Side Area

Niños de alta demanda

Niños de alta demanda

¿Existen los niños de alta demanda? Hoy en nuestro blog nuestra colaboradora y experta en Atención Temprana, Alejandra Melús, nos aclara todas las dudas en un interesante post donde nos explica cuáles son las características de estos niños, qué necesitan y qué es lo que podemos hacer para poder llevarlo mejor. 

fichas-alejandramelus

*Podéis seguir a Alejandra en FacebookTwitter y en su BLOG.

Quien más y quién menos ha oído hablar de los niños de alta demanda e incluso ha pensado que su buenhij@ era uno de ellos.

Este concepto apareció de la mano del Dr. Sears, quien fue el primero en hablar de High Need Child, lo que se tradujo como niños de alta demanda, aunque la realidad sería algo así como niños de máximos cuidados o necesidades.Pero, ¿qué es un niño de alta demanda? ¿Cuáles son las características?

¿Cómo puedo saber si mi hijo lo es?

La realidad es que nos gusta etiquetar todo y encasillar ciertos comportamientos en un personaje concreto y, aunque puede ser que tu hijo sea de alta demanda, también puede que simplemente sea más activo, más demandante, más sensible o absorbente. El Dr.Sears hace mucho hincapié en esto. Ya que depende del sujeto que valora el comportamiento del niño y no tanto del niño en sí. Lo que para unos puede ser una actitud, para otros puede ser en menor o mayor grado. Ya que la valoración de ciertos aspectos como la intensidad, la sensibilidad o lo absorbente que es un niño, es totalmente subjetiva.

Antes de nada debemos saber:

  1. Al describir estas características tratamos de ser imparciales, meramente descriptivos. No son características negativas o positivas del niño, simplemente cualidades de éste. Dejemos el dichoso sentimiento de culpa a un lado.
  2. Nuestras expectativas como padres, puede que no sean realistas, y que nos hayamos creído eso que nos contaron de que los bebés son comer y dormir, y no. La realidad está muy alejada de todo eso, ¿verdad?
  3. Todos los niños son demandantes. Unos más y otros menos. Pero todos necesitan de nosotros 24 horas al día, al menos en los primeros meses de vida, y más tarde irá dependiendo de cada caso.
  4. Muchos niños puede que cumplen alguna de las 12 características que describe Sears, pero el término como tal, se refiere a aquellos que cumplan prácticamente la totalidad de ellas.

ninos-alta-demanda

 ¿Cuáles son las características?

  • Son muy intensos. Es algo que describen sus padres con frecuencia. Son niños con una intensidad emocional desmesurada; que expresan todo de forma extrema, tanto la alegría como el enfado o la pena. Niños que viven todo con entusiasmo y pasión. A los que les cuesta parar y estar quietos.
  • Son demandantes. Necesitan atención continua. Todo es poco y siempre quieren más. Llevado a todos los campos: cariño, afecto, tiempo, dedicación, atención…
  • Son impredecibles. Lo que funciona hoy puede que mañana no nos sirva, es decir, a veces puede que sirva un método para comer, dormir, calmarse o incluso para jugar, pero mañana mismo puede que esto mismo no funcione.
  • Tienen gran sensibilidad, tanto a nivel físico como a nivel emocional. Perciben cualquier estímulo, cambio o emoción. Necesitan que el entorno cuide y ponga atención en esa sensibilidad. Los ruidos, los estímulos y el entorno pueden suponer un gran reto para ellos. Del mismo modo que las emociones son intensas y así lo manifiestan.
  • Muestran gran necesidad de contacto físico. Necesitan que les cojan, les duerman en brazos, les pongan al pecho, duerman con ellos, les den cariño, les cojan de la mano, sentir el cuerpo del otro… El Dr. Sears lo describe como que es imposible dejar de sostenerles. Tienen la necesidad de estar cerca del adulto, de forma habitual suele ser de su madre.
  • Son hiperactivos, es decir, de actividad excesiva e ininterrumpida. Están siempre en alerta, expectantes, con el tono muscular alto (hipertónicos), como si fueran a realizar algo, “siempre preparados para la acción”.
  • Son absorbentes. Quienes lo viven lo describen como niños que parecen no parar nunca, que absorben la energía de los demás y siempre necesitan más y más.
  • Se alimentan frecuentemente. El acto de ser alimentado les produce calma y tranquilidad. Muchas veces no es la necesidad de alimento, sino de succión o calma, de sentir contacto y atención. Todo el proceso que conlleva les hace sentir confort.
  • Se dan despertares frecuentes. A pesar de su actividad continua no necesitan dormir demasiado. Además se despiertan frecuentemente en la noche o hacen siestas cortas.
  • Se muestran insatisfechos. La sensación que transmiten es de insatisfacción. Parece que por más que peleemos por llegar a todo, nunca están conformes. No nos culpemos de ello, no hay que buscar culpables.
  • No saben calmarse solos. Necesitan del otro para tranquilizarse, dormir, tener momentos de calma y relax. Les cuesta contenerse y autorregularse.
  • Son muy sensibles a la separación. Muestran angustia ante el momento de separación de sus padres, aunque se trate de otros cuidadores conocidos. A pesar de que vaya pasando el tiempo esto no cambia y puede incluso intensificarse.

ninos de-alta-demanda

¿Qué podemos hacer para llevarlo mejor?

  • Lo primero debe ser asumir la realidad que tenemos. Y asumir no es sólo etiquetar, sino integrar lo que nos está sucediendo y lo que nuestro hijo es. Puede resultar complicado, pero es lo que nos va a permitir avanzar a todos y seguir en una dirección correcta.
  • Acompañar en el plano emocional, dando afecto, expresando nuestras emociones y trabajándolas. Es importante que hablemos, compartamos, verbalicemos y dediquemos tiempo al aspecto emocional.
  • Responder a las demandas le generará mayor seguridad y calma. Por lo contrario a lo que se suele creer, es mejor responder a las llamadas de nuestro hijo, ya que no son un capricho o un antojo, sino que son sus necesidades y parten de su forma de ser; de su yo.
  • Establecer una rutina y una base segura le dará herramientas para anticipar situaciones y comportamientos ante ciertas preguntas o cuestiones. Si ofrecemos la misma respuesta una vez tras otra, transmitiremos la seguridad que necesita en cada caso.
  • Mostrarnos calmados y seguros ante sus inseguridades o actitudes desconcertantes. Nuestra calma puede ser una guía para ellos. Ya sabemos que los niños son reflejos de sus padres, y los niños de alta demanda no son menos.
  • Emplear la paciencia como principal arma. Soy consciente de que esto nos cuesta a todos, ya que es imposible ser pacientes a todas horas, pero debemos aprender a gestionar las rabietas, las demandas, los llantos, la falta de sueño o su comportamiento absorbente. Puede ser una buena ayuda practicar deporte, hacer yoga o pilates o dedicarnos unas horas a nosotros mismos para realizar algo que nos haga desconectar y nos permita coger fuerzas.
  • Una predisposición y una actitud positiva son buenos aliados, tanto para las familias con un hijo con alta demanda como para las que no. Pero en este caso más aún. Si nos enfrentamos con positividad y sin anticiparnos a las situaciones, daremos cada día nuevas oportunidades de cambio y mejora.

