¿Qué quieres encontrar?

68
Diario de malamadre: La madre perfecta, desvaríos de un día en el súper

Diario de malamadre: La madre perfecta, desvaríos de un día en el súper

malasmadres_ficha_Amelia

Desde que di a luz hacer la compra es una de las tareas domésticas que he delegado en el #buenpadre. La mera idea de dejar al niño o llevármelo y que se ponga a llorar como un loco me acobarda. Además, no sé llevar dos carros a la vez, sinceramente.

Uno de esos días en los que me levanto con ganas de seguir haciendo lo mismo que antes de ser madrecita del alma querida, me decido a salir a la calle con todo el pack completo: carrito, bolso, neceser y biberón por si el niño entra en periodo de hambruna irreparable.

Y con todo, nos montamos en el coche recordando que un día antes de ser madre me encantaba conducir y pongo la música y canto y todo, ¡con lo mal que yo canto! Llegamos a un súper que tiene un montón de productos alemanes al que voy siempre, a por unos crackers de centeno sin grasa y un poco insípidos para mi maravillosa dieta postparto, aunque siempre acabo llevándome algo más que me puede interesar. Allí a la entrada coincido con una de esas madres con tres hijos que se llevan un año entre ellos, que el mayor tendría unos seis y la pequeña cuatro. Todos inmaculados, perfectos, sonrisa brillante, muy de Truman la verdad, y que por #tierrasanta también existen. La envidia me corría por las venas, pero envidia sana que nadie se confunda.

Yo un poco cotilla, no les quitaba ojo entre las estanterías repletas de productos germanos. La madre había recuperado su tipo si es que alguna vez lo perdió, vestía a la moda, aburrida pero a la moda, con la manicura intacta, el pelo planchado y con las mechas al día. Muy paciente con sus hijos, tranquila sin perder el tono, los mayores le contaban las hazañas del día en el cole y ,entre todos, elegían qué tipo de pizza se llevarían.

Entonces me miré, llevaba aún los leggings de embarazada (mi madre, la buenabuela, me critica cada vez que me ve con ellos) aderazados con un blusón XXL que compré en HyM cuando estaba en el punto culmen de mi preñado, unas deportivas, el pelo recogido en una coleta y las uñas, pintadas en coral hace más de 15 días, descascarilladas. Y cuando me preguntaba cómo podía haber madres tan perfectas en apariencia e hijos tan calmados, el pequeño lirón me devolvió a la realidad chillando como un loco muerto de hambre. Tuve que abandonar los ‘deliciosos’ crackers a su suerte y salir pitando.

malasmadres_tip_super

Han comentado...

  1. jajajajaja, esos momentos de recién estrenada maternidad son muy duros….
    Pero que sepas que en general todo es fachada. A mí me puedes ver entrar en el super así, con el trío vestido a juego y las mechas (dependiendo del día) más o menos bien. Pero en cualquier momento, la bestia sale a la luz y nunca se sabe qué puede ocurrir……Pura fachada

  2. ay esas excursiones porque si para mi se convertian en excursiones aun estando debajo de casa. y ahora con dos niñas de 3 y 7 años todavia me lo pienso. Porque mi peque todavia se tira al suelo como el del anuncio pataleando si no le compro lo que quiere. Lo mejor para evitar estas situaciones y no verte como el centro de atención con quien se acerca a darte consejos es hacer la compra online. mano de santo oigan

  3. Jajaja!yo me acuerdo las visitas al Mercadona con mi carrito, llenandolo a tope de cosas con tal de no coger carro, en la bandeja de abajo, en las asas,…yo no se como no me lo cargue!y cuando habia que hacer compra grande, acompañados por el padre, cada uno con un carrito.
    Ahora es todo mas facil, solo el carrito del super, el sentadito en el, y encantado de ayudarme a poner las cosas en el carro, yo las cojo de la estanteria, se las doy, y el las lanza dentro, eso si tengo que tener cuidado de no darle algo delicado!!
    Por cierto, desde mi embarazo le cogi alergia a los leggins y los blusones largos, y ya no te digo a las rebecas largas!!no quiero verlas ni en pintura!!

    1. Yo también pasó ya de leggings y cosas largas que además me hacen mesa camilla, jajajajaja, todo pasa al menos ese es el consuelo 🙂

  4. Que recuerdos!!!

    Yo tb era de las que metia todo en el carrito de la buenahija y como podia, cosas que no pesaban jjj, hasta que un dia la peque se puso a llorar y la buenagente que pululaba por el super comentaba: no me extraňa!! Con todo lo que el bebé lleva encima!!!

