¿Qué quieres encontrar?

23
Boticaria García: Ea, ea, mi niño se marea.

Boticaria García: Ea, ea, mi niño se marea.

Malasmadres_BoticariaGarcia
* Puedes seguirla en @boticariagarcia o en su BLOG.

Hoy empiezan las vacaciones escolares de Semana Santa, nos echamos todos a la carretera como locos, y un sudor frío recorre la frente de aquellas malasmadres cuyos buenoshijos sufren eso que en fino se denomina cinetosis, y que el común de los mortales conoce como marearse en el coche. En realidad el mayor sudor frío corre por la frente de La Jefa que a estas alturas de la película sigue sin parir, pero esa es otra historia, claro…

Hablo hoy como boticaria pero también en primera persona porque mi hijo se marea. Mucho. Su cara cambia del color blanco al verde pasando por todas las tonalidades de amarillo e incluso azul. Y ojo, que el que avisa no es traidor porque mi querido buenhijo da la voz de alarma en cuanto reconoce sus primeros síntomas:

– Mamá, creo que voy a gomitar.

Y gomita. Por supuesto que gomita. Gomita hasta la primera papilla cada vez que nos montamos el coche aunque sea para ir a Carrefour. Además es muy políticamente correcto y no hace distinciones entre trayectos cortos y largos. Gomita en todos por igual

¿Por qué vomitan los niños en el coche?

La razón es que cuando se diseñó el cuerpo humano no estaba previsto que las personas nos montáramos en máquinas que viajan a gran velocidad y, por ahora, nos faltan algunos pequeños ajustes de adaptación. Cuando estamos en tierra firme, las señales que envían nuestros sentidos indican que estamos quietecitos y todo encaja. Sin embargo, cuando nos montamos en coche, las señales que envían nuestros sentidos son confusas: por un lado le indican al cerebro que estamos quietecitos (nuestros pies no se mueven) pero por otro el líquido del oído interno sí se mueve. Si vamos leyendo o con la vista fija en un papel o en una pantalla la cuestión se agrava porque ayuda a dar la idea de que estamos quietos cuando en realidad nos estamos moviendo. El organismo no sabe bien cómo manejar las distintas informaciones y responde en modo ERROR 401: mareándose y como colofón, puede que vomitando.

¿A qué edad es más frecuente?

Hay niños más propensos que otros aunque lo normal es que ocurra entre los dos y doce años (en bebés es más difícil que suceda, aunque también se dan casos).

¿Se puede quitar el mareo?

Una vez que la carita del niño empieza a mudar de color, es difícil frenar (incluso frenando el coche literalmente, es posible que el niño suelte el desayuno con la desaceleración del vehículo). Como en tantos otros casos, lo mejor siempre es adelantarnos y tomar una serie de medidas que ayuden a prevenir el mareo.

Malasmadres-mareos1

5 TIPS PARA TENER EL VIAJE EN PAZ

  1. Planificar las horas y las comidas: Nada como conocer a nuestros hijos y sus ritmos circadianos. Sus horas de sueño son una buena opción para ponernos en carretera. Además, hay que evitar hacerlo cuando tienen el estómago lleno, aunque ¡ojo! la falta de azúcar en sangre también propicia el mareo así que nada de dejar a nuestros hijos muertos de hambre para evitar que se mareen.
  2. Mirar hacia la carretera: Algo tan sencillo como jugar al veo-veo obliga a nuestros hijos a ir mirando por la ventana (enviando sus sentidos la sensación de movimiento) en lugar de llevar la vista fija en una pantalla portátil viendo dibujos. Puestos a elegir, el mejor sitio para viajar es en la posición del centro porque tienen más visibilidad e ¡importante! situarse al niño en el sentido de la marcha especialmente cuando se viaja en bus o en tren (ir de espaldas puede ser criminal).
  3. Abrir las ventanas: Renovar el aire del coche de vez en cuando ayuda a refrescar a las criaturas. La calefacción demasiado alta o los olores viciados favorecen el mareo.
  4. Hacer paradas técnicas: Nada de hacer viajes largos del tirón. Los niños tienen que estirar las piernas, beber agua y hacer pis. ¿Por qué es importante? Porque la deshidratación favorece el mareo y el estrés de tener que ir aguantando la orina, también
  5. El amigo dimenhidrato: Más conocido como Biodramina o Cinfamar, se trata de un medicamento para prevenir el mareo que puede administrarse a partir de los dos años (generalmente en forma de jarabe, ampollas o incluso chicles). A pesar de que no requiere receta médica para su dispensación y que ha demostrado ser un medicamento seguro tras muchos años en el mercado, conviene valorar cada caso individualmente. Un conocido efecto secundario es el sueñecito que da.