¿Esta situación pasará?

Por un lado, los bebés de alta demanda seguirán siendo niños, adolescentes y adultos de alta demanda, pero por otro, estas características pueden ir suavizándose o evolucionando en otras nuevas. Como por ejemplo, la testarudez se convertirá en perseverancia, la necesidad de compañía en empatía hacia el otro, la intensidad en constancia y así una suma de habilidades que harán de sí mismo un adulto lleno de cualidades.

Finalmente, ¿podríamos decir que son niños que padecen una enfermedad?

No. No sólo no son niños enfermos, sino que son niños despiertos, considerados como muy inteligentes, que perciben con sus sentidos más que el resto de la mayoría de la población, que necesitan más contacto, atención, disponibilidad y paciencia por parte de su entorno.

Por todo ello, no se trata de criticar su comportamiento y enumerar quejas, sino de describirles tal y como son, sin pensar en estas características como algo negativo, sino más bien como algo que nos ayude a comprender su forma de ser, para poder acompañarles, dar respuesta y seguridad en su crianza y educación.

Y ante todo, como siempre me gusta recordar a la familias que trato a diario, debemos pensar que lo que sembremos hoy será lo que recojamos mañana, ¿no creéis?

Y tú, ¿habías oído hablar de este término? ¿Tienes un hijo de alta demanda?

banner-blog-suscripcion-newsletter-1

70 Comentarios
  • Ana

    10 Febrero, 2017 a 7:12 am Responder

    Gracias Alejandra por hablar de este tipo de niños. Conozco a los niños de alta demanda porque el mío es uno de ellos. El principal problema qué encontramos mi marido y yo fue la aceptación de esta “diferencia” y con ello poder entenderle más fácilmente a é!.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:42 pm Responder

      El proceso de aceptación es complejo, porque implica muchas cosas. Por eso es normal que cueste dar el paso, pero una vez hecho es más sencillo actuar. Gracias Ana por tu comentario.

    • Alba Perez De Sarrio

      23 Febrero, 2017 a 7:07 am Responder

      Mi niño tambien es asi. Es agotador per he de decir que aprende muy rapido y cada dia me sorprende con algo nuevo. Aprende y usa palabras con sólo escucharlas una vez. Eso si necesidad de contacto mimos juego conmigo etc… Todo el dia y todas las horas que estoy en casa

  • María

    10 Febrero, 2017 a 7:58 am Responder

    Yo tengo una!!!
    Cansar cansa… Pero no puedo parar de observarla, me da que son personitas muy muy interesantes.
    Me ha costado aceptarlo, pero reconozco que eso es precisamente lo difícil, aceptarlo. Una vez hecho, no es para tanto, lo llevo haciendo un año. Y cuando llega la persona de turno (me flipa que las opiniones y críticas vengan más de mujeres que de hombres), entre sí-sí-lo-que-tú-digas o “infórmate acerca de….”, lo tengo solucionado.
    Muchas gracias

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:45 pm Responder

      María qué verdad tan grande! A veces lo difícil no es llevarlo es enfrentarse al mundo. Que lo de no opinar nos cuesta mucho. Pero veo que lo tienes bien manejado jeje
      Un fuerte abrazo

  • Laura

    10 Febrero, 2017 a 8:51 am Responder

    Buenos dias.

    Alejandra, muchas gracias por este post. Me siento muy identificada. En mi caso se cumplen todas las características excepto 2 de ellas.

    Tomo nota de lo que podemos hacer para llevarlo mejor.

    Un saludo.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:46 pm Responder

      Gracias a ti Laura. Es un placer poder tocar temas que os preocupan y sobre todo que tiene que ver con nuestros hijos. Un abrazo y para lo que necesites

  • paula

    10 Febrero, 2017 a 9:43 am Responder

    Yo no sé si mi buenahija lo es, pero absorbente lo es y mucho, y ya va para 3 años!!!!!!!!!! Al principio me parecía normal….pero ahoraaaa???? El caso es que yo no la privo de esa necesidad, por mucho que me digan que la tendría que dejar que ella se entretuviera sola, que si la estoy malcriando, que si tal, que si cual……y yo acabe cada día agotada no, lo siguiente….supongo que todo son etapas y cada niñ@ es como es…..no había oido hablar de ello, por eso me ha parecido muy interesante este post.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:48 pm Responder

      Muchísimas gracias. Dicen que hay también niños que son muy demandantes pero que tienen padres muy responsivos. Es decir, que responden a sus demandas porque disfrutan haciéndolo y no quieren hacerlo de otro modo. Eso debe ser vosotros queráis.
      Gracias por tus palabras

  • Ana Isabel

    10 Febrero, 2017 a 11:47 am Responder

    ¡¡Hola!!

    Yo soy una de las madres que pidió que se comentara este tema, así que os agradezco mucho que lo hayáis hecho. Mi hijo tiene tres años y es AD. Es muy complicado continuar teniendo paciencia cuando llevas toda su “corta” vida (porque a mí a veces se me hace larga) enfrentándote a exigencias, intensidad emocional que se traduce en varias rabietas al día y una sensibilidad a lo que sucede a su alrededor que, aunque a veces es preciosa, también facilita que entienda muy rápidamente como “darte donde te duele” y sea capaz de hacerte bastante daño. Sí, hay que asumirlo, pero también se necesita un apoyo y una comprensión a nuestro alrededor que brillan totalmente por su ausencia.

