¿Qué quieres encontrar?

60
La retirada del chupete o dedo

La retirada del chupete o dedo

No me digáis que lo de retirar el chupete no tiene miga. Como todo pasa ya no me acuerdo de cuando se lo quitamos a la buenahija1, lo que está claro es que hay que echar mano de una dosis de paciencia extra y un poco de imaginación y, sobre todo, eliminar de la área visual del niño en cuestión todos los chupetes que hemos comprado ‘por si acaso’ y que ya suman más de diez. Para aquellos que habéis pensado que ya es hora de abandonarlo y de que se lo lleve el hada de turno al país de los chupetes. hoy nuestra colaboradora Alejandra Melús nos da las pautas para hacerlo.

fichas-alejandramelus

*Podéis seguir a Alejandra en FacebookTwitter y en su BLOG.

Hoy os vengo a hablar de cómo retirar el chupete o el dedo en los buenoshijos.

1. Retirada del chupete

Cuando se habla del chupete del buenhijo, nos encontramos opiniones para todos los gustos. Hay quien opina que no quiere ni oír hablar del chupete, quien prefiere dárselo nada más nacer, quien tiene claro cuándo, cómo y por qué se lo da y quien prefiere esperar a que el buenhijo se lo quite solo. Como veis hay tantas opiniones como malasmadres en el mundo.

Ya sabéis, que no me gusta afirmar una edad determinada para algo, ya que cada buenhijo lleva sus ritmos y es maduro para unas cosas antes o después que otro. Por ello, lo importante es identificar el momento adecuado para retirar el chupete a nuestro buenhijo, siempre dentro de unos límites de edad más o menos establecidos e intentando no hacerlo junto con otros cambios significativos del niño (llegada de un hermano, cambio de cuna a cama, inicio del colegio…).

Los pediatras no suelen aconsejar ofrecer el chupete al niño antes de que se establezca adecuadamente la lactancia materna, ya que aseguran que puede interferir en ésta. Lo que está claro es que el hecho de succionar, calma al bebé y le da una herramienta de consuelo y seguridad de la que el peque se beneficia y por lo tanto, también su entorno.

Esta herramienta parte del reflejo de succión que tienen los bebés incluso antes de nacer, la cual les hace buscar el alimento, el pecho de su madre, la calma y la cercanía. Esta succión la emplean muchas veces para tranquilizarse y no para alimentarse, por lo tanto al ofrecerles nuestro dedo meñique o un chupete, el bebé se calma al chuparlo por lo que la acción de succión conlleva y desencadena en su cerebro.

Cómo dejar el chupete

El chupete no tiene edad exacta de retirada, pero casi todos los profesionales (logopedas, pediatras, dentistas, odontopediatras…) coinciden en que la edad recomendada de retirada es hacia los dos años, cuando le han salido los dientes de leche al peque, come alimentos sólidos de todo tipo y tiene gran interés por comunicarse a través del lenguaje hablado.

Todo ello se podría ver perjudicado por el uso del chupete, ya que éste a largo plazo puede deformar el paladar, la colocación de los dientes, retrasar el lenguaje del niño o generar problemas en la alimentación.

Esta edad de retirada puede variar si se detectan antes problemas fisiológicos en el niño, como frenillo, problemas en la alimentación, problemas en la dentición u otros, ya que si esto es así debemos retirar el chupete en cuanto un profesional nos lo aconseje.

Y con todo esto no quiero decir que el chupete no deba usarse nunca, sino que tiene su tiempo y su función, como la mayoría de herramientas empleadas en la infancia y, después debe ser retirado de esta forma:

  • Anticipar el proceso: Usaremos el lenguaje y nos basaremos en la comprensión del niño en ese momento. Le explicaremos que ya es mayor (nunca usaremos el término bebé de forma peyorativa, ya que ser bebé no es algo negativo, sino que daremos énfasis al hecho de que ser mayor tiene sus ventajas) y, que por esto vamos a dejar de usar el chupete, porque no nos deja hablar bien, nos puede descolocar los dientes o nos impide cantar. Lo que se os ocurra que pueda motivarle, pero siendo realistas y planteando un cambio de bebé a niño.
  • Sólo se lo ofreceremos en momentos puntuales, como la siesta o la noche, ante una caída o un enfado. Además debemos darle otras herramientas como un muñeco que le acompañe o un gesto de cariño que le consuele y le ayude a empezar a sustituir el chupete.
  • Realizar la retirada: dependiendo de la edad del niño comprenderá mejor o peor este proceso y la explicación que le demos de lo que está sucediendo. Por lo tanto, debemos buscar una historia que comprenda y que le ayude a entender este cambio. Por ejemplo, podemos decirle que este año los Reyes Magos se tienen que llevar nuestro chupete porque se los llevan a los bebés que van a nacer, o podemos echarlo al buzón explicándole que el cartero se lo llevará a los bebés que nazcan; o podemos echarlo juntos simplemente a la basura porque haya comprendido que no debe usarlo más.El niño se sentirá más seguro y comprenderá mejor el proceso si participa en él, por lo tanto es positivo hacerle parte activa y explicarle de forma sencilla y clara lo que sucede.

Ante todo, la retirada debe ser firme, ya que si cada día proponemos un modo o una idea nueva, el niño se sentirá confuso e inseguro.

2. La retirada de la succión del dedo

Tendremos en cuenta que los perjuicios son los mismos que los del chupete, pero con la desventaja de que el chupete se puede quitar y el dedo no puede quitarse de la vista tan fácilmente.

Son varios los estudios que demuestran que chuparse el dedo hasta los 4 años no tiene por qué indicarnos ninguna alteración emocional en el peque, pero a partir de los dos años debemos estar atentos para prevenir que el reflejo de succión que aliviaba o calmaba al niño se convierta en un hábito o una costumbre.

El niño puede chuparse el dedo como respuesta a tres tipos de conducta, en rasgos generales:

  1. Porque calma su inquietud, aburrimiento o nerviosismo con ello. Para ello le ofreceremos otras actividades cuando detectemos que se encuentra en esta situación (un juego, una canción, otra actividad…).
  2. Porque tiene una necesidad emocional. Ante un disgusto, un golpe o un enfado. Por lo tanto, si le ofrecemos un abrazo, un gesto que alivie su sentimiento de angustia o tristeza, que le reconforte y le haga sentirse bien, encontrará otros modos de calmarse por sí mismo y detectar sus necesidades afectivas.
  3. Porque quiere calmarse, dormir o tranquilizarse. El hecho de chuparse el dedo suele ser una rutina en él, ya que le ayuda a conciliar el sueño. Podemos ofrecerle un muñeco o un objeto que le ayude a calmarse, que le sirva como rutina y apoyo a la hora de relajarse.

Muchos especialistas recomiendan vendar el dedo o cubrirlo con alguna sustancia de mal sabor para que el niño rechace el dedo al llevárselo a la boca y no sentirlo igual que siempre.

Bajo mi punto de vista este modo de actuar no contempla tanto las necesidades emocionales del niño, y no respeta su ritmo, por lo que yo recomiendo actuar siendo más constantes en el abandono de la conducta, estando encima del niño y corrigiéndole cada vez que lo necesite, dándole otros refuerzos físicos o emocionales según los necesite en lugar de tapándole o haciéndole rechazar aquello que hasta ahora era su mejor aliado.

3. Adaptación al cambio

Debemos tener en cuenta que el proceso de adaptación puede ser más o menos costoso, dependiendo de cada caso, y si el niño nos demanda atención o se encuentra irritable o enfadado, debemos darle apoyo y consuelo, le acompañaremos y comprenderemos en este paso tan significativo para él.

Podemos ofrecerle un nuevo objeto para calmarse o para dormir (dou-dou, pañuelo de mamá con su olor a colonia, juguete favorito, lo que él elija) y, debemos tener en cuenta que puede haber cambios en el sueño, el carácter, el descanso, ya que puede estar más inquieto, más sensible, etc.; o que por el contrario, puede que se adapte fenomenal y mucho mejor de lo que esperábamos y todo sea más sencillo de lo que nos habíamos planteado en un inicio.

Por último añadir que a veces estos cambios son más significativos para los padres que para los hijos. Quitar el chupete o el dedo es uno de los grandes hitos que nos muestra de manera visual que nuestro bebé se está haciendo mayor y a veces somos nosotros, los adultos, quienes no queremos dejar que nuestro bebé crezca.

