¿Qué quieres encontrar?

34
¿Cuánto azúcar desayuna tu buenhijo?

¿Cuánto azúcar desayuna tu buenhijo?

¿Qué relación tenéis con el azúcar? El consumo excesivo puede acarrear numerosos problemas de salud. Por este motivo es tan importante concienciarnos de ello y controlar lo que ingerimos nosotros y lo que toman los buenoshijos. El problema real es la cantidad de azúcar escondido que contienen muchos de los productos que tenemos en casa. Para aclararnos este asunto y aconsejarnos tenemos hoy en el blog a la Boticaría García que viene con fuerza. ¡Todos a tomar nota!

fichas-mariangarcia
* Puedes seguirla en @boticariagarcia o en su BLOG.

Cada uno tiene sus manías y yo me he pasado la siesta leyendo este documento que publicó la OMS el año pasado y que lleva por sugerente título: Guidelines: Sugars intake for adults and children. Si alguien no tiene tiempo, aquí hay un resumen cortito y muy apañado en la lengua de Cervantes.

En el documento hay un apartado que asusta un poco, por la contundencia, titulado recomendaciones firmes. Y en este apartado no dejan títere con cabeza. No creáis, queridas malasmadres, que aquí se trata de castigar a los niños sin azúcar (lo pongo en cursiva con toda la ironía que se me pueda presuponer) sino que afecta también a los adultos. Los señores de la OMS, además de las advertencias sobre caries, insisten en que:

  • Los adultos que consumen menos azúcares tienen menor peso corporal.
  • Los niños con los niveles más altos de consumo de bebidas azucaradas tienen más probabilidades de padecer sobrepeso u obesidad.

¿Cuánto es mucho o poco azúcar?

Las recomendaciones indican que el consumo de azúcares debe ser inferior al 10% de la ingesta energética total. Y que si somos buenos chicos y consumimos menos del 5%, pueden obtenerse beneficios para la salud.

Pongamos como ejemplo a mi buenhijo, un niño de 5 años cuya ingesta calórica aproximada está en torno a las 1700 kcal. El 10% de 1700 serían 170 (hasta aquí no he necesitado calculadora). Si un gramo de azúcar equivale a 4 kcal, el máximo de azúcar permitido serían unos 40 gramos y el aconsejado, la mitad: unos 20 gramos.

Si tenemos en cuenta que un sobrecito de azúcar está en torno a los 8 gramos alguien podría pensar: bueno, yo no le doy 5 sobres de azúcar a mi hijo al día, estamos salvados…

Y un jamón. O un terrón. El problema es que además del azúcar de mesa, hay numerosos alimentos que llevan azúcar añadido (y escondido).

El desayuno saludable trampa

Imaginemos que a mi buenhijo le doy por la mañana un vaso de leche con 14 gramos de cacao en polvo (que es lo que aconsejan las instrucciones del producto). No le pongo azúcar del azucarero, ¡no tengo ni azucarero porque estoy muy concienciada! Pero ojo porque el cacao en polvo tiene un 75% de hidratos de carbono simples así que empezaríamos a contar con 10 gramos de azúcar.

Imaginemos también que me preocupo mucho por la alimentación de mi hijo (esto es verdad) y que he oído que las grasas trans y la bollería son el demonio (esto también, estamos hartos de oírlo), así que (y aquí el relato empieza a ser un poco menos creíble para quien me conozca) me meto en la cocina y le preparo bizcochos caseros que son mucho más sanos. Como soy malamadre y no me complico demasiado, sigo la receta de la primera búsqueda que aparece en Internet: bizcochocasero.net. Esta receta, que es casera y mucho más sana, tiene un porcentaje de azúcar del 30% así que los 60 gramos de porción que se desayuna mi hijo contienen 18 gramos de azúcar. Porque por muy casero que sea el bizcocho, si le añadimos 225 gramos de azúcar a la receta (podéis comprobarlo, eso pone) deja de ser sano.

Si echamos la cuenta del desayuno: 10 g de la leche con cacao + 18 g del bizcocho = 28 gramos de azúcar.

