¿Qué quieres encontrar?

8
Los percentiles, ¿mi hijo o hija está creciendo adecuadamente?

Los percentiles, ¿mi hijo o hija está creciendo adecuadamente?

Los percentiles de peso y talla nos indican en qué lugar se encuentra nuestro peque con respecto a otros niños de su mismo sexo, edad y raza.

Quiero compartir contigo toda la información que necesitas saber para entender que un valor aislado no es importante y que un percentil bajo no implica que un niño esté menos sano que otro con un percentil más alto.

Además te voy a contar mi caso en concreto, porque creo que puede ayudar y mucho a otras madres que estén en una situación parecida y que el estancamiento de percentil de peso y posterior de talla en uno de sus hijos les esté generando angustia o preocupación.

*Podéis seguir a Yolanda en InstagramFacebookTwitter y en su web.

Vamos a comenzar por el principio…

Las tablas de percentiles han ido evolucionando a lo largo de los años, porque nuestra forma de alimentarnos también lo ha hecho y no sólo eso, en la actualidad hay muchos niños nacidos en España pero que la procedencia de sus padres es de otro país, eso hace que el genotipo, (que no deja de ser el conjunto de genes de una persona) de esos niños sea diferente al caucásico español.

Por eso la OMS creó unas tablas en 2011 que por ahora llegan hasta los 5 años en los que se tuvo en cuenta a niños de los 5 continentes (Sólo se tienen en cuenta los que están poblados) y amamantados con lactancia materna exclusiva.

Estas tablas nos dan información más real y acorde a la actual, pero es importante que entendamos que un dato aislado no tiene ninguna importancia así que a la pregunta de: ¿en qué percentil está tu hijo? La respuesta debería ser “y a ti que te importa”. Sin duda es lo que me sale contestar pero la realidad es que da igual en qué percentil se encuentre siempre y cuando su pediatra que es quien está valorando la evolución y crecimiento de tu hijo te dice que todo va bien.

¿Qué significa el dato P20 o P75 en peso por ejemplo?

En el caso del P20 nos indica que tu peque está por encima del 20% de los niños de su misma edad y sexo.

En el caso del P75 nos indica que el peso de tu peque está por encima del 75% de los niños de su misma edad y sexo.

¿Está más sano el niño del P75 que el del P20?

La respuesta es rotundamente NO.

¿Esto indica que el peque del P75 parece tener más peso (cuando lo ves) que el del P20?

La respuesta vuelve a ser NO, depende de su talla. Yo puedo pesar 55 kilos y medir 167 y tener un peso normal, pero si mido otra cosa sea más o menos la cosa puede cambiar.

Con esto quiero hacerte ver que da igual que tu hijo tenga un P20 que un P75, lo que tenemos que entender es que hay otros factores que quiero explicarte para entender cuándo es necesario hacer un estudio más exhaustivo a un niño para comprobar si puede haber algún motivo que esté afectando a su crecimiento.

Los niños en España que nacen a término y sin ningún problema que haya podido alterar su crecimiento suelen pesar alrededor de 3kg y medir alrededor de 50 cm.

Luego su crecimiento va a depender de:

  • Su genotipo

No es lo mismo ser el hijo de Paul Gasol, que ser mi hijo… En cuanto a tamaño me refiero…

  • Alimentación

Es importante que nuestros hijos tengan una alimentación sana y equilibrada, entendiendo que la base de la alimentación durante el primer año de vida es la leche. Y luego por supuesto el ya conocido Plato de Harvard.

Y por otro lado a veces hay excepciones como en todo, pero esos casos son los que requieren de un estudio más exhaustivo para determinar si hay algún problema que está impidiendo el crecimiento adecuado de nuestro hijo o por el contrario después de ser analizado por su pediatra y/o derivado a un Endocrino Pediátrico se determina que a veces no se cumple la regla al 100% de que en función de la talla de sus padres, los hijos como mínimo van a medir “X”.

