Side Area

Cuando ya no puedes más

Cuando ya no puedes más

Parece que el post que ha escrito Leonor este mes para nosotras me viene como anillo al dedo. No sé cuántas veces me habré sentido que ya no puedo más, que estoy al límite, y lo que siempre me ha funcionado es precisamente poner en practica uno de los consejos que, precisamente, nuestra colaboradora nos da hoy, parar. Hacer una pausa, desconectar el móvil, dar un paseo me sirven para coger energía poder reiniciar con fuerza. ¿Os ha pasado alguna vez? El post de hoy nos invita a que pasemos un fin de semana ‘slow’ en la medida de lo posible.

malasmadres_quienessomos_Leonor

* Podéis seguirla en @Leonor_Cabrera  y en su BLOG.

Me apuesto lo que quieras a que más de un día te has levantado diciéndote a ti misma en plan Camilo Sesto “ya no puedo más, hoy me es imposible mantener el ritmo de siempre y lo único que necesito es quedarme tirada en la cama a ver cómo las horas pasan”. O hacer un maratón de series o de películas en el sofá para poner el cerebro en off y dejar pasar las horas sin importante nada que el tiempo sea oro o que haya que exprimirlo como si fuera un limón.

Pero hay un yo interior que te azota un poquito y te dice: “¿pero cómo vas a dejar pasar un día entero?, ¿con todo lo que tienes que hacer? Eso de que ya no puedes más está en tu mente. Tira para adelante y cumple con tus obligaciones, so vaga”.

Mi día de ayer fue así. Me había comprometido a enviar este post para que Amelia lo editara con tiempo, hacer no sé cuantas cosas más para mi empresa, escribir otro post pendiente de publicar en otra página con la que colaboro, todo ello inmersa en una mudanza eterna que se ha prolongado durante varias semanas… No llegaba. Mi cuerpo me decía que ya no podía más, que parara. Pero como mi mente es más que mi cuerpo me impuso la obligación de seguir adelante: “siéntate delante del ordenador y escribe, que las malasmadres andan esperando tu post”.

Y lo hice. Pero lo que escribí ayer está hoy en la papelera de mi ordenador.

Así que aquí estoy hoy, jueves por la mañana (un día antes de que tú estés leyéndome), escribiendo con bastante mejor humor y más lucidez que ayer, eso sí, después de haberle preguntado a Amelia para acallar mi conciencia si le venía muy mal que le enviara hoy el post.

¿Qué hacer cuando tenemos esa sensación de que ya no podemos más?, ¿cómo abordar ese cansancio eterno que parece que nos toma por entero y que no nos deja tregua?