    Y de la verguenza casi me voy sin pagar!!

    Creo que nos olvidamos demasiado pronto que solo tenemos 2 manos con las que es imposible poder tirar del carrito del super y el cochecito del bebe sin perder la compostura.

    1. yo una vez de echar cosas en la sillita me llevé algo sin pagar. Vergüenza me doy

  5. Por si te sientes mejor, desde que nació Peque, hace ya 26 meses, me habré pintado las uñas unas 6 ó 7 veces, incluso fui a #LAPARTY24M sin las uñas pintadas ¡¡yo que era de manicura semanal!!

  6. Buenos días, mienteas desayuno después del que espero será el último análisis del segundo embarazo y me da la envidia viendo las fotillos de la party (pido repetirla por el sur)….. En el gym al que llevamos al buenhijo a la piscina hay un especimen de esos (3 niños perfectamente conjuntados y mami always perfect) los primeros días que la veía me maravillaba de como lo hacía, hasta que un día coindimos en el vestuario a la hora de los cambios y descubrí el truco!!! Una señora llamada Violeta que hace todo con los pequeños mientras la mami está perfecta en su look….asi que ánimo con tus leggins o a buscar a una Violeta que nos lleve a los niños al parque y a la piscina mientras nosotras ni nos despeinamos.

  7. Recuerdo mi primera excursión al súper, con Cuchufletita y PadreDesastre y fue tal , la experiencia (de orgasmica como el champú, nada) que jamás volví a repetirla… Sólo puedo deciros, que en plena faena, acabe con un carro y un niño en la mano, que no eran míos, mientras hacia los 100 m lisos, por el pasillo de los detergentes!
    Y por cierto, adoro los leggins!!! Y es que cuando una no tiene cuerpo de guitarra, pera o lo que sea, sino, más bien tipo Ruffles, cual patatilla ondulada, los leggins y una estupenda blusa del H&M Mama, salvan vidasssssssss y ahorran visitas al psiquiatra más cercano…

  8. Yo lo solucionaba de otra forma. El niño o los niños (que ya son 2) los dejaba con el buenpadre. Y oye, parece mentira como un rato de compras en el super, relajaban tanto… El dia que me los llevaba, era tarea imposible concentrarse y al final me faltan la mitad de las cosas que necesito, el carro lleno de tonterias y yo hecha un manojo de nervios….

  9. Soy de las tuyas. No sufras que todo pasa. Con tiempo. Algun dia veremos la luz…. No crees???

    Encantada de charlar contigo un ratico y conocerte.

  10. Acabo de revivir este momentazo maternal con tu relato! Aiñ… qué morriña. Como de tanto en tanto tenía que comprar sí o sí, cuando se iniciaba el concierto y despertaba el barítono, me hacía la buenamadre con mi buenhijo y, de puertas para afuera, intentaba calmarlo con amabilidad, ternura y mimos bastante indeseados, la verdad. Al que me miraba, le hablaba del cólico del lactante y de sus incómodos gasesillos (cómo iba a reconocerle que el buenhijo tenía hambre y que como yo tenía que terminar la compra se tenía que esperar). De puertas para adentro, rabiaba, deseando sacar una mordaza que acallara su llanto, pero me contenía, no me quedaba otra.

  11. jajaja a mi también me dan envidia de la sana cuando las veo y pienso y yo sólo tengo una!!!! ¿cuál es el secreto?
    Musa no me lo creo sólo fachada no puede ser sino en el super no se portarían tan requetebien!!! 😛

  12. 😉 eso va a días, en mi caso hay días que voy con los dos niños a comprar super paciente y otros que parezco la loca del barrio… Todo depende del día que te vean

  13. Pues lo del trío inmaculado me hace mucha gracia, lo que son son unos “repelentes” con todos mis respetos…yo voy a la compra con mi trío y me dan ganas de llorar. Todo el personal del supermercado saben el nombre de mis chiquillos. Un día el mayor se tiró en el suelo a patalear que le mataba de hambre, porque no quise comprarle chuches. Otro día, en mitad del pasillo central del supermercado, se agarraron a mis pantalones de chándal y acabaron en los tobillos…

  14. Es genial. Cuando te das cuentas de que cualquier tarea “normal” se convierte en la subida al Himalaya, y piensas que eres la única que asciende por las escaleras en vez de coger el ascensor. Jejeje. De todas formas cuando ves las cosas desde otra perspectiva te diré que esta malamadre ya era un poco desastre antes. Que los hijos sacan lo bueno y lo malo que hay en ti. Y bueno una tila antes de la compra en el super y chillo la mitad.