Os animo a intentarlo con una predisposición positiva, ya que suele ser más fácil de lo que creemos. Sed conscientes de que si nosotros queremos, podemos y, que todo con buena predisposición es más sencillo. Os lo digo por experiencia propia.

Y vosotras, ¿cómo llevásteis este proceso?, ¿os costó mucho?

suscripcion-newsletter

Han comentado...

  1. Para mi fue bastante fácil. Guarde todos los chupetes k tenía por la casa. Deje uno y le cosi la punta con hilo negro. Cada vez k me lo pedia se lo ofrecía y no lo quería. Hasta en una ocasión lo tiro a la basura y tuve k rescatarlo. A los dos días dejo de pedirlo. Ni dramas ni llantinas, como era él el k no quería…Tenía 27 meses.

  2. A mi buenahija no le costo mucho dejarlo, eso si, yo fuí más bruta que un arado la primera vez, lo reconozco.
    Se me metió entre ceja y ceja que ya era hora de dejar el chupete y así por las buenas, la acosté esa noche sin chupe (la buenahija tenía 2 años y por decisión propia solo usaba chupete para dormir).
    Así que bueno, la hora de dormir más o menos bien, le explique que no había chupete y el sueño hizo lo siguiente, ahora, ¡ay de mí! cuando a las 3 de la mañana empezó la fiesta pidiendo el chupete, y yo que no, y ella que sí, y el buenpadre gritando desde la habitación que a mi nada más se me puede ocurrir hacer las cosas así, la noche no pudo ser de lo más entretenida, no dormimos ninguno de los 3.
    A la mañana siguiente, tras el fracaso de la noche anterior, trace un plan. Primero compre un peluche, luego le rompi el chupete con una tijeras y cuando recogí a la buenahija de la guardería le dije que su chupete se había roto, ella lo vio, se lo intento meter en la boca y succionar y claro, eso no iba.
    Le enseñe el peluche y le dije que tirara el chupete a la basura y que a cambio le daría el peluche para que pudiera dormir con él a la noche, y oye, mano de santo, tiro su chupete a la basura, y a la noche, cuando se volvió a despertar de madrugada pidiendo su chupete, le recordé que lo había tirado ella porque se había roto, y listo, ni un llanto más ^_^
    Creo que lo de romper el chupete no lo recomiendan, pero es que la desesperación hace buscar medidas desesperadas.

    1. Lo importante es buscar soluciones para cada caso y tu además contemplaste el lado emocional ofreciéndole un muñeco a cambio. Es genial! Gracias por compartirlo

  3. Hola,
    En mi caso también funcionó cortar el chupete en flecos. Busqué un momento en que no hubiera otros cambios en la vida del niño. Como ya solo usaba el chupete para dormir, al ir a acostarse lo sacó de debajo de la almohada, al ponérselo y notar que estaba roto lo rechazó y no quiso dormir con él. A la noche siguiente, ni se lo quiso poner al ver que seguía roto. Y así pasó que el propio niño

    1. Cortarlo recto sí, pero en flecos si el peque insiste en metérselo, puede ser peligroso, pero el tuyo lo rechazó completamente! Jeje! Qué fácil! Un abrazo

  4. lo tiró a la basura al día siguiente. Eso sí, durante diez días o asi tardó un poco más en conciliar el sueño y gruñía si se despertaba por la noche.

  5. Os cuento mi caso: mi buenhijo (tiene año y medio) nunca jamás ha querido chupete, y cuando le enseñamos a dormirse en su cuna, le dejamos al lado un peluche de un conejito, para que le hiciese compañía. Y resultó que el chupetearlo le relaja y le tranquiliza. Así que no tenemos chupete pero tenemos un conejo con una pata casi desintegrada (que es la única que chupa) y que necesita para dormir. Ojo, en la guarde duerme sin nada, pero en casa lo necesita. Las profes me dicen que se lo tenemos que quitar, pero yo he dormido toda la vida con un peluche y me pongo en su lugar y me imagino que sin más, cogen un día y me obligan a dormir sin mi oso y me da algo, lo paso fatal. No es sólo que lo chupe, si no que muchas veces le oimos jugar con él hasta que se duerme…eso sí, sólo se lo damos para dormir, y en las siestas del fin de semana.
    ¿Vosotras qué haríais? ¿Es necesario quitárselo?

