¿Qué quieres encontrar?

19
Elegir entre dos opciones: cómo tomar la mejor decisión

Elegir entre dos opciones: cómo tomar la mejor decisión

*Podéis seguir a Leonor en FacebookTwitter y en su BLOG.

La vida es una sucesiva toma de decisiones. Si te paras a pensar un poco, cada día son miles las decisiones que tomamos. Si desayunar tal o cual cosa, ir al trabajo por este camino o por este otro, ver esta noche una serie o una película, poner a los buenoshijos tal o cual ropa…

Casi a cada segundo de nuestra vida, hay una decisión que tomar. Y si algo he aprendido en estos años que llevo trabajando acompañando a personas es que hay decisiones que nos fortalecen y decisiones que nos debilitan. El arte a la hora de tomar una decisión está en optar por aquella que nos fortalece y dejar de lado la que nos debilita.

Y cuando hablo de optar por aquella decisión que nos fortalece me refiero a elegir esa opción que nos fortalece tanto a nosotros como a los nuestros, a aquellos que nos rodean y para quienes deseamos el bienestar. Te asombraría descubrir cuántas veces nos boicoteamos de forma inconsciente y elegimos la peor opción porque una parte nuestra piensa que es la mejor para las personas que nos rodean.

Para que una decisión sea ecológica -la ecología es un término que usamos en el coaching- ha de conllevar un beneficio tanto para nosotros como para las personas que nos rodean. Pongo un ejemplo: si decir sí a ese trabajo tan deseado supone dejar de estar con el buenhijo varios días al mes, es posible que aunque esa decisión me fortalezca a mí, debilite al buenhijo y, por lo tanto, acabe debilitándome a mí, convirtiéndose por lo tanto en una decisión poco ecológica para mí y para mi familia.

decisiones-vida

¿Cómo hacerlo?

¿Cómo elegir una u otra opción cuando se abre una de esas decisiones importantes que sabemos va a marcar el resto de nuestras vidas? ¿De qué manera tomar la mejor decisión? Elegir el mejor camino, ese que me permita mirar dentro de un tiempo hacia atrás y decirme “tomé la decisión adecuada”.

¿Tener o no tener otro buenhijo? ¿Dejar ya el trabajo que me tiene atrapada para montar mi propio proyecto o seguir con lo que hago y que me da seguridad? ¿Continuar con la buenapareja o romper ya una relación que no sé hacia dónde va? Fíjate cómo puede cambiar una vida elegir una u otra opción.

Te voy a proponer un trabajo que viene de la Programación Neuro Lingüística (PNL) y que a mí me parece muy útil para tomar la decisión que más nos fortalece en este momento y que más nos fortalecerá con el paso de los años. Lo habitual es que al tomar una opción pensemos tan sólo en el ahora. El objetivo de este ejercicio es echar un vistazo a qué podría pasar si optamos por un camino u otro.

  • Ponte de pie e imagínate que de cada uno de tus pies sale un camino hacia tu futuro. Por ejemplo, si tu duda es si tener otro buenhiijo o no, vas a dejar que delante de tu pie izquierdo se dibuje una de estas dos opciones y delante del pie derecho, la otra. Una posibilidad es imaginarte delante del pie izquierdo tener otro buenhijo y delante del pie derecho seguir como estás.
  • Deja que vengan imágenes que representen ambas opciones.
  • Y ahora de lo que se trata es de empezar a recorrer uno de los caminos. Da unos pasos e imagínate cómo sería tu vida si optas por la opción que tienes en el camino que nace de tu pie izquierdo. En este caso, imagínate cómo sería tu vida dentro de un mes si te pones a tener otro buenhijo. Deja que te vengan imágenes que representen cómo sería tu vida, sonidos y diálogos tanto contigo como con las personas implicadas en tu decisión y, por último, deja que el cuerpo te diga cómo le haría sentir eso. Cuando tengas registrado cómo te sentirías, avanza aún más en esa línea hasta dentro de seis meses y vuelve a hacer ese recorrido fijándote en lo que verías, escucharías y sentirías de seguir ese camino. De nuevo, una vez registradas tus emociones, avanza aún más en el tiempo, por ejemplo un año, y vuelve a hacer el registro de lo que verías, escucharías y sentirías de seguir ese camino. Repítelo avanzando hasta los cinco y los diez años siguientes y volviéndote a conectar con lo que sientes en cada uno de esos periodos de tiempo.
  • Repite la misma secuencia pero con la otra opción, en este caso, la que sale de tu pie derecho.
  • Regresa al punto de partida y desde ahí imagínate que te conviertes en la viejecita sabia que serás al final de tu vida. Esa viejecita que ha vivido toda su vida, feliz y satisfecha, y que puede ver con perspectiva lo que en realidad importa en una vida. Te vas a colocar al final de esos dos caminos, encima de una silla o algo elevado, y desde ahí vas a mirar a la persona que en 2018 estaba decidiendo qué camino tomar. ¿Qué consejo te daría esa viejecita viendo tu vida en perspectiva? ¿Qué es en realidad lo importante?

Este trabajo te dará una nueva perspectiva sobre qué opción es la mejor porque, primero, te llevará al cuerpo y a las emociones y, segundo, hará que adquieras perspectiva sobre las consecuencias que tendrá en tu vida y en la de tus seres queridos elegir una u otra opción.

¿Cómo te llevas con las decisiones? ¿Cómo lo haces a la hora de elegir algo importante en tu vida? ¿Alguna vez te has arrepentido por apostar por una decisión y no por otra? Me encantaría leerte ahí abajo, en los comentarios.

Han comentado...

  1. Gracias Leonor, me ha gustado mucho este post. Os cuento un “truco” que yo utilizo cuando tengo que tomar decisiones: siempre me pregunto a mi misma ¿qué es lo que tú quieres? No lo que van a querer los demás, o a pensar de ti, sino lo que realmente quieres para ti, con sinceridad y sin miedos. A solas conmigo misma nadie me juzga, y hace ya tiempo que alguien que me quería mucho me enseñó que si no eres feliz tú por ti misma, difícilmente encontrarás la felicidad en otros.

  2. El buenpadre y yo vivimos en casa de l@s buen@sabuel@s (mis padres) con nuestra buenahija de casi 1 año. Nuestro propósito era estar aquí para ahorrar lo suficiente e irnos a una casa propia según naciera la buenahija, pero nos dimos cuenta que nos enfocamos mal. Ahora no tenemos la mejor situación económica, pero es el momento de dar el paso hacia nuestro propio espacio. Pese a la decisión tomada, las fechas navideñas que se acercan y otras circunstancias me hacen sentir culpable de llevarme el trocito de felicidad que a l@s buen@sabuel@s les ha traido nuestra estancia en casa. Y por otra parte el miedo a salir de la zona de confort. Espero que el buenpadre y yo estemos cogiendo el camino adecuado para esta familia de 3.

  3. Q gran consejo, esa es mi duda existencial todos los días, pero me has servido de mucha ayuda, gracias!!!!

  4. Me ha encantado el post, como seguro que muchas de las malasmadres estoy en una etapa de muchas decisiones y cambios, y me ha venido genial esta pildora!

  5. Gracias por ese consejo. Pero cuando llevas tiempo sabiendo que quieres hacer…y lo vas posponiendo debido a que piensas en el bienestar de los demás y el tuyo pasa a un segundo o tercer plano…te vas consumiendo, te vas ahogando sin darte apenas cuenta que es debido a que no das el paso adelante….es muy frustante cuando lo decides y es el peor momento para hacerlo, pero aún asi…sabes que es lo que tienes que hacer y que a pesar del mal momento, es cuando debes hacerlo. Yo me he puesto una enorme coraza, porque a pesar de mi decisión y de mi situación, me toca seguir siendo la fuerte…. Porque tengo que ser consecuente con la decisión tomada y necesito llevarla hasta el final… Y aunque sufra viendo sufrir a la otra persona…sé que ahora mismo es lo mejor….a pesar de la incertidumbre del futuro…a pesar de salir de mi zona de confort….
    Mil gracias. A veces sabemos perfectamente lo que queremos y lo vamos posponiendo por miedo… Pero al final….es el resultado que terminará sucediendo.

    1. Joooo me siento súper identificada contigo! Pero sigo sin atreverme a tomar la decisión!!

  6. Hola Leonor, el mes que viene hago un año de ser mama. Me he dedicado a ello durante este 2018 pero ya en enero me toca tomar la decisión de trabajar por mi cuenta o por cuenta ajena .
    Este ejercicio que propones en el post lo he hecho durante toda mi vida en las grandes decisiones pero aun así, me he debilitado y los miedos me atacan. No paro de pensar en la buenahija y en que no quiero perderme nada de ella. Gracias

  7. 4 años opositando, 15 en una empresa cerca de casa y del cole y que no aporta nada, está claro con este post que tengo que dejar a un lado redes sociales y lo que me tapa el estudio y estudiar Y cuando acabe temas y lleve horas, mirar redes sociales, gracias Leonor

  8. Gracias, Leonor, por esta ayuda para tomar las grandes decisiones. En mi caso, creo que la clave está en el párrafo en el que hablabas de que a veces decidimos pensando lo que creemos que es mejor para los otros o lo que ellos quieren y eso es un error, ya que damos por hecho cosas que desconocemos y que nos pueden llevar a tomar una mala decisión.

    De todas formas, para mi lo más importante es no sentirnos culpables de las decisiones que tomamos. Aunque nos equivoquemos, lo hicimos porque en ese momento pensábamos que era lo mejor. Arrepentirse es normal, pero culpabilizarse no debería ser una opción. Ya nos conocemos como Malasmadres que la culpa es la mochila que nos regalan con la maternidad y es de la que debemos desprendernos cuanto antes. Sea acertada o no la decisión.

  9. Gracias por tu post! Me ha ayudado a ganar seguridad, a sentir que voy a ir por el camino correcto.
    He tomado una decisión que sin duda marcará el resto de mi vida, y también la de mi buenhijo. Estoy llena de miedos, incertidumbres y cierta tristeza al tener que despedirme de dónde he vivido, algunas rutinas de estos últimos 7 años… Pero todos esos sentimientos los acepto, sé que van a acompañarme durante mucho tiempo, pero también lo harán de la mano de mis ganas, entusiasmo y mucha ilusión. Que voy a creer en mi, me voy a querer bien y mucho, y por muy duro que vaya a ser al principio estoy segura que saldré adelante y conseguiré aquello que me proponga.
    Y cuando la flaqueza llame a mi puerta le abriré, pero jamás la invitaré a quedarse, porque para debilitarme no hubiese necesitado haber tomado ninguna decisión, como estaba ya me debilitaba un poquito más cada día, así sutilmente, para sólo darme cuenta con El Paso de los años, cuando ya no hubiese opción de volver atrás y reescribir mi historia.
    Pero estoy aquí, ahora, en este punto en el que aún tengo la oportunidad de cambiar muchas cosas y ni mis temores, incertidumbre, desigualdades, ni nada que me haga flaquear conseguirá que no tome aquella decisión que me fortale, que me fortalecerá.
    Gracias!

  10. Gracias Leo por estas palabras tan iluminadoras. Encajo a la perfección en algunos temas y esta mirada si dudas me va a ayudar a pensar mejor sin miedos, sin prejuicios ni preacuerdos. Besos desde Argentina.

  11. Me ha encantado el post! Y sin duda lo pondré en práctica más de una vez. Soy mamá de una nena de 5 meses y en este camino tan duro que es la maternidad no solo por las malas noches de la buena hija, si no por la conciliación laboral y familiar más bien) hay momentos en los que tienes y debes parar, tomar aire y pensar en aquello que te va hacer feliz… #yonorenuncio #malamadre power

  12. Madre mía parece que habéis visto mi vida del último mes!!! He tomado la decisión de dejar el trabajo en el que estoy porque implica viajar mucho (mi marido también viaja) tenemos 3 peques (dos de dos añitos y uno de 3 años y medio), era muy difícil manejar la situación. Además ni jefa no estaba dispuesta a darme la flexibilidad que necesitaba. Me puse a pensar y llegué a la conclusión que mis hijos me necesitan y lo que me hace feliz ahora es estar con ellos, ya tendré tiempo de trabajar 🙂 Besitos!!

