¿Qué quieres encontrar?

10
Cómo implantar medidas de conciliación en las empresas

Cómo implantar medidas de conciliación en las empresas

Desde que nació el proyecto Yo No Renuncio por la conciliación no hemos parado de escuchar la voz de todas las Malasmadres, Buenospadres y familias en general que viven el problema de la conciliación en casa. Pero como siempre decimos, este problema no es una cuestión individual, sino que es social y todos los agentes sociales deben estar implicados para que se produzca el cambio real. Por eso, desde la Asociación Yo No Renuncio nos reunimos con empresas que nos cuentan de cerca cuáles son sus preocupaciones y motivaciones para implantar medidas que favorezcan la conciliación y, en consecuencia, la retención de talento femenino e igualdad.

Durante este recorrido nos encontramos con todo tipo de empresas, las grandes empresas, las pymes o las microempresas como es el Club de Malasmadres y todas ellas tienen la voluntad de impulsar medidas de conciliación pero a la gran mayoría le falta saber el CÓMO. Con el objetivo de orientar y dar las claves principales para plantear medidas para conciliar en las empresas, hemos entrevistado a Isabel Hidalgo, responsable de comunicación en Masfamilia, empresa impulsora de la certificación EFR . Gracias al trabajo de certificadoras como EFR podemos encontrar empresas referentes que nos cuenten cómo lo hacen y cómo han conseguido traducir el coste de las medidas de conciliación en una inversión. 

Entrevistamos a Isabel Hidalgo de la Fundación MasFamilia

medidas-conciliacion-empresa-ficha-isabel

¿Por qué las empresas deberían estudiar e incluir nuevas medidas de conciliación en sus empresas?

Hoy en día es impensable tener en cuenta a una empresa que no pone foco a las personas que forman parte de la misma. Se trata del recurso más importante de cualquier organización. Desde nuestra experiencia, creemos que la conciliación se debe gestionar para conseguir empresas más competitivas, pero, sobre todo, para conseguir personas más felices y sociedades más justas. Por esta razón, es necesario lograr un equilibrio entre el negocio y las personas. Aquí es donde entra en juego el papel de RRHH. Es importante que su trabajo vaya enfocado a la conciliación, sobre todo en el caso de las PYMES.

Alguien que quiera fomentar e implantar la conciliación en su empresa, ¿por dónde tiene que empezar? ¿Qué pasos hay que seguir?

Para empezar a gestionar la conciliación en cualquier compañía es necesario involucrar a la dirección a través de un compromiso férreo para trabajar en pro de la conciliación.

Además, es necesario hacer un diagnóstico de la situación de la empresa en la materia en cuanto a su negocio (sector de actividad, estrategia, cultura) y a las personas que forman el equipo. Una vez realizada esta foto debemos poner en marcha un plan ad hoc que contemple un porfolio de medidas de conciliación ajustadas a cada organización, una organización y recursos propios, indicadores y, muy importante, un plan de comunicación.

¿Qué medidas de conciliación puede ofrecer una empresa sin poner en riesgo sus recursos económicos y sociales?

Lo primero que se debe tener en cuenta cuando una empresa quiere comenzar a gestionar la conciliación es que debe realizar un diagnóstico para conocer cuáles son las medidas que puede implementar, sabiendo cuáles son las necesidades de sus colaboradores y de su propio negocio. La conciliación no es simplemente poner medidas por poner, la conciliación también es sostenibilidad del negocio.

Nosotros desde la Fundación siempre hemos defendido que la conciliación no es un coste sino una inversión. Apostar por las personas siempre tendrá un retorno seguro al negocio. Pero, por poner algunos ejemplos de medidas ‘low cost’ podríamos hablar de la flexibilidad horaria, la tarde libre del cumpleaños, la jornada laboral continua en días festivos, Navidad o Semana Santa; la jornada de puertas abiertas para familiares, las walking meeting o el voluntariado corporativo, entre otras.  En nuestro estudio “1000-1 recetas para conciliar” proponemos más de mil medidas de conciliación para poner en marcha.

¿Cómo evitamos que las medidas de conciliación solo las usen las mujeres y que todos y todas las empleadas las usen?

En la actualidad, los hombres no utilizan de igual manera las medidas de conciliación en el trabajo que las mujeres. Es un tema muy cultural. Debemos hacer entender que la conciliación no es un tema solo de mujeres o de  maternidad. Hay que involucrar al hombre a través de la pedagogía y la corresponsabilidad para conseguir que el peso de la conciliación esté más equilibrado. Debemos tender a pensar que la conciliación es un plus, es otorgar grados de libertad como parte de un contexto personal y laboral, sea cual sea.

medidas-conciliacion-empresa-tip-conciliacion

Las empresas que han puesto en marcha medidas de conciliación, ¿qué beneficios concretos han obtenido?

Son muchas los estudios que han demostrado como gestionar la conciliación repercute de manera positiva en la productividad, la calidad del servicio, la atracción y retención de los colaboradores, el clima laboral o el compromiso de los empleados con la empresa.

Desde nuestra experiencia, hemos constatado que, por cada euro invertido en gestión de la conciliación, retornan dos euros; el compromiso de los colaboradores aumenta más de 8 puntos; que ha mejorado la productividad de la organización un 22%, puede descender el absentismo un 17% y la rotación no deseada un 22%. Además, la implantación del modelo de gestión EFR influye en la felicidad de los colaboradores y el trabajo en equipo.

¿Por qué cuesta cambiar tanto la mentalidad instaurada en las empresas y hacer que cambien?

La cultura empresarial en nuestro país fomenta el presentismo y los modelos de liderazgo basados en la desconfianza. Esta situación dificulta la conciliación entre la vida personal, familiar y profesional de los colaboradores y, por tanto,  es necesario que la cultura de la empresa cambie hacia un modelo basado en la confianza, la madurez, el liderazgo ejemplarizante y la orientación al éxito o a los resultados para conseguir cambiar nuestras organizaciones y nuestra sociedad.

>>Malamadre, si tienes alguna duda sobre conciliación entra en eltelefonoamarillodelaconciliacion.com y deja tu pregunta. ¡Pronto te responderemos!  

Han comentado...

  1. Las medidas de conciliación suelen ser implementadas solamente en empresas muy grandes que tienen gran presencia, por su tamaño, en el entorno público, y a las que les interesa quedar bien. No digo que en algunas el equipo directivo y los propietarios/accionistas entiendan que ello redunda en un beneficio para sus empleados y lo hagan de buena fé, pero muchas lo hacen por la buena publicidad que genera en los consumidores.
    En empresas pequeñas y familiares, es difícil que se consiga, ya que la mayoría de los convenios no cubren ese ámbito y el Estatuto de los Trabajadores deja muchas cosas al arbitrio de un acuerdo entre propietarios y empleados, y ahí, ya sabemos quién tiene las de perder. La cultura de “el ojo del amo engorda al caballo” está firmemente implantada en las generaciones de los más mayores, y hasta dentro de unos veinte o treinta años, cuando las nuevas generaciones con nuevas necesidades e ideas entren, no conseguiremos un cambio real sin sudores, pataletas, amenazas, y lágrimas.
    Aprovecho para informar que en el Ayuntamiento de mi localidad han decidido de repente no realizar campamentos de verano subvencionados para los mayores de ocho años durante el mes de agosto, y en julio lo que hay no cubre el horario laboral normal, ni con jornada continua. Un municipio que hasta el año 2016 inclusive había estado llevando un programa estupendo de conciliación y ayuda a las familias, de repente en 2017 con el cambio de legislatura empezó a ir cuesta abajo, cambiando lo que funcionaba y dejando tiradas a muchas familias. Y no nos queda más que el pataleo, porque con “la Iglesia hemos topado”… Total, que casi dan ganas de dejar de trabajar, cobrar subsidios y vivir del Estado, en vez de ser ciudadanos que contribuyen, con su esfuerzo, trabajo y salario, al bienestar del país.

    1. Como dices Tere la cultura empresarial de este país debe ir poco a poco cambiando y yo confío porque ya se están dando pasos, pero el camino aun hay que andarlo.

      Lo de los campamentos de verano me parece necesario para las familias, en esto los distintos gobiernos de municipios deben invertir.

      Un beso enorme y gracias por aportar tu visión.

