¿Qué quieres encontrar?

78
Cuando pierdes a tu pareja

Cuando pierdes a tu pareja

Somos Tessa y Montse y siempre decimos que ojalá no nos hubiésemos conocido. Como mínimo, no de esta forma. 

Nuestras vidas se vinieron abajo el día que Josh y Aleix murieron. Ahora, juntas, hemos creado el Club de las vi(u)das o club de las vidas, depende de como se mire).

¿Por qué el Club de la Vi(u)das?

A las dos nos costó meses pronunciar la palabra viuda. Porque asusta, porque suena a muerte, a vejez. Suena a cosas que le pasan a otros. Y un día te pasa a ti y crees que eres la única del mundo. O le pasa a tu amigX (compañera de trabajo, hermano, vecina, farmacéutica, panadero, colega del yoga) y no sabes ni qué decirle. O qué no decirle.

Porque en nuestra sociedad se habla poco de la muerte (que es eso que se supone que te ocurre cuando eres muy viejito y ya tienes biznietos). Y se desconoce lo que viene después. El duelo. Y lo necesario que es vivir el duelo, cada uno a su manera, sin negar lo que nos pasa. 

En el duelo hay un camino por recorrer, un trabajo por hacer.  Cuando perdimos a nuestras parejas, partimos hacia algún lugar… y ahora, de alguna forma, ya no somos las mismas… Desearíamos no haber ido jamás a ese lugar, no haber tenido que vivir o pasar por lo que hemos pasado, pero aún así, estamos orgullosas de las mujeres que somos ahora.

¿Qué pretendemos?

Foto de las fundadoras de El Club de las Vi(u)das

Pues, básicamente, compartir y visibilizar.  Queremos dar a conocer, romper tabúes acerca de una realidad de la que se habla poco. Y también reivindicamos el duelo, como derecho. El nuestro y el de los buenoshijos/as.

En general, para nuestra sociedad el duelo es un proceso que se inicia con la muerte de un ser querido y se termina cuando lo “superas”. Y nos empujan a superar, con todo el amor, está claro. A nosotras, al principio, esto nos abrumaba.

Durante este proceso en el que estamos inmersas nos han ayudado muchas cosas. Nuestro  grupo de duelo, conocernos, conectar, compartir, pero también el arte, la música. La fotografía, el dibujo. Escribir. Reir, llorar, reirllorar compartiendo una tarta de zanahoria o un brownie o una cerveza. Cocinar. Disfrutar de un buen queso. El chocolate. Buscar. Leer sobre el duelo, la muerte, la vida (al fin y al cabo parte de lo mismo). Y escuchar.

Escuchar lo que les pasa a otros. La rabia, la ilusión, la tristeza, el desgarro, el amor, la paz, la culpa, las luchas internas, la incomprensión, la comprensión, la vida como pasa. Porqué en cierta manera esto nos muestra que no somos bichos raros y que todo está bién. Que son lugares por los que a lo mejor también pasaremos nosotras, o a lo mejor no, y no pasa nada. Repetimos: todo está bién. Escuchando y compartiendo, entre otras cosas, aprendemos a no juzgarnos y a aceptar.

Queremos compartir y llegar al máximo de personas posible. A personas que igual también han perdido a su pareja. A personas que quieren a alguien que ha perdido a su pareja y no saben cómo enfocarlo.

No somos especialistas en duelo. No damos consejos. Pero compartimos lo que nos ayuda a nosotras. Lo que nos pasa. Por eso hemos abierto de nuevo nuestros diarios, nuestras carpetas de dibujos, nuestras notas, nuestras listas de música… y hemos decidido compartir.

Y aunque nos repitamos “ojalá no nos hubiésemos conocido” también agradecemos, enormemente, la suerte de habernos encontrado porque compartir, dentro de la mierda que nos ha tocado vivir, es lo mejor que nos podría haber pasado.

Queremos visibilizar El Club de las Vi(u)das

Maternidad y duelo

El duelo lo es por la persona que amamos y hemos perdido. Y también por todos los planes de futuro que ya nunca serán.

Yo nunca había pensado en criar a mis hijos sin Aleix. Planificar un viaje sin él. Pasar su cumpleaños sin él.

– Yo siempre había pensado que sería madre de los hijos de Josh. Que formaríamos una familia. Ya tenía hora para sacarme el DIU. Planes… éste parecía palpable. 

En nuestro país no existen apenas grupos de acompañamiento al duelo. Muere tu pareja, se hunde tu vida. Y el médico de cabecera te envia al psiquiatra. Y te dan una pastilla (que no decimos que, en ocasiones, no sea necesaria). Pero no estamos enfermas. Estamos rotas. Desorientadas. Tenemos que encontrar la manera de recolocar las piezas.

Para los buenoshijos/as aún hay menos recursos. Pueden perder a un padre, a una madre, un hermano, a su mejor amigo… y apenas existen los grupos de duelo para ellos, según sea su franja de edad. Pocos recursos para el progenitor que también está en duelo y que los acompaña lo mejor que puede (y aquí, muchas veces, asoma la culpa), tampoco protocolos en los colegios o institutos, etc.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis pasado por lo mismo?, ¿os sentisteis acompañadas?

Han comentado...

  1. El amor de mi vida falleció por covid hace apenas dos meses . No nos dio tiempo a casarnos . Yo tengo 43 y él 49. Le echo tanto de menos. Es como si te arrancasen el alma. Y ahora da vértigo tener que seguir sin él y tan joven . ¿Cuantos años tendré que vivir condenada a su ausencia ?
    Pienso en lo que ya no viviremos , en que no verá crecer a mis hijos.
    Cuando te quedas sin tu compañero de vida de forma inesperada y es muy difícil superar el duelo.
    Y además todo el mundo quiere verte bien enseguida . Y como eres joven pues la gente intenta darte ánimos y diciéndote que eres joven y que tienes que rehacer tu vida .
    Es muy duro . Creo que nadie debería ver morir al amor de su vida . Mucho ánimo a todas …

  2. Hola. Mi marido se fue hace 1 año y 4 meses por un desgraciado accidente en el mar trabajando, solo tenía 30 años. Quisimos ser papas y lo conseguimos, eramos la felicidad personificada pero a los 3 meses de nacer nuestra hija él se fue…no consigo reponerme y no he tenido tiempo a vivir el duelo porque su familia me sigue haciendo la vida imposible, aconsejada por expertos y por cuerpos de seguridad me tengo que ir, cambiar de Comunidad…hacer una vida nueva con mi bebé…sufriendo sufriendo mucho porque no le tengo a él que siempre me daba fuerzas para luchar. Es mirar a mi bebé y llorar por saber que no ha conocido a su papá y yo sin saber que será de mi vida sin saber si podré vivir con este dolor siempre. Pensaba que esta recuperandome un poco pero que va, estoy volviendo al principio del infierno.
    No es justo que nos arrebaten a nuestro compañero de vida…duele tanto que quema

