¿Qué quieres encontrar?

50
Nutrición infantil: un enemigo, el azúcar

Nutrición infantil: un enemigo, el azúcar

La alimentación de los buenoshijos es uno de los temas más sugeridos por todas vosotras, nos preocupa los hábitos nutricionales de los más pequeños de la casa, unos hábitos que hay que establecer desde bien pequeñitos. Por eso hoy la Boticaria García se adentra en el tema y se nos pone seria que la nutrición infantil lo es y debemos tenerla muy en cuenta. Un enemigo clave a evitar: el azúcar. No os perdáis este interesante post y os esperamos con vuestros comentarios.

Malasmadres_BoticariaGarcia
* Puedes seguirla en @boticariagarcia o en su BLOG.

Este verano estaba con mis hijos viendo la película de Pixar Del revés (Inside Out para los del Imperio) cuando de pronto algo me hizo pensar desde la butaca: Asco, el personaje que representaba dicha emoción, entraba en escena justo cuando al bebé le ofrecían brócoli para comer. En resumen, brócoli = asco.

Todos sabemos que la verdura en general y el brócoli en particular causa rechazo entre los niños. No critico el ejemplo de la peli por ser bastante gráfico y realista. La pregunta de hoy es ¿por qué las verduras provocan tanto asco? Y sobre todo: ¿podemos hacer algo para evitarlo?

Cuando haces pop, ya no hay stop.

Pocas veces un eslogan ha reflejado tan fielmente lo que es capaz de hacer un producto. Algunos alimentos clasificados como snacks, aperitivos fritos o los dulces como la bollería industrial son capaces de generar en nuestro cerebro un mecanismo de recompensa. Un mecanismo que funciona de forma similar al que se produce por la adicción a las drogas… o al sexo.

Sí, señoras mías, si alguna vez han pensado ustedes aquello de: algo le deben echar a las chucherías porque enganchan y no puedo parar de comer, estaban casi en lo cierto. Digo casi, porque no hace falta añadir ninguna droga maligna: el secreto mejor guardado lo tienen ustedes en su despensa y se llama azúcar. Por el módico precio de 0,75 €/kg.

Malamadre no hay más que una, azúcares hay muchos.

En las etiquetas de los alimentos el azúcar se esconde tras muchas caretas. Algunas como la glucosa o la sacarosa son fáciles de detectar. Pero otras como la fructosa, la miel, el jarabe de maíz o el jugo de fruta son más escurridizas y en ocasiones hasta nos suenan bien.

¿Qué pasa en el cuerpo cuando comemos azúcar?

Cuando ofrecemos a nuestros hijos una palmera de chocolate para merendar estamos provocando dos reacciones en el corto y medio plazo.

– En el corto plazo, la elevada cantidad de azúcar provoca la liberación de dopamina que creará en su cerebro la necesidad de repetir la jugada y seguir comiendo. Y así en bucle.

– En el medio plazo, se fomenta una saturación de los sentidos y un desinterés por los sabores “normales”. Un bollo industrial de chocolate, con su sabrosa grasa, con su azúcar (y con su cromo de los Minions de turno, aunque esa es otra historia) genera una sensación tan placentera en nuestros hijos que si al día siguiente nos presentamos con una manzana, lo menos malo que puede hacer el muñequito Asco en su cerebro será darle una patada y mandarla donde Sergio Ramos tiró el penalti.

Como Alicia en el País de las Maravillas, celebramos un eterno “no cumpleaños”

El sábado pasado le pregunté a mi hija de cuatro años qué le apetecía para cenar. Veníamos de un cumpleaños y con lógica me contestó: chocolate. ¿Acaso iba yo a poder conquistarla con algo de mi nevera después de haberse atiborrado a ganchitos?

Y la culpa no es de mi hija, por ser caprichosa y gustarle el chocolate. Tampoco del pobre Alvarete, por una vez al año que celebra su cumpleaños. Ni siquiera es culpa de sus padres. La culpa es de todos por celebrar cada día un “no cumpleaños” en la mochila del cole de nuestros hijos y normalizar lo que deberían ser excepciones. Mientras en los colegios siga existiendo “el día de la fruta” y no “el día del bollo” significará que en el recreo es más normal ver bollos y galletas, que fruta. Ojo que con esto no animo a constituir “el día del bollo”, una cosa es ser políticamente incorrecta y otra jugar con fuego, que me quemo.

¿Por qué es malo pasarse con el azúcar?

Ya sabemos lo que ocurre al consumir gran cantidad de azúcar en el corto y medio plazo, pero cuando se comenten excesos con la alimentación, lo peor siempre está por llegar en el largo plazo.