    2. Buenas Tere,
      En mi caso dirijo una Fundación con un equipo de 18 personas, que nos dedicamos a la atención de personas mayores. Este año, después de yo como gerente haber realizado la formación con Fundación Más Familia, y contar con el visto bueno del Patronato, hemos podido implantar el certificado EFR con un catálogo de más de 30 medidas de conciliación, todas ellas utilizadas (y muchas ya implantadas en la entidad antes de la certificación). Realmente no es tan complicado, hace falta compromiso, ingenio y creatividad, escuchar a tu equipo, saber sus necesidades y hacerlas compatibles con las necesidades de la entidad/ empresa. Yo puedo afirmar en primera persona que es posible para empresas de cualquier tamaño si realmente se tiene la convicción de los beneficios. Un saludo, Tania

  2. Desde muchas empresas estamos los comités de Igualdad intentando hacer entrar en razón a esos jefes que todavía no creen que la conciliación es una mejora considerable para la empresa y los empleados. Efectivamente está demostrado que es muy beneficioso para ambas partes pero esa cultura que todavía tienen algunas empresas hay que cambiarla y para eso estamos nosotras. Gracias por toda la información que después puedo utilizar.

    1. Buenos días Aurora,

      ¡Qué buena la labor que realizáis! Muchas gracias por escribirnos.

  3. Buenos días, en lo que a mi me ocupa no existe conciliación real, y menos en el comercio.
    NO INTERESA.
    Abriendo doce horas al día de lunes a domingo en jornadas de ocho y nueve horas.
    Qué guarderías y colegios tienen estos horarios?.
    Cómo se puede tener hijos con estos horarios?
    Ahhh!!! claro, para eso están los abuelos que ya están ahí para solucionar la papeleta.
    Tenemos una sociedad mala y enferma, en la que los padres trabajan con unos horarios tan extensos en el que los niños crecen solos, se les entrega las llaves y a buscarse la vida.
    POR ESO NO NACEN NIÑOS EN ESPAÑA.
    Y TAMPOCO HAY POLÍTICAS SOCIALES “REALES” EN LAS QUE SE LUCHE POR LA FAMILIA.

  4. …pero, sobre todo, para conseguir personas más felices y sociedades más justas…
    …La cultura empresarial en nuestro país fomenta el presentismo y los modelos de liderazgo basados en la desconfianza…
    Creo que estas dos frases resumen la meta a conseguir y la situación actual, respectivamente, a la perfección.
    La conciliación es una forma de vida a interiorizar por la toda la sociedad: básicamente porque los niños y las niñas necesitan de sus padres, y después porque todas y todas necesitamos de vida más allá de la laboral. Por lo tanto, la conciliación es una filosofía que debemos grabarnos a fuego. Porque las empresas las formamos las personas, y aunque en principio hay que imponer medidas de cara a mejorar las condiciones de los trabajadores; los clientes, consumidores y usuarios (todos los somos) también hemos de tener claro que la conciliación es un derecho a respetar. Lo digo principalmente por las y los autónomos que se ven en multitud de situaciones tales como que sus clientes quieran reuniones fuera de su horario laboral para no pedirle horas a su jefe, sin tener en cuenta la vida del propio autónomo. La rueda no dejará de crecer hasta que no seamos consciente de los graves daños emocionales y/o psicológicos que TODOS Y TODAS estamos causando a miles de familias (aquí incluyo a bebés, niños y niñas) exigiendo horarios y jornadas totalmente incompatibles con la vida familiar, principalmente. Así que sí, empezamos por las empresas, pero que no nos olvidemos de sus trabajadores: eduquémosles también a ellos y ellas a respetar la conciliación de la dependienta de la esquina, de la peluquera del barrio, de la abogada de confianza o de la fisioterapeuta de toda la vida, y que empecemos todos a exigir adaptaciones horarias que nos permita no tener que pisar la conciliación de otras personas. Y como dices muy bien, Isabel, nos hace falta mucha pedagogía para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres en cuanto a este asunto… Muchas gracias por el artículo!!!

  5. Yo ya estoy cansada de decirlo…mi empresa tiene el certificado efr y no podemos conciliar. Es una mentira muy gorda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más