    ¡Gracias!

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:50 pm Responder

      Sí, lo comentaba con otra lectora. Que es complicado gestionar el entorno y la opinión constante del resto. El mismo Dr Sears decía que quien niegue que haya niños de AD es porque no tiene uno. Así que ahí lo dejo no?
      Un fuerte abrazo

  • Angela

    10 Febrero, 2017 a 11:51 am Responder

    Upf! 8 años tiene ya el buenhijo y vengo ahora a descubrir es un niño de alta demanda… Nunca es tarde…
    Cierto es que lo que mas cuesta es la paciencia y a veces, aceptar los consejos de la buenafamilia.
    Ahora que gusto ver esa energia, esa alegría, y esa inteligencia a raudales que desborda…
    Muchas gracias por compartir con nosotras tantos descubrimientos de malasmadres.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:53 pm Responder

      Gracias a ti. Parece que sí es algo más habitual de lo que pensamos y mirar los aspectos de modo positivo, como haces tu, me parece la mejor opción.
      Porque sí, son niños con energía, predisposición, ganas de comerse el mundo y persistentes en aquello que desean. Hay que emplearlo en beneficio, verdad?
      Un abrazo

  • Ana Isabel

    10 Febrero, 2017 a 12:36 pm Responder

    Gracias, alucinaba leyendo porque mi hijo de cinco años, coincide en todos los aspectos que ibas mencionando. Cuando he leído la palabra “intenso” es lo que mejor define a mi hijo, agotador para mi y a veces incluso creo que él se agota de si mismo. Por mi parte hemos necesitado ayuda de un psicólogo que nos va dando pautas y nos ayudad en el día a día. Por otra parte, siento a mi hijo muy especial, intuitivo, inteligente, sensible, es alucinante como huele todo, observador… Complicado el día a día, si mucho la verdad, pero le adoro.
    Muchas gracias

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:55 pm Responder

      Gracias a ti por comentar tu caso.
      Está claro que no es sencillo de gestionar y me parece genial que hayas buscado y encontrado ayuda para beneficio de ambos.
      Un abrazo

  • ROSA MUNDO

    10 Febrero, 2017 a 12:43 pm Responder

    Hola a todas! Gracias Alejandra.
    El carácter y hábitos de mi hijo coinciden con las características que has mencionado, no obstante, también tiene algún síntoma común a un asperger, como la falta de empatía, la literalidad, su vocabulario y manera de expresarse similar a la de un adulto, y alguna otra. No sé si por esto se podría considerar niño de alta demanda o por tener además otra sintomatología en la conducta, está dentro de otro diagnóstico, pero al compartir las características que se mencionan, he pensado que me podéis ayudar con alguna pauta que os haya funcionado. Yo he he aprendido es que es diferente y sus demandas también lo son, pero a veces siento que no hago suficiente por él. Lo que me preocupa ahora es que ser tan “movido” es difícil que se concentre por mucho tiempo en una actividad y ahora está en primaria, tiene que ir aprendiendo a ello. Me llaman la atención a menudo en el colegio.
    No sé si alguna puede darme algún consejo de cómo ayudarle para que poco a poco adquiera este hábito. Os lo agradecería.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 3:59 pm Responder

      Hola Rosa. Es complicado poder darte una respuesta por aquí, sin conocer a tu hijo, y sin haberle visto.
      No sería profesional por mi parte darte unas pautas generales que quizás a tu hijo no le funcionen.
      Lo mejor es que me escribas por mail a Alejandra.melus86@gmail.com y si quieres hablamos tranquilamente. Un saludo

  • Carolina Soto Arcos

    10 Febrero, 2017 a 12:50 pm Responder

    Y cuándo uno se da Cuenta de eso?
    Tengo un hijo de 10 meses y cumple con todas las características.
    Todosme dicen…. Uyyyy pero que niño más activo….
    Yo digo prefiero eso que un hijo zombie….
    Saludos desde Chile

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 4:02 pm Responder

      Guau desde Chile!
      Decirte que los niños de por sí son activos y demandantes como digo en el post. Lo habitual es su energía y actividad incansable pero los niños de alta demanda van más allá
      Un abrazo

  • Ana K.

    10 Febrero, 2017 a 1:31 pm Responder

    Hola Alejandra!!! Qué interesante que escribas sobre esto porque se pregunta mucho… Tengo que decir que soy un poco escéptica sobre este “nuevo nombre”. Pero estoy de acuerdo contigo en que más allá de una etiqueta está cada niño… cuando escuchamos sus necesidades, paramos, somos más tolerantes, nos armamos de paciencia, predisposición y actitud positiva, los niños mejoran con gran rapidez… Un beso!!

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 4:08 pm Responder

      Para nosotras como profesionales, muchas veces la etiqueta o el diagnóstico no es tan necesario, pero para las familias y los padres es indispensable. Esa tranquilidad que sienten al tener una etiqueta y un grupo al que unirse y asemejarse es inigualable. No crees?
      Un beso fuerte!

  • Sandra gonzalez

    10 Febrero, 2017 a 1:35 pm Responder

    Cuando al mes de dar a luz la pediatra me dijo que mi bebé era un BEBÉ DE ALTA DEMANDA, me asusté un poquito. Busque información y vi que no me quedaba otra que resignarme, respirar hondo y hacerme a la idea que dormir del tirón(y muchas otras cosas más) no lo iba a conseguir a corto plazo. Lo asumimos el buenpadre y yo y así llevamos 13 meses, con días buenos y días no tanto. Lo peor es la falta de comprensión por parte de la gente, esa que piensa que eres una exagerada, que no puede ser para tanto, que inventas las mitad de las cosas… Te hacen sentir mal, y decides no comentar más con nadie que pregunte porque para qué. El buenpadre y yo somos los únicos que nos apoyamos y con quién puedes desahogarte sin juzgarte y sin prejuicios.HASTA ESTE MOMENTO. GRA-CIAS INFINITAS.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 4:08 pm Responder

      Muchísimas gracias Sandra.
      Qué complicado y qué injusto es que teniendo que ocuparte de la educación de tu hijo, tengas que estar preocupándote de la gente y el entorno.
      Lo mejor es seleccionar con quién, cómo y cuándo contar algo, ya que a veces no merece la pena.
      Un abrazo

