¿Qué quieres encontrar?

15
¿Debemos visitar a un recién nacido en tiempos de Covid?

¿Debemos visitar a un recién nacido en tiempos de Covid?

Hoy os presentamos a una nueva colaboradora en el Club de Malasmadres. Se trata de Yolanda Velaz, enferemera pediátrica y creadora de Nadie como mamá. Su primer post toca un tema de interés para la comunidad: qué debemos tener en cuenta si vamos a ser madres en esta época de pandemia.

Los pros y los contras de ser madre en pandemia

Hoy estaremos en Directo con ella

¿Debemos visitar a un recién nacido en tiempos de Covid?

Hay muchas dudas en torno a la maternidad en este año de la Covid-19 y hoy vamos a aclararlas todas con nuestra experta.

¿Qué aprenderemos?

  • Qué debe saber una mujer que va a ser madre o quiere serlo en esta pandemia.
  • Qué precauciones tener con los bebés nacidos en la época Covid.

¡Te esperamos a las 18.00 horas en Instagram!

El post del día

Ficha técnica de Yolanda Velaz

*Podéis seguir a Yolanda en Instagram, Facebook, Twitter y en su web.

El nacimiento de los llamados “Cuarentenials” (bebés nacidos durante la cuarentena) supuso un antes y un después en lo que hasta ahora conocíamos como los primeros cuarenta días tras dar a luz.

Se acabaron esas tardes agotadoras de visitas incesantes en casa donde el café, las pastas y por supuesto el bebé, rodaban de mano en mano… Y ahora que no me oye nadie ¡¡Pero qué bien que se acabaron!!

Algo positivo le debemos al Covid: Esta pandemia ha dado a la maternidad el tiempo, la tranquilidad y la intimidad necesaria para encontrar el equilibrio en esas primeras semanas con tu bebé, pero no todo han sido buenas noticias.

La pandemia ha dado una de cal y una de arena a las madres recientes

  • Por un lado, les ha dado la tranquilidad y privacidad necesarias esas primeras semanas, pero por otro lado hay mujeres que se han encontrado en casa con un bebé a las 24 horas tras dar a luz, sin tener muy claro qué es normal o no con respecto a evitar los principales riesgos en esos primeros días, y la consiguiente angustia que ha propiciado esa situación.
  • Las futuras mamás durante el confinamiento tuvieron que adaptarse en tiempo récord a todos los cambios que se produjeron en los protocolos relacionados con el parto, postparto y lactancia materna. De la misma forma los científicos tuvieron que investigar “a contrarreloj” al tratarse de una situación nueva para todos.
  • En esos casos debemos entender que la prevención es siempre mejor que la acción, y que por eso los protocolos están en continua actualización y las recomendaciones pueden sufrir cambios como hemos visto.
  • La ciencia es así, las recomendaciones van adaptándose conforme vamos teniendo evidencia científica y resultados.

Estábamos acostumbrados a ir siempre por delante de los hechos y el Covid nos ha dado una “bofetada de realidad” y debemos aprender a vivir en esta nueva situación de incertidumbre.

¿Debemos visitar a un recién nacido en tiempos de Covid?

¿Por qué debemos aprender?

Porque a corto y medio plazo las cosas van a seguir siendo así, los cambios no son malos, son parte del camino que tenemos que recorrer para conseguir controlar la pandemia.

Si analizo todos los cambios que se han producido en la maternidad y crianza como ya he comentado, el covid ha conseguido algo inaudito, el poder vivir esas primeras semanas tras dar a luz sin visitas, dedicándole el tiempo necesario a la adaptación que requiere esta etapa sin que nadie te “mire raro” por ser valiente y decir: “no quiero visitas”.

El postparto es una etapa complicada que requiere de un periodo de adaptación, recuperación y ayuda. No hay que tenerle miedo, pero si hay que ser consciente de que es un periodo en el que anímicamente no nos vamos a encontrar bien y debemos entenderlo como un periodo de “adaptación” sin exigencias ni expectativas.

