¿Qué quieres encontrar?

57
Nadie ama todos los días, a todas horas. Las madres tampoco.

Nadie ama todos los días, a todas horas. Las madres tampoco.

fichas-laurabaena

Me considero una madre optimista, que sabe sacar lo positivo a cualquier situación, por adversa que parezca en un primer momento. Pero hay días que no. Hay días que la energía no fluye, que se te acumulan los agobios, las preocupaciones, que todo te sale del revés de una manera tal que lo único que te apetece es huir, pero huir de verdad, reencontrarte contigo misma, alejarte de ese día gris y volver a empezar.

Cuando esto me ocurre, lo negativo pasa a un primer plano con tanta fuerza que un pellizco se me clava en el estómago y en ese momento visualizo aquello que puede sacarme de ahí: mis niñas, las buenashijas, la niña intensa y la buenahija1. Llego a casa corriendo con ganas de achucharlas, con la única convicción que solo ellas, con sus sonrisas y sus besos que saben a “todo saldrá bien, mamá”, pueden salvarme de mi desdicha. Cuando me pongo dramática no me gana nadie. ¡Ja!
Pero no es el día.
Las buenashijas no tienen el día o no como yo lo necesito y lo había visualizado en mi mente. Están cansadas, aburridas, con hambre, con sueño… Así todo junto. Y después de un abrazo que intento congelar, el agobio se convierte en un dolor de cabeza intenso, de esos que se te clavan y te apagan lentamente. En ese momento ya sólo puedo aspirar a sobrevivir. La huida no es una opción, no por falta de ganas. Lo único que necesito en ese momento es estar conmigo misma, lejos de todo, en silencio, repensando y saliendo a flote sola.
A duras penas llega a la noche. Se han dormido. “Por fin”, pienso. “¡Qué descanso!”. Ahora ha llegado mi momento. Pero caigo abatida en el sofá. Y sin saber por qué, tampoco ha sido tan mal día a fin de cuentas, empiezo a llorar, como una niña pequeña, sintiéndome culpable de no haberlas amado lo suficiente hoy, de no haber tenido una dosis de paciencia extra, de no haber sabido esperar, escuchar, mimar con la misma intensidad que ayer… De no haber sabido distanciarme de los problemas, dejarlos en la puerta antes de entrar. En ese preciso instante, me gustaría despertarlas, pedirles perdón, pero…
Pero recuerdas esto:
Malasmadres-Amor
Y respiras profundo. Recuerdas que hay días que las cosas son distintas, que la paciencia no aparece y que el amor se aleja.

¿Y esos días, durante esas horas quieres menos a tus hijas? ¿Acaso en esos momentos no lo darías todo por ellas aunque sueñes con huir? ¿Puede que por un momento desees estar sola y eso anule tu amor por ellas? Pues no, no y NO. No hay término medio, la sociedad y la educación aprehendida nos han empujado hacia la creencia de que el amor maternal es sin condiciones, sin bajar la guardia, con la misma intensidad constante cada día, así que o las quieres intensamente a cada minuto de tu existencia o directamente es que “tú no las quieres·” y tendrás que vivir con esa penitencia de por vida. Tú eliges. ¿Eres de las buenas o de las malas?
¿Perdona? ¿Quién eres tú si quiera para insinuar eso? Nadie, ya lo sabía yo.
En esos momentos me gusta recordar esa frase con la que di comienzo al libro de Malasmadres y que tanto significa para mí. Porque sí, despójemonos de la culpa y asumamos que no todos los días amamos con la misma intensidad, que no todos los días las echamos de menos igual, sin indignarnos o sin llorar, que sentir que no puedes más, que necesitas tu espacio y que sólo quieres descansar no significa que seas peor madre. Soy la mejor madre que puedo ser, una mujer real como la de ayer, con los mismos miedos, los mismos sueños y los mismos fallos y aciertos. Una madre real que deja que el caos se apodere de su salón por dos minutos de silencio, una madre real que tira la toalla hoy para mañana volver a intentarlo con más fuerza, una madre real que desea con todas sus fuerzas que empiece el colegio para volver a organizarse, para intentar conciliar y para tener espacio, tiempo y soledad. Madres reales que lo hacen cada día lo mejor posible aunque les fallen las fuerzas, la paciencia y a veces hasta el amor.
Madres reales que gritamos en silencio para que no nos escuchen el lamento por miedo a que esa que se aleja o aquel que nos mira de reojo piense que no queremos a nuestros hijos. Madres “suficientemente” buenas y las mejores madres para ellos, nuestros hijos, que es lo que realmente importa.
Y con eso me basta y me sobra.
Soy malamadre, ¿y qué?