El organismo necesita azúcar como fuente de energía pero cuando consumimos más de la que necesitamos, el exceso de azúcar hace magia y se convierte en… adivinen… ¡grasa! Grasa que se almacena en los cuerpecitos de nuestras criaturas y que puede dar lugar a obesidad infantil. Y, entre otras muchas cosas poco deseables, la obesidad es un factor de riesgo para la diabetes.

El pasado mes de noviembre saltó a la prensa la impactante noticia de que una niña de Dallas de tan solo 3 añitos, había sido diagnosticada de diabetes tipo II, una enfermedad que hasta hace poco parecía reservada a los adultos. La niña tenía el dudoso honor de ser la persona más joven en el mundo diagnosticada de diabetes tipo II.

Ayer en Dallas y mañana en Móstoles, ¿no vamos a hacer nada para evitarlo?

¿Qué podemos hacer las malasmadres por nuestros hijos?

Empecemos por el principio: si desde los 6 meses atiborramos a nuestros bebés con cereales con miel y les insertamos entre sus manecillas un aspito para que vayan calladitos en el carro, mal vamos. No nos sorprendamos luego si nos escupen los purés de zanahoria y puerro. Nadie dijo que educar estómagos fuera fácil.

Con los niños más grandes, y sin ser yo nada de eso, mi consejo es talibán: no deben encontrar en casa ni rastro de bollería industrial, dulces, golosinas o snacks. Ya se encargarán la vida y los cumpleaños de los Alvaretes de turno de ponerlos en su camino. Y ojito las trendy mothers con no comprar bollería pero volvernos locas con la respostería casera. El azúcar es azúcar, venga del azucarero de casa o del frosting de las cupcakes. Puede que en nuestros bizcochos añadamos grasas más saludables, pero el azúcar sigue puntuando negativo.

Boticaria, te noto apocalíptica, ¿hay esperanza?

La buena noticia es que hay esperanza. Y prueba de ello es que en Japón, en la peli Del Revés, los de Pixar tuvieron que cambiar el brócoli por los pimientos porque resulta que a los niños japoneses sí les gusta el brócoli y no iban a comprender el mensaje. Han leído bien: a los niños japoneses les gusta el brócoli. Algo estarán haciendo bien sus nipones padres.

Creo que después del post-filípica que os he soltado hoy, no estoy en las mejores condiciones de pediros un favor pero… me va la marcha, así que lo voy a intentar. Por si queda alguien en el planeta por saberlo ¡Estoy nominada a Farmacéutica del Año! Si consideráis que los rollos que os suelto por aquí sobre salud y nutrición son útiles, todas las malasmadres que trabajéis en el sector sanitario en general (enfermeras, médicos, farmacéuticas, auxiliares, laboratorios…) podéis votarme registrándoos en Diario Médico o Correo Farmacéutico. Es gratuito y se tarda un minuto. Me ayudaríais un montón porque entre otras cosas… ¡Soy la única mujer nominada! Y está escrito que las malasmadres tenemos que dominar el mundo. ¡Os dejo por aquí el enlace para votar y mil gracias por adelantado!

Y vosotras malasmadres, ¿cómo lleváis la nutrición de los buenoshijos?, ¿còmo establecéis hábitos saludables?

Antes de irnos…

Os recordamos que hoy es el último día para participar en EL RETO #LAMASFRESCADELCLUB.

1. Elige tu fruta o verdura preferida, déjanos un comentario AQUÍ.

2. Hazte una divertida foto con ella y mándanosla a hola@clubdemalasmadres.com.

3. La foto más divertida se llevará un súper cesta de frutas y verduras de temporada1 cupón por valor de 30 euros más 11 cupones de envío gratuito exclusivo para comprar en el supermercado online de Carrefour.

Han comentado...

  1. Genial post! Es una pena que tengamos que estar leyendo esto, porque la mayoría atiborre a los niños a guarrerías. Algo hay que cambiar, la verdad!
    Gracias! Muak

  2. Muy buen post!
    Yo tengo una niña de dos años la cual aún no sabe lo que es ni un ganchito ni una chuche. Lo mejor es escuchar comentarios tipo, “pobrecita, no te dá ná”, “hija que rara eres, deja a la chiquilla que disfrute”. Fijate que rarita soy no…???

    Un besazo muy grande.