El no tener visitas ha dado paso a poder dedicar más tiempo a lo realmente importante en esta etapa: la adaptación con nuestro bebé, el descanso y el equilibrio con nuestra pareja si hemos decidido vivir la maternidad en pareja, su ayuda, implicación y empatía ante nuestro estado es imprescindible y para eso es necesario que sea consciente de cómo nos encontramos realmente.

Por tanto, debemos ser capaces de verbalizar nuestros sentimientos en el postparto, sin miedo, porque es normal no sentirte feliz, aunque creas que no tienes ningún motivo para no serlo, la verdad es que si lo tienes, como mínimo tienes un desequilibrio hormonal que no te permite ser tú misma, además de otros factores añadidos, y eso lo debe saber tu pareja porque vas a necesitar su ayuda.

Y si te apetece llorar llora, porque quien diga que no ha llorado en el postparto miente o debe ser de otro planeta, porque yo lloré y sigo llorando cuando acompaño a las mamás en esta etapa, es mi forma de decirte que: “Sé por lo que estás pasando y saldremos de aquí te lo aseguro, porque la maternidad tiene sombras como estás viendo, pero también tiene luz”.

Y las mujeres debemos apoyarnos entre nosotras para caminar hacia la luz.

Ahora quiero hablarte del “Must have” que no debe faltar en tu casa en tiempos de Covid

Si me conoces sabes que me encanta la moda, pero ahora mi Must have no es una blazer, o unos jeans… mi Must Have es la frase: “Más vale prevenir que lamentar”.

A los que nos dedicamos a la vigilancia de la salud, nos gusta prevenir, más bien es nuestro trabajo. Por eso hoy quiero hablarte de qué cuidados debes tener si tienes un bebé recién nacido en casa

  1. ¿Puedo pasear con mi bebé?

Puedes y debes hacerlo, pero debes evitar zonas concurridas y cerradas.

Muchas mamás se encuentran ante situaciones incómodas diariamente por la falta de cuidado del resto de la sociedad.

Deberíamos estar en quinto de pandemia y hay personas que siguen viendo un capazo de bebé y se agachan a verlo, incluso preguntan si pueden cogerlo en brazos con la consiguiente perplejidad de la pobre madre que no da crédito a lo que escucha.

Una cosa es que te encuentres con una amiga, conocida, vecina que acaba de dar a luz paseando por la calle con su bebé, te pares a saludarla manteniendo la distancia recomendada, y otra cosa muy diferente es querer acercarte al bebé incluso cogerlo en brazos.

Cada familia debe decidir cómo quiere hacer las cosas, pero dada la situación debemos entender que:

  • Un bebé es un ser indefenso, su sistema inmunológico es inmaduro y eso hace que de forma general le cueste más combatir cualquier enfermedad.
  • Como personas adultas debemos respetar la distancia social con personas no convivientes y entender que no es el momento de coger en brazos a un bebé recién nacido si no pertenece a su núcleo de convivencia.

Y ahora viene la pregunta del millón…

¿Qué hacemos con los abuelos?

En este último año los abuelos han sufrido y mucho, por un lado, el miedo al contagio y las posibles complicaciones, por otro lado, al no poder abrazar y comerse a besos a sus nietos…

El equilibrio es complicado, y como he dicho antes cada familia conoce las recomendaciones, y debe decidir cómo quiere hacer las cosas pero debe saber que:

  • Los niños estarán protegidos cuando consigamos coberturas amplias de vacunación en adultos y por desgracia en España nos queda mucho camino por recorrer.
  • El tener anticuerpos o estar vacunado no te exime totalmente de transmitir el virus, con lo que no hay abuelos de “primera” o de “segunda” en función de si tienen anticuerpos o están vacunados.
  • Estoy a favor de que los abuelos conozcan a sus nietos por supuesto, mi recomendación es que conozcan a sus nietos con una mascarilla FFP2, ya que estamos frente al ser más vulnerable que podemos encontrarnos.
  • Como enfermera preventiva debo recomendar que lo ideal es que mantengan la distancia mínima de un metro y medio, pero son los padres los que decidirán si dejan o no que los abuelos cojan al bebé, eso sí, deberán evitar abrazos y besos aunque sea con la mascarilla puesta.