  15. Ay amiga, no sabes cómo te “visualizo” porque yo me he visto en las mismas, me he tenido que sacar la teta en el ascensor de ECI porque la niña se volvía del revés de los berridos que daba y yo ya he perdido el pudor y la vergüenza y hago lo que sea para que no me taladre los tímpanos y la gente no me mire con cara de ser una maltratadora infantil.

    Lo del supermercado me da pánico nivel “alarma nuclear” no sé si es mejor ir sola, o dejar a la niña con mi hermana, porque eso hice el otro día y oye, por un lado “ojos que no ven corazón que no siente” pero claro, cuando volví estaba a punto de la catarsis porque la niña no había parado de berrear. Un show vamos. Así que no sé hasta cuando podremos subsistir con lo que hay en la nevera/congelador antes de que tenga que aventurarme otra vez al supermercado.

    PD: deberíamos montar un grupo de terapia en plan “lo confieso, yo también tengo miedo a ir con el niño a…”

  16. Eso de la hambruna irreparable lo he vivido tantas veces!! Pero no dejo de ir a los sitios.. incluso al super.. llamarme loca si queréis, pero yo lo disfruto! Hasta que se pone burra claro

  17. Como me suena todo!!! Yo los primeros meses no me quite la coleta y los leggins pq no tenia tiempo ni para ducharme.Me duchaba a la noche cuando venia el #buenpadre y pintarme las uñas? ?? ? Qué era eso misión imposible jajajaajaja.Pero te tengo qué decir que al final todo pasa y tendrás un poquito de tiempo para ti… . Pero poco eh!!!!

  18. jajajajajaja que cierto que desde que nació mi piccola me encuentro acunando muchas veces el carro de la compra o cualquier aparato con ruedas sin ni siquiera ir con mi peque!

    Cuanto me he reído y cuanto identificada me he sentido! Yo también me tiré en chandal y con coleta durante varios meses después de que naciera mi buenahija. Pero te puedo decir que todo pasa (por suerte!!) y que ahora me digo a mi misma “antes muerta que sencilla”, porque como #malamadre me quiero ver guapa y sentirme bien! 🙂 Porque como dice el buenpadre: “Antes que mamá, soy mujer!” OLÉ!

  19. A mi tambien me ha pasado… ahora cuando tengo q ir al super me llevo a la peque en un portabebes (mochila o fular) y oye… va encantada y a mi me permite comprar tranquila. Normalmente se duerme y yo puedo llevar el carrito (muy marujil, pero muy practico)
    Animo valiente!

  20. La pequeña terremoto Emma tiene poco más de 4 meses y desde el principio he ido al super con ella. El truco es llevarla en una mochila portabebés. Se queda frita o está superentretenida. Es verdad que no siempre es lo mejor y que prefiero ir sin ella, pero yendo con ella he descubierto que todo el mundo en el super es muy amable conmigo y que me ayudan a meter la compra en las bolsas (cosa que no ocurre cuando voy sola).
    Con respecto al aspecto, estuve como 2 meses usando la ropa premamá, hasta que dije basta y me he comprado ropa nueva, porque casi nada me quedaba bien de antes, pero míralo por el lado bueno, tengo excusas para comprar ropa! Y las uñas y la depilación, como siempre las he hecho yo misma, pues así sigo, solo que tardo días (y semanas) en estar al día.
    Es cuestión de organización, adaptación y aceptación ( eso es lo que te cuento hoy).

  21. ¡Hola!
    Yo he de reconocer que no he dejado de ir a la compra, con la peque en la “bolsita”-mochila y la grande (3 años) de la mano… que sí, es un infierno con la mayor que lo quiere todo, pero al menos ahora “jugamos” al “te lo dejo un ratito mientras estamos aquí” y así el berrinche viene sólo al final cuando le confirmo que no lo podemos comprar ya a punto de pagar en la caja.
    Y confirmo lo que dicen, todo pasa, incluso lo de los leggins. Ahora ya puedo vestirme de adulta… eso sí con marcas de manos en el pantalón, mordiscos de pasta de dientes en todo el culo en la falda (y no me di cuenta hasta que me lo dijeron en el trabajo!!), los hombros con una mezcolanza de babas y galleta… ¡todo estampados a la última, oiga!