En definitiva, no son ni las 8 de la mañana y mi pobre buenhijo se acerca peligrosamente a su tope de azúcar diario (40 gramos) y ya ha superado de lejos el aconsejado (20 gramos).

El recreo saludable trampa

Sigamos imaginando que como me preocupo mucho por su alimentación, para media mañana no le meto un bollo, que es satán, sino galletas para niños. Concretamente 4 galletas de 6 gramos cada una. SIN chocolate, que el chocolate es Belcebú. Lo que no me imagino es que estas galletas tienen un 25% de azúcares y que por tanto suman 6 gramos de azúcar a la cuenta. Para que el pobre mío no se coma las galletas a palo seco, le meto en la mochila una bebida de fruta y leche, que además de fruta y leche, debe de ser sanísima porque pone 0% enOOOrme en el envase.

Como siempre voy corriendo a todas partes, igual no me fijo en que aunque debajo de 0% pone “materia grasa”, no dicen ni pío de los azúcares. En la letra pequeña veremos que además de fruta y leche, la bebida contiene un 5% de azúcares, que en los 330 ml suman 16 gramos.

Si echamos la cuenta del recreo: 6 g de las galletas + 16 g de la bebida = 22 gramos.

Nos hemos pasado tres pueblos…

Son las once de la mañana y el buenhijo lleva entre pecho y espalda 28+22 = 50 gramos de azúcar. Nos hemos pasado tres pueblos sobre los 40 gramos que la OMS marcaría como tope y niño aún tiene por delante comida, merienda y cena. Todo esto sin darle ni una sola chuche, ni un solo bollo industrial, ni un solo refresco. Y es que podría ser peor. Por si alguien no ha hecho números, voy a meter el dedo en la llaga comentando que con un solo refresco que contiene 37 g de azúcar ya se cubre el cupo diario.

Sorprendentemente, en el ficticio menú para mi hijo sólo he seleccionado productos que casi todos los niños toman a diario como el cacao en polvo o las galletas y otros que casualmente gozan de buena prensa en la imaginación colectiva, como los bizcochos caseros o bebidas de fruta y leche.

Me estás estresando… ¿Vamos a morir todos?

No es mi intención ser apocalíptica, pero hay estudios que indican que más del 50% de los españoles presentan sobrepeso (algo que antes no sucedía) y por tanto el azúcar no es algo que debamos tomarnos a broma.

No vale apelar al clásico: “pues de toda la vida se ha comido azúcar como ahora y no ha pasado nada”. Sencillamente porque no es cierto. Hoy el azúcar está presente en numerosos alimentos procesados que “de toda la vida” no han existido: desde el kétchup al jamón de york pasando por las patatas fritas o el pan de molde.

¿Y no hay azúcares buenos?

El único azúcar bueno es el que se consume poco, y ¡surprise-surprise! puede ser perfectamente el azúcar blanco. Sí, he dicho el azúcar blanco o refinado, que no tiene por qué ser peor que el azúcar moreno, la panela o el agave. Que nadie se engañe a sí mismo pensando que estas alternativas son más saludables porque:

  • También contienen una elevada cantidad de azúcares: azúcar moreno (más del 85% de azúcares), panela (90%) o agave (70%).
  • Al contener ligeramente menos azúcar y notar menos el dulzor, se corre el riesgo de añadir más cantidad.
  • La cantidad de vitaminas o minerales que contienen estas alternativas es insignificante y los perjuicios de su consumo no justifican los hipotéticos beneficios.
  • Los “químicos” que se emplean en la obtención del azúcar refinado se retiran del producto antes de finalizar el proceso. Y si alguno permanece, es en cantidades mínimas y totalmente seguras.

Conclusión

Más que jugar a ser Torquemada con el azucarero, probemos a ser Indiana Jones, explorando todos los etiquetados en busca del azúcar perdido.

Si no queremos hacerlo por nosotras… Al menos hagámoslo por nuestros buenoshijos. Por suerte o por desgracia, han nacido en una época demasiado dulce.

¿Y vosotras malasmadres controláis el azúcar que les dáis a vuestros buenoshijos?, ¿sois conscientes de la cantidad de azúcar escondida que incluyen los alimentos?