  3. Aiiiiinss…maldita azúcar!
    Aunque sé que no hago unos menús perfectos creo que lo clavo bastante en cuanto a variedad y verdulería se refiere.
    En nuestro caso el día de la fruta es todos los días….y mi hija de casi 11 ya se encarga de dejarme claro que son las únicas niñas que llevan fruta siempre. Lo hago al revés. Un día galletas o bocata.
    Alguna merienda cae de bollería…el tiempo…ya sabéis…y es pasmoso ver a la velocidad que se comen unos donnettes o donnuts…Pero casi siempre es bocadillo.
    Y lo que me queda pulir (para disgusto de ellas) es el desayuno en casa. Ellas quieren cereales siempre. Pero cuando les intento meter cereales bajos en azúcares….la pequeña acepta porque es zampabollos por naturaleza, pero la mayor….nada de nada. Así que mi lucha matinera está en vías de cambio…pero de momento voy perdiendo yo.
    Lo que NUNCA hago es hacer comidas diferentes para ellas. Si hay ensalada, hay ensalada para todos. Comerán menos pero comerán. Creo que es la única forma de que se acostumbren.
    Boticaria ahora busco dónde hay que votarte. Suerte!!

  4. Buenos días, la verdad es que yo tengo la suerte de que a mis hijos si que les gusta el brócoli y el resto de las verduras en general, al pequeño todavía se las tengo que disfrazar un poco, pero no protesta. Lo que si que intento realmente recortar es en los dulces, pero eso si que es difícil, ya que aunque no se los ofrezcas tu directamente, siempre hay alguna buenamadre de las que lleva bollería industrial para todo el patio del colegio en las meriendas. Cuando hay algo en casa, siempre procuro que sea casero, aunque el chocolate (lo tengo escondido) siempre tengo, porque cuando me pego una buena sesión de gimnasio ó natación, necesito una pequeña onza de veneno para no morir en el intento,seguramente será más psicológico que fisiológico, pero con la excusa….
    One question, las que no somos sanitarias también nos podemos dar de alta para votarte?????

  5. El tema es complicado no, complicadísimo, y por partida doble.
    Por un lado, lo de desterrar el azúcar de tu despensa y reeducar hábitos de 10 y 7 años respectivamente en nuestro caso, no es ninguna broma. Yo estoy en ello y os aseguro que antes prefieren hacer huelga de hambre que descubrir que les has dejado sin nutella o sin galletas. Literalmente, no comen.
    Y por otro lado, está la depresión mayúscula que te entra cuando recorres el súper en busca de alimentos sin azúcar. Vamos, que puedes salir de allí con el carro vacío, porque si hablamos de azúcar hablamos de jamón york, tomates fritos, panes de molde… y hasta pechugas de pollo si te descuidas. Lo del azúcar cero no sólo es misión imposible sino que encima pasa por someterte a otras sustancias igual o más cancerígenas todavía, como son el aspartamo y compañía. ¿Alguien ha encontrado un yogur de sabores que no lleve azúcar pero tampoco aspartamo? Porque yo vi una vez uno con stevia y fue como una alucinación porque a la siguiente compra nunca lo volví a ver.
    ¿Por qué no se extiende ya de una vez lo de la stevia al mundo lácteo y repostero?
    En serio, es difícil, muy difícil.
    Yo al final he decidido que volverse loca es igual de malo o peor que comer algo de azúcar, así que me voy conformando con que al menos reduzcamos un poco, y sobre todo, que de oír a la pesada de su madre al menos vayan tomando conciencia para el día de mañana.
    Gracias por el post. Muy necesario!

    1. ¿Sabías que la stevia no es inocua? Causa alteraciones endocrinas, de hecho hay una tribu india que utiliza sus hojas mascadas como método anticonceptivo de forma eficaz. No, la stevia no es tan guay como la pintan

  6. Perdón, añado que lo de la verdura, fruta y demás comidas sanas lo doy por sentado. De todo ello se consume a diario en casa. Pero el tema galletas, postres lácteos, cereales, etc… es un mundo paralelo difícil de combatir mientras los fabricantes no se adapten al cambio.

  7. Gran post. Yo no compoarto que a los niños no les gusten las verduras. Mi hijo me pedía que se lo comprara en la frutería con 2 años. Se trata de una presuposición. Que no nos ayuda ni a las malasmadres/padres ni a los hijos. Otro tema imprescindible es predicar con el ejemplo y normalizar el comer verduras en todas las comidas, pequeños y mayores

    Felicidades por la nominación

    1. Completamente de acuerdo. Si no nos empeñásemos en darlo como la alternativa que no va a gustar, mejor nos iría. Si se les ofrece a los niños como algo estupendo, lo suelen aceptar bien. A mi hijo, que aún no ha cumplido los 2 años, le encanta el brócoli, cocido, sin nada. E igual con el resto de verduras. Unas se las come mejor que otras, pero en general, no tiene sentido disfrazárselas porque se las come mejor solas que, en tortilla, por ejemplo. Y lo mismo se puede decir del pescado. Si nos empeñamos en darles como premios los dulces, en decirles que si te comes la verdura (como si fuera un castigo) te doy un dulce…así lo va a entender.