  • LaCestitadelBebe

    10 Febrero, 2017 a 2:14 pm Responder

    Gracias por tratar este delicado tema, yo creo que mi peque si es así, cumple todos los requisitos… :C…. gracias por los consejos, y la paciencia! la santa paciencia! Besos

    Anabel

  • Helena Oses

    10 Febrero, 2017 a 2:21 pm Responder

    Pues yo tengo 2. Mis dos hijos fueron claramente niños pequeños de alta demanda y su infancia fue realmente agotadora. Ahora son dos niños de 8 y 10 años inteligentes, muy activos, críticos, sensibles… Vamos q siguen igual pero más mayores. Jajajaja.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 4:12 pm Responder

      Jajaja. Qué bueno! Pues es un ejemplo para aquellos que acaben de darse cuenta, no?
      Un abrazo

  • Paula G

    10 Febrero, 2017 a 3:23 pm Responder

    Pues mucha gente me dice q mi hija puede ser superdotada y la mayoría que es hiperactiva, las dos cosas me molestan por q me parece muy pequeña para ponerle una etiqueta aunque me doy cuenta de que es MUY INTENSA.
    Gracias a este artículo veo que por mucho q no me gusten las etiquetas, ella es de alta demanda seguro seguro

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 4:14 pm Responder

      Muchas veces la alta demanda se confunde con altas capacidades y puede ser así. Hay muchos peques que muestran criterios muy parecidos, pero yo creo que hasta que no cumplen 6 años o más, no podemos poner la etiqueta de altas capacidades. Hay que ir despacio y trabajar más con lo que vemos que con los diagnósticos.
      Animo y un abrazo

  • Cristina Esteve

    10 Febrero, 2017 a 3:46 pm Responder

    Gracias por este post. Me ha resultado súper interesante leerlo ya que pone palabras a lo que he estado sintiendo todo este tiempo. Mi hija tiene ya 5 años, y está un poquito (un poquito sólo, eh?) más calmada, pero me he agotado mucho todo este tiempo. Leía blogs de educación, comentaba con las amigas, llevé a mi hija a una psicóloga, pero nada de ello me servía porque sólo eran consejos “de manual” que estarán bien para niños “zen”, pero que a mi no me servían “de un carajo” y sólo conseguían frustrarme e indignarme más porque lo intentaba y no funcionaba.
    Lo que convirtió mi frustración y rabia en alegría y al fin goze de la maternidad fue el consejo n.1 que das, que es aceptarla tal y como es, o “esto es lo que hay, acéptalo ya y disfruta”. Lo hice, al tener ella como 3 años y medio, y empecé a pasar de todos los consejos que me daban las amigas, la suegra, la abuela, y toda esta peña del coaching barato de la maternidad. Yo a lo mío y mi hija también. Sin comparaciones, sin agobios, sin estrés. Arriba las malas madres!!!

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 4:18 pm Responder

      Cristina cómo me ha gustado tu comentario. Porque se aprecia todo el camino que lleváis andado y da luz a muchas familias que quizás estén como tú estabas hace unos años.
      Qué bien que finalmente pidieras aceptar y seguir.
      Un abrazo y muchas gracias

  • Esta casa es la comedia

    10 Febrero, 2017 a 4:48 pm Responder

    Muy interesante. Enhorabuena por el post. No podría decir si el buenhijo1 es AD (tengo dos, los protas de mi blog) o no, pero sí puedo asegurar q intenso es un rato. Igual q lo fui yo en su día. En aquellos tiempos antes de la AD lo q tenias por hijo era “un demonio”, y tan campantes todos. Eso sí q era etiquetar!
    Aquel demonio insoportable, enrabietado y lloroso, evolucionó a la adulta lista, responsable, molona y feliz (y modesta…) qué soy hoy. Hago hincapié en el párrafo del final donde la testarudez pasa a perseverancia, la sensibilidad a empatía, etc.etc. Creo q es así. Es más, añadiría q ese sentimiento infantil de ser el centro del mundo, aún llevado al extremo como en la AD, puede derivar en un saludable “ojito conmigo”, muy necesario en la vida adulta. Por propia experiencia. Eso sí, ex ADs del mundo, ireconoced y disculpaos con vuestras madres! Ahora q estoy en su zapatos entiendo hasta q punto se ganó el cielo conmigo. Ojalá estuviera a tiempo de decírselo! Un abrazo

  • Karina

    10 Febrero, 2017 a 5:00 pm Responder

    Hola, yo tengo una de 3 años y medio y aunque entiendo y acepto su carácter admito que no puedo evitar seguirme agobiada cuando paso muchas noches sin dormir ?
    Y también que he llegado a ser agresiva con ella cuando estoy al límite de mis fuerzas.
    Me parece muy duro estar siempre en una actitud empatica todo el tiempo, difícil difícil

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 7:55 pm Responder

      Hola Karina. En este caso te aconsejo ayuda profesional. Quizás necesites algunas pautas concretas que os ayuden a tener un ambiente más tranquilo y agradable. Animo y paciencia, que se que no es fácil. Un abrazo

  • yahaira Cadogan

    10 Febrero, 2017 a 8:16 pm Responder

    Este articulo esta muy interesante y lo que mas me gusta es la parte de que todos los niños son demandantes, Gracias por los consejos de emplear la Paciencia y mostrasnos Calmados.

    • Alejandra Melús

      10 Febrero, 2017 a 10:32 pm Responder

      Muchas gracias. Un placer poder ayudar con pequeños consejos. Un abrazo

  • Icíar

    10 Febrero, 2017 a 9:52 pm Responder

    ¡Qué buen post! He leído y releído sobre el tema bastante tiempo. Me gustaría proponer, aunque no sé si este es el lugar, un post sobre las altas capacidades, que algo has mencionado en algún comentario.

    Un abrazo

  • Madre Freak

    10 Febrero, 2017 a 10:30 pm Responder

    Mi hija es alta demanda. Si, y que?
    Realmente te das cuenta desde el minuto cero, cuando todo el mundo disfruta de sus bebitos durmientes y tu llevas a cuestas a la tuya,q no soporta el carrito y va siempre con los ojos abiertos o pidiendo pecho….pero dormir nada.
    Ahora q tiene 18 meses veo que es diferente a los demás, es muy divertida, resolutiva, expresiva y sobretodo muy alegre o todo lo contrario. Busca estímulos fuera de su edad y compañía del adulto (los peques de su edad no le interesan). Me han comentado que podría tratarse de una precocidad o altas capacidades, pero ya se verá.
    Ante todo, como defiende el artículo, lo primero es aceptar que tenemos hijos “más intensos” y saber que no se es peor madre por simplemente darles lo que necesitan.
    Un saludo!

