Side Area

Luchar por la igualdad es luchar por conciliar

Luchar por la igualdad es luchar por conciliar

Luchar por la igualdad es luchar por conciliar. Luchar por conciliar es luchar por la igualdad. Esto es así y si aún no lo entendemos, o no lo queremos entender, nos queda mucho trabajo por hacer. Pero que ese sea nuestro mayor problema para detenernos.

El lunes fue un gran día para mí. No desde los primeros minutos del día, cuando me desperté con el cuerpo del revés por el virus que me regalaron mis buenashijas por el Día de la Malamadre con todo su amor. Pero sí desde las 6:30 de la mañana que tuvo a bien despertarme La Niña Intensa al grito helado de: “bibi”. Despertarse, organizar la casa, preparar los desayunos, vestirlas, peinarlas, volverlas a peinar, intentar que no se peleen, preparar la merienda, taparse las ojeras a brochazo, sacar del cesto de la plancha la camiseta de “Nacida para luchar”, atusarte los cuatro pelos de loca, dejar al buenpadre al mando y salir derrapando a comerte un atasco hasta llegar hora y media después a tu destino, tras dos paradas técnicas a recoger a dos compañeras de lucha. “¡Qué bonito es Madrid! Ahora entiendo por qué no te gusta la Gran Ciudad, hermana”.

  • Buenos días, ¿qué tal?, nos recibe con una enorme sonrisa la mujer de seguridad del parking de la Asamblea de Madrid. Tanta sonrisa, que pienso por un momento que es irónica o no es a mí, miro para atrás, pero no, es a nosotras. ¿Gran sonrisa un lunes por la mañana? Pues sí, ¡qué importante es la actitud!, me recuerdo a mí misma. Así que yo también me pongo la sonrisa y olvido el bucle mañanero. Porque “hoy va a ser un gran día”.

 

“Invitación a la Comisión de Mujer”

Hace una semanas me llegaba un email con este asunto: “Invitación a la Comisión de Mujer”. Adjunta una carta sellada y firmada por Paloma Adrados, Presidenta de la Asamblea de Madrid, donde me invitaba a comparecer ante la Comisión de Mujer con el fin de presentar el trabajo que venimos desarrollando desde el Club de Malasmadres por la conciliación desde hace más de dos años y bajo el proyecto “Yo No Renuncio” y como Asociación ya, desde octubre del año pasado. Esta invitación venía propuesta por Ciudadanos y Podemos, por Ana Rodríguez y Beatriz Gimeno, sus respectivas portavoces.

¡Wow! es lo primero que me sale de dentro al leer esa carta tan protocolaria. ¡Wow! es lo segundo que me sale después al visualizarme allí presentando un proyecto en el que creo firmemente, en el que Maite Egoscozabal y yo, socióloga del Club, nos hemos dejado el alma. Pero que no sería posible sin el apoyo de todas y cada una de vosotras. Por lo que ¡Wow! otra vez pensando en que no solo cuento nuestro proyecto sino que es el momento de daros voz, de alzar voz y transmitir nuestro sentir, nuestras preocupaciones y la necesidad social de la calle por un problema social como es la conciliación, ese cuento chino que nos creímos y del que derivan muchas consecuencias olvidadas: descenso de la natalidad, renuncia, fuga de talento femenino, estrés, desigualdad, brecha salarial… ¿Sigo?

¿Qué queremos?

En todo este tiempo he tenido la enorme suerte de poder sentarme con todos los partidos políticos. Primero, gracias a la petición en change.org, a finales de 2015, compartí nuestra lucha, que estaba en sus inicios, con los dirigentes de los principales partidos políticos del Gobierno Nacional. Y posteriormente hemos seguido reuniéndonos con ellos, a nivel nacional y autonómico para hacerles llegar nuestros objetivos y estudios. La última vez recuerdo que dentro de nuestra presentación incluí una slide con “¿qué queremos?”. Alguien, no hace mucho, un experto en estas lides, me dijo que a los partidos políticos hay que ponerles sobre la mesa peticiones reales, objetivos a conseguir para que nos tomen en serio. Y yo cuando me pongo seria me pongo MUY seria, así que una de esas peticiones fue: “Presentar en la Comisión de Mujer nuestro proyecto”, entre muchas otras.

Soy menos escéptica, pero no bajo la guardia.

Cuando comencé este proyecto nunca tuve la intención, ni yo ni mi compañera Maite, de pasar al activismo social y político. ¿Quién iba a escucharnos? ¿Qué se nos había perdido ahí? Pero nuestras ganas de luchar, de reivindicar y de impulsar un cambio social nos llevo a ese destino no escrito, pero necesario. Un día, en una entrevista en El País, me preguntaron: “¿qué es lo que más te ha cambiado este proyecto?”. Una pregunta preciosa que nunca me habían hecho. Y una respuesta que ni yo misma me esperaba: “ahora soy menos escéptica”. Gracias a vuestro impulso “Yo No Renuncio” es un proyecto que demuestra la importancia y el poder del Asociacionismo, de los movimientos sociales, del poder de la calle, de la coalición de mujeres luchando por un bien común. Hemos dado pasitos, muy pequeños aún, pero nuestra voz se escucha. Como dijeron en la Comisión: “en tan solo dos años haber conseguido estos pasitos es MUY GRANDE”. Y hoy por primera vez me lo digo a mí misma, a nosotras, a vosotras. Y lo digo con el corazón en la mano, con la responsabilidad que me habéis otorgado, que a veces me paraliza, me obliga a tomar distancia, me revuelve por dentro, pero sobre todo, me hace sentir muy orgullosa de haber alzado la voz un día, haber gritado: “yo he renunciado y no estoy dispuesta a que renunciemos más porque reivindicar no es quejarse y la conciliación es un paso fundamental hacia una igualdad real”.

Y ahora le toca a ellas, mujeres con poder de decisión político a hacer sus deberes, a sentarse a trabajar con nuestra ayuda en definir medidas reales, que necesita la sociedad y que tienen que ser palancas de cambio social. Y a nosotras nos toca también trabajar: educar y concienciar en nuestro círculo más cercano. Porque cada una somos responsables de luchar por la sociedad que queremos.

Quería daros mi opinión sobre las respuestas que me dieron cada una de las diputadas, pero no quiero extenderme y prefiero que vosotras mismas las escuchéis (viendo el vídeo del enlace de abajo). Me encantaría saber en los comentarios vuestra opinión sobre mi comparecencia en la Comisión de Mujer, impresiones, ideas, opiniones, todo construye a poder seguir trabajando unidas en este proyecto que también es vuestro.

Pincha en este enlace para ver mi comparecencia:

http://mediateca.asambleamadrid.es/library/items/

sesion-de-la-comision-de-mujer-2017-05-08?part=1#entry

¡Gracias!

13 Comentarios
  • Gema Martinez Rios

    10 Mayo, 2017 a 8:20 am Responder

    Hola! Me parece que estáis haciendo un gran trabajo, la presentación no ha podido estar mejor, por que es algo que nos afecta a todas de forma muy directa y sin embargo muchas de nosotras no somos conscientes, pero paso a paso, lo conseguiremos, por nosotras, por nuestras hijas, por que lo merecemos y no nos tenemos que conformar con una sociedad patriarcal. Muchas gracias!

  • SARA GRANDA

    10 Mayo, 2017 a 9:05 am Responder

    Hola,

    Yo estoy encantada con vuestra presentación y con vuestra labor, ¡¡nos dais voz!! Por nosotras y por nuestras hijas.
    Aun queda camino pero no bajaremos los brazos. Poco a poco, piedra a piedra, hacemos el camino. ¡Gracias por todo!

  • Verónica

    10 Mayo, 2017 a 11:34 am Responder

    Simplemente enhorabuena!!! Y gracias, gracias por alzar la voz en nombre de todas.

  • Alejandra

    10 Mayo, 2017 a 11:38 am Responder

    Eres grande y eres una valiente. Por ti y por todas nosotras, por lo que representas, porque nuestras niñas (y niños) concilien. Porque los oídos de las primeras no tengan que escuchar frases que nosotras escuchamos, tantas veces que llega un momento en que crees que son normales, y porque de la boca de los segundos jamás JAMÁS salgan esas frases. Porque una pareja es cosa de dos, porque una familia es cosa de todos los miembros que la forman, porque en una empresa valen igual los trabajadores y las trabajadoras, porque todos somos iguales, ni más ni menos.
    Ánimo, Laura, tú eres la voz que se escucha, el rostro que se ve, pero en ti estamos todas, es una enorme responsabilidad la tuya, te adoro sin conocerte porque yo también espero que mi escepticismo siga menguando, por mis hijos, y por mí también.
    Mil besos.

  • monica castro

    10 Mayo, 2017 a 12:20 pm Responder

    ¡Enhorabuena!! Fantástica presentación tanto en ideas como puntos y solicitudes.

    Lástima de escasez de tiempo para pausar la presentación, hubo momentos en que tuve dudas de si te entraba aire :))

    Gracias por el esfuerzo y por darnos valor.

  • Mariano Nieto Navarro

    10 Mayo, 2017 a 12:22 pm Responder

    ¡Aupa Laura! ¡Eres mi heroína! Genial tu implicación y tu lucha por la conciliación y la corresponsabilidad, que es la de tantas (y algunos tantos), y genial tu defensa de los permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles (y pagados al 100%, no hay que olvidar esa tercera condición crucial para que se los tomen los hombres).
    Te admiro por estar creando un movimiento social que además es una empresa (y a mucha honra, nada que objetar) y por saber compaginar y utilizar con mucho equilibrio nuestra doble condición de ciudadnxs y de consumidorxs.
    Respecto del escepticismo… a mí no se me reduce, son demasiados años de buenas palabras de lxs políticxs. Pero, como decía Gramsci, hay que poner el optimismo de la voluntad por delante del pesimismo de la razón. Algo conseguiremos algún día…
    Mucho ánimo y saludos fraternales.

  • Mon

    10 Mayo, 2017 a 12:24 pm Responder

    Me encanta tu voz es la nuestra. Gracias!!!