  3. Hola a todas, aún no me lo puedo creer, me siento vacía y si no fuera por mis dos ángeles y mi padre no me levantaría. He perdido a mi madre el 23 de mayo del 2021, viendola sufrir por culpa del cáncer que la consumía desde hacía 6 años, pero no aún sacando fuerzas para seguir, el 28 de mayo, 5 días después pierdo a mi marido con 48 años, más de 28 en común, dejandonos solos y destrozados. Gracias por este blog, buscando información lo encontre y no puedo creer que a mis 47 años (los cumplía el 25 de mayo) este así sin ganas de nada. Pero tengo a mis hijos, mis cielos, a mi padre que sufre con 81 estas dos perdidas y mi hermana y cuñado que son mi sombra. Cojo vuestras fuerzas para seguir adelante. Un abrazo.

  4. Hola mi esposo falleció el 16 de noviembre del 2020 estuvimos 9 años juntos no tuvimos hijos ese era nuestro mayor anhelo pero nunca se nos dio vivimos cosas lindas y maravillosas pero como cualquier pareja tambien problemas a raiz de su fallecimiento me a tocado iniciar de 0 perdí to su familia me quito todo literal me quede en la calle. Me esta costando un montón esto no se que hacer me conseguí un trabajo para poder pagarme mi renta, mi comida y lo necesario por que no es mucho lo que gano e intentado cambiarme de empleo pero no mas no doy una no me sale nada. Ultimamente estoy pasando por un estado de animo super decadente no puedo dormir tengo un enjambre de emociones y sentimientos y me duele mucho todo esto no se como seguir adelante siento que ya llegue al limite me siento en un callejón sin salida sin el apoyo de nadie y siento que me muero soy un enjambre de enfermedades también. Me siento un caso perdido mi mente es un bloqueo constante.

  5. Hola me llamo Pilar, tengo 57 años y una buenahija de 19 años. El el 18 de febrero se “marchó “ mi marido con 58 años, después de luchar con un cancer de pulmón durante 5 largos e intensos años en los que incorporamos la enfermedad a nuestras vidas y formó parte de nuestro día a día, dando gracias por poder seguir adelante. Pero en 2 meses todo se precipitó y complicó, viendo como mi amado esposo llegaba al final de su camino, viendo la parte más fea de esta maldita enfermedad.
    El 11 de mayo celebraríamos nuestro 30 aniversario de boda, y en noviembre hace 35 años que nos conocimos, como pasar pagina a tanto, era mi apoyo, mi mitad y la persona a la que amas y que te ama para caminar juntos hasta el final.
    Se ha ido con él, el amor de mi vida, mi compañero, el padre de mi hija (mi mayor tesoro), un buen hijo, una persona especial para todo el que le conoció, …, se ha ido la mitad de mi vida y es tal el desgarro que siento que creo ahogarme en este dolor tan intenso que me invade todo mi cuerpo y mis pensamientos.
    Estoy en pleno duelo, e intentando ayudar a mi hija a pasar el suyo propio, su juventud no la va ayudar a ir más rápido en este proceso, ella no entiende aún porque ya no tiene a su papá como sus amigas, necesita su tiempo para poder superar tan gran pérdida.
    Nos sentimos distintas y diferentes al resto, nuestra familia ahora es de dos, ya no está completa y estamos intentando aprender a caminar siendo sólo las dos. Cuantos planes se han quedado por el camino, cuantas cosas por hacer, …, lo haremos en su honor, le tenemos muy presente en todo, no puedes borrar a una persona tan querida y fundamental para nosotras y seguir adelante como si nada hubiera pasado cuando te dicen tienes que ser fuerte, tienes que seguir, … , esto no se entiende hasta que no pasas por ello y como los demás siguen como si nada hubiera pasado.
    Gracias por este foro donde al leer los testimonios no te sientes sola y descubres que muchas personas sufren y entienden tu dolor.
    Gracias por estar

    1. Hola! Me llamo Johanna, tengo 34 años y mi esposo, mi compañero de vida con quien compartí 18 años de mi vida falleció el 14 de abril de 2021 a causa del Covid-19 con tan solo 39 años , una persona joven, sana. Solo tuvo que aparecer ese virus para que se apagaran nuestros sueños. Tenemos 2 hijos una niña de 9 años y un niño de 5 años los cuales son mi fortaleza en estos momentos, pero debo confensar que estoy destruida, con solo ver a mis hijos tan pequeños y saber que su papá no va estar a su lado. Mi esposo era la alegría de la casa. La verdad es un dolor muy grande!

      1. Hola soy Roxanna y justo estoy viviendo una historia muy similar a la tuya, tengo 37 años y mi esposo también falleció por covid el pasado mes de febrero después de una relación de 21 años, 17 de casados y 2 hijos, una niña de 12 y un niño de 8 años.

    2. Hola Pilar, lo siento mucho la perdida de tu amor de tu vida. Puedo sentir lo que sientes mi marido ha fallecido de Cancer del Colon con metastasis hace ya un ano pero hace como era ayer con el dolor que no se va pero al contrario. Hemos luchado juntos durante 7 anos y 10 anos de boda. Estoy sola, sin familia, sin amigos, quiero mourir. Tengo 40 anos pero me siento como si tenia 80 anos con todas esas pruebas y dolor . No puedo y no quiero encontrar nadie el dolor se queda mi profondamente y la gente no pueden entender te te juzgan. Es como si mi marido ha llevado mi alma con el en el cielo y me he quedado aqui en este mondo abajo pero porque Dio me odio ? Me gustaria hablar con tigo y leer te. Gracias para leer me, un abrazofuerte

  6. Hola, soy Pilar, tengo 57 años y una buenahija de 19 años. Mi marido y padre de mi preciosa niña, falleció el 18 de febrero, después de luchar para vencer un cancer de pulmón durante 5 años, y en 2 meses vivimos el cambio radical y terminal de esta fea enfermedad que se ha llevado al amor de mi vida, a mi compañero, al padre de mi hija, al buen amigo, al buen hijo, y a la persona que eliges por amor para caminar de la mano y sentir el apoyo de la persona que amas y que te ama.
    El desgarro es indescriptible, el dolor por su ausencia duele desde el estómago hasta el pecho, sintiendo que te ahoga y que no podrás superar. Me siento diferente, descolocada, sola y con la gran tarea de llevar mi duelo y ayudar a que me hija lleve el suyo propio, mi hija también tiene su pérdida, ahora no tiene a su papá, y aunque parezca que por su juventud lo superará antes, ella también necesita sus tiempos y superar su ausencia.
    Estamos intentando asumir nuestra nueva situación, establecer nuevas rutinas, ahora sólo estamos las dos, … hablamos de él, de todos los planes y cosas que ya no podremos hacer los tres, pero que intentaremos porque a él le gustaría y nos ayudará a superar esta situación tan complicada y tan triste, como duele su ausencia, …