Si queréis saber más sobre este tema, no os perdáis este interesante reportaje:

Antes de irnos…

Las dudas en torno al tema del azúcar, a squé darles a los buenoshijos, qué alimentos son mejores, cómo saber interpretar el etiquetado de ciertos productos son muchas. Por este motivo, mañana viernes a las 10.00 horas tendremos una charla con la Boticaria García en la que responderá a vuestras preguntas aquí en twitter bajo el hastag #StopAzúcar. ¡Os esperamos! Y para quienes no tengáis cuenta en twitter podéis dejar vuestras dudas abajo en los comentarios.

1_foro_marian-01

Han comentado...

  1. Grande Marian como siempre. Este tema me interesa muchísimo. Tengo una gran batalla contra el azúcar, no echo ni en el café y miro todas las etiquetas a fondo,alho que me enfada y deprime porque es un horror cómo está hecho todo. Y lo peor es la batalla social: en el patio del cole, parque, cualquier cumple, con la familia, la buenasuegra y hasta con el buenpadre! Lucha diaria que agota porque creen que soy exagerada y “pobre niño”, “por un poco no pasa nada” y “un día es un día”. Pero al final cada día suma y el buenhijo empieza a pedir su dosis de choco, chuche, danonino, etc. Menuda rabieta en el súper un día por no comprar natillas. Jamás en casa ha tomado, pero el cole y la buenasuegra se han encargado de darle. Hasta actimel le dan de postre!! Falta muchísima conciencia social.
    Mucha razón también con tema repostería casera. Jo, pero yo me había pasado a panela y ágave pensando que eran menos malos. Alguna opción? Menos mal que bizcocho o dulces hago tres veces al año….
    Me apunto el tema de la charla en Twitter . Por trabajo no podré estar en directo pero leeré después todo.
    Gracias por abordar este tema y un beso fuerte desde Bilbao!!! 🙂

  2. Indiana Jones no, hay que ser Sherlock Holmes investigando qué alimentos procesados y/o elaborados no contienen azúcar.

    A mi el pan de molde no me agrada porque está dulce precisamente, así que para encontrar una pan de molde que no añada azúcar en su elaboración hay que mirar muuuuuuuuchas composiciones… Al final hemos dado con uno, muy anunciado en la tele y de una marca muy conocida, porque las alternativas marca blanca contienen más “porquerías” escondidas (el buenpadre es colega tuyo, boticaria, está muy concienciado, y no te puedes hacer una idea del tiempo que nos tiramos para hacer la compra cada vez que tenemos que incorporar a la despensa un nuevo elemento… porque cuando ya está incorporado vamos a “tiro hecho”)… Y es que para el patio la verdad es que el día que toca bocata mi buenhijo se come mejor ese pan blandito que cualquier otro (en casa desayuna pan normal, ojo, incluso compré una panificadora y hacemos mucho pan en casa).

    Pero sí, para no pasarse con el azúcar hay que andar casi todo el día calculadora en mano.

    1. Hola, me podrías por favor indicar la marca de pan de molde de compras?. Gracias!.

  3. Lo bueno de vivir en el extranjero es que tienes otras comidas, me da repelús en los dientes el desayuno de tu hijo.
    Un desayuno típico de centroeuropa(también en el colegio)lleva: Panecillos de trigo entero, centeno o maíz o mezclados. Puede que con semillas por encima. Queso fresco. Yogures y aquí sí que son diferentes a los envasados, suelen ser ácidos, sin azúcar ańadido, con frutas y cremosos o líquidos. Kéfir, nata agria, a veces les dan polenta e incluso he visto que éste mes en el menú escolar tienen un día pimiento verde que estamos de temporada y están muy ricos. Mucha fruta, en invierno en compota(ahí sí hay azúcar) Algo de fiambre, pero deberías ver el fiambre, no es el de pavo con conservantes y colorantes. De beber, aparte del yogur, té, de frutas o con limón, algo de azúcar le ponen. La leche, fresca. Sigo?
    Por cierto, no conozco ningún nińo ni adulto con alergias alimentarias por aquí. Obesos? Quizás hay uno cada 30 nińos. Al contrario, en ésta zona, están en el tercer puesto de los habitantes más altos del mundo. Será el yogur?