Han comentado...

  1. Así me siento yo!!! El lunes fuimos a la compra y casi mando a la buenahija 1 a un internado (malditos terribles 2!), menos mal al buenpadre, que tiene más paciencia que un santo…
    Gracias Laura por saber expresar lo que muchas no somos capaces!
    Yo soy malamadre 🙂

  2. Gracias, gracias. Después de dos meses en régimen de 24h con la buenahija y su hermano recién nacido, con días (bastantes) de solar en silencio con que alguien se la lleve y la paz vuelva a mi vida al menos durante un ratito, necesitaba una publicación como ésta… Cosas que sabemos pero necesitamos que nos recuerden para que la culpa no nos invada!!

  3. Jajaja!! Eso de sentirse culpable por aveces amar con menos intensidad en esos días de caos me lo conozco y muy bien, yo pienso que aveces este sentimiento hace que después cuando pasa la tormenta de ideas negativas vuelve la claridad y nos damos cuenta que solo es una percepción engañosa que somos estupendas en lo que nos propongamos y sobre todo como mamis. Gracias por hacerme ver que yo no soy la única que de vez en cuando se siente así. Yo tb soy malamadre????

  4. Yo tb me siento as!! El BH1 a sus 3 años es inagotable!! Y lo peor es q ha dejado de hacer siestas!!!????????
    Y el BH2 tiene 1 mes… Asi q no le puedo pedir mucho, pobre!!
    Las ganas de llorar a veces es tremenda… Y hay q tener en cuenta q entre el buenpadre y yo soy la q mas paciencia tiene… Asi q cuando empieza a subir el tono de voz con el BH1 ya empiezan mis nervios!!
    Últimamente bajar a comprar sola es mi momento relax!!
    Yo tb soy malamadre!

  5. Uf, que alivio leer este post.
    Porque el fin de las vacaciones ha conllevado mucho movimiento… Recoger a los buenosmellis de casa de la buenabuela porque la artrosis está de visita, llevarlos a casa de los suegros que te sueltan un “que remedio” cuando les pides el favor (uuuuuffffffff).
    Solo tenía ganas de llorar y de enviarlo todo a la Mier**… Veo el lunes día 12 como la vuelta a la rutina. Por un lado genial, pero por el otro implica el tener que ir todo el día de culo para llegar a ninguna parte.
    En fin… MUCHISIMAS GRACIAS por el post… creo que ya me siento un poco mejor..jejeje.

  6. Gracias. No sentirse sola con estos sentimientos de mierda en días de mierda es de gran ayuda, de verdad.

  7. Que suerte leer esto. Hablas con la gente y parece que no tengan ganas de que vuelva el cole! Yo con dos,24 horas todos los días, d entre 4 y 2 años y sin siestas…me quiero morir. No veo el momento de que se duerman y mi amor se resiente

  8. Felicidades por el post..me lees el pensamiento.Con tres buena hijas que las quiero con locura, pero llega a durar más las vacaciones estivales del cole y me tengo que apuntar a ir al psicólogo. Soy también una malamadre.