      Vaya rollo he soltado.

  8. Ay, ay , ay! No puedo estar más de acuerdo! En el cole tengo complejo de ogro. Porque mis hijos meriendan y luego empieza el desfile de madres: quiers en sugus, quieres gominolas, quieres una chocolatina…. Y yo… “no, gracias, que ya han merendado….” – “Mujer, déjales..” Y los niños poniéndome ojitos y cara de pena. Tengo complejo de Ogro!!!
    Pero es que no entiendo, de verdad, por qué llevan las madres habitualmente todo ese arsenal.

  9. Buen post!!! Yo en casa soy taliban sin azúcar, los snacks me queda el reto patatas fritas… Pero fuera de casa incontrolable!!! Abuelos, cumpleaños… En fin!!! Tambien hay q hacer vida social, aunk me enfada que todos vean como un premio darles galletas y nadie ofrezca cn cara de ilusion una fruta o tentempie mas saludable!! Para dar algun gustazo yo preparo algunos bizcochos sustituiendo azucar por datiles picaditos 😉 una merienda por semana. En la guarde tienen la hora de la fruta todos los días a media mañana, salvo algun dia suelto q les dan galleta. Yo ni eso daría, pero por lo menos ya es la idea invertida que se comentaba en el post 😉

  10. A mi hijo de dos años, le gustan los broccoli y adora los pimiemtos,lleva unos días merendando garbanzos así a palos secos…pero claro también de vez en cuando pide una chocolatina. La bollería industrial no circula por mi casa así de momento la hemos conseguido evitar aunque imagino que cuando sea más mayor alguna palmera de chocolate caerá. Muy buen artículo. Gracias

  11. A los míos también les gusta el brócoli, pensaba que eran los únicos raros 😉 En casa se come mucha fruta y verdura y no tenemos picoteo ni bollería industrial, aunque más por nosotros que por ellos! De todas formas y como bien dices, ya se la encuentran bastante por ahí, en cumples, casa de amigos…

  12. El azúcar y todos los aditivos que echan en los productos. Hay que darles desde el principio los alimentos lo más naturales posibles y comerlos nosotros con ellos, así lo verán como algo normal.
    Esta semana justo en nuestro blog hemos publicado un post sobre cómo hacer que nuestros hijos quieran comer, os lo dejo por si os interesa: http://creciendojuntos.babyup-app.com/2016/02/29/10-claves-para-conseguir-que-tu-hijo-quiera-comer/

    Buen día a todas y enhorabuena por el post!!!

  13. Buenos días…muy interesante, en mi casa no hay nada absolutamente de bollería industrial, solo tableta de chocolate y nocilla solo hay un viernes al mes que puedo ir a buscar a mis hijos al cole y no tenemos nada que hacer, ni extraescolares ni prisas así que ese dia deciden si quieren ir al parque a casa a jugar o ver dibujos…y es el único dia que se comen el bocadillo de nocilla eso si aparte de cumples, mi peke no le gusta comer directamente, le da igual si hay coliflor como si hay judías verdes como si hay croquetas tengo que insistir en que se coma la comida, como un pajarito, mi hija mayor de 5 años come de todo sin protestar y le encantan los tomates cherry y la fruta ella para el cole siempre quiere eso tomates y mandarinas, y me pregunto porque? si están educados los 2 igual y la comida en casa esp para todos igual?

  14. Me encantaaaa!!! Bravo por este post, debería ser necesario una asignatura de educación alimentaria en el colé,cada vez es más necesario saber lo que es bueno y lo que no y si creamos ese hábito desde pequeños será mucho mejor así que hay que ponerse las pilas, mi hija de momento lo prueba nada de eso,tiene dos añitos y cada vez que se lo ve a algún niño la digo caca caca y las madres me miran con cara de marciano,tampoco ha probado aún la leche de vaca,tiene toda la vida para tomarla pero bueno supongo que es decisión de los padres lo que toman o no en edades tan tempranas, lo dicho, está en nuestras manos,un saludo

    Liz

  15. Ains, yo estoy en un dilema!!. Sé que no hay que darles azúcar, pero es que me encuentro con que el buenhijo de 17 meses y ocho kilos y medio, es de muy poco comer y le encantan las campurrianas y las galletas de dinosaurios, que llevan bastante azúcar; así que para merendar siempre cae alguna. Y siempre pienso que ahora mismo no le viene mal algo de calorías extra (no se le lleve el viento) pero me da miedo crear una tendencia que en el futuro le haga obeso, pues yo tengo tendencia al sobrepeso…
    Conste, que es la única vez al día que se las doy, luego es verdura, carne, pescado, fruta y pan

  16. Lo sé, soy adicto y un mal ejemplo para los buenoshijos … pero aunque acepto que es una droga y un mal endémico de nuestra sociedad no acepto que, en muchos sitios, se compare con el tabaco. Con todos mis respetos, el tabaco era un tema de respeto al prójimo (al que se tragaba el humo ajeno)además del problema sanitario del adicto a ello.
    En cualquier caso, hay futuro: el buenhijo1 ya se ha desenganchado (la buenahija2 está en ello por prescripción de su nutricionista).