A veces vemos de padres más bajitos, niños mucho más altos o viceversa.

¿Mi hijo o hija está creciendo adecuadamente?

Los pediatras lo que van a valorar es la evolución, si tu peque sigue su curva (Independientemente del número de 0 a 100 que tenga) lo lógico es que su crecimiento sea óptimo, no todos medimos 180 cm…

¿Qué pasa si observamos un estancamiento o disminución de la curva?

Ahí es donde su pediatra va a valorar si es algo puntual, o si se está produciendo por ejemplo un estancamiento primero y posterior disminución de peso que al final prolongado en el tiempo puede derivar también en una disminución de la talla…

Hablo de disminución porque cuando se ve un aumento por ejemplo en Talla suele ser previo a la pubertad que es lo normal y eso no nos preocupa tanto a los padres.

Nos agobia cuando el percentil disminuye, que no siempre indica algo negativo pero sí quiero contarte mi historia para que veas que los números a veces son sólo eso, números.

Del P6 de mi hija Leyre (en ocasiones ha estado por debajo del 0) al P50 de Valentina…

Puedo decirte que mi hija Leyre está igual de sana que su hermana, con la diferencia que sí le han tenido que hacer un estudio y derivar a Endocrino para valorar si había algún motivo por el cual se había estancado en peso y talla.

El motivo no es porque fuese siempre más o menos en su P10, porque ya te he explicado que eso es normal, no todos somos iguales…

Su pediatra decidió derivarla porque tuvo una disminución de percentil en peso y consiguiente estancamiento en Talla y dada su edad era el momento de valorar otros factores como la hormona de crecimiento, la alimentación, la edad ósea etc. por si había algo que se nos estaba escapando.

Es una niña que come con normalidad, nunca le ha apasionado comer pero tiene una dieta variada y equilibrada y su analítica está perfecta.

Los valores de la hormona de crecimiento son normales con lo que han descartado cualquier problema en ese sentido.

Su edad ósea es algo menor a su edad, (Lo valoraron con un RX del carpo)es algo que en el caso de mi hija nos beneficia porque no hay mucha diferencia pero su percentil mejora un poquito si la valoramos como una niña de 8 años y medio en vez de como una de 9 y poquito…

Lo único que no se cumple es la estadística del Genotipo…En función del tamaño de sus progenitores ella debería medir más o menos un número (Pongamos mínimo 165cm) y posiblemente Leyre va a medir menos.

¿Por qué te cuento todo esto?

  • Porque quiero ahorrarte agobios innecesarios, bastantes preocupaciones vamos a tener como para perder el tiempo con lo que no es verdaderamente importante.
  • Un dato aislado no es importante ni da información, el número de percentil no hace que un niño esté más sano que otro.
  • Su pediatra valorará si es necesario buscar un motivo si se produce un estancamiento o pérdida de percentil injustificada.
  • Nuestras percepciones a veces nos hacen pensar una cosa, y los datos luego dicen otra…

¿A qué me refiero?

A veces nos parece que nuestro peque está comiendo menos (Los niños no comen siempre la misma cantidad) y en la revisión nos damos cuenta que sigue su curva perfectamente…

¿A qué te ha pasado esto alguna vez? Seguro que sí…

  • No compares a tus hijos entre ellos (si tienes más) ni con el resto de los niños de su edad, porque como te he explicado hoy, hay otros factores como el genotipo que va en el ADN.
  • Hay comunidades autónomas que entregan las tablas de percentiles a las familias y otras no, es una de muchas diferencias que tenemos entre comunidades pero esta no es importante desde mi punto de vista, lo importante es que ese dato no te genere angustia injustificada.
  • Su pediatra es el que va a determinar si es necesario hacer un estudio para valorar un estancamiento o disminución del percentil o incluso derivar a endocrino si así lo considera, porque es quien tiene los datos y el conocimiento para determinar si es necesario.

La conclusión es que no todos somos iguales, un dato aislado no es importante ni indica NADA, el número de percentil no da salud a tu peque, a veces nuestras percepciones no se ven reflejadas en la gráfica de crecimiento, por lo tanto…

No te agobies por un número, porque si llega el momento en el que hay que hacer más pruebas (que no indica que haya un problema, mira el caso de Leyre) el pediatra te lo dirá.

Como madre que ha sufrido por el percentil de su hija te digo que a mí la altura de mi hija me da igual, lo que me tranquiliza es saber que todo está bien y que si no hubiese estado, a estas alturas estaríamos poniéndole remedio gracias a su Pediatra y a su Endocrina Pediátrica.

Espero haberte ayudado a entender mejor qué es un percentil y que mi experiencia personal te pueda tranquilizar si te encuentras en una situación parecida.

Un abrazo.

Han comentado...

  1. Buenas pautas para llevar el control del crecimiento de los peques, nosotros la verdad no hemos tenido problemas, al principio si lo seguimos pero a partir de los 4 años nos hemos olvidado prácticamente de los percentiles, se ellos comen bien no nos obsesionamos.

    Gracias por la info!

    Besos!

    Anabel

  2. Es nuestro caso. Ya nació prematuro en semana 35 pero con talla y peso de 32. Y siempre le cuesta muchísimo coger peso. Por suerte come de todo y en buena cantidad. Tiene 2 años y medio y pesa 9’400kg, bastante por debajo de lo habitual. A mi lo que me preocupa es que no le hacen más revisiones (cada seis meses por ejemplo en vez de anual para comprobar ese posible estancamiento). Su pediatra no sale del “es normal”. Incluso cuando tiene fiebre y lo llevamos a urgencias nos dice que “es normal que tenga fiebre si va la escoleta”. Dando a entender cómo que no es necesario acudir al centro de salud por eso… No sé, yo me siento desprotegida ante esta situación… Ni siquiera le han hecho nunca un análisis de sangre para comprobar que este todo correcto…

    1. Hola Ana,
      siento mucho esa sensación que tienes de sentirte desprotegida, personalmente creo que habrá que ir viendo, en el caso de mi hija han sido años de seguimiento y hasta los 7 u 8 años no empezamos con más pruebas que no fueran las revisiones y seguir valorando. Centrate en el estado general de tu hijo, que se encuentre bien que sea activo…e iremos viendo como va evolucionando su gráfica. te mando un abrazo enorme

  3. Pues sí que ayuda y mucho, gracias por tu testimonio… llevo ocho años soportando comentarios sobre lo delgaditos que son mis hijos siempre se han movido por el percentil 10 la niña algo más pero tampoco mucho, son niños sanos, que comen variado y equilibrado y que tienen la constitución de sus padres que éramos dos palos de pequeños… Incluso un día tuve que aguantar que una enfermera, le dijera a mi hijo de 7 años que no tenía carne para ponerle la vacuna, que si es que no comía o qué que estaba muy flaco… él lo pasó mal a tal punto que se ha estado pesando cada vez que entraba al baño después de eso durante una temporada… qué hartazgo! te hacen obsesionarte con lo que en realidad no es un problema

    1. Entiendo tu hartazgo y sobre todo debemos evitar que los propios niños se obsesionen, mi hija me decía “Mamá soy una enana” y ahora hemos conseguido normalizar su estatura, que ella entienda que cada uno lleva su ritmo y que no pasa nada pero es complicado.

  4. Mi hija Abril ahora mide 109cm y pesa 18kilos y tiene que oír aquello de que “es enorme” de cierta gente que no tiene el más mínimo tacto. Ahora me quedan 8 semanas de embarazo y ya me están diciendo que Iris está en P88. Yo crecí traumatizada por este tema y no voy a consentir que a mis hijas les pase lo mismo que a mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.