  7. Hola, mi nombre es Doris, el 26 de febrero quedé viuda( bueno no estaba casada)teníamos 9 años de relación, una pequeña de 3 años y un bebe en camino (3 meses de embarazo), el estaba feliz de que tuviéramos otro bebe , yo me quedaba con mi niña en casa, de pronto llego el COVID, mientras estaba en casa lo atendí y no mejoraba, lo internamos en UCI, todos me decían que era joven que iba a superarlo, le hicieron dialisis lo estaba superando y de pronto me llaman y me dicen que ha fallecido, no podía creerlo, mi compañero, el padre de mis hijos , mi amor se había marchado al mas alla. Lo que mas me dolió fue que mi hija esperaba verlo ingresar por la puerta y correr a sus brazos, o ver que llegaba tocaba el claxon y lo veíamos por la ventana. Siento que le he fallado a mis hijos, porque no pude hacer mas por que su padre regresara a casa con vida, lloraba toda semana que estaba en UCI le rogaba a Dios. Siento que mi fe no fue suficiente. Veo a mi hija y digo porque tu tienes que pasar por esa ausencia paterna. Hace poco vio una foto de su papá, me dijo “mamá vamos a buscar a papá” , sentí un dolor e impotencia. Con el pasar de los días trato de continuar como un robot porque mi niña me necesita, mi bebe que viene en camino igual, es difícil todos los planes que teníamos. Sinceramente no puedo escuchar ninguna música, porque inmediatamente me hecho a llorar y siento un dolor .

    1. Siento tanto que estés pasando por esto, yo estoy igual, perdí a mi esposo por el covid ahora el 22 de enero del 2021 y no puedo aceptar esta realidad, es muy duro para mi, después de 23 años juntos, tenemos una hija de 23 años, el tenía 56 años y ahora yo tengo 43, a pesar de estar con droga psiquiatrica, no puedo quitarme de la cabeza el deseo de morir con el, odio ver amanecer, tambien estoy funcionando común robot por mi hija, pero no sé cuánto voy a poder seguir con esto

    2. Mi estimada Doris, créame que se muy bien por la situación tan difícil que esta pasando; yo perdí a mi esposo el 04 de marzo del presente año, también por COVID, tengo una princesa que cinco días después de la muerte de su padre cumplió 7 años. Aún hay muchas preguntas sin respuestas en mi mente y hay un profundo dolor en mi corazón, pero se que Dios es perfecto y su voluntad es perfecta, se que debo continuar porque eso le hubiese gustado a él. Así que le ánimo a que continuemos adelante por esos hermosos regalos que Dios nos ha dado y que son el mayor recuerdo y bendición del amor vivido con nuestros esposos.

  8. Hola a todas el 31 de marzo 2020 perdí a mi marido 48 años los dos, con tres hijos 19,15 y 9 , estábamos en pleno confinamiento estuvo en casa con fiebre unos días ,nos fuimos al hospital allí lo deje me llamaba la medica los 7 días que estuvo allí que a pesar de como estaba no era necesario UCI que iba muy poco a poco pero mejorando y la mañana del día 31 de marzo me llama y me dice que no tiene buenas noticias que ha fallecido ,tengo grabadas esos palabras que me retumban en mi cabeza ,lo deje en el hospital y no lo volví a ver mas lo trajeron directo al cementerio tapado sin saber si estaba el ahí o no mis hijos , los dos mayores y yo fuimos al cementerio con mis hermanos su hermana y su madre y después en casa 15 días los cuatro confinados por si teníamos covid. Mi marido se murió sin la confirmación de la prueba.
    Era mi marido, padre de mis hijos,amigo ,amante,compañero de trabajo estábamos veinticuatro horas al día juntos ,llevábamos juntos desde los 16 años , y aquí estoy cuidando a mis hijos intentando seguir con la empresa que habíamos creado juntos, pero no soporto la angustia , desesperación y sobre todo el miedo a que me pase algo y se queden mis hijos solos, soy incapaz de ver a la gente por la calle , este sufrimiento me esta minando.

    1. Elena, te leo y me veo reflejada en tu dolor.
      Me llamo Pilar, tengo 57 años, y una buenahija de 19, y el 18 de febrero mi marido de 58 años se “marchó” después de luchar contra un cancer de pulmón durante 5 años, en este tiempo fue valiente y plantó cara a la enfermedad, hasta que en 2 meses todo se precipitó y complicó viendo como mi querido esposo llegaba al estadio terminal y se lo llevó.
      En unos días es nuestro 30 aniversario de boda, y en noviembre hace 35 años que nos conocimos, y sólo esta enfermedad ha conseguido separarnos.
      Con él se ha marchado el amor de mi vida, mi compañero, el padre de mi hija, un buen hijo, un amigo para sus amigos, una persona especial que nos ha dejado un profunda tristeza. Un vacío tan hondo y profundo que duele desde dentro y que no entiendes hasta pasar por ello.
      Siento tal desgarro que me ahoga desde el estómago hasta el pecho, y estoy descolocada, sola y sin el apoyo de la persona a la que amas y que has elegido para caminar hasta el final.
      Cuantos planes se han quedado por el camino, cuánto por hacer, …
      Estoy en pleno duelo e intentando ayudar a mi hija en el suyo, no hay apoyos para la gente joven, y ella aún no entiende porque ya no tiene papá, porque todo ha cambiado de la noche a la mañana, y tengo que ser capaz de acompañarla en este proceso.
      En casa estamos intentando llevar la rutina, establecer nuevos hábitos, porque ahora estamos sólo las dos, nuestra familia no está completa y sientes como los demás no entienden porqué te aferras a su recuerdo y sientes como ellos ya lo han superado, nosotras aún no hemos podido completar la despedida, …
      Tengo miedo a no estar a la altura, de no poder ayudar a mi hija, y me aterra que me pase algo y no pueda cuidar de ella.
      Soy creyente y siento que él nos protege, que ahora tenemos una estrella que nos guía, …

  9. Hola. Mi nombre es Daniela. Mi compañero partió el 17 de febrero de este año. Tenía 36 años y yo tengo 29. Por mi parte tuve un bebé prematuro hace 5 años que falleció a las 29 hs de nacer. Luego de eso me enamore perdidamente de mi amor… Vivimos un amor intenso hermoso y muy consciente. Queríamos hacer las cosas bien y yo saber que estaba mentalmente preparada para tener otro hijo. Empezamos a buscar nuestro bebé en enero. Sólo hacía un mes.. estábamos muy emocionados de que llegara… Un día antes de fallecer me escribió una carta diciendo que me amaba que estaba feliz de estar a mi lado y que se viene nuestra familia. Al otro día falleció de un infarto a mi lado mientras dormíamos. Lo extraño demasiado. Teníamos muchos planes. Formar nuestra familia y salir a viajar por el mundo en motor home. Eso ibamos a hacer. Ese era nuestro plan de vida. Ahora solo queda un corazón roto. Y un amor inexplicable que trasciende cualquier dimensión. Pero es muy duro. Siento que no voy a poder vivir sin él. Era mi sostén mi alegría el me enseñó a vivir de nuevo me cuido como nadie lo amo con todo mi corazón

  10. Hola! Me ha reconfortado leeros porque cuando te pasa una desgracia de este tipo te sientes la persona más desgraciada de la tierra, te haces mil preguntas, y mil veces te preguntas “porque yo”.
    En mi caso mi pareja falleció hace un mes. Salio a hacer deporte y se desvaneció. Llevábamos 10 años juntos, y con 37 años llevávamos años luchando por ser padres y justo acababamos de comprar una casita. De repente tu vida se desmorona y te sientes en mil pedacitos incapaz de ver un futuro sin el amor de tu vida….y solo te queda confiar en que el tiempo irá poniendo las piezas en su sitio y que de alguna forma, volveremos a sonreir.

    1. Buenas noches, he encontrado este grupo por casualidad, m siento muy identificada contigo, en enero m encontré a mi marido fallecido de forma repentina, llevábamos 12 años juntos y 6 años casados, me encuentro vacía, no sé ni cómo tengo fuerza para levantarme cada día, hago las cosas por inercia…

  11. Hola soy Gimena, mi marido se fue en Agosto del año pasado, habíamos pasado juntos la perdida de un hijo en 2014, tuvimos en 2016 una niña hermosa la cual hoy me siento la peor por no estar a la altura de ella de sus necesidades, por estar rota nuevamente, vivo triste enojada gritando ya no sé que hacer conmigo, no me aguanto ni yo soy la peor del mundo no entiendo por qué pasar por todo ésto.

  12. Me que quedado viuda hace dos meses, en cuestión de minutos de fue para siempre, yo estaba embarazada de cinco meses y con un hijo de trece meses, ahora dos meses después y embarazada de siete meses me pregunto cómo puede estar creciendo la vida dentro de mí cuando me siento tan vacía. Al tener un bebé que no me deja ni un segundo no me.da tiempo ni a pararme, a llorar tranquila… No quiero que mi hijo me vea triste pero es todo tan confuso…

  13. Os he visto mirando por internet y es de gran ayuda ver comentarios de personas k saben lo k sientes porque por sesgracia estan pasando por lo mismo.tengo 36 años y hace 8 meses he perdido a mi pareja,me iva a casar el año pasado y no nos dio tiempo despues de 16 años de relacion y 8 viviendo juntos….murio de muerte subita…un dia te duermes feliz con muchos planes y cuando te despiertas te encuentras a tu futuro marido muerto…como cambia la vida en un segundo….solo nos queda ser fuertes y seguir hacia delante

  14. Hola tengo 39 años, hace 8 meses que soy viuda, me preocupa mucho mi niña de 11 años, ella no llora, dice que está bien, me preocupa, la psicóloga me dice que lo lleva de otra forma, no se, por favor si alguien le pasa lo mismo o puede ayudarme, gracias

    1. Hola,
      Mi compañero de vida partió de este plano hace 6 meses, una larga enfermedad. Mi hijo , que ahora tiene 10 años, creció viendo a su padre complicado de salud y deteriorándose físicamente cada día más. Mi hijo solo lloró el día que mi marido falleció y desde ese día no ha vuelto a llorar, él dice que su papá está bien, que ya no está enfermo y que no sufre. Con esa maravillosa sabiduría que solo los niños tienen, me ha dicho: ” mami, no recuerdes a papi con tristeza, recuérdalo con amor y alegría”.
      Que te puedo decir, también me pregunto que pasa en su interior.

  15. Hace 8 días murio mi pareja por COVID, el mismo día que el falleció yo me enteré que estaba embarazada, no se qué hacer quisiera morirme.

  16. Que pena, me voy encontrando esto ahora han pasado 9 años de mi viudes y añoro esa vida en familia, no se como muchas de vosotras lo superaran, lo que si se, Que jamas lo olvidarais, es como algo unico, que nos hace crecer y tener una transformacion y vida nueva.. mando un fuerte abrazo y aliento a la viudas jovenes yo tenia 29 años…me ayuda esta frase…todo lo puedo en cristo que me fortalece!!

  17. Me quede viuda hace 5 meses, tengo 44 años, desde los 15 años fuimos novios y nos casamos a los 21 . fallecio por covid, con dos hijos . me cambio la vida por completo y aunque cada día clamó al Señor para poder vivir un día a la.vez sufro mucho su ausencia éramos los mejores amigos, lo extraño demasiado y pienso en el cada momento.

  18. Me acaba de ocurrir. Hace un mes y medio murió mi marido por Covid. Él tenía 48, yo 41 y nuestra hija 6. Era fuerte y estaba sano. Estuvo en casa 5 días con fiebre, nosotras aisladas. Empezó la dificultad respiratoria, nadie nos atendía por teléfono y llamé a un taxi, le obligué a ir. Le despedí en la puerta del ascensor, con lágrimas en los ojos pero esperando verle unos días después. Ingresó directamente en la UCI y 24 días después, murió. Sin acompañarle, sin hablar con él, sin despedirle. Ahora estoy, estamos las dos, con una sensación de irrealidad de la que no conseguimos salir. Lo hemos vivido las dos solas, encerradas en casa, sin ni siquiera recibir los abrazos de nuestros seres queridos. Realmente no sé cómo enfocar nuestro duelo. Todos los días son iguales, nada cambia, el dolor y el vacío arden por dentro y no sé cómo ni cuándo eso empezará a cambiar

    1. Dura situación Malamadre. Este “dichoso” virus ha venido para arrasar con muchas personas… Momentos difíciles, pero estamos seguras de que vas a sacar esa fuerza por ambos y llevar hacia delante a vuestra buenahija.
      ¡Apoyo y fuerza Patricia! Estamos contigo 💪

  19. Acabo de descubriros gracias a una amiga!!! Creo que estoy en el peor momento del duelo. Mi marido tuvo una muerte súbita con 36 años en 2013 y estuvo en estado de mínima consciencia durante 6 años. Hace uno, falleció. (abril 2019) Mi duelo está enquistado y no lo estoy llevando muy bien… Tengo una profunda depresión, pero estoy alucinando de encontrar un grupo que puede llegar a entender lo que siento!!!!

    1. Muchísimo ánimo Yolanda por esa gran pérdida. Estamos seguras que en el Club de las vi(u)das te vas a sentir mucho mejor con el apoyo de personas en tu misma situación.
      ¡Gracias por escribirnos y esperemos poder haberte ayudado con la visibilidad de este Club!

  20. Actualmente yo también estoy pasando por un duelo, mi padre falleció en Enero el día q cumplía 70 años, como decía una compañera entró por un catarro fuerte y en 30 días le llevó un cáncer. Es desgarrador el estado en el queda tu madre y sin poder verla ni tocarla por el confinamiento… Al resto del mundo se le olvida por lo que estás pasando. Mucho ánimo para todas, me parece una idea genial además de enriquecedor compartir experiencias. Os apoyaré para que este proyecto os de visibilidad!

    1. Muchísimo ánimo Malamadre para esos momentos tan duros! Nos tienes aquí para echar un cable en todo lo que podamos hacer 😊.
      ¡Gracias por dar visibilidad a este Club que tanto puede ayudar!

  21. Millones de gracias!!! Me identifico con cada una de las palabras….hace 11 meses que mi marido se nos fué un cáncer se le llevo demasiado rápido…Tengo 37 años y una niña de 29 meses….es muy difícil seguir porque no tienes fuerzas e intentas sacarlas de donde no puedes para seguir….siendo madre ya puff…dejas de ser tu para centrarte en los demás..me parece una muy buena idea podernos apoyar y ver que lo que nos pasa es normal y que no somos raras por sentir lo que sentimos….

    1. Hola , hace 1 semana perdí a mi adorado compañero por Covid.Lo acompañe en su penosa agonía hasta el final..no pude ir a su entierro por q yo también contraje el mal. Ahora como dicen en los comentarios todos me dicen que debo ser fuerte por mis mellizos de 6 años qvaun ignoran lo sucedido. Me siento mutilada, incompleta, con miedo al q vendrá, a ver sufrir a mis hijos, rogando a Dios me permita recuperarme de esta mala enfermedad. Espero me consideren en este bello grupo..solo ustedes comprenden lo q estoy pasando.

  22. Hola:

    Parece que me habéis escuchado mis peticiones. Ufff se me han puesto hasta la piel de gallina cuando os he leído y la pena se ha transformado en poco de alegría.
    Mi marido falleció el 31 de julio de 2018. No supero su muerte. Me encuentro vacía. Lleva con él desde los 17 años. Tenía depencia total de él. Aunque trabajaba. Todo lo demás lo hacíamos juntos. Ahora es cómo si no tuviera nada. Lo mejor que me ha quedado él, es nuestro hijo que ahora tiene 14 años.
    Me gustaría poder formar parte de vuestro grupo, por favor.
    Muchas muchas gracias de todo corazón.

  23. Hola, os he leido por casualidad. El 8 de abril se murio mi pareja por el maldito cancer. Se opero hace 2 años y dijeron que todo estaba perfecto. Ni siquiera le pusieron quimioterapia en ese momento. Al año metastesis, empezo con la quimio y todo bien. Hasta q a principio de año dijeron que se moria. Estoy fatal. No se que voy a hacer con mi vida. Tenia 52 años. Solo hemos podido estar cinco años juntos. Cuando encuentras al amor de tu vida, la misma vida te lo quita en nada de tiempo.

  24. Muchas gracias!!! Solo leeros parece que os habéis metido en mis entrañas, soy viuda desde hace 5 meses, tengo 35 años y él tenía uno más, se fue en mi cumpleaños…Me he quedado viuda con dos niños de 4 y de 9 años, cuando no nos podía ir mejor en la vida, con todo conseguido…Me he centrado en mis niños, y si, estoy orgullosa están muy bien, pero yo, yo, yo, yo sigo perdida intentando buscar el camino que ahora lleva mi vida, son tantas cosas…tantos sentimientos… .No soy mucho de publicar….ect, pero estaré al día de ustedes,porq sois la voz de muchas que ahora nos ahoga la pena y si puedo ayudar pues mejor.

    1. Araceli, me he visto muy identificada contigo, nos iba mejor que nunca también. Teníamos todo lo que deseábamos, salud, trabajo, unos hijos maravillosos, acabábamos de mudarnos un mes antes al piso que siempre habíamos querido… Estábamos felices de la vida y un buen día, no volvió a casa del trabajo. Y ahí se acabó todo.
      Intento hacerlo lo mejor posible por los niños pero no sé, hay veces que no sé para donde tirar.
      Un abrazo.

      1. Gracias por responder, no he sido capaz de mirar lo que escribí desde ese día, un consejo no te agobies antes de llegar a la situación todo pasa mejor de lo crees, sobre todo si tu actitud es positiva(me refiero por los niños), si quieres una amiga, un apoyo….aquí estoy un beso.

  25. Hace 2 años y 4 meses me quedé viuda con 35 años y un niño de 4. Fueron 2 años de una lucha muy dura contra el cáncer. Ver morir al amor de tu vida con 36 años es lo más triste del mundo, llevábamos 20 años juntos… ese 4 de marzo de 2018 yo también morí con él y ha sido muy duro salir adelante sin él, gracias a mi familia y amigos ha sido más llevadero. Ahora tengo una relación maravillosa con un chico que me ha hecho sentir que sigo viva y que soy capaz de volver a amar!! Un beso a todas y mucho ánimo

  26. Me quede viuda hace dos años con 32 años y dos niñas de 5 y 2 años. El, el hombre y padre más maravilloso del mundo, con todo por hacer… Muy duro, creo que nunca se supera del todo, sentimientos de desidia, incomprensión, soledad, mucha gente te juzga por lo que haces y por lo que no… Te sientes pequeña, perdida… Decidí cambiar de lugar en el que vivíamos y empezar de cero, el camino es largo y difícil y no existen apoyos ni ayuda de ningún tipo es muy duro, yo también quiero formar parte y dar y recibir ayuda o al menos hacerlo visible

  27. Hace casi 2 años murió mi exmarido, el padre de mi hija. Ahora ella tiene 17 años. A nosotras nos viene muy bien hablar de él con total naturalidad. Reir y llorar juntas recordandolo