    PD. Ya he conseguido votarte; hace unos días no hubo forma (no se podía uno registrar) y pregunté cual de los candidatos eras (modo coña on)

  17. Muy interesante el post, y muy necesario para concienciar, la verdad. El tema fruta y verdura, es complicado; el tema azúcar, imposible.
    Eso sí, yo me aplico y lo intento. Gracias por la información!!

  18. Uf y eso que no has dicho nada de los precocinados!! yo estoy en guerra con la mala alimentación en sentido azúcares y grasas porque por suerte mis hijos comen muy bien y de todo, de hecho pescado les entra mejor que carne y las verduras salvo contada excepción les gustan, claro que ellos imitan y aquí se come así.
    Yo soy trendy mother y hago repostería casera, pero nada de cupcakes!! bizcochos y magdalenas, panes y cosas así para llevar en la merienda con algo de fruta o para desayunar el finde y tengo por costumbre quitar azúcar a todas las recetas porque siempre me parece excesiva la cantidad.
    Y por cierto, otro tema que no has tocado es que el equilibrio está en el ejercicio físico. No pasa nada por comer cosas con azúcar siempre que tu cuerpo luego lo queme con una vida activa y ejercicio diario… y ese es uno de los grandes fallos, niños durante horas y horas pegados a la tele o a las maquinitas, ahí empieza el follón!!

  19. Aiii la comida es mi lucha diaria con el buenpadre, la buenahija desayuna leche con cereales le pongo los que son sin azucar porque los quiere con colacao y eso ya lleva suficiente, luego me roba parte de mi bocadillo y nos partimos un yogur. En comidas y cenas muy equilibrados no vamos porque el pescado y las verduras solo se las come en formato croquetas y gazpacho. Pero la discusion es la merienda el papi llega y merienda hacia las seis y se toma un platano con pan y chocolate, por supuesto la nena hace lo mismo, y el esta obsesionado en que la niña come demasiado chocolate y porquerias, yo ya le he cambiado el chocolate a negro del 70% por reducir azucares, pero tampoco creo que por tres dias que merienda con su padre y se toma esa pieza de chocolate sea para ponerse las manos a la cabeza, no??

  20. Votada queda usted, enhorabuena por la nominación!
    En esta casa somos antibollería, a media mañana le pongo para el cole fruta, o queso o jamon con algo de pan, y de merienda pues bocadillos (sin pan bimbo), fruta, yougur y zumo. EL buenhijo pasa de los gusanitos y demás “porquetas” bastante, vamos que si en un cumpleaños hay si que come, pero jamás las pide.

  21. A mi me parece que es una cuestión de hábito y constancia. A mis hijos les gusta el brócoli(y los pimientos y la verdura en general) pero yo tb me esfuerzo en preparalo sabroso. Por supuesto q les encantan todos los dulces pero si a la primera de cambio que ponen careto tiras la toalla….mal vamos. Hay que insistir, probar alternativas, evitar tentaciones y seamos claros, si no les gusta y no comen un día no les va a pasar nada, vuelves a insistir al día siguiente…es así, pocas contemplaciones y mucho esfuerzo, el resultado merece la pena.

  22. Pues yo necesito una alternativa para no usar azúcar cuando realizamos bizcochos o natillas caseras. Alguna solución?? Gracias y felicidades por la nominación!