  4. Hola!! felicidades por el post!!! que ganas tenia de este tema en el blog porque me preocupa bastante…
    Una duda existencial, hago bizcochos y galletas caseros sustituyendo el azúcar que indica la receta por dátiles triturados con agua… ¿esto también cuenta como azúcar,no? sabrías decirme cuanto azúcar tiene el dátil? para hacer los cálculos un poco por encima…

    Gracias y espero más post como este!! muy interesante

  5. ¡Qué exposición, qué claridad! Reconozco que la BH toma leche con cacao por las mañanas, y alguna tarde… de galletas y bizcochos nos salvamos xq no le van mucho. En el cole el almuercito, según días, pero procuro que no lleve nada envasado.

  6. Nosotros hemos tenido mucha suerte con el colegio (o hemos elegido muy bien 😉
    En el recreo solo pueden traer fruta (todos los días) y de postre cada día fruta también. Lo mismo para merendar.

  7. El ejercicio físico no cuenta? Es que yo estoy segura de que mi hijo se pasa tres pueblos con el azúcar aunque no tome del azucarero…
    Por otro lado, en invierno le pongo miel a la leche o al zumo todos los días, o a ambas cosas, porque padece mucho de garganta, como yo. Me estoy pasando?

  8. Enhorabuena como siempre interesantísimo, y muy fácil de comprender nuestros errores diarios en este tema.
    Pero es una lucha de titanes contra el marketing y publicidad comercial, difícil de digerir también, y además instaurada en todos los continentes, creo yo.. Porque quien no sucumbe a una palmera de chocolate o un donut… y sobre todo lucha titánica hacérselo entender a los buenoshij@s.

  9. Bueno, la Boti me ha dejado un escape:”…Si no queremos hacerlo por nosotras… Al menos hagámoslo por nuestros buenoshijos…”.

    Gracias a eso puedo seguir drogándome y quitándole a los BHs los bizcochos y natillas ‘por su bien’

    PD. Tienes algo pa poder dormir está noche después de ponernos los pelos de punta con el informe y los ejemplitos?

  10. Me ha gustado mucho el post pero hay que ampliar mucho el tema. Yo como madre y sobre todo mujer diabetica me leo cada etiqueta antes de comprar. Ojo a la publicidad engañosa de los productos 0% y demás

  11. Yo creo que conciencia sí empezamos a tener, pero alternativas faltan. E ideas también. Yo por ejemplo soy bastante talibán del tema del azúcar. Pero con todo y con eso, es difícil escapar en ciertos momentos, como bien explica Marian en el artículo. Porque, ok, galletas y bollos no les pongo, pero les pongo un bocata para el recreo… que para empezar es probable que lleve azúcar el pan… y dentro le meto…??? ¡Pero si casi todo el embutido lleva azúcar! Y luego está el tema de las alternativas “sin”, pero “con”: malitol, aspartamo, acesulfanosequéee… Y ya empiezas a pensar si no será peor el remedio que la enfermedad. Porque además seamos claros, ¿a quién le gusta el sabor de las galletas edulcoradas? Lo mismo pasa con el universo postres. Porque fruta sí, mucha, pero qué hay de los yogures, natillas, flanes y demás perdiciones de los buenoshijos? O de los zumos “sin”… Les cebamos a edulcorantes entonces? Es eso mejor?
    Yo no sé vosotras pero yo, aunque me acojona el tema y voy leyendo etiquetas como loca, hay ciertos momentos del día en los que levanto el pie, princialmente por falta de alternativas.Y de tiempo, claro.