      1. Muchas gracias Alejandra, me ha encantado tu artículo. Es verdad que también le calma en momentos de frustración, pero se lo damos sólo para dormir porque una vez que está en su poder, ya no hay quien se lo quite, así que al levantarse lo escondemos y lo sacamos sólo para dormir. El otro día se me olvidó esconderlo y cuando lo vio se fue directo a cogerlo, y probé a explicarle que el conejito le hacía compañia para dormir, pero que si lo cogía en ese momento no podríamos seguir jugando con los coches. Y no sé si fue casualidad o que lo entendió,pero se fue directo a sus coches otra vez! Supongo que poco a poco, como tu dices, surgirán otros intereses y lo irá necesitando menos.

  6. Nosotros tenemos ese problema con la buenahija1 pero con su propia lengua, dejo el chupete porque ella asi lo decidió a los 2 años y 20 meses y desde aquella no muestra ninguna necesidad del mismo pero si que durante la noche y sobre todo la segunda parte de ella succiona su lengua igual que un chupete, estamos preocupados porque por lo que me jan dicho se va a deformar la dentadura…como podemos quitarle ese hábito que es subconsciente??? Tiene 4,5 años

  7. En la castañada niños de la guarde le dieron el chupete a la Castañera, nosotros le dijimos a nuestro hijo (de 2 años y 6 meses) que é se lo daría a los Reyes Magos. Él estaba muy apegado al chupete, y desde que se lo dijimos no iba a ningún sitio (menos las 8h de guarde) sin él. Fue muy sorprendente que el mismo se lo diera a los Reyes Magos y sólo lo pidió un par de veces por la tarde de ese día y antes de acostarse, hubo un par de lágrimas pero lo entendió y ya no se ha acordado nunca más.

    1. Por eso mismo añado al final del post que los peques a veces nos sorprenden y lo llevan mejor de lo que esperábamos, incluso mejor que nosotros. Un abrazo

  8. Ainsss, con mi buenhijo1 llegó un momento que solo lo tenía para dormir y entendía que era solo para eso, finalmente un día aprovechando la visita a los abuelos le dijimos que se lo había comido el perro y lo asimiló sin problemas.
    La buenahija2 de 27 meses lo quiere todo el rato, tiene mucha dependencia y cuando no se lo doy para ir dejándoselo solo para dormir me monta unas llantinas, rabietas… de campeonato…creo que aún no está preparada para usarlo solo para dormir y quitárselo completamente antes de que empiece este año el cole (como exigen las profes…) no la veo preparada o… me toma el pelo…que es muy lista…jajaja

    1. A veces no están preparados y otras veces es que no pautamos algo claramente y vamos y venimos sin decidirnos y esto les hace confundirse. Si decidís que ya es el momento, ante una rabieta no debéis ceder, si darle cariño y seguridad pero no el chupete, para que vaya acostumbrándose a lo que le estáis verbalizando. Un abrazo

  9. Pues en esta casa no han querido chupe. Yo se lo ponía, pero tampoco le insistía mucho porque le calmaban más los brazos que un chupe, y si estaba en casa pues teta. Luego la teta ya era comida, para dormir y tal. Y siguió sin demandar chupe. Tenemos alguno por ahí que si cogio cuando estaba con los dientes, pero para morderlo, le aliviaba. Ahora a veces ve uno y lo coge y se lo pone, pero va a hablar (es una cotorrilla en su idioma) y se le cae, porque no está acostumbrado a tenerlo en la boca.

    Lo que dices de, habla y tal, al hijo de una amiga cuando iba a hablar con el chupe en la boca le decía que no le entendía, se lo quitaba y le decía que así si lo entendía. Conmigo si me hacía caso, pero luego estaba la abuela que veía al niño sin chupe y se lo metía en la boca, ya con 2 años largos. Su hija se lo decía, si no le está echando cuentas, para que se lo das.