  1. Para. Tu cuerpo es sabio. Mucho más sabio de lo que a veces nos creemos. Y si tu cuerpo te manda señales para que pares, es que necesitas parar. Ya sé que no es fácil, que tenemos obligaciones, horarios que cumplir, atenciones que dar a los buenoshijos y una larga lista de tareas que llevar a cabo. Pero inténtalo. Hacer nada es también una tarea necesaria porque de esa nada surge la frescura, las ideas nuevas, la creatividad. Es como si se abriera un espacio fresco y nuevo, una rendija de luz de la que emana frescura. Y si no es posible parar, ese día haz tan sólo lo estrictamente necesario.
  2. Y si no puedes parar, sé ‘slow’. Vamos a todos lado corriendo como posesas. Quizás es que ya no aguantas más ese ritmo infernal. Intenta ir con más calma. Muchas veces vamos con el corazón en la boca porque pensamos que así somos más efectivas, pero lo cierto es que ese correr como pollo sin cabeza nos conecta con la ansiedad. Vive desde la conciencia de saber qué estás haciendo en cada momento, de estar presente en el día a día. Vas a ver como hay algo que cambia.
  3. Pide ayuda. Pide y di a la gente que está a tu alrededor que necesitas descansar porque sientes que ya no puedes con tu alma y que necesitas que te echen una mano. En una sociedad en la que nos valoramos por lo que hacemos es muy complicado permitirnos estos momentos de reposo porque parece que ahí dejamos de ser competentes. Y más difícil es expresar en voz alta de forma asertiva esa necesidad de ayuda. En cualquier caso, siempre puedes hacer la prueba, a ver qué pasa.
  4. Obsérvate. ¿Qué te está pasando? ¿Qué señal es la que te manda tu cuerpo? ¿Quizás anda sobrepasada de revoluciones? ¿O lo que sucede es que hay alguna emoción a la que no le das salida? Sí, las emociones son tercas (si has visto ‘Del revés ya lo sabes) y cuando no dejamos que se expresen como necesitan pueden jugarnos malas pasadas. A veces la tristeza o el miedo pueden enmascararse detrás de esa aparente apatía. Indaga en ti misma con curiosidad y como si quisieras obtener todas las respuestas, en especial si esa sensación de ‘ya no puedo más’ perdura mucho en el tiempo. Si es así, es posible que sea buena idea acudir a algunas sesiones de terapia o de coaching que te permitan indagar más en qué te sucede.
  5. Disfruta. ¿Tu día a día te produce gozo, placer, felicidad? ¿Disfrutas de lo que hace como tus buenoshijos disfrutan jugando en el parque? Pasártelo bien con tu vida es una buena idea para que esos bajones que hay detrás del ‘ya no puedo más’ sean cada vez más distantes en el tiempo.
  6. Flexibilízate. ¿Has visto alguna vez el bambú? Es duro, pero a su vez tiene la flexibilidad necesaria para moverse si vienen rachas de viento fuerte. Ser flexible tiene que ver con ser capaz de danzar con lo que venga sin demasiadas ideas preconcebidas. Esa flexibilidad puede jugar a tu favor y significa parar si necesitas parar, sabiendo que por parar un día no vas a ser una vaga para siempre, si no que estás cargando las pilas para mañana poder ser más efectiva.

Estas son las estrategias que yo aplico cuando siento que ya no puedo más. ¿Qué haces tú?, ¿te permites parar e indagar en lo que te sucede?, ¿te obligas a seguir?, ¿o sientes que en tu caso te es imposible darte ese lujo de decir ‘ya no puedo más’?

Y antes de irnos, os recordamos dos cosas importantes:

HOY es el último día que puedes adoptar tu pelusa amiga. Hazte una foto con tu pelusa amiga y súbela a instagram, Facebook o twitter con el hashtag #adoptaunapelusaLG. Toda la info aquí: https://clubdemalasmadres.com/diario-de-malamadre-diario-de-una-pelusa/ ¡Nos encantan vuestras fotos! Las pelusas están felices. Hay un súper Hombot LG en juego.

JEFFREY BUSCA A SU MALAMADRE. Vota tu tip finalista aquí: https://www.facebook.com/malasmadres/posts/582273331950766 (Hasta las 00:00 horas de hoy).

TIP-01

* Imagen que abre la agenda del Club de Malasmadres.

  • Elvi

    4 Diciembre, 2015 a 7:47 am Responder

    Pero parar esta permitido en el carnet de malamadre? Me he levantado a las 6. Prepara ropa. Desayunos.meriendas…organiza la cena, vistete, maquillaje, recoge lavavajillas, tira la basura, y llega al trabajo a las 7.30 h para lograr llegar a casa a las 19.00 y hacer la segunda sesión de corre corre que no llegas… Fijate que del estrés del trabajo ya ni habló… Esta claro que algún día el cuerpo te dice basta… Hoy toca fisio porque me he quedado como una alcayata..
    Lo bueno..Es viernes

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:01 am Responder

      Elvi, debería estar permitido porque el cuerpo y las emociones acaban pasando factura.

  • Elvi

    4 Diciembre, 2015 a 7:47 am Responder

    Pero parar esta permitido en el carnet de malamadre? Me he levantado a las 6. Prepara ropa. Desayunos.meriendas…organiza la cena, vistete, maquillaje, recoge lavavajillas, tira la basura, y llega al trabajo a las 7.30 h para lograr llegar a casa a las 19.00 y hacer la segunda sesión de corre corre que no llegas… Fijate que del estrés del trabajo ya ni habló… Esta claro que algún día el cuerpo te dice basta… Hoy toca fisio porque me he quedado como una alcayata..
    Lo bueno..Es viernes

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:01 am Responder

      Elvi, debería estar permitido porque el cuerpo y las emociones acaban pasando factura.

  • Yaiza

    4 Diciembre, 2015 a 7:57 am Responder

    ¡Parece que este post se ha escrito para mí! Seguro como para otras muchas malasmadres. De hecho lo estaba leyendo mientras corría a coger el metro 🙂
    Sabios consejos todos sin duda. Yo añadiría valorar lo que tenemos y lo que vamos consiguiendo. Porque las metas no tienen sentido sin el camino hacia ellas. A veces ese no poder más es desánimo o frustración. Otras cosas que a mí me funcionan son ejercicio y una buena ducha o un buen zumo de fruta y verdura ¡y por supuesto una buena siesta!

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:02 am Responder

      Yaiza, lo de valorar lo que tenemos es fundamental, casi tanto como la siesta 😉 que también es mi pócima mágica.

  • Yaiza

    4 Diciembre, 2015 a 7:57 am Responder

    ¡Parece que este post se ha escrito para mí! Seguro como para otras muchas malasmadres. De hecho lo estaba leyendo mientras corría a coger el metro 🙂
    Sabios consejos todos sin duda. Yo añadiría valorar lo que tenemos y lo que vamos consiguiendo. Porque las metas no tienen sentido sin el camino hacia ellas. A veces ese no poder más es desánimo o frustración. Otras cosas que a mí me funcionan son ejercicio y una buena ducha o un buen zumo de fruta y verdura ¡y por supuesto una buena siesta!

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:02 am Responder

      Yaiza, lo de valorar lo que tenemos es fundamental, casi tanto como la siesta 😉 que también es mi pócima mágica.

  • Eva

    4 Diciembre, 2015 a 8:21 am Responder

    Yo algún sábado he dicho “hoy es el día del padre, así que lo que queráis se lo decís a papá, hoy se va a encargar él de todo”. Así, de sopetón….

    El buenpadre, con cara de circunstancias pero consciente de la necesidad, ha dicho “venga, hoy vamos a deja a mamá tranquila” y eso ha sido música celestial para mis oidos…

    ¡Buen fin de semana!

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:04 am Responder

      Olé, Eva. ¿Y a que no se ha caído el mundo?

  • Eva

    4 Diciembre, 2015 a 8:21 am Responder

    Yo algún sábado he dicho “hoy es el día del padre, así que lo que queráis se lo decís a papá, hoy se va a encargar él de todo”. Así, de sopetón….

    El buenpadre, con cara de circunstancias pero consciente de la necesidad, ha dicho “venga, hoy vamos a deja a mamá tranquila” y eso ha sido música celestial para mis oidos…

    ¡Buen fin de semana!

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:04 am Responder

      Olé, Eva. ¿Y a que no se ha caído el mundo?

  • Pili

    4 Diciembre, 2015 a 8:47 am Responder

    A veces es imprescindible parar, que no puedes, no llegas pero no hay manera de “stop and go”, así que sigues, porque has de hacerlo, porque en ausencia del buenpadre tus hijos dependen de ti, tienen que ser vestidos y aseados, han de comer y tienen que ir al cole, entonces t r a n q u i l a m e n t e al curro, a una jornada ya reducida, porque hay que quitar de un sitio para llegar a otro, donde el mayor de los problemas me da risa en comparación con mi vida extra-laboral, y sigues un día, otro, hasta que zas!! ¿que tu mente no paraba? ya se encarga tu cuerpo, o el azar, o la suerte, sí, suerte de la buena. Caída, brazo partido y a casa. Ooooommmmmm.
    Los niños siguen aseados, comidos y yendo al cole, con ayuda claro, y resulta que lo que una hacía antes solita ahora lo hace un batallón de gente, unos abuelos, los otros, un hermano, una compañera de cole… y entonces piensas que verdaderamente estaba agotada, que este bendito hueso se me ha roto para darme descanso y aliento tras dos años sin parar y que efectivamente lo voy a disfrutar.

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:06 am Responder

      El cuerpo te ha parado en seco. Disfruta de ese parón.

  • Pili

    4 Diciembre, 2015 a 8:47 am Responder

    A veces es imprescindible parar, que no puedes, no llegas pero no hay manera de “stop and go”, así que sigues, porque has de hacerlo, porque en ausencia del buenpadre tus hijos dependen de ti, tienen que ser vestidos y aseados, han de comer y tienen que ir al cole, entonces t r a n q u i l a m e n t e al curro, a una jornada ya reducida, porque hay que quitar de un sitio para llegar a otro, donde el mayor de los problemas me da risa en comparación con mi vida extra-laboral, y sigues un día, otro, hasta que zas!! ¿que tu mente no paraba? ya se encarga tu cuerpo, o el azar, o la suerte, sí, suerte de la buena. Caída, brazo partido y a casa. Ooooommmmmm.
    Los niños siguen aseados, comidos y yendo al cole, con ayuda claro, y resulta que lo que una hacía antes solita ahora lo hace un batallón de gente, unos abuelos, los otros, un hermano, una compañera de cole… y entonces piensas que verdaderamente estaba agotada, que este bendito hueso se me ha roto para darme descanso y aliento tras dos años sin parar y que efectivamente lo voy a disfrutar.

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:06 am Responder

      El cuerpo te ha parado en seco. Disfruta de ese parón.

  • Neus

    4 Diciembre, 2015 a 9:06 am Responder

    Como OS entiendo a todas!
    Gracias x los consejos Leonor, yo después de unas cuantas “caídas” he aprendido a parar… Pero lo que mas me cuesta es parar de pensar… Y que hago?, pongo la tele x la noche y me quedo un buen rato, aun estando agotada de sueño… Mi marido no lo entiende, pero es lo único que me apetece, sentarme en el sofá y ver un rato alguna serie.
    A veces creemos que el mundo no gira sin nosotras pero como bien dice Pili, mejor o peor todo acaba saliendo. Ha cuidarse malasmadres!!!
    Buen fin de semana!!!

  • Neus

    4 Diciembre, 2015 a 9:06 am Responder

    Como OS entiendo a todas!
    Gracias x los consejos Leonor, yo después de unas cuantas “caídas” he aprendido a parar… Pero lo que mas me cuesta es parar de pensar… Y que hago?, pongo la tele x la noche y me quedo un buen rato, aun estando agotada de sueño… Mi marido no lo entiende, pero es lo único que me apetece, sentarme en el sofá y ver un rato alguna serie.
    A veces creemos que el mundo no gira sin nosotras pero como bien dice Pili, mejor o peor todo acaba saliendo. Ha cuidarse malasmadres!!!
    Buen fin de semana!!!

  • Babel

    4 Diciembre, 2015 a 9:14 am Responder

    Muchas gracias Leonor por tus consejos! Son muy importantes. Yo no supe parar y caí. El trabajo, el buenhijo y mi autoexigencia me desbordaron. Con ayuda he aprendido a gestionarme y saber parar cuando estoy desbordada y saber desconectar y dwscansar la mente que es muy importante. Malasmadres haced caso a sus consejos porque como dice Laura no somos superwoman y para que los hijos se sientan bien primero tenemos que sentirnos bien noaotras. Disfrutad el día a dia!!!

  • Babel

    4 Diciembre, 2015 a 9:14 am Responder

    Muchas gracias Leonor por tus consejos! Son muy importantes. Yo no supe parar y caí. El trabajo, el buenhijo y mi autoexigencia me desbordaron. Con ayuda he aprendido a gestionarme y saber parar cuando estoy desbordada y saber desconectar y dwscansar la mente que es muy importante. Malasmadres haced caso a sus consejos porque como dice Laura no somos superwoman y para que los hijos se sientan bien primero tenemos que sentirnos bien noaotras. Disfrutad el día a dia!!!

  • Lorena - Un Cachito de mi

    4 Diciembre, 2015 a 9:31 am Responder

    Uff… como anilla al dedo me viene lo que comentas, y que difícil es aunque leyéndolo parece hasta fácil.
    El trabajo, el peque, 2 blogs y el relanzamiento de la tienda online… ¿De que puedo prescindir? ¿Qué estoy dispuesta a sacrificar?

    La verdad es que es muy complicado… Yo lo suelo llevar mal, lo de parar digo 😛 , pero si intento ser más “slow” y hay días que me digo a mi misma donde llegas llegas Lorena que tu cuerpo no da más de si…

  • Lorena - Un Cachito de mi

    4 Diciembre, 2015 a 9:31 am Responder

    Uff… como anilla al dedo me viene lo que comentas, y que difícil es aunque leyéndolo parece hasta fácil.
    El trabajo, el peque, 2 blogs y el relanzamiento de la tienda online… ¿De que puedo prescindir? ¿Qué estoy dispuesta a sacrificar?

    La verdad es que es muy complicado… Yo lo suelo llevar mal, lo de parar digo 😛 , pero si intento ser más “slow” y hay días que me digo a mi misma donde llegas llegas Lorena que tu cuerpo no da más de si…

  • Irene

    4 Diciembre, 2015 a 9:42 am Responder

    Nuestra mente nunca sabe cuándo parar, así que ya se encarga el cuerpo. Dos semanas de baja estuve yo porque con el estrés tuve una bajada de defensas bestial que hizo que me atacaran varias cosas a la vez, y una de ellas bastante gorda.
    Gracias al buenpadre y al buenabuelo todo siguió su curso y me di cuenta de que no soy superwoman ni quiero serlo. Ahora me lo tomo todo con más calma y si noto que acelero otra vez, paro. Por nada del mundo me gustaría volver a pasar por lo mismo

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:32 pm Responder

      Como ya he dicho antes, el cuerpo avisa. Bien por ti que te permites parar.

  • Irene

    4 Diciembre, 2015 a 9:42 am Responder

    Nuestra mente nunca sabe cuándo parar, así que ya se encarga el cuerpo. Dos semanas de baja estuve yo porque con el estrés tuve una bajada de defensas bestial que hizo que me atacaran varias cosas a la vez, y una de ellas bastante gorda.
    Gracias al buenpadre y al buenabuelo todo siguió su curso y me di cuenta de que no soy superwoman ni quiero serlo. Ahora me lo tomo todo con más calma y si noto que acelero otra vez, paro. Por nada del mundo me gustaría volver a pasar por lo mismo

    • Leonor

      4 Diciembre, 2015 a 9:32 pm Responder

      Como ya he dicho antes, el cuerpo avisa. Bien por ti que te permites parar.

  • B

    4 Diciembre, 2015 a 9:48 am Responder

    Buen post!! sé que mal de muchos… consuelo de tontos, pero a mí me consuela ver que no soy la única jaja Ayer me quejé al buen padre del día a todo correr y me soltó un: “tendrás que organizarte mejor”. Casi le muerdo un ojo!!
    Cambio de estrategia, este finde reeeelax!!

  • B

    4 Diciembre, 2015 a 9:48 am Responder

    Buen post!! sé que mal de muchos… consuelo de tontos, pero a mí me consuela ver que no soy la única jaja Ayer me quejé al buen padre del día a todo correr y me soltó un: “tendrás que organizarte mejor”. Casi le muerdo un ojo!!
    Cambio de estrategia, este finde reeeelax!!

  • Meritxell

    4 Diciembre, 2015 a 10:22 am Responder

    “En una sociedad en la que nos valoramos por lo que hacemos es muy complicado permitirnos estos momentos de reposo porque parece que ahí dejamos de ser competentes”. Uf, qué cierto y cómo duele.
    Me encantó el Post 🙂

  • Meritxell

    4 Diciembre, 2015 a 10:22 am Responder

    “En una sociedad en la que nos valoramos por lo que hacemos es muy complicado permitirnos estos momentos de reposo porque parece que ahí dejamos de ser competentes”. Uf, qué cierto y cómo duele.
    Me encantó el Post 🙂

  • Educacion-emocional

    4 Diciembre, 2015 a 10:30 am Responder

    El cuerpo nos manda señales de agotamiento antes de hacer plof. Lo ideal es escucharlas y saber parar a tiempo antes de ponernos enfermas de verdad. En definitiva, cuidarse un poco para poder cuidar bien.

  • Educacion-emocional

    4 Diciembre, 2015 a 10:30 am Responder

    El cuerpo nos manda señales de agotamiento antes de hacer plof. Lo ideal es escucharlas y saber parar a tiempo antes de ponernos enfermas de verdad. En definitiva, cuidarse un poco para poder cuidar bien.

  • Ainhoa

    4 Diciembre, 2015 a 10:32 am Responder

    Buff!!Parece que lo has escrito para mi!Hoy las ojeras me llegan al suelo…Con un buenpadre con semana “a tope” de curro, y enganchado de la espalda, buenhijo de 18 meses con mocos despertándose por la noche y con alguna vomitona “de regalo”.Y la buenahija mayor reclamando su espacio en esta semana caótica…A lo que se suma una semana intensa en el trabajo…YA NO PUEDO MÁS. Bendito Viernes previo a 4 días festivos en Valencia!!!

  • Ainhoa

    4 Diciembre, 2015 a 10:32 am Responder

    Buff!!Parece que lo has escrito para mi!Hoy las ojeras me llegan al suelo…Con un buenpadre con semana “a tope” de curro, y enganchado de la espalda, buenhijo de 18 meses con mocos despertándose por la noche y con alguna vomitona “de regalo”.Y la buenahija mayor reclamando su espacio en esta semana caótica…A lo que se suma una semana intensa en el trabajo…YA NO PUEDO MÁS. Bendito Viernes previo a 4 días festivos en Valencia!!!

  • Sonia López

    4 Diciembre, 2015 a 11:12 am Responder

    Un gran post, me ha encantado. Que importante es de vez en cuando parar.

  • Sonia López

    4 Diciembre, 2015 a 11:12 am Responder

    Un gran post, me ha encantado. Que importante es de vez en cuando parar.

  • Mónica A.

    4 Diciembre, 2015 a 1:20 pm Responder

    Leonor, yo he aprovechado la lectura del post para coger aire… Por que parece que ayer estuviste pensando en mi.

    En mi caso cuando llega el momento del “ya no puedo más”, siempre sale el coco que llevo dentro para decirme lo que tú indicabas… “¿Cómo? ¿Qué vas a parar? Si haces esto ahora, luego ya lo tendrás hecho y podrás hacer… la pescadilla que se muerde la cola…

    En mi caso, lo que me sirve de escape es dejar el buenhijo con el buenpadre y coger a mi perrica y salir a andar a buen ritmo por algún lugar poco transitado, para no cruzarme con nadie, escuchando música y cantando en voz alta si se tercia…

    Con una horita llego a casa renovada, el cuerpo, y sobretodo la mente, cogen aire fresco (más estos días)y fuerza para seguir adelante.

    Feliz puente a todas!!

  • Mónica A.

    4 Diciembre, 2015 a 1:20 pm Responder

    Leonor, yo he aprovechado la lectura del post para coger aire… Por que parece que ayer estuviste pensando en mi.

    En mi caso cuando llega el momento del “ya no puedo más”, siempre sale el coco que llevo dentro para decirme lo que tú indicabas… “¿Cómo? ¿Qué vas a parar? Si haces esto ahora, luego ya lo tendrás hecho y podrás hacer… la pescadilla que se muerde la cola…

    En mi caso, lo que me sirve de escape es dejar el buenhijo con el buenpadre y coger a mi perrica y salir a andar a buen ritmo por algún lugar poco transitado, para no cruzarme con nadie, escuchando música y cantando en voz alta si se tercia…

    Con una horita llego a casa renovada, el cuerpo, y sobretodo la mente, cogen aire fresco (más estos días)y fuerza para seguir adelante.

    Feliz puente a todas!!

  • Angeles

    4 Diciembre, 2015 a 10:04 pm Responder

    El otro día llegue a casa y le dije a mi hija que no había clase de piscina, que me había llamado el profesor de piscina porqué tenían que limpiar la piscina, os podéis imaginar que era mentira, pero es que ya no podía más, estaba agotada, voy corriendo todo el día y no paro, por un día hice “pellas”, tenía un sentimiento de culpabilidad pero llega un momento en que necesitas parar, respirar coger aire y continuar.

  • Angeles

    4 Diciembre, 2015 a 10:04 pm Responder

    El otro día llegue a casa y le dije a mi hija que no había clase de piscina, que me había llamado el profesor de piscina porqué tenían que limpiar la piscina, os podéis imaginar que era mentira, pero es que ya no podía más, estaba agotada, voy corriendo todo el día y no paro, por un día hice “pellas”, tenía un sentimiento de culpabilidad pero llega un momento en que necesitas parar, respirar coger aire y continuar.

  • Rocio

    4 Diciembre, 2015 a 10:27 pm Responder

    Parar. Eso que es. Embaraza de 8 meses con mi buen hijo de 18 meses yo no paré fue mi cuerpo el qué me paró con el gripazo más grande de mi vida. No podía ni respirar por la boca. Un mes de recuperación todo después de una reforma y una limpieza que no sé cómo pude acabar. Lo peor es que no he aprendido porque ahora con los dos buenos hijos ni un minuto libre. Y por las noches a rezar para que suerman mis dos angelitos

    • Leonor Cabrera

      5 Diciembre, 2015 a 7:27 pm Responder

      Parar es necesario, si no el cuerpo volverá pasando factura.

  • Rocio

    4 Diciembre, 2015 a 10:27 pm Responder

    Parar. Eso que es. Embaraza de 8 meses con mi buen hijo de 18 meses yo no paré fue mi cuerpo el qué me paró con el gripazo más grande de mi vida. No podía ni respirar por la boca. Un mes de recuperación todo después de una reforma y una limpieza que no sé cómo pude acabar. Lo peor es que no he aprendido porque ahora con los dos buenos hijos ni un minuto libre. Y por las noches a rezar para que suerman mis dos angelitos

    • Leonor Cabrera

      5 Diciembre, 2015 a 7:27 pm Responder

      Parar es necesario, si no el cuerpo volverá pasando factura.

  • Marta

    5 Diciembre, 2015 a 12:07 am Responder

    GRACIAS!!! Leyendo hoy el post me he descubierto detrás de mis ojeras, corriendo como las locas para llegar a cien sitios y a ninguno… Necesitamos a veces que alguien nos pare y nos recuerde que esto no es una carrera, que no somos superwoman…

  • Marta

    5 Diciembre, 2015 a 12:07 am Responder

    GRACIAS!!! Leyendo hoy el post me he descubierto detrás de mis ojeras, corriendo como las locas para llegar a cien sitios y a ninguno… Necesitamos a veces que alguien nos pare y nos recuerde que esto no es una carrera, que no somos superwoman…

  • ann

    7 Diciembre, 2015 a 10:53 pm Responder

    Leonor, tus posts siempre como anillo al dedo. GRACIAS!
    La verdad q paea mi parar se ha convertido en ir 1 dia a la semana a la piscina. Cuando tengo picos d trabajo yno puedo, hago una caminata de 1/2h sola y me va super bien.
    Yo tengo mucha suerte xq en casa las tareas estan bien repartidasxq sino uno d los 2 tendria q dejar el trabajo, xo la autoexigencia es muy alta y hay dias q son imposibles, xo siempre procuro 1 momento d pausa… Hace años pase x una depresion muy profunda y no quiero volver alli… El mundo puede esperar, yo, mi hija y mi marido solo tenemos hoy

  • ann

    7 Diciembre, 2015 a 10:53 pm Responder

    Leonor, tus posts siempre como anillo al dedo. GRACIAS!
    La verdad q paea mi parar se ha convertido en ir 1 dia a la semana a la piscina. Cuando tengo picos d trabajo yno puedo, hago una caminata de 1/2h sola y me va super bien.
    Yo tengo mucha suerte xq en casa las tareas estan bien repartidasxq sino uno d los 2 tendria q dejar el trabajo, xo la autoexigencia es muy alta y hay dias q son imposibles, xo siempre procuro 1 momento d pausa… Hace años pase x una depresion muy profunda y no quiero volver alli… El mundo puede esperar, yo, mi hija y mi marido solo tenemos hoy

  • Ana

    16 Diciembre, 2015 a 10:51 am Responder

    Buenos días Leonor!!
    Me ha encantado el post. Mi duda es la siguiente: ¿qué hacemos cuando ninguno de los 2 puede más y no hay nadie alrededor?

  • Ana

    16 Diciembre, 2015 a 10:51 am Responder

    Buenos días Leonor!!
    Me ha encantado el post. Mi duda es la siguiente: ¿qué hacemos cuando ninguno de los 2 puede más y no hay nadie alrededor?

Comentar

X