Como ya son muchas colaboraciones que llevo en este mi querido club, sé que alguna preguntará en los comentarios o en Facebook por las pulseritas o artilugios varios que supuestamente previenen el mareo: os adelanto que no hay ninguna evidencia científico de que funcionen y que son tan útiles como un muñeco de Playmobil que lleva mi hijo siempre en el asiento de atrás y al que se agarra con fe cada vez se empieza a marear. Lo sé, lo sé, con cuatro añitos y entregado por su cuenta al poder del placebo: este niño me va a hacer sufrir y lo sabemos todos.

Y ya puestos a dar consejos para meternos en carretera, os recomiendo echar un vistazo a este post sobre lo que realmente debería incluir un botiquín de primeros auxilios. Quizá os sorprenda porque no sólo de gasas y alcohol viven los botiquines: llevar siempre en el coche una bolsa de galletas, frutos secos, o incluso un billete de 20€, puede ser más útil de lo que pensamos.

¡QUE TENGÁIS FELICES VACACIONES! Y no dejéis de contarnos vuestras experiencias, trucos y dudas sobre este “bonito” tema del gomitar.

Y antes de irnos, desde aquí dar la enhorabuena a nuestra querida boticaria que está triunfando con su libro “El paciente impaciente” y es que es buenísimo, empiezas a leer y no puedes parar de leer y de reír. ¡Os lo recomendamos! Podéis conseguirlo en librerías y en amazon AQUÍ.

Malasmadres_paciente-impaciente2

Han comentado...

  1. yo soy fan del Cinfamar. Pero la verdad es que tardé en atreverme a dárselo porque mi pediatra del momento me dijo textualmente “si ves que te cuesta despertarlos no te preocupes, es normal” y ya me imaginaba yo a los niños comatosos….Nada que ver. les doy a los pequeños media ampolla (viales individuales) y al mayor una entera. Eso sí, para viajes largos y previo desayuno ligero.
    en cualquier caso, muda completa a mano, toallitas y bolsa, son parte indispensable del kit.

    besos, boticaria

    @yonosuperwoman

  2. Cuando yo era pequeña (y no tan pequeña) me mareaba mucho, con vómitos incluidos, y mi madre optó por darme la Biodramina, pero yo no sabía tragar una pastilla y me la deshacía en una cuchara con azúcar. Eso era peor, yo ya vomitaba varias veces para tomármela, tengo tanto asco remanente que de sólo pensar en ella me dan naúseas! pero bueno, así salía ya con el estómago vacío aunque el mareo no me lo quitaba nadie!. Me niego a darle eso a mis hijas, de momento sólo la de 5 se marea alguna vez y sin muchas consecuencias. Para mí si es un gran problema, haberlo sufrido te hace muy consciente de lo mal que se pasa.
    Gracias

  3. Mis cuatro hijos se han mareado cuando eran pequeños. Los tres mayores lo superaron hacia los diez aunque la tercera, que tiene ahora diez y medio, sigue tomando biodramina en los viajes largos en coche y los tres cuando vamos en barco. Estoy harta de limpiar vomitonas!! El pequeño es el que peor lo ha llevado. Se mareaba desde bebé y ahora, con casi ocho años se marea incluso con biodramina, que se traga como un campeón el pobre. Mi truco: llevarle con la bata del cole encima de la ropa y un cubito de playa con un par de bolsas de plástico dentro para que “enceste” con el vómito más fácilmente. Las bolsitas de mareo (que cojo de los aviones) son difíciles de manejar en movimiento.

  4. En cuanto la buena hija cumplió los 2 años nos entregamos a la biodramina. Nunca nos daba tiempo a que “gomitara” fuera del coche asi que para mi lo peor era el tener que limpiar luego el grupo 1 con todos sus recovecos Puagh! Y ese olorcillo remanente en el coche…

  5. Tiene dos años y medio el buenhijo y hasta ahora no se ha mareado nunca, espero que se parezca al buenpadre, tengo esperanzas, porque yo he “gomitado” toda la vida, soy la reina del mareo (perdón por la autoproclamación), no hay medio de locomoción que se me resista, bueno, el avión, solo me mareo si hay turbulencias.
    La única ventaja frente a esto, que la naturaleza me ha concedido, es que me duermo en cualquier lado, así la cosa se hace más liviana, que es que esta menda ha llegado a marearse hasta conduciendo ella!!!! El colmo!!!!
    Y desde aquí aprovecho para hacer una pequeña reclamación a los fantásticos ideólogos de la Biodramina Cafeina, JAJAJAJA, ¿que no te duermes? JAJAJAJA, vamos, conmigo la podrían usar de anestésico, no solo me quedo medio inconsciente, sino que además me pone un mal cuerpo ……, que tardo en “despertarme” horas, mi marido ha llegado a asustarse, así que solo la uso en emergecias.
    Ale ya me he quedado agusto!
    P.D: Truco para no marearse, ir chupando puntitas de jamón ibérico (una persona a la que yo tenía gran cariño lo defendía a capa y espada)

  6. La peque se empezó a marear a los 9 meses, aunque nos decían que era imposible, cuando compramos por fin la silla para ir a favor de la marcha, santo remedio! mira por la ventana y ya no hay problema a no ser que haya comido un minuto antes de montar en el coche.