Por supuesto si vamos a ir a ver a un bebé, porque nos han invitado (por supuesto), debemos tomar todas las medidas de precaución necesarias:

  • Mascarilla, mejor FFP2 al tratarse de un recién nacido.
  • Higiene de manos.
  • Distancia social.
  • No ir si tengo síntomas o he sido contacto estrecho o tengo sospecha de haber sido contacto estrecho de algún positivo a la espera de resultado.

Recuerda que el must have de este 2021 es “Más vale prevenir, que lamentar” y aunque te parezca mentira hay gente que sigue sin saber las medidas básicas de higiene y seguridad.

Sé que es una situación complicada y el equilibrio también lo es.

Por eso es importante que los progenitores decidan cómo quieren hacer las cosas, teniendo en cuenta las medidas de prevención y entendiendo que el sentido común es el mejor compañero de viaje, aunque a veces es el menos común de los sentidos.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis sido madres en esta pandemia?, ¿cómo lo estáis viviendo?

Han comentado...

  1. Buenos días,
    Estoy embarazada y a punto de dar a luz. Mi pareja tiene 2 niñas de 9 y 10 años y no son convivientes con nosotros. Ahora mismo estan con la madre y con el covid. Yo tengo miedo por la bebe, porque se como actuar con las demás personas, pero con ellas… no se como actuar. Porque al no ser convivientes, pasarían el fin de semana en casa… y me da miedo por la bebe. No se que hacer. Tú qué harías en mi lugar??

  2. Hola, estoy embarazada primeriza y me toca dar a luz en estos días, estoy revisando protocolos para justamente la visita de los abuelos (4), ellos se “cuida”, pero los he sorprendido yendo al supermercado, farmacia o al centro comercial y hacen vida social con sus hijos y nietos que en teoría todos “se cuidan”. Mi mamá me iba a venir ayudar con el posparto, pero mi hermano dio positivo y ella esta haciendo aislamiento voluntario con mi papá. En el caso de mis suegros ellos viven con mis cuñados que de vez en cuando les toca salir a trabajar. Siempre puede haber la posibilidad de un contagio. Si tiene más recomendaciones, además de las excelentes que ya se dijeron en la página se los agradecería mucho.
    Saludos

    1. Hola Andrea, cada caso hay que individualizar las circunstancias y ojo como os digo siempre, cada una en su casa decide cómo quiere hacer las cosas. Si quieres escríbeme y lo hablamos. Un abrazo

  3. Mi bebote nacio en febrero, y no me he sentido mas sola en toda mi vida, primeriza, con cesarea, un perro hiperactivo, un buenpadre con panico a coger al bebe, y un bebe que demanda muchisimo, solo quiere contacto, ademas de ser muy muy activo y lloron… el final da para como he leido por aqui un libro de terror, pero lo conseguimos, cada dia lo logramos juntos… algun dia miraremos atras y nos preguntaremos como lo hicimos…

    1. Elena Cariño….Cuanto lo siento, yo solo espero poder desquitarnos de esta falta de contacto pudiendo dar mucho amor y cariñooo. Te mando un abrazo enorme para tí, para ese precioso bebé de alta demanda, el perro hiperactivo y el buen padre ❤