  9. Totalmente identificada, soy una mala madre en toda regla y no me invade la culpa cuando mi hija menor de 6 años, se quiere ir con los abuelos y dejo de verla unos dias, para mi paz interior, no calla en todo el dia XD. Pero también me gustaría que hablarias de esa sensación pero con los padres, estamos en esa edad que tenemos la “responsabilidad” sobre los 2 buenos hijos y sobre los 2 mejores padres. Y ya… si le añades enfermedad del gran padre y ingresos hospitalarios ya es el no va más. Deseo que escribais sobre como sobrellevarlo todo, gracias. Un abrazo

  10. Qué bien sentir que no soy la única madre que no siente la maternidad como un idiolio perfecto de amor con sus hijos. Porque eso es lo que me pasa a menudo. No es que no las oiga quejarse del cansancio, y de lo movidos que son sus hijos. Eso, casi todas. Pero no las escucho hablar de ese resentido amor, y de cómo la desmotivación se adueña de ellas con frecuencia. Ni de lo duras que se les hacen las tardes eternas con ellos. Y de los sentimientos encontrados que inundan su cuerpo y hacen aflorar las lágrimas de culpa. Culpa por no tener energía mental para jugar con ellos, y por no saber organizarse mejor. Y diciendo estas palabras, sigo sintiéndome culpable. Porque,en realidad creo que las demás no sentís esto tan duro como yo. Y me siento la peor de las malasmadres. Aunque por lo menos me ha servido para ahorrarme la primera sesión del psiquiatra! 😉

    1. Viky eso de “no tener la energia mental para jugar con ellos y no saber organizarse mejor” es algo que me pasa con frecuencia, lo que escribes me lo comprendo perfecto, mismos sentimientos, no siempre si, como escribe Laura hay dias mejores, pero ha que pesados esos dias que para colmo transcurren lentos…no estas sola y como me dijo una vez una amiga de 80 años que crio a 5 buenoshijos varones…todo pasa, lo dificil es encontrar la belleza dentro del caos…..

  11. Mario tiene 8 meses y medio y es lo mejor que me ha pasado en la vida y podría decir que daría mi vida por el la mayoría del tiempo pero el resto del tiempo me la quitaría yo misma de la manera mas rápida. Soy malamadre total…de un niño intenso con triple de intensidad. Una malamadre que vive a 400km de toda su familia con un malpadre que trabaja todas las horas del día. Una malamadre cuestionada por todos porque lleva a su hijo intenso con triple de intensidad a la guardería aunque yo no trabaje, cuestionada por que le da a su hijo una bendición de la medicina que se llama variargil por que nos hemos llevado 7 meses sin dormir…malamadre por que dejé al hijo intenso a las 6 meses con su malpadre y me fui de despedida de soltera un fin de semana, por que el fin de semana pasado me fui a la boda de la malamiga de la despedida y volví a dejar al niño intenso con su malpadre…en fin…soy malamadre de manual…pero soy feliz así y mi niño intenso también lo es por que tiene una malamadre que lo adora…

  12. cuando entiendes esto, todo fluye… porque somos madres y también amiga, amantes, trabajadoras, soNadoras, hermanas, hijas y tantísimas otras cosas…..

  13. ¡Fantástico post!
    Hay días así, de los que te dan ganas de dimitir de madre, de mujer, de persona y que se pare el mundo que tú te bajas…. lo bueno es que esos días también se acaban.
    😉

  14. Tus post son un alivio para nosatras las que vivimos contra corriente a una sociedad que culpabiliza. Yo tengo dias como esos y me sentia lo peor porque no hacia ni hago como las otras madre. Tengo un buenhijo de 10 años y tengo 28 años y tube claro que mi educacion la que yo queria dar era otra muy distinta a la que me dieron a mi con lo cual, fue por amor a el por lo que fui contracorriente para que el dia de mañana viera a la mujer como mujer y no como exclava de una sociedad y la valorara tal cual es.