    Algo que también me choca un poco es eso, que ves a bebés que están calmados sin su chupete en el carro y las madres, abuelas, o quien sea por narices le quieren poner el chupe, si no lo coge será porque no quiere, no le apetece o no lo necesita en ese momento (yo creo que pollito no ha usado chupe también por eso, no le insistimos mucho)

    En cuanto a retiradas de chupe, mi madre me contó que me llevó al medico y este me dijo que como tan mayor y con chupe (tendría unos dos años y medio) y le dije que ya no lo iba a usar. Esa noche para dormir le pedí a mi madre el chupe y me dijo: pero si le dijiste al medico que no lo ibas a usar. A lo que respondí: pero déjame esta noche, que estoy malita…cuando me puse buena, tiramos el chupe y fin. Mi hermana dice que lo lanzó por el balcón al río.

    Ah! Una iniciativa que me parece estupenda es que en imaginarium si llevas un chupe te dan un muñequito para la bañera. Es una buena opción para ir con el peque a llevarlo y que escoja el muñequito.

    Un beso preciosa!

  10. A mi me daba muchos problemas porque mi hijo no respiraba bien y se empeñaba en dormir con el chupete y claro el drama estaba servido.
    Un día, la pediatra me dijo que había que retirarle el chupete ya! Ni corta ni perezosa, cogió unas tijeras y, cuando el buenhijo no estaba mirando, le cortó la punta y empezó a decirle señalando al loro de peluche que tenía colgado: ¡Mira el loro Pepe, se ha comido tu chupete!
    La verdad es que fue una idea genial porque esa noche en la cuna le dije que ese loro ladrón se había llevado TODOS los chupetes de la casa! Y adiós al chupete para siempre!

  11. La buenahija de 25 meses se chupa el dedo, pero vamos, que se lo chupaba ya en la tripa… estamos en proceso de quitárselo porque la verdad, solo se lo chupa cuando tiene sueño, pero claro, ¡¡es desesperante!! Hay veces que pienso que se lo traga del ansia con la que lo chupa… Sigo tus consejos para la lucha que me espera, muchas gracias por el post.
    Un beso desde Valencia.

  12. A mi primer buenhijo le costó muchísimo pero no sé si me costó más a mí ….porque él no quería dejarlo pero menos quería yo que lo dejara…lo relajaba mucho y en momento de locuras se lo enchufamos y relax, sé que está mal pero había veces que era lo único que lo hacía venirse abajo. Después empezaron los cambios Guarderia ,colegio ,primas nuevas ,hermana …. Casa nueva ,cuarto nuevo ,cuando nos dimos cuenta tenía ya los 4 años . Un día el buen padre en una de nuestra intentonas para que lo dejase le dijo que los dientes se le iban a poner como un camello y al buenhijo le hizo mucha gracia así que yo le enseñé una foto en el iPad ………. Y mano de santo el buen padre y yo lloramos de emoción sentimos que se estaba haciendo mayor entendió lo que le queríamos decir , hace solo 4 meses que a dejado el pipo con un hermana de 6 meses al lado con pipo y ni los toca la verdad que nos sentimos muy orgullosos del paso tan grande que ha hecho . Por cierto desde los 6 meses el tiene un muñeco de transición que a día de hoy solo lo usa para dormir y no pretendo quítaselo a no ser que él quería besos a todos

  13. en la guarde iba sin chupete y solo lo usaba para dormirse o cuando se daba alguna torta para relajarse, así que el método fue cada vez q t des un golpe y no lo pidas un punto, cada vez que t duermas sin el otro punto. Acabo cubierto de pegatinas(punto)y todos felices y contentos. La abuela lo llevaba peor 😛

  14. Aquí #malamadre nivel legendario.
    Os cuento: con mi hijo lo intenté de todas las formas posibles y no lo conseguí. Incluso se lo cambiaron los Reyes por una bicicleta y a la semana tuve que llamar a Baltasar al móvil para que trajera el chupete porque aquello era insostenible: se dormía a las 2 de la mañana llorando como un poseso y se despertaba a las 6 llorando como un poseso…
    El caso es que casi con 4 años y después de haber probado TODOS los trucos que me habían dicho y que ninguno funcionara, pasé a algo más hardcore y le eche un pelín de cayena en el chupete y cuando me preguntó le dije que “a los mayores nos pica, por eso los adultos no llevamos”…reconozco que la desesperación actuó por mí, pero funcionó y esa misma tarde ya no lo quiso…

  15. Mi hija de 21 meses solo usa el chupo para dormir o cuando tiene alguna perreta, pero tiene vicio de dedo, si no encuentra el chupo por la noche usa el dedo, me da miedo quitarle el chupo porque sé que utilizará más el dedo, como puedo hacer que deje ambas cosas? Un saludo

    1. Ofreciéndole tu cariño y otro objeto como un muñeco cuando coja una rabieta o tenga necesidad del chupete o el dedo. El problema es que ofrecer un objeto no es tan agobiante pero estar ahí cada vez que necesita sí lo es. Ya que el chupete le proporciona la calma sin casi esfuerzo. Hay que ser muy constantes y tener mucha paciencia. No es cuestión de un día. Animo y paciencia. Un abrazo

  16. Mis dos buenoshijos no han usado chupete, para qué? si tenían los dedos más a mano!!! nunca mejor dicho… Lo curioso es que los dos se han chupado los dedos corazón y anular, y el peke sólo de la mano izquierda… Al mayor se le quitó la costumbre de chuparse los dedos un día que fuimos al dentista, le enseño un Mickey con brackets y le dijo que si seguía chupandose los dedos se los tendría que poner a él. Tenía 22 meses y funcionó. Empleamos esperanzados la misma técnica con el peke, que hoy cumple 4 años, y nada. De hecho yo llevo brackets, y le digo que si sigue, se los tendrán que poner. Ya tiene los dientes para fuera, así que brackets seguro… No sé, digo yo que algún día dejará de hacerlo

    1. Sí. Los dedos suelen deformar más que el chupete y el problema suele estar en el paladar que lo sube con la presión y afecta al sistema respiratorio, ya que oprime la zona nasal y acaba no pidiéndose respirar por la nariz para ser respirador bucal. Es un rollo y muy complicado de eliminar, pero debéis ser firmes para que no llegue más allá. Mucho ánimo

  17. Yo quiero empezar a hacerlo ahora, voy a esperar a mayo, que es su cumple para unirlo a un momento significativo, en el que ella se “hace mayor” para hacerlo. e da bastante miedo porque siempre ha tenido bastantes problemas para dormirse y el chupete le ayuda mucho, pero es inevitable…

  18. Pues mi hija no usa chupete, nunca le ha gustado. Su chupete es mi teta, el trauma será para quitarle el pecho, ya veremos…
    Por cierto, el destete seria un buen tema a tratar. Me gustaría que hablarais un día sobre este tema.

    Besos a todas malasmadres.

    1. Yo estoy en las mismas. Mi hijo tiene 21 meses y acabo de quedarme embarazada, así que se lo quiero quitar antes de que llegue el hermano, con tiempo suficiente para que no lo relacione, pero ni idea de cómo hacerlo.

  19. Buenas, yo estoy temiendo el momento de quitárselo al mio porque tiene 2 años pero también retraso madurativo y hay cosas que no comprende. Decís que hay que explicárselo y no se cómo me las voy a ingeniar para que lo entienda. De todas formas él sólo lo utiliza para dormir así que lo alargare un poco. Un beso.

    1. Hola Gloria,
      una sugerencia, si sólo lo usa para dormir, poco a poco deja de ofrecérselo, si lo pide dáselo, pero si un día se le olvida y duerme sin chupete, montad una fiesta porque es tan mayor que ha dormido solito sin chupete 😉 , y si esa noche lo vuelve a pedir dáselo sin mas, sin chantajes ni nada, no le des importancia, verás como poco a poco y con tranquilidad lo va dejando él solito.

      A nosotros nos funcionó muy bien, fue consejo de su profe, y es verdad lo que nos dijo, así es más natural para ellos, lo viven como un proceso mas, como cuando llega el verano y ya no nos ponemos el abrigo.

      Suerte!

      1. Lo que te proponen me parece genial! Esa técnica se llama no ofrecer pero no negar. Muchas veces se dice lo mismo cuando queremos destetar a un peque. Por eso prueba a hacer lo que te proponen y poco a poco vas viendo. Mis consejos valen para todos los peques, siempre centrándose en sus posibilidades. Si no le ves maduro para ello, puedes esperar un poquito más y vas viendo. Respeta sus tiempos ya que son diferentes.