    1. Me encanta tu post, pero opino como Vane, a mi me preocupa el tema y leo etiquetas y controlo su alimentación, pero me faltan alternativas ¿que le doy de desayunar a mi hijo? busco cereales con poco azucar, o hago yo el bizcocho que aunque lleve azucar se que es mejor…pero al final el consumo es alto. ¿nos puedes dar esas alternativas e ideas que tanto necesitamos? muchisimas gracias

  12. Hola! Gracias por le post, muy interesante!
    Yo vivo fuera y las alternativas son un poco mejores. Mi niña de 14 meses desayuna porridge (copos de avena), con leche fresca y ya. a veces le rallo alguna frutita por encima y le encanta!
    En general en casa no come nada de azúcar pero con los abuelos natillas.. He tenido mil discusiones y he tirado la toalla. :'(

  13. Se puede explicar más alto pero no más claro. Esta es la razón por la que mis hijos no comen galletas, ni zumos, ni refrescos, ni alimentos procesados en general y el pseudobizcocho que hacemos en casa lleva miel. Eso además de mirarnos detenidamente las etiquetas de los pocos alimentos envasados que compramos.

    Enhorabuena por el artículo.
    Un abrazo,

  14. Querida boticaria,
    Qué ilusión conocerte y charlar tranquilamente contigo ayer.
    Muy bueno el post. Esta misma noche en cuanto se metan todos en la cama, me pongoa tirar azucareros…

  15. Desde el respeto, ni pretendo crear polémica, pero a mí este tema me parece que es una moda y me parece exagerado. Me explico, por supuesto que es importante comer sano, controlar lo que se ingiere, etc. Pero un niño, como es mi hijo, que come legumbres, purés, merienda fruta, cena carne, pescado o huevo, pues sinceramente tampoco veo malo que desayune un colacao y una tostada, un yogur de Postre y de vez en cuando un helado o unos gusanillo.
    Yo de niña merendaba pan con chocolate, desayunaba colacao con galletas y claro que tomaba chuches y chocolate! y ni tengo sobrepeso, ni tengo ninguna enfermedad ni ninguna cosa rara.
    Ni tanto ni tan calvo. No voy a vivir contando gramos de azúcar ni gramos de conservantes. Daré alimentación sana en general, pero caprichos también.

  16. Yo soy de las que hace la compra mirando con lupa los ingredientes. Hay aumentos infantiles q dan miedo sus ingredientes, hay unas galletas de dinosaurio con su sello de recomendado por la asociación española de pediatría que dan miedo y no precisamente por la forma de animal, hace unos meses le fui a comprar al heredero las galletas de la patrulla canina y cuando vi la cantidad de azúcar q llevan se quedaron en la estantería del súper. ????????????

  17. Pues yo sinceramente creo que sí que hay muchas alternativas, si las buscas. Mi hija no toma nada de azúcar, contadas veces en su vida. Desayuna porridge de avena o tostadas de pan integral (bio, sin azúcar y sin edulcorantes) con aguacate, merienda siempre fruta y de postre siempre kefir natural. Opciones hay, hay que investigar un poco y comprar en sitios que no sean los grandes supermercados.

    1. Ojo sofía que no es cierto que tu hija no tome azúcar. La fruta contiene fructosa (que es un azúcar mírese por donde se mire) y el kéfir tiene lactosa que es otro azúcar! Así que azúcar toma, no sacarosa, no, pero que es la sacarosa, una vez hidrolizada en el estómago, sino fructosa + glucosa

  18. Cada vez están saliendo más productos que indican que son “sin azúcares añadidos” (he encontrado galletas, zumos, cereales…). ¿Estos productos son más recomendables? ¿Son realmente son azúcares? ¿O está escondido en otros ingredientes???

    1. Hola Esther! La gran mayoría de los productos sin azúcares añadidos o 0% azúcares son una estafa legal. Me explico: suelen contener dextrosa u otras formas hidrolizadas parcialmente de un azúcar, de esta manera endulzan con las mismas calorias que la sacarosa y se agarran al claim “sin azúcares añadidos” porque ellos no han añadido azúcar realmente!

  19. Un post estupendo y necesario. Yo estoy muy concienciada pero solo lo aplico con mi hijo jajaja. Me toca aplicar el cuento conmigo misma. De hecho, en casa no le damos galletas, ni Colacao, ni bollos o similares. Y en casa de los abuelos cuando sacan el chocolate después de comer, que sí que puro y tal pero la mitad es azúcar, me lo estoy llevando a jugar porque el otro día lo probó y le moló. Las galletas sí se ala dan allí sin azucara La verdad es que, acostumbrado como está hasta ahora a otros sabores, no le ha gustado nada el poco dulce que ha probado pero parece que se está haciendo ya jajaja. Y solo tiene dos años y medio.
    ¡Gracias Boti!