  15. Gracias, gracias, gracias. Gracias, gracias, gracias.
    Gracias.
    Gracias, gracias.
    Gracias: gracias y gracias. Mil gracias.

  16. Ay!! Cuántas noches he acabado así en el sofá. Somos así. Nos han hecho creer que podíamos estar siempre al 100% pero no podemos ni nosotras ni nadie! pero eso no significa que los queramos menos. Nadie quiere más a nuestros retoños que nosotras pero uno de mis mejores momentos del día es estirarme en el sofá cuando ya se han dormido y pensar. Ya está! je,je.. Fuera culpas!

  17. Parece que ayer fue un día malo para muchas…..gracias por ayudarme a darle una buena patada en el culo a ese sentimiento de culpa y a la frustración!!!

  18. Un día del pasado enero escucho al buenopadre hablar con un amigo y todo desemboca en “ya no te quiero, llevo años así, pensé que un bebé lo solucionaría, no quiero haceros daño” y una semana más tarde se marcha de casa, dejándome sola con un bebé de 9 meses que no duerme mas de una hora seguida. Después de toda una vida juntos y queriéndole demasiado, me quedo sola. Sólo quiero llorar, hacerme un ovillo e intentar respirar para seguir adelante. Intento centrarme en el niño pero todo me supera. Y bruta de mí el primer mes no se lo conté a nadie, con lo cual no tuve ayuda. Dejé de querer a mi hijo varias veces, muchas. Le pedí perdón llorando mientras le abrazaba fuerte varias veces, muchas. Hoy, varios meses después, leo este post y descargo mi mochila de muuuuchos kilos de culpabilidad que me matan. Y a un mes de firmar el divorcio, quiero pensar que es lo mejor que vamos a hacer por él….. Gracias, gracias, y mil veces gracias……

    1. Ánimo Chiqui. Si él no te quiere es lo mejor para ti. Ya nunca estarás sola porque tienes a tu hijo a tu lado. Aprovecha para desarrollarte, hacer cosas que con el padre no podías, viajar, deporte, estar con amigas. Ahora eres en parte dueña de tu tiempo. Tienes un hijo que es una bendición y quien sabe si todo esto pasa porque hay alguien esperándote en el camino.
      Gracias Laura por lo que nos ayudas

  19. Uff menos mal que leer vuestros post me motivan.
    El día de ayer fue absolutamente devastador.
    Me sentí fatal cuando la paciencia se me agotó, no me sentía así, ni cuando la buenahija era recién nacida.
    Y esta mañana cuando la he visto me moría por abrazarla, que sensación.

  20. Uf, cuánto me siento identificada… estar fuera de tu país, con un marido que está todo el día trabajando y con la única compañía de un bebé de 6 meses es un poco agobiante. Hay días en que me siento tan perdida que no sé cómo volver a ser la de antes. Supongo que es una etapa pero espero que pase pronto.

  21. Gracias Laura por este post, me siento superindentificada y me alegro de que exista este club, porque con él me siento menos rara y además también me río mucho, yo quiero a mi hijo con locura , pero hay ratos …… y eso es así , aunque nos quieran engañar ,no siempre podemos estar ni ser madres perfectas , soy una defensora de ser mamá pero sin excluirte de ser tu misma , con tus espacios , con tus aficiones , con un finde al año con amigas , con una escapada con el buenpadre, no es fácil si no cuentas con ayuda pero de vez en cuando hay que hacerlo porque si no te vuelves loca ( almenos yo jiji) , un beso , aaaa mañana tic tac tic tac vuelve el coleeeeeee!!!!!!