  20. Hola:

    Nosotros se lo quitamos a nuestro hijo (27 meses) hace exactamente un mes. Seguimos todos los pasos que describes: lo preparamos diciendo que se lo iba a dar al carnaval (su profesora de la guarde, que se disfrazó de carnaval para celebrar esas fiestas) y lo hizo sin problemas. Después de entregarlo pasó dos o tres días buenos, durmiendo las diez u once horas que dormía desde hacía meses, pero desde entonces las noches se han convertido en un infierno: se niega a que nos separemos de él para dormirse y llega a tardar hasta dos horas, nos reclama con insistencia aún después de haberse dormido (se despierta cada diez minutos, yo creo que de la misma ansiedad por saber si estamos, y si nos hemos marchado vuelve a empezar todo el proceso) y si se despierta de madrugada no hay quien vuelva a dormirlo.

    Al principio nos lo tomamos con paciencia, porque creíamos que se estaba adaptando, pero un mes después la situación no solo no mejora sino que parece ir a peor, y su padre y yo ya estamos desesperados, todo el día de mal humor con él y sin pegar ojo.

    Yo ya no sé si tiene relación con el chupete o simplemente es que se ha acostumbrado a llamarnos cada vez que está despierto, pero ya no sabemos qué hacer. ¿Alguna idea?

    1. El desrncadenante sí que es el chupete. Ya que hasta ese momento esto no sucedía. El problema está ahora en que su adaptación sea progresiva y vagais viendo evolución. Ante todo paciencia. Sé que un mes puede parecer una eternidad pero bajo mi punto de vista no es mucho para adaptarse a un cambio tan significativo. Por lo tanto animo y paciencia y dadle el apoyo emocional que necesita en este momento

  21. Hola,

    nosotros no se lo quitamos, simplemente dejamos de ofrecérselo, si lo pedía en un momento determinado, dormir… se le daba, pero nada mas, llegó un día en el que dejamos los dos que quedaban en su mesilla de noche a su alcance, pero no se lo ofrecíamos, y dejó de pedirlo y de usarlo, ella sola decidió que ya era mayor. Alguna mañana se despertó con el en la mano, pero nunca más en la boca. No recuerdo la edad, fue tan natural que no nos dimos cuenta, de pronto un día resulta el chupete ya no se usa y listo. Sin traumas, sin noches sin dormir,…

    Un saludo!

  22. Nos tendremos que empezar pronto… Tiene 30 meses pero hermanito de mes y medio… Cuanto tiempo habría que esperar para que no se junte con llegada del hermano?

    1. Cuando veas que ella no muestra necesidad de atención y tiene llamadas de ésta. Si ves que esta llevándolo bien y que no ha cambiado su conducta, lo antes posible. Sino pues después. Poco a poco

  23. Me van a venir muy bien esos consejos para el buenhijo2 porque con el primero fue algo raro. El pobre cogió una infección en la boca con poco más de dos años cuando ya solo tenía el chupete para dormir y poco más, pero como se le llenó la boca de llagas y ni comia ni nada, pues tampoco soportaba el roce del chupete y esos días estuvo sin el.
    Cuando ya solo le quedaba una llaga en la punta de la lengua lo volvió a pedir pero al metérselo en la boca le dolió así que lo soltó y ya no volvió a pedirlo. Estuvo unos días que le costó un poco más dormirse y ya está

  24. Súper help!!! Súper mala madre por aquí mi niño tiene 4 años y no quiere dejar la mema el chupete lo dejo antes del año porque se lo sacaba para hablar. El tema que a los 2 años dejo de hablar a raíz de una mudanza (luego de infinidad de estudios y con contención volvió hablar a los 3) en todo ese tiempo por consejo de psico no podíamos hacer cambios….si dejo pañales solo pero mema no
    Hoy estoy embarazada de 4 meses y le digo que hay q dejarle la mema al hermanito y nada..tengo un arsenal de vasitos con pico tazas etc y nada. No quiere saber nada y menudo escándalo que arma. Estuve leyendo la chica que puso cayena y si probara algo así??? Gracias