  13. Me ha gustado y me ha hecho pensar, más de lo que ya lo hago, sobre mi futuro y sobre decisiones pendientes. En mi caso, hay una que no depende de mí solo, y es tener otro hijo, yo lo tengo claro, quiero, pero mi marido no, y saber encajar eso, me está costando, él se siente agobiado por el tema, y yo, lo llevo a ratos. Me gusta mi familia como es, pero quiero aumentarla, y sé que sino lo hago, me voy a arrepentir en el futuro, pero para esto hacen falta dos, al menos, así es como yo quiero que sea. En fin, cuando las decisiones no dependen de uno mismo, todo se complica, hay que saber encajar las consecuencias de las opiniones o los actos de otros, y es difícil.

    1. ¡Cómo te entiendo! Estoy en la misma situación. Sobre todo porque es algo que hablamos antes de empezar a tener hijos y los 2 queríamos 3. Y ahora que tenemos 2, él no quiere más…Y hay que encajarlo, claro.

  14. Me ha encantado el post tengo q tomar dos decisiones q van a marcar mi vida y no sé ni por dónde empezar, practicaré lo q dices a ver si puedo decidir! Muchas gracias!

  15. Vaya, un post muy necesario en la época en que vivimos. GRACIAS! En mi caso particular es complicado. Me he separado hace un año con compartida, nos llevamos genial pero mi decisión es si espero a que el se decida ( pues yo le amo y no me quería separa) o rehago mi vida y conozco otros hombres. El tiempo va pasando y sé que tengo que centrarme en mi. Ya he tomado la decisión de preparar la oposición a la vez que trabajo por horas, realmente es lo que quiero hacer y estoy feliz y contenta solo que el tema del buenpadre me trae un poco indecisa pues él no sabe si volverá o no y tampoco me dice nada, nunca se sabe lo que nos depara el futuro… aún tengo sentimientos hacia ti. Y ahí lo deja, entonces una no sabe que camino tomar. Es complicado, he hecho PNL y es un método muy efectivo. Un millón de gracias y buen día para todas.

  16. Yo he pasado por eso, hemos estado separados casi 2 años, pero durante el último lo hemos estado intentando. Y este mes ya vamos a volver a vivir juntos. Ha sido duro, pero al final parece que ha salido bien. Mucho ánimo, porque es una situación realmente difícil.

  17. Que necesario un consejo sobre cómo afrontar decisiones vitales.
    La verdad es que mi bloqueo mental actual no me ha dejado hacer el ejercicio, pero espero poder hacerlo con la mente abierta pronto…
    Siempre me he tomado por una persona fuerte, capaz de afrontar hasta los caminos más difíciles siempre que fueran lis correctos, pero ahora ya no se que pensar.
    No soy capaz de ver que es lo correcto y que no lo es. En mi caso no soy capaz de separar lo bueno para mí y lo bueno para los demás. Todo está mezclado. Suponía de la maternidad, y de esta etapa de la vida, tantas cosas, y nada que ver con la realidad…
    Pienso mucho en mi madre y supongo que ella pasaría por lo mismo, pero ya no la tengo para preguntarle…
    Estoy súper perdida… adoro a mis hijos pero no se si voy poder ser la madre que me gustaría.
    Y sin embargo, faltarles sería lo peor… En mi caso, creo que las decisiones vitales llegaron a mi, yo no las decidí. Se concentraron en a penas 3 años de mi vida y de aquello surgió esto…
    Mi incertidumbre me hace avanzar por el camino en el que estoy, segura de que algo no está bien en esto que tengo ahora, pero el miedo a otras cosas, el miedo al futuro y la poca fe en mi, me atrapan…
    Me hubiera encantado que me hubieran educado en la importancia de las decisiones. Parece una obviedad, pero yo lo único que vi en mis padres es que había que aguantar. Nunca vi que ninguno reflexionase sobre las decisiones tomadas, viendo lo bueno y lo malo y en consecuencia decidir aguantar. Igual es que esa parte no se comparte con los hijos.
    A lo mejor si lo hubieran compartido conmigo hubiera sido más difícil para mí… quien sabe.
    Yo ahora solo veo que no avanzo en la vida, solo permanezco. Y me veo y me escucho y comprendo que me faltó algo, pero supongo que a todos nos falta algo de pequeños. Y desde la perspectiva de madre, y sabiendo lo muchísimo que cuesta educar, no puedo culpar a nadie…
    Que difícil es ser adulto. Que difícil enfrentarse al mundo real en el que las decisiones si traen consecuencias graves…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más