  • Silvia

    11 Febrero, 2017 a 10:53 am Responder

    Yo también tengo una hija AD, ya tiene 3 años y medio y sigue demandando igual que cuándo era un bebe. Leyendo el articulo y los comentarios me siento identificada en cada palabra, teta a todas horas, nada de carro, no dormia ya ni en el hospital al nacer más que encima mío…Al principio es duro pero cuándo lo asumes ya todo son pros y pocos contras. Ella quiere estar conmigo, pues voy a aprovechar que cuando tenga 18 años ya no querrá…lo malo es que la gente no lo entiende, yo todavía duermo con ella en la cama y desde que nacio hace 7 meses suon hermanito también dormimos con el (al padre lo hemos desterrado jiji), la gente dice que tiene que dormir sóla que es muy mayor o cosas parecidas, pero ella necesita el contacto con sus padres a todas horas y yo no se lo voy a negar por mi comodidad. Lo peor viene cuándo no lo entienden ni en el cole y te dicen que es una niña muy movida y que la profe tiene que estar todo el rato con ella porque la reclama, entonces tú le explicas lo que sucede y te mira pensando que estás loca… mi hija es independiente, pero.a la vez necesita mi aprobación para todo, que vea lo que hace, que le diga 20 veces al día que la quiero y para mi no me supone un problema, me encanta porque es lo que siento y porque me encanta estar con ella, el problema es la gente que no lo entiende y crítica la forma de criar a estos niños diciendo que los mimamos o consentimos sin pensar que los niños realmente lo necesitan
    Y es verdad, son niños mucho más sensibles y empaticos que la mayoría de los niños, tan pronto llora cómo ríe con gran intensidad y cuándo nosotros estamos tristes ella lo vive muy mal, y así con todos los sentimientos.
    Muchas gracias por hablar del tema, me ha servido mucho leer el artículo y vuestras experiencias y ver que no lo estoy haciendo tan mal y que somos muchas .
    Un saludo

    • Alejandra Melús

      24 Febrero, 2017 a 8:23 am Responder

      Muchas gracias. Vosotros sois los únicos que podéis decidir cómo llevarlo. Lo que digan los demás es difícil de llevar, pero debemos intentar buscar el modo de contestar educadamente y pasar de lo que nos duela y no nos guste.
      Un abrazo y gracias

  • Maria José

    11 Febrero, 2017 a 6:25 pm Responder

    Mi hija era así, yo leí mucho del tema y cuando vi que eran ” Alta demanda” mi marido me dijo tu lo has dicho bien, era intensa, de pequeña nunca quería ir en el carro, con 4 meses, solo brazo y ya tiesa verlo todo, lloraba por todo, descontrol en la toma de biberones y lo quería todo para ya, sin espera y con 3 años igual, incluso pidiendo bibe cada 3 o 4 horas de noche. La gente me decía que era una exagerada que parecía que estaba criando a 3 o 4, super nerviosa, irritable, se ponía roja de tanto gritar, que asustaba, muy observadora.
    Menos mal que ahora en 6 años ha hecho un cambio, sigue siendo nerviosa y le cuesta dormirse pero ya duerme bien toda la noche, pero a su padre y a mi nos agotaba y cuesta de llevar, ademas los de alrededor te dicen que exageras, hasta que lo vivió la familia y se lo creyó.
    Encima me decían, la niña una nerviosa, como su madre.

    • Alejandra Melús

      24 Febrero, 2017 a 8:25 am Responder

      Muchas gracias. Vosotros sois los únicos que podéis decidir cómo llevarlo. Lo que digan los demás es difícil de llevar, pero debemos intentar buscar el modo de contestar educadamente y pasar de lo que nos duela y no nos guste.
      Un abrazo y gracias

  • Anna

    11 Febrero, 2017 a 10:11 pm Responder

    Podrían ser mis 3 hijas de alta demanda??? Las llevo todo el día encima, son intensisimas, me conoce todo el pueblo de verme con ellas en modo porteo y brazos a la vez… son muy despiertas, lo de dormir es de otro mundo, encajan, pero las 3??? O lo son o yo no sé ver la objetividad… La verdad es que al principio se me hacía un mundo todo porque realmente vivo por ellas y para ellas, pero siento que cada vez lo llevamos todos mejor.

    • Alejandra Melús

      24 Febrero, 2017 a 8:28 am Responder

      Por poder, sí que podrían. Pero sería un caso menos habitual. A veces no son niños de alta demandada. Sino que igual por lo que explicas, son niñas que demandan mucho y a vosotros también os gusta ser responsivos, ya que educáis así y es vuestro modo. Esto lo comentan muchos padres/madres.
      Pero sí que podría ser.
      Un abrazo

  • Sara Solano

    12 Febrero, 2017 a 11:07 pm Responder

    Qué importante es la rutina, la base segura, la organizaciòn! Como sustento para estos niños, para ayudarlos a manejar sus límites de espacio y de tiempo. Gracias por el post, muy bueno.

  • Luis

    14 Febrero, 2017 a 11:48 am Responder

    Soy un padre de un bebe denominado de “alta demanda”, para mi denominado toca pelotas. De esos que no paran de moverse por toda la casa, de abrir cajones, de coger utensilios de la cocina, de subir y bajar del sofa y no parar hasta que se haga daño. El principal problema no radica en el comportamiento del crió, es mas bien un problema nuestro ya que deseamos estar tranquilos y disfrutar de parte del día tranquilamente con nuestro crió. Finalmente me di cuenta que si deseaba eso tendría que haber tenido un perro. No seamos ilusos no queda otra opción que la paciencia, es como desear que tu hijo sea un Mozart o un Wagner, y buscar todo tipo de pócimas mágicas para convertirlo en un genial compositor de música. Finalmente me di cuenta de mi grabe error, de quejarme siempre, de buscar soluciones estúpidas que no existen y recomendaciones que no sirven para mi hijo. Me di cuenta que ya empezaba a dejar de ser bebe, que ya no se despertaba tanto por la noche, que ya no lloraba tanto que aquel típico llanto, que todo aquello se iba poco a poco y que realmente lo echaba de menos. Así que disfruta de esta experiencia ya que cualquier día te darás cuenta que no volverá ocurrir nunca más en tu vida.