  28. Que identificada me siento…!
    Yo hace 13 años enviudé con 30 años y mi marido falleció con mi misma edad.
    Aplaudo vuestra iniciativa pues es fundamental en ese periodo de duelo que todas vivimos!
    Actualmente tengo una nueva pareja y fruto de esta unión un niño de 6 años que me da la vida 😊.
    Un beso y ánimo

  29. He escrito aquí esta mañana y vi mi comentario publicado y ahora no lo veo, no sé porqué, lo escribiré otra vez.
    Ojalá hubiera leído esto hace 14 años, cuando tenía solo 23. Ni siquiera tuve el derecho de ser “viuda”, ya que no estábamos casados, tampoco teníamos hijos, ni vivíamos juntos. Pero es que no nos dio tiempo a hacer todo eso, el cancer se lo llevó antes de que pudiéramos llevar a cabo nuestros planes. Y precisamente una de las cosas que más me dolió en ese momento fue sentirme menos que otras mujeres que habían pasado por lo mismo, pero que eran más mayores que yo, se habían casado y habían tenido hijos. Después rehice mi vida, como se suele decir, me casé (con una persona que conocía a mi novio fallecido) tuve dos hijos, ahora vivo tranquila, pero todo lo que pasé, para mí se queda, y a él lo sigo recordando todos los días y así será hasta que me muera. Si me necesitáis aquí estoy.

  30. Yo enviudé hace año y medio. Con 47 años y él 48. Una niña de 13, empezando la adolescencia, y un niño de 10. Y mi madre había fallecido hacía dos años. Mi padre de 86 años con muchas patologías, de hecho estando en el Tanatorio me llamaron de Urgencias del hospital. Mi padre había ingresado en la UCI con un infarto.
    Al poco tiempo ingresé a mi hija con una salmonelosis aguda. Y a los pocos días mi padre de nuevo, con angina de pecho. Desde octubre hasta ahora ya lo han ingresado 3 veces. Y no tengo más familia. Todo recae sobre mis espaldas: el trabajo, mis hijos, mi padre…apenas puedo decir que he tenido duelo. No he tenido tiempo para ello. Aunque por dentro estoy rota, agotada…perdí a mi marido en tres semanas. Ingresó en el hospital con “una gripe muy fuerte” y ya no salió…el cáncer se lo llevó en 20 días.
    Y estoy aterrada. Todo depende de mí. No concibo mi vida sin él…y la soledad me da pánico. Porque mis hijos se irán y yo me quedaré sola. Esa idea me mata. Porque mi compañero se ha ido y no va a volver. Nuestros sueños rotos, mi vida rota…y el dolor y la soledad me asfixian…

  31. Yo tenía una vida en común hasta que la ELA se llevó todos mis sueños. 18 meses duró la agonía hasta que se fue, el pasado abril. Yo 36, él 47.
    Su presencia será imborrable. Su recuerdo infinito.
    Contad conmigo si necesitais que alguien os hable de experiencias vitales o simplemente compartir el momento. Me motiva mucho vuestro Club.

    1. Hola. Mi nombre es Daniela. Mi compañero partió el 17 de febrero de este año. Tenía 36 años y yo tengo 29. Por mi parte tuve un bebé prematuro hace 5 años que falleció a las 29 hs de nacer. Luego de eso me enamore perdidamente de mi amor… Vivimos un amor intenso hermoso y muy consciente. Queríamos hacer las cosas bien y yo saber que estaba mentalmente preparada para tener otro hijo. Empezamos a buscar nuestro bebé en enero. Sólo hacía un mes.. estábamos muy emocionados de que llegara… Un día antes de fallecer me escribió una carta diciendo que me amaba que estaba feliz de estar a mi lado y que se viene nuestra familia. Al otro día falleció de un infarto a mi lado mientras dormíamos. Lo extraño demasiado. Teníamos muchos planes. Formar nuestra familia y salir a viajar por el mundo en motor home. Eso ibamos a hacer. Ese era nuestro plan de vida. Ahora solo queda un corazón roto. Y un amor inexplicable que trasciende cualquier dimensión. Pero es muy duro. Siento que no voy a poder vivir sin él. Era mi sostén mi alegría el me enseñó a vivir de nuevo me cuido como nadie lo amo con todo mi corazón

  32. En Pamplona hay una asociación de acompañamiento en el suelo
    La fundó una psicóloga cuando falleció su hermana
    La verdad que los duelos tanto de muerte, como rupturas
    Se toman muy a la ligera, te quedan más hijos, ahora eres madre y padre
    Ya ha pasado el tiempo suficiente, porqué lloras?
    Yo la conocí haciendo un curso para educadores y me sirvió mucho para reconocer los bucles y las recaídas. Muchas gracias

  33. Mi marido se fue el 04 de abril de este año, y por el tema del covid, aún no lo he podido despedir, hoy hubiese sido su 44 cumpleaños. Aún no puedo hablar de muertes o viudedad
    No lo pudimos ni ver cuando se fue, y los días que estuvo en la uci, solo una llamada entre la 13,30 y 3.
    Esto es durisimo y lo que me he dado cuenta, es que a la gente le incomoda el dolor ajeno, cuando lloras porque te lo nombran, te dicen frases tales como, ” te he puesto triste, por eso no quería llamarte”, siempre les respondo lo mismo, no me pones triste, estoy increiblemente triste.
    No estamos preparados para un momento así en nuestras vidas y nos encontramos con la inefabilidad, por eso como las demás si hay un grupo, me encantaría poder estar en el, porque creo que lo necesito.

  34. Dentro de poco hará 2 años de la muerte de mi marido. Me quedé viuda con 43 años y una hija de 10 y un niño de 5. Es muy difícil explicar todo lo que sientes en esos momentos y todo lo que sientes después. Todo el mundo diciéndote que tienes que seguir adelante por los niños…. ¿Y dónde quedaba yo en esa ecuación? Ahora era la pobre viuda que tiene que estar bien para sus hijos. Pero yo no estaba bien, yo me sentía sola y perdida. Por suerte, o por desgracia, la vida no para y tira de ti. Al día siguiente te das cuenta de que al mundo le da igual tu dolor, que hay que seguir poniendo lavadoras, hacer la comida, salir con los niños. Mi duelo duró algo más de un año. Procuré no cambiar mis rutinas y las de mis hijos. Sé que hubo quien me criticó por no encerrarme y ser una viuda como ellos esperaban. Sentía que hiciera lo que hiciera me iban a criticar. Así que hice lo que creí que era lo mejor para mí y mis hijos. Aún lo echo de menos, pero es lo hay.