  22. Pues mi niña tiene ahora un mes y medio y desde el tercer día vamos a comprar .Eso sí ella y su padre monisimos yo como una zombie pero con la alegría de salir de casa.Si se pone a llorar busco una sala de lactancia o me voy al coche y le doy un chupito calmante de teta y a seguir comprando. Para mi lo más importante es no estar siempre en casa y respecto a las mamas anuncio de momento ni un complejo ,hay días q tengo q tomarme el café mientras aprovecho para hacer pis así q para modelazos y maquillaje estoy.Todo llegará

  23. Hola!! Mi peque tiene 3 años y me la llevo a todos los lados que pueda (menos a probarme ropa)creo que si les acostumbras nos sorprenden para bien!! Mi mini yo, es cabezota y le encanta a yudar,así que en mi caso mientras la tengo entretenida y le dejo participar es un encanto. Parte de razón tiene la compañera que hablaba de la fachada… es el día, a mí un día me puedes ver la mar de arreglada y la niña de revista y otro día en el super corriendo detrás de ella por los pasillos del super. Todo llega y hay días para todo; menos aburridos!!

    1. Eso de que me ayude lo pondré en práctica cuando tenga 3 añitos como la tuya así se sienten partícipes y la compra es más llevadera. Un saludo y gracias 😉

  24. Jejeje ,
    me he reido un rato!! Y me he visto a mi en los pasillos del super con “mifiera”chillando a la charcutera( siempre le da jamon) , sino otra tectica es darke un cesto … Eso si entonces en vez de al super parece que he ido al gym!!
    Me gusta tu blog!!!

  25. Yo al super siempre con el buenpadre. El con el carro de la compra y yo con el carrito de bebe. Al crecer el niño va dentro del carro. Ahora con el segundo hacemos la misma jugada. Y si el bebe pide comer me voy a la sala de lactancia y el buenpadre acaba la compra con el buenhijo mayor. Es cuestion de organizarse y tener un buenpadre buenisimo claro.

  26. Hola! ayer me hice del club, así que ya soy una malamadre más! Tu relato es el primero que leo y me he sentido tan pero tan identificada, que casi lloro. Veo que no soy la única que le pasan estas cosas.
    Mi buenahija tiene 14 meses y me la he llevado siempre a comprar, básicamente porque malpadre prefiere hacer otras cosas que quedarse con la peque (no se si le tiene pánico o es que pasa del tema). Al principio era muy fácil pero ahora no para, todo lo quiere tocar o metérselo en la boca, y encima ahora estamos en fase “lo tiro todo”, así que el otro dia me vi con la niña en el carro de la compra y con lo poco que pude comprar en la mano porque si no, no llega nada a la caja. Pero debo confesar que no lo cambio por nada del mundo.
    El lado oscuro de la maternidad no te lo cuenta nadie, lo vamos descubriendo cuando aquello que antes hacíamos con normalidad se convierte en toda una aventura, o simplemente no puedes ni hacerlo, no os cuento como tengo mi casa.
    En cuanto a la mama perfecta el secreto está en tener a alguien que te haga las tareas de casa, con sólo olvidarte de barrer, fregar, lavadoras, plancha etc te digo yo que me da tiempo de hacerme la manicura, depilación y hasta hacer mis hobbies que tanto hecho de menos.
    Animo!! y si no a recurrir de abuelas, que ellas también lo disfrutan

  27. Pues si quieres te cuento que una que yo me se, iba con el carrito doble, pero no con el fantástico bugaxxx nooo, como era tan práctica, me negaba a comprar un carrito de Xmil euros, para unos meses y que encima no cabía en el ascensor. Así que compramos 2 carritos completos, con la idea de usarlos sólo esos meses, con un enganche.

    Total, que los dos carritos juntos, ocupaban como más de un metro, por lo que las salidas al supermercado quedaban restringidas a grandes superficies con pasillos enormes.

    Ventajas: lo llevaba todo colgado en los carritos y en las bandejas, y sobre los capazos.
    Inconvenientes:
    1. No cabía por casi ningún sitio
    2. 13kg por carrito + la compra… alrededor de 40kg
    3. En el ascensor de casa, los carritos, entraban haciendo un puzzle, pero cuando venía la compra, se complicaba la logística mucho más.
    4. Ojo, que en el camino no hubiera ninguna cuesta… imaginaos los sudores de la muerte que pasaba, con esas hormonas aún revueltas y todo el tinglado.