  • Tere

    10 Mayo, 2017 a 3:04 pm Responder

    ¡Adelante por el activismo! Por no dejarlo, por dar la chapa, por comer la oreja, por ser pesadas hasta acabar con el contrario a base de “perro presa”…
    Ayer me cabreé porque en mi cole solo hay miércoles de una a dos de tutoría, para los padres hablar con los profes. Un solo día, una hora. A mí me supone faltar al trabajo. En infantil aprovechaba los días no laborables míos pero sí lectivos del buenhijo, pero ahora en Primaria hay un solo día asignado. Conclusión, que si el próximo lunes 15 la seño no tiene reunión escolar, me recibe a las seis (y yo se lo agradezco en el alma, a las seis si salgo corriendo del trabajo, llego justito); pero si tiene reunión, naranjas de la China. Y entonces, tendré que pedirle que tengamos una conversación escrita a base de notas en la agenda, otra no me queda…
    ¡Si es que encuentro escollos por todos los lados, por el amor de Dios! Hasta lo más simple se convierte en una lucha a muerte.
    Luego mucho te piden tu email y te mandan notas por wassap del colegio, pero si quieres usar el email de la profesora para comunicarte con ella… ah no, para eso, la agenda o vienes a verla…

  • gloria blanco

    10 Mayo, 2017 a 4:05 pm Responder

    Otro enfoque
    no me gusta nada vuestro blog “yo no renuncio”
    demasiado rosa, demasiado mirando a la galería,
    ya estamos divididas otra vez, ya somos las que renunciamos y las que no , las buenas y las malas, las superheroinas y las que no.
    Me hubiera gustado otro enfoque, más abierto,
    La lucha me gusta mucho, como no ¡¡ pero el yonorenuncio, me parece lo de siempre, compite compite,
    hay renuncias fracasadas, otras obligadas pero hay renuncias también buscadas, hay renuncias necesarias, hay renuncias felices, hay renuncias deseadas, hay tantas renuncias…
    kiss

    • mm

      Laura Baena

      10 Mayo, 2017 a 5:28 pm Responder

      Hola Gloria,
      Quiero pensar que no nos has seguido durante todo el proyecto “Yo No Renuncio” porque no entiendo ese enfoque que ves.
      En la sociedad hay mucho miedo a reconocer la renuncia. Te invito a leer este post: https://clubdemalasmadres.com/alguna-mujer-haya-renunciado-silencio/
      Yo renuncié y renuncié para ser feliz. Que la renuncia a veces lleve a un plan B mucho mejor y te merezca la pena no quiere decir que sea una elección. Ahí la vital diferencia. Queremos luchar porque hay renuncias que no tendríamos que hacer, sino para que el día de mañana podamos elegir.
      Cuando una mujer renuncia a su carrera profesional por no poder compaginar con su vida familiar. Esa renuncia NO es válida.
      Cuando una mujer renuncia a poder buscar trabajo porque no puede pagar una guardería. Esa renuncia NO es válida.
      Te agradezco tu comentario. Pero me gustan las críticas más constructivas que no empiezan con un “no me gusta nada”. Hay que ponerse en la piel de a quien dices eso porque si valoras nuestro esfuerzo, sabrás que eso puede doler.
      Aquí NO dividimos, creo que estás dividiendo tú.
      Gracias!

      • gloria blanco

        11 Mayo, 2017 a 3:30 pm Responder

        Hola Laura ¡¡
        Me expresé muy mal y lo siento.
        El blog si que me gusta lo que no me gusta es el título en cuestión “el yonorenuncio”
        solo esto, solo esto, la lucha me encanta¡¡¡
        Me parece que hacía falta que alguien orquestara la cantidad de mujeres y supongo hombres, que piensan “la conciliación no existe”
        digamos que no me gusta el envoltorio del maravilloso bombón que hay dentro, siento que divide a las que si y a las que no.
        Es sólo una humilde opinión que ni siquiera pretendía ser constructiva y mucho menos molestar ¡¡
        En cualquier caso me disculpo si ofendí, “je suis desolée”.
        He leído tu post y me ha gustado mucho, y te agradezco tu comentario porque al releer el mío veo que resulta muy duro. Algo aprendí hoy.
        buen día
        Gloria

  • Patricia

    10 Mayo, 2017 a 4:33 pm Responder

    Estoy cansada de tener “ese sentimiento de culpa”, cada vez que tengo que salir antes de una reunión, para recoger a mis hijos del colegio. Es una percepción, porque nadie te recrimina nada directamente, pero aún no se está preparado para asumir que somos más que profesionales, que hay más vida que el trabajo y que es responsabilidad de todos el futuro de nuestra sociedad, no solo de nosotras las “malasmadres”.

  • Marta

    10 Mayo, 2017 a 8:33 pm Responder

    Casi no llego!!! Vaya día!!! Solo darte (mientras preparo la cena) la ENHORABUENA y, por supuesto, las GRACIAS!!! Por darnos voz, por poner palabras al sentir de muchas, por promover el respeto, por (en mi caso así es) hacer sentir que formo parte de algo grande, por hacernos hacer historia…
    ?

Comentar

X