¿Qué quieres encontrar?

3
Qué reclaman la escuela y las empresas en la crisis del Covid-19

Qué reclaman la escuela y las empresas en la crisis del Covid-19

En el Club de Malasmadres hemos pasado a la acción. El pasado viernes lanzamos la petición ‘Esto No es conciliar’ en Change.org para exigir al Gobierno medidas urgentes para conciliar en esta crisis del Covid-19.

Hemos hablado con representantes de la escuela y las empresas para saber qué reclaman desde su posición. Hemos invitado al blog a Roberto Martínez, director del proyecto ‘Empresa Familiarmente Responsable –EFR’ de MásFamilia, y Leo Farache, fundador de Gestionando Hijos.

Leo Farache, fundador de Gestionando Hijos

¿Cómo están viviendo esta situación las escuelas? 

Es difícil generalizar, las condiciones de las más de 34.000 centros docentes pueden llegar a ser muy diferentes unas de otras.

  • Hay algunas condiciones objetivas – especialmente las relacionadas con alumnos desconectados o deficiente preparación digital de la escuela – que dificultan, entorpecen que la vida escolar pueda continuarse.
  • Hay otras condiciones subjetivas relacionadas con la pasión, el talento, el amor por la docencia que hacen esta situación se sobrelleve con mayor o menor normalidad. Hay profesoras y profesores que trabajan más que nunca, que todos los días se inventan cosas para sus alumnos. Hay docentes que están deseando volver a abrazar a sus alumnos y eso las familias y, sobretodo, los alumnos lo notan, les da confianza y quizás muchos de ellos salgan de esta época reforzados.

Hay muchas escuelas infantiles cuyos ingresos han desaparecido y cuya continuidad dependerá de lo pronto que se reestablezca la situación. Hay escuelas infantiles donde madres y padres han contribuido de forma voluntaria al mantenimiento de la escuela. Sitios donde se ha demostrado que familias y escuelas unidos hacen un gran equipo cuyos beneficiados son los hijos/alumnos y, por tanto, la sociedad.

Desde estas líneas envío un aplauso largo, fuerte a las maestras y maestros, otros héroes a los que quizás debamos – ahora y en el futuro- estimular, reconocer y querer más. Nos va la vida en ello.

¿Qué medidas pueden plantearse desde la escuela para apoyar la falta de conciliación de muchas familias? Teniendo en cuenta las propuestas desde el Gobierno.

Los profesionales de la escuela son prácticamente unánimes en esta cuestión. El 95, 8% de los profesionales de la educación consideran que el papel de las empresas es vital para la conciliación de la vida familiar y laboral en beneficio de la educación según una investigación realizada por Dialogs & Beyond para Equipo Educativo.

En este aspecto, las empresas tienen una enorme responsabilidad que es la de facilitar a las personas que trabajan en ellas que son educadores en el hogar instrumentos para hacerlo mejor.

  • Las empresas pueden y deben colaborar en la formación de sus empleados para saber cómo hacerlo mejor como educadores (el 96% de ellos valoraría positivamente que la empresa lo hiciera), pueden y deben facilitar la relación de las familias con la escuela (hay jefes que no les importa que se vaya a arreglar el coche y les molesta que se acuda a la tutoría del colegio).
  • Las empresas pueden y deben colaborar en orientar a los alumnos, estar cerca de los centros educativos, reconocer al profesor y estar – sobre todo-  contenta y felices que las personas que trabajan en ella tengan hijas e hijos. Esas empresas las que cuidan de ven a su gente de una forma global, conectando con las preocupaciones de las personas son empresas inteligentes, empresas con futuro, empresas a las que vamos a querer.

profesionales-educacion-consideran-papel-empresas-vital

¿Qué piden las escuelas al Gobierno?

Los profesionales educativos piden al Gobierno a los políticos hablar de educación. Tampoco parece tan difícil. Y hablar de educación con personas que sepan de educación, que tengan sentido común, que sepan de mundo, de conectar el aula con la vida real.

Los buenos profesionales de la educación piden formación para ser mejores, seguridad para trabajar tranquilos, confianza para trabajar en equipo. Piden no perder el tiempo, ser cuestionados por muchas cosas. Piden no tener que perder (que no invertir) ingentes cantidades de tiempo en hacerle la pelota a la inspección, en papeleo inútil.

La sangre te hierve por dentro cuando observas que los profesores no pueden utilizar su inteligencia para resolver los problemas que aparecen sino que son esclavos de un proceso inventado por una estructura de control inoperativa y desmotivadora. Todos debemos saber que la escuela es un órgano colegiado donde las decisiones importantes se toman entre muchas personas que son responsables y profesionales. Si confiamos e invertimos en las escuelas debemos hacerlo con algo de dinero y con un mucho de confianza, de motivación, reconocimiento.

Roberto Martínez, director del proyecto ‘Empresa Familiarmente Responsable –EFR’ de MásFamilia

¿Cómo están viviendo esta situación las empresas? 

En general defendiéndose como “gato panza arriba” . El teletrabajo les ha llegado como un tsunami sin tener la preparación suficiente. Las EFRS, al llevar años de cultura no presencialista, lo están capeando mucho mejor . De hecho hay un porcentaje amplio que van más allá y están poniendo en marcha procesos para evaluar la experiencia del teletrabajador y medidas de conciliación ad hoc para el confinamiento como apoyos psicológicos, deportivos , culturales , nutricionales etc., así como para el regreso , teniendo en cuenta los padres y madres con hijos y otras circunstancias como colectivos más vulnerables.

¿Qué medidas pueden plantearse desde la empresa para apoyar la falta de conciliación de muchas familias? Teniendo en cuenta que no hay colegios y que en septiembre la vuelta será parcial.

En parte he contestado en la anterior… vemos que las EFRS los clasifican en grupos para los que se retrasa la vuelta al trabajo presencial. Normalmente se apunta a septiembre. También cuando no se puede jornadas intensivas tipo 8 a 15 horas para permitir una mejor organización en el hogar

El problema es el sector industrial o el servicios cuando hay atención al público, en esos casos no hay mucho margen para estos colectivos, reducciones de jornada quizás , pero llevan aparejadas reducciones proporcionales de salario en la mayoría de los casos y es un verdadero problema.

Las Familias NO somos prioridad

¿Qué piden las empresas al Gobierno?

Mayor flexibilidad en el tema de los ERTES, reconocimiento y apoyo. Cuando en la gran mayoría de EFRS no se están destruyendo empleo y eso va “a cargo” de la cuenta de resultados.

Ahora más que nunca la colaboración público – privada va a ser necesaria, los Estados no van a poder en solitario aguantar y proporcionar soluciones, pues su déficit y deuda se va a disparar, por tanto necesitamos a los empleadores responsables para que aporten.

Fijaros en un caso y hay más… La banca. Por lo general ha cerrado el 90% de oficinas y podrían haber justificado ERTES por 30, 40 o 50% de la plantilla pero no lo han hecho, lo mismo las aseguradoras como Mapfre. Esto podrá ser mucho peor sin los empleadores responsables, y entendemos que el Gobierno debe reconocer y apoyar, por ejemplo con ventajas en la compra pública o cuotas en la Seguridad Social.

Y vosotras Malasmadres, ¿qué opináis al respecto?

Han comentado...

  1. Mi empresa es EFR y no ha planteado ni una sola medida para conciliar. Nada nuevo, porque lleva siendo EFR durante años y no hay medidas de conciliación. Es todo una tomadura de pelo

  2. Primero que nada, gracias por intentar poner sobre la mesa la necesidad de implementar políticas públicas sobre corresponsabilidad.
    Lo cierto es que ha sido un impulso social muy grande para muchas.

    Con esta charla entiendo que se pretende clarificar demandas, aunque hecho en falta “el factor de género” o el porqué somo más mujeres las que soportamos el peso de la nula acción sobre la corresponsabilidad.

    Las medidas de corresponsabilidad interpelan directamente a familias, empresas e instituciones (LOI 3/2007, de 22 de marzo)

    Todo ésto sumado a las reivindicaciones de los agentes sociales (sindicatos) centrándonos en los sindicatos de clase obrera pues es imprescindible saber quien va a defender que intereses…

    Todo eso sin dejar nunca la perspectiva de género, cuestión que esta charla, que seguro tiene más impacto que todas las voces que se han alzado ya en esta cuestión, de entrada no contempla…

  3. Yo tengo una amiga madre soltera que trabaja en un banco y de teletrabajo… que no y que no, ni el sindicato la apoya, ahí está peleando todos los días para que la dejen teletrabajar. Y yo en ERTE y confiando que lo alarguen lo máximo posible porque cuando termine, a tirar de niñera y pelear por jornada continua, que aunque sea un derecho por cuidar de dependiente, muchas empresas no están por la labor. Debería ser decreto ley y no dejarlo en manos de una negociación empresa-empleado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más