día q un amigo vino a hacernos la cena; y eso q solo fue un bocata!!!. Pero fue genial no hacerlo yo todo por una vez.

    1. Como he comentado, me parece de admirar Diana, y también pienso que al final se puede con lo que la vida te ponga por delante. Un abrazo enorme.

  18. Es una locura!!!Yo si volviera a nacer me lo pensaría.Desde que nacen o estan en la barriga no dejas de preocuparte. La preocupación compartida mejor.Admiro a los padres que están solos.Ánimo por ellos y ánimo para las demás.:).Deseando que crezcan o vuelvan a encojer.Todo era más fácil antes 🙂

  19. Buf!, esta situación es muy dura, a todos los niveles económico, emocional, descanso, yo no podría tener a mi chiqui yo sólo con el trabajo! Esas personas son héroes del día a día! Un beso!

  20. Es indescriptible vivir la bimaternidad sola. Mi marido se fue justo al nacer mi segunda hija y de ninguna forma es recomendable asumir la crienza de dos hijas en soledad. Durante 12 años he vivdo como una zombie , sin vida privada, sin ayuda, trabajndo fuera de casa, medio tratando de llegar a todo…. directamente un martirio salvaje. Ahora que son más mayores (12 y 15 años) tengo un respiro y me doy cuenta que es una aberración acometer esto sola.Ni aunque seas una mujer capaz y trabajadora es recomendable perderte la infancia de tus hijas porque estás trabajando absolutamento todo el día y por lo tanto demasiado agotada para jugar, reiterte o acompañarlas. A quien se vea en esa tesitura que busque ayuda hasta debajo de las piedras. Mejor comer mortadela y tenter ayuda doméstica que tratar de dar cosas materiales a tus hijas y no estar presente (Bueno presente si estas pero totalmente anulada como persona). Es la situación más frustrante e inutil con que te puedes encarar. Y la sensación es haber perdido una parte importante de tu vida en ello.

    1. Teresa, no sabes como te comprendo. Justo estoy pasando por lo mismo. Me siento anulada como persona, a veces no tengo ni ganas de seguir adelante con todo. Mi círculo es muy reducido, incluyendo el familiar. Antes tenía pocas amistades pero ahora no tengo ninguna, nadie que me ayude. No puedo trabajar porque me ocupo de los peques en exclusiva y como no trabajo no tengo ingresos para poder pagar ayuda doméstica. Los niños tienen 2,5 años, los 2 primeros fueron un infierno, lo peor que me ha pasado en la vida, superando incluso la muerte de mis padres. Me repele la gente que me dice “no estarás aburrida” o “dan mucho trabajo pero tanta satisfacción”! y a los que únicamente se preocupan por la salud de mis niños sin importarles la mía, sin entender que el hecho de que yo no esté bién repercute en la salud y relación con mis hijos. La total incomprensión a mi familia monoparental, incluso acusándome de que si no trabajo es porqué no quiero. El único consuelo que me queda es que antes de tenerlos viví una buena vida y eso no me lo quita nadie. Actualmente me siento incapaz de tener alguna relación sentimental en el futuro, próximo o lejano. Anulada como la persona que he sido, al 100% dedicada a los niños, sin nada interesante que ofrecer a algúna persona. En fin, hasta que no tengan la edad de los tuyos no creo que vea la luz. Gracias por compartir tus sensaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más