    • Anna

      14 Febrero, 2017 a 2:17 pm Responder

      Totalmente de acuerdo, ?? son personas en pequeñito, imagínate, si algunas veces cuesta hasta ponerte de acuerdo con tu pareja, imagínate ellos, aún tan pequeños que no pueden o no saben expresar sus emociones, su frustración o simplemente no saben que son las reglas que nosotros tenemos los adultos, y que para ellos son algo extraño y aburrido. Están todo el tiempo desarrollándose, curioseando y aprendiendo, tiempo que pasa muy muy rápido. Cuanto antes lo comprendamos y aceptemos, sin querer cambiar su esencia, antes disfrutaremos, nosotros y ellos. Y serán niños felices. Un saludo

    • Alejandra Melús

      24 Febrero, 2017 a 8:32 am Responder

      Sí Luis, así es. Lo que hoy nos parece desbordante puede que los extrañemos mañana. Por eso es bueno dar realfaiva importancia a cada cosa y valorar.
      Muchas gracias!

    • Alejandra Melús

      31 Julio, 2017 a 11:39 am Responder

      Lo mejor es aceptar la realidad como tú dices. Al final hay que disfrutar la vida tal y como viene. Un fuerte abrazo y gracias por tu testimonio

  • paula gil

    15 Febrero, 2017 a 9:28 pm Responder

    Yo ya sospechaba que mi pequeña era una niña de alta demanda…. ya en el hospital.
    Partimos de la base que es mi segunda nena (se llevan dos años) la mayor es una niña de alta independencia (todo ella sola y todo muy pronto) así que lo peor fue el contraste.
    La peque ya va a cumplir un año… por suerte segun va creciendo va rebajando las exigencias. Parece que se le contagia algo de la independencia de la mayor…. creo que se van al equilibrar mucho en su vida.
    Lo más duro es cuando no te creen .. por suerte mi entorno y me apoyan y comprenden. Todo aquel que no se lo creía no pasar una hora con nosotr@s nos comprendían. Ja ja ja
    También tiene aspectos positivos.. no hay nada más mimoso y cariñoso que un bebé que quiere mimos y cariño
    Me parece que es importante tratar de lidiar con cada niño desde su perspectiva tratar de ponernos en su lugar… al fin y al cabo la vida no es fácil

    • Alejandra Melús

      24 Febrero, 2017 a 8:34 am Responder

      Me encantan tus palabras y tu reflexión. Muchas gracias. Disfruta. Un abrazo

  • Alejandra Fuenmayor

    27 Febrero, 2017 a 9:12 am Responder

    Gracias por el post! Me queda una consulta por hacer…nuestra hija del medio (Mia Grace de 4 años) tiene todas las caracteristicas que mencionas, pero solo se comporta asi con nosotros sus padres, con el resto del universo es una niña modelo, podria ser una caracteristica de una niña AD, o ya se catalogaria en otra clasificacion???

  • Ángela María Zambrana Matoso

    24 Mayo, 2017 a 11:45 am Responder

    Hola,mi bebé de 8 meses cumple cada uno de los requisitos de la AD. Los primeros meses lo sometimos a un sin fin de pruebas xq solo hacía llorar, pero con una intensidad desgarradora,se arqueaba y se ponía super rígido. Al final supe por mi madre que yo fui una bebé de alta demanda,en aquellos tiempos,un bebé llorón. El mayor problema que tenemos a día de hoy es con el sueño,duerme muy poco y mal y se pasa los días muy irritable. Es un bebé que ni el contacto físico lo calma, se pone más nervioso,así que resulta muy difícil porque ni en la cama conmigo quiere estar. Es hipersensible a los ruidos,se asusta fácilmente y en cuanto a su desarrollo en general,lo cierto es que no va más adelantado de lo normal,más bien al revés,en algunos aspectos como el lenguaje lo veo un poco atrasado y me da que pensar que es porque pasa demasiado tiempo llorando o irritado por la falta de sueño,lo cierto es que se me está haciendo difícil sobrellevarlo. Mi madre me dijo que en mi caso, fue cumplir el año y pegué un cambio enorme,dormía poco pero ya de seguido,me convertí en una niña muy calmada y lo único que conservo a día de hoy es la hipersensibilidad tanto física como mental. Es posible que un bebé de alta demanda pegué un cambio tan drástico y se convierta en un niño tranquilo?
    Un saludo y gracias por contar vuestras experiencias,me han exo sentir menos sola e incomprendida.

    • Maya echa

      1 Octubre, 2017 a 1:23 am Responder

      Tu bebé lo que tiene es ERGE, Enfermedad por reflujo gastroesofagico, mi hijo tiene casi los mismos síntomas que describes, es algo muy difícil de diagnosticar, infórmate!!

      • Jen

        4 Noviembre, 2017 a 9:31 pm Responder

        Hola Maya! Me siento identificada contigo, mi bebé de 7 meses es igual, idéntica a tu descripción.

  • Liliana

    23 Junio, 2017 a 4:56 pm Responder

    Hola. Me bebe tiene dos meses,la pediatra me dijo que es un niño con alta demanda, me recomendarían algin libro para leer.

    • Alejandra Melús

      31 Julio, 2017 a 4:21 pm Responder

      Pues respecto a este tema creo que es importante concienciarnos sobre la paciencia y alejarnos del sentimiento de culpa. Creo que un buen ejemplo de ello puede ser el libro de Luxía Galán: Eres una madre maravillosa. Un abrazo

  • MAR GALLEGO MAYO

    31 Julio, 2017 a 12:45 pm Responder

    Muchas gracias por hablar del tema de los niños de alta demanda.Tengo una niña de 6 años y tengo claro desde hace tiempo que era especial y aunque la llevé al psicólogo cuando tenía cuatro años, no supo decirme el por qué de su comportamiento.Hace pocos días hablaron del tema TDHA y yo pregunté si podría ser el caso de mi niña,aunque había algunas características que no concordaban con las de mi hija,pero entonces alguien me habló de los niños con “Alta Demanda” y me puse a investigar a través de Internet, después de todo lo leído y de este blog creo tener lo que le pasa a mi hija. de echo hace unos días que seguimos las pautas de comportamiento que explicas(las había leído en varios sitios) y parece que funciona.
    Muchas gracias por hablar de todo esto y hacer que veamos que no somos culpables,los padres,porque la familia,amigos etc enseguida juzgan y culpan a los padres de que no sabemos educar y al final el sentimiento de culpa e impotencia te come. he tenido días verdaderamente malos en los que no podía parar de llorar porque no sabía como calmarla o como sobrellevar tanta demanda,pero creo que ahora lo llevo y llevaré mejor.GRACIAS

  • Auxi Carmona

    31 Julio, 2017 a 9:10 pm Responder

    Mi hija cumple cada uno de los puntos descritos…he llegado a pensar que algo le pasaba, que tenía algún transtorno…me he sentido desbordada, una mala madre, una inútil…todavía hoy con 15 meses no puedo seguirle el ritmo….creo que lo mejor la describe es esa insastifscción…no importa lo mucho que damos, siempre quiere más atención, más movimiento, más estímulos…no duerme nada…termino el día agotada…intento calmarme y ser paciente…pero a veces me supera…no sé qué hacer para mejorar la situación…quizás estoy exagerando…

  • Candela Andivia Romero

    1 Agosto, 2017 a 12:34 am Responder

    Aunque ya lo he dicho muchas veces que mi buenhijo es intensisiiiimo leyendo el artículo más aún lo corroboro, excepto por el punto de pedir comida frecuentemente. El tema sueño/descanso no existe en mi casa #MiReinoPorUnaNochedelTirón no sabemos nunca lo que nos deparará la noche, si no es el buenhijo1 es la buenahija2, normalmente nos dividimos y cada uno a una cama para al menos descansar algo….

  • Marie KAIZEN

    19 Septiembre, 2017 a 2:18 pm Responder

    ME RECOMIENDAS LIBROS O EXPERIENCIAS?
    Gracias por el post, muy interesante. Yo no sabía que mi hijo era AD hasta oír este término por el pediatra. La verdad no lo vivo mal, bien al contrario, y el niño no llora tanto si recibe lo que necesita, aunque si, es agotador.
    Es sobre los 6 meses de edad que comprobé que el niño requería muuuucho más cariño y actividades (enseguida se aburre), simplemente porque antes de esa edad coincidir que nació antes de hacer un viaje de tres meses, y luego hubieron otros imputs hasta tener un poco de calma sobre los 5-6 meses. es cuando vi que necesitaba actividades y cambiarlas constantemente.
    Buscando encontré lectura como Glenn DOMAN y otros que me proponian actividades “fícias” y de juego para bebes tan pequeños.
    Hoy sigo con dar actividades cambiantes al niño…y tan cambiantes que pasear por una misma calleo ir al mismo parque le puede ya aburrir y solo tiene 15 meses.

    No me quedo sin preguntas ni dudas a pesar de “llevarlo bien” (¿será porque no teniendo más hijos pensaba que así eran y que así había que hacer..?Y así lo tome, amorosamente y sin prejuicios?):
    – si la atención a los bebés y niños AD es diferente y más intensa, ¿cómo puedo conducir mi hijo emocionalmente hacia más autonomía? Es decir cómo le enseño a manejar sus subidas y bajadas emocionales?
    – ¿cuando se me agoten las ideas de actividades y el no quiera mas aquellas, cómo se qué es lo que le iria mejor? Es decir, sigo con buscar esos imputs que tanto pide? Al contrario viene bien dejarlo algunos días en guarderia para que “aprenda” a tener menos protagonismo e frecuentisimos y cambiantes imputs? O al contrario ni ayuda y puede ser contraproducente para el?
    – ¿sacar el darle el pecho puede serle peor a el que a otro niño, si es que esta tan agarrado por ser para el una necesidad emocional? ¿al contrario, conseguiré que duerma y/o deje dormir si no toma el pecho de noche?

    La verda busco respuestas que no son de facultad ni de libro, y que se van sabiendo mas por experienza que nada, por lo que estaría abierta a que me recomienden lecturas sobre el tema o saber experiencias de otros.

    Muchas gracias!

  • anabel

    3 Octubre, 2017 a 4:33 pm Responder

    Hola yo tengo una niña de 18 meses ya vi desde que nacio que era muy despierta espabilada y muy inquieta ya desde el vientre,,tiene un apego por su abuela total llamándola mama que es la que esta haciendo de madre con ella y conmigo aun que tengo 19 años soltera y sigo estudiando y ella sola nos casa adelante , el caso es que nuestra Samantha es muy absorbente siempre quiere estar con mi madre sociable es porque juega con otros niños sin problemas en parque etc pero la atrae mucho los mayores y los adultos mi madre en un 0¨99 % jajaj abuelitis/mamitis aguda ,me siento identificada al leer estos artículos pues buscando información lo encontré y gracias a dios porque ya estábamos muy preocupadas ..la hemos metido a la guardería pues tengo ir clases y mi madre trabaja a turnos ,esta siendo horroroso es poco no se adapta la dejamos llorando como sila matasen y la encontramos igual con frustración llora incluso cuando vamos en coche hacia allí ya lo huele y va ya sollozando no no es muy angustioso el caso es que la adaptación finalizo y ademas un tiempo de mas que mi madre a tenido vacaciones la hemos estado alargando la adaptación llevándola de 9:30 a 12:30 solo pues nada no hay forma hoy la llamarón a mi madre a la oficina y la dijeron que teníamos que dejar de tratarla como un bebe y ayudar a que se despegase para que no fuese tan duro para ella ?¿? ¿?¿que no la cojiesemos en brazos ,que no la demos tanta atención etc fuera chupete ,,,,nos sentimos frustradas nos tratan como si fuésemos culpables de ello ,ella tiene esa demanda de dormir con nosotras y lo que ponéis de dormir siempre junto a ella etc nos pasa todood que ponéis es geniuda demandante super activa muy empatica etc ,,me dala sensación que no saben lo que hacen en estas situaciones y me frustra ,dicen que no pueden estar atendiendo a un niño cada dos por tres tienen mas y que ella es muy demandante y que tiene que cojer independencia ,para eso no hacerla caso ?¿?¿ayuda