  7. Jo, yo fuí una de esas niñas que se mareaba en el coche y vomitaba. Recuerdo a mis padres enseñándome qué significaban las señales, los colores y matrículas (entonces cada comunidad tenía la suya)y todo lo que se ocurría para que no me mareara y a veces aguantaba pero quedando pocos metros para el destino hala…. Yo creí que con mi peque me había librado, pero no, ahora que ha cumplido 3 añitos empieza a decir al poco de subirse al coche que le duele la tripa y por el gesto de su cara reconozco absolutamente el mareo. Yo la acaricio la tripita y la digo que se eche para atrás a ver si se duerme (vistos tus consejos no sé si haré bien), porque además como vamos casi todos los fines de semana a Segovia (somos de Madrid) aprovechamos o bien después de su cena los viernes o después de su comida los domingos, para el regreso, para aprovechar sueño y siesta, aunque lo mismo a mi pobrecita la estamos hundiendo en la miseria. Veo que es un mal común (consuelo de tontos por mi parte) y que tendremos que lidiar con ello más o menos hasta los 10 o 12 años ¿no?. Paciencia y a no tirar ni una bolsa de plástico que en mi casa si que serán totalmente reutilizables.
    Gracias por tus consejos Boticaria

  8. Después de limpiar varias veces el coche entero por las vomiteras de mi hija y tras enseñarles a los dos a hacerlo si les viene en la bolsita puesta ad hoc en los bolsillos de los asientos del coche (tienen ya edad para poder hacerlo) lo que mejor me funciona a mí es NO PERMITIR QUE TOMEN ALIMENTOS LÍQUIDOS ANTES DEL VIAJE. El día en cuestión desayunan yogur con cereales o galletas en vez de leche, o queso o flanes y natillas. Durante el viaje, sorbitos pequeños de agua, galletas de vez en cuando y la recomendación básica de que cierren los ojos y descansen cuando vienen curvas. No tengo nada en contra de las pastillas para el mareo pero no me han funcionado mejor que esto.

  9. Los que vamos a viajar por carreteras del Tercer Mundo(o el Cuarto o Quinto) por que nos vamos a Bosnia de peregrinos(originales nosotros, eh?)te lo agradecemos profundamente por que la que me va a tocar con el trío gomitón ni te cuento.
    Biodramina , líquidos, caramelos y el extrańo truco que funciona: Nada de LACTEOS! Antes de viajar, ni leche, ni yogures ni nada de eso. Y parece que funciona.
    Ya te contaré.

  10. ¡¡Estupendo el post!! Yo, al igual que otra seguidora, también llevo un cubito de playa o un tapper, más práctico quizás que una bolsa, al menos para mi y aunque mi hija no sea de “gomitar” por norma, cvando lo ha hecho . . . la pobre se ha puestooooo y en el cubo cabe más y mejor. Buen viaje a todas!!

  11. Pues yo tengo una que vomita y otra que no. Y de verdad lo de estar adormilados no lo recomiendo nada, para ella es mucho peor!!!

    De todas formas la mía tiene mucho de psicosomático. Si lleva cantajuegos va feliz (a no ser que sea un viaje largo, o complicado, que puede acabar mareada igual), pero si se aburre me puede vomitar en 5 minutos de trayecto.

    Ah, fundamental, desabrigarse en cuanto se sube al coche, aunq pase frio los 5 primeros minutos hasta que el coche coja buena temperatura…

  12. Yo de pequeña me mareaba mucho, aunque no vomitaba, y ahora llevo una temporada que me vuelve a suceder… Y ya he pasado los 12 años!! Pero creo que es cumpla de ir mirando el movil 😛
    Buen post para guardarlo en el botiquin de casa!

  13. Suscribo lo de los lácteos!!! Y añado el zumo de frutas…
    Mi buenahija dejo ipsofacto de marearse y gomitar (hasta para ir al Carrefour, efectivamente) en cuanto eliminamos esos productos de su dieta en días con coche a la vista…
    Cuanto malestar podría haberme ahorrado esa simple medida cuando era pequeña…

  14. Yo tengo tres peques, chicos los tres , y el más pequeño de cuatro años se marea desde que tenía meses, siempre vomita y como a la boticaria le pasa no distingue entre viajes largos o cortos, el día que toca vomitar de casa a la esquina pues ale. Mi niño avisa diciendo ” mami ves más despacio” , ” mami no muevas el coche” , ” mami mami mami paraaaaaaaaaaaa”, y ale, todo fuera. Para los viajes largos o las excursiones del cole mis trucos son nada de lácteos, galletas saladas de desayuno , cinfamar pero dos ampollas sino no hacen efecto, y en el coche dos cubos de playa con dos bolsas de plástico cada uno, y ahora que ya es más mayor el coge el cubo en el regazo y cuando lo necesita lo usa, eso si el mayor empieza ” que hascooooo” , ” que paré ya que sí no vómito yo” , vamos un gustó viajar con los tres.