  4. Yo he sido mamá por tercera vez en septiembre de 2020. Sin duda el embarazo y posparto más solitario del mundo. Y si bien es cierto que la intimidad de los primeros días ha sido un regalo, puedo decir que es un pobre consuelo. Nosotros con otros dos pequeños en casa, de 3 y 5 años, necesitábamos apoyo en casa. En el posparto la mami necesita descanso y ocupar sus energías en su recuperación y en el bebé. Pero tener que estar al cargo de mis peques, las comidas, la casa, el inicio del cole con toda la incertidumbre del Covid… El Buenpadre y yo no hemos dado a basto. Y aquí seguimos…
    Si algo me ha enseñado la pandemia es que los niños y las familias han sido grandes olvidados por parte de las autoridades. No creo ser la única que se ha sentido sola y poco acompañada desde la Sanidad Pública (nada que ver con mis anteriores embarazos), y no poder vivir el posparto con el apoyo de mi “tribu” (amigos y familia) a mí me ha producido tristeza

    1. María, se queno consuela pero para lo que necesites aquí estoy, efectivamente los niños son los grandes olvidados y de rebote nosotros que no llegamos a todo y no tenemos ni un minuto para respirar. Te mando toda la fuerza del mundo

  5. Voy a ser madre. En mi caso, el gran problema son los abuelos. Mis padres se cuidan, no tienen contacto social, evitan lugares concurridos etc. Está claro que esto no los exime 100% de coger el virus pero al menos lo intentan evitar. Sin embargo, mis suegros y en especial mi suegra es todo lo contrario. La misma mascarilla pueden usarla durante un mes. Les encanta lugares concurridos y los buscan! Y aunque su grupo social no es muy grande, tienen contacto.
    Como les explicamos cuando nazca mi bebé que no todos los abuelos son iguales???

    1. Hola cielo mi recomendación es que debes hablar con tu pareja porque si haces distinciones entre los abuelos los problemas no tardarán en llegar…Entiendo lo que me dices pero debéis pensar una estrategia, cómo vais a tratar la llegada del bebé con ellos etc pero si haces una cosa con los tuyos y otra con los suyos…Prepárate para discutir

  6. Ay si! Madre primeriza el 10.04.2020. Con el país encerrado a cal y canto en su casa para prevenir viajes en Semana Santa.

    Lo mismo tuvo de idílico que de película de terror. Recuerdo como mirábamos por la ventana de la habitación a una diagonal completamente vacía.

    Y la llegada a casa… uffffff… con grapas de una cesárea y completamente solos. Aquello dio para un libro, en serio.

    Pero si algo me quedó claro es que el instinto existe y nos ayudó a los tres a salir adelante.

  7. Di a luz hace dos meses y hasta que no han pasado varios días después de la primera vacuna los abuelos no la cogieron en brazos. Es muy duro. Y el hecho de que mi familia está a 800 km y ni han podido conocer a la niña ni he tenido su apoyo cerca.

  8. Pues yo este embarazo en pandemia me ha acabado de matar. Mi hija de 6 años fue contagiada en el cole por una compañera y por consiguiente yo también me contagié. La SS en este aspecto ha tenido un trato lamentable, lo único que me sabían decir es, si estas muy muy mal vete a urgencias. Me han dejado casi 2 meses sin visita a comadrona ni ningún otro control de embarazo ni del bebé.
    Por otro lado el tema familiar me tiene ya al limite… mi madre es totalmente consciente de la situación pero mi suegra no, ella solo quiere que nazca su nieta para cojera en brazos y entretenerse con ella. Mi pareja, muy “enmadrado”, le parece bien… y yo me subo por las paredes solo de pensarlo.
    Con mi primera hija ya tuvimos una gran discusión por lo mismo pero ahora con el agravante del covid… buuffss..!!!
    Suerte que mi pequeña nacerá a principios de junio (si todo va bien) y espero que las aguas estén ya más calmadas.

    Un abrazo y mucha fuerza a todas las mamás y futuras mamás!

    1. Efectivamente esperemos que las aguas estén mejor, pero te recomiendo que vayas hablando con tu pareja sobre cómo vais a gestionar esa parte e intentar que no sea un motivo de conflicto aunque se que es complicado. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *