¿Qué quieres encontrar?

5
No me miro al espejo…

No me miro al espejo…

  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.

Resuena en mi cabeza desde que recibí ese primer mensaje. Al principio pensé: “pobre, no se mira al espejo”. La condescendencia es el primer sentimiento que algo así te produce. Luego sentí sorpresa cuando me llegó el segundo mensaje con la misma frase. Dos días más tarde, después de recibir decenas de mensajes así, pensé que esa frase me estaba diciendo algo más…

¿Cómo puedes no mirarte al espejo? ¡Es prácticamente imposible!

  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.
  • No me miro al espejo.

Empecé a mirar el fondo de esas palabras y entendí que yo tampoco me miraba al espejo, al menos no como debía mirarme.

Mirarte al espejo no es verte de reojo cuando te levantas por la noche a llevar a la niña al baño después de gritar: “mamá, pipí”. Mirarte al espejo no es taparte las ojeras como buenamente puedes a las 7 de la mañana. Mirarte al espejo no es reflejar tu ojo en el espejo de aumento para depilarte las cejas cuando consigues sacar por fin 5 minutos para dejar de emular a Frida Khalo, no es mirarte mientras te pintas los labios, no es mirarte mientras te lavas los dientes o te peinas…

Mirarte al espejo es mirarte de verdad. Es reconocerte cuando te miras. Es querer a la persona que ves. Es respetar tus curvas. Es sentir que eres quien quieres ser…

Y en ese momento… entendí por primera vez que yo tampoco me miro al espejo. Y me sentí vulnerable, incapaz de mirarme de verdad, pero con la necesidad de aprender a hacerlo a mis recién cumplidos 37 años.

belleza-real

Este verano, durante las vacaciones, decidí mirarme, mirarme de verdad, escudriñarme con la mirada. Reconocer aquello que me gusta. Identificar aquello que no me gusta tanto. Detenerme en por qué no me gusta y diferenciar aquello que puedo cambiar con aquello que tengo que amar. Entender que eso que quiero ocultar es bello a ojos de los que me quieren y que quizás lo que está fallando de verdad es el amor que yo siento por mí.

Y no se trata de maquillarse o no. ¡Qué tontería! Esto va de algo mucho más profundo. Y mientras pensaba en ello, recordé esta viñeta de Belén.

mirarse-al-espejo

Y mientras pensaba, me acordé de esta otra.

amor-propio

*Ilustración by agathesorlet.

Y en ese momento recordé las palabras de mi querida Mitre en su “Gin con” y pensé en el mensaje que a mí me quedó: “dedícate tiempo para ti, busca tu momento, el de cuidarte, el de mirarte, el de decirte cosas bonitas, el de acariciarte mientras te echas una crema, el de cuidarte para sentirte mejor, para gustarte como quieres gustar a otros, el de quererte como tú quieres a otros”.

No sé si seré capaz. Pero me he comprometido conmigo misma, con la persona a la que miro cuando estoy frente al espejo de que tengo que amar mi Belleza sin filtro para sentirme mejor y transmitirlo a mí misma, a mis hijas, al mundo, a todas. Como si de una cadena de favores se tratara, comencemos a decir a las mujeres que tenemos al lado: mírate, quiérete, cuídate porque eres bella.

evento-belleza

¿Te unes a esta acción de mirarse al espejo con amor?

  • Comparte tu foto con el hashtag #BellezaSinFiltro.
  • ¡YA TENEMOS EL EVENTO COMPLETO! Gracias a todas, nos vemos el 19 de septiembre.

Han comentado...

  1. LLego tarde a apuntarme al evento, pero por si al final hay bajas, me gustaría asistir.
    Gracias de antemano

  2. Hola..
    Me ha encantado tu mensaje..
    Me he visto em el espejo y me ha encantado lo que vi…no soy perfecta ni quiero serlo,pues sería muy aburrido,pero me gusta lo que veo…ahora síii..
    GRACIAS cielo!!💋

  3. Hola, aquí una malamadre Argentina, con deseos locos de asistir pero ya ven. A ver si traen la ola malamadrera por estos lares, que aquí hace falta. Gracias por hacernos pensar un poco en nosotras.

  4. La verdad que está muy bien el post. Yo hace meses que no sólo no me miro (aparte de lo típico de quitarse las ojeras para no dar pena en el trabajo) sino que evito los espejos como los odiosos vampiros.

  5. Hola, aquí la mala madre Irene, son las 2.32. Tengo 50, una buenahija de casi 7 que me ha dejado el suelo pélvico hecho unos 🦊 y me siento bien conmigo. Pero cada día la sociedad me dice que estoy vieja para trabajar, para tener sexo o hasta para tener salud. Nunca pensé que al pasar los 40 y pico, tuviera que sentirme mal a la fuerza sólo para que mi imagen se corresponda con lo que la sociedad espera de ella. Si engordo es por la edad si lo hacen los treintañeros es por otra cosa, si aborto es por la edad, aunque madres jóvenes hayan pasado por 2 abortos y 3 inseminaciones,…. En fin, engorde un poco no por la edad sino por un fibroma y les dejo el e-mail que mandé al hospital. Reivindico mi derecho a ser y sentirme bella independientemente de mi edad y a que mi cuerpo reciba los mismos cuidados que las demás………

    Tengo programado las pruebas del preoperatorio para una histerectomia total. Tuve consulta el miércoles con el doctor pero me han surgido muchas dudas.
    Será una extracción por el vientre dado el tamaño de 10 cm, con corte horizontal bajo, descartando laparoscopia por la duración del proceso con mayor riesgo por la anestesia. Hasta ahí de acuerdo salvo en lo fundamental, no quisiera perder mi útero.
    Tengo 50 y hace 8 años me dijo el ginec sólo con mirar mi cara, que no podría tener hijos por mi edad. A los cinco minutos comprobó que estaba embarazada. Luego tuve un aborto diferido por defecto de tubo neuronal. Mi marido ya pensaba que no podría tener por mi edad, a los 3 meses estaba de nuevo y a los casi 44, nació mi hija. El parto fue complicado con forceps y episiotomia, nació en sjdd. Por la costura que estuvo inflamada un año, estuve todo ese tiempo con poco interés sexual y desde entonces, tengo pérdidas de orina, porque tal como expliqué, aunque me compré los miniconos para los ejercicios y luego el aparato de corrientes Kegel de Inglaterra, no se solucionó.
    La médico o técnica que me detectó el mioma en el assir me dijo, cuando le pregunté si me quitarían todo leyendo en la pantalla su informe: “no, todo no, te quedan los riñones el páncreas…” Y no sé, ya a estas alturas ni me inmutaria si no fuera que se trataba de una mujer y tenía como sesenta años.

    El médico en sjdd, consideró que por mi edad ya no voy a tener hijos y quitar el útero es la mejor opción.
    Como es natural, me he estado informando y, lo que más me preocupa es lo que copié y pego a continuación (un artículo de ensuelo firme).
    Teniendo en cuenta que ya tengo caído el suelo pélvico, que no recibí una solución al problema, que no tengo reglas o sangrados interminables, que no tengo antecedentes familiares de cáncer, quisiera saber porque se descartan otras opciones como la ablación del endometrio, la embolización del mioma o la extirpación del mismo.

    Creo que todavía se centra la salud ginecológica de la mujer puramente en el ámbito reproductivo y preventivo y se descarta el integral que abarca aspectos psicosociales no menos importantes.
    Tengo 50 años, efectivamente no me planteo tener más hijos, tengo un espejo que, efectivamente, me confirma que tengo unos 50 más o menos pero, últimamente he descubierto, que eso que da mucho gusto durante un orgasmo, lo provoca, la contracción del útero, los ovarios se alimentan de vasos propios y de otros del útero (según me explicó el doctor), que más que previsiblemente por el estado previo de mi suelo pélvico tendré incontinencia no sólo de orina sino también fecal, al no haber un útero que impida la distensión de las vísceras. Sin mencionar que me quedará la vagina más corta y si todavía me quedan ganas de sexo, no por la falta de estrogenos, sino por mi estado de calamidad, es perfectamente factible que sean relaciones dolorosas.

    En fin, que si, que tengo una edad, pero el hecho de que no me plantee reproducirme más, no significa que no quiera llegar a la ancianidad en las mejores condiciones posibles. No veo normal, valga la redundancia, que se vea con normalidad el uso de compresas para pérdidas de orina como consecuencia de un suelo pélvico debilitado, que se mande a hacer ejercicios de Kegel a chicas de 35 con prolapso, que señoras de 60 vean esto con normalidad (y no hablo de mi cuñada con estudios primarios de la aldea), o que diagnostiquen nuestra premenopausia y/o incapacidad para tener hijos sólo con vernos la cara.
    Sólo de pensar en verme con la barriga deforme, echando gases, teniendo que llevar compresas enormes de por vida, me parece por si sólo motivo suficiente para que se barajen opciones menos nefastas para mi calidad de vida tanto física como emocional.
    Hago la consulta por aquí porque, no da para hablar de todo esto en 20 minutos de consulta. Gracias
    En fin, chicas reivindico mi derecho a verme en mi espejo, no en los que me impongan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más