¿Qué quieres encontrar?

16
María se está apagando…

María se está apagando…

Sabía que este mensaje llegaría, tarde o temprano y me traspasaría el alma. Llevo meses sintiéndolo cerca, demasiado cerca como cuando sabes que algo inevitable va a pasar pero le das la espalda por miedo a sentirlo. Por eso llevaba días sin preguntarle cómo estaba. No quería encontrarme con esa respuesta. Esperando paciente que ocurriera un milagro y recibir un “estoy recuperada”. Pero María se apaga. Poco a poco se nos va…

Collage de María

El 2 de agosto la sonrisa de María…

Publicación de María

Y la respuesta de María: “Laura es el regalo más bonito de mi vida. Eres extraordinaria, de otro mundo. No imaginas la fuerza que estoy recibiendo de otras Malasmadres y todo es gracias a ti”.

Pero el 19 de octubre, Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, fue la última vez que hablamos, cuando le mandé nuestra camiseta solidaria y María me dijo esto:

pantallazo 1

Se me rompió el alma.

Me dijo que no se rendía. Pero han sido 3 años muy duros de lucha contra un cáncer de mamá, que desapareció, pero volvió a dar la cara en forma de cáncer metastásico, afectando al cerebro. ¡Dichoso cáncer! Siendo María una más de ese 20% que no se cura y que hace tan necesario que se invierta más en investigación.

Vivir con el vacío que nos deja María no va a ser fácil. Pero al mismo tiempo anoche cuando leía nuestras conversaciones de Instagram sentí paz. Una paz que me transmitía ella en cada palabra, en cada mensaje de ánimo que me daba ella a mí cuando yo estaba triste o desanimada. Paz cuando era yo la que le animaba a ella. Porque María vivía más allá del cáncer. Ella se levantaba por las mañana y al rato se cansaba de escuchar “mamaaaaa”, como todas las Malasmadres. Ella vivió el confinamiento con la misma incertidumbre y necesidad de volver a la vida de siempre. Ella sentía la falta de conciliación como su bandera de futuro, pensando ideas que pudieran iluminarnos en esta batalla de no renunciar y se indignaba igual que yo y que tú cuando compartía mensajes de mujeres que sufrían esta falta de apoyo.

Porque cuando el cáncer llega hay algo muy claro la vida continua y la vida de una madre sigue más allá del cáncer, con las mismas preocupaciones, con las mismas tareas y con una capa de superwoman, como siempre, que no vuela.

En los últimos meses no había un día que no pensara en ella porque sus palabras siempre me implicaron y yo me sentía parte de su día a día y de su batalla que no hemos podido ganar.

Rocío, su amiga y seguidora del club desde hace mucho, la acompañó hace ahora un año al evento que hicimos en Zaragoza y ahí ella me conoció a mí y a esta comunidad que la ha acompañado en este camino del último año, en los momentos buenos y en los días complicados, como ella me decía. Y esto es lo que me queda, la tranquilidad de saber que hemos estado con ella, que ella nos ha sentido cerca y que esto que hacemos sirve para más de lo que creemos. Que hemos roto las distancias de las redes sociales para tocarnos sin tocarnos, para sentirnos de verdad.

pantallazo 2

Por eso María siempre estarás aquí. Serás una estrella que me guíe en este duro camino que es la vida, para recordarme que siempre hay motivos para sonreír y creer que es posible. Que hay que seguir luchando contra el cáncer y poner todo nuestro power en ello.

Y la pena no se va, esa se queda también muy dentro de mí, como un vacío hueco, que duele pensando en tus niños. Pero se quedan con tu pareja de viaje, tu marido. Hace unos días me pidió Rocío que te mandara un audio y tu marido me contestó con el mensaje más maravilloso que jamás he recibido. Me dijo que, pese a que ya no respondías, abriste mucho los ojos y sonreíste. Ojalá que me hayas podido escuchar, ojalá que hayas sentido que estamos aquí porque cuando nos encontremos en algún lugar nos daremos ese abrazo que quedó pendiente. Y vendremos a Málaga como tú querías para conocerme. La vida nos devolverá ese tiempo que no llegó.

pantallazo 3

Buen viaje María. No te vas. Tu power siempre estará conmigo, con nosotras.

>> Este post es un homenaje a María con mucho cariño.
>> Gracias Rocío por tanto. Por darme este regalo que es María para mí.
>> Gracias a su familia por querer compartirlo.
No hay C que pueda conmigo

Han comentado...

  1. Menudo jarro de agua fría. Hacía años que no la veía, y de repente me encuentro con esta triste noticia.
    María fue monitora mía en los campamentos. Qué bonitos y buenos momentos nos hacía pasar.
    Parece lo típico, pero es la verdad, María era una persona maravillosa. Nos regalaba su tiempo, nos hacía reír y siempre tenía la sonrisa en la cara.
    Igual han pasado pasado 25 años… pero es que María no se olvida. Siempre en MI CORAZÓN, María ❤️

  2. Ostras me he quedado de piedra… Es paisana mia y me suena muchísimo pero no sé dónde he coincidido con ellos….
    Buen viaje compañera❤️

  3. Ay Laura, ayer justo hablábamos de ella pero no pensaba que estuviera Maria así, despidiéndose con esa mirada tan tierna. Sé que mucha medicina se la habéis dado vosotras. No tengo palabras porque no las hay, sencillamente estamos de paso pero duele mucho, infinito, cuando la vida te lleva antes y con tanto por hacer, aprender, querer y dar. Un fortísimo abrazo y ojalá pronto esté otro mal, tenga cura pronto. Abrazo inmenso para toda su familia

  4. Feliz viaje, María. Siéntete orgullosa de la gran huella que dejaste entre nosotras. Las personas luchadoras siempre dan lecciones de vida. Maldito cáncer. Abrazo fuerte a su familia ❤️

  5. Que dura es esta enfermedad. Hace unos días perdiamos a mi padre, no por el mismo cancer sino por el de pulmon, un año y medio luchando y se fue con 65 años, apunto de jubilarse y empezar a disfrutar con el amor de su vida de la “vida”, no pudo ser. Mucho animo a la familia de María y a la mia, a mi madre que la adoro sobre todo. Y a todas las familias que pasamos por este horror de enfermedad. Un abrazo enorme

  6. María es de esas personas que cuando las conoces te reconcilias con la VIDA. Su sonrisa y esa risa contagiosa que llenaba las habitaciones serán el sonido en el que pensaré cuando diga que ya no puedo más. Ella es una malamadre tan buena, tan buena, que no hacía falta que le pidieras nada para que te lo diera. Sus hijos, su vida, cuando piensen en ella verán a una mujer fuerte, valiente, luchadora, capaz de hacerte un disfraz con un trozo de tela vieja. María, cuando puedas volar alto, no te olvides de pintarte los labios de rojo y sonreírnos por última vez. Y cuando volvamos a vernos, recuerda que eres la madre más estilosa del cole y los alrededores. Te queremos.

  7. Precioso homenaje a María, siempre serás nuestra luz. Qué suerte haberte conocido y poder darte las gracias por enseñarnos tanto. Te quiero María. Siempre en mi corazón💜.

  8. Mis lágrimas van desde los ojos hasta el corazón. Mi familia se ha ido yendo por la misma enfermedad y se lo duro que es ver como se apagan. No me da miedo saber que algún día pasaré por ello, da miedo que la investigación cese, llegue a ese punto donde no encuentren salida. Maria siempre dejará su power, su sonrisa y sus ganas de disfrutar cada segundo. Muchos animos a la familia que tienen que aprender a sobrevivir solo con el recuerdo de sus sonrisas. Mi alma llora por una malamadre que siempre ha sido un ejemplo de positivismo y corage. Nacida para luchar hasta el fin

  9. Mi madre falleció de cancer de mama metastasico en las meninges a los 60 años, dejo a dos hijas de 30 y 34 años y a 4 buenos nietos de 2, 3, 5 y 6 años.
    Ellos saben que la estrella que sale primero por la noche es su buena abuela y le dicen siempre buenasnoches. Es lo unico que nos reconforta su perdida.
    Mucho animo a los familiares de María porque con el tiempo el recuerdo es menos amargo y consigues sonreir al pensar en ella.

  10. Un abrazo enorme a su familia, malamadres una estrella rosa brillante nos ilumina desde el cielo, se llama María una malamadre como tú y como yo.Ciando te falte la energía; para, toma una bocanada grande de aire,respira profundo y mira arriba,allí está tu power.A través del aire que expulsas te conectas con nuestra comunidad la de aquí y la allí.Gracias Laura por compartir

  11. Maldito cáncer, sin conocerla transmite algo muy especial, muy emocionante el mensaje de su marido, ese último mensaje de audio seguro que lo agradeció muchísimo y que respondiera así, es increíble. Ánimo

  12. Te escribo con un nudo en la garganta y con los ojos llenos de lágrimas y te doy las gracias por todo lo que haces por nosotras no sólo profesionalmente sino emocionalmente. Gracias Laura. Feliz viaje María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más