¿Qué quieres encontrar?

El puerperio, cómo afrontarlo

El puerperio, cómo afrontarlo

Abrimos nuevo tema en el Consultorio #MalamadreDígame junto con Danone. En el primer Directo hablamos del embarazo ‘Qué esperar cuando estamos esperando’ y en este segundo Directo que realizaremos  hoy hablaremos del posparto y todo lo que debes saber. En esta ocasión contaremos también con la ginecóloga Sofía Fournier y la matrona Pilar Olmedo. Os esperamos esta noche a las 21.00 horas. Dejad vuestras preguntas en los comentarios.

Cómo sobrevivir al posparto con Sofía Fournier

*Podéis seguirla en Instagram.

Ya está, el parto ya ha pasado y por fin tienes a tu bebé en brazos. Estás descubriendo lo que es el amor incondicional, el amor con mayúsculas, y te invaden una serie de sensaciones que nunca antes habías tenido: euforia y alegría porque por fin eres mamá de una personita preciosa, cansancio porque has pasado por un trabajo de parto, sensación de protección hacia tu bebé y ganas de que ahora todo vaya bien. Todo lo que te espera es nuevo y desconocido, y tienes la sensación de que no serás capaz de hacerlo tan bien como te gustaría.

Primero de todo, calma. Cuando pienses que ya no puedes más, mira a tu bebé y recuerda que para esa personita tú eres lo más importante de su vida, quien mejor le va a saber atender y quien más le va a querer. ¿Sabes qué? Ser mamá es la única profesión en la que primero te dan el título y luego cursas la carrera, así que no te preocupes, ¡lo irás aprendiendo todo poco a poco!

Si te parece, empecemos por el principio, por lo que cabe esperar de los primeros días en el hospital, de esas primeras horas conociendo a tu bebé y recuperándote del parto.

¿Cosas que debes saber del postparto?

En general, la recuperación física de un parto suele ser bastante rápida y sin complicaciones. Sin embargo, es importante que sigas estos consejos durante las primeras semanas:

  1. Es muy habitual notar cierta inestabilidad emocional, con cambios bruscos de estado de ánimo y sensación de llanto fácil. Es lo que se conoce con el nombre de baby blues, y se debe a una combinación de factores: cambios hormonales, poco descanso y sueño, agotamiento físico, sentimientos a flor de piel, sensación de no reconocerte en tu cuerpo… lo importante es que conforme pasan los días notarás que los momentos de felicidad y alegría poco a poco van superando a esos de llanto, tristeza y agobio. De no ser así, debes pedir ayuda para ver qué sucede y descartar una posible depresión posparto.
  2. Organiza una cita con tu ginecólogo a los 15 días del parto. En esa visita es el momento de comentar cómo está funcionando la lactancia, qué tal van las molestias físicas postparto y qué tal te sientes de ánimos
  3. Durante las primeras seis semanas deberías evitar utilizar tampones o copa menstrual, no deberías mantener relaciones sexuales ni tampoco realizar baños de inmersión (bañera, piscina, mar)
  4. Si tienes puntos en el periné, es importante que mantengas la herida bien limpia. Cámbiate las compresas con frecuencia, lava la zona con un jabón especial dos veces al día y seca bien la zona después de dichos lavados.
  5. Si ha sido un parto por cesárea, asegúrate de limpiar bien la herida un par de veces al día y de mantenerla lo más seca posible. En caso de llevar una sutura intradérmica, el control con tu ginecólogo puede ser a los 15 días de la intervención. Si llevas grapas, es probable que te cite a la semana de la cesárea para retirarlas.
  6. Los primeros días de posparto es normal que necesites analgesia. Tu ginecólogo te dejará una pauta de tratamiento junto con el informe de alta de clínica.
  7. En el posparto inmediato es relativamente frecuente la aparición de hemorroides que pueden llegar a ser francamente molestas, en caso de presentarlas coméntalo con tu ginecólogo para que te prescriba alguna crema que te ayude a mejorar los síntomas.
  8. Los primeros quince días postparto son unos días de adaptación a la nueva situación, de recuperación física del esfuerzo del parto, de establecimiento de la lactancia materna y de conocimiento de tu bebé. Nuestro consejo es que durante estos días lleves un estilo de vida tranquilo, casero y sin mucha exigencia.
  9. Durante las primeras semanas de posparto es normal presentar sangrado vaginal en cantidad similar a una menstruación, que si bien suele ir cediendo al cabo de un par de semanas se puede prolongar de forma intermitente durante toda la cuarentena.
  10. En caso de estar con lactancia materna es importante que hagas una dieta saludable, variada y que bebas abundante agua. Asimismo, te aconsejamos la toma de un probiótico específico para intentar prevenir mastitis puerperal durante las primeras 6-8 semanas. Recuerda que la lactancia puede no ser tan fácil como imaginabas, así que no dudes en consultar a tu ginecólogo cualquier duda que puedas tener al respecto. Existe además mucha información de calidad on line, la aplicación LactApp seguro que te ayuda a conseguir una lactancia duradera y exitosa.
  11. Debes evitar la práctica de ejercicio físico intenso o de impacto para tu suelo pélvico durante las primeras seis semanas postparto.
  12. Organiza una cita con tu ginecólogo y con el equipo de fisioterapia a partir de las seis semanas de posparto. En esta visita con el ginecólogo es el momento de plantear qué método anticonceptivo querrás utilizar en el futuro, organizar la siguiente revisión ginecológica anual y hacer una valoración de tu suelo pélvico y periné. Con el fisioterapeuta es importante seguir un plan de recuperación del suelo pélvico, independientemente de la vía del parto, que suele incluir la realización de ejercicios de Kegel, abdominales hipopresivas y otras opciones terapéuticas individualizadas en función del tipo de parto y del estado de tu musculatura perineal y abdominal.
  13. Si presentas fiebre, dolor creciente, sangrado en cantidad superior a una regla o cualquier otra sintomatología que te llame la atención, contacta con el ginecólogo o acude al servicio de Urgencias.

Y recuerda, mamá: lo estás haciendo muy bien.

Y vosotras Malasmadres, ¿qué queréis saber del posparto? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.