¿Qué quieres encontrar?

Carrera Yo No Renuncio: una  prueba virtual para reivindicar una conciliación real

Carrera Yo No Renuncio: una prueba virtual para reivindicar una conciliación real

La pandemia no hizo posible que celebráramos la 3ª Carrera de Obstáculos Yo No Renuncio por la Conciliación pero llega en 2021 de forma virtual y con más fuerza que nunca. Tendrá lugar el próximo domingo 27 de junio a las 10.00 horas y contará con el apoyo de Sprinter. Después de un año en el que se ha puesto de manifiesto que la conciliación nunca existió, que las familias fuimos abandonadas a nuestra suerte y que los cuidados recayeron en las mujeres principalmente empujándolas más que nunca a la renuncia, ha llegado el momento de unirnos en una gran marea amarilla y reivindicar un cambio de modelo social.

¡Apúntate a la Carrera, Malamadre!

¿Qué tienes que saber?

  • Puedes realizar tu inscripción AQUÍ.
  • Recibirás en casa tu camiseta y bolsa de corredora.
  • Si eres socia o te das de alta, solo pagarás los gastos de envío de tu camiseta y bolsa de corredora.
    • Si te interesa, hazte socia AQUÍ.
  • Puedes hacerla caminando o corriendo, los kilómetros que desees, como tú prefieras, Malamadre.

Una misión: visibilizar los obstáculos que nos encontramos en el camino de la conciliación

La Carrera de Obstáculos Yo No Renuncio, que se realizó de manera física en sus dos primeras ediciones, tiene como objetivo visibilizar esas barreras que nos encontramos las mujeres en el camino de la conciliación. Aunque este año se realiza de manera virtual, sí queremos que de manera simbólica reivindiquemos todos los cambios que necesitamos para tener una sociedad más justa e igualitaria. Así que en comentarios os animamos a que compartáis vuestro ‘Yo corro por…’, ese yo corro con el que queréis derribar el obstáculo que os habéis encontrado, por ejemplo yo corro por una sociedad en la que no se penalice a la mujer que es madre.

Los obstáculos uno a uno

  1. La renuncia. Recordemos que 6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional. Fuente estudio ‘Somos Equipo’ del Club de Malasmadres (2017) .
  2. Los horarios de las jornadas laborales. Las jornadas laborales son rígidas  y extensas, solo el 16% de las mujeres tiene jornada intensiva todo el año. Fuente estudio ‘Las Invisibles’ del Club de Malasmadres 2020.
  3. La falta de corresponsabilidad. Hacer equipo es clave para conseguir una conciliación real. Las mujeres han salido fuera a trabajar, pero los hombres aun no han entrado en casa. El 49% de las mujeres reconoce ser la responsable principal de las tareas doméstico-familiares, solo en el 9% de los casos son sus parejas.Fuente estudio ‘Somos Equipo’ del Club de Malasmadres (2017) .
  4. Perpetuación de los roles tradicionales. El 45,2% de las mujeres, que convive en pareja y aporta la misma cantidad de dinero al hogar que sus parejas, declara ser la principal responsable de las tareas doméstico-familiares.
  5. El techo de cristal. El verdadero techo de cristal lo encuentran las mujeres cuando les llega la maternidad. 3 de cada 4 mujeres han visto alterada su trayectoria laboral al convertirse en madres. Fuente estudio ‘Las Invisibles’ del Club de Malasmadres 2020.
  6. La carga mental. El 54% de las mujeres es la responsable principal de las tareas invisibles frente al 17% de los hombres. Fuente estudio ‘Somos Equipo’ del Club de Malasmadres (2017) .
  7. La soledad. 7 de cada 10 mujeres se sienten solas ante la crianza y educación de sus hijos o hijas. Fuente estudio ‘Las Invisibles’ del Club de Malasmadres 2020.
  8. El peso de la culpa. El sentimiento de culpa nace de los estereotipos, de expectativas personales y sociales que se crean en torno a la maternidad. 6 de cada 10 mujeres afirma que se sienten culpables al ejercer como madres, principalmente por no poder llegar a todo. Fuente estudio ‘Las Invisibles’ del Club de Malasmadres 2020.
  9. El mito de la superwoman. Casi el 50% de las mujeres con trabajo remunerado llega cansada a su puesto de trabajo varias veces a la semana debido a la carga de las responsabilidades familiares y domésticas. Un cansancio que viene derivado de la creencia social de que las mujeres pueden con todo, el mito de la superwoman. Fuente: Estudio ‘Concilia13f’ del Club de Malasmadres (2015)
  10. La carencia de tiempo libre y de ocio. Solo 54 minutos libres al día declaran tener las Malasmadres. Fuente: Estudio ‘Concilia13f’ del Club de Malasmadres (2015)
  11. La soledad. 7 de cada 10 mujeres se sienten solas ante la crianza y educación de sus hijos o hijas. Fuente estudio ‘Las Invisibles’ del Club de Malasmadres 2020.

Y vosotras Malasmadres, ¿os unís a nuestra carrera?

Colaborar en la Asociación Yo no Renuncio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.