  • Monica

    15 Noviembre, 2017 a 11:05 pm Responder

    Mi Primera hija es de Alta Demanda, lo supe al año de tenerla y hasta entonces no entendía lo que pasaba…
    Muy intensos : hay muchas madres que dicen que sus hijos son muy intensos porque tienen un par de rabietas al día o porque lloran una hora o dos al día o cosas así ser muy intenso en un niño de alta demanda significa llorar cuatro o cinco seis siete horas y de una manera que realmente parece que lo están matando parece que está sufriendo los dolores más fuertes del mundo hasta tal punto que se puedan privar de aire, esa es la intensidad del lloro. En la alegría por ejemplo son tan intensos que sienten tal alegría qué acaba sobrepasando el es y acaban llorando de la emoción tan exagerada que sienten los pobres…
    En lo de ser demandantes a mí me hace mucha gracia que muchas mamás o papas dicen si mi hijo es muy demandante no le gusta que me aparte de su lado no, eso no es un niño de alta demanda un niño de alta demanda es demandante hasta el punto que si tú te separas 1 o 2 segundos se puede llegar a poner tan nervioso qué puede ponerse a llorar de tal manera que vuelva a privarse de aire de la intensidad del lloro, maman cada hora cada hora y media durante una hora seguida no puedes apartarte de tus brazos porque se sienten realmente perdidos y se estresan exageradamente tienes que ir al baño y hacer pipí con ellos en brazos ducharte con ellos en brazos dormir con ellos en el pecho…
    Tienen una sensibilidad increíble a olores y sabores a todo lo que le rodea le sobrepasa porque te das cuenta que es que le sobrepasa mi hija empezó a hablar con año y medio podías tener ya conversaciones con ella y ya tuvimos la suerte que nos podía explicar porque de repente estallaba en llanto incontrolable porque igual había un ruido que ella no soportaba o un olor que era incapaz de sobrellevar o un sabor que literalmente la hacía vomitar son extremadamente sensibles a todo y tú como madre realmente lo pasas mal no porque no sabes cómo puedes ayudarles, al final simplemente les abrazas les das la mano y estás más a su lado porque realmente lo pasan mal. Lo bueno de todo esto que al ser tan sensibles tan despiertos tan hiperactivos porque no paran ni un segundo nunca jamás paran, y cuando digo jamás es jamás ni de día ni de noche mi niña no dormía más de una hora seguida hasta el año, nunca has hecho siesta, y hasta los 3 años tenía una media de entre 6 y 10 despertares nocturnos… eso si aprenden de una forma realmente sorprendente porque se enteran de todo están a todo se dan cuenta de todo no hay ni que repetirle las cosas para que se las aprendan lo pillan todo a la primera porque realmente sus sentidos están como digo yo súper desarrollados.
    Estoy mil cosas más realmente como padres de una niña de alta demanda hemos aprendido a estar solos porque nadie entiende esto si realmente no ha tenido un hijo de alta demanda te tachán de de primeriza etcétera etcétera, hasta que te encuentras con otra mamá que ha tenido un hijo una hija sí y de repente te entienden y dios mío qué alivio! Lo único que hay que hacer con estos niños es aceptar que son así quererles con locura hacerles ver que estás con ellos siempre pase lo que pase dales muchísimos mimos y intentar enseñarles a canalizar esas emociones tan intensas que tienen con actividades juegos o cosas que a ellos les gusten o les interesen.
    No digo que es fácil porque no lo es pero vale la pena porque son niños maravillosos, sorprendentes, cariñosos, super inteligentes… Y mil cosas más.
    Solución para llevar las situaciones y los días de 28 horas que son con estos niños es amor amor amor amor amor y más amor.

  • Clara Saval Mas

    19 Noviembre, 2017 a 10:52 pm Responder

    Hola! Tengo un bebé de un año, cumple con casí todas las características, a mi también me ocurre que cuando expresó a familiares lo que ocurre piensan que soy muy exagerada, y me dicen cosas como que le presto demasiada atención, soy profesora de educacion infantil y creía tener nociones sobre como actuar ante niños con estas necesidades. Lo cierto es que mi hijo me ha desmontado todas las teorias, y lo que mejor me funciona es hacer lo que me dice el instinto. Mi pareja y yo cuando peor lo pasamos es durante la noche se despierta muchísimas veces y solamente se duerme en brazos y paseando por la casa, es desesperante porque para conseguir que se duerma pueden pasar minimo 30 minutos, hasta hace poco no toleraba estar en la silla del coche y lloraba todo el trayecto ahora hay alguna vez que se duerme en ella, menos mal. Nuestro bebé es lo más hermoso de nuestta vida, es un niño muy despierto, activo, inteligente, sabe unas 9 palabras con un añito recién cumplido. Se que es especial. Agradezco mucho este artículo hace que no te sientas histérica, quejica o que lo estamos haciendo mal. Un saludo

    • Clara

      19 Noviembre, 2017 a 11:00 pm Responder

      Hola! Tengo un bebé de un año, cumple con casí todas las características, a mi también me ocurre que cuando expresó a familiares lo que ocurre piensan que soy muy exagerada, y me dicen cosas como que le presto demasiada atención, soy profesora de educacion infantil y creía tener nociones sobre como actuar ante niños con estas necesidades. Lo cierto es que mi hijo me ha desmontado todas las teorias, y lo que mejor me funciona es hacer lo que me dice el instinto. Mi pareja y yo cuando peor lo pasamos es durante la noche se despierta muchísimas veces y solamente se duerme en brazos y paseando por la casa, es desesperante porque para conseguir que se duerma pueden pasar minimo 30 minutos, hasta hace poco no toleraba estar en la silla del coche y lloraba todo el trayecto ahora hay alguna vez que se duerme en ella, menos mal. Nuestro bebé es lo más hermoso de nuestta vida, es un niño muy despierto, activo, inteligente, sabe unas 9 palabras con un añito recién cumplido. Se que es especial. Agradezco mucho este artículo hace que no te sientas histérica, quejica o que lo estamos haciendo mal. Un saludo

  • lucila

    3 Diciembre, 2017 a 1:13 am Responder

    Uff mi hija de 7 cumple con todos los items menos 2. Uno es que duerme mucho de lo agotada que queda. Yo digo esta frase es como si estuviera online todo el dia!. Hasta su cuerpo siempre en movimiento. Es cuadro de honor en el colegio y no se le escapa informacion. A veces me siento agotada de responder analiticamente sus preguntas!!

Comentar

X