  22. Me encanto tu post, mi tiempo a solas es super corto, ya que soy maestra y mientras mis hijos estan en el cole, yo también. Las tardes, cuentan con tareas y cosas de la casa y también ser esposa… podrás entender! muchas veces la paciencia se acaba! soy malamadre

  23. Divorciada, trabajadora jornada completa, 1:30 de camino al trabajo en transporte publico, trabajo con enfermos mentales, sin familia en 300 km a la redonda…..
    muy mala madre

  24. Para Chiki.
    consejo de una divorciada desde hace 6 años…si tu no estas a gusto contigo misma y con tu vida la frustacion repercutira en la relación con tus hijos y los sentimientos de pensar que son un lastre apareceran una y otra vez y el sentimiento de culpa por ese pensamiento se ara cada vez mas grande.
    Querer a tus hijos no implica olvidarte de ti.Tienen madre y padre.Las madres no hemos hecho un curso secreto para cuidar mejor a los hijos que los padres, no hay escusas solo voluntad.

  25. Como madre de tres niños intensos, ahora ya más mayores, recononozco que cuando eran más pequeños, estando sola con los tres, como muchos días , con la paciencia a menos cero, por una fracción de segundo entendí a aquellas madres que desaparecían y abandonaban a sus hijos, por supuesto no lo hice , pero por una fracción de segundo….llegue a entender a esas madres.
    Animo, los días de tormenta y los días grises se alternan con días soleados y días de viento fresco.

  26. Gracias por tu post,Laura. Tus palabras resumen cómo se siente una malamadre. La culpa me ha llevado a pensar si mi hijo se merece una madre como yo. Desquiciada día sí y día no. Estoy harta de ser sólo madre a los ojos ajenos y ni te cuento de posible futura bimadre(¿a ver si te animas?). Mi hijo no depende de mí para todo tiene padre,familia,profesores,amigos. Soy malamadre

  27. Identificada con vuestros comentarios, adoro a mis hijas pero hay días que lo único que quiero es estar tranquila sin escuchar todo el rato mami, mami, mami….es agotador. Lo peor cuando las acuesto y me empiezo a sentir mal porque no he jugado suficiente con ellas,porque tenía ganas de que se durmieran, porque…. ay la culpa.

  28. Creo que lo voy a imprimir y enmarcar, así cuando tenga un mal día, lo volveré a leer para disipar nubarrones.
    Gracias por ser nuestra voz y sacarnos una sonrisa hasta en los peores momentos 🙂

  29. Es absolutamente imposible amar a todas horas y todos los días y quien diga lo contrario miente y seguramente tenga algún desequilibrio.
    Por supuesto que el amor que se siente por los hijos es infinito, igual de infinito que el que se siente por la pareja, pero los conflictos y el cansancio existen y no pueden taparse como si no existieran.
    Creo que es muy acertado intentar “huir” aguantando el tipo hasta que por fin se duermen y al día siguiente recoger el testigo con energía intentando compensar el día de ayer.
    Esa pretensión de que todo tiene que ser siempre perfecto y feliz me sabe a americanada irreal y lo triste es que aunque lo sepas, es inevitable sentirse mal por no conseguirlo. Supongo que la lectura positiva es que si te sientes mal es porque lo has intentado, y eso nos hace grandes! Seguid así malas madres!

  30. Hola, yo creo que tienes mucha razón también depende de la racha de cada uno o del día de cada unoª pero te entiendo la mía tiene 3 años y está haciendo trastasdas sin parar, no sé si para llamar la atención.. de hecho ahora me está aporreando las teclas mientras escribo…Dios!!! bueno lo dicho depende de las rachas! besos!