  23. Yo en estos momentos estoy en plena campaña anti azúcar.
    Es un tema del que hasta ahora nunca me había preocupado, yo sufrí de pequeña hipoglucemia y siempre tengo el nivel de azúcar por los suelos, además como cada vez que me mareaba me daban azucarillos a palo seco le he cogido cierto asco a los alimentos muy azucarados. Por otro lado, a mi hija nunca he tenido que limitarle las chuches o la bollería industrial porque simplemente no le gustan, las piruletas que le regalan en la farmacia las colecciona como adorno y las chuches de los cumples las llevo a la oficina para no tirarlas, sólo come algo de los postres caseros que hago yo.
    El problema surgió hace 2 años, cuando al buenpadre le diagnosticaron diabetes tipo I, ahí fue donde me di cuenta de la cantidad de productos con azúcar añadido a cucharadas que había en mi casa. Fue el empezar a leer las composiciones de los alimentos preparados (salsas, fiambres, galletas, helados, …) y empezar a flipar por colores. En 100 gr de una salsa de tomate puede haber hasta 22 gr de azúcar. Ahora procuro, siempre que puedo, hacer yo los dulces con sucralosa y evito comprar productos elaborados. Lo bueno es que en la sección de bollería (no siempre tengo tiempo de hacer yo las galletas o las magdalenas) empieza a haber muchos productos que se elaboran con Stevia y que no están del todo mal. Aunque lo mejor es no comerlos.
    Lo del control del azúcar en los niños hay que empezar ya cuando son bebés, mi hijo tiene 8 meses y cuando le fui a comprar sus primeros cereales, también aluciné con la cantidad de azúcares que llevan. Algunas marcas llevan el triple de azúcares que otras, si no tenemos cuidado, estamos acostumbrando ya desde pequeñitos el paladar de nuestros hijos a que los alimentos estén muy azucarados. ¿Habéis probado la leche de crecimiento? las que supuestamente se le pueden dar a partir del año? Yo la probé y sabe a leche con azúcar (contiene más azúcares y menos calcio que la leche normal)
    No quiero parecer una talibana del azúcar, pero hay que tomárselo en serio, no en vano la diabetes es calificada como la pandemia silenciosa del siglo XXI

  24. Boticaria, yo la teoría de memorieta me la sé.. pero ¡ay, la práctica! Y además es un luchar contra el mundo.
    ¡¡A por ese premio!!

  25. Se que tienes razón, pero creo qeu nada de lo que has dicho es nuevo, todas lo sabemos, yo lo que necesito es consejos de como poder reducir el azucar. Soy de tu liga! jaja! a mi hijo no le pongo bollos para almorzar, pongo fruta y pan con algo, pero un dia a la semana si le pongo algo dulce, normalmente bizcocho casero,o alguna vez galletas, no me gustap ero lo hago, porque claro, mi hijo de 3 años me pide siempre bollos de osito o cosas que ve a sus compañeros. La merienda es bocadillo, jamas pan de molde y fruta, pero como te digo el siempre pide cosas, es normal, el lo ve, pero creo que el hecho de no darle hace que esté un poco obsesionado, o muy obsesionado! a veces pienso que es mejor que de vez en cuando le de algo y asi se quita las ganas, por eso hago cosas en casa, cosas tipo bizcocho basico o madalenas, se que llevan azucar claro! pero es que no se como quitarle esas ganas por el chocolate y los dulces

    No come chuches mas que en contadisimas ocasiones y le gusta la verdura y el pescado y casi todo! pero aun asi la obsesion le persigue!!!! Para desayunar le doy cereales, intento comprar los que tienen poco azucar, pero no se muy bien por que sustituirlos

    Muchas gracias por toda tu colaboración y ayuda

  26. Ainsss que guerra. Llevo tiempo queriendo modificar algunas conductas alimenticias de nuestra santa casa, pero el principal problema que me encuentro es el buenpadre. Él ha venido a tener cultura alimenticia cuando nos conocimos,pero es el q cocina,es su principal aportación al reparto de funciones. Yo vengo de una casa en la que mi padre cocinaba todo,poca cosa se compraba elaborada y él de una en la que poco se cocinaba y mucho se compraba,con lo que,para él, hacer más de lo que hacía su madre es mucho y eso le hace restarle importancia,o decir que es un rollo,lo que le digo de elaborar más. Yo no quiero discutir por la comida porque al final terminaré por hacerla yo también para sentir que se hace corectamente

  27. Hola, me ha encantado el post. El otro día fui a comprarle a mi hijo de 13 meses algún yogur y por curiosidad estuve leyendo las etiquetas de los yogures infantiles……me quedé impresionada de la cantidad de azúcar que llevan….así que opté por yogur natural sin azucarar y sin edulcorar, y le encanta!! También le encanta el brócoli y toda la verdura y la fruta en general. Pero mi queja es siempre la misma…..por qué tienen que echarle tanta azúcar a todo?!? es muy difícil encontrar algún producto que no la tenga en cantidades industriales, y más si es para niños…..Llevo muchos años intentando evitar el azúcar y además en el embarazo tuve diabetes gestacional, así que le tengo declarada la guerra y en la medida en que pueda intentaré que mi hijo no la tome, se que es ir contracorriente pero hay que intentarlo y concienciarse de que no es bueno para la salud.

  28. Yo creo que sólo es cuestión de costumbre. Si los acostumbras desde muy pequeños, no debería de haber ningún problema. Mi hijo tiene 18 meses y come brócoli, col, espinacas y todo lo demás. Le encanta los palitos de pepino y zanahoria. Y siempre tenemos galletas de arroz integral en su mochila y le encanta! Todos comemos igual y juntos en la misma mesa. Favorecer un ambiente familiar y comer juntos es el mejor ejemplo para que el niño aprenda a comer bien.

  29. Mi hijo de dos años y medio no ha probado nunca el chocolate, se come los yogures naturales sin azúcar y no sabe lo que son las chuches. Por más que insisten en decir que es un “pobrecito”, creo que claramente es lo mejor para el.
    Por cierto, sí hacemos bizcochos y demás en casa, aunque utilizo panela en lugar de azúcar refinado!!

  30. Hola! Gracias por el post!!!

    Una preg… mi peque de 5 años almuerza y merienda en el cole… trato de variar todo lo que puedo: bocatas, tortitas de maiz o trigo, piezas de fruta, galletas eco, zumos eco o lo más natural que encuentro y algún día de la semana lleva tetrabrick de batido… Me gustaría que si puedes, me dieras más opciones, poco a poco voy retirando cosas que no me gusta darle, pero cuesta muchísimo porque tampoco las opciones “saludables” son fáciles de conseguir en el súper…Muchas gracias de antemano!!!

  31. Totalmente de acuerdo contigo, Boticaria!
    Siempre he sido de la opinion de no darle chuches a mi peque… que ya se encargará “el medio” de propocionarselas. Siempre que va conmigo y le ofrecen algo, hasta hace poco…la contestacion era “no,gracias…él no come”. Lamentablemente va creciendo y ha habido ocaciones en las que no he estado presente para poder evitarlo…pero conmigo, sabe que no hay cuches.
    En casa, intento que no haya bolleria industrial y si hay algo que sea casero (dulces de la abuela).

    Como anecdota sobre el dia de fruta contraros, que el curso pasado, cuando mi peque entro en cole… todos los dias llevaba fruta, como lo habia hecho en la guarde (herencia de los dias de bebe, cuando tomama un potito de frutas a media mañana). Mi sorpresa fue que un dia empezo a dejar la fruta y venia con ella de vuelta.
    Cuando hablé con la profesora, me dijo que como los compañeros de mesas traian “otras cosas”, pues que al verlo lo dejaba… y la sugerencia fue…echale un poco de fruta y de algo qeu no sea fruta…
    Yo me quedé muerta… mi interpretacion fue…mi hijo que come fruta todos los dias, resulta qeu deja de comerla porque ve a los otros que no las comen y que sí necesitan un dia de la fruta para comerla???
    El mundo al reves, no? para uno que llega con la leccion aprendida… resulta que en el cole… se la “desaprenden”… Como imaginareis… me llevé semanas cabreada con la situación!! porque me parecia y me sigue parecienco absurda…
    Aun así… tuve que tomarme las cosas con algo de flexibilidad y empecé a turnar fruta con otras cosas (sandwich de pavo) y parece que hemos mantenido el nivel… de manera qeu fruta (si no una pieza entera, una parte) sigue llevando.
    Pero… aun así me sigue sorprendiendo la poca educacion “nutricional” que le damos a los peques y lo mucho que influye el entorno del colegio (y lo que me quedará por ver)… Un dia que llevo zanahoria (eso pasó este curso, con 4años), los compañeros se rieron de él. Yo le reforcé y le dije que estaba contenta porque el podia comer de todo y me ponia triste que los otros niños, no.
    En cuanto a lo del Brocoli y Pixar……. pues sí, mi peque come brocoli desde pequeño y ha sido una incertidumbre ver el papel que le daban a esa verdura y no saber si la iba a terminar rechazando…
    Menos mal que es tragón y le cuesta renunciar a la comida en general… que si no… otro gallo cantaría!

  32. La cuestión es empezar desde muy pequeños animándoles.
    A mis hijos el Brocoli es la verdura que más le gusta y fue porque lo vieron en una parrilla da y mi madre les dijo que eran arbolitos.

  33. Justo el otro día mi hijo vino del cole y me dio un beso gigante y me soltó q era la mejor madre del mundo, yo le pregunte el por qué y me dijo que gracias a mí todos los días recibía un aplauso de sus compañeros de clase. Yo extrañada le pregunte “y eso?” Y me dijo que era de los pocos que todos los días llevaba fruta para el snack y que a los que llevaban fruta les daban un aplauso por comer sano. Después de hablar un poco más concluimos que era un bicho raro con dos de sus compis porque el resto llevaba todos los días quesitos, petis y chocolate en sus diversas formas y colores pero el con una gran sonrisa me dijo “mami ellos se lo pierden con lo buenísima q está la fruta y además te dan aplausos!!!!” Así que creo que los padres deberíamos leer más a menudo este tipo de post y ver que todo radica en lo que acostumbres a tu hijo desde bien pequeño.