    A pesar de todo, allá que iba yo, con mis dos monillas al super o a donde terciara, pasábamos mucho tiempo en la calle, porque se tranquilizaban mucho y les tenía que dar el sol.
    Después de mis aventuras con el carrito doble casero, me atreví con cualquier cosa.

    En cuanto a las madres que van PERFECTAS con los HIJOS PERFECTOS, algo esconden seguroooo.

    Ahora, a los 2 años y medio de mis hijas, parece que vuelvo a poder arreglarme y a hacer cosas que ya se me habían olvidado. (Aunque lo de llevar las uñas de los pies arregladas siempre, sigue siendo una asignatura pendiente).
    Imprescindible para trabajar y disfrutar de la maternidad, ayuda en casa, no para cuidar a los enanos, sino para plancha, barrer, fregar… es el dinero mejor invertido.

    Mucho ánimo para todas las que estáis en la primera etapa, y no os preocupéis, que poco a poco los niños van más monos y limpitos, y nosotras más divinas!!

    1. Jajajaja, me he reído tanto leyéndote, es la pura realidad, menos mal que me animáis diciéndome que todo va a mejor. Yo también pienso que el dinero mejor invertido es alguien que ayude en casa. Un saludo y gracias por comentar!

  28. ¿Ir a la compra con niños??? Errorrrrrrrrrr!! Jajajaja yo casi siempre voy sola o con la Rubia, que le gusta mucho ayudar, con los 3 puedo entrar a comprar un par de cosas, y como dice La Musa, puede que den el pego con sus polos a juego (del Carref… eso sí) y sus pelos rubios. Pero el éxito está en la brevedad de la compra. Si la cosa se va alargar… siempre SOLA!!!!

  29. La buenahija no me deja escribir… A mí me pasó lo mismo, solo que en otro súper y con varias mujeres. Hubo una que no se me olvidará. Mini falda, taconazos de vertigo, tipazo de muerte, súper pintada y peinadísima, con un niño de unos 2 años, si llegaba, arreglado y peinado sentado en la cesta de la compra sin moverse. Parecía un muñeco. Yo tengo a una fiera de 9 meses que no para quieta ni un segundo, no creo que yo pueda llegar a ese nivel 🙂

  30. Y no es mas fácil dejar el carro en casa y portear al bebe? es mucho mas gratificante y adelgazaras mas. Ademas te aseguras de que no llora.

      1. De nada, ya veo que lo has intentado. Si todavía te apetece mira en redcanguro por si las mochilas o los nudos no son los adecuados. Un saludo y gracias por contestar

  31. Aun recuerdo un dia en cierto hipermercado a la vuelta de vacaciones, frigorífico desenchufado, dos carros de compra, la sillita doble de mis mellizos y mi hija mayor (5 años), estoy segura que los seguratas fliparon viendome por los monitores….

  32. Muy divertido. Gracias por compartir. Disfrútalo, porque pasa rápido. Mis hijas, de 14 y casi 16 años ahora, se ríen mucho cuando les cuento esas cosas. Hoy los imprevistos son diferentes, pero siguen haciéndonos reir. Ayer me levanto a las 5.30 para poderme pintar las uñas de los pies y ponerme sandalias. Guardo los platos de la cena, me ducho, me pinto las uñas, preparo el desayuno y el almuerzo que me llevo al trabajo, llamo a la pequeña para que se levante, guardo la ropa del día anterior, me termino de vertir, me pongo las sandalias, me voy al trabajo, me siento… y las sandalias se habían pegado al esmalte… menos mal que me llevé el esmalte dentro de la bolsa de la comida, y me las puede retocar escondida debajo de la mesa del trabajo…

  33. Buenas noches a todas. En primer lugar gracias por existir y por haberme sacado tantas carcajadas en tan poco tiempo. Soy una mamá novata con una gordunfla de 8 meses. Me he visto reflejada en cada uno de vuestros comentarios. Añadiré uno más. Ir al super con portabebes y casualmente todo lo que necesitas está en los estantes inferiores. Te pasas el rato del super haciendo un homenaje al Pozí y vuelves a casa con un considerable dolor de lumbares.

  34. jajajajaa que puedo decir ya he pasado por el super pero ya no por los pasillos de siempre y si paso,los veo de reojo y pienso si entraré o no(aumenté de talla XS a M)bueno las visitas al super se han basado en estar viendo ropa para bebés,leches,cereales con vitaminas,galletas para la dentición,entre otros variados todo para bebé..lo bueno que ya me acostumbré pero sola o con #buen padre..no con bebé de 08 meses y 17 dias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más