  31. Gracias, de verdad, muchas gracias. Guardo el email para sentirme acompañada en los malos momentos.

  32. Justo me sentí así el otro día, el buenpadre no paraba de presionarme diciéndome que el buenhijo1 se estaba portando mal porque lo que necesitaba era que su madre le hiciera más caso, y yo con el peor día de mi vida (embarazada de la tercera buenahija, nauseas por doquier, en medio de una mudanza, preparando la vuelta al colé de los dos buenoshijos, trabajo de 9 a 7, 38 grados en Madrid…). Simplemente le dije que la malamadre también tenía derecho a no estar para nadie algún día! Pero aún así su cara era un poema…soy malamadre y además me reivindico, lo seguiré siendo

  33. Gracias por el post! Sin duda acompaña porque como bien dices está socialmente mal visto no ser súper en todo. Un consejo, yo cada vez consulto y cuento menos y hago más lo que sé que me viene bien para mi paz mental, ejemplo, qué hace buenísimo y mataría por una cervecita en una terraza? Pues meto unos gusanitos y una cerveza con su enfriador en la bolsa del cochecito, me llevo de paseo al BUenhijo de 4 años y al Buenhijo de 1 de paseo y en un sitio tranquilo les doy los gusanitos y yo me tomo mi cerveza discretamente…

  34. Precioso post, muy sincero, gracias por compartirlo. Yo también me he sentido así en algún momento, pero cada vez menos, porque trato de quererme un poco más, que es algo que muchas veces las madres dejamos de hacer… Repartimos tanto amor que se nos olvida guardarnos un poquito para nosotras. Un abrazo y feliz semana.

  35. A mi me gusta mucho mi trabajo. Me exige una dedicación tremenda y hay días que no puedo ver casi a la buenahija. Me siento culpable pero también creo q el dia de mañana le gustará tener una madre que llegó lejos, que no estudio en vano y aprovechó los dones que tenía. Es muy duro y contradictorio el amar profundamente a tu hija pero también a ti misma y pensar que lo mejor para ella es ver a su madre satisfecha. Por eso yo soy tan seguidora de este club y del concepto de conciliación. No quiero echarme a un lado, quiero que se me permita triunfar y estar con mi hija.

  36. Así estoy constantemente sobretodo después del nacimiento de mi segunda hija, con antecedentes de depresión y diagnosticada con depresión post parto. Estoy en modo de supervivencia solo tratando de llegar al final de cada día y sintiéndome culpable por no sé ser la madre de ensueño que veo en las películas en incluso en el grupo de madres del primer grado de mi hija mayor. Extraño ser yo y la falta de tiempo para ser yo es lo que más me cuesta de esta nueva realidad con la llegada de la nueva bebe. Estoy clara que lo que necesito es equilibrio pero no sé cómo llegar a él.

  37. Sincero post , es lo que necesitaba leer hoy Además de esos sentimientos que me desbordan los compartimos muchas madres. Me siento mejor tras leer los comentarios, la culpabilidad pesa ya un poco menos. Mil gracias.

  38. A mi me gusta una frase de Ina May Gaskin: “También es bueno practicar el perdón a una misma. Hay que ser compasiva con una como madre. Nunca se habla del padre perfecto, pero sí de la madre perfecta” .

  39. Gracias por este post, aunque con retraso aporto mi apoyo a ser malamadre … y me siento un poco más comprendida.
    Llevo 7 tristes meses intentando vivir el duelo de mi madre fallecida, y ser feliz por la presencia de mi hija.
    Días y tardes díficiles, donde no sabes donde estas, y todo el mundo quiere hacer cosas para hacerte sentir bien …. no entienden que sólo el paso del tiempo ayuda, y la mejor medicina los abrazos de mi buenahija, a la que a veces no quiero ni ver.
    De nuevo Gracias por el post, después de 7 meses me siento un poco más comprendida

  40. Para mí, los hijos son un regalo que te devuelve a tu interior, a tus vivencias como hija, a todos tus miedos y expectativas para que los trabajes y pongas en su lugar. Nos obliga a abrir los ojos como humanos, con todas nuestras limitaciones y aceptarnos como tales. Son un regalo del presente, te obligan a estar aquí y ahora, y si llegamos a la maternidad con maleta, tenemos más tarea que sólo ser mamá.
    Pero no son ellos, somos nosotras y nuestros ideales y expectativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más