  15. Yo me mareaba de pequeña y lo que mejor funcionaba era no tomar lacteos antes del viaje, sino desayunar algo consistente, como embutidos, huevos, pan tostado, etc. Durante el viaje nada de agua ni de galletas ni dulces, a mi me sienta muy bien las patatas fritas y la coca-cola. Y el otro día leí que para las nauseas del embarazo o de la prueba de glucosa es bueno chupar un limón… igual funciona con los mareos de los viajes…
    Mi hija se mareaba y vomitaba desde los pocos meses y dejó de hacerlo cuando le pusimos en el sentido de la marcha a los 18 meses (aunque la silla de coche era buena y se podía llevar más tiempo a contramarcha). Ahora con 2 años y medio creo que vuelve a marearse o está incómoda en la silla. Vamos a probar con otra silla.

  16. jaja yo soy experta en dejar a mis hijos literlamente en pelota picada en el arcen de la carretera porque cuando vomitan se pringan de arriba a abajo tanto ellos como las sillas, incluidos los recovecos que una mala madre ya comentaba. Lo peor una vez que no llevabamos ropa de cambio y tuvimos que parar en un chino de un pueblo a comprar literalmente de todo, desde calzoncillos hasta zapatillas, un horror. No quiero ni pensar en este jueves!!!

  17. Yo descubrí hace tiempo las cápsulas de jengibre y ha sido mano de santo. No salgo sin ellas.

  18. Yo soy de las que “gomita” en un coche. Así que siempre SIEMPRE he de ir en el asiento delantero o conduciendo (me recuerda a una peli “women on top”), en fin. Me mareo en todos los coches, pero NUNCA en un barco/yate/velero, será porque allí me da la brisa o yo que sé. A mi me va bien chupar una lima! No tengo evidencia científica pero a mi me funciona 🙂

  19. Querida Boticaria,

    un par de preguntas: ¿y si la que se marea es la copiloto “malamadre”? ¿y si el mareo empieza ya al salir del parking? Ya se que una opción a lo mejor seria cambiar de “buenmarido” … pero a estas alturas.
    Lo he consultado con el médico (de cabecera, otorrino, traumatólogo …) conslusión: hay gente más sensible al mareo que otras …
    Te agradeceré cualquier ayuda.

  20. Yo sigo con mi pelea del mareo… Tengo dos y siempre se han mareado de pequeños. A la pequeña le doy Biodramina y ni tan mal, se queda adormilada y hacemos el trayecto… El mayor ya no toma nada porque le da asco y me lo escupe todo. No puedo mezclarselo en zumos, coca cola, etc porque lo nota a la legua, tiene un paladar que ni Arguiñano, y un olfato de sabueso. Y no le culpo porque saben todas asquerosas: cinfamar, biodramina y los chicles tampoco le entusiasman sobre todo por esa película dura que tienen. Le compré las pulseras de acupresión pero ná, aguantará una hora sin marearse, como mucho, después todo para afuera. He probado otras cosas para sugestionarle, lo típico: un esparadrapo en el ombligo con un ajo, por ejemplo. Pero nada. No le funciona. Mi hijo cada vez que monta en el coche es aprensión total, sólo el abrir la puerta, olerlo, ya me pone cara rara, y es un coche que está limpio, aunque siempre ha tenido un olor peculiar desde nuevo, como todos los coches… Una vez me vomitó sólo con asomar la cabeza sin estar ni encendido el motor, menos mal que se dio la vuelta y no lo echó dentro. Así que no hay nada que hacer, viajar atrás con ambos y estar atenta para darle la bolsa porque aunque el ir al pueblo sólo son 2 horas vomita incluso dos veces… No quiero imaginarme hacer un trayecto más largo… El problema es que la peque ya empieza a aborrecer el sabor de la Biodramina, ya veremos cómo nos va. Por qué no inventan un flash o un bollycao que al comerlo evite el mareo ??? Seria ideal, oye, jajajajaja. Ese es el problema que yo tengo, que aunque existan medicamentos, mis hijos no se los van a tomar. Al mayor, por más que le decimos que sólo tiene que aguantar un poco el sabor y beber agua deprisa y luego se ahorra el pasarlo mal, no quiere, prefiere sufrir el mareo a tomarse “eso que está asqueroso”. Y no hay manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más