    1. Yo te aconsejaría no mencionar al hermano que viene para quitárselo, porque sino al nacer quizás tenga más celos o sienta que el bebé le ha quitado lo que era suyo. Mejor es tratarlo como su problema.
      Yo intentaría ser firme y quitárselo, anticipale el cambio, ya que parece que le cuestan los cambios y el día que le hayáis dicho, se lo quitáis y ya no hay vuelta a atrás. Es mejor ahora que cuando llegue el bebé, luego todo se junta y es más complicado. Un abrazo y suerte

  25. Mi hija lo usa bastante y eso que hasta los 8 meses no quería chupete. Pero se puso malita una vez, se lo dimos y desde entonces no lo suelta. En la guardería no lo lleva y cuando llega nos lo da sin rechistar para que lo guardemos. Pero en cuanto sale, se pone a pedirlo y no puede dormir sin él (de hecho, se despierta si se le cae y no lo encuentra). Me gustaría quitárselo hacia los dos años, eso es finales de mayo y justo en abril va a nacer la hermanita. ¿Debería esperar por qué ya se estará enfrentando a un gran cambio con el nacimiento del nuevo bebé? Gracias!

    1. Sí. Como comentaba en el post, cambio a cambio mejor. No juntar varias experiencias importantes juntas para poder afrontar cada una a su tiempo. Yo te recomiendo o hacerlo ya ( que es un poco precipitado) o esperar al verano o cuando veas que estará preparada para el cambio. Todo a su tiempo y por unos meses más no sucede nada y más sin tener aún los dos añitos. Paciencia y tranquila que todo va a ir bien

  26. Hola
    Pues yo llevo tres meses para decidirme y me da miedo no dormir y cosas así, la verdad es que no sé cómo hacerlo
    Que puedo hacer ? Gracias

  27. Hola!! Pues yo a mi niña se lo quité el primer dia de colegio,la compre un juguetito y la dije q habia venido el hada de los chupetes y la cambio el chupete x un juguete… Y ni una noche mala! Tuve mucha suerte y ahora la hablas del chupete y me dice yo no e tenido chupete mama!! Ni se acuerda de el… Un saludo!!

  28. Hola,
    Tengo 2 hijas de 7 y 5 años. La pequeña usó chupete hasta los 2.5 años más o menos, nos costó una siesta y una noche y nunca más se supo, fue fácil.
    La mayor se chupa el dedo desde los 2 meses (diría que tengo una ecografía que demuestra que ya se lo chupaba en mi barriga). Nunca quiso chupete. A medida que han pasado los años ha ido haciendo más ceremonioso el tema; sólo lo hace en momentos de relax (para dormir, mientras lee, mira la tele…) al mismo tiempo que se chupa el dedo se acaricia el labio y la nariz con una cinta de raso… pero si no encuentra su lacito lo soluciona con un mechón de su pelo… Le he puesto un calcetín en la mano, guantes… Una noche le vendé ambos pulgares (se chupa el derecho pero le vendé ambos para evitar tentaciones) … pues nada al cabo de unos minutos, cuando ya estaba dormida me la encontré chupándose el dedo índice… le hice una foto y se la mandé a su padre (estaba de viaje) con el texto: “Batalla perdida”. La verdad es que veo imposible quitarle esa manía, es todo uno poner la cabeza en la almohada y dedo a la boca con lacito o mechón acariciando labio y nariz.
    Estoy muy perdida, no sé como ayudarla. Cuando hablamos del tema durante el día me dice que esa noche no lo hará pero claro una cosa es decirlo a primera hora de la mañana jugando o desayunando y otra es cumplirlo cuando se va acercando la noche.
    Alguna vez me he acostado con ella un rato y le he dado la mano hasta que se ha quedado dormida pero la noche es larga y en algún movimiento o despertar nocturno si se ha encontrado el dedo…
    Enfín!! seguiré pensando ideas y algunas nuevas que nos puedan ayudar serán bienvenidas.

    Muchas gracias!

  29. Buenas noches. Referente al retiro del dedo en los niños, es un delito ponerle cinta adhesiva dentro de una estancia infantil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más