¿Qué quieres encontrar?

1
Cómo la maternidad nos cuelga la etiqueta de ‘Invisibles’

Cómo la maternidad nos cuelga la etiqueta de ‘Invisibles’

La maternidad nos hace invisibles. Más de 67.252 mujeres se destaparon desde la noche del miércoles 12 de febrero para reclamar un cambio en el modelo de sociedad en el que vivimos. Un modelo que nos empuja a la renuncia, que nos invisibiliza cuando somos madres en vez de ponernos en valor, que nos arrincona y nos dice “lo siento, ahora eres madre”.

  • Si aún no has calculado tu grado de invisibilidad entra AQUÍ.
  • Y no dejes de visitar nuestra web lasinvisibles.org

Invisibles en el trabajo, en el hogar y en la sociedad

Las voces de las más de 60.000 mujeres dejaron claro que hay mucho camino por recorrer en la lucha por la conciliación y la igualdad. Las encuestas no venían solas y con cada participación, una historia de invisibilidad, de renuncia, de sentirse solas ante una sociedad que no las respalda… que no respalda la natalidad y que por tanto da la espaldas a su futuro.

El objetivo de la encuesta #SoyInvisible es analizar cómo se sienten las mujeres en el terreno laboral, en cuanto al apoyo familiar que recibe y en el entorno social relacionado con la crianza, poner de manifiesto qué apoyos tienen y qué reclaman.

La voz de las Malasmadres en redes sociales

Historias de mujeres madres y no madres que quisieron serlo y se sienten invisibilizadas 

Las redes sociales respiraron ayer reivindicación contra una situación que sufrimos o hemos sufrido en algún  momento las Malasmadres, mujeres que se convirtieron en madres y vieron cómo se convertían en invisibles y también muchas mujeres que por la precariedad laboral, porque retrasaron la maternidad, por cuestiones de salud o por otro tipo de circunstancias no se pudieron convertir en madres y se sintieron aun más invisibles.

View this post on Instagram

𝟏𝟑𝐅 𝐘𝐎 𝐍𝐎 𝐑𝐄𝐍𝐔𝐍𝐂𝐈𝐎 📣⁣ ¿Ves lo que pone en la camiseta ?Lo sé es complejo, precisamente habla de eso de que no somos invisibles ,las mujeres en este país cuando pensamos en ser madres tenemos que renunciar porque la sociedad y el sistema así lo impone. Dejemos de mirar a otro lado y alcemos la voz 🤜Hoy más que nunca sé de lo que hablo, tengo miedo porque me toca volver a reincorporarme al mundo laboral y solo pensar las preguntas que me van a hacer 👉lo que se va a cuestionar de mi perfil como madre y no como profesional es algo que cuanto menos me parte el alma. Por eso y por mucho más hoy alzo mi voz para gritar alto y fuerte que yo NO RENUNCIO‼️⁣ ⁣ ⁣ Hace 3 años y medio mi vida sufrió un gran golpe, en aquel momento me sentí sola e incomprendida . Pasé por momentos duros donde el desahogo y la culpa he haber vuelto a ser madre pesaba mucho. Laura de @malasmadres volvió a extender la mano con el mismo cariño que lo hizo aquel 15J hace ya 8 años , cuando la conocí por primera vez. Me subió a un atril y me hizo contar mi historia mientras las lágrimas brotaban por la cara. Después de aquello siguió alzando la voz por mí y por todas 💪⁣ Por por eso y porque creo que en este país queda mucho por reivindicar a nivel de materia de igualdad, de conciliación y de visibilidad de la mujer me pienso seguir poniendo esta camiseta y todas las que hagan falta, te guste o no. Y a ti que tanto te duele la palabra "𝘮𝘢𝘭𝘢𝘴𝘮𝘢𝘥𝘳𝘦𝘴" solo te diré qué es cuestión de saber leer más allá porque ni soy mala ,ni soy invisible simplemente soy madre y mujer y reivindico sin sentimiento de culpa y orgullosa de mi lucha feminista💜⁣ ⁣ ☑️Te animo a rellenar el cuestionario y saber tu nivel de invisibilidad entra en👉 http://lasinvisibles.org #soymalamadre #soyinvisible #yonorenuncio #feminismo #maternidadreal #mujeresreales #yomisma #retrato #sororidad #realidad #lavidatalcual

A post shared by Peineta & Pintxos ⚡💃Nerea💃⚡ (@peinetapintxos) on

El compromiso del Gobierno apoyando la campaña

En la tarde del 13F el Gobierno a través de su presidente, Pedro Sánchez, se comprometía mediante un tweet a seguir trabajando para que las condiciones laborales y sociales de las mujeres y madres cambie.

Han comentado...

  1. La vida imposible.

    Ser madre en España es como jugarte la vida (laboral y por lo tanto la económica, la familiar y la personal, q todo va en cascada) a una ruleta rusa con una pistola que en lugar de balas dispara cartas de despido improcedente sin ni siquiera silenciador.
    Y esto se debe a que no hay miedo ni vergüenza (y, por supuesto, tampoco derechos reales que valgan). Ni por parte de la mayoría de las empresas patrias, que expulsan del mercado laboral a toda aquella que ose a la preñez o q intente conciliar, ni por parte de los gobiernos.
    Unos tras otros se ponen de perfil y miran hacia otro lado en cruel connivencia con las empresas.
    A nadie le compensa abrir ese melón, total, al final todo acaba tendiendo milagrosamente al orden por obra y gracia de psicólogos, psiquiatras, nannies (para los más pudientes) y abuelos (para los más afortunados).Ahí le hemos dado. Unos por otros vamos parcheando agujeros por los que se escapa el aire a borbotones. Y la vida. Una vida que, si nos paramos a pensar y somos honestos, resulta absurda e imposible para nosotras.
    Algún día miraremos atrás y nos parecerá una sociedad bárbara.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más