  35. Yo no estaba casada, pero perdí a mi pareja hace 4 años, me quedé con un niño de 6 meses y una niña con 3 años, en un pueblo a 400 km de mi familia ya que decidimos juntos hacerlo así. Han sido tiempos muy difíciles, es algo horrible que ojalá nadie tuviese que pasar. Me quedé en nuestra casa ya que tenía un buen trabajo y pensé que si no podía con todo siempre podría dejarlo todo y volver con mi familia. Ahora hace 1 año me mudé, sigo en el mismo pueblo pero salí de la que había sido nuestra casa, y ese fue mi nuevo amanecer después de 3 años de oscuridad absoluta.. me dieron de alta psiquiátrica y hace un tiempo conocí a un hombre maravilloso. De repente todo cambió, pero aún así, nunca es fácil. Los primeros años han sido horribles, a parte de la angustia y el dolor tienes que afrontar sola todos los problemas que te surgen que no son pocos. A pesar que me siento feliz ahora mismo, sigo sin poder dormir por la noche, sigo soñando con él cuando consigo dormir, mis hijos también lo sufren. Me parece una gran iniciativa un grupo de apoyo para personas que se encuentran en esta situación y si puedo ayudar me gustaría hacerlo.

  36. No he pasado por ello, pero recientemente enviudó una compañera de trabajo, con 40 años y dos niñas. No me gustó en el tanatorio escuchar comentarios del tipo “ahora tienes que reponerte y luchar por tus hijas”, “tienes que estar fuerte para ellas, te darán fuerza para salir adelante”. Pobre mujer, a lo mejor no se repone (y menos de la noche a la mañana), a lo mejor no puede estar fuerte para sus hijas. A lo mejor las niñas no le dan fuerza para salir adelante sino que le hacen sentir más culpable por no atenderlas bien. Lo último que supe es que ha buscado ayuda profesional, y creo que es lo mejor, el entorno intenta animarte pero no sirve. Un profesional, o compartir experiencias con gente que ha pasado por lo mismo, es la mejor opción.

  37. Es muy duro quedarse viuda con 46 años una hija de 8 años y una sensación de culpabilidad, porque el se suicidó y aparte de tener que salir adelante por tu hija y por ti siempre te preguntas en qué fallaste, como no lo viste venir porqué no pidió ayuda. Aquí sigo 4 años después y no lo supero.

    1. Te entiendo perfectamente, quedé viuda en de marzo del 2017, yo tenía 44 años, él 53; 22 años de casados, 3 de novios; y dos hijas, una recién había empezado la universidad y la menor estaba en su último año de bachillerato…; recibimos mucha ayuda, entiendo cada palabra que escribes, yo sentía un dolor en el pecho muy grande. Ojalá hubiera leído este blog en ese momento pero por alguna razón llegué hoy.

    2. Se me olvidó comentarte que mi esposo también se suicidó, por eso te entiendo perfectamente y junto a mis hijas tratamos que la salud mental no sea tabú y que se pueda hablar de depresión y así poder salvar vidas, este golpe tan duro nos enseñó que es la depresión.

  38. Leo vuestro post y no puedo evitar que se me salten las lágrimas, mi hija me mira y no lo entiende, ella crece y se va olvidando de algunas cosas, eso que es lógico también duele, porque tú solo piensas en si el estuviese aquí viéndola crecer. Enviudé con 32 años , ahora ha hecho 4, mi hija entonces tenía 3 . No hay un solo día que no le recuerde y le tenga presente , tu vida cambia tan de golpe , en dos horas , mientras tú miras a través de la ventanilla de la ambulancia que hay aparcada frente a tu casa y que cuatro años después sigues viendo ahí aparcada cada vez que sales, quizás por eso salgo por el garage para no verlo, tu mente te protege. Es cierto que el duelo es tabú y más si es en gente joven y con niños parece que estamos obligados a reponernos …. ese famoso año del que todo el mundo te habla , encontrar apoyo incondicional y un espacio donde poder romperte sin ser juzgada para mi fue esencial, gracias a los Camilos y su escucha pude aflojar mi nudo aunque sigue apretando . Me gustaría poder contactar con vosotras y colaborar con el club¿como puedo hacerlo?

  39. Viuda a los 39 y por sorpresa el día de San Valentín del 2019. Cuatro meses antes se me había ido mi madre. Como hija única tuve q tirar de un padre, de mi abuela con 92 y de nuestros 2 niños. En este confinamiento se nos ha ido la bisa a los 94 y me he vuelto pequeñita. Reacciono en el momento llevándolo todo pero luego la caída es horrible. Mi madre (mi.mejor amiga) me ha dado.mucha fuerza desde lo alto pero la falta de tu compañero de vida es algo irreparable, se te va media vida con él.

    1. Muchas gracias Raquel, por tu generosidad contándonos y compartiendo tu historia. Para nosotras, acudir a un grupo de duelo ha sido (y está siendo) fundamental en nuestro proceso. Un gran abrazo y mucha fuerza,

  40. El 30 de mayo perdí a mi marido y me he quedado viuda con 44 años y dos hijos de 12 y 5 años y ahora estoy perdida…

    1. No puedo imaginar como puedes sentirte, ni por asomo puedo ponerme en tu piel… Pero sé que hay personas que sacan fuerzas de donde parece que no hay, así que llora, grita, enfádate con el mundo, para resurgir como ave fénix… No lo dudes seguro tu eres de esas personas… Mucho animo

      1. Enhorabuena por la iniciativa, me parece muy necesaria. Yo perdí a mi compañero con 27 años, ahora hace 11, y me hubiera venido muy bien tener a un grupo de ayuda para acompañarnos mutuamente en este difícil camino que es el duelo. Ahora estoy casada con un hombre maravilloso y tengo dos hijos, pero en su momento me llevó mucho trabajo superar la culpa por haberme vuelto a enamorar. Un beso enorme a todas y mucho mucho ánimo

        1. Hola Esther,

          Mil gracias por compartir tu experiencia. Estamos seguras de que leer tu testimonio va a ayudar a otras personas que están o han estado en situaciones parecidas.

          Un gran brazo,

          Tess y Montse.

    2. Hola Guadalupe,

      Gracias por compartir. Te animamos a que contactes con algún grupo de duelo, donde puedas compartir, escuchar, expresarte libremente. Yo tengo 44 años, me quedé viuda con 42 y también dos hijos. A nosotras el grupo de duelo nos ha ayudado tanto a entendernos y comprendernos. Las unas a las otras y, sobretodo, a nosotras mismas. También nos ha ayudado mucho leer sobre el duelo para aceptar nuestras emociones en cada momento.

      Un gran, gran abrazo 🙂

      Tess y Montse.

    3. Ayer son 9 meses que perdí a Eneko, mi mejor amigo, compañero de vida, mi gran amor y tantas cosas pero todas buenas. Nos quedamos sin sabes qué hacer, un niño de 6 años y una niña de 3.
      Ahora nada te ayudará, entiendo perfectamente cómo estás. Pero esto va día a día, paso a paso. Pide ayuda, se egoísta, haz lo que te pida el cuerpo.
      Un abrazo muy muy grande, vas a poder estar mejor en el futuro por difícil que te parezca.

  41. Gracias malasmadres y gracias al club de las vi(u)das por visibilizar y normalizar una cosa tan natural como la vida y la muerte. Tema tabú por excelencia, y más si tienes hijos, porque nadie habla de «eso» delante de los niños…
    Mi caso: viuda a los 36 años (ahora ha hecho 4 años) y con un hijo de 5 años.
    Hablarlo de manera natural, permitirnos los dias grises, recordarlo con sus gustos y aficiones, hacer planes que nos quedaron pendientes…y sentido del humor…asi lo hemos llevado nosotros.
    No es fácil pero hay que aceptarlo y aprender a vivir con ello de la mejor manera.
    ¡Ánimo y fuerza a todxs!

  42. De gran valor esta iniciativa! Perdí a mi marido hace unos meses con apenas 40 años y un bebé de 2 en casa. Ahora toca ser malamadre y viuda y trabajadora y persona y respirar todo al mismo tiempo y es dificilisimo…. Y encima ¡toma confinamiento! No tengo grupo de duelo, pero siento q lo necesito, q necesito hablar con gente q no te empuje ni te consuele, sino q te acompañe de la mano y creo q esta iniciativa es estupenda…. Si bien, no me quiero imaginar vuestro dolor al revivirlo todo…. Muchas gracias por vuestra generosidad.

    1. Querida Lora,

      Muchas gracias por compartir tu historia, sin duda nada fácil. Siendo malamadre, viuda, trabajadora… muchas veces me daba cuenta que me olvidaba de ser persona, mujer. Para nosotras encontrar un grupo de duelo fue básico. Darse cuenta de que todo está bien, compartir con otra gente joven el dolor, la culpa, el amor, la tristeza, la ilusión, la paz. Y no sentirnos “raras” cuando (con todo el amor) tiran de ti o te empujan y tu solo sientes que necesitas a alguien que camine a tu lado.

      Un fuerte abrazo y te animamos a buscar un grupo donde vivas (si crees que podemos ayudarte a buscar un grupo puedes contactarnos)

      Un gran abrazo,

      Tess y Montse.

    2. Hola viudas!! Me llamo Amparo y soy NO viuda (porque como no firmamos ningún papel no m consideran su viuda después de 14 años de convivencia, un hijo y un hogar en común). Lora, yo perdí al amor se mi vida con 41 años y un niño de 2 años también, hace tan sólo 10 meses. He vivido situaciones muy duras en la vida pero este duelo ha sido lo más desgarrador que he sentido jamás, estoy totalmente rota y por consiguiente soy una mala madre, bueno más bien terrible. Hoy, precisamente, he comenzado una terapia psicológica porque estoy agotada de esforzarme muchísimo y aún así ver que nada de ese esfuerzo da resultado. La verdad es que creo que lo mejor que podemos hacer es hablar y compartir, y sobre todo decir…. no puedo estar bien por mucho que os empeñeis, dejarme llorar y sufrir porque es lo que llevo dentro y ocultándolo no voy a estar mejor. Muchos besos y todo mi cariño a todas las viudas….. que dolor

  43. No he pasado por lo mismo que vosotras, no soy viuda, pero mi madre lo fue muy joven y yo perdí a mi padre con 11 años. El duelo era algo que casi ni se nombraba por aquel entonces, como mucho se entendía que un adulto lo pasará, entendiéndose el duelo como luto riguroso e ir muy apenada por la calle, no sea que alguien diga que no querías a tu marido. No sólo no vivì mi duelo en ese momento sino que me sentí responsable del duelo de mi madre y del duelo de mis hermanas y hermanos que por aquel entonces ellas eras adolescentes y el a penas pasaba los 20 ya ni hablamos.
    Quiero pensar que ahora existe otra clase de respeto a la infancia y algo más de comprensión hacia esas personas que pasan por esta situación, pero para que sigamos avanzando en ese respeto es muy necesario iniciativas como está. Mucha fuerza y gracias infinitas

    1. María, muchas gracias por compartir. Es muy necesario tu testimonio y punto de vista, porqué, a menudo, el duelo de niñas y niños queda olvidado al poco tiempo…

      Está claro que queda todavía mucho trabajo por hacer en este sentido… Vamos a intentar que se hable del tema… un primer paso muy necesario.

      Un gran abrazo,

      Tess y Montse.

    2. ¡Un tema fascinante! Compartir es vida y en determinados momentos puede convertirse en algo sano, mágico, rico, que suma y un largo etcétera. ¡Felicidades por la inicativa!

  44. Yo me quedé “viuda”, sin estar casada,:hace 7 años. Con un bebé de 6 meses y embarazada sin saberlo. Tenía 30 años. Os acabo de leer y no he podido evitar escribiros. En dos horas tengo un examen, estudio segundo de enfermería un sueño que nunca pensé que pudiera llevar a cabo. En cuanto termine los exámenes os escribiré para unirme a vosotras y ayudar en lo que haga falta. Yo ya lo he pasado y si puedo servir de ayuda a otras aquí estoy. Un abrazo.

    1. Muchas gracias Sofía por compartir tu historia.

      Desde aquí te mandamos mucho ánimo y mucha suerte con esos exámenes, pronto habrás cumplido tu sueño, ya lo verás 😉

    2. Hola, mi nombre es Danae, tengo 32 años, 1 buenhijo de 10 y una buenahija de 13 casi…mi marido falleció el año pasado, en agosto, sin esperarlo en un accidente, tenía 35 años…ni en el colegio…ni instituto ha habido ningún protocolo con ellos, es más, en el instituto no he notado que se tuviese en cuenta la situación que teníamos en casa para hacer una evaluación de la situación, parece que los niños no deben sentirse mal, claro son niños! Ellos lo pasan antes…cuando escucho esas palabras….una rabia me recorre todo el cuerpo, nadie que no haya pasado por esa situación creo que es capaz de imaginar como se siente ser un “niñ@ sin padre” frase que odio enormemente, su padre ha muerto, pero si que lo tienen….
      Me ha gustado mucho que se hable de este tema públicamente…os seguiré leyendo

      1. Muchas gracias por escribirnos Danae. Gracias a clubs como el de Club de las vi(u)das, muchas madres o padres pueden ayudarse entre ellos con situaciones, desgraciadamente, muy similares.
        Te mandamos muchísimo ánimo y fuerza Malamadre, ¡ya eres toda una valiente por seguir hacia delante con esta situación!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *