¿Qué quieres encontrar?

9
¿Por qué duermen tan poco los recién nacidos?

¿Por qué duermen tan poco los recién nacidos?

Hay una cosa que no te cuentan cuando estas embarazada y es que las noches aquellas en las que eras joven y dormías a pierna suelta nunca volverán a ser lo mismo una vez que des a luz. De hecho, uno de los comentarios más habituales que hacen las madres en las primeras visitas a la consulta del pediatra es que sus hijos no son capaces de aguantar por la noche sin despertarse más de dos o tres horas seguidas. Esta realidad puede poner en jaque la paciencia de cualquiera cuando el cansancio se acumula día tras día y empiezan a aparecer las ojeras.

¿Por qué duermen tan poco los recién nacidos?

El sueño en la infancia

Que los niños duerman mal a ojos de sus madres se debe a que el sueño en la infancia es muy diferente al de los adultos, alejándose en muchos casos de las expectativas que tenían antes de que el bebé hiciese acto de presencia. Pero al igual que un recién nacido no sabe caminar, nadie debería esperar que un bebé de unos pocos días de vida duerma del tirón toda la noche; el paso del tiempo permitirá al desarrollo neurológico que se den los primeros pasitos, al igual que el sueño madurará de forma progresiva hasta asemejarse al de las personas mayores.

¿Por qué duermen tan poco los recién nacidos?

El ritmo circadiano

Una de las grandes diferencias entre los recién nacidos y los adultos es que carecen de ritmo circadiano, es decir, del sistema que nos permite sincronizarnos con las horas de luz para estar despiertos por el día y dormir durante la noche.

  • Por ello, durante los primeros meses de vida, los bebés duermen tanto de día como de noche sin que parezca importarles que en la calle brille un sol radiante o hayáis bajado las persianas hasta convertir vuestro cuarto en una cueva.
  • Lo más habitual es que se despierten para comer y, tras haber realizado la toma, se vuelvan a dormir, de tal forma que las horas de sueño se distribuyen de forma uniforme a lo largo de las veinticuatro horas del día. Además, la prolactina, una de las hormonas que controlan la lactancia materna, se produce en mayor cantidad durante la noche, lo que en la práctica se traduce en que los niños amamantados estén enganchado a la teta durante muchas horas de la madrugada. Lo más útil para compensar el cansancio que supone cuidar a un bebé que no te deja descansar como tu querrías durante esas primeras semanas de vida es dormir a la vez que él duerme, aunque esto implique más de una siesta de Malamadre a media mañana.

¿Por qué duermen tan poco los recién nacidos?

Por fortuna, todo en esta vida llega y entre el mes y los tres meses de vida aparece por primera vez el ritmo circadiano. Una vez alcanzado este hito del desarrollo, los bebés comienzan a dormir mejor por la noche. A partir de esta edad los niños son capaces de dormir más horas seguidas por la noche y permanecer despiertos durante ratos más largos durante el día. De hecho, un gran porcentaje de niños es capaz de permanecer dormido más cinco horas seguidas al llegar a los tres meses.

Pero no es oro todo lo que reluce. Además del ritmo circadiano, el sueño de los adultos se organiza en varios ciclos a lo largo de la noche de una duración de unos ochenta o noventa minutos. Tras acabar cada ciclo y antes de entrar en el siguiente acontece un microdespertar en el que cambiamos de postura o nos estiramos en la cama sin que lleguemos a desvelarnos del todo.

Sin embargo, la arquitectura del sueño de los recién nacidos es muy diferente.

  1. Por un lado, sus ciclos del sueño son más cortos, además, con cada microdespertar suelen despertarse del todo ya nos saben volver a dormirse solos como hacemos los adultos sin darnos cuenta.
  2. Por ello, los despertares nocturnos de los bebés más pequeños son parte del sueño normal a esta edad.
  3. A partir de los cuatro meses de vida los ciclos de sueño se comienzan a alargar, pero no será hasta los dos años en que alcancen la duración de los adultos.
  4. Además, desde los cuatro meses comienzan a asociar rutinas con el hecho de quedarse dormidos como parte de la maduración del sueño, por lo que es muy probable que cuando se despierten en mitad de la noche entre ciclo y ciclo del sueño reclamen aquello con lo que han aprendido a quedarse dormidos -como puede ser que los cojáis en brazos, les deis la mano o les cantéis una nana- sin que sea necesario que cada vez que se despierten sea porque quieren comer.

En resumen…

Como veis, el sueño durante los primeros meses de vida es muy diferente al de los adultos. Para una persona que está acostumbrada a dormir del tirón siete u ocho horas cada noche resulta inconcebible que un pequeñajo de apenas tres kilos tenga el descanso que su cuerpo necesita si cada dos por tres se despierta de madrugada a voz en grito. Son meses malos en los que las horas de sueño se pierden y el cansancio se acumula. A nosotros nos consuela saber que los niños no duerman mal, simplemente es que lo hacen de una forma muy diferente a como lo hacemos nosotros. Si entendemos esto habremos dado el primer paso para asumir que desde que te conviertes en madre las noches ya no vuelven nunca a ser lo mismo. Quién sabe si dentro de unos años recuperaremos las horas de sueño perdidas durante todos estos meses, quizá cuando nuestros hijos se independicen y se vayan de casa… Mientras tanto, no queda otra que dar la bienvenida a esta nueva realidad.