  34. Con la obesidad solo condenamos a nuestros hijos a tener una vida muchísimo más dura en todos los aspectos.
    En mi nevera alimentos frescos y productos sin azúcar, mis hijos entienden el motivo de una vida saludable.
    A los niños les pasa como a los adultos, si no compras no hay en casa y por lo tanto no consumen y puedo decir que se adaptan a todo.
    Y puestos en este tema no nos olvidemos del deporte; una actividad estupenda en familia.

  35. y sustituir el azúcar de la respostería casera por stevia… sigue siendo igual de malo??

    gracias

    Nieves

  36. Aqui un peque de casi 9 meses que se alimenta de teta y va probando cosas que comemos los adultos. Pues oye, hay cosas como un snack de patata o los higos secos, que ha probado una vez (un trocito y no en casa) y parecen ocupar ya el lugar de comidas favoritas. Es alucinante! Menos mal que solo tenemos higos secos de vez en cuando. Y de los snack y demas me olvido hasta que sea mayor de edad.

  37. Holaaa!!
    Genial post. Es estupendo leer cosas así en este mundo industrializado. El azucar= caca (ojo, que tampoco opino que no haya que tomarlo pero en cantidades modicas y ocasionalmente) además de ser malisimo por el tema de la obesidad en mi campo profesional ( soy higienista dental) también hay que tenerlo en cuenta porquelas caries en dientes de leche por desgracia son muchas y hay pocos padres y madres que sean consciente del problema que pueden suponer en sus hijos. Es muy frecuente oir que no pasa nada porque son dientes de leche y se van a caer cuando ese niño tiene 3 años y hasta los 12 no ha terminado el recambio completo.
    Un consejo como malamadre en camino a todas las malamadres: por la salud de vuestros hijos, cepillarles los dientes desde que sale el primero todos los dias, y repasarles vosotros al menos hasta los 8 años, es la unica forma de aseguraros que habeis eliminado todos los restos de comida.
    Y no dejeis que llevarles a las revisiones con el dentista desde bien pequeños, que vean aue no pasa nada y no les metais el miedo en el cuerpo con frases tipo ” si te portas mal te pinchan”.

  38. Soy Colombiana y, respetando la opinion de la nutricionista, considero que no hay que estigmatizar tanto el dulce como si fuera el peor enemigo. Todo en exceso es malo pero saber usarlo en una medida justa está bien. Tengo una niña de 2 años y ella por el contrario le encanta el brocoli y muuuuchas verduras más, come carne de res, pollo, pescado, sopas, en general sus 3 comidas principales son de muy buena calidad. Por eso, cuando me pide un dulce en la tarde, no veo problema en dárselo, además porque es de contextura delgada y no tiene riesgo de sobrepeso. Me parece que no hay que privar a los niños de lo que tanto les gusta, sino dárselo en justa medida y teniendo en cuenta que las 3 comidas principales sean muy balanceadas. Gracias!!

  39. Pues qué suerte tenéis todas las que decís que vuestros hijos adoran la fruta y verdura y no miran para los dulces. Además tenéis muy claro que es resultado de vuestros hábitos y de la educación que les estáis dando.
    Pues bien, en mi casa se come de todo, incluida fruta, verdura y pescado, al cole le mando 3 o 4 días a la semana fruta, evitamos los precocinados…pero desde luego mi hijo mayor, de 4 años, prefiere de largo un bollo a una manzana y las galletas le encantan. Muchas veces cedemos y otras acaba comiendo sólo lo que debe pero por imposición.
    Seguramente toma azúcares en exceso y sería bueno reducirlos, pero de momento me consuelo con que la mayor parte de su dieta es saludable y lleva una vida muy activa: 2 deportes y, lo que creo más importante, vamos andando en muchos de nuestros desplazamientos diarios, p. ej. tardamos 20-30 min en ir al parque donde coincide con sus amiguitos, y ahí estoy, empujando la sillita del peque cuesta arriba y cuesta abajo…

  40. Tengo que decir que acabo de descubrirte y me queda mucho por delante. Enhorabuena por tu premio, es muy merecido.
    Por otra parte, en la guarde, cada día es el día de la fruta, con una fruta cada día diferente. En el cole de mi niño, la verdad es que lo hacen de lujo:
    1. 2 días en semana fruta
    2. Los otros tres días bocadillo.
    3. No se pueden usar papeles para envolver ni aluminio. Sólo una tartera.
    4. Nada de zumos, ni batidos y prohibidisimo bollería.

    Muy contenta la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más