  20. 10 g de la leche con cacao + 18 g del bizcocho = 28 gramos de azúcar.

    18g de bizcocho es igual a 18g de azucar? el bizocho es 100% azucar? y así con el resto de alimentos que pones, no parece que hayas escrito nada serio

    1. Dice claramente que de la porción de 60 gramos de bizcocho, 18 son azúcar. A ver si leemos entero antes de atacar…

  21. Hola,no tomo nada de azucar,pero me gustaria tener una respuesta seria ya que me gustaria endulzar el cafe,el yogurt natural,el arroz con leche pero cada persona me da una respuesta y por lo que miro despues en internet todo lo que me dicen y llevan azucar de alguna de las maneras.
    Gracias

  22. El problema del azúcar no esta solo en la ingesta.

    A la pregunta de porque ahora hay mas gente con sobrepeso, poblemas de salud, cardiovasculares y la larga lista… no se debe solo a la alimentación o los azúcares que tan de moda esta demonizar. A muchos dietistas o peña del género se os olvida mencionar que un crio hoy en día no hace el ejercicio físico necesario ni para su desarrollo ni para quemar toda la ingesta de calorías que consumen.

    La unica diferencia es que el tiempo de la comida lo vais a invertir en el niño consuma mas o menos azúcares… ahora tiempo para ir al parque a que desfogue energías no.

  23. Buen post para concienciación. Al hilo del comentario “como me sabe menos dulce uso más cantidad” me gustaría señalar la gran importancia que tiene no añadir azúcares ni dar a nuestros hijos alimentos ricos en azúcares simples durantte sus primeros dos años de vida. Parece q en ese tiempo el cerebro registra cómo saben los alimentos y más adelante las comidas q saben distintas son rechazadas.
    Soy Raquel, malamadre y médica.

  24. Es que nos meten azúcar desde bebés. Los cereales para bebés tienen como mínimo 25gr por cada 100gr!!! Los hay que tiene 30gr… Todo para engancharlos al azúcar desde chicos!
    Yo he encontrado una marca de cereales que solo tiene los presente de forma natural, y no pasan del 0.8 gr por cada 100 gr del producto.
    Es para leerse las etiquetas de todos lo productos alimenticios, nos sorprenderíamos de la cantidad de azúcar que tomamos.

  25. Hola, muchas gracias por esta bitácora. Yo suelo hacer una desintoxicación de azúcar tres semanas al año, y por comentarios que me hace la gente y lo que veo aquí, mucha gente confunde el azúcar blanco con los carbohidratos en general (que incluyen, además, los azúcares lentos, y que no tienen por qué ser malos, al contrario) y los azúcares en particular (que incluyen, entre otros, la lactosa, la galactosa y la fructosa, que tampoco tienen por qué ser perjudiciales). Es difícil estar a azúcar refinado cero: por los productos que lo contienen y por el síndrome de abstinencia. Recomiendo intentarlo: es como dejar de fumar, y luego uno entenderá mejor las reacciones de los niños a una dieta menos dulce. Un saludo y enhorabuena por la bitácora.

  26. Marian, muy interesante toda la información que facilitas sobre el azúcar. Poco a poco hay que abrir los ojos a la gran mayoría de padres y madres que pese a intentar hacer todo lo mejor por cuidar la alimentación de sus hijos, siguen cayendo en la “trampa” de la industria alimentaria…Pienso que caemos en la trampa por nuestra falta de formación sobre nutrición (al menos lo elemental), falta de tiempo en nuestro día a día…Tenemos que ser más conscientes cuando vamos al supermercado, ¡eso está claro! Os dejo este artículo de nuestro blog en el que ayudamos a identificar productos con azúcar oculto con 4 consejos muy sencillos. ¡Saludos! https://www.outletsalud.com/blog/identificar-productos-con-azucar-oculto/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más