Han comentado...

  1. Estamos en plena crisis de los 2 años, o eso creo. Mi niña de 21m se duerme a la teta y cada hora ( a veces menos a veces más )se despierta y pide teta. De madrugada los despertares son más seguidos y de tomas más largas.
    Al buenpadre no lo puede ni ver (de primeras) aunque está empezando a dormirse en sus brazos muchos días tengo yo que ir a rematar la jugada con la teta.
    Ya no sabemos qué hacer. Despertar a veces cada media hora o cada hora es una tortura china.
    ¿Qué podemos hacer? ¿Estamos haciendo algo mal?

  2. Mi buenhijo de 29 meses ya dormía del tirón y desde el confinamiento ha retrocedido meses. Se despierta varias veces en la noche y ya no duerme siesta durante el día.

  3. Mi buenahija de 12 meses recién cumplidos se despierta cada hora/hora y media. A veces quiere teta pero otras veces simplemente llora y desde hace un par de semanas tarda mucho en calmarse. Solo quiere que la coja yo. Durante el dia echa dos siestas muy cortas. No siempre ha sido asi y estamos bastantes perdidos. Nuestro hijo mayor pasó por fases similares pero nunca fue tan desesperante. A alguien le pasa algo parecido? Algún consejo? Gracias!

    1. Si!! Me pasa exactamente lo mismo… hemos probado un montón de cosas y no hay manera, 😭😭 Alguna idea?!!

    2. A mi hija de once meses y medio le pasa lo mismo. Dormía bien hasta hace unas tres semanas que se despierta y empieza a gatear por la cama y aunque tenga sueño lucha por no dormirse. Llegamos a pasar dos horas sin conseguir dormirla, antes con la teta se dormía pero ahora tampoco funciona.

  4. Mi buenhijo de 8M también ha empeorado el sueño desde el confinamiento. Se despierta muchas veces y no se duerme si le doy pecho. El pediatra me ha insistido en que no le ofrezca porque durante el día come peor, pero me ha recetado un antihistamínico para ayudarle a dormir Variargil… No me decido a dárselo. ¿Alguna opinión?

    1. Me da mucho reparo meterme, pero yo no le daría nada. A los 8 meses empieza la “angustia de la separación” y el sueño es uno de los primeros aspectos en los que se refleja. Es una crisis muy habitual de los bebés, además de que cada poco tiempo van cambiando su forma de dormir y es perfectamente normal, por mucho que nos “duela” a los padres. La lactancia, como dice la OMS, hasta los dos años es a demanda y su principal alimento, y también es perfectamente normal que pasen épocas en las que no comen absolutamente nada más, para desesperación de las abuelas, sobre todo. Ellos comen en función de lo que necesitan para crecer, y no crecen de manera regular si no a estirones, verdad? Te dejo un artículo de Rosa Jové y te recomendaría leer a Carlos González y Julio Basulto para el tema de la comida. Ahora, la teta, a tu elección, que es tuya, pero si tú estás contenta lactando no dejes que nadie se meta ahí.

      https://www.maternidadcontinuum.com/2010/01/el-sueno-infantil-por-edades-segun-la-psicologa-rosa-jove/

  5. Buenas tardes,

    Dentro de que el enfoque del artículo me parece acertado, no me ha gustado porque no se hace referencia a la evolución del sueño durante los meses (y años) posteriores. De esta forma, se está dando a entender que pasados los primeros meses de vida (recién nacido), los bebés y niños ya deben dormir toda la noche del tirón. Esto es algo muy bonito que todo el mundo conoce a alguien que su bebé dormía toda la noche del tirón desde el primer día, pero estadísticamente está muy alejado de la realidad. Es perfectamente normal que los niños no duerman toda la noche hasta que son muy mayores (mucho) y muchos padres nos desesperamos porque pensamos que el “raro” es el nuestro o que a nuestro hijo o hija le pasa algo. Deberíamos romper ya el tabú y reconocer que los niños no duermen toda la noche seguida igual que tampoco lo hacemos los adultos. La diferencia es que nosotros nos despertamos, nos damos la vuelta y seguimos durmiendo (en la mayoría de los casos), mientras que los niños no saben hacer eso solos y necesitan de nuestra compañía, seguridad y ayuda, ya sea en forma de teta, cariñito, acompañarles al baño, etc. Tengo 40 años y todas las noches me despierto, ¿por qué mis hijas deben ser diferentes?

  6. Mi hijo tiene 15vmeses y se despierta 3 o 4 veces de madrugada…. pero es lo normal… necesita cariño y tetita¡¡¡ es una etapa dura,larga pero también bonita y especial¡¡ todo cambiará sobre los 2 o 3 años¡¡ y abandonará la teta y mis cariñosos de madrugada…. y yo resurgire¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más